31 de julio de 2008

ESPECTROS DE CELULOIDE


Hoy me apetece escribir sobre cine, pero llevo ya un buen rato ante esta página en blanco sin mover ni un dedo. No sé ni lo que quiero decir.
Entre otras cosas porque no sé ni por dónde empezar.


Creo que en asuntos de cine - y también de literatura - para pasarlo bien de verdad no hay que escribir ni leer acerca de ello sino ponerse a disfrutar del hecho sin más.

¿Leer sobre cine o sobre literatura? Mil veces mejor ver tranquilamente esa peli que deseabas o sumergirte en esa novela que tienes entre manos. 
Sin más. 
Y entonces sí, a posteriori, dialogar (que no leer ni escribir) con alguien con quien compartas esas aficiones. Y charlar acerca de todo lo que has sentido, cómo lo has vivido, si te ha gustado, te ha aburrido o te ha dejado indiferente.
.
A mí me gusta muchísimo hablar de cine y literatura con mi hermana Ana y con Alicia, una amiga común, insustituible a la hora de compartir estos hobbies.


Pero bueno, a lo que íbamos, que me apetece mucho escribir sobre cine pero he de ser consecuente con mis palabras y no aburrir con extensas parrafadas y para ello voy a intentar que Ana y Alicia estén hoy aquí con nosotros. Será más llevadero así.
.ANA: ¿Participar en tu blog? Lo haría encantadísima pero tengo a las nenas en la piscina...
JUANRA: Vaya. Está bien, lo comprendo, otra vez será. Ya lo intento con Alicia.
ALICIA: ¡¡¡Churriiiiiiiiiii!!! Nene, me pillas en una libreria que acabo de descubrir en el casco antiguo que es lo más de lo más. Tien... un autor judío que... vosky.. nobel...terario
(Está fallando la cobertura)
JUANRA: ¿Alicia? No te oigo bien.
ALICIA: Claro, si es que esto es un sótano.
JUANRA: Yo sólo quería que vinieras a hablar de cine en mi blog. ¿Podrás?
ALICIA: ¿Pero que tienes un blog? Y yo con estos pelos... Bue... dejo... ra mismo y...

Parece que me está fallando todo lo que tenía planeado.

Antes de llamar a Ana y Alicia había barajado la posibilidad de que vinieran al blog verdaderos actores, actrices y directores a charlar conmigo. 
Estaba realmente ilusionado con este evento. Pero el lujo se paga y la gran mayoría piden cifras desorbitadas. 
Sólo Maria Barranco había accedido a hacerlo gratis pero cuando ha sabido que en el título del blog se nombra al diablo ha dicho nosequé de yuyus y supersticiones y se ha echado atrás.
Por suerte he sabido, gracias a una página en internet de lo más esotérica, que los artistas ya fallecidos no cobran derechos de autor ni de imágen ni royalties ni nada de eso, pues ya lo tienen todo caducado. Bueno, pues aún así me ha costado horrores contactar con ellos.

Primero Mickey Rooney no contestaba. ¡Cómo iba a hacerlo si aún está vivo! Pero os juro que yo lo he visto en la lista de actores muertos y no me he percatado del error. También estaba en la lista Liz Taylor pero ahí sí que me he dado cuenta. Cleopatra sigue entre nosotros. No sé quién habrá confeccionado la agenda ésta pero si los susodichos se enteran de que hay quien los ha enterrado ya, se van a disgustar y con razón.

Lo he intentado después con Charlton Heston pero aún está en trámites y papeleo con el Más Allá por ser tan reciente su adiós.
Por fin he tenido la gran suerte de contar con dos estrellas del celuloide: Bette Davis y Walter Matthau.
No me demoro más y me aprovecho de su presencia antes de que cambien de parecer.

.
JUANRA: Señores, qué honor tenerles en mi blog. No saben ustedes cuánto les he admirado siempre.
BETTE: (fumando) No hacen falta zalamerías.
WALTER: Por supuesto, hablar de cine nos mantiene vivos
BETTE: Eso será si hablamos de nuestro cine
JUANRA: Del que ustedes quieran
BETTE: Yo me recuerdo especialmente divina en La loba en mi etapa de joven, y portentosa en ¿Qué fue de Baby Jane? algo más madura.
WALTER: ¿Algo más madura? Ahí ya estabas podrida, nena
BETTE: Podrida de fama y dinero, no como tú, actor de medio pelo.
JUANRA: Sí, sí, la de Baby Jane es magnífica, la verdad.
BETTE: Y tanto. Lástima que tuviera que compartir pantalla con la idiota de la Crawford.
JUANRA: Bueno, bueno, un respeto, que no está ella presente
BETTE: ¿Y quién dice que no? No me ha dejado nunca ni a sol ni a sombra, ni viva ni muerta. Siempre pegada a mí como una lapa la muy envidiosa...
JUANRA: ¿Quiere decir que está ahora aquí con nosotros?
BETTE: Pues claro, joven. ¿No la huele? ¡Apesta!
JUANRA: Es cierto que siempre he oído hablar de sus desavenencias pero no imaginaba hasta qué punto...
WALTER: La verdad, yo también sufrí lo mío con la Streisand.
JUANRA: ¿Con Barbra? ¡La adoro!
WALTER: ¿La conoces?
JUANRA: Pues claro que la conozco. Tengo todos sus discos, todas sus películas...
WALTER: He dicho que si la conoces, si la has visto, si has hablado con ella, si la has tocado, si sabes cómo huele su aliento...
JUANRA: Hombre, eso no.
WALTER: Entonces no digas que la conoces. Tú no has hecho cine con ella como yo. Mira, muchacho, cómo será la cosa que si el rodaje de Hello Dolly! hubiera durado un día más ¡sólo uno más! yo habría estado en la famosa lista de los muertos 31 años antes de lo que estoy. ¡Porque me habría suicidado!
BETTE: ¡Qué lástima que no ocurriera!
JUANRA: Señores, qué pena conocer estas anécdotas. Hay gente a la que le gusta saber todos los entresijos del cine pero a mí se me caen al suelo muchos mitos cuando conozco estas historias. Chaplin, sin ir más lejos. Tenía una afán de perfeccionismo tan grande que muchas de sus actrices caían en la depresión. Las hacía llorar constantemente. Desde que lo sé... ya no me gusta tanto.
WALTER: Tú lo has dicho. Barbra es la versión femenina de Charlot. Barbra es Charlotta.
JUANRA: Una pena, la verdad, en serio que hubiera preferido no saber estas cosas. Igual que lo de Estelle Getty. Ayer mismo me enteré de que la semana pasada falleció Estelle Getty.
BETTE: (encendiéndose otro pitillo) Vaya, bienvenida al Olimpo
WALTER: ¿Getty?
JUANRA: Sí, la Sofía Petrillo de Las chicas de oro
WALTER: Ah, la más mayor
JUANRA: Sí, bueno no, la más mayor es curiosamente la hija
WALTER: ¿La hija es mayor que la madre? Pero cómo...
JUANRA: Sí, la hija en la ficción, claro.

WALTER: Pero una hija no puede ser mayor que su madre, ni siquiera en la ficción.

JUANRA: A ver si me explico... Quiero decir que Bea Arthur, la actriz que encarnaba a la hija, es un año mayor que Estelle Getty, la que hacía de madre.

BETTE: Eso le pasa por aceptar ese papel. Cuando se interpreta a un personaje durante tanto tiempo acabas por creértelo. Habría creído ser su madre y le tocaba morir antes. Y no de vieja, ¡de viejísima!

JUANRA: Pero decía que lo que me apena...
BETTE: ¿Que haya muerto? ¿Eso le apena? Todos hemos de morir, joven, vaya haciéndose a la idea. Lo que pasa es que unos se mueren más de verdad que otros.
JUANRA: No, lo que me apena es haber sabido que sus compañeras en la serie no fueron al sepelio. Resulta que se llevaban fatal con ella. Yo veía aquella serie y me encantaba y siempre pensé que serían una piña, como una familia de verdad.
BETTE: Jovencito, ¿de qué guindo se ha caído? Eran como una familia de verdad. ¿Cómo cree usted que son las familias?
WALTER: Calla, Davis, calla. Yo sé lo que quiere decir nuestro anfitrión. Tiene razón, es triste.
BETTE: Eso no es triste. Triste es caer en el olvido. Que el público no te recuerde. Por suerte no es mi caso.
WALTER: Pero lo será, muñeca
BETTE: ¿Qué insinuas? Apuesto a que los que visiten este blog me reconocerán enseguida, en cambio a tí, da por seguro que no te ubicarán. ¿Walter Matthau? ¿Quién diablos sería ese?
JUANRA: No, no lo creo, Bette. Eso es imposible. Inolvidable al lado de Jack Lemmon.
BETTE: ¿Ese? Otro mindundi.
WALTER: En el peor de los casos hoy existe Google para saber quién es quién en la Historia, que uno ya no está en este mundo pero sí que está al día...
(Se quedan un instante callados)
JUANRA: ¿Ocurre algo?
BETTE: ¡Alguien viene!
(Acto seguido desaparecen. Al desintegrarse la Gran dama de Holywood, queda en el ambiente un rancio olor a tabaco)

Apenas un minuto después se abre la puerta con fuerza. ¡Es Alicia!




ALICIA:¡¡ Churriiiiiiii !! Cariño, ya estoy aquí. ¡No veas lo que he tenido que correr!  ¿¿Este es tu blog?? Oye, hay que hablar de Tarantino, por supuesto.
JUANRA: Uff, de verdad que lo siento Alicia. Acabo de apretar el botón de PUBLICAR.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanta leer lo que escribes,esto no es nuevo para tí porque te lo he repetido hasta llegar a aburrirte, pero insisto, intenta algo grandioso, algo que nunca se haya dicho porque esté fuera de la rutina que nos rodea.Esas cosas que no se ven pero que ahí están esperando que alguien las encuentre, descubre "enormes estrellas en corpusculos infimos". Sabes que es lo que yo siempre he buscado. Consiguelo tú. Me hará muy feliz.

olivia de javilan dijo...

Bueno, no te voy a dorar la pildora, ya esta bien, pero por favor escribe máaaas!

Me gusta mucho el cine, tambien, como a ti pero además me gusta hablar de cine sobre todo con gente que "notas" que lo ama como tu, que es capaz de ver matices y ver más allá de la historia o el personaje de una pelicula. Por ejemplo en este caso, Bette o la misma Joan, muy buenas no tenian que ser en la vida real...a mi gusta imaginar, con Alicia, otra que adora el cine tambien, como son los actores en la vida real, los de antes e incluso los de ahora y la verdad que a veces nos pegamos unas buenas risas....pero para eso esta la imaginación. Por favor algo de Tarantino ya, pero por favor tambien algo de Robert Reford o Woody Allen!!!

quentin loves me dijo...

juanito,
eres un artista.... como frank gehry, rem koolhaas, zaha hadid, ana belén bautista.... deberías ser de dominio público!

pero no nos vayamos por la tangente...........espero ansiosa tu especial sobre...........quentin... ese hombre que solo tiene ojos para mi!

ah!
y un especial de comics tampoco estaría mal!

(-estás en el top one de los clásicos- que alto has puesto el listón chatino)

Anónimo dijo...

¡Genial y único!
Una de dos: o la madre se conservaba muy bien o la hija se daba a los excesos que no veas.

carlos

JuanRa Diablo dijo...

De verdad, Carlos, qué bueno que te metas por estas entradas del pasado.
Recuerdo que lo pasé pipa escribiendo esta, jaja