24 de marzo de 2016

MOVIDA EN LO DE LA LOLES

Pues  fue un verano en Madrid,  ecuador de los ochenta, que  a una fiesta yo asistí, (a una más entre mil, que ya he perdido la cuenta) creo que en el barrio de Ventas o puede que en Chamberí.

Yo vivía en Fuencarral, y mal que bien, bien que mal, superaba las resacas  de tantas  noches de traca durmiendo como  animal.

Creo que un cóctel de orujo me noqueó los sentidos, y desperté con un  dibujo tatuado en media nalga, y no consigo que salga ni un recuerdo que me valga. Y mira que empujo y empujo...

Así que decidí quedarme en casa, y bajé cada persiana, que el sol aquella mañana quemaba como una brasa. Pero a eso de las siete, cuando la tarde caía, tocaba el timbre el de Algete. 

"Vente, que traigo un cohete y lo quiero compartir" 
"No me jodas, que me lías. Hoy ya paso de más fiesta" 
"No te puedes perder ésta, ¡que dicen que viene Lou Reed!"

Media hora de agua fría, a chorro en toda la nuca, y en Metro a otra fiestuca  con resaca todavía.

"¿Y quién dices que es la tía?"
"Una que lleva peluca y unas tetas que te cagas"

La putada a la llegada, la cosa se puso farruca, pues era una fiesta privada. Pero tengo yo un colega que a nada le encuentra pega: un susurro a aquel gorila y… "Paso libre, camarada!
Y el de Algete  como Atila y yo de sombra acoplada.

 "Joder, tío, vas a ver mogollón de peña guapa, que  igual traen a Raquel Welch que te topas con el Papa. 
Ah, esa es Loles, la anfitriona, vamos a presentarnos" 
"¿Quién dices, la pechugona? ¿Y si pasamos de largo? Mira que no nos conoce..." 
"Que va, tío, si es un goce. Deja, deja, yo me  encargo"

"Hola, guapos, ¿todo bien?
"Passa tronca, ¡de  fetén! He traído a mi colega, que viene desde Noruega y se va a Jerusalén.

La Loles me mira, se arrima y se mete algo en la boca y después me descoloca  con un besazo con lengua que me sube la autoestima y mi flipe ya no mengua y pienso que está más loca que la loca de mi prima.

"Oye, pasa  y bebe algo, que hay ginebra con sifón"
"No,  todo lo más una caña", le digo como un simplón.
"¡Con cañas no hay colocón!  Bueno, tú entra y te apañas".

"Voy un momento al aseo", le hace un  guiño el de Algete. 
"Vale, mi rey, vete, vete. Y ya más tarde te veo".  
Y luego me hicieron el feo de no verles más el copete.

Juro que  no bebí nada, salvo un par de  gaseosas, y sin embargo la cosa, fue de lo más animada.

Tenía la vista borrosa, en medio de tanta gente, y mucha risa en la boca y un imperdible en la oreja y la lengua muy pastosa y purpurina en las cejas y una corbata en la frente, como si fuera un judoca.

El salón lleno de peña y yo buscando a Lou Reed, y  un macarra por allí, a una pija le pedía:
"Vente conmigo a vivir, que valgo mucho la pena"
"Soy una tía aburrida y me quiero suicidar. Ya lo intenté el otro día" 
Y yo me puse a flipar.

Y me senté en la escalera entre mil conversaciones:
"Si no es verdad que me muera: ¡la de los ojos saltones!" 
"¿El mejor punk? Los Ramones. ¡Con ellos nace una era!”
"¿Has traído algo, nena? ¿Chocolate, una pastilla?"
"Tengo coca de la buena, pillada en Plaza Castilla"
"Déjame, no juegues más conmigo. Esta vez en serio te lo digo"
“Esta noche me voy a bailar. Esta noche ella viene conmigo”
"Yo tenía un novio que tocaba en un conjunto beat"
"¿Qué ha sido de Oppenheimer? ¿Y del cabo Smith?"

Cuando me harté de paliques, me fui a mear a un aseo y en un pasillo Berlanga hablaba de bolcheviques con un tipajo muy feo. Yo diría que era Reagan, porque iba con escolta.  Y que  digan lo que digan, si fue mal actor no me importa.

Y en ese mismo pasillo, Jaime Urrutia dando hostias en la cara de Loquillo. 
Y había cola en el aseo. 
"No te cueles, ¿eh, pardillo?" 
"Joder, tíos, que me meo"

Y así me puse a buscar algún lugar muy discreto donde pudiera aliviar en el más puro secreto. 

Y me encuentro otro salón con  Tierno Galván y la Estrada, y se le acerca Susana ¡y él tío le enseña un cojón! Y ella se queda pillada. 
Yo me acuerdo de Auserón y les canto el estribillo: "Hace falta valor, ¡hace falta valor!"
Y el alcalde me hace palmas y pone cara de pillo.

Otro aseo más al fondo. ¡Y no cede el tirador! Y en lo hondo, muy adentro:

"Mari Pili, no, no, no. No me excites, por favor"  como un sincero lamento.
Y salen y  les grito  "¡Que Satanás os bendiga! ¡Que ya me teníais frito!" Y  casi rozando el nirvana vacío por fin mi vejiga.

Y me asomo a la ventana y eres la chica de ayer. 
Y noto que desvarío porque justo al lado mío  aparece una mujer, mucho más rubia que  fea. Y oigo una voz de tío: "Hola, soy Amanda Lear"

Y me escapo en el momento en que sacan una tarta y se canta un cumpleaños y alguien lleva  muy contento con letras de gran tamaño una tremenda pancarta: "LOU REED POR FIN HA LLEGADO"
Y con las narices blancas, todos salen de los baños.

Carlos Tena le esperaba, y a su lado la Chamorro, y junto a ella  Arrabal, riendo y fumando un porro. 

Pero una hora más tarde, Alaska dijo que nones, que ya no venía la estrella. ¡Qué cobarde!
“¡Qué cabrones!” Y alguien lanza una botella.
Y uno grita "¡Maricones!" Y unos ñiños de papá y otros de Torrelodones rompen todo lo que pillan y vuelan sillas y sillones y se arma la mundial y  el cristo de los faroles.

Y ducharon a la Maura con los chorros de un sifón. Y es que siempre hay un cabrón que pierde norte y noreste. Me acerqué y le dije: “Carmen,
¿qué hace una chica como tú en un sitio como este?”

Y me dijo: “Ya ves tú, ¡que me han regao como a un tiesto! Que me digan qué he hecho yo… para merecer ahora esto”

Todo esto sucedía en la fiesta de la Loles, la  que en sus besos metía tripis con guacamole.
Y se extendió por Madrid esta movida, este lío, que ya jamás en la vida sería tan divertido.
Espero otro verano  especial y trascendente, en el que ardan las calles al nuevo sol de poniente.

19 comentarios:

Ángeles dijo...

Como dijo aquél: "¡Viva el ser impresionante e inspirado!" (que en este caso eres tú).

No sé qué me ha impresionado y sorprendido más, si la historia en sí o la alucinógena forma de contarla.
Y tampoco sé si para escribirla has tenido que tomar algo; pero me parece a mí que no, que entre tu carácter diabólico y tu inquieto cerebro, estas cosas te salen de manera natural.


Y mola que Jaime Urrutia le dé un sopapo
a Loquillo, que se cree que es un guapo
con su chupa y su flequillo.

RECOMENZAR dijo...

Me asombraste con tu escrito Muy bueno

Speedygirl dijo...

Jo, JuanRa, qué texto-musical más chulo, ¿no?

Papa Cangrejo dijo...

Yo si que he flipao sin beso con lengua ni ná

Anónimo dijo...

¡Alucina vecina!...esto también era muy ochentero... Pero no, digo que soy yo el que alucina porque nos has sorprendido con este repaso rimado a todos los hits de los Ochenta españoles. ¡Que parece esto Ochéntame otra vez, oiga!
Y lo más impresionante es que logres hacer esto en plena creación de la historia zombie.
A ver si va a ser verdad lo del beso con pastilla incluida y aún te duran sus efectos vigorizadores.
carlos

Nacho dijo...

Impresionado me has dejado, que bueno JuanRa, eres una caja de sorpresas... eres la leche!
Jo, me has hecho retroceder en el tiempo, que buenos recuerdos me has traído, he cerrado los ojos después de leerlo y me veía en los garitos en los que tanto disfruté en mi juventud, gracias, gracias!
Recibe un fuerte abrazo

Ana Bohemia dijo...

Genial, con ritmo, musical, rimando, que bien escribe nuestro JuanRa Diablo.
Me habría encantado asomarme a los días de La Movida ochentera, ¡la música era muy buena!
;)

loquemeahorro dijo...

Los de Algete, que tienen mucho peligro!

Y Gabinete Caligari, en aquellos discos tan buenos previos al Chachachá, que les trajo el éxito pero hizo que se olvidaran del cabo Smith!

Holden dijo...

Uau. Qué forma de narrar más chula, de esto he aprendido (no lo dudes), parece sacado de una novela de las realmente buenas. Y que conste que por un momento pensé que realmente ibas a a haber conocido a Lou y me estabas dando bastante envidia XD

En serio, genial la historia. Entre esto y tus queridos zombies (ahora me paso) está claro que sabes escribir, pero bien.

Montse Martínez Ruiz dijo...

¡Madre mía, me dejas alucinada! esta faceta tuya de escribir en plan surrealista es nueva y se te da muy bien porque el relato de la movida es una pasada, al puro estilo de la movida ochentera.
Un besote.

Angel Olmedo dijo...

Maestro!! Me has dejado de piedra, oleeee tu

Anónimo dijo...

Bueno, ahora que Ángeles no me va a oír, lo que no me ha gustado son las tortas de Jaime Urrutia a Loquillo. A mí los dos me caen fenomenal. El uno por componer Camino Soria y el otro por cantar lo del Cadillac Solitario. Eso sí, lo que no le perdono a Loquillo es que hiciera publicidad de cierto banco.
carlos

hitlodeo dijo...

Y entre la nebulosa del recuerdo de la fiesta de la tribu de las Chochoni ¡Guougo!, intento sobrellevar la resaca comiendo cereales, comiendo alimentos naturales, mientras con los acordes de la Legión entono mi himno sufridor: Soy un socio del Atleti que va a unirse en lazo fuerte con la hinchada colchonera.

Muy bueno JuanRa. Y buenos recuerdos.

JuanRa Diablo dijo...


Ángeles :

Fue en un rato de ocio, con una musa ochentera , que con un porro de opio me despertó la sesera.
Y el viento me trajo palabras, como ocurre en tu Juguetes, un poco de ¡Abracadabra!, y de fondo los Gabinete.


RECOMENZAR

¡Tiempo sin verte, dama de lejos! Es todo un deleite que alegre festejo.


Speedygirl:

¿Chulo de chulería? ¿De arrogante y fanfarrón?
¿O tal vez te referías al chulo de ser molón? :p

Papa Cangrejo:

Pues yo ahora me pregunto cómo besan los cangrejos.
¿Es complicado el asunto? ¿Tiene peligro el cortejo?

Carlos:

Tanto decir, amigo Carlos, que los zombis son poesía, que yo después de matarlos les compongo una elegía.

Que el tema sea ochentero, es sin duda secundario, la idea es que siempre adquiera su tinte de estrafalario.

JuanRa Diablo dijo...

Nacho:

Nos pilló muy jovencitos la movida de Madrid,
pero luego los garitos y su marcha, sí que sí.
Tequila, La Frontera, Celtas Cortos, Nacha Pop,
Mondragón (que eran la pera), Golpes Bajos, Tam Tam Go...

Ana Bohemia :

De hecho sigo anclado en la música ochentera;
nos dejaron un legado de canciones de bandera.
Para ti yo compondré letras con armonía,
y un gato dibujaré volando en la lejanía.
Por Canarias pasará, -y seguro que por Yecla-
y muchas ciudades verá, desde la ceca a la meca.

loquemeahorro:

A mi me dijeron que Edwina se hizo un novio de Algete,
con un tupé de gomina y operado de juanetes.
Bailaban el chachachá y el rock and roll de salón
pero él lo hacia fatal pues no movía el talón.
Cuando hoy Edwina recuerda a todos sus grandes rolletes,
dicen que manda a la mierda a aquel que tuvo de Algete.

Holden:

Orgulloso, amigo Holden, quedo ante ese halago.
Habré de dejarte en pago unas rimas que se amolden.
Y espero que tu otro oficio, matando a mis zombis amados,
te reporte beneficio y no tan solo un bocado.

Yo, por si acaso, un consejo
sí que te quiero dejar:
¡Divisa pronto un conejo!
(o aún mejor, un par)

JuanRa Diablo dijo...

Montse

En realidad no es surrealista, que esto que cuento ocurrió,
que mucho joven flipó después de la etapa franquista.
La movida fue una euforia que a muchos dejó sin calma
quisieron ser libres de alma y el cuerpo llenaron de escoria.

Angel :

Yo no me puedo creer que un ángel me llame maestro
Si no solucionas esto, ¡tu Jefe se puede ofender!

Carlos:

Loquillo: ¿¿Y esta leche que me has dado?? ¡No te hacía yo tan cruel!
Jaime: Adelanto del pasado, ¡ por venderte al Sabadell !


hitlodeo:

Eso, eso, ¡del Atleti! ¡Ahí te quería yo ver!
Y no de esos otros del Messi, de Luis Suarez y Piqué.
Que sé que te gusta el merengue, blanquito y azucarado.
Vamos, no seas blandengue, ¡aplaude a Cristiano Ronaldo!

Anónimo dijo...

Ah,la poesía por doquier...ja,ja,ja
carlos

Jorge C. dijo...

Me ha encantado!!

JuanRa Diablo dijo...

Carlos:

De vez en cuando, si hay musas, alguna rima ripiosa
Y si no vienen, ya ves, a otra cosa mariposa.

Jorge C.:

Siendo tú la habrás deleitado
con snacks del supermercado.