4 de noviembre de 2009

PRISAS, PUBLICIDAD Y RISAS

Leía el otro día, en la hoja traspapelada de un periódico, las razones que daba un periodista por las que Madrid había perdido la oportunidad de ser sede de las olimpiadas de 2016.
El articulista concluía diciendo que, además de todo lo expuesto, “no causaba buena impresión encontrar una ciudad con obras perennes que no terminan de concluirse nunca, una ciudad que parece sentirse resignada ante esa constante imperfección”.
Y tiene razón; cómo se les ocurre a los responsables tardar tanto en terminar algo o dejar las cosas a medias. Desde luego, qué insensatez.

Cambiando de tema, yo me acabo de acordar que tengo pendiente finiquitar de una vez aquello de los Premios Diablog que hace ya tanto tiempo ideé y que aún no he concluido.
Por suerte estamos ya en el mes de noviembre, último mes de plazo que puse antes de que la cosa caduque y empiece a oler mal.
Seguimos en obras y para ello necesito la colaboración de todos vosotros, oh, lectores amigos, para rematar esto de una vez, pues, a pesar del mucho tiempo de reflexión que dejé, no han llegado todos los votos que yo esperaba.
La cosa es tan sencilla como acceder a esta entrada, o bien pinchar la imagen de la barra lateral (a la derecha) donde dice PREMIOS DIABLOG y dejar constancia a modo de comentario de los cinco blogs que preferís de entre los doce candidatos al premio.

Lo ideal sería que, puesto que aún quedan más de 20 días para el esperado Día D, entrarais en esos blogs y leyerais algún que otro post al azar y así os haríais una idea aproximada del alma de cada cual (esto ha sonado muy metafísico pero yo, como diablo, os aseguro que tras muchos meses de fiel seguimiento de estas excelentes bitácoras, ya conozco las almas de sus creadores y a punto estoy de corromperlas, digo venerarlas para siempre)
Pero, ojo, el tiempo no deja de caminar y si os descuidáis se os pasará el plazo.
Cuantos más votos se reciban mucho más disfrutaré yo, camuflado en la sombra de mis calderas, viendo a los doce candidatos subir y bajar en el gráfico.
Aquí queda dicho. Muchas gracias a todos de antemano.
.
.
Demos paso ahora a unos segundos de PUBLICIDAD.




Y concluyo por hoy con el relato de unos momentos que me resultaron muy divertidos y quiero compartirlos con vosotros. Y es que en este fin de semana han ocurrido dos anécdotas memorables.

Mi madre se ha hecho siempre un cacao maravillao para esto de los nombres. Desde siempre se ha confundido muchas veces a la hora de llamarnos:
- Fran, digooo Juan, ¡Tomás quiero decir!
El colmo se daba cuando entre nuestros nombres llegaba a incluir al de nuestro perro!!
- Tomm... Fraa…Tranquilo.. - y tras unos segundos de concentración, acertaba- ¡Juaaan!
Menos mal que no llegamos a ser más hermanos o más perros: ¡se hubiera vuelto loca!
Pero este fin de semana tuvo una confusión de antología.
Estábamos hablando de las excentricidades que tienen algunos famosos cuando de repente exclamó:
- Pues anda que Mercadona, digoo Maradona ...
Sólo esa sencilla confusión ya tenía su gracia, pero nos quedamos mirándola esperando a que nos contara qué excentricidad sabía sobre Maradona y vimos su semblante pensativo, buscando en su mente esa luz que no se le encendía, cuando súbitamente la oímos exclamar:
- ¡¡Madonna, quería decir!!
Os podéis imaginar el ataque de risa que nos dio a todos. No era Mercadona ni Maradona, ¡era Madonna!
Toda la tarde hubo pitorreo a su costa.
- ¿Dónde hacen la compra Madonna y Maradona? ¡En Mercadona, por supuesto!
- Qué bien canta Maradona, ¿eh?
- Pues anda que cómo toca bola la Madonna
- Para excentricidades las de Mercadona, ¿habéis visto a cuánto tienen la lata de espárragos?
Bueno, que conste que ella también se reía, ¿eh?

Otro momento para enmarcar es el que protagonizó un niño que a veces viene a casa porque su abuela es muy amiga de nuestra madre. El chavalín tiene unos 5 años y estaba en el salón con la tele encendida.
Al parecer un cocinero mostraba a través de la pantalla la forma de hacer una rica ensalada en la que se utilizaban capullos de una flor en concreto. El niño oyó la palabra y fue corriendo a comentarlo con su abuela.
- ¡¡En la tele han dicho una palabrota!!
- ¿Una palabrota? ¿Qué han dicho?
- Han dicho "capullo"
- Bueno, hijo, es que "capullo" no es siempre una palabrota . Las flores, antes de abrirse se llaman capullos y eso no es una palabrota.
- ¿Capullo no es una palabrota?
- No, cariño, si es capullo de flor, no.
Y tras unos segundos pensativo, exclamó:
- ¿Y puta de flor? ¿Es una palabrota?

No hay palabras. Casi me parto.

23 comentarios:

peibol dijo...

He visto cómo publicabas esta entrada en directo, y necesitaba comentártela sobre la marcha. :D

Mi madre nombra a TODOS los hombres de mi familia antes de atinar con mi nombre; es una cualidad que me fascina.

Se ve que efectivamente te leí el pensamiento :), aunque a estas alturas no me estraña. Espero que la gente se anime a seguir votando. :)

Un abrazo.

PD. Los niños son una fuente inagotable de ocurrencias políticamente incorrectas. :D

Txema Rico dijo...

Te acuerdas cuando confundiamos el apellido de la Córcoles y la llamábamos "Caracolillos"..? ja ja ja, y nosotros teníamos entonces 16 tacos...tu santa madre peina algunos más...Como soys los Cabrera...joer!!!!!

Si te ví en la chílaba o el toste ese...jajaja

molinos dijo...

La "puta de flor"..jajajajaja.

La hermana de un amigo mío llego un día y nos dijo: tengo un sudor de polla...nos empezamos a descojonar porque lo que quería decir era: estoy sudando como un pollo...jajajajajajajaja.

Amig@mi@ dijo...

Buenísimas las anecdotas, jaja, me parto. Con la de tu madre me reía yo sóla como una tonta.
Besos

Anónimo dijo...

Tengo una amiga que a sus hijos los llama Alberta y Patricio,un día le pregunté si sus hijos sabían a quien llamaba cuando los nombraba así y me dijo toda seria,pues claro! cuando digo Alberta a quien quiero llamar a es Patricia y cuando digo Patricio a quien quiero llamar es a Alberto.
Pero la ganadora de nombres largos y feos es MI MADRE ya no es que se lució cuando eligió mi nombre no.Es que aún tengo que seguir escuchando a mi madre gritar Juana María Isabeeeeeeeeeeeel así todo seguido.Por supuesto que acudimos las dos hermanas Juana Mari y María Isabel.
Este domingo fuí a llamar a una de mis sobrinas gemelas y cuando me escuché decir Isaaaa....ray pensé.....Ya soy mayor.
(Los nombres de las niñas son Isabel y Saray)
SAX

Umpi dijo...

Mi abuela también es la reina de los nombres confusos...Con la particulardiad que ella suele acertar a la primera, pero se piensa que se ha equivocado y vuelve a empezar de nuevo, así pues empieza llamándome Dan...luego pasa a Jaume (mi hermano) a Diego (mi tio, su hijo) y luego vuelve a Dani (ya con la "i")

Y lo que nos reímos con estas cosas.......

Por cierto, prueba que recomiendo a todos los que me leais: si os quereis reir, siempre de buen rollo, que conste, haced que vuestro abuelo/a diga "HALLOWEEN". Ahí lo dejo...

Un abrazo JuanRa!

calata dijo...

este tipo de confusiones mentales suelen provocar por lo general buenos ratos de risas, lo de los cj¡havales ya es pa estudiar, como se las ingenian para justificar el poder decir este o aquel taco y evadirse del castigo o la reprimenda.

Bichejo dijo...

Creo que es algo que hacen todas las madres: la mía me llama por el nombre de todas mis tías hasta que atina con el mío (lo raro es que mi nombre es el mismo que el suyo)

Fran dijo...

Me parece que eso de los nombres es algo que tienen en común todas las madres. Vamos, que les viene por defecto como en Windows. Imáginate mi madre que somos seis, a veces no sabías si te llamaba o estaba pasando lista como en el cole.
Lo del niño es de traca. En el programa el hormiguero tenían una sección de ocurrencias de niños (no sé si aun lo hacen) y era de risa, incluso sacaron un libro creo.
Lo del concurso creo que no me va muy bien pero bueno, me ha servido para conocer otros blogs interesantes que es al final lo que importa. Bueno, que coño ganar también hubiera estado bien.
Eso sí, agradecer a quienes me han votado y a tí por promocionar de esta forma otros blogs. Un saludo Juan.

cuentosbrujos dijo...

hola diablo , lamento mi desidia, es el tiempo que me ha vencido.. entraré con detenimiento paa recuperar tus entradas

anasister dijo...

Ja,ja,ja qué risa....¿te acuerdas como llamaba yo a tus amigos Alegría y Valeriano? (Valería y Alegriano.)ja,ja,ja...
Con respecto al concurso...yo casi ya lo tengo claro,a mis 5 candidatos...lo que no sé es con qué orden...bueno el primer puesto si que lo tengo claro...es el resto...no sé...me lo pensaré un poquito más

Metztli dijo...

Mi madre igual, toda la vida la oigo decir nombres y nombres hasta que no acierta te puedes esperar sentada por que no sabes al final a quien esta llamando si a ti o al perro.

Muy bueno lo de tu madre y el niño.

Saludos.

Anónimo dijo...

Juan, no os riais de tu madre pobrecita, pues a mi ultimamente me pasa también, llamo a mi hijo y digo el nombre de mi marido,será que ultimamente estoy muy mayor,o tengo las neuronas dormidas con esto que me dan a diario. Un beso manchego. Mar

March La Cinefila Desconocida dijo...

No bueno, jajaja. Pobrecita de tu Mamá, pero como me ha hecho reir esta anécdota. Jajaja. Abrazos!

JAVIER dijo...

Juan!
De las dos anécdotas la de tu mamá me ha hecho mucha gracia, me imaginaba a la señora en su confusión y luego a ustedes dando relajo, dices que ella tambien reía con las ocurrencia de ustedes, qué le quedaba jejeje... en Perú diriamos que "tu mamá sí que tiene buena correa".

Amigo, un gran abrazo desde Japón.

El kioskero del antifaz dijo...

Cierto, cierto, cierto... hay que votar, así que me pondré a ello.

Las anécdotas cojonudas. Creo que todas las mamás y todas las yayas nos confunden una y mil veces los nombres. Imagínate... yo no tengo hermanos, pero mi abuela siempre me llamaba por el nombre de su ahijado; no era que lo tuviese a mano, pero es que se trataba de una yaya y tenía que confundirme el nombre como fuese.

Pa mí que lo hacen por joder!

;-)

Un abrazo JuanRa.

JuanRa Diablo dijo...

SEÑORAS Y SEÑORES, NO SE OLVIDEN DE LA VOTACIÓN. YA SABEN DÓNDE ESTÁ LA URNA, ¿NO? :D

peibol:
Te habrás encontrado la entrada aún humeante, recién sacada del horno. ¿Quemaba? ;)
Pero por qué se empeñan las madres en empezar a llamar sin pensar primero?? :D

A mí este niño me mató. Qué lógica la suya!

Un abrazo

Txema Rico:
Nuestra forma de enredar las cosas tiene su miga. A ver por qué llamabamos Maikol a Asunción o por qué decimos "The special living" cuando se acerca un camarero...

molinos:
Jajajaja. Ya ves, eso lo dice un hijo tuyo en un momento inoportuno y entonces es a tí al que entran sudores de polla, de pollo quiero decir.

Amig@mi@:
Pues eso nos pasó a todos ante la madre/poetisa que se puso a buscar rimas :D

Sax:
Ya eres mayor, ¿no? Jajajaja
Algo así pasaba cuando de pequeño me llamaban Juanito, que mis primos solían decir : "Juanitoooo... más" (osea Juan y Tomás, el nombre de mi hermano)
Un día tu amiga encontrará a Alberto con falda y a Patricia con bigote. ¡Si es que los estará confundiendo! :D

Umpi:
Sí, jaja, tu abuela y mi madre se debieron estudiar la misma técnica de librillo: empezar bien pero seguir haciendo la ronda igualmente.

Oye, lo de tu abuela yo quiero oirlo, hombre. Puedo imaginarme a las mias (que ya murieron) intentando decirlo. A una de ellas se lo haría decir sin dentadura, que debía ser la bomba. :D

Un abrazo

calata:
Es que los peques, ante cosas así, con esa candidez que desarma a cualquiera gozan de inmunidad parlamentaria :D

Bichejo:
Pues empezaré a pensar que no es tan rara mi madre, pues leo que son muy comunes estas cosas.
Pero habrá que ponerle un nombre a esto, ¿no?
¿Madreladas suena bien?

JuanRa Diablo dijo...

Fran:
"les viene por defecto, como en Windows", jajaja, ¡pues tendríamos que reiniciarlas a veces!, ¿eh?

Buf, ni me cuentes cómo debía ser en tu casa siendo seis!

Sí, sacaron dos libros con frases de niños y cuando lo hojeo en alguna librería me descojono siempre.
Hubo uno que no quería irse a la cama y gritó: "No, no quiero dormir, ¡Quiero vivir!" XD

Bueno Fran, te sonará muy diplomático pero lo digo en serio: para mí sois doce grandes, doce ganadores. :)
Un abrazo.

cuentosbrujos:
Descuida, Santi, brujos y diablos no se pierden la pista así como así. :)

anasister:
Lo malo es que de tanto decirlo mal, luego me costaba llamarles bien.
No necesitas poner ningún orden al votar. Eliges 5 y cada uno tendrá un punto.
¡Que no se te olvide!

Metztli:
¿¿Tu madre también incluye al perro en su lista de nombres?? Definitivamente esto es un mal común y yo estaba equivocado ¡Las madres son así! :)

Un saludo

Mar:
Pero si ella misma se hizo gracia...
¿Sabes lo que me pasa a mí? Que cuando me enfado con mi mujer la llamo Ana, el nombre de mi hermana. No sé porqué pero me sale su nombre.:P
Un saludo

March:
Sí, rie, rie, que bastante miedo hemos pasado ya. ;)

Javier:
La verdad es que la Señora Ana nos ha hecho reir en muchas ocasiones. De haber podido grabar ese momento hubieras visto cómo te reias también.

dakishimeru!

Kioskero:
Es decir, que su condición de yaya le exigía confundir tu nombre, ¿no? ¡Tremendo! :D
Bueno, si eso la hacía feliz... Tal vez fuera ese el pago por todos los Sugus que te compró.


Un abrazo

EL Pinto dijo...

Siempre el niño y la niña, los nombres para mi madre sobran, como el suyo que no es otro que mamá
Saludos

anasister dijo...

Ahí van mis candidatos:
-Reflexiones desde el Mediterráneo
-Cosas que (me) pasan
-Los sin-logismos de Bugman
-El edificio de las ovejas
-Piel de gallina

JuanRa Diablo dijo...

El pinto:
Bueno, ser el niño y la niña toda la vida no está nada mal,¿eh? jeje.
Un saludo y bienvenido.

anasister:
Este no es el lugar para votar, hermana (Jeje, parece que me haya dirigido a una monja)
Tienes que dejar tus votos en la entrada del 21 de junio de 2009. Se accede a ella pinchando la primera foto de la barra lateral.
Zenkius!!

mochuELIn dijo...

Pero qué blog es este que elimina mis comentarios?¿??¿? le haces boicot al mochuelo??, como tú te atrevas, ya verás, diblejo de pacotilla. Lo mismo es la manzanita esta que está roída.

Que te decía, por segunda vez, que las madres, lo son por antonomasia, cuando repiten en retahíla los nombres de sus hijos, mezclados con las mascotas de casa, sin saber a quien llaman. Como he sido siempre un poco desastre en mi infancia (travesuras múltiples y variopintas, el culo lo puede certificar en algún momento de esos años), mi madre se sabía mejor mi nombre, lo que creo que ha debido causar un problema de identidad en mi hermana, que nunca ha sido llamada unicamente por su nombre. Es lo que tiene ser muchoo más normal, menos traviesa, así que en eso de diablo tiene tú poco poco a mi lado.
Te decía también que donde más he reído con eso de los nombres era en mi departamento, mi profesor me tenía a mí, que me llamo Eli, a un compañero árabe que se llama Alí y su mujer que se llama Alicia, y la llamaba Ali, así que para llamarme componía una especie de trabalenguas chino: Alíalieli... eso Alíeli, perdón Eli, arf, arf!! Eli quería decir...

Que entonces ya es considerado 'nopalabrota' decir tonto del capullo... de flor, no? o tío capullo... de flor, también, verdad? jojojo.

Votaré, y así te haremos el trabajo todos, tú no te molestes mucho, que estás mayorcete, jijiji.

Y si esto tampoco sale ya sí que te enteras, y el mochuelo irá a por tu código... uuuhhhh tiembla!

mochuELIn dijo...

Ya sé que ha pasado, publicábamos los comentarios a la vez y a mí me ha dado un puntapie el sistema, quiero pensar... porque no habrás sido tú?¿?, jajaja, bueno, aclarado, que me habia empezado a mosquear. Bs!