8 de mayo de 2012

CON SU ETIQUETA DE GUAPA


El tren aminora su marcha hasta detenerse por completo en la estación.  
Se abren sus puertas y comienzan a descender algunos pasajeros.  Otros muchos se introducen en él cargados de maletas.  Contemplo el trasiego de la multitud.

Hubo un tiempo en que me alegraba  verla. Es tan guapa que tan solo su  presencia me regocijaba, y siempre la recibía de buena gana, pero desde hace unos años empezamos a llevarnos mal. 
Puedo asegurar que yo no hice nada para que se deteriorara nuestra buena  relación, muy al contrario, pese a que  cambió radicalmente su actitud conmigo y  pasó a tratarme con desprecio  sin un motivo aparente, yo no dejé nunca de admirarla y sonreírle con cariño.
Pero todo tiene un límite, claro.

Lleva cinco años tratándome muy mal. Y me consta que no soy el único al que ataca con tanto desdén
 - Pero si es muy agradable, hombre – me dicen muchos – y muy simpática… Y además es guapísima.
 - Vale- les respondo – todo lo que queráis, pero a mí ya me cae gorda.  Y hay veces que ya no la encuentro guapa siquiera.

Todos los años,  antes de recibirla en la estación,  deseo fervientemente que vuelva a ser la que fue, pero estoy perdiendo la esperanza de que eso ocurra.

Una campana suena dos veces con estridencia y poco después el tren se mueve perezosamente. A pesar de su imponente masa férrea es capaz de ir ganando velocidad hasta perderse en la lejanía.
En el andén  solo queda una bonita figura que está mirando  cómo revolotea una mariposa.

La he reconocido enseguida.   Viste un traje blanco de flores rojas y lleva  un  amplio sombrero verde que oculta en parte su mirada, pero de lejos ya adivino en su rostro  la sonrisa socarrona.  
En vez de maleta  me trae un malestar.

Me acerco para saludarla, y cuando estoy a su altura me dice:

- Hoola, mi querido JuanRa, ¿no te alegras de ver a la Prima Vera? Anda,  ven y dame dos besos,  cariño.

Y cuando su cara está muy próxima,  el cuidado maquillaje a base de pólenes de gramíneas y  flor de olivo se abalanza sobre mí   como un puño y  me golpea fuertemente en el ojo izquierdo mientras   un látigo invisible  flagela  dolorosamente el derecho. Los cubro inmediatamente con mi pañuelo, y tras la ceguera de mi amargo  sufrir  escucho esa burla de cada año:

 - ¿Y esas lágrimas? ¿Y tanto moco? Ay, cualquiera diría que más que alegrarte por verme me tuvieras alergia, tontín.

¿Por qué? ¿Por qué  me trata así? ¡No la soporto!  
Con lo que yo te quería,  Primavera, y hoy no te puedo ni ver.

24 comentarios:

La mujer en la que esa niña se transformó dijo...

¡Ay! Es que nada es perfecto... Mucho ánimo en estos meses con esa "prima". Me ha encantado el escrito.

Speedygirl dijo...

Algo habrás hecho, Diablo, para que la Prima Vera te coja manía XDDDDDDDDD

melon dijo...

Gracias por hacernos sonreír. Cuídate!

JuanRa Diablo dijo...

Mujerniña, ¿me permites que acorte así tu nick? ¡Es que lo tienes taaaan laaaaargo! :)
Sí me faltan ánimos estos días para convivir con esa prima. Además yo no sé qué trae que me espachurra la energía. Estoy que no estoy.

Speedygirl:

No, perdona, la mala es ELLA, que yo nunca le hice nada. Y tú deberías venir a ponerla a raya. Ten una amiga superheroína para que a la hora de la verdad no te tome en serio... Anda que...

melon:

Ah, ¿pero te he hecho sonreír? Y yo pretendiendo dar lastimica, ya ves.
Cuídome ;)

Tomás dijo...

A mi mas que caer gorda la primavera me cae gordo el gen que un día dice: Ya no tolero la gramínea ni el polen... A ver que coño le cuesta hacer lo que ha hecho toda la puta vida, y es asimilar el polen, disfrutar su aroma.... a ese gen no le arrancaria las paticas, lo metería en un baño de salfuman, pero un hervor y aclarado con agua, asi hasta su deformación, aunque también me cees gordo por tener un gen de ese calibre, ay!! la primavera!! Achuss!! Achus!! Eres un poco pavo..... Bueno, tu gen......

Ángeles dijo...

Je-je, te pillé el truco literario en seguida, amigo.
Si quieres combatir la falta de energía, ya sabes: chocolate negro y aguacates a tutiplén. ¡Pero no al mismo tiempo, hombre!
Que te sea leve.
Take care.

papacangrejo dijo...

jajaja yo también le tengo tirria, no paro de llorar, moquear y estornudar, no me acostumbro al polen de vuestras flores.

Natty dijo...

Jajajajajajajajaja, yo hubo un tiempo en que sufría con la prima y con las otras tres .. todo el año moqueando =/ ahora se me ha ido pasando por suerte ..

Saludos y no sufras tanto!!

Lillu dijo...

Yo debo tener suerte porque nunca me ha dado alergia ni el polen, ni el polvo, ni ninguna de esas cosas. Aquí en Canarias los alérgicos y los asmáticos sufren muchísimo más por culpa de la calima y el clima tan seco.

saluditos

Amig@mi@ dijo...

Jajaja, te aseguro que me has engañado completamente. Ni por asomo imaginé que saldrías por ahí.
A mí me da alergia en los ojos, pero con el Aerius la controlo.
Besos

Ana dijo...

Pobre prima Vera, con lo alegre y florida que es, pues nada tendrás que decirle que cambie de perfume...
Yo no sufro de alergia, así que no sé lo molesto que puede ser, de todas formas ya casi no quedas nada para el verano, así que ánimo, ya queda menos.
;)

Anónimo dijo...

¡¡¡Huye!!! Eso de vender la primavera como época feliz y bonita es un invento de Disney; la primavera es astenia, cambios repentinos y bruscos de tiempo y alergia. Menos mal que su hermanito Verano la releva pronto...
Dra Anchoa

JuanRa Diablo dijo...

Tomás:

Disfruto como un enano escuchándote despotricar contra los genes gilipollas de nuestro cuerpo, jajajaja. ¡Tortura terrible para todos! El cuerpo es sabio, dicen... ¡Y una mierda! Eso digo yo también, ¿por qué un buen día decide que "ay, que no, que ahora me pica el polen", "uff, no, no tomes más leche que ya no me va" ¿Por qué se amaricona tanto? ¿¿Dónde están esas defensas, coño??

Pero oye, que no estás libre de que un día te vuelvas alérgico también. Entonces me reiré yo (y moquearemos juntos, hermano)

Ángeles:

¡No vale, no vale, seguro que te llegaron estos estornudos tan fuertes y te oliste el percal, no digas que no!
¡Ja, "no al mismo tiempo", dice! De sobra sabes que a mi me gusta mezclarlo todo. Tengo que probar las tostadas con chocolate y aguacates triturados. La alergia no se irá ni de coña, pero me voy a relamer de lo lindo.
(Ya, ya me takecareo, amiga ;)

papacangrejo:

Y uno que siempre cree que la genética extraterrestre ha de ser mejor a la fuerza... ¡qué chasco!

Natty:

¿Se te ha ido pasando? ¡¡Qué suerte!! Eso me da esperanzas de que mi alergia se canse de mí y se largue. (Espero que no se haya sacado un abono)

Lillu:

Que te dure tu escudo protector forever and ever, Lillu. Yo era así de suertudo y mira, una absurda primavera me dio un día en las narices.
(Anda, por fin encuentro algo negativo de las Canarias :p)

Amig@mi@:

¿Y qué haces? ¿Vuelas a Noruega con Aerius? Es una compañía aerea, ¿no? ^^

Ana:

No, si a guapa y elegante no le gana nadie, pero cuando te toma manía... . Si quieres solidarizarte conmigo y saber lo que se siente, échate a los ojos arenilla y una gotita de limón. Hazlo y me cuentas. (cof, cof)

Dra Anchoa:

Pues en mi opinión el Veranito también está sobrevalorado. Le vemos guapote porque suele traer vacaciones y descanso, pero si no fuera por eso... ¡otro suplicio! Que no, que el otoño es la estación perfecta.

Por cierto, ¿tú sabes el miedo que da que una doctora me grite que huya? :S

Sese dijo...

Pues a mí está moza no me cae ni bien ni mal, aunque siempre la saludo contento pues sé que tiene una amiga que viene después que se llama verano, y esa sí que me seduce.

Saludos

Montse dijo...

Has hecho un relato muy divertido y con final sorprendente que me ha hecho pasar un rato genial!

Me sabe mal por tí, que no acabas de llevarte bien con la Señorita Primavera, pero yo soy su amiga de toda la vida y la adoro. A mí no me molesta con su perfume, ni con su maquillaje de polen, me gusta como viste con florecitas de colores y lo guapa que es, jaja

Besitos :)

Maria José dijo...

Ni primavera ni verano...otoño-invierno forever!
Sevilla es un horror para esta gallega alérgica al p... olivo...
Ni el olor a azahar es romántico,ni el calor es una alegría...ajjj

JuanRa Diablo dijo...

Sese:

Claro, Sese, la amiga veraniega está de muy buen ver. Lo que pasa es que trata con demasiado cariño. Se pone brasa, se echa encima y a mí me agobia mucho. Yo creo que lo suyo es acoso.
Sigo dicendo que el que menos molesta es el tío Otoño.

Montse:

Afortunada Montse, por eso crecen esas hermosas flores en tu jardín, porque os lleváis muy bien.
Bien podías interceder por mí y pedirle que no me tenga tanta manía.
Dile que si este año se porta un poco mejor, le escribo una canción :)

Maria José:

Tú eres de las mías, gallega. Serán menos coloridos y menos alegres, pero si se portan mejor con nosotros: ¡viva el otoño y el invierno!

A la primavera la tengo en cuarentena hasta que cambie su actitud. Y el verano... calla, que con el calor del infierno ya tengo bastante.

Misaoshi dijo...

Me parto con la descripción de esa paliza XDDDDDDDD tiene que joder.

En marzo empecé a plantearme hacerme las pruebas de la alergia porque me picaban mucho los ojos y tenía moquillo cada 2x3. Pero bueno, en abril desapareció la sensación y no le he dado más importancia. Veremos el año que viene...

JuanRa Diablo dijo...

Como lo oyes, Misa, la tipa esta me zurra de lo lindo. Y los antihistamínicos para combatirla no me permiten ser yo. Soy otro con mi cuerpo :p

A ver si pasa de largo y no se te acerca.

Un saludo :)

Pecosa dijo...

Ay, pobre JuanRa. Con la de avances científicos y a las alergias cuesta un huevo de ponerles remedio.
(No sé si me ha dado más risa el comentario de Tomi o tu respuesta. ¡Qué graciosos os ponéis los Cabrera cuando os soltáis, jajajaj!)

JuanRa Diablo dijo...

Es que cuando Tomi supo que putadas como la calvicie, la obesidad, el glaucoma y cosas feas de estas, se heredaban genéticamente, uff, no te haes una idea de lo que nos hizo reír imaginando cómo los torturaría. Se veía como un científico con potentes microscopios y pinzas para hacerles la vida imposible, jajajaja ¿Destruirlos? - decía - sí, claro, pero primero hacerles pasar por las torturas más terribles, por hijoputas. xDDD

En fin, la risa no quita picores, pero qué gusto da usarla, ¿eh Pecosa? :D

Mae Wom dijo...

Pues yo también le caigo mal porque a mí no solo me mete plumas en la nariz y me sopla fina arenilla en los ojos, si no que además me cubre nariz y boca para que no pueda respirar...¡Esto ya debería ser tentativa de homicidio! Dónde vamos a parar! A mí lo que me parece es una hipocritilla, que va de niña fina con las flores y las mariposas y lo que está es amargada porque como dura tan poco quiere que la recordemos bien.
Eso sí, te recomiendo que te busques un buen médico homeópata...Mano de santo!!!

JuanRa Diablo dijo...

Síííí!! ¡Qué gusto encontrar a alguien que lo ve como yo!
No lo dudes, Mae, la señorita Primavera, con esto de llevar años escuchando lo bonita que es, se ha vuelto muy vanidosa y como note que alguno no la idolatra como ella espera... la toma con él.

¿Un homeópata? A quien voy a buscar es a un buen sicario que cometa un sonado primavericidio.

incansable lector dijo...

¡Jo qué susto! Por un momento te desconocía. Imposible que Juan Ra odie a alguien. ¡Y mira quién era!
Magistral cuentito.
carlos