11 de julio de 2012

ZAMPARME LA MAGDALENA

Tengo decidido un plan que llevar a cabo un día de este verano: ¡ZAMPARME LA MAGDALENA ENTERA!
Son muchas tardes estivales contemplando su silueta y quedándome con las ganas, así que ya no le daré más tregua, ¡de este año no pasa!


Nada más comenzar sus vacaciones, subí en coche a mis hijos al Puerto de Yecla, al que yo llamo "el Campo de los Grillos", el de la paz y el silencio infinitos.


(Un inciso. Definición de INFINITO según Aitana: "¿Que qué es el infinito? Pues todo: la ciudad, los planetas, el aire, las calles, ... ¡ah, y los árboles también!"
...
Por si aún no lo he dicho, es mi científica favorita.
Fin del inciso)

Nada más tenerla  ante mis ojos bajé la ventanilla para advertírselo a todo pulmón:

- ¡¡¡MAGDALENA, ESTE AÑO VOY A POR TI!!
- ¿¿Pero a quién le dices??-  Samuel, atónito, a mis espaldas.
- A esa sierra enorme de ahí enfrente.
- ¿A la montaña?
- A la montaña, sí. ¿A que es guapa?
- ¿Es que se llama Magdalena?
- Sí, y me la quiero zampar.

El año pasado la estuve rondando muchas tardes. Me acercaba hasta la frondosa vegetación de sus faldas y me internaba todo lo que podía.
Una de las sensaciones más especiales que puedo experimentar es la de caminar a solas por algún bosque desconocido. Es una mezcla perfecta de sosiego e inquietud, y diría que ese silencio que solo rompen tus pasos al hacer crujir el manto de hojas de pino o el de algún ave que se alborota entre las copas, tiene  un poderoso efecto laxante. (¿Sufre usted  estreñimiento? ¡Acérquese al monte más cercano y camine a solas!  ¡Es inmediato!)

Pues bien, me he informado de algunos datos precisos sobre La Magdalena y sé que para recorrerla de un extremo a otro tendré que caminar 7,2 kms y que su altura máxima es de 982 metros. Nada que me acobarde a priori.
Circundar toda la sierra por su base se puede hacer en menos de dos horas pero, claro, por la cima es otro cantar. Pero yo quiero dedicarle todo un día, sin prisas, desde bien temprano hasta que la tarde empiece a declinar. Necesito empaparme de naturaleza magdalenera y no dejarme ni las migas.

¿Que con quién iré? ¡SOLO! Acompañado de mi sombra todo lo más. Sobre este punto me están poniendo algunas pegas mi mujer y su señora madre.

- ¿Estás loco? ¿Y si te caes por algún barranco? - dice mi querida suegra.
- No me pienso acercar a los barrancos.
- ¿Y si te resbalas y te haces daño?
- Que no, que iré con mucho cuidado. Y me llevaré movil para ir informando de si me mato y tal.
- Tú tómatelo a risa.
- Pues no sé lo que le has visto tú a hacer el cabra.
- Es que soy un poco cabra, es más, soy un macho cabrío con cuernos y rabo.
- ¡Tu marido está chalao!

El día no está fijado. En agosto, probablemente. Las zapatillas ya las tengo, y la mochila y la gorra también. Tengo que decidir de qué me hago los bocatas (¿alguna sugerencia? De anchoas no, que dan mucha sed) 

Si alguno quiere sugerirme alguna frase sublime para recitar cuando alcance la cima más alta, que me la haga saber. De hecho me gustaría llevarme cámara para presentar después un video resumen de la proeza, mostrando  las vistas desde aquella altura, así como las maravillas y contratiempos que me salgan al paso. Desde allá arriba se debe ver el infinito (árboles incluídos) y lo bueno siempre hay que compartirlo.

Pero no,  el cabra lo hago yo solo.



37 comentarios:

Juanjo dijo...

Pues que la magdalena os aproveche y que os la xzampeis enterita y veais el mundo a vuestros pies
Un abrazo

JuanRa Diablo dijo...

Llevo estos días una vida rural y asilvestrada y entre otras cosas tuve que dejar internet en la civilización.
Fue una despedida dura.

Si alguno puede avivar las brasas del infierno en mi ausencia, que lo haga.
Yo os volveré a ser fiel como una sombra a partir de septiembre, cuando vuelva a ser un robot de ciudad.

Que ustedes disfruten deamogollónn.

Pteroyeclana dijo...

Querido diablo:
Creo que te estás equivocando con el nombre de la sierra. La Magdalena, además de en la Biblia, queda más al este y no tiene ningún encanto (y no como en la Biblia, donde dicen que era encantadora).
La sierra que aparece en tus fotos se llama La Umbría del Factor. Yo desde aquí, si no fuera por los pinos, la vería y te vería a ti escalándola. ¿Subirás hasta la cumbre? Nosotros sólo llegamos hasta la altura de la cantera, y fue muuuuuuuy difícil subir y todavía más, bajar.
¡Suerte!

JuanRa Diablo dijo...

¿Que NOS aproveche? ¡¡Pero si no la pienso compartir!!
Un abrazo

JuanRa Diablo dijo...

Pues vaya lío. Esto se va a convertir en una pugna entre yeclanos: yo la llamaba como tú, pero algunos me aseguraban (entre ellos mi suegro) que La Umbría del Factor es un paraje, (¿quizás toda la pinada, de ahí lo de umbría?) pero que la montaña se llama La Magdalena.

En la Wikipedia (Yecla/Situación geográfica) aparecen los nombres de todas las sierras (Arabí, Salinas, etc...) pero no consta La Umbría del Factor. (?)

Yo si quieres, cuando la suba- que me he emperrao en hacerlo- la rebautizo como Pterodiabólica, y quedamos contentos los dos, ¿vale? :D

Esa niña que vive dentro de mi dijo...

Conozco esa sensación especial de la que hablas. Aunque nunca he probado a "comerme la magdalena" yo sola, sí he experimentado lo mismo, por ejemplo, cada vez que he viajado en soledad... y disfruto muchísimo de esos "trayectos". Imagino que, en contacto directo con la naturaleza, esta sensación se tiene que amplificar al máximo. Disfruta de este tu próximo trayecto, pero cuidado con esos barrancos, ¿eh? :)

Montse dijo...

Me parece muy bien que sigas tus instintos, porque al fin y al cabo nuestros instintos vienen de la misma naturaleza, y adentrarse en ella es una ardua tarea, pero satisfactoria.
No conozco a esa magdalena, pero entiendo mucho de bollos, galletas y similiares, así que mi consejo es que vayas poco a poco, disfrutando del camino, de lo que veas y de lo que sientas y mi consejo es que no te olvides de llevar agua, brújula y entusiasmo. Como el entusiasmo no te falta ¡por fa, no te olvides de lo demás!

Un beso :)

papacangrejo dijo...

Por un momento pensé que ibas a venir a Castellón jajaja ánimo y por ella, esa conversación con la mujer la tengo yo cada vez que digo que me voy solo a hacer senderismo al desierto de las palmas jejeje

Natalia Ortiz dijo...

Jajaja, ¡toma ya! Quiero ver tu aventura sin ningún tipo de duda, así que ya sabes: fotografía, graba y lo que haga falta.
En cuanto al bocata... te diría que de tortilla de patata, pero si te resulta muy seca, que bien puede ocurrir, desecharía esta opción y seguiría pensando :P
Y sobre la frase, todo es pensar. Siempre puedes hacer un concurso para que te digamos frases y elijas la mejor, jajaja.
En fin, sea como sea, pásatelo bien ese día y conquista a Magdalena jajajajaja. (Me río por cómo suena esto último xD)
Un beso :)

Ángeles dijo...

Como dicen por estos lares sureños (no sé si por otros también), "gasta mucho cuidaíto", y que no te falte el móvil ni la cantimplora (¡con agua!). Para el bocata sugiero uno de magdalenas. Y como frase histórica para pronunciar una vez llegado a la cumbre, podrías parafrasear a Les Luthiers y decir algo así como:
"Con mis fuerzas casi extintas
a la Magdalena trepé,
superé lomas distintas,
o sea, me la zampé.”

Disfruta tu aventura. See you. Take care.

Doctora Anchoa dijo...

Pues ya lo siento, pero en esto tengo que estar de acuerdo con Apamen: al monte no hay que ir nunca solo. ¿¿¿Que no has visto 172 horas???. Por lo demás, disfruta todo lo que puedas, zámpate la Magdalena, y espero fotos a la vuelta XD.

Sese dijo...

Pues quqe te aproveche la MAgdalena y que tengas una feliz digestión.

Aunque estoy de acuerdo con tu suegra, y es que uno ya no tiene edad para esas aventuras, con lo bien que se está en la hamaca al fresquito de la tarde estival...

Saludos

Gamar dijo...

Me parece muy bien. Yo soy de irme a hacer ese tipo de cosas y debe ser por eso que algunos me miran medio raro, pero peor es quedarse con las ganas a criticar a los que se animan.
Un abrazo

pichiri dijo...

Dudo mucho que puedas circundar esa montaña por la base en dos horas. Quien así te lo haya dicho no creo que se haya basado en su experiencia para hacer el calculo. Te aconsejo que a pesar del calor lleves botas y calcetines que te protejan hasta la rodilla, por debajo del pantalón que debe ser de tela gruesa, ya que el mayor peligro que creo que te pueda acechar es la mordedura de alguna serpiente, para lo cual si que debes ir preparado. Seria bueno que llevases un garrote y que no te aventures por donde la hierva te impida ver donde pisas.

No publiqué mi entrada porque me deja muy mal el saber lo mucho que estoy ofreciendo, teniendo que, casi suplicar el que me atiendan, para no encontrar jamás el apoyo mas mínimo. Ahora comprendo a aquellos viajeros nómadas, de las Mil y Una Noches y algunos otros mas cercanos, que para recoger algunas monedas y seguir su camino, contaban en las plazas de los pueblos aquellas historias fantasticas e increibles sin que nadie supiera que eran historias verdaderas, pudiendo contar lo que antes habian sido sus mas ocultos secretos, convencidos ya de que nadie jamás iba a creerlos.¡Cuantas cosas maravillosas van a morir conmigo!
Estoy activo en otros menesteres, aunque hecho de menos el volver a escribir. Todo llegará a su tiempo. Un ubrazo.

Ana dijo...

Es que la cabra siempre tira al monte, jaja, pero no me extraña que te llame, hasta yo oigo su grito lejano, incitando... Espero que la patees bien, con mucho cuidado, mucha agua, el móvil a mano por si hay que informar de algo y con un enrme bocata de tortilla con mayonesa, es lo que mejor sienta cuando se está al aire libre.
Saludos!!
:)

Pecosa dijo...

Esa montaña tiene muy buena pinta. Y tu aventura también.

Yo nunca he hecho nada parecido, debe ser muy extraño verse en un lugar así y solo; pero sobretodo debe producir una gran satisfacción y orgullo realizar semejante excursión disfrutando únicamente de la compañía de uno mismo. Seguro que la experiencia te resulta de lo más enriquecedora.

Si yo fuera tú:
- El bocata: me lo haría de jamón dulce y queso tierno con pan con tomate.
- El grito: sacaría toda la rabia que llevo dentro.

Anónimo dijo...

Que atravieses el valle del miedo, la frondosidad de la duda y la llanura de la verdad. que subas las empinadas laderas de la fe para llegar a la cima con la sensación de haber descubierto algo grande, casi sagrado, en tu alma...algo que sólo se descubre con estas curas de naturaleza y soledad...con infinita compañia. FRAN

JuanRa Diablo dijo...

Esa niña:

¡Claro que lo disfrutaré! Imagina que ya lo hago simplemente pensando en el momento, así que ya estoy más que predispuesto.
Qué grande esto de las "sensaciones", ¿eh? Quizás sean más importantes que el mismo recuerdo, pues se puede llegar a olvidar el detalle, pero siempre permanece lo que nos hizo sentir.

(A los barrancos les saludaré de lejos :))

Montse:

Agua llevaré, por supuesto. Y entusiasmo a kilos. Brújula no tengo, pero no me hará falta, pues es una sierra aislada y conozco las carreteras de una y otra vertiente.
Iré poco a poco, naturalmente (nunca mejor dicho, jeje)
Gracias por los consejos.

papacangrejo:

Es que decir Magdalena es casi decir Castellón, ¿eh?
He oído hablar mucho de ese Desierto de las Palmas, pero me choca que los cangrejos hagan senderismo por allí. ¡Qué cosas! :p

Natalia Ortiz:

La tortilla de patata es un clásico todoterreno, que tanto vale para campo, monte, playa o la luna, así que... ¡candidata a bocata! xD

Por cierto, ¿sabías que tu apellido es muy de madalenas ? :)
Gracias, Natalia

Ángeles:

Pues no sé si gastar cuidao o guardarlo por si luego me hace falta, miarma, jajajaja.
El bocata no me convence, Ángeles, pero la frase... ¡gloriosa! La pronunciaré hincando rodilla en tierra, y recitando despacio, que las cosas a to meté no salen bien.

To the Cupcake!! :p

Doctora Anchoa:

Que conste en acta que lo primero que hice fue proponer a Apamen la aventura en conjunto, pero miró la sierra allá a lo lejos, después me miró a mi y dijo:
Yo me quedo aquí.

Ea, si no hay sangre exploradora...

PD: Uffff, esa peli no anima nada. Haré como que no la he visto :S

JuanRa Diablo dijo...

Sese:

¿Percibo una sutil forma de llamarme viejuno?
¿¡A que te hago saltar de la hamaca y marchar delante de mi!? :D

Gamar:

Bah, déjales que nos llamen raros o locos. Ya les tiraremos piedras desde nuestras celdas.
Muchos de ellos también quisieran escalar una gran taza de café, y matarile no se atreven, matarile no se atreven, matarí-li-lí.

pichiri:

Me habla la voz de la experiencia en esto de patear montes, y de quien he debido heredar la afición. :)
Por supuesto pantalón largo, que además los matorrales pinchosos son un martirio.
Mira que si una serpiente fuera a morder al diablo..., ¿se puede rizar más el rizo?

Te propongo que vuelvas a publicar la entrada, porque nunca se sabe qué cosas pueden llegar a ocurrir.
Como estos meses de verano son de poca actividad, he pensado además publicar en septiembre esa llamada en mi blog también. ¡¡¡A ver si conseguimos algo de una vez!!!
Contentísimo de verte por aquí y saber que te apetece escribir de nuevo.

Ana:

¿Verdad que se oye? No me pongo a hablar con él por si les da por encerrarme, pero le escucho llamarme perfectamente, ¡con nombre y apellidos!

Cabe la posibilidad (no quiero crearte falsas esperanzas) que desde aquella altura divise a Gato planeando por el firmamento. A ver si viene a mi y te cuento.

Pecosa:

Mi padre (ahora no porque no tiene montes a mano) hizo cosas así a menudo y siempre supo transmitirme esas experiencias de forma contagiosa.
Es algo muy muy especial, y en el recorrido, -sol, sombra y aromas- siempre encuentras un lugar donde descansar, una parada donde escuchar el viento, un animal que surge de repente, un rincón digno de admirar, un prodigio de la Naturaleza...

Me llevo tu menú :p.
Y alguna pastilla que suavice la garganta :D

FRAN:

¡Lamadre! Si vuelves a expresar algo así, escribo inmediatamente al Tibet para que vengan corriendo a hacerte Lama. ¡Cuán fermoso! ¡Cuán profundo!
Y yo que solo iba a patear monte... ahora creo que mi destino es encontrar la Verdad Suprema :)

Anónimo dijo...

A por ella oeeeee...a por ella oeeeeeee
Yo te aconsejaría que te llevaras un buen vaso de leche...habrá algo mejor para una Magdalena? jajaja
Txema Rico

Mae Wom dijo...

Yo me apunto a que es lo más de lo más caminar sol@ en mitad de la naturaleza. Comparto totalmente el gusto por la cadencia de los pasos al hacer crujir el suelo y añado que es un momento perfecto para oir el eco de los pensamientos. Tiene algo de recogimiento interior muy necesario, sale un@ renovad@ de semejante experiencia, como con las ideas más claras...
Así que me uniría pero como esto hay que hacerlo en compañía de nadie me espero a tu crónica. Eso si, no te acerques a los barrancos ni a las fieras hambrientas de carne humana.

Como bocadillo yo te sugeriría uno de tortilla de patata con el pan bien hidratado de tomate y sal (estilo pan tumaca), abundante agua y esa frase que te ha propuesto Ángeles que es genial.

Lo de las serpientes ya me ha dejado un poco mal...Jo, ten cuidado.

Eli E. Torres dijo...

No lleves zapatillas, lleva botas de montaña, trekking, que sean ligeras, que las tengas domadas, los bocadillos... de lo que te gusten, pero haz varios pequeños, no un par grandes, es mejor dosificar la comida y la bebida, te recomiendo tomar bebidas isotónicas, el agua sola no quita realmente la sed, necesitas equilibrar la pérdida de sales, puedes fabricarte tu propia bebida isotónica, hay muchas recetas por Internet, pero si decides comprar, mi recomendación es Gatorade. Algún caramelo por si tienes necesidad de azúcar, unos prismáticos (en mi caso hago mis 'magdalenas' siempre en compañía de ellos), y una cámara, ligera, ya avanzarás para temas profesionales, llévate algo donde anotar, para después poder reconocer las plantas y los animales en alguna guía. Y sobre todo no te lleves reloj ni cosas en las que pensar, sólo concéntrate en disfrutar. Ah, si no ahces cumbre no es grave, peor es lo que ni siquiera se lo plantearon. Disfruta y que la Naturaleza te acompañe!!

Eli E. Torres dijo...

Olvídate de problemas con serpientes, ni escorpiones, olvídate!! al monte no se puede ir con miedo. Llévate pantalón largo, siempre largo, y calcetines altos. Y llévate sobre todo SENTIDO COMÚN, no andes levantando piedras, ni removiendo arbustos, la fauna no tiene como objetivo vital atacarte ni a ti ni a nadie, huirán y en la mayoría de los casos ni te darás cuenta de su presencia, te aseguro que he pasado muchas horas buscando reptiles y no son fáciles de encontrar ni están esperando para atacarte, hazme caso diablejo, olvídate de peligros, es más probable que te de una insolación o te achicharres por no usar crema solar, que una culebra bastarda o una víbora hocicuda se cruce simplemente en tu camino.

Speedygirl dijo...

Uyyyyyyyyyy, ¿¿¿¿¿¡¡solo????????!!!! No sé yo... Mira bien tu mochila antes de salir, que igual se te cuelgan como el que no quiere la cosa dos llaveritos llamados Samuel y Aitana (la científica ;P) Pásalo muy bien!!!

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
Pá que broder, es lo que hay

JuanRa Diablo dijo...

Txema:

Oye, pues al monte no, pero antes de marchar igual me desayuno un par de madalenas para hacerle honor. xD

Mae:

Me voy a dar un buen atracón de paz cuando llegue el día :)
Ahora que estoy viviendo en el campo veo esa sierra a diario. Al volver del trabajo, al atardecer, el sol que se oculta torna dorada la masa de vegetación y parece que haya un tesoro esperándome por allí. La de veces que la he recorrido ya mentalmente...

Las serpientes, que a mi me gusta llamar sierpes, no pueden ni deben morder al diablo. ¡Eso sería incesto! xD

¡¡Cómo ha sonado eso del pan bien hidratado de tomate!! Mmmm ¡¡Marchando!!

Eli:

El Pequeño Manual del Perfecto Montañero que me acabas de regalar es eso: ¡perfecto! :))
Haré por que se cumpla lo máximo posible. Sé dónde se pueden conseguir todas esas cosas salvo una: el sentido común, ¿eso dónde lo venden? :p
Fíjate que no había pensado en prismáticos (!!), con lo mucho que me pueden servir.
Se nota que sabes de qué estás hablando, mochuelo campestre. No se me ocurrirá decirte aquí algo como ¿Pero tú podrías hacer algo así?, que la lío, jajaja.
Lo que sí se me estaba ocurriendo es que si yo fuera robot, igual te tenía que llamar, "Eli, que me he quedado atascado entre sur y sureste" y tú dirías, JuanRa, ¿te has apretado el Control + F6? xDDDD
Gracias!!

Speedy:

A los "llaveritos" me los he llevado de excursión varias veces, y tienen más aguante del que pensaba.
Pero esta madalena me la como yo solo.
Y ya les contaré para que "la científica" tome notas :p

hitlodeo dijo...

Di que sí. Estos momentos hay que disfrutarlos en solitario.
Este año intentaré volver a escaparme a las cruces de las cumbres gallegas, por caminos donde no alcanza la luz del día porque se lo impiden los gigantescos eucaliptos, y donde puedes encontrarte conejos, caballos sueltos e incluso algún jabalí (a lo lejos, que no soy el último superviviente).
Yo me voy con el móvil por si me pierdo al volver para que me vengan a buscar en coche al pueblo al que llegue. Y de paso me sirve para los documentos gráficos que luego publico en el blog.

Una frase para decir al llegar a la cima. Se natural. Puedes decir: ¡Joder lo que me ha costao!

Disfrútalo

JuanRa Diablo dijo...

A lo mejor coincidimos en el día de la marcha, tú por tus eucaliptos galegos y yo por mis pinadas yeclanas. Quién sabe.
El año pasado llegué a ver un zorrillo, naranja como butano, y flipé. A los jabalíes les tengo mucho respeto, si viera alguno me acojonaría.

Sobre la frase gloriosa... Eso lo pensaré, pero no debo decirlo en voz alta, que luego mis biógrafos no me ayudarían a pasar a la posteridad.

Un abrazo (y no olvidemos móviles xD)

Bichejo dijo...

Llévate el móvil y ve con cuidado...o es que no has visto "127 horas"?? Ahora ya estamos intranquilos hasta que bajes...

JuanRa Diablo dijo...

Descuida, Bichejo, que iré con cuidado. Verás cómo de mi aventura no se hace ninguna peli de horror ;)

loquemeahorro dijo...

Pues sí que te voy a recomendar un bocadillo, o en concreto un pan: Lleva pan alemán, de ese negro ¿sabes cuál te digo?

Es que pesa y abulta poco y alimenta mucho. En mis tiempos de excursionista, a mí me hacía mucho apaño.

Y como la gastronomía no está reñida con el deporte, puedes ponerle un relleno de tomates secos en aceite, con jamón serrano o cecina y queso brie.

pd. Es que tengo un hambre a estas horas, y tú hablando de magdalenas...

JuanRa Diablo dijo...

Pan negro con relleno de tomates secos en aceite, jamón serrano o cecina y queso brie... MmmMMmmm...

Por unos segundos me has hecho olvidar magdalenas, caminatas, y mochilas. Me parece que no aguantaré tanto; he de hacerme ese bocata en las vísperas de la excursión. Y lo llamaré el Sustento Loque. :P

Unknown dijo...

No es la magdalena sino la umbria del fator.... y si te vas por detras veras que hay campo y almendros. Por detras se sube facil.

JuanRa Diablo dijo...

Pues como tengáis razón los que me decís que mi Magdalena no es esa me llevaré un disgusto. A estas "alturas" me va a costaría cambiarle el nombre.
Deduzco que eres de Yecla, ¿no?
¿Me sabrías explicar por qué en la Wikipedia nombran las sierras de Yecla y aparece la Magdalena pero no la Umbría? ¡Con lo hermosa que es!
Un cordial saludo

unespagnol dijo...

La magdalena es un monte, lo que se ve en las fotos es una sierra llamada umbria del fator y lo enfrente de esta es "el puerto" tambien del fator. Soy de yecla y tengo un terreno y una casa de campo alli.

JuanRa Diablo dijo...

Gracias por la información, paisano. Efectívamente estaba yo en un error que ya subsanaré cuando vuelva a hablar de ese monte.
Casualmente, yo veraneo en el Puerto;¡ somos vecinos! A ver si tengo el gusto de conocerte. :)

Anónimo dijo...

Tendrías que recorrer el Moncayo. Yo como tú tenía ese sueño: perfilar todas sus cumbres en soledad. Fue una experiencia magnífica.
carlos