27 de septiembre de 2011

LOS DIABLOS DE OPORTO


(Este es el famoso juego que nació aquí)
A los viajeros que más pronto o más tarde se dirijan a Portugal, tengo algunas propuestas que hacerles:
Si tienen previsto visitar Lisboa, les invito a la aventura de cazar diablos en aquella ciudad. Mireia, de Blanes, ya montó el juego allí.
Si el destino es Oporto, hoy, el Loco de la famila bloguera, nos trae su particular periplo escondiendo nuevos diablos.

Advierto a todos aquellos que huyen despavoridos y hasta se tiran por el balcón cuando ven una entrada larga, que ésta lo es por la gran cantidad de fotos, pero no tiene tanto texto, pardiez!¡No me sean cobardes!
Bueno, paso conexión con A Coruña y el mensaje de Loco:

Hola JuanRa;

Una vez que la normalidad vuelve a la vida de uno, te mando la crónica de mi visita a Porto y su consiguiente juego del Cazadiablos. He escondido en total 6 diablos, y permíteme la libertad en este juego tuyo, de hacer un extra-Diablo. La apariencia de los diablos corrientes es la siguiente:
Y como el juego consiste en cazarlos, firmarlos y volver a ponerlos en su sitio, la parte de atrás luce tal que así:

Y como nadie se los puede llevar, he creado este Diablo extra. Y aunque luego digo dónde está, no será tan fácil conseguirlo (o sí, vete tú a saber)

Empecemos.
Diablo 1
Localización: Torre de los Clérigos

La Torre de los Clérigos es el edificio más alto de Porto. Desde el campanario de la torre se tiene una vista espectacular de toda la ciudad. Para localizar el Diablo hay que pagar 3€ de rigor. Pero merece la pena por las vistas.

Una vez dentro, y subiendo en espiral, se hace un descanso en el tercer piso (tercer piso es un decir porque no hay descansillos). Nos referiremos al tercer piso, como a la tercera ventana de rejas que hay.
En esa tercera ventana que no sale en la foto (me di cuenta al llegar al hotel de que no se veía ventana, pero no iba a volver a pagar 3€ para sacar foto de la misma, patoso que es uno), hay una grieta (la única). Se requiere pinza para sacarlo porque es algo complicado.

Diablo II
Localización: Plaza del Infante D. Henrique el Navegante.
Esta plaza está enfrente del Palacio de la Bolsa. En medio está el monumento del Infante señalando las nuevas tierras con la bola del mundo a su lado.
En cada uno de los extremos hay dos estatuas que hacen alegoría a la conquista de Ceuta. A nosotros nos interesa la que está detrás del grupo escultórico. Ahí está el Diablo (y también se necesitan pinzas).
N.T.: un grupo de portuenses me vieron meter el papel y luego intentaron quitarlo, por suerte, sin éxito.

Diablo III
Localización: Palacio de Cristal.

Este palacio (copia del Crystal Palace de Londres) se construyó en el siglo XIX para albergar ferias industriales y agrícolas en Porto. Además cuenta con un jardín botánico que lo hace único en Europa con una gran variedad de árboles, plantas y flores.
En el medio de este parque encontramos un grupo escultórico comprendido por 4 estatuas femeninas que representan el paso del tiempo en las 4 estaciones del año. Nuestro tercer Diablo se encuentra, como no, en la estatua dedicada al verano (y también se necesitan pinzas para sacarlo)


Diablo IV
Localización: Jardines del Museo Serralves.

El cuarto Diablo está en esta institución cultural que consta de un museo de arte contemporáneo y unos espectaculares jardines de casi 20 hectáreas, donde encontramos una gran variedad de plantas y árboles, un lago, establos para animales y hasta una pequeña granja apiaria (de abejas de toda la vida), combinado con una serie de esculturas de artistas portugueses que hacen de estos jardines algo muy especial. Merece la pena pagar los 3€ de rigor para pasar la tarde merendando, leyendo un libro o simplemente para pasear por los diferentes circuitos del mismo.
Para localizar el Diablo hay que dirigirse a los jardines principales del museo, es decir, estos:

Una vez en ellos, nos metemos debajo de las escaleras entrando por la puerta de la izquierda y buscamos la tercera columna. Allí hay una pequeña grieta. En esa grieta tenemos nuestro premio. Y para no variar, pinzas requeridas. (Es que no todo iba a ser tan fácil)


Diablo V.
Localización: Catacumbas de la Iglesia de San Francisco.

Esta iglesia situada al lado del Palacio de la Bolsa, es una de las más importantes de Porto. Construida a principios del siglo XVII y de estilo gótico, lo más destacable de la iglesia es su interior decorado con madera dorada y unas tallas de madera muy logradas. De entre todas ellas destacaría ‘El árbol de Jesús’ (tirar de la wiki, ya que estaba prohibido hacer fotos o vídeos).

Fuera de la iglesia se encuentran las catacumbas y es allí donde encontraremos nuestro próximo Diablo. Pagamos 3€ y bajamos al sótano 2 (como en los garajes). Allí nos encontraremos a mano derecha con esta composición artística (por llamarla de alguna manera):

Una vez delante de esta especie de púlpito, nos vamos a la ventana de la izquierda y allí, en la única grieta que hay, se encuentra el Diablo. He de decir que aquí me jugué la vida porque había cámaras de seguridad. No sé si me vieron meter el Diablo, pero yo salí sin problema ninguno.

Diablo VI.
Localización: Catedral Sé do Porto.
Esta impresionante catedral es de lo mejorcito de Porto. De estilo gótico y construida a caballo entre el siglo XII y XIII, está situada en el mismo corazón histórico de la ciudad.
Una cosa a destacar son los 3 órganos que posee la iglesia. Los cuales pudimos escuchar los allí presentes debido a una boda de unos particulares. A parte de la catedral podemos disfrutas del Claustro de los Monjes. Un patio interno con toques árabes y con una amplia red de capillas y salas de museos que hacen de este complejo arquitectónico una visita obligada.

Una vez pagados los 3€ para entrar en el Claustro nos dirigimos a la capilla de San Juan Evangelista. Una vez dentro buscamos el sepulcro y el diablo lo encontramos en la misma tumba dedicada al apóstol (un sacrilegio vamos) Para localizarlo, buscar una de las grietas que hay en la última piedra que sustenta dicha tumba.

Diablo Extra.
Localización: Librería Lelho e Irmao.
Se podría decir que este local, más que una librería es una obra de arte. Sólo con entrar ya sabes por qué J.K. Rowling la eligió para que saliera en la saga Harry Potter (la creadora del mago juvenil se enamoró de ella durante su estancia en Porto y ¡no me extraña!). Lo más impactante es el tejado de madera repujada y una escalera de lo más divertida (es como de forma de cadena de ADN). Lo malo que es estaba prohibido hacer fotos o vídeos de lugar. Estaban los dueños vigilando que nadie lo hiciera y de vez en cuando gritando eso de ‘NO FOTOS; PLEASE’. Dejo una foto de internet:


El caso es que tenía idea de esconder uno aquí, pero al no poder hacer fotos se me ocurrió esconder un diablo dentro de un libro para que se lo llevara el que se lo comprara. Y eso fue lo que hice.

Para localizar el libro subir a la segunda planta y buscar la sección de saldo (está al lado de la ventana del piso superior). A favor del juego he de decir que, después de ver a un turista usar el ingenio para sacar fotos (llevaba la cámara en un periódico e hizo fotos a diestro y siniestro) hice lo mismo y saque una foto del lugar donde dejé el diablo (y digo una, porque entre mi mala coordinación y el ruido de mi cámara, no daba yo el cante ni nada...)


Este es el lugar. El Diablo está es uno de esos libros (y no son pocos). Pero para hacerlo un poco más fácil, he de decir que el libro en cuestión tiene una palabra en común con el blog en la que está escrita esta entrada.

¡Suerte a todos y buena caza de los diablos!

P.D.1: En mi defensa he de decir que la idea de esconder la mayoría de los diablos en lugares sagrados, no es intencionado. Y que conste que el viaje que hice fue de placer no espiritual, aunque pueda parecer lo contrario.
¡Amos, con lo pagano que es uno!

Loco
Porto, julio de 2011.
**********************************************

¡GRACIAS, LOCO! Has ganado muchas papeletas para a mellor caldeira do inferno.

19 comentarios:

Misaoshi dijo...

Quiero ir a esa librería!

Madre mía, nos van a conquistar a papelazos xD

Juanjo dijo...

No sabia nada de este juego y me ha parecido sensacional...desgraciadamente no voy a ir en breve a Oporto
Un abrazo

Lillu dijo...

Joer, este juego se está poniendo muy profesional y concienzudo! XDD A este paso acabarán sacando un libro: "El arte de esconder Diablos: nociones básicas". Me lo tendré que pillar, por supuesto, que sino no tendré ni idea cuando por fin me toque esconder alguno... o encontrarlo! jaja.

Suerte a los que viajen a Oporto!

saluditos

Amig@mi@ dijo...

Cuántos recuerdos de mis disblejos en Praga. Y lo que disfruté...
Un abrazo

RNT dijo...

Entiendo que este Loco también es coruñés... A mi Oporto me pilla cerca...

H@n dijo...

CORAGE MAXIMOOOOOOO!!!

TENG UNA FOTO EN LA ESTATUA DEL PARQUE SERRALVES, HCIENDO EL MONO CON LA MISMA POSTURA! SI PARECE QUE ESTE MIRANDO LA NOTA!!!!!!

Por unas semanas, Loco! Por unas semanas no pudimos darles caza Zorro y yo!!!!

buaaaaa =____(

hitlodeo dijo...

La gran aventura de los diablos continúa.
Por cierto acabo de recordar que te debo un correo.
¿Qué será?

JuanRa Diablo dijo...

misaoshi:

Ponte a la cola que yo entro primero :P

Juanjo:

El jueguecito de marras se va expandiendo como un virus otoñal. ¡Ya está en 14 ciudades!

Lillu:

Sí, Lillu, además hará falta que contenga un CD Rom con ejemplos prácticos del buen disimulo, y una garantía que reduzca posibles multas en las aventuras. ¡Que nunca se sabe! xD

Amig@mi@:

Tu diablejo debe estar hasta el gorro de tanto paseo de los apóstoles!! ¡Que lo rescate alguien! xDD

RNT:

Sí, un loco coruñés, lo cual no quiere decir que todos lo seáis.

¿O sí? :P

H@n:

Cuando vi la entrada de Zorro tambien pensé ¡Croquetas! ¡Se largan sin esta información!
Con lo expertos que sois ya en estas aventuras...
Ciao Primavera ;)

hitlodeo:

??? Oye, que la curiosidad mató al gato, y después puso ansioso al diablo.
Ya tardas :D

Lucy dijo...

qué emocióoonnn ojalá que alguien compre el libro y que nos cuentee!!!! :)

Loco dijo...

Pues muchas gracias por dedicar unas páginas de tu blog a este humilde servidor.

Espero que haya gustado la entrada a la familia virtual. Animo a todos a participar en este 'endiablado juego' porque es de lo más divertido hacer los diablos, escoger los lugares más adecuados y esconderlos.
Y si alguno va a Porto que encuentre y firme para que me acompañe una vida eterna en el infierno. Yo llevaré empanadas, ribeiros y marisco.

Y H@n, siento tanto no haber mandado antes la entrada a JuanRa que me dan ganas de pagarte otro billete de vuelta a Porto. Pero como sé que te ha enamorado la ciudad (como lo ha hecho conmigo), seguro que vuelves.

Gracias de nuevo.

P.D.: ya pensando en el próximo viaje para volver a repetir la experiencia.

Ángeles dijo...

Ay, qué rabia, yo tenía muchas ganas de ir a la librería de Oporto, pero si no se puede hacer fotos, ya me da más pereza.
Donde quizá si vaya próximamente es a Lisboa, así que me apunto los escondites lisboetas a ver si cazo alguno.
Saluditos.

Mariluz dijo...

Vaya con el loco, qué manera de esconder diablillos...
Yo no encontré ningún diablo en Oporto; lo que sí encontré fueron rincones maravillosos dignos de ver (y fotografiar).
Si alguna vez vuelvo, echaré un vistazo a esos rincones, a ver si siguen por allí los diablillos :-)

Un abrazo!

O SuSo dijo...

Pues justo estaba yo pensando en hacerme una escapada a Porto, y puede que bajar hasta Lisboa a pasear mi otoño...un motivo más, si me arranco algún diablo (o diablesa) buscaré. La librería es una pasada, no sabes hacia donde ver, una delicia perderse por allí y callejear estas dos ciudades...
gracias por dar otro motivo.

Abraços.

Anónimo dijo...

Una aclaración broder, está en 15 ciudades todas las que has publicado y la de Tunez

JuanRa Diablo dijo...

Lucy:

Bueno, es que si alguien compra ese libro con diablo dentro y viene a contarmelo... ya me puedo retirar!! xD

Loco:

Seguro que fue divertido, todos los que habéis participado coincidís en eso.
Jejeje, qué poco tenebroso empieza a ser el infierno con esa propuesta de bajarte productos gallegos :P

Gracias a ti, humilde servidor xDD

Ángeles:

¡A ver si lo logras! ¡Me encantaría!

PD. No permiten fotos, pero de pintura no dicen nada. Llévate un caballete y la retratas al óleo :)

Mariluz

Dí que sí, si vuelves ya tienes "deberes"
Y seguro que más que cazarlos los enfocarías uno por uno :D
Un beso

O Suso:

"Bajar a Lisboa a pasear mi otoño..." pero qué poético que te ha quedado eso :)
Conozco Lisboa pero no Oporto. Estoy por retarte a una carrera a ver quién llega antes.

Saludos, Susinho ;)

Anónima de Sax:

No se te escapa una, ¿eh? :)
En realidad son 17 las ciudades: no he publicado aun los de Alicante y Mónaco.
¡SOS, se me acumulan!

Mae Wom dijo...

Así da gusto...Si es que el diablo se pega una vida..."Alístate! Conocerás mundo!" :P

Pecosa dijo...

¡¡Quiero viajar sólo para esconder diablos, jajajajj!!

Definitivamente, no sé si preferiría una vida en el infierno (¡debe ser total!) o vivir en esa librería (¡debe ser total!). Qué dilema.

JuanRa Diablo dijo...

Mae:

Claro, me pego buena vida porque los otros los esconden por mi, ¿verdad? ¡Pero quienes se divierten son los otros! :S
Un día de estos me voy comprar una mochila, y pies para qué os quiero :)

Pecosa:

Nada, nada, mando colocar una libreria exacta a esa aquí abajo y totalizamos el totalismo. :D

Lucy dijo...

jajajaj es cierto Juan Ra