7 de abril de 2016

MI MADRE ANA Y MI HIJA AITANA

Esta es mi madre a los veintiún años.

Siempre asociaré esta imagen a la casa de mis abuelos de Petrel, porque estuvo enmarcada en el salón durante muchos años.

Cada vez que veo ese retrato me invade la misma paz y bienestar que sentía cuando era niño, en aquella sencilla estancia tantas veces en penumbra, con el adormecedor pendulear del reloj de pared, el abuelo sentado en su sillón y la abuela trajinando por la cocina, donde olía a pan tostado y a rollos de anis.

Después de morir mis abuelos, esa foto se guardó en un altillo y allí permaneció casi en el olvido muchos años, hasta que un día la rescatamos para que hoy luzca en el salón de la casa familiar.

La semana pasada nuestra madre cumplió 75 años y nos reunimos para celebrarlo. Coincido con mis hermanos en que al contemplar otra vez ese cuadro volvemos a la casa de los abuelos y al mucho tiempo que nuestras miradas veían entre ese marco a la mujer más bella del mundo.
Y sigue siendo hoy , tantos años después, tan hermosa por dentro y por fuera.

Me contaba hace poco que una corriente de aire hizo que una ventana empujara al suelo y rompiera el viejo jarrón de flores al que tanto cariño tenía, lo que me hizo recordar su historia.

Era el 30 de marzo del año 84. Me acuerdo de la fecha porque yo volvía de la Universidad con el carnet de conducir recién estrenado. 
Me imponía circular por la carretera general, por lo que siempre prefería volver a Petrel por una carretera secundaria que pasa por Agost.
Recordé entonces que era el cumpleaños de mi madre y siendo Agost un pueblo alfarero no me fue difícil encontrar un recipiente de cerámica que llevarle como regalo.
A pesar de no tener dinero para flores, la flamante primavera me brindó la posiblidad de estrenar aquel jarrón. Fui parando en todos aquellos campos y laderas de montes en los que se veían flores y me sorprendí del estupendo ramo que pude completar, en el que combiné coloridas flores silvestres con tallos secos muy decorativos.
Llegué tarde a casa, pero mi madre no pudo quedar más contenta y satisfecha de su regalo.

- Bueno, qué importa – le dije- el jarrón ya no está, pero el recuerdo de aquel día permanecerá siempre.
- Sí, es verdad – respondió.
Y mi amor por ti no se romperá nunca, mamá.
......................................

El mismo día celebramos los 9 años de Aitana, que los cumple 4 días antes que su abuela Ana.

Todos los años, desde que tengo el blog, le dedico una entrada cuando llega su día así que esta vez, aunque con retraso, no podía dejar de hacerlo.

Ay, Aitana, qué facil me resulta retratarte...

Érase que se era... una niña, ya no tan niña, con mucha imaginación, tanta como para no aburrirse nunca, pues ella misma se mete en historias que va contando en voz alta. Otras veces escribe algún cuento muy rocambolesco, algo que particularmente me encanta.

La niña tiene una facilidad asombrosa para sacar de su habitación juguetes y muñecos y una inmensa pereza para luego guardarlos.

Le gusta cantar, pero más aún bailar y se inventa canciones y coreografías.

- ¿Te gusta esta canción que me he inventado? (Me la canta)
- ¡Guauu, qué chula!
- No, no te gusta – dice convencida.
- ¿Ah, no?
- Y a mi tampoco. A ver esta otra...

(Sincera hasta con ella misma)

Y cuando necesita pareja de baile, ¿a quién busca? Ja, ¡pues a mi!
El otro día hicimos una competición de baile contra una pareja de chinos (inventada) y aunque bailamos mejor que ellos, ¡el jurado dio la medalla a China! ¡Y nos tocó ensayar una nueva coreografía! (¡Socorro!)

Como ya son más mayores apenas apunto cosas en mi cuaderno “Samueladas y Aitanerías”, pero de vez en cuando sueltan alguna perla digna de mención.

11/03/2015

(En el ascensor hacia el cole)

Aitana: Papá, ¿me he quitado bien las legañas?
Yo: A ver... Sí, te las has quitado bien.
Aitana: ¿Sí? Pues entonces es que aún no me he despertado.

(Ay, ese sueño que ciega tus ojos...)

3/03/2016

(Viendo un documental de animales)

Aitana: Las jirafas son muy tristes.
Yo: ¿Muy tristes?
Aitana: Sí, no juegan nunca. Mira los monos pequeños cómo juegan, y los leones pequeños también, pero las jirafas nacen y ya no hacen nada.

(Oye, pues va a tener razón. Deberíamos empezar a decir: Estoy más aburrido que una jirafa)

13/03/2016

(Enseñándome un portaminas nuevo)

Yo: ¡Qué chulo! Anda que si yo de pequeño hubiera tenido algo así, estaría más contento...
Aitana: ¿Es que no tenías cosas así?
Yo: ¡Qué va! Cuando yo era pequeño no había tantas cosas como hoy. Si no había móviles, ni internet, ¡ni ordenadores!...
Aitana: Ay, cuando me dices cosas de esas te imagino antiguo, sin casa y perdido en el monte.

(Ains, ¡me sentí 100% troglodita!)

Pero luego me dice cosas que me hacen volar a Marte con propulsión a chorro de babas.

11/09/2015

(Despertándola para ir al cole)

Aitana: Papá, eres una sonrisa que me besa por las mañanas.

23 comentarios:

Unknown dijo...

Tu madre puede estar orgullosa de tí y el resto de hermanos y viceversa.
Ver esa foto de tu madre es ver a tu hermana Ana. Son dos gotas de agua, dos preciosas gotas de agua...
Prou!!! (Dedicado a la madre que la parió).
Txema Rico

Éowyn dijo...

Tu madre, guapísima! Debe estar súper orgullosa de ti. Tu hija es muy guapa! Qué bien que tenga tanta imaginación. Eso es un don! Porque hoy en día, con la tecnología y tal, parece que el ser imaginativo/a, ha quedado lejano!

Un saludo!

Anónimo dijo...

Muy bonito Juan. Yo recuerdo mucho esa foto. Cuando era pequeño me dormí llorando mirando esa foto y al abrir de nuevo los ojos amanecí de nuevo en mi cama de siempre. Desde aquél día, durante ese tiempo de inocencia de la tierna infancia, creí que esa foto tenía una magia y poder especial...y si deseaba aparecer en casa procuraba que fuera al dormirme en el enorme sillón mirando esa foto. FRAN

Ana Bohemia dijo...

Que orgullo de hijo y padre, ¿eh? Preciosa tu madre y tu hija, y tienen mucho parecido. ¡Cómo pasa el tiempo!, me he quedado impresionada al ver la foto de tu hija, está enorme ya, ¿por qué crecerán tan rápido?, da un poco de vértigo esa sensación.
Me ha hecho gracia lo de que te imaginaba en el monte, así me imaginaba yo al mío cuando me decía que en su época no existían supermercados y que recogían ramas y troncos para encender el horno, ay...
Felicidades a las dos por su cumple.
;)

Ángeles dijo...

Aitana ha heredado tu manera de mirar el mundo, por eso cuando habla de lo más prosaico y cotidiano le sale poesía.

Me ha encantado la historia del ramo de flores silvestres que hiciste para tu madre, parando a lo largo del camino. Eso también es propio de un espíritu poético.

Y me ha gustado mucho también lo que ha contado Fran en su comentario. Ahí hay un cuento pidiendo a voces que lo escriban.

Felicidades a la abuela y a la nieta. Pero felicidades por todo.

hitlodeo dijo...

Felicidades a Aitana y a tu madre (Ana). Por cierto, muy guapa tu madre, y por supuesto tu hija, con la que veo que se te sigue cayendo la baba, y que sigues disfrutando de tus niños. Esto de los niños es como la Fórmula 1, "Si pestañeas te lo pierdes".

Viviendo en Cartagena, hicimos una excursión con el colegio al Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta, y le compré a mi madre un colgante con la imagen de la Virgen de la Fuensanta, y como era dorado le dije que era de oro. Aún lo tiene, y cuando lo ve se acuerda, ve que no se ha oxidado ni se ha desconchado, y me dice: ¡A ver si va a ser verdad que es de oro!, y se parte de risa.

Un abrazo

Holden dijo...

La última frase de Aitana es como para que la escribas y la enmarques por tu casa, te lo digo en serio :D así sí que debe dar gusto ir a despertar a tus hijos^^

Estoy seguro de que tu madre os quiere con la misma pasión, de la misma forma que tu estás loco por tus hijos... ¡Felicidades Aitana! ¡Y que cumplas muchos más!

María Jose Martinez dijo...

Como todo lo que escribes,precioso Juan.
A quién se va a parecer Aitana contando historias e inventando canciones?? Pues a su papi emprendedor, gran escritor y contador de historias, imaginativo y original a más no poder.
Un abrazo desde Elche de vuestra Mari Pepa de los Dátiles que siempre os recuerda con inmenso cariño!!

Speedygirl dijo...

De donde habrá sacado Aitana su imaginación... no sé... por muchoq ue puienso no sé me ocurre de quien la puede haber heredado ;P

Montse Martínez Ruiz dijo...

¡Qué guapas las dos, tu madre y Aitana! No me extraña lo más mínimo que se te caiga la baba con Aitana, es imaginativa y cariñosa igual que tu. Está muy grande ya ¡ostras, cómo pasa el tiempo! hay que disfrutar de los hijos mucho, porque crecen muy rápido, pero creo que tú si lo haces y aunque seas de la época troglodita eres un papi estupendo.
Me ha encantado la historia de las flores que le cogiste del campo a tu madre, un detalle precioso por tu parte ¡si al final vas a resultar un romántico y todo!
Muchos besos y feliz finde :)

Anónimo dijo...

¡pero cómo fuisteis capaces de desterrar semejante retrato al altillo! Me imagino a tu madre-fotografía soltando lágrimas todas las noches, allí tan sola.
Es lo que digo yo: los de esta familia tienen todos una cara de buenas personas que por fuerza han de serlo, aunque no quieran, (tú, por ejemplo).
Las Samueladas y Aitanerías se van a convertir en un fenómeno literario ¿eh?...algo parecido a las Greguerías: unos párrafos cortitos llenos de humor, inteligencia y conocimiento. El último supera al mejor de De la Serna y el de la jirafa está lleno psicología (animal).
¡Felicidades a los tres! A ellas y a ti por disfrutarlas.
carlos

Jorge C. dijo...

Muy guapas las dos.
Los niños tienen cada cosa,jajajajaja,pero se hacen mayores muy rápido.
Cuando era pequeño le hice prometer a mi hijo que no se iba a hacer mayor nunca,ya tiene 9 años y cada vez que cumple un año más me dice: otro año más que no cumplo la promesa.
Por cierto,el otro día me acordé de tí,estaba viendo un viaje,para hacer una escapada y estaba planteandome la posibilidad de ir a Kaunas,Lituania,investigando un poco la ciudad y las cosas para ver me encontré con que tienen un museo del Diablo y me dije,esto se lo tengo que decir a Juanra Diablo.
Un saludo!!!

Ther dijo...

"Eres una sonrisa que me besa por las mañanas". ¿Se puede ser más bonita? ¡Me ha encantado!

Mil gracias por la alegría del otro día al leerme. Es cierto que hacía tiempo que no asomaba por aquí.

Segundo abrazo desde tierras ilicitanas (que ya veo que se me han adelantado por aquí arriba... :P)

Papa Cangrejo dijo...

Es un encanto!! Ante todo Felicidades!!! A lo largo de estos años de blog la he visto crecer, cada día más guapa, está muy mayor, disfruta de ella amigo que crecen muy rápido.

Lillu dijo...

Preciosas ambas, abuela y nieta :) Tu hija ha crecido una barbaridad!! Parece que fue ayer cuando vi por aquí algún vídeo y alguna foto de aquella pequeñaja de enormes ojos que casi ni caminaba!

Sobre lo del jarrón, a veces cualquier detalle es mejor y significa mucho más que gastar dinero en algo caro. Los pobres lo sabemos, eh? Jijiji.

Ya no me prodigo mucho por los blogs pero me ha encantado leerte de nuevo ;) A ver si un día de estos me animo a poner el mío al día.

saluditos!

JuanRa Diablo dijo...

Txema:

Prou, una sencilla palabra para un gran momento, ¡ mítico! , jajaja
En fin, gracias, amigo de la iluminada Almafrá.

Éowyn :

¿Verdad que sí? Y porque no le dio por darse un paseo por Hollywood, que si no... :D

Estoy de acuerdo, perfecto que se manejen bien con la tecnología, pero ¡por el flequillo de Bill Gates! ¡que no les adormezca la imaginación !

Un saludo!

FRAN:

Escribiendo la entrada me acordé de tu anécdota y me alegro de que haya quedado en tu comentario porque me quedé con las ganas de contarla :)

Ana Bohemia :

Claro, me imagino que al haberla visto cada año (y ya llevamos unos cuantos) te habrá sorprendido ver cuánto ha crecido :)
Ah, pero imaginar a tu padre recogiendo ramas en el monte es más lógico, ¿dónde si no? Pero a mi, sin venir a cuento, casi me mete en una cueva con los trogloditas, jajajaja
Gracias, Ana

Ángeles :

Aitana destila poesía azul allá por donde vaya.
También puede ser herencia de mi padre, que tiene auténtica alma de poeta.
Porque a mi eso de hacer rimas me llama, pero me llaman más las llamas (y no las llamas del Perú, que eso bien lo sabes tú)


hitlodeo :

Muy cierto, si pestañeas te lo pierdes. Si te echas una siesta... ya ni te cuento :D

Bonito detalle lo del colgante, esos impulsos de amor a la madre, ¿eh? Y estoy seguro (y diría que tú también) que ella en el fondo lo considera de oro de verdad. Porque lo vale :)
Gracias, Hit

Holden :

Cierto, merece un marco. Pero aunque no se lo ponga la conservo escrita, pues desde hace unos años escribo en una libreta todo lo que me hace reír o me llama la atención de ellos.

Ya verás, ya, cuando tengas tus propios niños. Aunque ahora no me creas, babearás a mares.

JuanRa Diablo dijo...

Mari Pepa de los Dátiles:

Ayy, nuestra Micoché... Me ha hecho mucha ilusión verte por aquí.
Ya ves, que en esa lotería de la genética siempre sacan algo nuestro. Y yo creo que sí, que también a Aitana le gustará escribir y contar historias. Ya veremos.
Gracias. Un beso enorme para todos vosotros.

Speedygirl :

Creo que se la encontró en una tinaja. Iba ella por un camino abandonado en el que no se veía más que arbustos secos y con espinas cuando escuchó un ruido a su espalda y al mirar...


Montse:

Ahora soy yo el que te desea feliz finde a ti, que nos hemos escrito de viernes a viernes. Y contento de leer que te ha gustado.
Yo me quedo asimilando esta nueva faceta de troglodita que me han asignado, jaja

Carlos: dijo...

Te aseguro que no fue decisión nuestra retirar esa foto, que fue la propia retratada la que la guardó allí.
No te voy a discutir que las dos tienen cara de buenas, pero que me pongas como ejemplo a mí también… De sobra sabes que os tengo engañados y que tú no debes hablar bien de mi jamás! ¿No ves que de vez en cuando me visita mi Jefe y se burla y mofa y rie?

Un abrazo

PD. ¡ Cuánto me gustan las Gregerías de Gómez de la Serna!

Jorge C. :

¿¿Qué tienen un Museo del Diablo en Lituania?? Pues si terminas yendo envíame alguna foto de aquel lugar, anda. Y , si puedes, haz de mediador para que hagamos fusión de museos :p
Imagino que cuando viajes aprovecharás para buscar productos “raros” en los supermercados, ¿no? :D
Pero qué desobedientes los niños a veces. ¡Qué le costaba al tuyo no crecer! :p
Gracias, Jorge

JuanRa Diablo dijo...



Ther :

Imagínate lo que me gusta a mi :)

¡Qué bueno que hayáis coincidido las dos ilicitanas comentando! Por muchas razones tengo a Elche en un hueco de mi corazón.
Un saludo, Ther.

Papa Cangrejo:

En ese sentido puedo decir lo mismo, que he visto a ese Cangrejito que corre ir creciendo sin parar. Y llegar otro que espero que corra aún más, jaja.
Un abrazo

Lillu

Me alegra verte, Lillu. Me pasa lo mismo que a ti, que ya no me prodigo tanto por la blogosfera. Pero es que los bloggers con tanta veteranía como tú y yo ya tenemos bien alto el número de visitas, ¿verdad? :D

(Los pobres lo sabemos. Jajajaja)

María MRS dijo...

Me meo con la imagen que tienen los niños de nuestro pasado sin móviles xDDDD la última seguro que quisiste comértela para siempre, qué bonito.

Quería robarte a Aitana, pero ya no hace falta. Espero abrir pronto un cuaderno y empezar a apuntar estas cosas para recordarlas siempre...

María MRS dijo...

Me meo con la imagen que tienen los niños de nuestro pasado sin móviles xDDDD la última seguro que quisiste comértela para siempre, qué bonito.

Quería robarte a Aitana, pero ya no hace falta. Espero abrir pronto un cuaderno y empezar a apuntar estas cosas para recordarlas siempre...

Misaoshi dijo...

La de arriba soy yo xDDDD

JuanRa Diablo dijo...

Misaoshi:

¿Esperas? ¡¡No me digas que hay Misaoshita en camino!?

Misaoshi dijo...

Oui!!