4 de noviembre de 2010

LOS DIABLOS DE SAN FRANCISCO

Estimado público de este infierno de píxeles humeantes:
.
¡Ya tenemos otro punto en el mapa donde clavar el tridente del diablo!
Esta vez en la costa oeste de EEUU.
.
Desde Petrel me llega el correo de unos paisanos y amigos, Amor y Helios, que se animaron a continuar el juego de los diablos este verano y hoy nos lo cuentan. Les dejo con su aventura sembrando sus particulares dimonis (recollons, qué bonicos)
******************************************************************
El diablo ha viajado hasta San Francisco y esperamos que no se haya congelado ya que, incluso en pleno agosto, en esa ciudad hace un frío de mil “diablos”. Pero bueno, seguro que con el calorcillo de sus calderas sobrevivirá y os esperará con los brazos abiertos.
Dos días en San Francisco dan para mucho y para poco, así que sólo pudimos esconder tres diablos.
.
Resultó un poco complicado elegir el hueco donde esconderlos, ya que todos nos parecían poco seguros y muy expuestos al viento, la lluvia, etc. Además, la “manufactura” de los dibujos nos quitaba bastante tiempo, ya que ninguno de los dos es un experto dibujante, ni de lejos. Al final, íbamos un poco a salto de mata, pero nos divertimos bastante y, creemos que elegimos los tres puntos más emblemáticos de la ciudad: Alcatraz (aunque vista desde lejos), el Golden Gate Bridge y la puerta de Chinatown.
.
EL DIABLO DE ALCATRAZ
Bueno, en realidad de Alcatraz, Alcatraz, no es. Pero seguro que a dónde lo escondimos llegaban los presos que se escapaban a nado y no morían de hipotermia. Me explico. La visita a la isla de Alcatraz está restringida a un número reducido de personas por día. Nosotros nos enteramos un pelín tarde y ya no quedaban plazas, así que nos conformamos con verla de lejos desde el Pier 39. El diablo presidiario tiene esta pinta (¡mucho ojo con pitorrearse!):

Para esconderlo nos encaminamos al Pier 39, una zona en los muelles del puerto convertida en centro de ocio. Por su parte trasera se encuentra una de las mejores vistas de la isla de Alcatraz. Pues allí, escondido en una grieta de la barandilla de madera, os espera este pequeño “delincuente”.

Ahí. Bien escondidito…
DIABLO DEL GOLDEN GATE
Otra de las visitas imprescindibles de San Francisco es, cómo no, el Golden Gate Bridge. Esta vez le tocó a Helios dibujar el diablo…
Le quedó más o menos así… Una mezcla de macho cabrío y la mula Francis…

Problemón. Como buena obra de ingeniería que ha aguantado tantos años (y lo que le queda), no tiene grietas en las que colar el papelillo. Sin embargo, en la primera de las columnas que sostienen el puente, hay unas placas conmemorativas detrás de las cuales, ¡oh, sorpresa! lo pudimos esconder.

Tenéis que caminar por el camino peatonal que sale del centro de visitantes hacia el otro lado de la bahía. Donde está la flecha hicimos nuestra parada .

Esta es la placa. Por su parte trasera es hueca y no está completamente pegada a la pared. Cuidado cuando lo busquéis porque ahí había de todo. Señal de que lo que entra, no se cae…
.
EL DIABLO DE CHINATOWN
La ubicación de este último diablo es para nosotros la más sentimental, ya que ésta era la vista con la que nos topábamos cada mañana al salir de nuestro hotel y con la que desayunábamos.

Y aquí tenéis el diablo chino. Como veis, nuestras habilidades plásticas no mejoraron con la práctica. Pero quedó aparente, ¿no?

En frente de la puerta de Chinatown, en las esquinas, hay unas máquinas expendedoras de periódicos, muy típicas de las ciudades americanas. Seguro que las habréis visto en películas y series. Estas máquinas tienen unos compartimentos para la prensa del día que son de pago y sólo se abren si echas el importe del periódico. Hay otros para prensa publicitaria que se abren “gratis”. Pues ahí escondimos the chinese devil.

Tras estos días en San Francisco, nos esperaba un recorrido en coche por la América profunda y un par de días en Nueva York ya “pa rematar”.
Allí pusimos todo nuestro empeño en buscar los diablos que Bichejo y Novio habían escondido. Sin embargo… esa es otra historia y otro día será contada.

21 comentarios:

JuanRa Diablo dijo...

Amor, Helios, muchas gracias por la colaboración ;)
Un abrazo

H@n dijo...

Jo, qué pasada! el Diablo is all around!!!

Para los que llegamos tarde... me puedes decir todas las ciudades endiabaldas? =D

Con suerte una servidora será culpable de una más o irá a la caza del tesoro! ^^

Anónimo dijo...

¡Que entratada mas chula habéis hecho!Está muy divertida y las fotos están perfectas.
Besos, Laura.
PD:esto no es amor de amiga

Javier Martinez V. dijo...

Amigo... vaya que tienes buenos colaboradores que te ayudan a que éste jueguito aun perdure, entreteniendo de una manera especial a tu lectores viajeros jejeje... osea que eres un "International Diablo" jajajaja...

Un gran abrazo.

Ana dijo...

Esta pequeña secta diablesca se esta exyendiendo lentamente por el mundo, jaja...
Saludos
;)

Anónimo dijo...

MAS DIABLOS !!!!!!!!!
Si esto es ahora espera el día que lo anuncie Matias Prat en el telediario de las 3 JAJAJAJA.
SAX

geminisdespechada dijo...

me encantan los posts de gente escondiendo diablos XD

no hay ninguno en Berlín verdad?

Bichejo dijo...

Hala!!! Cómo mola!! Los buscaré en la luna de miel!! Y si los encuentro, los reemplazaré.

Espero que quedara alguno de los míos, aunque estaban tan pochamente escondidos que me sorprendería...

JuanRa Diablo dijo...

H@n>:

¿Has visto? A la chita callando pero dale que te pego, dale que te pego...

Pues además de San Francisco, hay en Paris(Disneyland), Toledo, Amsterdam, Nueva York, Londres y en varias de Egipto. (En la barra lateral, donde dice El juego de los diablos puedes ver dónde están)

Si vas a algún lugar de estos... ya sabes. Y si quieres aportar nuevos...la bomba! Yo sigo alucinando.

Un saludo

Laura:

Lo han hecho tan bien que les hubiera permitido que lo publicaran directamente en el blog, sin correos por medio.

Un beso, Laura.

Javier:

¿Te das cuenta, Javier? La pena es que los dibujen en papeles en vez de llevarme a mí en persona a todos esos lugares.
¿No se dan cuenta de que si me tienen que esconder en algún hotel o en alguna playa yo me dejo igualmente?jajajaja.
Un saludo.

Ana:
¿Te imaginas, Ana, que un día tuviera que decir:
"A ver, ¿alguien tiene que ir a Zimbabwe? Sólo falta ese lugar para esconderlos" XDD
Un saludo

SAX:

Además imagínatelo sacándose un diablo del bolsillo y diciendo ante las cámaras?
¿Ustedes no tienen uno? ¡Yo ya tengo el mío!"
Lo estoy viendo, jajajja

geminisdespechada:

En Berlín no hay ninguno. Te estás ofreciendo, ¿verdad?
¡¡¡Adjudicado!! :D
Un abrazo

Bichejo:

Pufff, cachoenvidia que me das, Bichejo!
Creo que está bien claro dónde están; a ver si diérais con ellos. ;)

Helios y Amor no me han querido adelantar nada, así que ya veremos si encontraron los vuestros.

Saludos

Gamar dijo...

Le voy a decir a mi mujer.
Tengo que ir a EEUU. Tengo una tarea para hacer.
Aunque no creo que me tome en serio. En realidad nunca lo hace.
Oiga ¿Puedo hacerlo yo en estas pampas?
Tal vez alguna vez un lector de su blog lo encuentre.
Le dejo un abrazo y me pongo a dibujar.

Lillu dijo...

Yo propongo que se incluya la dirección de este blog en las hojas de los diablillos, más que nada por si lo encuentra alguien que todavía no esté captado por esta secta blogosférica, jojojo, para que pueda comunicarse con nosotros!! :D

Y ahora un fragmento de la conocidísima canción: "If you´re going to San Francisco, be sure to look for devils there..." :P

saluditos

RNT dijo...

La expansión continúa...

Elena Lechuga dijo...

Uyyyyy yo no me sabía este juego... yo quiero juegaaaarrrr
Lo que pasa es que viajo poco, pero si voy a Sanlúcar me apunto.
Muchos besossss

H@n dijo...

Ouch! >_<
Si sabía que tenia que existir, pero lo busqué en etiquetas, xDDD

Nuria dijo...

Otro destino diabólico y es que el mundo al final acabará siendo de los diablos... ;)

Doctora Anchoa dijo...

Jo, qué chulo. Ójala pudiera ir yo a buscarlos...

Mae Wom dijo...

Jo! Yo quiero ser como el diablo! Viajando todo el tiempo...
Aunque creo que quedarme metido en una rendijilla oscura ahí plegadito no me llama tanto...Seguro que los diablillos hacen trampa y se salen de sus escondrijos en cuanto se dan la vuelta quienes los han metido ahí. ;)

Pecosa dijo...

¡Demonios, esto es inreíble! Ya no hay quien lo pare, desde luego.

Muy simpáticos los dibujitos de tus amigos, caracterizados y todo. Es que parece que no pero dibujar un diablo no es tan fácil!

Anónimo dijo...

Hay que ver la gente lo que quiere al diablo y por eso les encantan sus juegos. Que afortunados Amor y Helios por viajar a san Francisco, su interés por este juego nos permite a todos disfrutar imaginando que algún día podremos ir a buscar estos diablillos.
enhorabuena a este blog y a la gente tan encantadora que participa.Un saludo. Remolina.

JuanRa Diablo dijo...

Gamar:

No solo es que pueda, Gamar, es que DEBE colocarme algún diablo por allá. Sería grandioso añadir diablos rioplatenses a la colección. :D
Lo que no sé es lo que debe decir a su mujer si le pilla con semejante labor. Es que ni diciéndole la verdad suena a verdad. o_O

Lillu:

Tienes mucha razón, Lillu; y algunos lo han hecho pero otros no caen en la cuenta. Con la dirección del blog escrita en el papel podría ponerse en contacto con nosotros hasta el primo alpinista de la amiga australiana del hijo del alcalde de Badajoz. Ese o cualquiero otro, claro.

Acabas de mejorar la canción como en un 800%, jajajaja.

RNT:

...arrasando el mundo.

Elena Lechuga:

Yo también quiero juegaaaar XD Pero aquí estoy, viendo pasar ante mí los viajes de unos y otros y yo sin salir ni a comprar el pan. Un día de estos me pongo a andar y no me van a parar. Amenazo!

H@n:

Tú pregunta que para eso estamos. Las 20 primeras dudas las contesto gratis. Luego ya cobro, claro. :P

Nuria:

Eso parece. Y tú serás una de las "culpables"!! ^o^

Doctora Anchoa:

Doctora, ¿cómo haces para leerme el pensamiento?

Mae Wom:

Terminarán por exigir sus derechos, ya verás. Un mínimo de comodidades o nos largamos, dirán.
Cada vez que pienso en los que hay camuflados entre piedras y tumbas de Egipto. Yo como diablo escondido protestaría. Aburrimiento eterno!!

Pecosa:

Y tanto que no hay quien lo pare; Pecosa. Como que tengo pendientes de publicar dos nuevos lugares con sus dimonis. Maremegua!!
Antes uno podía decir: "Siempre nos quedará Paris", pero es que ahora ni eso... XD

Remolina:

Si mañana te quedas un rato en mi mesa yo me acerco a San Francisco en un momento a cazar esos diablos, ¿vale?
Gracias por los halagos (y por la rica merienda que tengo en la cocina) jajajajaja

Saludos!

Anónimo dijo...

No había tenido oportunidad de ver esta entrada hasta hoy y me ha gustado mucho la puesta en escena y dirección. Me he reído mucho con la descripción del diablo de Helios como un híbrido entre macho cabrío y la mula Francis( claro, de San Francis-co, es broma):Quién será quien los encuentre???? FRAN