5 de octubre de 2009

SAMUELADAS Y AITANERÍAS



.
Cuando yo era pequeño, si me despertaba antes que mis padres, no se me ocurría llamarles y mucho menos levantarme de la cama.
Me quedaba acurrucado y esperando en silencio, con la ilusión de que se les pegaran las sábanas, se hiciera muy tarde y no nos llevaran al colegio a mis hermanos y a mí.
Es algo que jamás ocurrió pero había mucho aliciente con tan sólo imaginarlo.

Mi hija no es así.

No creo que haya muchos casos en el mundo en los que sea la hija la que despierta al padre para que la lleve al cole, y yo debería estar orgulloso de esta más que probable exclusividad, pero no, no lo estoy.
Invariablemente, sea el día de la semana que sea, a eso de las 7,10 de la mañana se oye un tímido "¿Papiii?" que proviene de su habitación. (No "Mamiii". Nunca "Mamiii". Siempre "Papiii")
Yo hago como que no la oigo, con la absurda esperanza de que tras su tercera o cuarta llamada se canse y se vuelva a dormir. (Sí, a veces soy un pobre infeliz).

- Te llama tu hija - murmura mi mujer.

Ya sé por experiencia que después de unos cuantos "Papiiis" a lo bajini, Aitana cambia su registro y comienzan los "Papaaás", más serios y con el tono propio de "la-paciencia-tiene-un-límite"
Para qué ir contra corriente, mejor se levanta uno y se deja llevar por la rutina matinal, como un autómata. Tengo la facultad de poder hacer algunas cosas mientras sigo durmiendo.

Aitana es niña de costumbres invariables. Le gusta que al entrar cada mañana en su habitación le digamos "Buenos días". Si se te olvida, te saluda ella con un tono de reproche para que caigas en la cuenta de que no empiezas bien las cosas. Le gusta que la coja en brazos y la lleve a nuestra cama, que la arrope hasta la cintura nada más, le prepare su biberón con cereales y se lo de envuelto en una servilleta de papel poniéndole antes una almohada en la espalda para que esté cómoda. Ha de ser así y sólo así. Si no das esos pasos uno por uno, se convierte en una abuela muy vieja y muy gruñona que te pone firme con cuatro enérgicas advertencias.

Como si estuvieran sincronizados, la campanilla del microondas al terminar de calentar la leche da paso a la voz de mi hijo desde la otra habitación.

- Papiii ( No "Mamiii". Nunca "Mamiii". Siempre "Papiii")

Claro que, para entonces, mi mujer ya está de acá para allá por la casa a punto de marcharse (Tiene la suerte ser dependienta en la frutería de nuestro mismo edificio por lo que sale a trabajar un minuto antes de abrir la tienda) pero antes de salir me da las oportunas instrucciones diarias:

Hoy Aitana no lleva almuerzo porque hay cumple en su cole. A Samuel ponle la chaqueta gruesa y que se lave la cara, que no me baje con legañas, y ponles colonia a los dos, y no os confiéis no vayáis a llegar tarde. Adiós, ahora os veo”.
“¿Dónde dices que está el almuerzo de Aitana?”
“Pero tú me escuchas??”

A partir de que la mami se marcha, todo es cuestión de estar pendiente del reloj para distribuir bien el tiempo. Nuestros seis o siete minutos de remolonear en la cama viendo Bob Esponja en la tele no nos los quita nadie. (Mira que me hacen gracia estos dibujos. Yo creo que más que a mis hijos)
Después de vestirles, preparo el desayuno a Samuel. Aitana se convierte en la voz de la conciencia que va repitiendo “Venga, date prisa, tómate la leche que nos vamos al cole”. Cuando dice estas cosas tan seria a mí me da un poco de miedo.

Por lo general nos sobran de 10 a 12 minutos antes de salir y los pasamos en el salón. Ellos sacan algunos juguetes y se ponen a jugar en la alfombra. Yo rechazo la idea de encender el ordenador porque me conozco y sé que si lo hago se me va el santo al cielo y me olvido del tiempo.

De repente miro el reloj y me percato de que ya deberíamos estar camino del colegio.

- ¡Ay, madre! ¡Rápido! Vámonos, vámonos. ¡Chaquetas y al ascensor!
- Espera que recoja mis juguetes – me dice Aitana
- No, no, luego los recojo yo – le contesto todo apurado
- La mamá dice que tenemos que recoger los juguetes.
- Te digo que luego lo hago yo, que se nos hace tarde
- Papá – me dice Samuel- ¿no apagas el ordenador?
- No, no hay tiempo, vamos, salir, salir – les digo mientras les echo colonia a lo loco.
- ¡ Papiii – protesta Aitana – que casi me la tiras en los ojos!

Ya en el ascensor me percato de que he olvidado lavar la cara a Samuel y le pido que me mire. “Vale, no hay legañas. Hoy tiene pase. Uff, qué agobio”
(Por suerte algo de ventaja ha de tener el que mi mujer no lea el blog. Quedo inmune a sus reprimendas, jeje)
.
Entramos a la frutería y la atravesamos para salir por la otra puerta que da a otra avenida; de esta forma atajamos mucho. Despedidas y en marcha.

Hay sólo cinco minutos andando hasta el colegio de Samuel y diez a la guardería de Aitana. Aún así este recorrido hay que hacerlo a paso ligero.
Ayer nos cruzamos con un perro grande. Aitana les tiene miedo a los chuchos, no importa su tamaño. Explicándole algunas cosas, intentamos que venza ese miedo, así que cuando ve alguno exclama:
“Ay, un perro, ay qué bonito, los perros no muerden, no hacen nada, a mí no me dan miedo” pero lo dice tan pegada a mí que casi me hace tropezar.
Al pasar el animal, Aitana se volvió unos segundos para verle marchar y luego me dijo:
- Papá, he visto un rabo.
- ¿Un rabo? ¿O un perro con un rabo?
- Un rabo colgado de un perro.
Samuel y yo nos miramos y nos aguantamos la risa.

La cantinela diaria de Aitana está en preguntar cuándo vamos a ir a la feria. Hace dos semanas que pasó, pero a ella le gustó tanto que quiere volver. Ya le hemos dicho que tiene que pasar un año para que vuelva, pero no tiene claro qué es un año.
Alguien se lo tendrá que explicar.

38 comentarios:

molinos dijo...

Soy primer!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!. A mi esto me suena muchísimo..pero las mías son un coñazo...sobre todo C. que hay que sacarle de la cama con grua.

peibol dijo...

Veo que lo tienen clarísimo XD. Me recuerda a cuando engañaba a mi prima pequeña (y a mi actual primo pequño) sobre cuándo volveríamos a vernos. Siempre le decía que el lunes y ella lo aceptaba sin más... sólo que ni siquiera sabía en qué día vivía como para corroborarlo.

¿Cómo se hace un biberón con cereales?

Un abrazo

PD. ¡Me encanta el sillón en miniatura de Aitana!

carlota. dijo...

Me has recordado cuando el nano era más peque y dormia conmigo , ahora sólo se me escucha a mi ,"date prisa corre , apaga la tv , corre , corre correeeeee"

Besos .

PD vives en Yecla?

Anónimo dijo...

Por qué le mentis a la niña?
Si dice que tiene cinco son cinco y punto.no hay mas que hablar
Y eso de que los perros no muerden?
Los perros muerden, pero que no habeis visto esa bocaza con esos dientes que tienen los perros?.
Demasiado diplomatica veo yo a Aitana al simular que os cree...
SAX

JAVIER dijo...

Bueno amigo, que usted si es todo terreno. Que suerte la tuya.
El "diablito" y la "diablita" estan muy bellos.

Un abrazo.

Saludos aun desde Japón.

anasister dijo...

JA,JA,JA,JA,JA.....Me los como,a los dos.Traerme a Aitana este puente por el amor de Dios.Me niego a seguir sin verla ni un minuto más.Ya sé lo que le diré nada más verla...el año que viene te vas a la feria,eh? a ver si con esas se digna a mirarme a la cara y salir del sobaco de su padre.

The Bug dijo...

Si lo alivia lo de mal de muchos consuelo de tontos (sin hacer presunción de tontez por mi parte) le cuento que yo me debería levantar a las 7:15 y mi hija debería hacerlo a las 7:00.
Sin embargo ella insiste en levantarse a las 6:15 y comportarse como si fuera mi madre para intentar sacarme de la cama lo antes posible.
Si por lo menos preparara mi desayuno...

Mónica dijo...

Vaya, yo de pequeña hacía lo mismo que tu, me resulta muy graciosa tu niña. Tiene que ser adorable.

Un besito

Amig@mi@ dijo...

Pues tu mujer no sabe lo que se pierde no pasando por aquí.
Es precioso, pero te advierto que cuando crecen te da una pena verlo...
Un besote

Anónimo dijo...

Vaya pareja de diablillos,que teneis en casa, tan salados, son para comerselos, haz el favor, de hacer que este año sea más corto y te los traes a la feria de Villena, que está a punto de comenzar. Un beso manchego muy fuerte y en especial a ellos.
Mar

JuanRa Diablo dijo...

molinos:
Si es que los extremos son insufribles: ni tan dormilones ni tan madrugadores. ¿Dónde se compran los niños "normales"?

peibol:
No estés tan seguro de que "no saben"; los niños saben más de lo que aparentan.
No te imagines los cereales tipo corn flakes, están como yo por las mañanas: hechos polvo. ;)

carlota:
Ya veo, a contrarreloj tú también, ¿no? Estas cosas deben ser muy contagiosas.

Sí, vivo en "el extranjero", ¿por?

Sax:
Oye, que en lo de los cinco años yo no intervine; nada que objetar.
En cuanto a los perros... bueno, le diré que muchos ladran pero no muerden y algunos pocos muerden. El año que viene se lo diré.

Javier:
Tú lo has dicho, unos pequeños demonios es lo que son :D
Un abrazo

PD. Pero te vas a desjaponizar?

anasister:
Ten por seguro que te la ganarás con el tema "feria". Para que tengas tema: quiere volver a subir en el coche de Mickey, en las burbujas y en los perritos.
Nos vemos!

The bug:
Está claro: nos han nacido hijas con una clara y precoz vocación de madres. Habrá que soportarlo, amigo.
(Yo lo del desayuno no lo descarto. Es cuestión de tiempo...)

Mónica:
Bienvenida de nuevo. Veo que has vuelto con nuevo formato de blog.
Gracias por pasarte.
(¿Qué te voy a decir de mi niña? je, je)

Amig@mi@:
Anda que como le de esta vez por leerme, me empapela.
¿Pena dices? ¿Entonces debo desisitir de estas ganas que tengo de que se emancipen ya?

JuanRa Diablo dijo...

Mar:
Hola chiquilla! A Samuel sí le llevamos una vez a la feria de Villena. Será cuestión de replanteárselo para volver con los dos.
Lo consultaré con mi cartera.

Un abrazo

PD: Recibí tu foto con Rasanliz!

Luis Antonio dijo...

No tengo la menor duda: estás hecho un padrazo.

Un cordial saludo

Txema Rico dijo...

Juanra, Juanra....disfruta esos momentos matinales, que a pesar de lo estresantes que puedan ser, que lo son, y sé lo que me digo, al tiempo son irrepetibles. A mi con mi Carla de 16 y el Dani de 8 casi casi se me quedan tan sólo para el recuerdo más inmediato...como pasa la life,,,!!!!

Juanra, las galletas, las del desayuno no, las otras...jajja

Umpi dijo...

Por el amor de dios!!! con lo que me gustaba (y me sigue gustando) dormir, creo que si algún dia hubiera despertado a mis padres ANTES DE LA HORA, se hubieran puesto a llorar, o me hubieran llevado al psicólogo directamente...

"es muy raro, oiga, lleva dos dias despertándose 15 minutos antes de que suene el reloj. Es grave??"

De echo, aún hoy en dia, que por suerte o por desgracia vivo con mis padres, las mayores broncas que tengo con mi padre son por dormir...no entiende que entre semana me despierte a las 5, y el sabado quiera aprovechar para dormir...pues no lo entiende!!!!! en fin......

Que estás echo un padrazo...si se te cae la baba!!!!

Enhorabuena por esos dos soles!

Lillu dijo...

Ay, qué lindosssss, y qué bien se llevan!! Tu hija de mayor va a ser jefa, por lo que cuentas... no sé de qué, pero jefa de algo, que tiene madera XDDD

La explicación de los años es de libro, vamos, y fíjate que la veo más convencida a ella de que será cuando tenga cinco... a ver si el año que viene no hay feria y ella ya lo sabe!!! XDD

saluditos

Gamar dijo...

Que suerte la tuya, a las mías tengo que despertarlas varias veces hasta que arranquen. Y yo tengo un reloj interno que me despierta a la misma hora sin necesidad de reloj, pero hasta los domingos!!
Saludos

Anónimo dijo...

No te quejes Diablo que el tiempo pasa volando, madruga y disfruta...es cuestión de tiempo el acostumbrarse, en mi casa desde hace 18 años no tenemos despertador, bueno si, mi hijo, que sigue levantandose a las 6,30 porque entra a las 7,45 al insti y lo tiene a 2 minutos de casa.
Se pasa mas de una hora abriendo y cerrando puertas, encendiendo y apagando luces ¿que prefieres lo de ahora o lo que esta por venir?
Un abrazo padrazo.
Rasanliz

mochuELIn dijo...

Tengo la facultad de poder hacer algunas cosas mientras sigo durmiendo.

YO TAMBIÉN!! de 8 a 12 lo hago a diario!!

Oye... que lleva Aitana, un pijama con botas de agua en casa?? el estilista eres tú verdad?? no se si me he reído más de eso o de la explicación de Samuel, y ella tan pizpireta haciendo como que lee, esta niña es la repera demoniera!!

He regresado de las vacas... toda una aventura!

Fran dijo...

Me ha extrañado eso de que tu señora no te lee.
Qué risas el video. Así que un año es cuando yo tenga... no espera, cuando tú tengas... Vaya, ya me habeís liado. jeje

Bichejo dijo...

Me ha encantado el vídeo y ver a los minidiablos en movimiento!!!

JuanRa Diablo dijo...

Luis Antonio:
Bueno, aún estoy haciendo el máster, jeje.
Gracias.

Txema:
Yo creo que tus hijos cumplen años más rápido que los míos. ¿Cómo lo haces?

(De hoy no pasa. Hoy finiquitamos las famosas galletas)

Umpi:
Uno de mis sueños es meterme en la cama y dormir hasta hartarme; después levantarme, desayunar y volverme a acostar para seguir durmiendo.
¡Cómo te comprendo!

Chiste fácil:
¿Y cuándo vas a "abandonar" a tus padres? ;)

Gracias.

Lillu:
Sí, sí, la has calado. De hecho ya es jefa... de Samuel. Con decirte que él es cuatro años mayor y ella es la que le dice tajante :"Come y calla" ¡Será sargenta!
Cuando tenga cinco años va a dar un miedo... No quiero ni pensarlo.

Gamar:
Mucha descompensación veo yo en nuestros casos. Debería poderse hacer trueque con estas cosas para nivelar las balanzas.
"Me sobran ganas de levantarse de una niña, ¿a alguien le faltan?"

Saludos

JuanRa Diablo dijo...

Rasanliz:
En mi casa el despertador es de marca Aitana. Si al menos los domingos se quedara calladita...
Seguro que al menos ese día te deja descansar tu hijo, suertudo.
Un abrazo.

mochuELIn:
Venga, no exageres, que los mochuelos tenéis siempre los ojos bien abiertos.
Si hasta te has dado cuenta del look pijama-botas de agua. Pero es cosa suya, ¿eh? Es así de presumida. A lo mejor crea tendencia... :D
Me ha encantado eso de "repera demoniera" :)

(Contarás cosas de tus "vacas" en el blog, ¿no?)

Fran:
Mi señora, como tú dices, sólo me lee ... la cartilla. XD
Bueno, el blog lo lee si le insisto mucho, pero esta vez me abstendré por lo que pueda pasar, jeje.

PD. Ya le has vuelto a cambiar la hora al reloj, ¿no?

Bichejo:
Pues si los quieres ver en vivo y en directo te los paso una temporada. A ver si te siguen encantando... ;)

JAVIER dijo...

Claro!!! que me voy a desjaponisar pero poco a poco jajaja... cuando visites mi blog te enteraras como van las cosas ya que mi sitio tambien es una buena TENTACION DONDE CAER jajajaja...

Un abrazo amigo.

Saludos aun desde Japón

March La Cinefila Desconocida dijo...

Tus mini diablilloa tienen que ser lo mas cool del mundo! Muy chulo el videín!

XOXO

El kioskero del antifaz dijo...

Menos lo del Bob Esponja, el resto de tu historia contando esa cosa de la cotidianedad matinal... coincide totalmente con la mía.

Hasta mi mujer trabaja a una manzana de casa!! (manzana no de frutería, pero sí de distancia).

Creo que si hay un clon de cada uno de nosotros oculto en alguna parte del mundo... tu clon soy yo ;-)))

carlota. dijo...

Por que hace poco estuve allí , comimos con una pareja de allí y nos llevaron de turismo arriba , donde hay una excavaciones y tal ... y luego fuimos a un café , bueno por allí estuvimos un díaaaa entero .


Besos

Gla dijo...

Me morì de amor al ver esos niños filosofando de esa manera.... Peripecia más, peripecia menos, todos salimos corriendo por las mañanas....
¿Así que tu mujer no lee el blog? Somos varios los miembros de ese club parece....

JuanRa Diablo dijo...

Javier:
Ya he pasado por tu blog. Y en breve lo enlazo de nuevo con el mío.

March:
Sí, pero también te digo que a veces mis peques dan más miedo que el monotemático que estás escribiendo.
XD
Un abrazo

Kioskero:
Si tantas equivalencias hay me obligas a quitarme mi antifaz, o nos confundirán finalmente :P

Dices clon, no clown, ¿verdad? ;)

carlota:
¿¿Tú por mis dominios y yo sin enterarme?? La próxima vez me avisas para que te de un par de besos ;)

Gla:
Tú lo has dicho, eso es pura filosofía.

Si inauguraras el club de "blogueros sin partenaire" me avisas, ¿eh? ;)

Loli dijo...

Ohh, cuántos comentarios, casi no queda sitio para mí (-:. JuanRa, jeje, o todos los papás somos iguales, o todos los niños se rigen por el mismo papel. Si es que son todos igualitos. Mis hijos madrugan sábados y domingos, llaman siempre a Mamá¡¡¡, nunca a Papá¡¡¡, el resto de los días no hay quién los levante para ir al colegio , tienen su ratito de tele después de prepararse, aunque en casa el Bob esponja es Bobo Esponja, ay qué ver qué absurdo son a veces estos dibujos¡¡.

Me ha hecho gracia lo de tu niña y la feria, que piensa que está fija para cuando ella quiera. Con esas edades son así. Recuerdo mi hija, cuando tenía dos añitos. Un día, al salir de casa había una moto aparcada con su casco agarrado a la motillo con una cadena, casi rozando el suelo. Y ella soló aquello de "casco cayó". Pues estuvo así más de un mes, con la misma expresión cada vez que salíamos de casa.
Besotes JuanRa, me entretengo tantísimo con tus entradas. Lástimas que no disponga de todo el tiempo que quiero para leer con tranquilidad.

Anónimo dijo...

Hola juan estas hecho un padre hogareño,Pero quien no con esas hermosuras de hijo que tienes,tan obedientes y madrugadores.
Que foto de octubre preciosisima.
un beso muy grande para SAMUEL Y AITANA que sigan asi portandose bien y juiciosos.
Un abrazo MILENA.

Anónimo dijo...

Es un maravilla ésto que dices de que Aitana te llama por las mañanas, SI YO TE CONTARA, como ahora tengo que llamar a Jordi de 19 años una y otra vez y escuchar sus "déjame en paz que ya voy " y algún que otro improperio, es totalmente injusto por no decir más cosas. O sea que disfruta de ese papii mañanero por que lo que viene más adelante es horroroso.
Un saludo. Remolina

JuanRa Diablo dijo...

Loli:
Para tí siempre habrá un hueco aquí, no te preocupes.
Tienes razón, esa inteligencia de los niños es común a la mayoría, pero ¿a que no dejan de sorprendernos? Ya han pasado dias desde que escribí esto y aún me dice: "Papi, el año que viene viene otra vez la feria, ¿a que sí?" ¡La pobre, qué fidelidad a su cochecito de Mickey! :P

Milena:
Gracias.
Otro beso grande de todos nosotros para allá. A mí también me gusta mucho la toto de octubre. Tu hija valdría para modelo fotográfica.

Remolina:
Qué lejos veo esa edad difícil de la que me hablas. Intentaré llevarla con paciencia y sin creermela demasiado, que sé que las cosas suelen volver después a su cauce.
Intenta ver el video. Te gustará.

bibliobulimica dijo...

No se ni cómo he llegado aquí pero estoy encantada leyendo esto de tus niños ¡que bonitos!
Yo debo confesar que tuve una hija, y ya me andaba porque dijera "mamá". Tres años después tuve un niño y ya era más sabia. Lo que me quería era que dijera "papá". Ahhhh, todavía recuerdo la satisfacción que pintó mi rostro una noche en que dijo "papáaaaaaa" y mi marido saltó de contento porque le había llamado a él. Me preguntó "¡escuchaste eso! ¡dijo papá!" y yo lo miré con cariño y le dije "si cielo". Cuando nació el tercero también enseñé a decir papá ;-)

Io dijo...

Pues eso, ja,ja,ja,ja,ja, cuando pasen semanas y sea Enero otra vez. Si para mí está clarísimo!!! :)

Qué niños!!! Aitana es de comérsela, que preciosidad de muñeca, y qué carácter! Cómo persevera en sus opiniones, je,je,je, cuando yo tenga cinco. Y Samuel, ejerciendo de hermano mayor, ainssss, me hace suspirar de emoción, ver a un enano como él adoptando su preeminencia jerárquica, ja,ja,ja, todo serio y mirándote de vez en cuando para buscar confirmación, je,je,je.

Yo odié el colegio toda mi vida. No recuerdo un sólo día en que fuese con ganas, salvo las excursiones. Soy de los tuyos. Debe de ser que ahora los colegios son lugares acogedores y divertidos, y no las mazmorras en las que nos daban clase en mi colegio de monjas, ja,ja,ja.

Qué ilusión me ha hecho ver tu casa, tus hijos, ese pequeño cosmos en el que la magia es algo cotidiano.

Enhorabuena, Diablo, enhorabuena por lo que has creado.

Besazos.

Pecosa dijo...

Pero vamos a ver una cosa: esta niña no puede tener dos años aquí en el vídeo. Porque lo dice Samuel, que sinó te digo que si me tomas el pelo.
El otro día fue el cumple de la nena de unos amigos. Hacía dos años. "Nico" es "Kiko". "Sí" es "tí". Y no construye frases. Y en la fiesta del cumple había nenas de su edad que apenas pronunciaban palabra.

Tío, en serio: tu hija es tan alucinante como hermosa.

JuanRa Diablo dijo...

Espera, que voy a por la fregona que lo he llenado todo de babas... :D
Pues aqui ves la excepción que confirma la regla. A los dos años hablaba clarito. Y también yo he comprobado la diferencia escuchando a los compañeros de su nueva clase, que con su edad dicen buba, chiche, rompío, en vez de herida, carne, roto...
Además de que la corregimos y que tiene un hermano mayor en quien fijarse es que ha salido ratilla la niña.

Ehh, hoy estás curioseando por los infiernos!! (Pero ve cerrando puertas, que hay corriente)

Anónimo dijo...

Muchas gracias poe permitirme disfrutar de estas escenas tan tiernas con los diablillos de tus hijos. La verdad que se me cae la baba.
carlos