17 de septiembre de 2009

EL DIABLO EN BARRANQUILLA (IV)


Cuando rememoro nuestra estancia en Barranquilla, un lugar me viene a menudo a la mente por lo mucho que me impactó: el mercado.


. En los alrededores de la iglesia de San Nicolás , primitiva construcción a partir de la cual nació la ciudad, se extiende, durante interminables y laberínticas calles, un gigantesco y exótico lugar que excita todos los sentidos.


Una explosiva amalgama de colores, aromas, sonidos, bullicio, música, calor… Rústicos expositores sobre los que los vendedores extienden todo tipo de mercancías: carne, fruta, verduras, legumbres, especias, ropa, juguetes…

... pescado...

... flores ... ...embutidos...

...caracoles de enorme tamaño.
De ellos se extrae su baba
para uso cosmético.

Vivos colores, mires por donde mires.

Ana en uno de los muchos callejones del mercado.
San Nicolás.
Comedores en el mercado.

video

Siempre al ritmo de la música.
.
Fue una mañana de mucho caminar en la que observábamos todo con los ojos bien abiertos, fascinados ante un mundo tan caótico y atractivo a la vez. En muchos sentidos nos parecía estar en un mercado de Nueva Delhi, pues personas, animales y vehículos se mezclaban contínuamente como si esa fuera la manera natural de coexistir.
.
Recuerdo especialmente a una predicadora con un micrófono en la mano, gritando a pleno pulmón versículos de la Biblia. En un momento dado exclamó:
"... para no caer en el pecado, porque el Diablo está aquí, el Diablo está entre nosotros"
Y por unos instantes de confusión pensé: "¡Vaya, por Dios! ¿Cómo se ha enterado?"
.
La jornada terminó con un delicioso refresco: agua de cocos fríos bebida a través de un orificio en la cáscara.
Después de todo aquello, nos esperaba el placentero refugio de cada día: el patio de la casa de mi padre.
.
Situado al fondo de la misma y cubierto en gran parte por un enorme mango que le brinda sombra y frescor, el patio fue siempre nuestro punto de reunión en los desayunos, las comidas y las cenas, pero también el lugar donde charlábamos sobre cualquier cosa, planeábamos las excursiones y jugábamos con Valery al ajedrez y otros juegos de mesa. Un lugar tan agradable que yo lo consideraba un oasis de paz aislado del maremágnum exterior.
.
Además en aquel patio siempre había alguna visita.
.
- En todo el tiempo que llevamos viviendo aquí, - nos decía nuestro padre - Milena y yo jamás hemos comido solos.
.
Y es que podríamos decir que aquel lugar tenía un magnetismo especial que atraía a familiares, vecinos y amigos, y mis hermanos y yo disfrutábamos de ser espectadores en un escenario en el que iban asomando lo que Fran y yo denominamos “ actrices de reparto”, cada cual con su peculiar personalidad.
.
Me gustaba la forma de mirar de Gabriela, la mujer que venía a limpiar y ayudar en la cocina, cargada de sensualidad y picardía.
Me divertía el acento de Dolly, que se dedicaba a vender boletos por las casas para hacer rifas. Cuando por cualquier motivo se alteraba, la entonación de su voz experimentaba tales altibajos que parecía que su garganta se hubiera convertido en un instrumento musical.
Era divertidísimo escuchar los tira y afloja verbales entre mi padre y Deyanira, una chica seria y muy religiosa que leía la Biblia y vestía con largas faldas.
.
- Ay, señor Juan – le decía intentando mostrarse severa pero sin conseguirlo – usted no tiene salvación. Irá al infierno de cabeza.
.
Nos llamaba poderosamente la atención la belleza salvaje de Lady, de piel oscurísima y brillante sonrisa y su alocada forma de posar parodiando a una estrella de cine loca y superficial. O la penetrante mirada de Wendy de abundante melena negra y brillante.
.
Y es que si en algo llegamos a estar de acuerdo los cuatro hermanos es que la gran mayoría de las mujeres que vimos en Barranquilla eran realmente hermosas. A la vista estaba que la mezcla de la raza negra, mulata e india debe ser perfecta para conferir esos rasgos tan llamativos. Como decía mi hermana : “¡Qué barbaridad! Aquí la que no es guapa, es guapísima
.
Y no fueron pocas las chicas que llegamos a conocer dado que, desde antes de nuestra llegada, nuestro padre y Milena tenían planeado hacer una fiesta para celebrar el cumpleaños de Fran que caía en esa semana y llegado el día el patio se adornó con globos, del árbol se colgó una piñata, se prepararon viandas y bebidas y el recinto se llenó de mujeres de todas las edades dispuestas a bailar y divertirse al son de la música (por suerte esta vez el volumen lo podía controlar yo)
.
Ni que decir tiene que Fran tuvo la fiesta más femenina y alocada de su vida (allí no fue invitado ni un solo hombre y ellas, al compás de los vallenatos, hacían vibrar sus caderas y aullaban como lobas mirando a la luna)
Mi hermana aprovechó ese espectáculo tan festivo y poco común para hacernos mil y una fotos entre tanta mujer ... y además bailando!, algo tan inusual en los hermanos Cabrera.
.

18 comentarios:

March La Cinefila Desconocida dijo...

Wow! ¿Soy la primera? esta tiene que ser la primera vez que me pasa en tu blog! Waoh, que honor!

Una de las cosas que más me gusta de mi cultura latina es la experiencia holística de un mercado. Entre olores, sabores, texturas y sonidos se encuentra el alma verdadera de un pueblo.

Y no hay nada mejor que bailar mambo o algún son latino con un tequilin en la mano.

¿A poco no las latinas somos waperrimas? :P

Abrazos!

Cris dijo...

JuanRa, pedazo viaje te has marcado eh????? Me he quedado alucinada con los MEGA-CARACOLES.... que asco comerlos, no???? uf .... Felicitarte por tu comentario y las fotografías, decirte que la baba se me cae a mí por ver lo que he visto, y por último (y no menos importante) comentarte, que la ventana que me regalaste está desde hoy expuesta en el blog http://finestres-ventanas.blogspot.com/ Muchísimas gracias por tu colaboración, lo único que no sé es la ubicación de "tu ventana".... Si me quieres dar el nombre de la población con gusto lo añadiré.... Un beso y hasta pronto!! :)

peibol dijo...

Los sitios caóticos tienen una belleza y encanto especial, y si les quitáramos el componente destartalado que tanto nos choca, seguramente perderían muchímo encanto. Todo el que viaja a las regiones más humildes de los distintos continentes, vuelve sorprendido del contraste y la falta de organización imperante, pero nunca he oído a nadie decir que le cause rechazo. Eso sí, lo de vender el pescado al sol (algo que vi en Chinatown) siempre me tirará hacia atrás :s.

Intuyo que los aros que hay en torno a las torres de San Nicolás, son algo circunstancial que responde a reformas, pero creo que le dan un aire muy sofisticado. Viendo la foto en pequeño, ¿no te parece la perfecta fusión entre el pasado y un edificio futurista?

Sabes que considero la piel morena lo más bonito del mundo, y si encima se remata con una sonrisa profident y unos ojos grandes, apaga y vámonos :D

¿Habrá video de los hermanos Diablo bailando?

Un abrazo


PD. La próxima vez ponte un sombrero pa esconder los cuernos, que aunque tengas pelo te delatan :p

Txema Rico dijo...

Ay Juanra, Juanra...en periodismo decimos..."no dejes que la verdad te estropee un buen reportaje..."
ja ja ja. Te has convertido en un buen periodista-redactor-cronista del viaje a Colombia, un gran viaje sí señor!!!!

Saludos. "colega"..jajaja

Anónimo dijo...

Desde luego a éste paso no sé donde vamos a llegar con los hermanos Cabrera. No me imagino al diablo bailando entre esas bellezas exóticas, igual en la próxima entrega nos soprendes disfrazado de no se sabe qué.
Lo del patio del mango me gusta, seguro que en concreto ese rincón donde se ha fundido todo vuestro cariño familiar lo guardas en tu memoria para mucho tiempo.
Lo de fundirse me suena a fuego y a infierno, hay que ver como nos metes en tu terreno querido diablo.
Aquí en el trabajo te echamos de menos.
Un saludo. Remolina.

anasister dijo...

Si el diablo no se lanza a poner algún vídeo de aquella fiesta..que los hay...ya os cuento yo que los 3 hermanos no dejaron de bailar,algo que no es lo habitual en ellos.Me llamó muchismo la atención cuando Fran rompió la piñata,la explosión que se generó con todas esas chicas lánzandose por los suelos, mientras reían y gritaban,arramblando con todo como si su vida dependiese de ello.QUE LOCURA..fue muy divertido.Un cumpleaños que pasará al recuerdo de todos los que lo vivimos.

Anónimo dijo...

Buen relato Diablo, solo unos dias allí y ya intuian tu presencia.
Y el diablo os tentó -menos mal que estaba el padre de por medio- en esa magnifica fiesta de cumple de Fran.
En estos momentos no sabría con que quedarme si con la fiesta rodeado de...... o con el paseo por el mercado.
Ya estas viendo que los seguidores queremos ver a los Cabrera bailando, no te cortes, haznos ese regalo, uno más de todas las cosas que nos has traido de ese fantastico viaje.
Un saludo manchego.
Rasanliz

JuanRa Diablo dijo...

March:
Wapérrimas por fuera y por dentro. No lo creo, lo afirmo!!
Una cosa sí te corrijo: no hay nada mejor que saber bailar para bailar lo que te echen.

Un abrazo

Cris:
No sé si esos caracoles se comerían también. Desde luego el famoso arroz con caracoles sería en este caso caracol con arroz. Eso sí es un cuerpo serrano! :P

Ya me he pasado por tu blog para asomarme por mi/tu ventana.
Gracias!!

Peibol:
Se supone que el pescado sería muy fresco pero cuando pasaban unas cuantas horas a pleno sol, el aroma cobraba cuerpo :S

Yo pensé exactamente lo mismo cuando ví la iglesia desde lejos
"Pero qué modernidad!! Si parece del futuro!!"
Al acercarnos comprobé que se trataba de los andamios más artísticos que he visto en mi vida. Yo hasta los dejaría así :D

La respuesta a si se verá ese video por aquí es bien fácil: NI DE COÑA!

Un abrazo y hasta pronto, pastor! ;)

Txema Rico:
Gracias, gracias. No todo iba a ser informar a loh pensionistah... jejeje.

Remolina:
Ni yo mismo me imaginaba bailando vallenatos en Colombia pero así fue: caí en la tentación. (Es que no sirvo ni para Diablo!):)

Venga, ánimo, que en dos patadas vuelvo al CEAM.

Anasister:
El video de la piñata sí que podría ponerlo: locas como mujeres en las rebajas! Como para haber intentado coger algo: te despellejan vivo!!

Rasanliz:
¿Menos mal que estaba el padre de por medio? No, no, todo fue a causa de estar el de por medio, que toda tentación y pecado vino de sus gestiones, que para eso es el Diablo Mayor!! :D

Voy a tener que hacer una subasta y el que más puje por el video de los Cabrera bailando se lo envío.

Un abrazo

Amig@mi@ dijo...

Me encantaron los caracolessss, son especiales de veras.
Y de las mujeres... porque ibas con la tuya, que si no pienso mal.
Es broma, tan broma como cierto que la mezcla de razas marca el exotismo.
Un besazo para Ana también que está guapísima de pie en el mercado

Bichejo dijo...

Lo de los caracoles me ha impactado!!!

Qué bien cuentas las cosas, jodío, que parece que hemos estado allí contigo...de hecho y gracias a mis locos horarios de sueño, te he encontrado por el msn estando tú por allí, que es algo que me ha encantado!!!

Anónimo dijo...

Hola juan ¿como estas?Imagimate que todas las fotos que me guardaste en la computadora y los videos se me han desaparecido no se como ha podido pasar,pues no tengo nada, ni a mi correo me deja entrar.Un fuerte abrazo MILENA

mochuELIn dijo...

Todos los mercados tienen algo especial, pero hay sitios donde son... extraordinarios, me has transportado a algunos bastante exóticos en los que comprar se me pasó porque no hacia más que mirar.
Finalmente te pillaron, el diablo está aquíiii, jajaja!!, las mujeres son todas guapas si son miradas con los ojos de la bondad, pero estas son guapísimas, me imagino que la fiesta sería realmente divertida, dado que además controlabas el sonido, jojojo, que desastre estás hecho!! quiero más, más y más!

Tercera Opinión dijo...

Hola Juanra, me ha encantado el post, pero sobretodo las fotos, dicen tanto.

Impresionantes.

Un gran abrazo.

Angus dijo...

Fascinantes fotografías... me encanta tu blog y ésta entrada en particular me ha resultado impresionante.

JuanRa Diablo dijo...

Amig@mi@:
Lo cierto es que mi mujer se quedó en España, pero espero que sigas sin pensar mal :P
El piropo se lo haré saber a Ana, que eas cosas siempre caen muy bien.
Un beso.

Bichejo:
Me ha gustado eso de "jodío". Como dice mi mujer, más jodío que hermoso" :)
Es verdad, con esto de internet parece que no haya distancias, porque me asomé por tu casa.

Milena:
¿Habéis encontrado las fotos? Pienso que deben estar por algún lado, pero en el peor de los casos las tengo todas y podría enviártelas si quieres.
¿Llegaste a ver la foto de Valery de sirena?
Ya me contarás.
Un beso.

mochuELIn:
Ya debes saber de sobra que vendrás derechita al infierno por ser tan mala, pero por ser tú te reservaré la caldera más amplia, para que el agua tarde más en hervir. :P
Un beso.

Tercera opinión:
Gracias Eloy. Me alegra que te hayan gustado, tanto como verte por aquí.
Un abrazo.

Angus:
Muchas gracias y bienvenido! Con semejantes halagos te abro todas las puertas. :D

Anónimo dijo...

Hola Juan todavia no las he encontrado y tampoco he visto la foto de valery de sirenita,si las llego a encontrar ya te avisare.
RECUERDOS a tús hermanos. un beso MILENA

Io dijo...

De modo que te han fichado nada más pisar tierras colombianas. El Gran Hermano nos vigila...

El mercado es como para perderse... de gusto. Si resulta que hasta tienen embutidos, y vosotros traficando con productos de Jabugo.

Oye, que yo os quiero ver bailando, que ahí tiene que haber un vídeo y mucho me temo que estés esperando a que suba la cotización en youtube.

Lo de las visitas no me extraña nada. Un hotel se lleva en la sangre, a cualquier lugar del mundo, y el hotel Cabrerator no podía ser menos. Aunque eso de que a la casa de tu padre sólo acudan mujeres...

No comment :)

Besos!

calata dijo...

Asi que no sabías bailar, pájaro, yo creo que el diablo sabe de todo, además te calaron rápido "esta entre nosotros" jajaja, me alegro por todo, un abrazo