18 de agosto de 2012

TRANSCURRE AGOSTO

Una inesperada tendinitis en el pie izquierdo me ha obligado a atrasar la expedición a La Magdalena  que tenía prevista para mañana.   
El percance me deja  algo desanimado.   
Ya es algo muy personal este reto que vengo acariciando desde años atrás.  Siento un magnetismo muy fuerte cuando contemplo esa sierra, que hoy parece decirme “Pero hombre, ¿cuándo  vas a venir? Te sigo esperando”

Mientras  reposo  en mi reposo (lo que le faltaba a mi vagancia), busco las mejores sombras para seguir devorando libros.  Aitana, que ya lee todo aquello con lo que tropiezan sus ojos, me acompaña a veces,  y la oigo descifrar las portadas de cada novela.
-         La ca-rre-te-ra.  Ahí dice La Carretera, ¿verdad?
-          Así es  ¡Muy bien!  

Días después…
-          ¡Ah , este es otro!
-          Si.
-          La con-ju-ra de los ne-ci-os… ¿Queé? ¡No entiendo nada!
-          La conjura de los necios. Quiere decir que todos los tontos se ponen de acuerdo.
-          ¿Los tontos? Jajaja. Los tontos, dice.

Más adelante…
-          Be- ni-to Ce-re-no. ¿Benito Cereno? ¿Quién es ese, papá?
-         El capitán de un barco.
-          Pues tiene un nombre muy gracioso. No parece de capitán.

El pasado miércoles festivo decidimos viajar a Guadalest, un pueblo del interior del que me enamoré la primera vez que lo vi.  Apamen y yo hemos estado varias veces allí, pero Samuel y Aitana no lo conocían. 
Como realmente impacta  descubrir  la magia de un pueblecito enclavado en la montaña, entre rocas y pasadizos,  merecía la pena hacer ese viaje por ellos, pese al madrugón y a una carretera con millones de curvas.
Muy cerca de Alcoy  comenzamos  a ascender  lo que yo llamo “la ruta de los Benis”.
-        
 -    Venga, a ver cuántos pueblos que empiecen por Beni encontramos en el camino.

Y así fueron surgiendo uno tras otro.
“¡Benifallim!” “¡Benilloba!” “¡Benasau!” “¡Benifato!” “¡Beniardá!”

Y de repente oigo decir a Aitana: “A ver si sale Benito Cereno, que también empieza por Beni” 

Otro apunte espontáneo que también me hizo reír fue el de Samuel, que tras ver continuos indicadores escritos en valenciano preguntó:
-          ¿En Guatemala se habla valenciano?

Sacar a colación a Guatemala no venía a cuento en absoluto, por lo que enseguida supe qué había querido decir.
-          ¿En Guatemala o en Guadalest?
-          ¡Ah, eso, jeje, que me he confundido!

Estas son algunas fotos de aquel pintoresco lugar que se halla precisamente en la Sierra de Aitana.  (Mi hija terminó creyendo que todos aquellos montes eran suyos)
 Mientras tanto, sigo esperando mi consagración magdalenera.

27 comentarios:

Jan Puerta dijo...

Solo estuve en una ocasión en Guadalest. Pero te aseguro que tengo unas ganas locas por volver.
Un abrazo

O SuSo dijo...

Entré mangado a ver si contabas lo de la magdalena, que estoy ocn toda la intriga, y al final, lesión...bueno por algo será, yo creo que el miercoles me puse a correr por una playa como si estuviera poseido y se me agarrotaron los gemelos, así que reposo.

El pueblo me parece muy chulo, este país está repleto de rincones con una mágia increible, que normalmente sólo aprecian los forasteros.

Tus hijos son geniales, la peque con lo Benito Cereno, que memoria, por cierto, Samuel supongo que sabrá que Duff es la cerveza favorita de Homer Simpson??

Saludos y salud

El Zorrocloco dijo...

Me gusta mucho más "Todos los tontos se ponen de acuerdo" que el título original. Ahora tengo que escribir algo con ese comienzo, aunque sea un blogpost XDD

Cuando H@n se saque el carnet vamos a ir a raptar a ese par de monadas adorables que tienes por retoños. He dicho.

P.D.- ¡Sorpresa! I'm back XD

isaormaza dijo...

Jajajaja ¡Tienes unos hijos geniales. Me pregunto yo a quien habrán salido... ;-D

Yo también fui a Guadalest de niña, en un verano de vacaciones en Elda. ¡Que pueblo más precioso! Y creo recordar que en la subida a Guadalest había una especie de bar-merendero en el que ponían un conejo de monte delicioso, aunque puede que esté mezclando recuerdos. ¿O sería cuando fuimos a las cuevas de Canelobre? Otro sitio genial. ¿Ya has llevado allí a los niños? Y se está muy fresquito jeje

Disfruta del resto de tus vacaciones.

MUACCC

Gamar dijo...

Hermosos lugares pero al parecer en todos se necesitan muy buenas piernas y estado atlético.
Lo que me hace pensar en las buenas piernas de sus mujeres.
Que sigas disfrutando tus vacaciones y a ver si el próximo post es con fotos desde esa cima.

Vix dijo...

que majos esos niños!

estas leyendo la conjura de los necios? ja! yo me lo compré en abril y aun no lo empecé!

Natty dijo...

Que niños más hermosos!!!!!!!!!!!
Reposa harto para que puedas hacer tu expedición!!
=D

Misaoshi dijo...

Me he despollado con el comentario de Benito xDDD

Me encanta tu hija, ¿te lo he dicho antes, verdad? jajajaja adorable.

Tequila Limon y Sal dijo...

Yo estas salidas a pueblos las dejo más para el invierno... ahora aprovechamos más la playa valenciana!

Ana dijo...

Espero que te recuperes pronto de la tendinitis, ¡la magdalena te espera!
Ay, que nenes tan monos tienes, preciosos y listos.
Un abrazo
:)

loquemeahorro dijo...

Benito Pérez Galdós era precisamente, de esa zona ;-)

pd. Ánimo con el reposo del reposo.

Sese dijo...

Pues ánimo con la magdalena, ojo no se te vaya a caducar!!!!!

Y cómo no perdonarle a Samuel el desliz de Guatemala si Trillo tuvo los... de gritar viva Honduras en El Salvador

Qué bien se está de vacaciones, no?

Ángeles dijo...

Qué bonito es Guadalest. ¿O es Guatemala? :-D
Por aquí abajo también hay muchos pueblos que empiezan con Ben- (Benadalid, Benaoján, Benalauría, Benalmádena, Benahavís...), pero el mejor de todos es Benamocarra. ¿A que mola?
También hay unos pocos con Gua-, entre los que destaca Guarromán.

¿Sabías que Cereno, en inglés -bueno, y en italiano- se pronuncia "chereno"?

Sorry lo del pie. Espero que ya estés better.

Loco dijo...

Queda Guadalest apuntado para próxima salida aventurera. Cuando vaya pediré permiso a Aitana para poder entrar en sus montes.

JuanRa Diablo dijo...

¡Hombre, Jan Puerta! Me ha sorprendido que estuvieras una vez en Guadalest, y al mismo tiempo no me extraña nada, siendo como eres todo un trotamundos. :)
Un abrazo

Pues ya ves, O Suso, que en mi caso fue después de una caminata. Dicen que es bueno hacer ejercicio, pero ¿lo sabrá el cuerpo? porque a veces se rebela con alguna monserga de estas.
Samuel no sabía lo de Duff porque apenas sigue esa serie pero ya me encargué yo de decírselo, jeje. Lo de mi hija me hizo mucha gracia precisamente por eso, porque recordara con tanto acierto el título en aquellos momentos.
Gracias, O Suso, un abrazo.

El Zorrocloco:

Pues guárdalo en la carpeta (mental) de Ideas posteables y un día lo sacas a la luz. Hay una variante bastante interesante que dice “Todos los pavos dicen a la de tres”. Guárdala también xDD

¿Sii? ¿¿Rapto verdadero?? Ok, les tendremos repeinaos y con colonia para que os los llevéis, jajaja.

PD. He encontrado fuegos artificiales sin caducar. Ahora sí lo voy a celebrar a lo grande :D

Isaormaza:

Pero qué cercana me resultas nombrando incluso a Elda (otra vez ;))
No te sé decir si sirven conejo por algún merendero, pero por allí se come muy bien (y se hace hambre de tanto pasear). Las Cuevas de Canalobre no las conocen todavía, y sería uno de esos lugares que ya no olvidarían. A mí me llevaron de niño y me impresionaron. Un lugar fresco, vaya que sí. Estos días me hubiera trasladado a vivir allí dentro. ¡¡Ni mi infierno es tan caluroso, aggg!!
Un beso

Gamar:

Ah, otro amigo de la lógica aplicada. ¿Te has fijado que la arquitectura de estos mundos de dios es más bella en sus curvas que en sus rectas? Y esto no lo dicen los libros, pero se ve tan claro…
No sé cuando, pero habrá un post de mi hazaña montera. Ya empieza a hacer mella el orgullo.

Vix:

Ya me contarás qué te parece el tal Ignatius, con su gorra verde atascada, sus cuadernos … ¡y su válvula! A mí me ha divertido el tipo.

Natty:

Haré lo posible, Natty, aunque esos niños tan hermosos no me dejan reposar como a mí me gustaría :p

JuanRa Diablo dijo...

Misaoshi:

Ya ves, si al autor de Benito Cereno le hubieran dicho que muchos años después nos reiríamos con las ocurrencias de una niña y ese nombre… xD ( por cierto, es un personaje que realmente existió)

Sí, jaja, me lo has dicho unas cuantas veces ya.

Tequila, limón y sal:

Como para no aprovecharla… Ese mismo día descendimos hasta la costa y terminamos dándonos un chapuzón en el mar.
Un saludo (me gusta esa combinación de tu nick ;))

Ana:

Sí, lo que me tranquiliza es que me espera. A veces miro por si se ha ido, pero no, sigue ahí xDD
Gracias, Ana.

loque:

Yo pienso lo mismo. Mucho decir que era canario pero su nombre lo delata.
PD. Prefiero el reposo del oso que el descanso del manso. :p

Sese:

Pues es verdad, nadie se libra de meter la pata muy hondo (o a mucha hondura, jajaja)
A menos que se me caduquen las ganas (que no creo), yo p’alante.

Ángeles:

Buena colección de Bens tenemos entre los dos. Deberían ir a concursar por un premio. Si yo fuera inventor de nombres de pueblo inventaría el de Benaverme.
Y otro bien bonito algo más abajo: Benilo de Jotodo.

No tenía ni idea de que ese Cereno fuese Chereno. Ahora tendré que volver a leer todo el libro bien xDD

Pues a estas alturas el pie se mantiene en sus thirteen, con su hache sin hache ;)

Loco:

Te puedo asegurar que no te decepcionará. Claro que para pisar la Sierra de Aitana… No sé, ya veremos si la niña te da el visto bueno. :p





Pecosa dijo...

Como me gusta que nos regales fotos. ¿El agua es realmente de ese color? Qué alucinante, aunque para alucinantes las salidas de tus hijos, que por cierto, están cada vez más guapos. Qué bien les sienta el verano.

A mejorarse de esa tendinitis (¡qué poco oportuna!) y a ver si nos puedes contar próximamente que por fin te has comido la Magdalena de un bocado.

JuanRa Diablo dijo...

Y cómo me gusta a mi que suelas hacer esas maratones por aquí abajo para ponerte al día. ¡Gracias, Pecosa!
Responderé a tus preguntas: Sí, el agua era de ese azul turquesa tan llamativo; la foto del enchufe del post anterior está hecha por mí y a mi mano en la cocina de mi curro :p, y las curiosidades del mundo que leíste son tan tan curiosas que ellas mismas se lavan hasta los oídos, ya ves... ;D
Gracias otra vez :)

Ther dijo...

Precioso Guadalest, ¡pero mis palmeras ilicitanas que no me las toquen!

Lástima que la carreterita de curvas y yo seamos harto incompatibles. Los Benis que nunca se acaban, y mis náuseas que no dan tregua...


vittt dijo...

basta ya de hablar de la magdalena de proust. desde hoy la magdalena del loco. qué recuerdos...

JuanRa Diablo dijo...

Ther: Y bien que puedes presumir de Elche, una ciudad en la que viví varios años tan a gusto (y sin curvas, ¿eh? :p)

Vittt: ¡Sea! Dejémonos de filosofías ¡y tirémonos a magdalenear a lo loco! Pagas tú, ¿no?

Anónimo dijo...

Precisamente hace un par de semanas estuve deambulando por esas carreteras pintorescas con mi "amotico". Es una pasada. Fuí hasta Dénia por la parte de los "Benis" y volví por arriba, por la Vall de Gallinera...una zona realmente espectacular del norte de la provincia de Alicante. Es un tesoro que tenemos los alicantinos a tiro de piedra. DE momento a ningún "hijo de puta" le ha dado por incendiar...Es una excursión que merece mucho la pena....Benialí, Adssubia, Planes, Tollos, Almudáina, etc....
Txema Rico.

JuanRa Diablo dijo...

Buen rendimiento le das al "amotico", Txema :)
Apenas conozco esa zona pero es evidente que tiene muchísimo encanto y me gustaría recorrerla más a fondo.
¿Puedes recordar todos esos nombres sin mirar un mapa? Ya me contarás

Mae Wom dijo...

Jo, tu niño está empezando a dejar de ser un niño y ya apunta maneras de hombrecito! Y tienes una princesa guerrera por hija, que son las que molan.
Viendo esos paisajes solo quiero escaparme de la oficina!!! Buaaaaaaa!!!!

JuanRa Diablo dijo...

Pues no es broma, Mae, mi niño se acuesta y al día siguiente parece otro. Y ella es un peligro porque lo consigue todo con solo mirarme xDD
No llores, gatina, las vacaciones están de nuevo a la vuelta de la esquina :)

hitlodeo dijo...

Precioso Guadalest.
Espero que una tendinitis no te haya hecho abandonar la magdalena.

JuanRa Diablo dijo...

Dichosa tendinitis. Costó en desaparecer. Lo de la Magdalena... ya se verá.