3 de diciembre de 2015

APUNTES SOBRE ZOMBIOLOGÍA

Sólo hay algo que supere a la belleza de un prado colmado de amapolas bajo un luminoso cielo azul: 
la visión de un zombi caminando entre ellas.
JRD



Mi mujer no logra entender que  me apasionen los zombis.  
Es comprensible.

Si le digo la verdad, que la visión de un muerto viviente con su torpe caminar me produce un magnetismo inmediato, me mira raro.
Cuando un rostro putrefacto, que en un primer plano deja ver sus dientes a través de los  descarnados huecos de sus mejillas, me hace exclamar: “¡Qué maravilla!”, ella quiere pensar que bromeo, pero me vuelve a mirar raro.
Quizás no sea muy sensato decirlo en voz alta.

Es por eso que no ahondo más en el tema, para no sobrepasar algún límite que sea incapaz de soportar.

No quiero ni imaginar cuál sería su reacción si le dijera que no existe para mí emoción comparable  a la del sonido de unos pasos que hacen crujir  la hojarasca del bosque, seguido de un agónico jadeo que se aproxima y la consiguiente  aparición de un ser andrajoso tambaleándose entre los árboles. Es brutalmente hermoso.

Como indescriptiblemente bella es la imagen de una ciudad vacía, de avenidas desiertas, coches abandonados y papeles que se dejan llevar por la brisa que los empuja. Inigualable ese silencio que no se parece a ningún otro, y la casi tangible sensación, que nace en el estómago, de un peligro inminente acechando en cada esquina.

No me atrevo a declararme un entendido en el cine de zombis, a pesar de haber visto muchas películas de este género, entre otras cosas porque sé que mi análisis sobre este tipo de películas tendría serias discrepancias con la opinión de la mayoría. Digamos pues que soy un zombiólogo con ideas propias esperando crear una nueva linea argumental.

Para empezar, el cine de zombis no me parece un subgénero del cine de terror, sino un género en sí mismo.
Y además no lo considero Terror,  el cine de zombis es  puro Realismo futurromántico.

Si no fuera porque no quiero aburrir a nadie sobre el tema (y porque me preocupa el que a algún lector  le esté apareciendo en la cara esa mueca que se le pone a mi mujer) os enumeraría las muchas notas que sobre el tema llevo escritas y que sin duda me servirían para desarrollar una tesis con el título: Belleza y lirismo en la zombiología.

Quisiera dejar expuestas, eso sí, las notas que considero básicas para dar a conocer mis premisas fundamentales  como zombiólogo apasionado.

1) Un auténtico zombiólogo da por veraz y lógica la posibIlidad de que un virus devastador  se instalara en el cerebro de los humanos y fuera capaz de volver a poner en funcionamiento un cuerpo por el que ya no corre la sangre. Un virus tan potente  mantendría en activo el cuerpo  invadido mientras su cerebro estuviera intacto. Así pues, de nada servirá que el zombi sea decapitado: su cabeza seguirá intentando morder. Si el zombi es quemado, su cuerpo carbonizado seguirá caminando, si el zombi queda flotando en un pantano durante meses y el agua deshace su carne como gelatina y los peces se comen sus entrañas,  nada variará mientras el virus siga instalado en el cerebro; a la menor ocasión morderá con fuerza.

2) Un zombi hecho y derecho es aquel que camina lentamente, es incapaz de correr y tiene una inteligencia muy limitada.  Su único impulso es el de aplacar su insaciable apetito de carne fresca, preferiblemente humana.
Entran en este grupo de zombis clásicos aquellos que aparecieron en varias películas de George A. Romero , especialmente en La noche de los muertos vivientes (1968)

3) En películas como 28 días después (Danny Boyle, 2002), Soy leyenda (Francis Lawrence, 2007)  o Guerra Mundial Z (Marc Forster, 2013) , los zombis son muy veloces, extremadamente violentos e inteligentes. A pesar de que mi amor hacia todo zombi es incondicional, prefiero mil veces los zombis clásicos.

4) El gran encanto en el dramático enfrentamiento entre muertos vivientes y supervivientes radica en el hecho de que hay una justa compensación en las fuerzas. Hay muchos más zombis que seres humanos, pero dada su escasa velocidad para desplazarse y su corta inteligencia, es fácil huir de ellos.
El problema surge si te rodean, si corriendo te tuerces el tobillo o si en el supermercado te sorprende alguno por detrás de las magdalenas.
Por otra parte, sus cráneos son fáciles de perforar; con un sencillo bolígrafo podrías matar a un zombi si eres rápido. Pero una vez más las fuerzas se compensan: hasta el zombi más enclenque y desdentado , a la hora de cerrar la boca tiene la misma embestida que un bulldog mordiendo un merengue.

5) Todo amante de los zombis los sitúa a priori en los Estados Unidos, pero sabe que la plaga ha invadido la Tierra en su totalidad. Si existen zombis en Wisconsin, existen también en Teruel, aunque Teruel no exista.
Es bastante incómodo imaginar zombis en Cuenca o en Chiclana de la Frontera, pero ahí están, por lógica y derecho propio.
Pero lejos de los USA ha habido zombis tan dignos como los lisboetas de La noche del terror ciego (Amando de Ossorio, 1971), los italianos de Mi novia es un zombi (Michele Soavi, 1994) o los barceloneses de REC (Jaume Balagueró, 2007)

6) Un verdadero amante de los zombis no criticará jamás la fabulosa serie de TV  The walking dead  (Frank Darabont, 2010) , auténtica biblia de la zombiología y el mejor exponente de cómo han de comportarse zombis y seres humanos para que no se rompa esa armonía y esa estética que consigue que los zombiólogos veamos poesía en lo apocalíptico,  belleza en lo decadente y pura emoción en la supervivencia.

7) ¡¡Vivan los muertos vivientes!!  ¡¡Que no mueran jamás los zombis!!

Nota: Acepto cualquier disconformidad sobre el asunto, así como toda adhesión a la causa zombi. Les ruego me dejen algún comentario a favor o en contra  y me permitan ejercer mi papel de guionista aficionado, para incluir proximamente a todos los que comenten en el guión de una película de zombis. Intentaré que sea de las buenas buenas.
ACTUALIZACIÓN (28/12/2015): Queda cerrada admisión de protagonistas. Gracias a todos.

23 comentarios:

Juan Miguel dijo...

Ey, por su puesto que me gustaría que escribieras este guión y por supuesto que me debes incluir como Daryl Dixon, jejeje, con mi arco y mis flechas, aniquilando zombies.

Juan Miguel dijo...

ah, se me olvidaba decir mi opinión respecto a las películas y series que nombras, para mi una de las mejores películas es Soy Leyenda de Will Smith y una de las películas que no pude ver terminar es Rec (el final es traumatico-suspense-cardiacolidosisticamente frenetico) vamos ya no pude aguantar más la respiración y apague la tele, jeje.
Y como no la serie preferida es The Walking Dead.

Ana Bohemia dijo...

Yo a lo mejor no tengo tu sensibilidad porque no veo nada bello ni lírico ni romántico en esos ansiosos seres putrefactos que se babean por un cerebro bien jugosito, eso sí, la entrada la he disfrutado mucho y he aprendido un poco sobre zombies, que nunca se sabe, lo del realismo futurromántico me ha dado que pensar... ayayayay.
:D

Montse Martínez Ruiz dijo...

La existencia de zombies es poco creíble, no es que quiera ser mala contigo y rebatirte tan extraordinaria teoría, pero científicamente es improbable que un ser ya muerto, hecho pedazos, agujereado y putrefacto siga estando vivo y mucho menos que se alimenten de carne humana ¿no les daría lo mismo unos espaguettis a la carbonara?
Dicho esto, las pelis de zombies me ponen mala y más desde que cuando era joven y después de ver esa famosa peli "La noche de los muertos vivientes", tuve un desagradable paseo a oscuras cerca del cementerio del pueblo ¡en mi vida he pasado tanto miedo!
Pero soy capaz de visionar la tuya, que yo por un amigo hago lo que sea :)
Besitos.

Anónimo dijo...

Esa autocita le da mucho caché a tu entrada ¿eh?, mucho prestigio. Pero yo prefiero sólo las amapola, qué quieres que te diga; lo de la poesía del zombi, yo es que no lo veo. La veo en un vampiro aristócrata que por orgullo, o por amor en versiones más edulcoradas, reniega de Dios pero en que se te zampen una especie de bulldogs humanoides que se han contagiado por culpa de un desaguisado en una empresa farmaceútica o central nuclear o la peste de una granja porcina, yo tampoco siento la poesía romántica.
PEro como ya te dije en aquella entrada, sí que me encanta la ciudad abandonada...hasta el anochecer. Eso es maravilloso. Y, no obstante a lo que he dicho antes, tú sabes que La Noche de los Muertos Vivientes -la primera en blanco y negro- me parece una de las mejores de Terror...bueno, de ese género nuevo que reivindicas.
!Ah! y REC, la primera vez que la vi en el cine también me pareció buenísima y me sentí orgulloso de que fuera española. Es que ese comienzo en que lo cotidiano da paso a lo imposible es...pues eso, muy creíble.
Así pues, yo voto que tu película oscile entre esos dos puntos de vista: el clásico de Romero y es superreal de Balagueró. Con tu aportación personal, claro.
Y no, yo tampoco voy a criticar esa serie porque...no la he seguido. Lo siento.
Ánimo pues con el guión; si nos gusta podríamos invertir y financiar la producción de la película de cabo a rabo.
carlos

Roquito78 dijo...

Juanra me ha encantado tu entrada, yo también soy fan de los zombies aúnk no puedo decir lo mismo de Virtu jejeje, y también me encanta the walking dead y te doy un consejo: en caso de apocalipsis las balas se gastan pero una barra de acero no jajjaajja en fin a mi me puedes poner en el guión como..... Max power que nose quien es pero con ese nombre tiene que ser uno de los papeles principales fijo jejeje

Ángeles dijo...

Mi querido colega, profesor JRD, doctor en zombiología:

Permítame felicitarle por su amena y acertada exposición sobre la lírica y el romanticismo del universo zombi.
Yo, como zombióloga que soy también, y como seguidora incombustible de la serie The Walking Dead, encuentro muy plausible la teoría con la que explica usted el origen del zombi como individuo devorador de cerebros.

Y es que, al margen de la "suspensión de la incredulidad" necesaria para disfrutar de cualquier historia que no sea estrictamente realista, ¿no somos todos miembros de una sociedad de zombis, y zombis potenciales? Todos estamos expuestos a que nos coman el cerebro y nos dejen convertidos en seres vacíos, con "una inteligencia muy limitada" y una torpeza notable, como usted muy bien ha señalado; monigotes ambulantes que se mueven en rebaños y guiados por insaciables instintos primarios.

Y si conseguimos resistir , si conseguimos que no nos conviertan en zombis, seremos una minoría de aguerridos héroes que intentan seguir siendo humanos y proteger lo que de humanidad queda en el mundo.
¿Cómo que no hay poesía en todo eso? Poesía, lírica, épica y romanticismo a raudales, del auténtico, del que muestra al hombre enfrentado a fuerzas más poderosas que él, luchando por defender aquello que ama y en lo que cree.

Ya lo dijo el poeta: "To zom-be or not to zom-be, that is the question". Y efectivamente, mi querido profesor, esa es la cuestión.

Saludos desde el MIZ (Massachusetts Institute of Zombilogy).
;)

Anónimo dijo...

Estoy pensando en la competencia actual entre zombies y vampiros. Si estuviéramos en los años 40, la Universal ya habría hecho una de esas absurdas películas en las que se enfrentaban dos criaturas diferentes -bueno, aún se hace: Alien-Predator, vampiros-hombres lobo...- en la que el duelo sería entre estos dos tipos de no-muertos. Naturalmente yo no iría a ver una cosa tan absurda; así que no lleves tu guión por ahí.
También me ha venido a la cabeza, aunque puede ser que lo haya escuchado o leído, que los vampiros son la aristocracia de la tumba y los zombies el proletariado o, peor aún, la escoria de los cementerios. Pero no te ofendas ¿eh?
carlos

Pepi dijo...

Juan, yo quiero porfi!!!

Anónimo dijo...

tomas .... Ok Juan... Zombi para tu guión... Aunque no se que vas a hacer....

A.B dijo...

Me encantaría ser un zombi en tu guión brutalmente hermoso.
A.B

Nacho dijo...

Cuando termines tu tesis “Belleza y lirismo en la zombiología” volvemos a hablar sobre el tema, a ver si para entonces me convences, de verdad que he hecho un gran esfuerzo en ver la belleza que tú ves en tus zombies, pero que va, no la he encontrado.
He de reconocer que los zombies de verdad me dan yuyu. Yo me quedo como mucho con el zombie de AlasKa, con su tema “Mi novio es un zombie” pasé y sigo pasando muy buenos ratos.
Y por supuesto, quiero un papel en tu guion, no me quiero perder por nada del mundo ser un personaje en tu película, seguro que será tan genial como todo lo que haces. Dices que va a ser de la buenas buenas, ¿guion tipo Jose Luis Cuerda, George A. Romero…? que intriga!!!
Un abrazo JuanRa


Anasister dijo...

anaSister dice:quiero,quiero,quiero

María José Olalla dijo...

Que grande Juan, me ha gustado mucho. Yo en tu peli quiero ser una zombie guapa y que baile muy bien, como las del video de thriller de Michael Jackson. Quien no adora los zombies desde entonces?

Anónimo dijo...

Yo soy más de momias...pero de momias bien muertas. Me apasiona ver el cuerpo inerte de Ramses el grande...el mismo que luchó contra los hititas y que mandó construir un templo funerario en Abu Simbel. Ver ese cuerpo que tuvo tanto vigor y que marcó historia me llega a conmover. Tambien me encantan las costumbres funerarias y creencias de ultratumba de muchas culturas antiguas y modernas. Desde la ciencia ficción también me gustan las pelis de zombis (pero no todas)...debo reconocer que me da más miedo ser perseguido por un zombi que por un vivo jajaja
FRAN

Anónimo dijo...

"Ooo,yes please!! How exciting!!
I want to be a part of it! I hope my character is really bad! That's the wild side to me coming out, Jajaja! Or should I say wicked?!"
Nerine

JuanRa Diablo dijo...

Juan Miguel :

Perfecto, cuñao, te meto de cabeza en la historia de zombis. No tengo ni idea de cómo montar la trama, así que va a ser todo improvisado, sobre la marcha, para que las sorpresas sean incluso para mí, jaja.
Si quieres llevar arco y flechas, yo te lo concedo; eso sí, no te aseguro que vayas a tener la misma puntería que Daryl Dixon :p
Un abrazo

PD. A ver si con esta foto consigo quitarte ese trauma cardiacolidostico que tienes con REC:

http://40.media.tumblr.com/tumblr_lab7941Ifr1qbr04bo1_540.jpg


Ana Bohemia:

No te preocupes, Ana, casi nadie ve la belleza del mundo zombi. Eso es porque culturalmente estamos programados para asociar la belleza con el orden, con el equilibrio, con el bien, con lo que inspira paz... Pero el que logra romper esa estructura mental también puede encontrar bella una ruinosa mansión, abandonada y polvorienta. De igual manera, una horda de zombis caminando por una solitaria avenida al atardecer puede poner los pelos de punta. Es una finisima linea la que separa unas emociones de otras, te lo aseguro. No te dejes engañar: los zombis son belleza también.

Vale, me imagino la cara que estás poniendo, jaja. De todas formas, con tu comentario has aceptado formar parte de un historia con zombis que quiero escribir proximamente. Te toca ser valiente y luchar como una heroína romántica, Ana ;)


Montse :

Dices que es improbable que un ser agujereado y putrefacto siga estando vivo, y sin embargo en breve vas a tener que aceptar lo evidente, pues te has colado en una historia con zombis maltrechos y carcomidos que tendrán ganas de morderte. Cuídate mucho porque la cosa es seria y no quiero perderte. ¡Ánimo, Montse!
Ah, te ruego que no intentes darles espaguetis a la carbonara; ¡te aseguro que no les gustan!

Carlos:

De momento nos conformaremos con plasmar la historia en negro sobre blanco porque lo de la película... uff, es mucha salsa de tomate la que hace falta y no se me ocurre quién nos financiaría esto.
Cómo puedes decir que no encuentras poesía en este mundo de podredumbre, si eso de que los zombis sean la escoria de los cementerios daría lugar a poemarios míticos!! ¿Te imaginas la belleza de sus andares en endecasílabos?

¿Y si te mirara una zombi silente
y de sus cuencas vacías
y sus podridas encías
naciera una mueca sonriente?

No es la belleza una ciencia exacta
ni debes cerrarte a la emoción
Deja latir tu corazón
También es carne la putrefacta.


Roquito78:

Me encanta verte por aquí, Roquito. Y siendo tan fan de los zombis va a ser muy chulo verte luchar como ese Señor del Bien que eres. La barra de acero te la has autoadjudicado, descuida, y espero verte atravesar muchos cráneos con ella.
Echa un vistazo a esto: xD

https://i.ytimg.com/vi/0GvVbIhKh-M/hqdefault.jpg

PD. ¿Eres fan de los zombis pero no de Virtu? Porque ha parecido que decias eso, jaja

Anónimo dijo...

¡Voto a tal! Lo que nadie había llevado al soneto, lo ha hecho vuesa merced. No cabe sino descubrirse ante su poética percepción gongoriana de la carne. Me descubro, pues.

carlos

JuanRa Diablo dijo...

Ángeles:

Estimada colega de Massachusetts, ¡cuánto me alegra saludarla de nuevo! Guardo muy gratos recuerdos de nuestros experimentos en el MIZ, de aquellas intensas horas anotando parámetros de reacción ante la música clásica aplicada a determinados cerebros sospechosos. O el extraordinario caso de aquella gallina zombi que intentó comerse a un caballo a picotazos hasta que éste le aplastó la cabeza, ¿recuerda? Todavía observo aquellas grabaciones con entusiasmo.

Como seguramente sabrá por la prensa, sigo dando charlas intentando lograr esa “suspensión de la incredulidad”. Hay tanta gente que sigue pensando que el fenómeno zombi es tan solo una invención para el entretenimiento... Qué importante sería que los gobiernos prepararan a los ciudadanos para la tan probable amenaza zombi.

Yo también tengo que felicitarla efusivamente por la publicación de sus acertadísmos ensayos Los muertos guapos y Zombis votantes, y lamento que haya tantos dirigentes políticos que la hayan acusado de provocadora y gamberra. La verdad les duele, querida doctora.

Espero coincidir pronto con usted. Mientras tanto reciba un cordial saludo.

JRD

Pepi :

Qué bueno que te animes, Pepi. A ver si te luces en tu papel. Yo creo que si superaste lo del Hombre Cacahuete, los zombis te van a dar risa :D

Tomás :

Estamos empatados, hermano. Yo tampoco sé lo que vas a hacer tú, jaja. Pero me va a gustar ponerte en apuros :p

A.B :

Y yo que te veo perfectamente luchando contra los zombis como una jabata... Y después cantando tus gestas al piano :D

Nacho :

Ya ves que con un par de charlas has empezado a verle el puntillo guapo a los zombis. Y me alegro mucho. Además has sido el único que has dado por segura su existencia : “los zombis de verdad me dan yuyu” ¡Y a quién no! Mala cosa es perderle el miedo a un zombi (de verdad). O darle la espalda. O bailar el Thriller a su lado. Seamos serios siempre.

Feliz de incluirte en el guión, Nacho. Muy atrevido fui diciendo que será bueno sin tener nada en mente aún.
Por cierto, la mezcla de Romero y Cuerda sería brutal . El primero tiene una peli llamada “El amanecer de los muertos”; no quedaría mal añadirle “...que no es poco” xD
Abrazo y hasta pronto





Anasister:

Sea, sea, sea... (además no podia faltar una gran walkindedista como tú)

María José Olalla:

Yo te concedo ser una zombi guapa (la única en la historia) pero eso solo ocurrirá si te dejas morder. Y tú no quieres ser mordida, ¿verdad? ¿No será mejor empezar vivita y coleando?
Estoy pensando que el que haya una amanecista entre los vivos puede dar mucho color a la historia :D

FRAN:

Tú fiate de las momias, fíate, que si te crees que todas están bien muertas vas listo. Pues no he visto yo pocas momias levantarse y caminar extendiendo los brazos (porque no ven tres en un burro)...

Si quieres puedo darte un personaje arqueólogo, porque había pensado en que fueras un conocedor del lenguaje zombi pero esa posibilidad tan lógica no se la creeria nadie más que yo (y tú)
Bueno, solo te pido que intentes sobrevivir muchos capítulos. No te pongas a leer biografias de faraones sin mirar atrás de vez en cuando.

Nerine:

Well, you have just been accepted in the casting! Congrats!!
You could be an Aussie tourist in Spain. It's a pity to have reached your dream just to find out my country is full of zombies!! :p

A wicked character? Mmmm, let me think about it :p

Carlos:

Gracias, amigo. Pero tápese, que hace frío :)

Holden dijo...

Lo primero es decirte que quiero un papel con personalidad en tu guión, obvio.

Y luego ya decirte que, sin ser yo un apasionado como tú, mi peli preferida es Zombielanda, me gusta que las cosas con zombies tengan un puntito divertido o con sentido del humor. También hay una trilogía de libros de apocalipsis zombie en España (creo que llegaba a salir Matías Prats zombie, si no recuerdo mal) y desde luego, yo también soy pro zombie clásico que ni corre ni piensa ni se muere fácilmente.

JuanRa Diablo dijo...

Pues le pega mucho a una peli de zombis "un macarra de cuidado, pero de esos a los que es inevitable querer" :D
A ver si sale un buen personaje con esas líneas, jaja

Si te gusta el toque de humor también creo que te lo pasarías bien con una peli inglesa que se llama Zombies party (Shaun of the dead) Los supervivientes están acorralados en un pub.

Creo que de esa trilogía me habló nuestra amiga Ángeles, pues la acción empieza en Málaga. La verdad es que me atrae!
Un saludo

hitlodeo dijo...

Estoy aprovechando las vacaciones para leer los post que tengo atrasados y me llama la atención como puedes tener tanta imaginación. No obstante, echo de menos alguna mención a la interminable saga de Resident Evil en este post. Los zombies son productos de laboratorio contagiados por un virus, y manejados por la malvada corporación Umbrella. Con miles de clones de Milla Jovovich. ¿Saldrán zombies como ella en tu relato?

También recuerdo un episodio de los Simpson donde se vuelven zombies todos comiendo Krustyburgers, pero Homer se libra porque los zombies le huelen la cabeza y dicen: ¡No cerebro! y lo dejan en paz. Ja ja ja

Seguiré tu serie

JuanRa Diablo dijo...

Los zombis de mi serie serán bellos, pero con una belleza de esas... cómo lo diría yo... ¡decadente! xD
Me gustan mucho las pelis de zombies, así que haré por ver más de la Jovovich, porque solo ví la primera.

Síguela, sí. Y comenta, comenta... :)

http://www.tellingtalesfilms.com/wp-content/uploads/2015/01/homer-simpson-brain.jpg