5 de febrero de 2010

¡ESCARAMUUUCH!

Cuentan que un anciano, sabiéndose en los últimos días de su vida, reunió a los tres hijos que con él vivían para repartirles sus bienes.
.
- A ti, Rodrigo, te dejo esta casa y las tierras que la rodean. Para ti, Dámaso, son el molino de la colina y el campo de trigo. Y para ti, Alonso, toma, el mando de la tele.
.
Quedaron los tres muy asombrados y confusos por este último legado, pero semanas más tarde, faltando ya el padre, mientras los tres varones veían la televisión, los dos hermanos mayores empezaban a impacientarse ante la imposibilidad de no poder ver más programas que los que Alonso quería.
Entonces comprendieron que la herencia no estaba descompensada: los dos primeros habían recibido las riquezas, y el tercero, el poder.
.
Este famoso cuento que me acabo de inventar me viene de perlas para hablar del mando de la tele, ese invento entre inventos que tantos quebraderos ha dado siempre en Casa Cabrerator's. Yo no sé en las vuestras, pero en la mía SIEMPRE se extraviaba. ¡SIEMPRE!
.
¿Alguien ha visto el mando de la tele?
Pero si lo tenía yo en la mano hace 5 minutos!!
Ayudadme a buscarlo, anda...
.
Y cuando estábamos a punto de asesinar, se dignaba a aparecer en la despensa, al lado del jamón serrano o tenía la caradura de asomar por debajo de un cojín del sofá que habíamos levantado ochocientas veces.
.
Yo considero imprescindible el mando a distancia porque hace muchos años que la tele ya no me emociona como lo hacía antaño. Ha perdido toda su originalidad, todo su mágico candor y se ha convertido en una aburrida vieja prostituida. Sólo me divierte acosarla con el botón de los canales. Plink, plink, plink, canales hacia arriba, plink, plink, plink, canales hacia abajo. Si en cinco segundos la imagen que veo no me atrapa, plink, otro. Si después de un barrido no me he enganchado a nada, me voy al ordenador.
Siempre acabo en el ordenador.

Pero la anécdota que hoy voy a contar es de los tiempos en los que la tele aún me seducía y nos guiñábamos los ojos con complicidad. Eran aquellos tiempos en los que, después de comer, mi padre solía acaparar el mando a distancia para terminar durmiéndose en su sillón con las manos sobre el vientre, los dedos entrecruzados sobre el mando, bien sujeto como una posesión valiosísima que debía evitar que le robaran. La misión de quitárselo para poder buscar en la tele un programa de nuestro agrado no era nada fácil porque había que esperar a que se durmiera profundamente y se aflojaran un poco las zarpas que lo guardaban.
(En este punto imagino perfectamente a Juana Mari de Sax, mi lectora más crítica, diciéndome: "¡No entiendo nada! ¡Pero si uno puede cambiar los canales de la tele sin necesidad de mando! ¡Que la tele también tiene botones!" Sí, ya lo sé, pero ¿me lo vas a comparar con el inmenso placer de un zappineo en posición horizontal?)

Un día anunciaron en la tele una película, Scaramouche y mi padre dio un brinco emocionado:

- ¡¡Escaramuuuch!! ¡¡Escaramuuuch!! Nenes, esta película es bueníiiiiiisima. ¡Tenéis que verla! La vi siendo yo un crío. ¡Ya veréis qué bonita!

La cosa sonaba a antigualla pero visto su interés nos sentaríamos a verla, por supuesto.
Y una vez colocados y tras quince minutos de emisión se oyó un ruido superior al que producían los espadachines de la tele chocando sus sables. Era profundo como gruñido en caverna y, al volvernos, comprobamos que provenía de la garganta de nuestro progenitor: JJJJJJGGR ZZZZZZZZZ... ¡Se había dormido!
- Pero bueno, ¿tanto interés por Escaramuuuch y se queda roque?
- ¡Quítale el mando!
- ¡Quítaselo tú que te has levantado!
Me acerqué sigilosamente, aferré un extremo y empecé a tirar suavemente de él.
De repente abrió un ojo.
- Ehh, ¿qué haces?
- Dame el mando, queremos cambiar.
- No, que la estoy viendo.
- ¡Pero si te has dormido!
- Pero la estoy oyendo…

Desde entonces, cuando coincidimos los cuatro y alguno se acuerda, grita: "Escaramuuuuch" y los demás exclamamos:
- ¡Bueníiisima!
- ¡Tenéis que verla, nenes!
- JJJJJJGGRRR ZZZZZZZZ

30 comentarios:

peibol dijo...

En mi casa mi padre es el dueño y señor del mando de la tele... hasta que llega mi madre y reclama lo que es suyo. XD

Por eso, y porque en internet puedo encontrar todo lo que quiera (series, películas, reportajes, documentales...) he obviado a la tele en mi vida. Hubo un tiempo en que manteníamos una bonita relación... pero ya pasó :)

Bruji dijo...

Eso de que siempre se pierde, es la más pura realidad, no hay día que en yo no días "Sabeis donde está el mando, es que no lo veo?", si fuera como el movil no habría problemas, te llamas desde otro teléfono y enseguida lo encuentra, pero el manda te toca rebuscarlo, que si por de bajo del sofa, de los cojines, encima de todas las mesas...:)

Mariluz dijo...

Simpática historia, como todas las tuyas :-) Me ha recordado a mi padre, que también se duerme con todas las pelis. Un abrazo y feliz finde!!

Bichejo dijo...

Creo que todos los padres hacen lo mismo con el mando, no soltarlo ni dormidos.

En esta casa no se pierde nunca el mando...por qué? porque no lo suelto, soy cero democrática en lo que se refiere a la tele, qué le vamos a hacer?

Anónimo dijo...

Qué gracia me ha hecho este post porque mientras voy leyendo lo estoy viendo,Cuando se queda dormido con el mando en el pecho,Me toca quitarselo despacito para cambiar de canal y ver lo que a mi me gusta y despues de media hora me dice porque has cambiado de canal.
Un beso MILENA

anasister dijo...

Escaramuuuuch!!!!! porque no es Escaramuch.Es Escaramuuuuuuuch!!! gran película según dicen..auqnue todavia no he reunido las fuerzas suficientes para verla.

anasister dijo...

Ni esa,ni la sombra del actor.ja,ja,ja

JuanRa Diablo dijo...

peibol:
Normal, en la escala de mandos está primero el mando pater pero por encima la mater mandamás. Eso ha sido así a través de los siglos XD

Pues desde que abandonamos a la tele, me han dicho que se arrastra infeliz rebuscando por la basura... :S La pobresita!

Bruji:
Te voy a decir algo, pero que quede entre tú y yo, que la gente enseguida habla más de la cuenta.
Los mandos de la tele ¡son seres vivos! que gozan haciéndonos rabiar y vengándose de que les oprimamos. Lo que yo te diga...

:
Hola! Qué alegria ver por aquí a mi Hada mágica de las Tierras Frías.
Recuerda que los padres se duermen, pero la peli la siguen oyendo. O eso parece... :D

Bichejo:
A tí lo que pasa es que te lo consentimos todo porque tienes un mono sin domesticar aún, pero cuando lo metamos en vereda.. ese mando se sortea! ;)

Milena:
Jajaja, ¿verdad que es así? Tú lo habrás comprobado bien.
Necesitais doble mando para los momentos JJJJJGGR ZZZZZ
Un beso

anasister:
Iba a nombrar La sombra del actor, pero con esta autoimposición de un febrero de entradas cortas no he podido... Pero sabía que te acordarías, jajajaja.

Lillu dijo...

Jajajaj si es que en todas las casas es igual! :) De adolescentes mi hermana y yo teníamos verdaderas peleas por el mando de la tele! Eso cuando no estaban mis padres, claro. Mi padre se dormía sí o sí después de comer, y aunque no estuviera viendo nada, siempre se despertaba cuando le cambiabas de canal XDD Y mi madre usa la tele también como somnífero, tanto que cuando la llamo por teléfono le pregunto "mami, qué película estabas durmiendo?" porque le parece que todas las ha visto ya pero no se entera porque se duerme :P (Si me lee sabe que es verdad!!) XD

saluditos

Mª Angeles y Jose dijo...

Yo ya, ni me siento delante de la tele, directamente al ordenador jajajaja....esa historia me la conozco....todos los padres dicen lo mismo...si la estoy escuchando..jajajaja

Paco Merlo Ansin dijo...

Hola! Si has perdido tu paraguas quizás lo encuentres en mi blog. Si coges otro no pasará nada, si no lo necesitas o no te gusta ninguno puedes llevarte de recuerdo alguna de mis fotos para tu blog o para lo que quieras, me sentiré muy halagado.
Ansin soy yo!

pichiri dijo...

Todo eso lo decís porque nunca pusisteis la mas minima voluntad de ver esta pelicula que marcó epoca en mis tiempos. Es buenisima y si estuviese por ahí ya me encargaria de que mis nietos la viesen a la edad que las peliculas dejan huella. De todas formas por si quereis redimiros os dejo algunos títulos que si los veis podreis paladear el sabor de lo mejor de lo mejor; Caballero sin Espada, Odio Entre Hermanos, Objetivo Birmania,La Tortura de la Carne y El Gran Pez, entre otras.

Anónimo dijo...

Ayyyyyyyy que verguenza
Con lo anónima que a mi me gusta ser......Jajajaajaja.
SAX

El Zorrocloco dijo...

Es curioso, pero yo como hijo único logré a lo largo de los años hacerme con su control... Hasta que apareció el internet de banda ancha y desapareció la necesidad de estar delante de la tv a una hora determinada o tragarse los anuncios. Desde entonces se rige por el lema "el que primero se sienta a cenar, elige" XD

Anónimo dijo...

Además, que para quitarle el mando tendriais que levantaros no?
Pués ya que uno se levanta cambia el canal directamente de la tele y asunto arreglado.
Que ganas de complicar las cosas
SAX

Amig@mi@ dijo...

Y yo que pensaba que el mando solo desaparecía en mi casa...
pero lo mejor es lo de ahora, que todo va a base de mando, y yo ni papa...
uff, hay veces que no puedo ni enchufar la tele, pero como tú, soy más de PC.
Un abrazo

Umpi dijo...

Por suerte, no soy de ver la tele!!!

Que verguenza JuanRa, tus comentarios nunca faltan en mi blog, pero yo ultimamente estoy muy ausente en el tuyo...a ver si acabo la mudanza, "redecoro mi vida" (se nota que ultimamente IKEA es mi segunda casa???) y todo vuelve a la normalidad...

Nos leemos!!!

LA VANE dijo...

Hola, soy la Vane y me esta gustando lo que leo en tu blog peeeeeeeeeeero dos cositas: yo SI he visto Escaramuch (no tengo ni pajotera idea de como se escribe) y es buenisima, siempre me han gustado los clasicos. Y la segunda y mas importante, amos a ver, nadie os ha informado que ya existen los mandos universales? Ahora te pillas uno, lo programas y se acabaron las peleas familiares por el poder. Hombre, que este es un pais democratico.

Txema Rico dijo...

Esteee mira Tomaaassshhhhh...mas vale mando en mano que canales zapeandooooooo....
Ja ja ja, que bueno el SR. Cabrera y sus míticas películas...
Llevo, justo hoy, dos semanas sin ver la tele, tan sólo la he puesto para ver la Copa del Rey, los dos jueves que jugaba el Atletico de Madrid...y vivo tan feliz, en serio...que placer...y eso que en mi casa el mando es para mi sòlo, no lo comparto...
Bye

calata dijo...

en mi casa el deporte nacional es el tiro de mando contra el suelo haber quien esparce las pilas y las demás piezecillas más lejos y quien tarda menos en volver a montarlo, jajajaja, saludos

isaormaza dijo...

En mi casa no es que se pierda el mando exactamente. Lo que sucede es que alguno se hace el listillo y se lo esconde en algún rinconcillo para acapararlo. Y es que el que tiene el mando, es el rey. ¡Qué razón tienes!

La exorsister dijo...

A mi esta historia me ha recordado un chiste tonto.
Estaba un matrimonio en la cama y de repente, ella que estaba medio dormida, sintió que él la acariciaba... Primero fueron caricias tímidas periféricas, como si tuviera pudor... Luego las caricias fueron subiendo de tono. Cada vez más...., por todo el cuerpo, sus manos la recorrían de arriba a abajo...como no lo hacía desde hace años. Él la levantaba, le daba vuelta..., su mano forzadamente entraba entre sus muslos y las sábanas. Y ahora era un torbellino de sensaciones indescriptibles... Y, de repente paró ¿Qué pasó?? ¡Sigue por favor...!quiero más.! / Shhhh..la calmó él.. Ya está, ya está../ Cómo que ya está? / Sí... Ya encontré el mando, sigue durmiendo..

Jejeje, ante todo el mando primero.

RNT dijo...

Sí, tienes toda la razón, la tele ya no es lo que era. Y qué paradoja, ahora con tantísimos canales, y pantallas gigantes... y no hay nada que ver!!! Por éso, nos vamos todos al ordenador...

March La Cinefila Desconocida dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
March La Cinefila Desconocida dijo...

Mi papá lleva 6 años de muerto y el control se sigue perdiendo en su sillón. Turu ru ru!.

Y mi gata lo ataca como si fuera un hueso jajajja.

Fran dijo...

A mi el mando me pone de los nervios. Mira que estoy yo solo y no hay forma de llegar a un acuerdo conmigo mismo. Empiezo a cambiat canales y al final no veo nada. Scaramouche no la he visto. Me la apunto. Yo tambien suelo dormirme con la tele puesta y la verdad es que si que jode que te cambien de canal. No se porque será. Igual te hace zapping el cerebro con los sueños o así

JuanRa Diablo dijo...

Lillu:
A ver, Lillu-madre, ¿es verdad esto? ¿Qué película para dormirse le ha gustado más? XD
A mi madre también le gusta ese soniquete de fondo para la siesta. Nada como los documentales de animales para quedarse traspuesto, entre sonidos de abejas y grillos en la sabana africana. (Y el mando bien a mano, que eso da mucha tranquilidad) XD

Mª Angeles y Jose:
Entonces apostamos por el ordenador, ¿no? Como haya muchos como nosotros la tele va a quedar como objeto de decoración!!

Paco Merlo Ansín:
Hola Paco. Bienvenido a este infierno de pecadores. He pasado por tu blog y me han gustado tanto tus fotos que te haré caso y tomaré alguna para ilustrar alguna entrada (por supuesto citaré procedencia)
Muchas gracias por ser Ansín :D

pichiri:
Tendré en cuenta esos títulos que propones y trataré de verlos. El gran pez ya la ví por recomendación tuya y me encantó. Y veo en ella lo muy identificado que te sentirías con esa película.

SAX:
Naaa, no te preocupes. Ya están todos avisados para que no te acosen pidiéndote autógrafos.
Pero no me convence tu solución fácil para cambiar canal directamente de la tele. Las cosas se hacen bien o no se hacen. XD

El Zorrocloco:
Es que el tema anuncios es odioso. Habría que reescribir aquella canción de Video killed the radio star por Publicity killed the TV star

Está bien tu lema. Me pregunto si tienes todo el articulado bien atado. Por ejemplo, ¿se te puede robar el mando si lo tienes tú pero te duermes? :-/

JuanRa Diablo dijo...

Amig@mi@:
Es que deberían fabricar los mandos con sólo tres botones: uno que dijera ENCENDER, otro que dijera BUENOS PROGRAMAS y el último para APAGAR. Y adiós a los problemas!!

Umpi:
No te apures, Umpi, que ya sé yo que tú estás ahí y que no me "abandonas" :D
Es que eso de estrenarse como espíritu independiente lleva su tiempo, ¿eh?... pero ya te acomodarás, ya.
Un abrazo y hasta pronto!

LA VANE:
Hola, bienvenida ;)
No tengo la menor duda de que debe ser una buena película pero el momento de verla no se ha presentado aún.
Lo del mando universal estará muy bien pero no hace desaparecer el problema: el que tiene el mando universal tiene el poder universal. Y los demás a callar!! XD

Txema Rico:
¿Dos semanas? Cuando lleves dos meses hablamos. Ni la más leve nostalgia.
En todo caso Bob Esponja como telón de fondo; por mis hijos... Pero es que Bob Esponja es más que simple televisión. XD

calata:
Pues como modalidad olímpica sería impresionante. "Lanzamiento de mando contra pavimento" Tendría una audiencia bárbara. Yo desde luego lo vería gustoso.

isaormaza:
Sí, también conozco la versión "mando secuestrado", incluso el negociar para su rescate XD
Ya no hay nada nuevo bajo el sol, Isabel.

La exorsister:
Jajajajajaja. ¡Qué bueno! Me he imaginado al tipo, primero con delicadeza ("que no se despierte") pero luego ya desesperado (Joder, dónde está, me da igual si se despierta, ¡¡tengo que encontrarlo!!)
Real como la vida misma... :D

RNT:
Ahh, nuestras queridas TVE y UHF... para qué más!? Entonces como no había para elegir lo veíamos todo tan a gusto. Ahora me empacho de imágenes y nada me sacia. Un asco.

March:
¿Lo ves? Es que uno no puede prescindir de la atracción del mando así como así. XD

JuanRa: Tu perra parece una gata
March: Es que ES una gata.
JuanRa: Pues tu gata parece una perra! :P

Fran:

Tío, siéntate contigo mismo y llegad a un entendimiento, que así no se puede estar, hombre.
Creo que has dado con la clave del asunto: soñar es un zapping continuo. Y las pesadillas vienen a ser el paso a la publicidad!! Claro!!jajajaja
PD. Si ves Scaramouche antes que yo, dame tu parecer.

Un saludo.

Ángeles dijo...

Me ha gustado mucho tu versión moderna de El gato con botas, con el padre repartiendo sus riquezas, je,je.

A lo mejor tu padre quiso haceros pagar alguna trastada y consiguió entusiasmaros y que os tragárais quince minutos de una película que él sabía que era un tostón :D

JuanRa Diablo dijo...

Ángeles:

Ah, bueno, es una versión libre de un relato posterior, (de julio o jueves, no estoy muy seguro) que se llamaba "El gato al mando del mando que murió con las botas puestas, y otros cuentos"

La película era un tostón porque daba muuucho sueño. ¡Sobre todo a él!
Pero te aseguro que también te reirías si le oyeras exclamar emocionado: ¡¡Scaramuuuch!!, ¡¡esta película es bueniiiiísima!! xDD