1 de febrero de 2011

LOS DIABLOS DE LISBOA


Las ondas concéntricas en mi café con leche denotaban un movimiento inusual en el infierno, como si hubiera una macrofiesta bajo mis pies, y cuando bajé a comprobarlo, a las tantas y pico, la concurrencia allí presente me lo confirmó.
Encontré a las ánimas más animadas que de costumbre, agitándose entre la humareda (allá abajo aún se puede fumar), y a los fuegos habituales habían añadido los artificiales, con lo que el follón era de mil demonios, nunca mejor dicho.

Cuando el diablo pasó por mi lado, le pregunté a qué se debía semejante espectáculo de luz y calor, y alzando la voz para hacerse oír me dijo que ya había nuevo lugar en el globo donde hincar el tridente.

- Ah, ¿sí? ¿Dónde? - quise saber.
- En la capital de Portugal, y tal y tal.
- ¿¿Han escondido diablos en Lisboa??
- ¡¡Sim!!
- ¡Vaya, qué buenos recuerdos tengo de aquella ciudad! ( exceptuando el momento aquel en que me caí de un tranvía, claro) Y bueno, ¿quién ha estado por allí ?
- ¿Crees que lo sé? ¡Y qué más da!
- ¿No te lo han dicho?
- Parece que no son diabloggers sino diabloluntarios. Pecadores, en cualquier caso.
- Ah, pues esto sí es novedoso - apunté - De esta forma no se condenan, ¿no?

El diablo me miró como si le hubiera dicho que yo era una abeja alérgica al polen, y levantando el labio superior con gesto de puro asco, como el de Clint Eastwood cuando hace flexiones, me obligó a que le siguiera.
- Toma - me dijo mostrándome un papel que acababa de imprimir- Esto es lo que me enviaron al correo. Publícalo en nuestro blog. Que la gente sepa que ya se pueden cazar nuevos diablos. ¿A qué esperas..? ¡Al tajo!

Salí echando chispas de allí. No os hacéis una idea de lo molesto que es escuchar música a todo trapo de AC/DC y Georgie Dann al mismo tiempo. Y los hot dogs con tabasco del catering me sentaron peor que un chupachús que yo me sé y me callo.

En fin, este es el correo que recibió mi jefe:

*******************************************************
Don Diablo,

Somos un grupo de amigos a los que nos gusta viajar cuando las circunstancias nos lo permiten. Y yo por otra parte soy asidua y fan de tu blog, me gusta mucho leer y en particular me gusta leerte por la frescura de tu pluma. Y, ¿cómo no? el juego de los diablos me tiene fascinada hasta tal punto que he conseguido cómplices para ir dejando repartidos en Lisboa unos cuantos.

Instrucciones por si alguien se anima a buscarlos:
1. PRIMER DIABLO.- Al primero de los diablos nos lo llevamos a tomar ginjinha, licor lisboeta recomendable, y después de la cogorza lo dejamos escondido en una estatua monumento a la paz que hay en la Rúa Largo Do Domingos, delante de una iglesia, justo detrás del bar "A Ginjinha" muy cerca de la plaza del Rossio

2. SEGUNDO DIABLO.- Al segundo de ellos nos lo llevamos al barrio de Belém, y después de pasearlo por delante del monasterio de Los Jerónimos, finalmente lo dejamos en la estatua que hay delante del monumento a Los Descubridores a la orilla del Tajo.
3. TERCER DIABLO .- El tercero está dentro de uno de los famosos elevadores de Lisboa, concretamente del Elevador Da Gloria, detrás de uno de los carteles informativos del interior (parte derecha mirando hacia arriba el segundo cartel).
Lo que va a ser más difícil decirte de cual de los dos elevadores que hacen el recorrido por la Calzada Gloria se trata.

4. CUARTO DIABLO.- Y el cuarto está en la puerta de la iglesia que hay en Cristo Rei. Detrás de uno de los cuadrados de bronce de la derecha de la puerta del exterior.
Pues nada, ha sido divertido prepararlo y colocarlos. En el próximo viaje repetiremos seguro.

Un saludo.

*****************************************

Dama anónima y secuaces: os agradezco mucho el detalle de escribir para darme esta sorpresa. Gracias por participar en el juego y por el montaje fotográfico que enviáis, que es bastante esclarecedor, creo yo.

En el momento de hacer público este correo, sigue retumbando el sótano profundo que todos conocemos.

23 comentarios:

Mae Wom dijo...

Me ha encantado la narración de la primera parte de la entrada, no sé porqué ha desatado mi imaginación, especialmente el segundo párrafo (¡?!).
Acabarán haciendo una peli titulada "La invasión de los diablos", "basada en hechos reales", jeje.

No conozco Lisboa pero sí localidades del nordeste de Portugal y me encanta su aire nostálgico y algo decadente. No me importaría pasar unos mesecillos de mi vida impregnándome de sus ritmos. Quedaría muito obrigada por la experiencia. :P

Anónimo dijo...

Gracias por el regalazo de hacernos protagonistas por un día en tu blog publicando nuestros diablejos en Lisboa. Perdón por la impaciencia de la semana pasada, y hasta la próxima aventura...

Un abrazo desde Blanes

Doctora Anchoa dijo...

Qué gozada, un viajecito a Lisboa. Me ha gustado mucho tu relato, JuanRa. Es un regalazo leerte.

Ana dijo...

Ya me estan dando envidia estos diablitos viajeros, ¡cuantos sellos en su pasaporte! Y el mío en blanco...
Que bien que se lo pasan los demonios, con su humareda, sus fuegos artificiales, su catering y oyendo a Georgie Dann :S, jaja.
Un beso
:D

Lillu dijo...

Qué guay, más diablillos!! Mira que yo no viajo nada y no podré buscar ninguno, pero me hace una ilusión saber que están por ahí escondidos, jijiji.

Lo de AC/DC con Georgie Dann es infernal, indudablemente XDD

saluditos

Elena Lechuga dijo...

jejejeeee... me encanta lo de las ondas en tu café con leche :)

la calidad gráfica de los diablos escondidos mejora por días no?

Besos

Loco dijo...

¡Qué bien! Con lo cerca que me queda Lisboa. A ver si consigo un Diablo.

Pecosa dijo...

Qué bonitos recuerdos me trae esta entrada... Lisboa me encantó, fui hará... hará ya unos años, tanta nostalgia tengo de los viajes que hacía que no quiero ni acordarme de cuánto hace. Es una ciudad tan fantástica, encantadora, misteriosa, hermosa... Qué pena que cuando fuera no hubiera Diablos que buscar...

Speedygirl dijo...

AC/DC y Georgie Dann??????????? estás fatal, compinche del Diablo! XDDDDDDDDDDD Otra ciudad más a añadir a mi lista de viajes pendientes.

hitlodeo dijo...

La música de AC/DC manchada por la de Georgi Dann. Esa blasfemia es demasiado grande hasta para el diablo XS
Tus acólitos crecen y están invadiendo Europa JuanRa.
¿Cuál será la siguiente ciudad en caer?

Amig@mi@ dijo...

Nos están invadiendooooooooo
¿te das cuen?
POco a poco se extienden por el mundo con ayuda de sus incondicionales viajeros.
Jaja.
Me encantan estas entradas en las que participa la gente con tantas ganas.
Un abrazo

JuanRa Diablo dijo...

Mae Wom:

Lo comprendo. Es que descender a los infiernos, aunque sea para un ratillo, impresiona a cualquiera. Un día me acompañas y verás :P
Oye, qué bueno sería verlo en peli, o al menos en documental mochilero, recorriendo todos esos lugares en su búsqueda. (Con una buena primitiva me ponía yo mismo a hacerlo :D )

Ese aire nostálgico y algo decadente que te gusta y que tan bien defines, es extrapolable también a la ciudad de Lisboa.

Anónimos de Blanes:

Las gracias os las doy yo a vosotros ( quedamos en empate :D) Y me hubiera gustado daros más protagonismo escribiendo los nombres de todos los aventureros que hicisteis posible esto.
Gracias de nuevo y volved por aquí cuando gustéis.

(Por cierto, una hermana de mi abuela vivió en Blanes. Y hoy continúa allí su familia, que es un poco mía también ;-)

Doctora Anchoa:

Me alegro. Comentarios así también son un regalo, Doctora. :)

Ana:

Me pasa lo mismo. Cuánto mundo esperando a ser visto ahí afuera y uno sin moverse de sus metros cuadrados de siempre. (Sigh)
Los demonios parece que lo disfrutaban, sí, pero te aseguro que aquello era un suplicio!! ;P

Lillu:

Jajaja, lo has dicho tal cual lo siento yo. Yo no seré el que vaya, pero oye... ¡que ilusión que cada vez haya más! :D

Ayer me quedé mirando la portada de un periódico en el que aparecía una foto de la sala principal del Museo de El Cairo (por todo esto de las revueltas y saqueos allí) y me dije : "Y pensar que a los pies de una de estas estatuas ¡¡hay escondido uno de los diablo!! ¡QUÉ FUERTE! XDDDDD

Elena Lechuga:

Jejeje, si es que eso me ha salido al más puro estilo Lechuguiano. Yo creo que has influído en mí :)

Loco:

¿A qué esperas? Y luego podrías publicar el best seller "As aventuras de um louco em Lisboa" (con calendario de regalo) :p

JuanRa Diablo dijo...

Pecosa:

Yo fui en el año 1988, y poco después de marcharme hubo un gran incendio en el barrio de Alfama donde había (supongo que aún habrá) muchas casas de madera.
Al verano siguiente fui de camping a Cazorla y al marcharme, otro incendio en la sierra.

Menos mal que por entonces no se me conocía por JuanRa Diablo. Habría sido demasiado sospechoso. :S

Speedygirl:

Sí, sí, tú ríete, pero si por separado pueden trastornar... imagínate juntos. ¡Mortal!

Invéntate una misión por allí, Speedy! ;)

hitlodeo:

Acabo de recordar que eres un ex-heavy (¿o los heavys tampoco mueren nunca?) XDD
Yo no me invento nada, ¿eh? No veas lo que gusta en el infierno La barbacoa de Georgie Dann, pero al mismo tiempo no para de sonar el disco de los cuernos.

¡Si hasta el título lo dice todo ! :-p

Amig@mi@:

De momento mantengamos la calma. El día en que al destapar el Cola Cao nos encontremos un diablejo de estos, podremos empezar a chillar.

(Y a mí me encanta que la gente esté tan chalá como yo. XD)

Mica dijo...

Qué bueno. Por favor!!! Me han entrado ganas de visitar Portugal, pero lo que más me ha gustado es que gracias a esta entrada he visto la de verdadero o falso, y he flipado. Ya sé un poco más del Diablo.

hitlodeo dijo...

Hombre JuanRa, lo que se dice morir, morir, sí que mueren. Incluso se quedan calvos, debe ser de echar las melenas al viento en los conciertos =D
Me encanta Highway to Hell, y AC/DC. También Iron Maiden. The Number of the Beast es uno de suis mejores discos. Con esto tengo pase VIP con tu jefe.

La exorsister dijo...

El mal sigue extendiéndose, de eso no hay duda, pero tu legión de fans también. ;)

calata dijo...

un gran sitio para jugar a los diablos, siempre y cuando no te caigas del tranvía, fijate que yo me adentre sin darme cuenta en la zona de mujeres fatales y ya puestos hice unas fotos del ambiente, era verano y a la hora de la siesta, tremendo!

Txema Rico dijo...

Ay...Lisboa...que ciudad más bonita y evocadora..Qué recuerdos...y no sólo el de tu ´"tranvía" Mira que me prometí no comentarlo, pero eah, tú solito de has hecho publicidad..ja ja ja. Qué bien lo pasamos en ese viaje. No escondimos diablos, no, ni sabiamos por asomo que era internet, ni por supuesto un ordenador que no fuera de fósforo verde con lo que nos actualizaban nuestras humildes libretas de ahorro en La Caja de Novelda o de Crédit de Petrer...qué tiempos...! Ahor bien, tuvimos la suerte de ser de los últimos turistas en ver el Chiado en su forma original. Unos dias después de volver de la capital lusa, se incendió el Barrio Antiguo y nunca más fué lo que fué....Ay Lisboa...cuanta saudade!!!

JuanRa Diablo dijo...

Mica:

Jejeje, una caja de sorpresas aquella entrada, ¿eh? Además lo pasé bien con ella. Te animo a que hagas un día tu propio verdadero o falso, que yo iría a probar suerte ;)

hitlodeo:

Me pregunto si el heavy nace o se hace.
Creo que yo necesitaría varias vidas (de largas melenas al viento) para acostumbrarme a esa música diabólica (baladas al margen, claro)
Sin embargo a mi alter ego... ahí le has dao ;D

La exorsister:

Me tendré que plantear si crear una nueva religión. Un día de estos me siento a escribir su libro sagrado ( compatible con las doctrinas de Transilmonio, of course) :P

calata:

He buscado por tu blog esa zona de la mujeres fatales :D , pero me temo que no están aquellas fotos, ¿no?
Y dime, a la hora de la siesta ¿no estaban en la cama?
¡Qué curioso! :P
Un saludo

Txema Rico:

Es que Lisboa siempre me sonará al porrazo del tranvía, pero a muchas cosas más, por supuesto.
Las cigüeñas bebiendo agua en la misma fuente que yo, la desembocadura del Mar Tajo (aquello no puede ser un rio), el viaje en aquel tren de juguete por la costa da Caparica, las calles estrechas y empinadas con el colorido de tanta ropa tendida al sol... ¿A que volverías sin pensarlo?

Javier Martinez V. dijo...

Amigo, si te vuela bien la imaginación. Este juego de ubicar los mensajillos del diablo si que esta resultando, son varios los lugares en donde tus diabloruntarios te están echando una mano. Llegara el momento que tendrás una legión por el mundo y tu estarás como el mesías jajaja...

Recibe un gran abrazo.

Natalia Ortiz dijo...

Jajaja, ¡¡¡más diablos escondidos!!! ¿En serio hacéis esto? Parece una película de cienca ficción xD Y luego los encuentra la gente y se los queda, ¿no? Que divertido tiene que ser jaja. La gente tiene que flipar cuando ve la colocación de los mismos o se los encuentra por casualidad.
Madree, ¡qué cosas!
Un beso :)

JuanRa Diablo dijo...

Javier:

Pues ya ves, que ni yo mismo lo creo. Algo que empezó como una ocurrencia sin importancia, y el vuelo tan serio que está tomando...

Jeje, pero si yo llego a mesias diabólico, tú no te escapas...

Natalia:

Mejor aún que quedárselos es firmarlos y volverlos a dejar para que el juego pueda continuar para otros.
Siii, ciencia ficción total. Las civilizaciones futuras encontrarán un día alguno y se calentarán los cascos conjeturando qué haría ese diablo allí. XDD

Un saludo ;)

O SuSo dijo...

Genial el paseo por Lisboa, cuando vuelva espero acordarme de buscar algún diablillo.
Un saludo.