13 de junio de 2017

LOS LUGARES DONDE HE VIVIDO

En la película Lion  se cuenta la historia real de un joven indio que se perdió siendo un niño y al que no le fue posible volver con su familia. Por avatares del destino terminó siendo adoptado por un matrimonio de Australia. 
Veinticinco años después, gracias a Google Earth y a su constancia en la búsqueda, consiguió localizar el pequeño poblado donde nació. 
Y pudo finalmente volver a él.

Imagino que todos habréis viajado a través de este programa informático que nos permite visualizar y recorrer cualquier lugar del mundo gracias a la fotografia satelital. 
Para mi resulta asombroso, a la par que divertido.

También imagino que todos habéis sentido la curiosidad de adentraros en vuestra localidad hasta dar con la calle y el lugar exacto en el que vivís. ¿No da mucha alegría ver fotografiados esos lugares que tan familiares resultan?

Hace un tiempo me apeteció localizar en Google Earth todos los lugares en los que tuve un hogar. Y se me ocurrió recopilarlos y guardarlos y, por qué no, exponerlos en esta entrada.

He aquí los lugares en los que he vivido a lo largo de mi vida. 

01. EN ELDA (Alicante) Años 1966-1967
 Cerca del Mercado Central, en la actual calle Petrel (me dice mi madre que entonces no se llamaba así y por eso voy a investigar su nombre anterior) Este fue el lugar donde viví en mi primer año de vida. Lógicamente no recuerdo de él lo más mínimo.

02. EN PETREL (Alicante) Año 1967
 En la calle Prim, en la casa en la que vivían mis abuelos maternos, que nos acogieron durante unos meses. Enfrente había un horno de pan que ya no existe.

03. EN MADRID Años 1967-1968


Tambien junto a un mercado, el Mercado de Maravillas, en el barrio de Cuatro Caminos. 
Tengo un vago recuerdo de este lugar, en la calle Carnicer, de cuando las vecinas, a través del patio de luz, me pedían que cantara la canción que acababa de ganar el Festival de Eurovisión: "Juanito, ¡canta el Lalala!"

Yo solo tenía dos años, pero me cuentan que la cantaba a la perfeccción :D


 04. EN BENIDORM (Alicante) Años 1969-1974

A finales de 1968 regresamos a Petrel. Mi madre dio a luz a mi hermano Tomás, que, como yo, nació en el hospital de la vecina Elda.
Poco después nos trasladamos a Benidorm en donde vivimos varios años. Allí empezamos a ir al colegio y cuando llegaba el buen tiempo nuestra madre nos llevaba a la playa casi todas las tardes.
Vivíamos en uno de los áticos de los conocidos como Edificios Navasa, en la que se conocía como Carretera de Circunvalación y que hoy se llama Avenida del Rey Jaime I. 

  Al volver del cole esperábamos a nuestra madre sentados en estas escaleras:
Ella se asomaba a la terraza y nos hacia una señal con la mano, indicando que nos había visto y  bajaba a ayudarnos a cruzar la tan transitada carretera. De esto me acuerdo perfectamente. Y de la primera vez que fui al cine, con ella y mi hermano, a ver Bambi.

05. EN PETREL (Alicante) Años 1974-1994

 Viviendo en Benidorm, mis padres compraron una casa de campo en Petrel, a la que acudíamos muchos fines de semana. Una vez trasladados allí nos quedamos a vivir definitivamente. De esta época he escrito largo y tendido en el blog (ver etiqueta EL CAMPO)
 Época feliz de nuestra vida, gozando al aire libre, disfrutando de la compañia de multitud de animales que fueron parte de nuestra familia a traves de los años: perros, gatos, gallinas, patos, pavos, un par de caballos, un burro... 
En esta  época nacieron mis hermanos pequeños, Fran y Ana, en el Hospital de Alicante. Terminé la EGB y también los años de Instituto.
En ella vivimos una trágica gota fria en el año 1982
La casa ha sido remodelada varias veces a través de los años.

06. EN PLASENCIA (Cáceres) Año 1986 

Si he de nombrar todos los lugares en los que viví, debo incluir mi año de servicio militar. Primero los tres meses de reclutamiento en en el CIR de Plasencia.
 Situado en la Avenida de La Salle, era un edificio enorme, como puede apreciarse en la foto. El 31 de diciembre de 1992 se produjo el cierre definitivo de este histórico cuartel y hoy es un Centro Universitario.
 07. EN MADRID  Años 1986-1987

 Después de mi estancia en Plasencia (en Italia, como dice mi amigo Juan Luis) me trasladaron a Madrid Carabanchel, al Cuartel que hay en la calle Camino de los Ingenieros.
Historias de la puta mili tengo para dar y vender, y alguna de ellas también apareció en el blog.
La flecha señala el lugar donde viví 9 meses como armero de mi compañía. Y recuerdo un día que pasé entero en la quinta planta del Hospital Gomez Ulla, haciendo guardia en la planta de los internados en el psiquiátrico. Observando a los que paseaban por aquellos largos pasillos me sentí como en la película Alguien voló sobre el nido del cuco.

 08. EN ELCHE (Alicante) Años 1994 - 2000

Fueron los 6 años más felices de mi vida laboral, como conserje en el Instituto de Secundaria Cayetano Sempere (el número 6 de esta ciudad, como no podía ser de otra modo) Se me asignó la casa que tenía el centro, en la calle L'Avet y en ella tuve que aprender a cocinar cosas de fundamento. Aún recuerdo con emoción el imponente aspecto que tenían los exteriores del instituto con las farolas encendidas durante las noches.

 09. Y EN YECLA (Murcia) 2000 - actualidad

En Yecla me casé y allí  vivo desde hace 17 años, en la Avenida de la Libertad. Allí han nacido mis hijos a los que muchas veces he contado los recuerdos que tengo de los lugares en los que he vivido. Mis años de cole, los juegos con mis hermanos en la casa de campo...

  
Y es por esto que siempre he dicho que me siento medio murciano, medio alicantino y que les tengo un enorme cariño a todas las ciudades que aparecen en este álbum. 

PD. Por cierto, cómo me recuerda el logo de Google Earth a la cúpula de la Purísima de Yecla, símbolo de la ciudad.
 
 

29 de mayo de 2017

ESCRITORES CAMUFLADOS

Con lo tranquilo que yo estaba y se ha tenido que despertar  Madame Parrús... ¡Y además  de mal café!
(Los que lleváis un tiempo pasando por aquí ya sabéis de quién hablo, la vidente ucraniana que está de okupa en mi interior. Biografía oficial AQUÍ

El caso es que llevaba tanto tiempo aletargada que casi me había olvidado de ella, pero  parece que con mi alergia primaveral en su fase de esplendor, estornudando y frotándome los ojos  a toda hora, la he sacado de su sueño.

Y ahora no para de darme la monserga. 

Que si "Ah, aquellos mis años de  fama y dinero...", que si "cómo me adoraba la aristocratzia parisina...", que si "reunía a todos los arrtistas en mi herrmosa casa de campo..., que si bla, bla y bla.

Ahora me dice que ha creado el Club de los Escritores Muertos. Son diez los invitados y amenaza con acomodarlos a todos en mi riñones todos los jueves noche.
¡La de horas de insomnio que me esperan!

Me dice Madame Parrús que tiene unas cartas a modo de acertijos para que intente yo averiguar qué distinguido escritor y conocida obra hay representados en cada una de ellas.

¿Me ayudáis a resolverlo? ¡Si no acierto todas, la ucraniana promete secuestrar a mis musas indefinidamente! ¡¡SOCORRO!!










  ( Nota: Oculto vuestros comentarios hasta el sábado, para que Madame Parrús no sepa que habéis estado aquí)
(ACTUALIZACIÓN 4/6/2017)

Son ustedes unos grandes grandísimos. He podido escapar de la amenaza de Madame Parrús gracias a vuestra participación y elevado número de aciertos.
He de destacar especialmente a Mar y Ángeles, que han contestado de forma impecable, si bien todos habéis aprobado con alta nota. ¡Bravo!
¡GRACIAS A TODOS POR JUGAR CONMIGO!

12 de mayo de 2017

SOLICITUD PARA AUXILIAR DE DIABLO

He tardado un poco en volver porque estamos en época de lo que llamamos "el Lavatorio de los Infiernos". 

Ocurre una vez cada 800 años y aunque ya lo tengo muy visto reconozco que es un espectáculo digno de contemplar.

Primero se apagan los fuegos durante unas horas, destapando las fumarolas para que entre el aire del exterior y a el humo se escapa como caterva de fantasmas aullando al viento.
Después se apelmazan las cenizas para taponar con ellas las grietas más anchas de cada caverna y  al mismo tiempo se rascan las calderas con grandes estropajos para desincrustar la grasa y vísceras que llevan siglos agarradas como lapas.

Después, tras librarles del hollín, se vuelven a pintar los carteles de cada sala:

"CONDENADOS 1", "CONDENADOS 2", "CONDENADOS 3"... y así hasta "CONDENADOS 26.400"

"SALA DE TORTURAS" "FLAGELACIONES"  "HUMILLACIONES" "RESISTENTES" 

"ABISMO INFINITO" 

"ARCHIVOS"
"MIEMBROS PERDIDOS" 
"COCINA"

"SALA VIP"

"DIRECCIÓN" 

El siguiente paso es reinyectar  parásitos en el relleno de todos los sofás, y luego pintar de negro el cuero en los lugares donde se ha desgastado. 
Por último se cambian las bombillas fundidas y se perfuman todos los pasillos con vapor de azufre.

Es un trabajo bastante fastidioso, pero el resultado, - y esto lo admiten hasta los condenados- , es puro gozo.

Y vengo a contar todo esto porque he descubierto algo que os podría interesar

Resulta que me detuve a poner al día el tablón de anuncios de la entrada y al soplar las cenizas que cubrian los papeles descubrí que había una CONVOCATORIA PARA UNA PLAZA DE AUXILIAR DE DIABLO. 
Se me olvidó anunciarla en su día, pero veo que todavía está abierto el plazo para presentar la solicitud. 
Os la muestro a continuación y os animo a que la rellenéis porque conseguir una plaza de estas características es una oportunidad única que no está al alcance de cualquiera. 
(Click para agrandar)

¡Espero vuestras respuestas!

27 de abril de 2017

"TENDRÁS UNA LARGA VIDA, QUERIDO"

Miércoles. Día de mercadillo en Yecla.

Tengo que salir a comprar hojas de boldo en la herborístería. 
"Imposible aparcar hoy - pienso - mejor ir andando".

Bullicio en las calles.
Gente que sube a mirar los puestos de la zona del Ayuntamiento.
Gente que baja a curiosear los de la zona de la Rambla.

Entre ese ir y venir de gente, una gitana vestida de negro, con un manojo de romero en una mano, mira a la muchedumbre pasar.
Noto que se ha fijado en mí  y veo que se acerca.
Pongo mi cara de "Vaya-prisa-llevo-leches" y aprieto el paso para que no me aborde.

- Escucha, querido, que tengo algo que decirte... 
- Ahora no puedo, lo siento. Luego, luego... -  me excuso como si de verdad fuera a pasar más tarde por allí.  

Pero diez minutos después, una vez hecha la compra, cometo el error de haber olvidado a la gitana y regreso por la misma calle.
Me la encuentro cara a cara. 

- Tú no me vas a hacer el feo de rechazarme otra vez, ¿verdad? - me dice con la ramita de romero en alto.
No puedo evitar sonreir abiertamente. 
No porque me haya hecho gracia sino porque me doy cuenta del tonto de campeonato que he sido.
"Luego, luego...", le había mentido sin saber que decía la verdad, que nos volveríamos a ver.

El caso es que la mujer me ve sonreir.
 - Ay, qué carita de buena gente. Ven aquí, querido.
 Me coge una mano y me pone el romero en la palma.
- No, no puedo, es que...
- No, mi vida, no se te ocurra despreciar este regalo, que además te va a dar mucha suerte. 
Me pongo a pensar en la calderilla que tengo en el monedero. 
"¿Qué le doy?", pienso, ¿Cincuenta céntimos? ¿Un euro?"

La gitana sigue hablando. De hecho se embala como si estuviera recitando una letanía aprendida de memoria.
- Puedes estar contento de haberme encontrado porque yo te voy a traer mucha suerte.  Yo veo en tus ojos que nunca antes una gitana te ha leido la mano, ¿verdad que no? Pero hoy tu estrella ha querido que te encontraras conmigo y desde hoy te acordarás de esta gitana que te trajo tanta felicidad...

A todo esto ya me ha cogido la mano y me mira la palma mientras la acaricia. Yo me he resignado a perder unos minutos con ella y me dejo llevar.

- Aquí veo que tendrás una larga vida, querido. Pero esta linea me dice que tienes una pena en el corazón desde hace muchos años. Sí, hay alguien que te ha hecho mucho mal y bla bla bla...
La mujer habla sin descanso y en ese torrente de palabras repite a menudo "suerte", "estrella", "felicidad" "corazón", alternándolas con algún que otro golpe negativo: "sufrimiento", "pena", "dolor", "enfermedad"... que terminan sucumbiendo gracias al poder de sus bendiciones y a la buena fortuna de haberme encontrado con ella.

- ¿Qué prefieres, querido, la salud o el dinero? - me pregunta
- La salud - contesto. 
Inmediatamente pienso en mi mala respuesta. Si hubiera dicho el dinero podría haberme excusado más tarde: "Es que prefiero el dinero, y como comprenderás no voy a desprenderme de él. Adiós muy buenas" 
Pero cualquiera le da un corte a una gitana...

- Prefieres la salud y por eso yo te hago una bendición que te va a traer mucha salud para ti y los tuyos.
 Y juntando los cinco dedos de su mano derecha  me va tocando la palma  como si pintara con ellos los cuatro puntos de un dado. 
- Para que desaparezca ese mal que veo en tu hígado - y me puntea la mano (pam, pam, pam, pam) - Para que en tu vida jamás sufra tu corazón (pam, pam, pam, pam) Para que no te hagan nunca daño con el mal de ojo (pam, pam, pam, pam)
Y cuando por fin termina me suelta con total normalidad:
- Y ahora me das 20 euros para que todo esto se cumpla y puedas marcharte sin miedo a nada.
Me entran muchas ganas de reir pero pienso que no es el momento.
- Ay, qué va. No tengo yo tanto dinero.
- No vayas a echar por tierra esta bendición - me dice muy seria-  Por tu bien te lo digo, querido, no hay nada más importante que la salud, tú mismo me lo has pedido  y yo te la doy para toda la vida. No vayas a dar más importancia al papel. 
- Lo siento, no tengo - digo empezando a apartarme de su lado.
- Si no tienes cambio, - y me muestra fugazmente  unos cuantos billetes sujetos por una goma que saca de un bolsillo- yo te doy cambio.

Y cómo acabó todo, os estaréis preguntando.

Le di un euro y al apartarme de su lado, para aplacar esa verborrea que intuí estaba a punto de encaminarse hacia maldiciones catastróficas, me hice el sorprendido al encontrar otro euro en el monedero y también se lo di.

Cuando le di la espalda la imaginé echando sapos y culebras mentales, pero nada podrían contra el romero de la suerte gitana que yo me llevaba.

Más tarde volvía yo a sonreir pensando en las pocas dotes adivinatorias de la mujer. Yo diría que de haber sabido que le estaba leyendo la mano al diablo se habría hecho mil cruces antes de salir huyendo de allí. 

"Tendrás una larga vida, querido"
¡Y tanto que la tendré!  Por los siglos de los siglos.

14 de abril de 2017

DE CHIQUITO A BETTE DAVIS (Soluciones al juego de cine)

Vaya, pensaba yo que alguien se atrevería con el juego de cine que propuse la semana pasada y no ha sido así.
A decir verdad, me consta que más de uno lo ha intentado, pero creo que esto de enlazar actores les pareció una labor tan endiablada que prefirieron que fuera yo el que se calentara los cascos. (Esto me pasa por adiestraros en la maldad, jodíos)

En fin, para todos los que lo  intentaron y que finalmente tiraron la toalla (y hasta el champú) aquí os muestro las soluciones. 

RETO 1. DE EDWARD NORTON A PACO MARTÍNEZ SORIA.

En el año 2002, nuestro "actor de partida", Edward Norton estrenó  Frida, película  sobre la famosa pintora mexicana Frida Khalo, que interpretó Salma Hayek.
Nueve años después, Salma Hayek trabajaba junto a Juanjo Puigcorbé en La chispa de la vida, una comedia negra de Álex de la Iglesia. 
Bien, ya estamos en el cine español. Ahora solo hay que encontrar algún compañero de rodaje que trabajara con el "actor de llegada" 
Puigcorbé no hizo películas con Martínez Soria pero sí con María Luisa Ponte en La vaquilla (1985) y esta actriz sí hizo varias películas con el cómico aragonés. El turismo es un gran invento, por ejemplo.

(Edward - Salma - Juanjo - María Luisa - Paco: 4 pasos)

RETO 2. DE BEN AFFLECK A ANABEL ALONSO

Ben Affleck y Gwyneth Paltrow tuvieron una historia de amor en el año 2000 en Algo que contar  (También la tuvieron en la vida real, pero esto no viene al caso)
Gwyneth, que tiene un nombre muy raro para hablar español tan bien, había grabado cinco años antes Moonlight & Valentino junto a Peter Coyote (que jamás persiguió al Correcaminos)
Y atención a la jugada porque Peter Coyote, pese a haber nacido en Nueva York, hizo una película española en 1993: Kika, de Pedro Almodóvar. Adivinad junto a quién.
Exacto, con Anabel Alonso.
(Ben- Gwyneth- Coyote- Anabel: 3 pasos)

 RETO 3. DE SUSAN SARANDON A ALFREDO LANDA

Susan Sarandon rodó en 1995 Pena de muerte, a las órdenes de Tim Robbins (que entonces era su marido, pero esto no viene al caso........ ¿O sí? Empiezo a dudarlo)
Bien, como hay que traerse a Robbins al cine español nos vamos a La vida secreta de las palabras (2005) en la que compartió reparto con Javier Cámara.
Javier Cámara hizo el papel de un conserje en la película Alegre ma non tropo (1995), con el genial Luis Ciges. 
Y llegamos a la meta porque Luis Ciges había rodado en 1988 la película Sinatra al lado de Alfredo Landa.
(Susan - Tim - Javier- Luis - Alfredo: 4 pasos)

¿Verdad que visto sobre el papel sobre la pantalla no es tan difícil?

Antes de despedirme me complace presentar los dos retos que me dejaron en los comentarios de la entrada anterior.

EL RETO DE CONXITA: DE EDUARDO GÓMEZ A MERYL STREEP

Me quisiste pillar, ¿eh, Conxita? Pero te sorprenderá saber lo pronto que pueden enlazarse. 
Eduardo Gómez  tuvo un papel en Torrente 3, de Santiago Segura, y éste, para la quinta entrega: Torrente 5: Operación Eurovegas (2014) pidió a Alec Baldwin que participara. 
Y con un actor norteamericano de renombre solo faltaba un paso para llegar a Meryl Streep: su película de 2009 No es tan fácil  
(¿A que no es tan difícil?)


(Eduardo, Santiago, Alec, Meryl: tres pasos)


EL RETO DE ÁNGELES: DE CHIQUITO DE LA CALZADA A BETTE DAVIS

"Espero de corazón que no encuentres ninguna conexión entre ambos", me dice Ángeles
Pues veamos...

Chiquito Jandemoor grabó en 2004 una película (o algo así) llamada Franky Banderas. 
El protagonista, Juan Luis Galiardo, (que hacía el papel de Avelino Lechuga, con esto te harás una idea de la seriedad del asunto) trabajó junto a José Ferrer en El clan de los inmorales (1974) 
Con José Ferrer damos el necesario salto a las Américas, y este actor portorriqueño nos viene de perlas porque trabajó con grandes estrellas. 
Con Mia Farrow, por ejemplo, en La comedia sexual de una noche de verano (1982)
Aunque para estrellas las que compartían reparto con Mia Farrow  en una película de 1978: Muerte en el Nilo, adaptación de la novela de Agatha Christie. En aquella película estaban Peter Ustinov, David Niven, Angela Lansbury... y aquella gran actriz de los ojos saltones... ¿cómo se llamaba? ¡Ah, eso es, Bette Davis!
(Chiquito - Juan Luís - José - Mia - Bette: 4 pasos)


Más enredos cinéfilos de este tipo en: 

https://www.facebook.com/JuanRaDiablo/posts/1880001258956034?pnref=story

6 de abril de 2017

DE PEPE A MARILYN (Un juego de cine)

Hace ya algunos años, hojeando las páginas de un periódico, me encontré con una foto del actor  Pepe Isbert junto a otra de Marilyn Monroe.
(Os ahorro el esfuerzo de imaginarlo, ahí va:)

Siempre me ha parecido entrañable este actor madrileño que tiene en su filmografía  títulos imprescindibles del cine español, y dudo que a alguien le pase desapercibida cualquier imagen de Marilyn, a la que particularmente admiro más como cantante que como actriz. 
Pero aquel día me llamó la atención tan acusado contraste, así como el hecho de no encontrar  la más mínima relación entre los dos, por lo que me detuve a leer el artículo.

Lo firmaba Juan Marsé y trataba precisamente de eso, de relacionar a ambos actores, utilizando como puente a compañeros de rodaje, películas o directores. Es decir, que de alguna forma el escritor jugaba con la llamada  hipótesis de los seis grados de separación, pero a través de pasos meramente cinematográficos.

Dicho esto, ¿alguien sabría llegar del estresado abuelo de La gran familia, a la explosiva rubia que tocaba el ukelele en Con faldas y a lo loco?
Yo reconozco que, aunque me encanta el cine, no tengo suficientes conocimientos como para resolver la incógnita, menos aún con artistas anteriores a mi generación, pero igualmente me gusta leer todo lo que tenga que ver con el séptimo arte, y disfruté siguiendo los pasos que Juan Marsé terminaba desvelando:

En 1957, Pepe Isbert se ponía a las órdenes de Berlanga en Los jueves, milagro.
En aquella película aparecía Richard Basehart, que un año antes había sido el marinero Ismael, persiguiendo a la mítica ballena en Moby Dick, filmada por John Huston.
Y  es precisamente John Huston quien rodó en 1950 una de las obras maestras del cine negro: La jungla del asfalto, con Marilyn Monroe.

Isbert – Basehart –  Huston – Marilyn. ¡En solo tres pasos!

He sabido ahora que aquel juego de cinéfilos que planteaba Marsé fue el primero de otros muchos,  que terminaron recopilándose en un libro  titulado Un paseo por las estrellas, en el que proponía recorridos tan atractivos como encontrar el camino que va de Ana Belén a Jack Nicholson, de Gracita Morales a Woody Allen o de Nuria Espert a la mona Chita. ¡Toma, castaña!

La idea de este juego, según cuenta Marsé, surgió cuando el novelista conoció en Valencia  al actor Yves Montand y al estrechar su mano pensó que era la misma mano afortunada que había acariciado el cuerpo de Marilyn.
“Nunca en la vida, me dije, volverás a estar tan cerca de Marilyn”, confiesa Marsé en el prólogo del libro.

Y os cuento todo esto porque estos días he descubierto que el juego de Marsé me resulta apasionante.  
Chateaba el otro día con un amigo y de repente se me ocurrió:
“Dime un actor o actriz. Español o extranjero, me da igual”
Edward Norton”, me dijo.
“Bien, ahora otro al que no le encuentres la más mínima relación”
Paco Martínez Soria

Confieso que me empecé a reír. A priori parecían imposibles de unir, pero buceando en sus filmografías descubrí que  se puede llegar del uno al otro. Yo lo hice en seis pasos, como al rato le pude demostrar.

Más tarde hablaba con otro amigo y le pedía otro nombre.
Ben Affleck”, me dijo
“Vale, ¿y alguien que no pegue ni con cola con él?
Anabel Alonso

Otra pareja insólita. Pero también logré llegar del uno al otro. Y en solo cuatro pasos.

Más tarde le tocaba el turno a mi hermana.

Susan Sarandon y Alfredo Landa”, me dijo.
¡Leches! , pensé, ¿habrá alguna forma de unirlos?
Al rato le comunicaba que lo había conseguido en cuatro pasos.
“¡Imposible!” - exclamó.

Pues bien, os invito a que comprobéis por vosotros mismos lo divertido que resulta llegar de uno a otro. 
¿Alguien se siente capaz de resolver uno de los retos? ¿Tal vez dos? ¿Incluso los tres? 
¿Y en menos pasos de los que yo he necesitado? Eso sería de diploma.

En realidad no es tan difícil, y seguramente habrá caminos distintos igual de válidos.  
Me gustaría mucho ver vuestras soluciones y comprobar si coinciden con las mías, pero si no os apetece o no tenéis tiempo, dejadme entonces un reto para mi. 
Decidme un par de actores de los que no veáis la más mínima relación. Ponedlo tan difícil como podáis y yo intentaré resolverlo.

Voy a activar la moderación de comentarios para que no se vean ni las posibles pesquisas de los retos ni las rocambolescas propuestas que espero recibir.

¡Buen fin de semana a todos y hasta el próximo viernes!