9 de junio de 2009

YO LEO


En el habitual periplo por las veredas que conducen a JuanRa Diablo a vuestros blogs, una obligada parada me hizo asomarme al de mi querida amiga MochuELIn.
Nada más entrar, me encontré con que ésta le hacía un guiño al diablo y le retaba a que hablara de libros. (Ella es así de osada). Por suerte, hablar sobre libros es algo que realmente me gusta, pues de haberme pedido que lo hiciera sobre cocina o bricolaje me habría sulfurado bastante.
De todas formas, para dar en las narices a todos aquellos que aún creen que de diablo no tengo nada, me comportaré de forma díscola y vulgar y hablaré de libros pero tal y como me venga en gana y no contestaré a todas las preguntas que MochuELIn me hace. (¡Toma!, más perverso no se puede ser)
.
De joven (de más joven quiero decir) fui un devorador de tebeos, (o comics si lo preferís, pero os aseguro que entonces les llamábamos tebeos). Me compraba aquellas publicaciones de Pulgarcito, Jaimito y DDT y lo pasaba bomba leyendo historietas. No fue hasta mi llegada al instituto, gracias a aquella profesora de Lengua y Literatura que nos obligó a leer en serio, cuando leí mi primera novela.
Empezaba así :
“Las cosas podían haber sucedido de cualquier otra manera y, sin embargo, sucedieron así. Daniel, el Mochuelo, desde el fondo de sus once años, lamentaba el curso de los acontecimientos, aunque lo acatara como una realidad inevitable y fatal”

¿Alguno la ha reconocido? Sí, la primera novela que leí fue El camino, de Miguel Delibes, con ese inolvidable protagonista al que llamaban el Mochuelo (aunque no lo parezca, esto es totalmente casual, MochuELIn)

Más aún que la novela en sí, me gustó la proeza de haber empezado y terminado un libro entero. Me pareció algo de lo que estar orgulloso y la experiencia fue tan positiva que ni corto ni perezoso eché mano de ahorros para ir a comprarme otro inmediatamente. Esta vez lo elegiría yo, sin imposiciones.
Como por aquel entonces desconocía la gran cantidad de clásicos que me hubieran fascinado de haber caído en mis manos y no sabiendo por qué autor decantarme, volví a elegir a Delibes y me compré Las ratas.
Para los que no conozcáis esta novela os diré que el cambio fue como el que experimentaría un niño que después de embelesarse viendo la película de ET el extraterrestre, de Steven Spielberg, quisiera probar con otra del mismo director y se pusiera a ver Salvar al soldado Ryan ...
Brutal.
.
Me impactó enormemente, de tal manera que es muy probable que sea la novela que más me haya impresionado (seguramente no la vería igual en una relectura, pero entonces tenía 14 o 15 años)
Las ratas fue el pistoletazo de salida para una carrera de fondo que duraría hasta la actualidad. Pocas cosas me parecen tan agradables como pasar el tiempo en una librería y curiosear entre los libros hasta decidir cuál será el afortunado que se vendrá conmigo a casa.
Mi afición por la lectura en aquellos primeros años fue tan intensa que me daba igual si el libro no era apropiado para mi edad. Yo lo que quería era leer. Y recuerdo que mi pequeña biblioteca fue creciendo con libros como El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde, La Celestina, de Fernando de Rojas, Colmillo Blanco, de Jack London, El lazarillo de Tormes, El señor de las moscas, de William Golding, La colmena de Camilo José Cela, Cien años de soledad de soledad, de García Márquez…


Además me ocurría que me gustaba leer en los lugares más inverosímiles y escondidos que encontraba: sobre el tejado de mi casa, dentro del coche de mi madre, en el interior de una cueva natural, acomodado entre la hiedra, e incluso debajo de la cama!!
Solía ir siempre andando al Instituto desde mi casa, atravesando campos de cultivo, y por el camino pasaba junto a una higuera alta y frondosa. Recuerdo que un día en que llevaba entre manos un buen libro y no me apetecía acudir a clases, decidí subir a la higuera y me acomodé todo lo que pude en una de sus anchas ramas y allí empecé a leer.

Entonces me percaté de que un agricultor se acercaba y se ponía a trabajar por las cercanías. Como yo me encontraba bien oculto entre las anchas hojas continué leyendo tranquilamente. Pero cuando ya había pasado demasiado tiempo y me apeteció bajar a estirar las piernas, el agricultor seguía por allí. Os parecerá tonto pero no me atreví a descender del árbol, por un lado porque no sabía si el hombre se molestaría por haber subido yo a su higuera y por otro porque había pasado tanto tiempo desde que él había llegado que bajar a aquellas alturas era como decirle que le había estado espiando descaradamente todo ese tiempo. Por si fuera poco, se había puesto a orinar a escasos metros de mí y yo no había hecho el más mínimo ruido. Me había limitado a ser un mudo lechuzo encaramado en el árbol con La Chanca, de Luis Goytisolo entre mis manos. Menos mal que nunca miró hacia arriba y finalmente se marchó.
No lo olvidaré. Bajé casi a la hora de comer, con el culo molido y las piernas dormidas. Pero con otro libro leído.

Con el tiempo llegó a mi puerta el Círculo de lectores. Al principio me negué en redondo a formar parte de ese club de venta de libros, pues lo que a mí realmente me gustaba era pasear por las librerías, pero el agente vendedor fue listísimo y me dijo que me iba a recomendar uno y que hiciera el favor de leerlo y que si sinceramente no me gustaba, él no me molestaría más. Me prestó Océano, de Vázquez Figueroa.
¿Qué si me gustó? En mi biblioteca tengo 40 libros de ese autor del que destaco Tuareg, Anaconda o Marfil.
.

Pero mi autor español favorito es otro canario, Benito Pérez Galdós. Cómo me gustaría escribir como él. Su novela Fortunata y Jacinta es una obra maestra absoluta que disfruté como pocas. He leído 14 novelas más de este prolífico literato al que tanto admiro y todas me parecen excelentes.

Dada mi creciente afición por la lectura, mi padre me regaló un día la colección de los premios Planeta y los Ateneo de Sevilla y ello me permitió conocer a magníficos escritores y escritoras , entre ellos otro de mis favoritos: Torcuato Luca de Tena, cuya novela Pepa Niebla es una de mis predilectas . Interesantísima de principio a fin.

Y paso ya a responder de manera más escueta algunas de las preguntas que me hacía MochuELIn.
.
¿Un libro que me emocionó?: La vida sale al encuentro, de Martín Vigil. Conmovedora y ejemplar historia.
.
¿Un libro que recomendaría?: El Conde de Montecristo, de Alejandro Dumas. Es una aventura apasionante.
.
¿Un libro que me gustaría volver a leer?: La sombra del ciprés es alargada, de Miguel Delibes. Es ésta una novela intachable. Este vallisoletano hace años que, en mi opinión, merece el Premio Nobel de Literatura.
.
Y algunos libros que me han aconsejado con vehemencia pero que yo no he conseguido acabar porque me aburren o me dejan frito son: Memorias de Adriano de Marguerite Yourcenar, Yo, Claudio, de Robert Graves o El nombre de la Rosa, de Umberto Eco.
Ahora, si os apetece, podéis contestar también a todas o algunas de estas preguntas. Que no os importe extenderos. Hablando de libros me pasaría horas…

38 comentarios:

Anónimo dijo...

Alaaaaaaa "la vida sale al encuentro"lo tenía completamente olvidado pero me ha venído de pronto a la memoria un retazo del libro.
-Que desodorante usas?
-Yo? jabón.
mas o menos el dialogo era así.....
Otro libro de la misma época que también me gustó fué "la edad prohibida".
Y que decir de "El otro arbol de Guernica"?con ese lloré y lloré y estoy segura que si lo vuelvo a releer volvería a llorar aunque me lo se de memoria.
Mi primer libro entero fué con 9 años "Cumbres borrascosas" aún sigo enamorada de Heathcliff.......
SAX

cuentosbrujos dijo...

hola diablo
me veo tanto en tu pasado....
Delibes...
cuando describe sus paisajes está en mi pueblo

saludos brujos me encanta tu literatura
saludos

peibol dijo...

He ahí una nueva conexión con las islas afortunadas; desde luego, no puedes negar que tienen "algo" para ti :p

Elisabeth dijo...

ufff lo lei en el instituto al igual q muchos mas,como el quijote jejejejej q tengo q decir q me gustó muchisimo leerlo


besitosss

carlota. dijo...

El nombre de la rosa, fue el primer regalo que me hizo mi marido (cuando eramos novios)Mi primer libro (antes novelas , mi hermana tiene millones de ellas , de corin tellado , jazmin etc... crecimos entre novelas y tebeos)bueno lo que te decia, mi primer libro (gordo ) fue Matar un ruiseños, es mi libro favorito , lo habré leido como unas 6 veces , luego uno que me encantó fue , Lo que el viento se llevó , y bueo tengo uffff no se ni los que tengo , mira cuand era pequeña , más pequeña que ahora ,jeje , me regalaban vestiditospara la Nancy y libros , y ahora el que me conoce si va a regalarme algo ,con un libro acierta.
Sabes cual me ha durado una año largo encima de la mesita de noche? Cien años de soledad , uffff , será muy bueno , pero para mi la verdad no estará entre mis preferidos , ah otro que me lo he leido un montón de veces es Tomates verdes fritos .

Huys que rollazo, besotes diablo.

JuanRa Diablo dijo...

Sax:
Con ese retazo que señalas me hundes en la miseria. ¿Cómo recuerdas algo tan intrascendente?
La edad prohibida de Luca de Tena tiene temática similar pero me quedo con el anterior.
También leí Cumbres borrascosas y me gustó, pero mucho más el que escribió la hermana de la autora, Jane Eyre
Me has picado la curiosidad con El otro árbol de Guernika
Saludos!

cuentosbrujos:
Creo que en adelante te llamaré Brujo a secas pues acabo de descubrir que se te conoce realmente así.
Saludos y gracias
(Delibes, grande, grande)

Peibol:
Ya ves, mi terna de canarios más leídos: Galdós, Vázquez Figueroa y Peibol :D

Elisabeth:
Tengo una asignatura pendiente con El Quijote. A pesar de que considero que es un auténtica maravilla y que me ha hecho incluso reñir, siempre me atasco en determinados pasajes que terminan haciéndome abandonarlo.

carlota:
De rollazo nada. Ya he dicho que me encanta intercambiar impresiones sobre libros.
También disfruté con Matar un ruiseñor y con Tomates verdes fritos Muy buenos cada uno en su estilo y tema.
De Lo que el viento se llevó sólo conozco la película pero no eres la primera que me lo presenta como algo muy bueno.
Pues nada, carlota, regalémosnos libros.

Un beso.

JuanRa Diablo dijo...

Elisabeth:
He querido decir reír, no reñir.

Lillu dijo...

Algún tipo de conexión intergaláctica invisible ha hecho que precisamente hoy yo posteara un vídeo que se llama "Me gusta leer" :D

Dicho esto, entremos en materia (jejeje cómo disfruto!). "El camino" me parece un libro fantástico y en general Delibes me parece una pasada de escritor. De Vázquez Figueroa tengo un buenísimo recuerdo de "Piratas", que tendré que releer en breve porque ya apenas me acuerdo del argumento :/ Tengo una cuenta pendiente con Galdós, del que creo que no he leído nada, al menos que yo recuerde. Entre mis favoritos (que tengo muchos) se encuentra otro que has nombrado: Gabriel García Márquez. Y por cierto, esa colección de Anaya, de la que muestras "El conde de Montecristo" es maravillosa!! Leí muchos de esos libros en mi infancia y juventud, casi todos prestados de la biblioteca municipal.

Lo dicho, me gusta leer :D

saluditos literarios!

Amig@mi@ dijo...

Me quedo con TODOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
uff, cuantos retazos de mi mosaico habeis nombrado entre tus comentaristas y tú. Es increible.
Haré el test, pero como tú. Parte obligada, parte inventada.
Solo un adelanto:
Las ratas mi libro de "iniciación".
Los renglones torcidos de Dios, mi libro de "en trance".
1984 mi libro de madurez
Paulo Coelho, mi autor
Besossss
Besos

Io dijo...

Ahora que estoy desmontando la casa para que la pinten (estoy molida) yo tengo otra pregunta para tí, una que llevo haciéndome desde hace días.

¿De dónde puñeta han salido tantos libros? ¿Y por qué sigo comprando libros si no me he leído ni la mitad de los que tengo? ¿Está tipificado como síndrome, igual que el de Diógenes?

Yo tuve que leerme Las Ratas en el colegio, cuando mis lecturas favoritas eram Los Cinco, Los Siete Secretos, Torres de Malory, Puck, y por supuesto los tebeos que mencionas y alguno más (TioVivo, Pumby, Lily, que era para niñas, je,je,je). Me horrorizó.

Lo último que he leído de Delibes, El Hereje, más que una lectura fue una experiencia vital. Estoy de acuerdo contigo en que deberían darle el Nobel a la voz de ya. De Galdós, lo que más me gusta son los Episodios Nacionales. El Nombre de la Rosa me encantó, y el libro que me gustaría volver a leer es La Montaña Mágica, de Thomas Mann. También la serie de Los Reyes Malditos, de Maurice Druon.

Con Vazquez Figueroa tuve una racha en la que me leí todo lo que caía en mis manos, una época además en la que frecuentaba las Islas Canarias.

No sé, podría estar horas hablando de libros, pero yo creo que ya me he extendido bastante.

La viñeta de Forges es de las mejores que he visto :D

Nos leemos!

Un besazo.

Anónimo dijo...

He tenido la ventaja de que al ser tú mi hermano mayor pudiste empezar antes que yo con esto de la lectura y así recomendarme después todos esos libros que tanto te gustaron, teniendome que ahorrar en muchas ocasiones malas experiencias.
Qué bonito "La vida sale al encuentro"!! aunque cargado de aspectos del pasado transmite una bondad que te hace querer al protagonista y su hermano pequeño con gran intensidad. Recuerdo lo de ducharse con agua fría hasta en invierno, yo quise hacerlo y duré una semana si llega.Alias SAX;¡ qué sorpresa que te gustara a tí también y no hayamos hablado nunca al respecto! "Pepa Niebla" me lo leí en las tardes de verano del 89 al igual que "Los renglones torcidos de Dios"...qué deleite de libros!! "En busca del unicornio" me encantó, al igual que "El futuro fué ayer" que me lo leí en Sevilla y me impulsó a escribirte cartas a lo Hernán Cortés.
Sin excepción todas tus recomendaciones me encantaron, cosa que no sucedió al revés."Sinuhé el egipcio" que tanto me gustó no acabó de convencerte ni tampoco "El Nombre de la rosa", que lo leí en catalán y me enamoré de palabras que nunca había oído como "arraulir-se o esbiaixat"... Tu última recomendación: "Los Gatos" de Charo de Reina,(interesante mujer), tengo ya el libro en mis manos y lo leeré cuando Saúl me deje algo de tiempo libre. Me ha encantado el post de hoy. FRAN.

Fran dijo...

Yo reconozco que no soy muy de leer. Tengo poco tiempo y spy perezoso pero la verdad es que cuando me he lanzado a ello me ha encantado. Me gusta leer sobre todo biografias o libros de historia. De Christian Jacq por ejemplo me he leido unos cuantos. Me encantaría leer más porque se nota luego como, en tu caso, a la hora de escribir.

Txema Rico dijo...

A mi me encanta Azorín en general, describe como nadie el paisaje valenciano y mesetario. Camilo José Cela...de pequeño me devoré todos los de "Los Cinco...", y uno que recomiendo a los adolescentes y que a mi me marcó fue "Corazón". Por supuesto que "El Quijote" no lo leí...sí "El Lazarillo de Tormes" que me encantó...

Anónimo dijo...

Y quién no ha intentado ducharse en agua fría despues de leer el libro? Que levante la mano ajajajaja.
No puedo comentar los libros que me gustan necesitaría todo el espacio del Google para mi sola.
SAX

El extraño desconocido dijo...

Yo Sagitario! jajaja

La verdad es que he leido bastante poco, y ante todo me faltan los clásicos y me sobran los best sellers. Tengo que plantearme el leer más y jugar menos a los bolos :-D

Muy buena la historia de la higuera

Rose dijo...

Iba a salir de puntillas... pero he visto lo de "no te eches atrás" y me ha dado un corte terrible...
Llego a través del blog de Io, y me ha encantado encontrar este escrito sobre tus lecturas... Cualquiera a quién verdaderamente le guste leer se emocionaría con él. Siempre me da un poco de lástima (lástima no es la palabra, pero ahora no me sale la adecuada) la gente que dice que no le gusta leer, y sobre todo la gente que dice que no tiene tiempo para leer. Puede que uno no tenga tiempo para leer todo lo que le gustaría (yo me quejo a menudo de eso), pero a los que nos gusta leer, los que verdaderamente disfrutamos leyendo, sacamos tiempo de debajo de las piedras, y sabemos que cualquier momento es bueno (el baño, el desayuno, los tres minutos de viaje en tren), y cualquier lugar es siempre el mejor (¿¡en las ramas de un árbol!?).
Bueno, volveré otro día...

Anónimo dijo...

Por cierto, "Los renglones torcidos de Dios" le importaría a alguien explicarme el final? Despues de 20 años aún no lo tengo claro............
SAX

JuanRa Diablo dijo...

Lillu:
Al pasar por Lillusion me asombró también la coincidencia. Y ahora que me doy cuenta, tu título me gusta más. Si se me llega a ocurrir... Pero mejor no coincidir en tanto. Sería hasta sospechoso :D

Mira que tengo Figueroas, pero Piratas no está en mi colección por ser más reciente. Yo he leído todas sus primeras novelas.
Anota ahora mismo a Galdós como pendiente. Te lo recomienda tu amigo JuanRa. Ya me contarás.

Saludos, crochetera

Amig@mi@:
Si te gustó Los renglones torcidos de Dios y no conoces Pepa Niebla, te aseguro que te atrapará tanto o más.
Ya me fijaré en tu lista si te animas.

Io:
Uff, uno no sabe lo que tiene metido en casa hasta que ha de desmontarla. Pero es que con los libros... ¡no hay remedio! Aquí llega una Feria y me digo "No, sólo voy a mirar. Tengo muchos por leer. No necesito más. No necesito... Ay, éste sí; sólo éste... y éste"
Aun conservo algún Pumby!! Jeje, qué tiempos.
Nombras unos clásicos como la copa de un pino. Es una lástima que muchos lectores se vuelquen sólo en los best sellers actuales teniendo esos títulos míticos e imprescindibles del pasado.

Besos a tí, lectora-escritora.

Fran:
A mí me ocurrió lo mismo con El futuro fue ayer. Hasta pensando lo hacía a la manera de la literatura epistolar del castellano antiguo.
Algo deben tener las novelas históricas que no se me hacen atractivas. En el caso de El nombre de la rosa me ahogué en la cantidad de datos y notas que había.
Ya, ya hablaremos de Los gatos (que no se enter Io !)

Fran:
(De Fran a Fran y tiro porque me toca)
Le comentaba a mi hermano que precisamente no me atrapan los libros de Historia o las ficciones con telón histórico de fondo; justo lo que a tí más te atrae. Si es que sobre gustos...
El leer, como el comer y el rascar, todo es empezar.
Un saludo para Navarra!

Txema:
Sí, Azorín, que a veces Pichiri nos recuerda a él, ¿eh?
Mis padres leyeron Corazón yendo al colegio. Era lectura diaria de los niños de los años 40 y 50. A mí también me gustó esa novela. La busqué expresamente por leer la historia de Marco, de los Apeninos a los Andes, en ella incluída.

Sax:
Te he conseguido cuatro plazas de garaje y un miniestadio olímpico de Google por si necesitas escribir algo más.
Con esto ya tienes bastante espacio, ¿no?

El extraño desconocido:
Y yo géminis!! jejeje
También es una opción leer libros sobre bolos (no, no, déjalo, no parece divertido)
La historia de la higuera es buena al contarla hoy; en su día fue muy "jodía" ;P

Rose
Cómo me reocija una vista nueva tan agradable y alentadora como la tuya. Claro, del blog de Io no pueden venir nada más que cosas buenas.
Estoy de acuerdo, querer es poder. La prueba está en esas ocasiones en que se tiene un libro entre manos de esos que "enganchan" de verdad, que si no tienes tiempo para leer hasta te lo inventas con tal de abrir esas páginas.
Sí, sí, vuelve otro día, "chica de oro"

Sax:
Dejo tu pregunta flotando en el ciberespacio. Pero si no quieres esperar otros 20 años, prueba a leerlo de nuevo, a ver si lo pillas. Yo tendría que volver a hacerlo.

Anónimo dijo...

Hola SAX: no sé qué no entiendes del final de "Los renglones torcidos de Dios" porque para mí está clarísimo...pero me parecería de mal gusto desvelar el final de un libro o una película por internet ¿no crees? quien quiera saberlo que lo lea y no incurras en el error de desvelar ningún final, que te conozco. FRAN

pichiri dijo...

Cuando vengas por aquí te regalaré un ejemplar de "El Corazón". De niños, en nuestra inmadurez, solemos reirnos de los demás y lloramos por cualquier cosa, muchas veces equivocadamente. En la madurez, despues de comprobar lo dura que puede ser la vida, nos cuesta mas emocionarnos y generalmente nos reimos de nosotros mismos; en la vejez son muy pocas las veces que reimos y casi todo nos hace llorar. Me emociona todo lo escrito, representado o vivido que ensalza los valores humanos, especialmente EL HONOR. He llorado recientemente viendo en un programa de televisión las explicaciones que cierta persona ha dado, al sentirse acosado, "para justificar, por qué llevaba el apellido FRANCO.
Nunca podre considerar una obra de arte, en lo que a literatura se refiere, cuando pueda faltarle o sobrarle algo. Me encantan las obras que me hacen tener los ojos cerrados, mas tiempo que el que necesito para leerlas y cuanto mas sencillas sean la reflexiones mayor puede ser la emoción que me suscitan, sobretodo si el personaje es de la vida real. Ya el Tio Melchor a sus 84 años de edad, cuando al ir a contarme algo tenia que empezar diciendo "Cuando yo era joven... Nunca pudo evitar despues de esa frase, emitir un par de gemidos.

Anónimo dijo...

Hoy que va de lectura, debo confesar al Diablo, que no leo tanto como me gustaría y mucho menos de lo que debiera.Claro que, no tengo higueras que me inviten a hacerlo.
Mi primer gran libro y con solo 13 años,un novelón de dos tomos enormes, que mi abuelo heredó de un amigo y que hoy guardo como "Oro en paño". Gracias a esa novela empece a amar (a las chicas)y a conocer y a amar también, a Andalucía, la describe tan bien.........tanto es así que la primera vez que fui, no me resultó desconocida.
Si me tengo que decantar por un escritor, lo haría por Vicente Blasco Ibañez, perdón ¿debería haber dicho Cervantes?
Un saludo manchego.
Rasanliz

pichiri dijo...

Querido amigo Rosanliz: Lo ideal seria que cada cual aprendiera de sus propias experiencias. La vida es el libro mas real, ayudarse con otras lecturas no es mas que cruzar atajos y aceptar, si queremos, los consejos de otros, teoricamente mas experimentados, nos proponen, pero el hombre, por lo general, acepta el consejo pero no lo practica. En cuanto a Vicente Blasco Ibañez, para mí tambien es uno de mis escritores preferidos, aunque ideologicamente no peguemos ni con cola. Una de las primeras novelas que leí fué Mare Nostrum y me encantó. Las series Cañas y Barro y La Barraca a mi criterio superaron a la propia novela y están llenas de escenas, para mi, de un valor incalculable. No me extraña`por tanto que hayas situado a este autor como tu preferido. Estoy seguro que tambien te gustaria José Maria Pereda.Entre ambos hay un abismo, pero por lo que intuyo en tí te aconsejo Peñas Arriba. No sé por qué apuesto a que te encantará leerla.

Anónimo dijo...

Ya vale, que porque un día saliera del cine diciendo "Al final el barco se hunde"no es para etiquetarme que la pelicula era TITANIC.
Pues nada Fran, me mandas un correo y me lo explicas que dudo si la protagonista AYYYYY QUE NO LO PUEDO DECIR POR AQUÍ.
SAX

El kioskero del antifaz dijo...

Yo siempre he pensado que si un libro es bueno... tarde o temprano lo adaptarán a la gran pantalla. Así que generalmente, me espero a ver la peli ;-)

JuanRa Diablo dijo...

Fran:
Bueno, si alguien quiere desvelar alguna trama o contar algún final, simplemente ha de escribir primero en mayúsculas y en negrita: ATENCIÓN, VOY A PIFIAR EL CONTENIDO DE UN LIBRO (O UNA PELICULA). ATÉNGANSE A LAS CONSECUENCIAS.
(Lo que los anglófonos llaman *SPOILERS*, vamos)

Pichiri:
Cada día lo tengo más claro: el alma de Lope de Vega vagaba sin rumbo por alguna dimensión desconocida. El día que naciste se metió en tu cuerpo ...y hasta hoy.

No hablas tú: habla el Fénix de los ingenios!!!

Dejo aquí el enlace de una entrada tuya, por si alguien quiere leer algo más del tío Melchor.

AQUÍ

Rasanliz:
La sombra de cualquier árbol nos puede servir para disfrutar de un buen libro.
Por cierto, ¿y el título de ese novelón heredado?
Un saludo

Sax:
¿¿QUE AL FINAL SE HUNDE EL TITANIC?? Me acabas de fastidiar la película!!

El kioskero del antifaz:
Ah, pero eso es trampa. ¿Acaso existe director de cine en el mundo capaz de llevar a la gran pantalla las historias personales de tu blog, por ejemplo? Noooo

calata dijo...

Siento desilusionarte Diablo, pero yo soy Leo, jajajaja

Recuerdo unas vacaciones en un campig de Castellón, dónde en una semana me leí cuatro libros, ahora tengo uno a medias, estoy algo perezoso para la lectura, pero es como el comer y el rascar, todo es empezar, un saludo

mochuELIn dijo...

alguien ha dicho mi nombre?¿?, siento el retraso, pero los mochuelos nos perdemos con facilidad y además somos torpecicos en el vuelo.
Qué contar de uno de mis grandes vicios confesables... pero q si no leo un día el dia no cuenta!! que me vereis leyendo etiquetas y prospectos si no hay un libro cerca de mi!!,mi sumum es el principito, luego le sigue alicia en el país de las maravillas, y a partir de ahí la lista se hace eterna. Escribiré un post sobre esto, creo q se lo merece, sobre todo porq leo, desde cuando y qé leo, así como la derivación casi obligatoria de este vicio, la escritura, pero eso lo haré en mi casa. Ahora sólo queda dar las gracias al diablillo por responder, por atender la demanda de este mochuelo con las plumas revueltas, y por supuesto por el honor que consiste encontrarme aquí, en este infierno más que apetecible.

Anónimo dijo...

Hola JuanRa;
Casi por vergüenza, omití el titulo de ese novelón -por grande, más que por su calidad literaria-pero puesto que lo pides ahí va y no me reprocheis nadaaaaaaa.
"Rosa María", novela muy, muy rosa que reune todos los tópicos "tipicos", ambientada como ya dije, en Andalucía, escrita por un tal Mario D´ancona (seudónimo de un escritor , me creo que valenciano)y publicada por fasciculos allá por el año 1929-creo.
Otra confesión al Diablo: pasados los años he intentado varias veces releerla, pero no he podido.
Saludos manchegos
Rasanliz

anasister dijo...

No hay nada más apasionante que tener un buen libros entre manos...De Torcuato me quedo indudablemente con Escrito en las olas....ya sabes que es mi libro favorito.De los leidos recientemente recomendaría Mil soles espléndidos de un autor afgano del que nunca recuerdo su nombre.Otrs que me han encantado son La sonrisa etrusca,la sombra del ciprés es alargada,los buscadores de conchas,flores en el ático(que me costó algún que otro enfado con la mamá poruqe no podía dejarlo ni para comer) y un sinfin de libros más.Ahora quiero empezar con Los hombre que no amaban a las mujeres del que me han hablado estupendamente pero antes terminaré con El diario de un cambiapañales que me está encantando y que sé a cinencia cierta que conmoverá a Samuel cuando dentro de unos años lo lea,poruqe lo más emtrañable de tu escrito es comprobar que tus hijos disfrutan tanto contigo como yo lo hice cuando era tan pequiñita como ellos.Ya comentaremos cuando coincidamos en Petrel las partes en la que me he tronchado de risa.

dijo...

Lo mejor de todos los libros que nombráis es que no hace falta leerlos para hablar de ellos. Apuesto a que en una tertulia literaria no pasaría vergüenza hablando de Delibes, a quien nunca leí ni leeré, pero sí que he leído. Bueno, os dejo, que me llama Corin Tellado.

Paco dijo...

jejje... lo del Quijote es buenisimo. Yo sin haberlo leido estoy harto del Quijote.

saludos

Bichejo dijo...

Jooo, "La vida sale al encuentro", la de años que hace que leí ese libro...lo que pude llorar durante unas 40-50 páginas.

Por cierto, que tengo la misma edición que tú (al igual que la de "Cien años de soledad", novelón maravilloso!!)

Estas vacaciones he leído dos libros que me han gustado, y que dejo como recomendaciones: "Retorno a Brideshead" de Evelyn Waughn (no he visto la serie ni la peli así que no tenía mucha idea de la historia) y "El Hotel New Hampshire" de mi idolatrado John Irving.

Como ves, JuanRa, ya estoy de vuelta a la normalidad (o casi, que el jetlag me tiene un poco atontolinada)

AndyPeCas dijo...

Con tantos libros mencionados, me hicieron acordar al primero que leí cuando descubrí que los Reyes no existían...Tenía entonces seis años y mi madre me había comprado "Mi planta de naranja lima". Fue maravilloso y aun hoy conservo ese ejemplar, ajado, manchado por tantas veces que fue releído.

Gracias por la lista de libros, ya procuraré conseguir algunos d elos que nombras y que no he leído. Y gracias también por haberme acercado a este recuerdo. Un beso.

AndyPeCas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JuanRa Diablo dijo...

calata:
Pues si eres Leo y lees, eres la mar de redundante, jeje.
Esas fiebres de lectura intensiva también las he pasado yo, aunque no sé si con esa increíbe media tuya en aquel camping.

mochuELIn:
No tenía yo prisa porque aparecieras pues sabía que era sólo cuestión de saber esperar.
Conozco, cómo no, El Principito, pero aún no se me ha cruzado en el camino el conejo del reloj en la mano.
Ya sabes que si escribes sobre libros me presentaré por tu casa a husmear. Pero lo haré de todas formas, escribas de lo que escribas.
Gracias por hacer agradable el infierno.

Rasanliz:
Esta curiosidad innata que a veces me reconcome me ha impulsado a indagar acerca de ese autor, pero nada he encontrado salvo que parecen venderse colecciones suyas en internet.
Te creo con lo de la relectura. A veces tenemos algo idealizado en nuestros recuerdos y resultar muy distinto cuando lo volvemos a abarcar pues el momento y el estado anímico han podido cambiar.
Saludos!

Anasister:
Me encanta hablar de libros contigo. Ya me contarás qué tal cuando te sumerjas en Los hombres que no amab... (arf, qué título tan largo) Supongo que ya sabrás que se trata de una trilogía de la que todo el mundo está encantado.

Pero sobre todo me apetece mucho que me comentes ese Diario porque lo pasé muy bien escribiéndolo pero ya apenas lo recuerdo.
Besos.

:
Imposible tratarte de usted con ese nick ;)
No me queda muy clara la intención de tus palabras. Supongo que se puede hablar de libros sin haberlos leído, e incluso dar el pego como gran lector sin serlo. Pero ¿con qué intención? ¿para qué?
La experiencia de la lectura "vivida" no tiene parangón.

Paco:
En realidad ocurre que partimos ya con la predisposición de que es un hueso. Ahí está nuestro fallo.

Bichejo:
Lo primero es darte la bienvenida tras esas vacaciones largamente anunciadas. Todo pasa, ¿eh?
No a todos ha gustado Cien años de soledad, pero dudo que haya alguien que no se emocione con La vida sale al encuentro.
Casualmente también leí Retorno a Brideshead pues me atraen los libros y películas en las que se refleja el refinamiento inglés (¿Has leído Lo que queda del día? Te gustará si no)

AndyPecas:
También tomo yo nota de Mi planta de naranja lima que no conozco y que he oído nombrar en varias ocasiones.
Hasta pronto!

Ángeles dijo...

Pero JuanRa, ¿cómo es que no me has dado nunca el enlace a esta entrada? Es verdad que me sé casi todo lo que cuentas en ella, pero la entrada en sí ¡me la has ocultado!
Menos mal que esta noche (también) estoy en vela y me he venido a tu morada.
Me ha encantado todo lo que cuentas, pero la anécdota de la higuera me parece genial, como de película de Fellini. Y me ha recordado también a El barón rampante de Italo Calvino. Bueno, y un chiste también :-D
Otro día te hablaré de uno de los últimos libros que he leído y que me ha dejado huella. De momento, y en venganza, te oculto la información :-P

Sigo de paseo por aquí.

JuanRa Diablo dijo...

Ángeles:

¿Ocultarte yo una entrada que habla de libros, precisamente a ti? ¡Jamás! Jajaja
Lo que ocurre es que apenas la recordaba, aunque, de haberla recordado, creo que habría pensado que ya la conocías.

Oye, toma nota para contarme en correo el chiste del que hablas, así como todo sobre ese libro tan especial.

A mi me hizo mucha gracia esto:

- ¿Me quieres?
- ¡Mucho!
- ¿Más que a tus libros?
- No me presiones

Ángeles dijo...

Me encanta! :-D Es el chiste perfecto para los bibliófilos y los bibliómanos, ja, ja.
Yo te contaré el de la higuera, pero sí, será en un mail porque es larguillo.
Pero no me presiones, ¿eh? xDD