26 de junio de 2013

SAMUEL, SUPER 10

- Mamá, no me lo digas todos los días, - te escucho decir- que ya lo sé. ¡Ni que fuera la primera vez!

De sobra sabes que al terminar las clases has de pasar por el aula de tu hermana,  para recogerla y venir juntos hasta la tienda, con mucho cuidado al cruzar.

- Tienes  razón – te respaldo, satisfecho por el tono en que lo has dicho- ¡que no naciste ayer!

Y  sin embargo, aunque sé que no naciste ayer,  sí me parece que fue anteayer, o la semana pasada como mucho;  esa es la sensación que tengo, de que apenas ha pasado el tiempo. 
Pero lo cierto es que hoy cumples 10 años  y, casi sin darnos cuenta, te has convertido en  un hombrecito. 
De un tiempo a esta parte, y dado que demuestras mucha responsabilidad,  vamos cediendo en concederte mayores libertades, como la de tener llaves de casa o el que  vayas en ocasiones al parque tú solo a jugar con tus amigos, algo que no deja de inquietarnos,  pero que creemos conveniente.
Hay detalles que evidencian que vas madurando, como el que te hayas hecho tan observador en muchos aspectos. Me hiciste mucha gracia viendo la tele el otro día.

- Papá, ese anuncio está mal.
- ¿Cuál? No lo he escuchado.
- Dicen “Calidad y precio cada vez más cerca” ¡No lo entiendo!  Si están cerca, a mucha calidad mucho precio, ¿no?  Yo diría “Calidad y precio cada vez más lejos” Mucha calidad y poco precio.
- Bueno, se sobreentiende que “precio” es “buen precio”
- Pues yo creo que no. El precio puede ser caro o barato. Que digan mejor “Calidad y buen precio cada vez más cerca”

Y la verdad es que no sé si esa afirmación tiene algún fallo o no, pero me agradó  escuchar semejante observación,  y más aún tu forma de explicarte.

Como cada año, me gusta dedicaros a tu hermana y a ti una entrada en vuestro cumpleaños. Esta vez he estado repasando fotos y encuentro dos que me sirven para hacer una divertida comparación.

- A ver, Samuel, métete en el lavabo que te voy a hacer una foto.
- ¿Queeeé? ¿Para qué?
- Tú hazme caso. Ven, yo te ayudo. 

Y otro día… 

- Colócate aquí, junto a Mazinger.
- ¿Y eso?
- Ya lo verás.  Así, muy bien,  ahora tócale la cabeza.

Y una vez colocadas juntas en el ordenador,  pudimos comparar tamaños y reírnos un rato. 

De aquel Samuel que un verano se bañó en un lavabo y cabía perfectamente...
...a este Samuel larguirucho que casi no cabe estirado en la bañera.


Y de aquel entonces, cuando el robot te llegaba por el ombligo…

… a ahora, que solo podría golpearte las rodillas. 

Y Aitana contempla tus fotos de pequeño y suspira:  
“Ay, qué pena que yo no te conociera así…”

Me gusta apreciar  que  crecéis  y percatarme de que os vais haciendo mayores,  aunque en  ese proceso queden atrás etapas insustituibles.  

Me acuerdo, Samuel,  lo a gusto que te venías a pasear conmigo por lugares campestres, y las muchas aventuras que fuimos descubriendo y las historias que te contaba y que con tanto interés seguías. 
Tan pequeño entonces, cogiéndome de la mano.
Hoy te veo poniéndote gomina para peinarte y saliendo contento hacia el parque y me viene a la cabeza aquella canción de ABBA: 

Se me está escapando al crecer,
cómo lograr que se detengan hoy los minutos…

Su gran fantasía cuidaré
y  cuando la voy descubriendo… sigue creciendo.
Se me está escapando;  ya lo sé.


¡¡Diez años ya,  Samuel!! ¿Tú sabes cómo suena eso? ¡¡Felicidades!!



20 de junio de 2013

EN BUSCA DE LA HISTORIA OFICIAL

¿De cuántas formas se puede contar una historia?
 Se me ocurren algunas.

En primera o en tercera persona, por ejemplo.
Como narrador que la ha vivido o  como espectador de lo que vio,  o simplemente como el que desea contar lo que  le contaron.

Se puede fantasear con algo real o ser estricto con una ficción. Y al revés, si sabes de lo que hablo (y que quede claro que yo no lo sé)

Se puede contar en presente o en pasado. En futuro no (salvo si eres un Nostradamus)
Se puede contar con todo lujo de detalles (longanicera) o resumida (sin calorías)

Se podría empezar por el principio o también por el final, haciendo retrocesos hasta el origen, (ese recurso tan utilizado en el cine, cuando después de unos minutos de acción  se oye una voz en off , rotunda, "TRES AÑOS ANTES" y la persona que hemos visto morir vuelve a estar viva y sonriente)

Se podría contar con sentido del humor o más serio que bala.
Se podría contar en la tele, o en la radio, o en la plaza del pueblo... O en un blog...

Pero a qué viene todo esto, os preguntaréis algunos.

Pues a que el otro día encontré en internet una foto antigua de un lugar relacionado conmigo, y deteniéndome a pensar en si merecía la pena contar todo lo que de ella era capaz de extraer, me di cuenta de que no había nada especial en los hechos, y lo dejé pasar.

Sin embargo, la imagen me venía a la cabeza una y otra vez y al final decidí que hablaría sobre ella.
Pero  buscando la manera acertada de hacerlo, no daba con la fórmula. No sabía cómo contar la historia.

Y entonces, como me gusta tanto rizar el rizo, pensé que haría lo nunca visto. Que yo sería el narrador, sí,  pero al final. Que  prefería que primero me contaran algo de esa historia aquellos que nunca la vivieron ni jamás oyeron hablar de ella.

¿Es esto posible? Me atrevo a asegurar que sí.
Desde luego hay una sola versión oficial y verdadera, pero lleva unos días pasando  por  mi imaginación, contorneándose y haciendo muecas,  otra  historia que estoy seguro coincidirá con la de alguno de vosotros.

¡¡Pero a qué viene todo esto!!, os preguntaréis los que hasta ahora no os preguntábais nada.

Va, no más preámbulo, lo mejor es que muestre la foto sin más.



Y ahora os haga unas sencillas  preguntas.

¿Qué lugar es este? ¿Le ponemos un nombre? ¿Qué singular hecho ocurrió en su interior?
Y la pregunta final, ¿por qué lo derribaron?


Hasta pronto.

13 de junio de 2013

ESA OSCURA Y DULCE AMIGA

Tengo una compañera en el trabajo que se pasa las horas sin hacer nada. Y cuando digo nada, quiero decir ab-so-lu-ta-men-te nada. 

A menudo la veo  dormitando  al sol, dejándose llevar por una pereza desmesurada, y  tan ajena a todo lo que ocurre a su alrededor,  que no se molesta ni en alzar la cabeza para saber quién pasa por su lado. Ya no sé a cuántas personas habré oído murmurar: ¡Mira qué bien vive ésta!

Cuando se cansa de tanto descansar, veo a través del cristal cómo se despereza y busca entonces algún lugar a la sombra, resguardado de corrientes,  para seguir sacando partido de su desgana sin fin.

Sin embargo es muy ágil en movimientos si le conviene. Cuando me ve llegar, por ejemplo, se suele acercar a saludarme a buen ritmo, dando vueltas en torno a mí para llamar la atención. De sobra sabe que con sus zalamerías terminará relamiéndose.

 La he llamado compañera, pese a ser una gata, porque lleva aquí en el centro unos cuantos años y nos conoce bien a todos. 
Y es curioso que nadie le haya puesto un nombre todavía,  y hagamos referencia a ella como "la gata"  

Pero no es mal nombre al fin y al cabo: a La gata, o Lagata,  poco le falta para ser  "lagarta"  de verdad (y lo digo por su gran afición a empaparse de sol, sin más matices)

La primera particularidad de esta amiga es su brillante pelaje negro, que la hace resaltar vivamente cuando pasa junto a los muros mostaza del edificio, y que es algo que me mueve a fotografiarla con frecuencia. No es mala modelo después de todo, y me deja retratarla bien; especialmente si la pillo vaga, que es la cosa más natural del mundo.

Su segunda peculiaridad es la gran facilidad que tiene para engañarnos a todos. No sé cómo lo hace para inflarse y desinflarse de esa manera. 

Cada año damos por hecho que se ha quedado preñada,  y que en los sucesivos días nos encontraremos con una camada de gatitos. Sin embargo de un día para otro reaparece sin barriga, con la esbelta figura de siempre, como si hubiera parido hace semanas o no lo hubiera hecho nunca. Pero lo curioso es que nunca se ven crías por ningún lado.

No sé bien a qué es debido esto, pero la veo muy capaz de fingir embarazos para que la mimemos todavía más. 
Eso o que se trate de una gata embrujada, (o una bruja engatusada), que también podría ser.

El caso es que en estos últimos meses se ha hecho muy amiga mía, y como en esta loca primavera hemos pasado más frío que Carracuca,  compartimos algunos ratos en el exterior, buscando las caricias del sol. 

Y allí le cuento cosas.

El otro día le dije que tenía cara de lista y que solo le faltaba hablar, e inmediatamente emitió un extraño sonido que a mi me sonó claramente a “Ahí va”. 
Le dije muy seriamente que no volviera a hacer eso, que yo no estaba preparado para escuchar hablar a un gato, por muy amigo mío que fuera, y que en adelante hablaría solo yo, y que ella se limitara a escuchar.

- ¿Te has dado cuenta – le advertí- de que en otros tiempos nuestra amistad habría estado muy mal vista? Con mi fama de Diablo y que tú eres más negra que el callejón del pecao, seguro que acabábamos con nuestros huesos en la hoguera – Y ella entornaba los ojos, como si se pudiera tener sueño después de mil horas durmiendo.

Otra cosa que le reprocho a veces es su manía de seguirme tan de cerca hasta casi hacerme tropezar, o que se quede esperando a la entrada de La Pajarera, cuando sabe que tengo que salir de nuevo, y me mire desde la puerta entreabierta, observando todos mis movimientos mientras me llama. 

- ¡No tienes hambre! – le reprocho.
Ella responde con sus Miaus más afirmativos.
- ¡No, ni hambre ni sueño, lo tuyo es ya puro vicio!

En cambio me resulta encantadora cuando en días de lluvia viene a refugiarse al portal de entrada. 
Se pone muy firme, como si fuera una estatua egipcia,  enrosca  con mucho estilo su cola al cuerpo y contempla serenamente cómo se moja todo menos ella.

Hace dos semanas, unas negras nubes oscurecieron el cielo a media tarde  y una tromba de agua descargó sobre Villena. 
La lluvia dio paso a una sonora y espectacular granizada,  tan abundante que cuando la tormenta pasó estaba todo blanco, igual que si hubiera nevado.  
Mi amiga tardó mucho en aparecer, y cuando lo hizo su figura resaltaba como nunca. Parecía que los colores habían huido de repente y solo quedaban el blanco y el negro en un paisaje inusual.

- ¿Dónde te escondes cuando llueve tanto? - le dije.
No me respondió. Debe guardar secretos tan oscuros como su piel.

Ayer mismo la pillé en un momento tan cariñoso que le propuse hablar de ella en el blog,  pero cuando saqué el móvil para grabarla se volvió esquiva, como si temiera que la fama  pudiera privarla de sus largas horas de vagancia, y se resistió a ser buena actriz para mí.

 - ¿No te parece – le dije-  que es hora de ponerte un nombre?  Puede que ahora que te conoce más gente nos llegue alguno desde el otro lado. ¿A que te gusta eso de “el otro lado”? 

Por supuesto no se pronunció al respecto. 

Y la verdad es que  no sé si será porque le prohibí hablar, porque calla más de lo que sabe  o porque le encanta hacerse la misteriosa con sus silencios.

video

10 de junio de 2013

CUANDO ME DA POR JUGAR...

A ver quién es capaz de resolver todos estos JEROGLÍFICOS. 
Que no cunda el pánico, que son sencillos.

 1. ¿QUÉ TRAERÁS TÚ PARA MERENDAR?

 2. FAMOSO PRODUCTO DE TELETIENDAS

 3. PERSONAJE DE TELEVISIÓN

 4. ¿QUÉ TRAE ESA REVISTA QUE HAS COMPRADO?

 5. CONOCIDO ESLOGAN PUBLICITARIO

 6. ACTUAL PROGRAMA DE TV.

7. TÍTULO DE PELÍCULA

En unos días,  las soluciones. Mientras tanto pongo vuestros comentarios en modo invisible.

************************
ACTUALIZACIÓN 13/6/13

SOLUCIONES

1) UN BIZCOCHO (Un bizco ocho)
2) BATAMANTA (Bat (A) Man (TA))
3) BOB ESPONJA (Bob (Marley) ES Pon-Ja (Japón al revés)
4) FAMOSAS EN PELOTAS ( Esa era la respuesta, aunque admito también FAMOSAS EN BOLAS)
5) EL SECRETO ESTÁ EN  LA MASA (Hulk, conocido también por La Masa)
6) ALASKA Y MARIO (Alaska (señalada en rojo) y Mario (Bros))
7) LA MISIÓN ( Lamí + sion (Nois al revés)

¿Difícil? ¿Verdad que no tanto?
En cualquier caso hay distinciones  para todos.

DIPLOMA "PAGUÉ LAS TASAS" para Natty y Ripley
DIPLOMA "GELOCATIL, TE AMO" para Loque y Amig@mi@
DIPLOMA "MÁS SE PERDIÓ EN LA GUERRA" para Juanjo y Montse
DIPLOMA "ME CODEO CON LOS GRANDES" para Elennim y Papacangrejo
DIPLOMA  "NO QUISE ABUSAR" + MEDALLA  para Sese y XEIA2410
DIPLOMA +  COPA CHAMPOLLION  para Ángeles.

6 de junio de 2013

SOBRE MÍ Y A DÍA DE HOY

Puedo decir que...

1) Mido 170 cms y peso 70 kgs. 
2) Para bien y para mal, no soy nada ambicioso. 
3) Guardo los tebeos que compré de niño. 
4) El desayuno es, con diferencia, mi momento favorito del día. 
5) No soy supersticioso. 
6) Nunca me he roto un hueso (he dudado en escribir esto, pero así corroboro el punto anterior) 
7) Soy alérgico a ciertos pólenes primaverales. Me sientan como ajo a vampiro. 
8) Me gusta más la mostaza que el ketchup. 
9) Me seducen de igual manera el campo, la playa y la montaña. En los tres sitios he dormido siestas memorables. 
10) No creo en el horóscopo, pero Géminis es el mejor signo del zodiaco. ¡Y encima es el mío! 

11) Siempre me han gustado los cruciglíficos, los jerogramas y los juegos de palabras. 
12) Ningún postre es mejor que el panqueque de dulce de leche. 
13) Me identifico con la gente de carcajada escandalosa. 
14) Nunca he participado en un juego de rol, y pienso que me gustaría mucho. 
15) Creo en los Reyes Magos. 
16) Tengo una relación de amor-odio con el café. 
17) Rara vez me aburro. 
18) Jamás me ha hecho gracia La vida de Brian. Con esta declaración quizás me deshereden algunos, pero qué le vamos a hacer, es así. 
19) Primero ABBA, a continuación los Beatles, y ya después todos los demás. 
20) Me gusta el olor de la gasolina, el de las cerillas apagadas y el de los porros encendidos. 

21) Soy un tímido en constante evolución. 
22) Uno de mis sueños es recorrer la Ruta 66 en un descapotable, escuchando música country. (Mejor de copiloto) 
23) Me atraen poderosamente las casas abandonadas. 
24) El día en que me ponga a hacer deporte en serio... ¡ay el día en que me ponga a hacer deporte en serio! 
25) Aunque quizás no lo parezca, tengo facilidad para dejarme llevar por la tristeza y la melancolía. Pero mayor facilidad para salir de ellas. 
26) No soporto la visión de un monte en llamas. Cuando aparece en las noticias, cambio de canal. 
27) Desde los ochenta paso en vela la noche en que se entregan los Oscar. A estas alturas es ya una tradición inquebrantable. 
28) Sentí mucho la muerte de Emilio Aragón, Miliki. Casi como la de un familiar. 
29) Me embelesa el acento portugués. Levito con los fados y la bossa nova. 
30) Una simple cerveza me empiripa. Con más de tres... karaokes a mí. 

31) Siempre pronuncio /duglas/ en Kirk Douglas , pero /daglas/ en Michael Douglas. 
32) Si el Genio de la Lámpara me pidiera tres deseos, uno de ellos sería gasoil gratis de por vida. ¡¡Cojones, qué precios!! 
33) Es rarísimo verme enfadado. Mi Jefe tiene razón, solo soy aspirante a Diablo (y seguro que me echa el puro al leer el punto 26) 
34) Me divierte ver el Festival de Eurovisión en familia y hacer quinielas con las canciones. (Sí, lo sé, es un frikismo de los de twelve points (o duse puá)) 
35) Una ciudad vacía y la amenaza de zombis en ella. No hay argumento más atractivo para el cine y la literatura. 
36) Creo que llevaré perilla de por vida. La última vez que me la afeité, me faltó poco para gritar del susto. 
37) Conforme pasa el tiempo, más yeclano me siento. 
38) Declaro los días de lluvia como Patrimonio de Bienestar Juanresco. 
39) La banda sonora de Amélie me inspira un millón de cosas. 
40) ¡Hala Madrid! (esto va un poco por ti, Sese :p) 

41) El otoño es la mejor estación del año. 
42) Releo a menudo a Mafalda, Rompetechos y 13, Rue del Percebe 
43) Me estoy quedando calvo. 
44) Mi madre, mi hermana, mi mujer y mi hija siempre me ven guapo. 
45) He pensado muchas veces en lo genial que sería celebrar una reunión blogger en la que conociera a todos los que pasáis por aquí. 46) Las noches de Cabiria sigue siendo mi película favorita.

47) Me gusta mucho que me feliciten en mi cumpleaños