21 de diciembre de 2008

FUE EN NAVIDAD






.
.
.
En varios blogs amigos he leído en estos días diferentes impresiones acerca de la Navidad.
Para algunos es un tiempo maravilloso, sinónimo de vacaciones; para otros, todo el mes de diciembre es estresante y poco saludable en lo gastronómico y lo monetario y los hay que si pudieran disponer de un mando mágico con un botón para adelantar el tiempo se trasladarían hasta el 7 de enero sin dudarlo.
.
Yo pienso que estos días no son en sí mismos mejores o peores, son sencillamente lo que nosotros queramos ver en ellos. Probablemente dependan de nuestra predisposición a vivirlos.
En mi caso, el poso de felicidad que dejaron las navidades de los años de mi niñez y juventud sirven para que hoy, desprendido ya de aquella inocencia, no deje de verlas como unas fechas entrañables.
Eso no significa que sea capaz de ignorar esos componentes negativos que desde luego existen, y aflore de vez en cuando en mi estado de ánimo un cierto hastío unas veces y un bajón anímico otras que dan como resultado un sentimiento agridulce.
.
Hoy quiero exponer en esta entrada una serie de recuerdos navideños que me producen eso mismo, una sonrisa y un suspiro.
.
Creo que cuando vivían mis cuatro abuelos las navidades tenían un sabor más intenso, las recuerdo especialmente hogareñas.
Me acuerdo de cuando mi madre traía a nuestra casa a sus padres: el abuelo Conrado y a la abuela Anita, a pasar con nosotros esos días. Sólo verlos bajar del coche lentamente ya me ponía contento. Se sentaban cerca de la chimenea al calor del fuego. A mi abuelo, que era ciego, le poníamos una pandereta entre las manos y él la tocaba mientras los cuatro hermanos dábamos vueltas por todo el salón cantando y bailando villancicos. Mi abuelo no nos veía pero nos escuchaba, sentía que pasábamos por su lado y no dejaba de sonreír. Entre aquella algarabía recibía a veces un beso y eso le hacía emitir una corta risa de satisfacción que le humedecía los ojos.
.
Yo he sido de los que cada 28 de diciembre (Santos Inocentes) no he dejado de gastar alguna broma a alguien de mi familia.
Por contar una me voy a aquella en la que compré algún que otro petardo que tenía dos hilos, uno en cada extremo. Si se tiraba con fuerza de ambos hilos a la vez, el petardo explotaba (ignoro si se siguen vendiendo) Así que coloqué uno en la puerta del pequeño retrete del patio con la viva intención de propinar un buen susto al primero que necesitara utilizar el servicio.
El caso es que tardó tanto en acercarse alguien por allí que hasta se me olvidó.
Fue al día siguiente cuando escuchamos estallar un petardo de buena mañana y a mi abuela Anita exclamar “¡FOTRE!
Cuando fuimos hacia el lugar descubrimos que del susto se le había caído al suelo el orinal que se disponía a vaciar en el retrete. Ella también se mojó.
Tuve que explicar que se trataba de una inocentada que había llegado con retraso.
Me dio lástima mi abuela, pero también me reí, también…
.
Inolvidable aquella oscura noche en que volvíamos de ver una cabalgata de Reyes Magos y al entrar el coche por el camino que nos llevaba a la casa de campo, los faros iluminaron uno de los nogales del que colgaban muchos paquetes de regalos. Imaginad la algarabía, la emoción al pensar que podíamos haber pillado a los Reyes in fraganti subidos a un árbol…
.
Las cenas de Nochevieja siempre me han producido cierto desasosiego. Antes y ahora. Eso de que haya una cuenta atrás hasta las uvas me pone un pelín cardiaco.
-Oye, a todo esto, qué hora es? - dice siempre alguien
- Daos prisa que ahora mismo suenan las campanadas...
.
.
.
.
Es que no me relajo hasta que no me como la última uva.
Así que cuando llega ese momento mágico en que miro las caras de los que me rodean y veo esos mofletes de Louis Armstrong cuando tocaba la trompeta me suele entrar la risa y empiezo a soltar chorradas que hacen que más de uno no consiga acabarse la docena.
Y qué risas se viven esa noche.
.
Recuerdo una cena en la que mi padre (calvo él) comentaba seriamente a mi tío Juan (calvo también)
- No, yo calvo del todo no estoy, que noto que tengo toda la cabeza con una pelusilla que…
Mi tío fue oír eso de la pelusilla y le dio el ataque de risa más grande que he contemplado en mi vida. Es que no podía parar de reír, colorado como un tomate. Sólo se le oía decir cuando cogía aire:
- Una pelusilla, una pelusilla dice…
Mi tía Ceci, contagiada de tanta risa, se unió a él con carcajadas todavía más fuertes, y ya el resto por contagio masivo nos entregamos a ese dolor de estómago y esos lagrimones que produce reír tanto.
.
Hubo una ocasión para los anales de la Historia en la que a mi tío Guillermo y a mi padre (hermanos ellos) les dio por cantar en latín, y yo, que tenía a mano un radiocassete, no me lo pensé dos veces para grabarles. Ellos, conscientes de que el momento se estaba inmortalizando, se esmeraban al máximo en dar el do de pecho y en no equivocarse. Al parecer, mi tío tomaba unos derroteros que mi padre negaba con la cabeza como reprochándole que lo estaba haciendo mal. La escena resultaba muy cómica para los que observábamos a esos dos tenores amateurs pasando por momentos de apuro.
Tanto protestó mi padre con la mirada que al final a mi tío le empezó a entrar la risa y acabó por claudicar con un “Anda, me has jodío vivo”
Y ahí comenzó lo mejor. Se reprochaban mil cosas el uno al otro y mi tío Guillermo sólo hacía que exclamar: “Muy bien, ¿me estaba saliendo mal? ¡Pues déjalo que pase!. ¿No ves que estábamos grabando? Pues déjalo que pase!!”
Mi abuela Paquita era pura carcajada, yo me partía de risa y lo mejor de todo es que hasta ese rifirrafe se estaba grabando.
.
.
.
Y este maravilloso mundo de los blogs me permite colgar hoy esos instantes que acabo de narrar. Quede aquí aquel documento sonoro del fracaso de los dos hermanos tenores. A ti, papá, que sigues mi blog desde tan lejos, te va a gustar (y emocionar, lo sé) volver a escucharlo.
.
No importa la fecha. Fue en Navidad.


38 comentarios:

JAVIER dijo...

Oye Juan! que te quedo lo mas de bueno; fue muy acertada la idea de grabarlo, ahora esto les permite tener un recuerdo vivo de aquel momento tan gracioso.
Amigo te digo una cosa, que si no le pongo atencion al tenor amateur lo confundia con uno de estos monjes budistas en pleno rezo jejeje... tienen la misma tonada jajaja...

Saludos desde Japon.

pichiri dijo...

Que bonito que unos y otros traigamos a nuestra memoria cosas que ya estaban olvidadas. Probablemente en algún momento las hubiera recordado, pero quien sabe...Lo importante es que hayamos vuelto a revivirlas. Lastima que tengo estropeados los parlantes y los auriculares pero escucharé relamiendome aquel episodio tan sublime en cuanto pueda. Procurad estar siempre unidos, no os de pereza salir de vuestras cómodas casas si es para reuniros todos en cualquier parte. Me ha encantado ver esas fotografias tan hogareñas que me han hecho sentirme en casa como si nada hubiera pasado, con mis suegros, con mis padres, con todos vosotros y sabed que todos, todos, incluyendome yo vamos a estar allí en estas fiestas, yo por lo menos aunque solo sea con el pensamiento.

Mar dijo...

Qué lindos y divertidos recuerdos!.Ojalá me hubiera tocado una familia como la tuya. Nosotros siempre hemos estado "solos" aquí. Mi padre hijo único y mi madre venida de Castellón dejó allí a sus tres hermanos.

Y ahora la cosa no es mucho más diferente. Casada con un bejarano. Mi familia a 50km y la suya a saber cuántos.

Que envidia más sana!

Un abrazo!

The Knitting Songbird dijo...

What a lovely post. It's wonderful reminiscing about Christmases past. I think that Christmas is truly a magical time. My friend at choir who is a homeopath and a very spiritual person says that the only time that we can really be close to God the son is during the 12 days of Christmas. She told us to try to remember what we dream during those 12 days...

And the recording was too funny. Even though I didn't understand a word of it, the laughter was so infectious that I started laughing along too!

Take care dear friend. If we don't hear from eachother, may you and your family have a Happy Christmas and a Wonderful New Year.

Mónica dijo...

Lindo, cuando se junta la familia! ya sea por un casamiento, las fiestas o año nuevo. Lindos recuerdos.

bsss. y feliz navidad!

Nos vemos ¿si?

rAnita nOe dijo...

cualquier excusa es buena para pasar un buen rato en familia.. besos

Txema Rico dijo...

Pos eso, en estas fechas lo que se suele decir...a los católicos Feliz Navidad y a todos Felices Fiestas...!!!

Fran dijo...

Al final nos quedan las navidades que vivimos de niños

Umeka dijo...

Parece que Géminis va a resultar culpable tb de mi paseito por aqui... Una gran blog... Gracias por tu visita. Yo creo que las Navidades de niño son maravillosas, vacaciones, la familia, los abuelos, primos, tios... Hoy me junto con mi hermanos, hacemos un buen grupo en casa entre hermanos y sobrinos... pero el encanto ha cambiado. Un saludo (prometo volver)...

Anónimo dijo...

Hay una parte de la Navidad que me encanta, pero ha ido perdiendo terreno frente a otra imagen negativa de la Navidad: El estress, los gastos, el consumismo, el consumismo y el consumismo...No obstante vale la pena intentar mantener viva la parte positiva de la Navidad en la medida de lo posible. Feliz Navidad a todos!!! católicos y no católicos, porque la Navidad representa las mismas buenas intenciones para todos. FRAN.

JuanRa Diablo dijo...

Javier, para mí ha sido toda una odisea conseguir que se oiga a ese par de "monjes del Tibet" en el ordenador. Parece que en Navidad todo es posible.
Que llegue incluso mi abrazo a Japón.

Pichiri, qué pena que de momento no lo puedas escuchar. Dura solo minuto y medio pero las risas son contagiosas.
Sigamos compartiendo experiencias y recuerdos. También a mí me hacen que nos sintamos más unidos.
Un beso grande

Mar, seguro que tú tienes mil anécdotas que contar de reuniones familiares de éstas. Y esos 50 kms no me parecen nada lejos, "peazo exagerá". ;)

The knitting songbird. I agree. That laughter always makes me laugh too. That's the reason why I wanted to share it with you.
My best wishes for you and your family too.
(Perhaps next year we'll be able to hear you sing (!?)

Mónica, veo que escribes desde Uruguay (nada menos!!)
Muchas gracias por tu visita y vuelve cuando quieras.

Ranita, bien lo sabes tú, que has dado un enorme salto para estar con los tuyos.

Txema, la intención es lo que cuenta. Mis deseos de felicidad se extienden a todos. Con más motivos a los amigos como tú.

Fran. Cierto! Por eso ya que nos quedan tantas por vivir mirémoslas con espíritu de niños, no nos vayamos a amargar tan pronto.

Sí, Umeka, el encanto cambia porque perdemos el candor y la inocencia, pero el amor por la familia no decrece nunca. Eso es lo importante.
(Me gusta la foto de tu perfil)

JuanRa Diablo dijo...

Hola Fran. Mientras contestaba a todos los comentarios te has colado tú, por eso no te incluyo en el bloque anterior.
Estoy totalmente de acuerdo con esa visión tuya. Y qué difícil ser "original" e ir en contra de esa vorágine que nos atrapa y nos engulle con apetito voraz. Por desgracia el empacho repercute en la verdadera esencia de la Navidad que incluso se ha perdido ya para muchos.
Ah, pero cuando sea yo Rey del Mundo haré que cambie todo esto...

geminisdespechada dijo...

jajaja qué bueno! sobre todo las risas que se oyen de fondo.. nosotros nos juntamos en nochebuena todos los primos y siempre cantamos, bailamos, hacemos una obra casera de teatro.. estoy deseando volver a verles :)

María Jesús dijo...

Hola JuanRa! Has puesto todo esto precioso y, que entrañable con todas las fotografías. Y es cierto, las navidades siempre nos lleva a la niñez. Ya se lo digo a Fran en su blog... que recuerdos tan bellos aquellos.

¡FELIZ NAVIDAD A TOD@S!

Un beso

peibol dijo...

Voy a pedir derechos de autor por haberte contagiado de mi idea jajaja.

Ya sabes que pienso como tú, y los momentos familiares buenos,ya sea en navidad o durante el resto del año, son únicos e irrepetibles.

Saludos ;)

JAVIER dijo...

Amigo! como dirian en algun pueblito de mi pais "aquisito nomas esta la navidad" y quiero hacerte llegar un fuerte abrazo y mis saludos para tu esposa, para tus nenes, para tu hermana Ana, para tu hermano Fran y para toda tu familia mis deseos de una FELIZ NAVIDAD!!!

Saludos desde Japon.

akae dijo...

Pues yo volveré mañana a Elda, después de unos cuantos meses sin ir, pero seguro que en 24 horas ya estoy hasta el gorro de navidades y poses :þ
Por cierto: ¿Cómo te puedo gustar La Tumba de las Luciérnagas? ¡Menuda depresión de peli!

molinos dijo...

En mi familia la verdad es que mantenemos las mismas costumbres de hace 25 años. Cenamos en Nochebuena los mismos, con la misma ilusión y casi el mismo menú. En mi casa además no se ha perdido la ilusión de los Reyes, y el día 6 montamos un fiestón que es un descojone absoluto.

Pásalo bien

Umeka dijo...

(Gracias, el photoshop hace milagros...)

silicongirl dijo...

Hola, he venido a saludarte por haber dejado tu huella en mi blog y me he encontrado con esta excepcional entrada de navidad.
Me ha encantado todo lo que nos has contado y, sobre todo, escuchar a los "dos tenores". Ha sido muy bonito.

Besitos y felices fiestas

JuanRa Diablo dijo...

Géminis, me hago una idea, jeje. Eso de las obras caseras también me es familiar. Y si se graban ya resulta el despiporre.
Pásalo bien!!

María Jesús, sólo faltaba Mama Noël y ya ha llegado. Lo ves bonito porque acababa de barrer y quitar el polvo antes de que entraras. ;)
Felices días!!

Peibol, sin duda me debí contagiar al entrar en tu blog (algún virus llevan esas ovejas)
Cuidado con las bolas de coco, contrólate que te conozco...

Amigo Javier, aquisito nomás nos llegan tus abrazos que te devolvemos multiplicados por diez. Brindaremos por tí desde España.

Hola Akae, paisano, que ya estarás en Elda. Esa peli de las luciérnagas me mató directamente y no soy capaz de volver a verla. Tal vez por la impresión que me produjo la puse en la lista.
Un abrazo (y no te empaches!!)

Molinos, no me extraña que contigo sea un fiestón. Tu blog te delata. Casi parece que te veo disfrutando en Los Molinos con los tuyos.
Un abrazo.

Umeka Aparte de eso, me gusta.

Silicongirl, me alegro de que te haya gustado y no hace falta que te diga que estás invitada a entrar a este "infierno" cuando quieras.
Un saludo y... nos vemos!!

Anónimo dijo...

Feliz Navidad a todos los que participáis en este blog y a ti Juan hasta pronto cuando sigamos comiendo, cenando, riendo...juntos.
Besos, Laura.

Ana sister dijo...

Es verdad que lo bonito de la Navidad es lo que llevàmos arrastrando de lo vivido cuando èramos niños.Todavìa me veo saliendo a la marquesina en plena Noche Buena,sintiendo el frìo en la cara y escuchandoos cantar villancicos a todos dentro,buscando la estrella que màs brillara..pensando que de verdad se trataba del niño Jesùs,para darle las gracias por lo dichosa que me sentìa por estar todos juntos.Ahora la navidad ya no tiene esa magia ,pero pongo empeño para que mis hijas las vivan como yo las vivi.

azafran dijo...

hola Juan hijo ¿como mola la navisdad y estar todos juntos eh? ,¡anda ¡¡¡¡¡ana sister por aqui? ¡¡Qué CASUALIDAD? HOLA ANA QUE TAAAAALLLL ¡¡¡¡¡ ¿CUANTO TIEMPO,parece que ha pasado una eternidad¡¡¡¡¡¿que tal,como te va? ¿que haces? cuentame,cuentame.Una abrazo muy gordo y un besazo,perdona juan hijo que salude en tu blog pero una oportunidad asi no la podia desaprovechar¡¡¡¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD OTRA VEZ A TODA LA FAMILIA,FAMILIAS

Ana sister dijo...

Yo tambièn aprovecharè para saludar,tengo la sensaciòn de haber estado contigo hace tan apenas unos minutos,el tiempo no pasa por nosotras.Siento como un dejavu,como si estubieras ahì al lado mìo,sentada dictandome este mensaje.......

azafran dijo...

Es curioso lo que dices porque a mi a veces me sucede lo mismo..te imagino con esa bata balnca de casa que tienes y mascando ese chicle y te quedas callada y no dices nada, y te ries y te oigo decirme al oido¡¡¡¡¡ECHATE A UN LAO QUE NO QUEPO Y DEJA DE LIAR A JUAN QUE AHORA VOY YO.

anasister&azafran dijo...

Esta azafràn....no se lo tengas en cuenta...ella es buena samaritana...y te sigue...es diabloadicta...como todo el que tenga uso de razòn.Me ha encantado esta entrada.Un beso.Ana.
A mi también me ha encantado os leo todos los dias que puedo aunque no escriba nada(hoy ya lo he hecho por todos ) ........Bueno nos vamos la Cabrera y yo a leer a tu padre que se lia ,se lia y a la que me quiero dar cuenta ya hay veinte entradas más. azafran

JuanRa Diablo dijo...

Hola Laura, cuñaica, qué gusto me da verte aparecer. Sí, sí, nos vemos pronto, pero antes déjame que tengo que hacer un exorcismo y yo, el diablo, he de sacarles otro diablo del cuerpo a las tipejas estas que me van a volver loco.
- Ana!!, Azafrán, UN RESPETO a la audiencia!!! ;D

Io dijo...

Bueno! Me acabo de partir yo sóla escuchando la risa contagiosa de tu abuela Paquita.

Y los tenores... ejem,ejem. Me encanta tu señor tío con el "déjalo que pase". Y he forzado el oído para escuchar hablar a tu padre, que me hacía mucha ilusión, pero tu abuela no me ha dejado, ja,ja.

JuanRa, desde luego eras un peligro, ya desde pequeñito.


Que tengas unas estupendísimas navidades!

Un abrazo enorme.

Anónimo dijo...

Tomás: Recuerdo perfectamente aquella "tocata" inprovisada, como siempre tu sonorísima caracajada era lo que más me hacía reir...

Un estertor dijo...

No me decanto entre emocionante y emotivo para dejar una simple y solitaria palabra a modo de comentario.
Así que, así se queda.


¡Un saludo!

JuanRa Diablo dijo...

Muchas muchas gracias Io
Se me metió entre ceja y ceja que tenía que colgar esa grabación y no he parado hasta conseguirlo. Iba destinada sobre todo a mi padre pero fatalmente le fallan los altavoces. ¡Qué rabia!

Felices y mediterráneas navidades para tí, Sophía y demás familia.

Tomás, ¿te imaginas si algun día pongo el video de los monicatos? Jejeje, soy capaz

Y a usted, Estertor, siempre impredecible, sepa que tiene siempre aquí silla resevada
Un saludo

****Gracias a todos. Hemos llegado por primera vez a los 30 comentarios!!! Yujuuu!!!****

Isabel dijo...

¡Feliz Navidad a todos!

La verdad es que las cosas han cambiado en mi vida en tan poco tiempo que las Navidades ya no son lo que eran, ni de lejos. Pero, al igual que mi amiga Ana, espero poder transmitirle a mi Juan esa alegría y esa ilusión con la que yo he vivido estas fechas cuando era pequeña.

La verdad es que, a pesar de todo, a mí me siguien gustando estos días.

Un beso para todos
Isabel

Tercera Opinión dijo...

Hola JuanRA, tienes razón en que las fiestas, fechas o días no son ni buenos ni malos en sí mismos. Lo importante es cómo uno los viva.
Y al final, más importante que la propia vivencia son los recuerdos, pues éstos duran para siempre.

Felices Fiestas y gracias por leerme.

Un abrazo.

pichiri dijo...

Juan: Observando la fotografia en la que supuestamente estoy sentado en el sofá pasando el brazo por los hombros de Francisco, creo que no soy yo sino mi querido amigo Jorge Bellot q.e.p.d.. Cuando la ví inmediatamente lo reconocí, aunque no sé el motivo por el que estaria en casa en aquel momento. Consulta con tus hermanos y sacame de esta duda, ya que no me reconozco en esta fotografia, y en la que en cambio si reconozco a Jorgito. Un abrazo.

Umpi dijo...

Hey!!! Siempre de culo, hasta en navidad!!! ya llevaba tiempo sin pasarme por tu blog, y me he encontrado con esta historia!!

Es simplemente un ejemplo mas de como cambia la navidad de cuando eres crío a cuando te vas haciendo mayor...esos dias especiales en los que se junta la familia, esos nervios de la noche de reyes.....

Yo soy de los que les gusta la navidad, que le voy a hacer..se me llena la casa de gente, todos fumando (odio el humo) pero es bonito...no cantamos villancicos pero estamos todos juntos, que es lo importante!!

Aprovecho para felicitarte la navidad y desearte un feliz año 2009!!!

Lillu dijo...

Las navidades de la infancia siempre tenían otro color, incluso otro olor :) Yo recuerdo especialmente unas, creo que las únicas que pasamos en familia con todos los abuelos, mis tíos y mis tres primos primeros. Al año siguiente falleció mi abuelo materno y ya no volvimos a reunirnos :/ A veces la vida da giros tan bruscos... ays.

saluditos, espero que estés pasando unas buenas fiestas :)

JuanRa Diablo dijo...

Querida Isabel, me alegro muchísimo de tu visión positiva ante la vida pese a lo dura que a veces se nos presenta. Yo aprovecho tu visita para transmitirte mis mejores deseos a tí y a tu familia y un beso enorme. Ya sabes que te quiero un montón.

Tercera Opinión, me ha alegrado mucho encontrarte aquí en mi blog. El tuyo no tiene desperdicio y ya soy adicto a él.
Felices fiestas para tí también.

Pues no, Pichiri, ese no es Jorge, eres tú. Si pinchas la foto podrás verla un poco más grande. Es curioso que no te reconozcas pero yo sí lo hago. Además, es una lástima, pero no tenemos foto de Jorge con nosotros.
Un beso.

Hola Umpi, relájate hombre, aunque la verdad es que en estas fiestas se descansa más bien poco. Con tanta gente alrededor y tanto trasnochar...
Pásalo bien y Feliz Año Nuevo, Umpi. No queda naaa.

Qué tal, Lillu? Espero que te encuentres bien y pasándolo lo mejor posible. Seguro que llegarán nuevas navidades con buen sabor y "olor". No lo dudes!!
Un abrazo.