18 de septiembre de 2012

REGÁLAME UN HAIKU


A ver cómo lo planteo para no provocar una espantada general... (Que no se me ocurra nombrar la palabra poesía por si acaso)

Este es uno de esos juegos de colaboración bloguera que a mí tanto me gustan. Espero que tras leerlo nadie me salga con cosas como:

"Ey, qué divertido. Pero yo no juego, yo os veo jugar, ¿vale?"
"¿Huele a quemado? ¡Aay, que me he dejado las lentejas al fuego!" 
"Ah, pues... ya paso luego si eso... después... y tal"
"Uff, es que a mí no se me ocurre nada nunca, jamás"
"Te juro que lo haría pero el perro me está mordiendo los calcetines. Quiere su paseo. Mira que lo siento..."
"¡No me ha visto!... Me voy sin hacer ruido... des-pa-ci-to"

De verdad que lo único que  me apetecía hoy era  ponerme a cazar musarañas, pero justo ahora acaba de terminar la temporada, y algo tenía que hacer, ¿no?

Lo que yo vengo a pedir (mejor pedir que robar) es que me regaléis un haiku, algo que está al alcance de todos. Lo correcto sería que adjuntárais 10 euros de inscripción para hacerlo, pero por ser lectores de este blog, (atención, sé que vais a saltar de alegría) : ¡¡lo podréis hacer gratis!! 

Veréis qué fácil. Lo primero, explicar qué es un haiku.
El haiku es, como se adivina al pronunciar la palabra, algo japonés, concretamente  una de las más importantes manifestaciones de la poesía literatura tradicional de aquel país. El haiku es muy antiguo. Cuando los padres de nuestros bisabuelos comían sopa ya había japoneses que los escribían, así que uno ha de ponerse muy serio ante ellos, por respeto a tan venerable tradición.
Consiste la cosa en un poema muy corto, de tan solo 17 sílabas, distribuidas tal que así:

_ _ _ _ _ 5
_ _ _ _ _ _ _ 7
_ _ _ _ _ 5

No existe rima en ellos, ni tienen título, y su temática está relacionada con la naturaleza.
Un ejemplo sería:

Brote escondido. (bro-tes-con-di-do = 5)
La gota en el estanque. (la-go-taen-el-es-tan-que = 7)
Tú, primavera (tú-pri-ma-ve-ra = 5)

Y ya está. 
Vale, igual no se os ha puesto la carne de gallina, pero es que ese kaiku me lo he inventado yo,  pero recitado por  una geisha que tocara la flauta entre verso y verso mientras te hiciera comer tierno sushi chupándote los dedos junto a un cristalino manatial... ¡anda que no cambiaría la cosa!
Y quien dice geisha dice geisho. Un geisho de cara lavada y recién peinao.

Qué pasa... ¿no cuela? 

Venga, como no quiero deserciones haremos una cosa: que la temática sea libre. Lo primero que se os ocurra. (Joer, gratis y libre, qué chollazo, ¿no?)

A mí en cuatro ratos y medio se me han ocurrido unos cuantos:

En aquel libro
escribía secretos
que hoy no recuerda.

Mira el anciano
cómo corren los niños.
Vuela tras ellos.

Un haiku, dice...
¡Ni que fuera japonés!
¿Hago un Mazinger?

Si tú me amas,
haz la prueba y demuestra
que no eres un robot.

Estás muy fea
disfrazada de bruja.
¿Por qué te enfadas?

Cantan los grillos
con su cri...cri...cri...cri...sis...
No me relajo.

¡Asco de crisis!
¡Matadla con cuchillos!
(No, tijeras  no)

Galaxias sin fin...
El espacio infinito...
¿Qué hay de comer?

Pasen y vean,
amigos del diablo,
¡qué barbacoa!

No quiero haikus
y tampoco harakiris.
Quiero unas gambas.

Si tenéis a bien regalarme unos haikus,  prometo encontrar una forma hermosa de exponerlos al mundo con suma honorabilidad y respeto hacia el país del sol naciente (y de mi Mazinger, no lo olvidemos)

Ah, y si hay algún purista en la sala que quiera escribirlos en japonés, otro regalo más, un cursillo avanzado del idioma.
video


Yo más no puedo hacer.

35 comentarios:

Novio dijo...

Un Diablo triste
Un post sin comentarios
Toma, un haiku

Bichejo dijo...

No hace calor
Toca volver al cole
Jodido otoño

Misaoshi dijo...

Duele cagar
Solo deseo sanar
Van a operar

Doctora Anchoa dijo...

Madre, qué miedo
me reclaman un haiku
y no puedo huir.

Ana dijo...

La emboscada
del diablito malo
me gusta a mí

Su encerrona
Graciosa es pa mí
¡Es divertido!

Mar dijo...

Pasa las tardes
mi compañero diablo
con las bingueras

Sese dijo...

Y a ahora a pensar!!!:
donde esté mi sudoku
que se quite el haiku!!!

(si las cuentas bien es posible que las sílabas no concuerden así que es mejor contarlas mal para que cuadre)

Montse dijo...

¡No quiere verso,
quiere un haiku!
¡Vete al diablo!

Osiris dijo...

Y seguro tu
sabrás como entender
Gouki y Yasha!

JuanRa Diablo dijo...

Novio y Bichejo;

Poker de reyes,
pareja de la suerte:
¡feliz de veros!

Misaoshi:

¿Círculo rojo?
¡la bandera de Japón!
Cura sana, cura ya.

Doctora Anchoa:

¡Te has librado!
Eres escurridiza.
¡Ay, las anchoas...

Ana:

Gracias por jugar.
Tú, Anita, risueña.
Así da gusto.

Mar:

Y no se cansan
ni de bingos ni parchís.
¡Me dan las tantas!

Sese:

No pienses mucho,
que tú vales pa' inventar.
¡Es un seseku!

Montse:

¿A dónde me voy?
¡Pero si no me encuentro!
Dame la mano.

Osiris:

Me chiva Google
que es un videojuego (?)
¡Yo, crucigramas!


Loco dijo...

¡Pantalón largo!
Cuanto tiempo sin veros
cubrir mis piernas.

X dijo...

Este juglar
venido del futuro
muchos ha escrito

papacangrejo dijo...

El Universo,
camino de estrellas,
que lleva a ti.

Vivir sin miedo,
infierno espera,
no tengo prisa.

Ther dijo...

Cinco primero
siete sílabas después
y al fin terminar

XEIA2410 dijo...

Me gusta tu blog
repleto de cariño
hacia los demás

Eres un diablo
pero, quén dijo miedo?
Si eres bueno!!!

Las hojas caen
la una tras la otra
otoño llega (por lo de la naturaleza....)

sin más palabras dijo...

Ocultándonos
solo conseguiremos
no se visibles

Madrikeka dijo...

Vengo de aquí
estoy segurísima
soy tu corazón

JuanRa Diablo dijo...

Loco:

Toca taparse.
Despelote el del I.V.A.
¡Hay que joderse!

X:

Es asombroso:
un Atlantis - Infierno
montando en ratón.

Papacangrejo:

No tengas prisa.
Mejor a fuego lento.
¡Qué rica sopa!

Ther:

Tienes la clave,
sí, maestra del haiku.
Buena receta.

XEIA2410:

Llámame malo
por favor te lo pido.
¡Me mata el Jefe!!

Lo del cariño...
mucho más yo recibo,
(pero has de callar ;)

sin más palabras:

¿Nos conocemos?
Entra sin miedo, mujer
Ponte visible.

Madrikeka:

Este secreto
que tú hoy me desvelas
nos hace latir.





MOL dijo...

Volando, se va
a Finlandia la niña.
Au pair helada

Así te dejo
novedades de casa
y poesia

isaormaza dijo...

Vale: Mol es Isaormaza (esa es la tienda jeje)

Ángeles dijo...

Qué buenos haikus
escriben tus amigos.
Yo no sé hacerlos.

¡Respondes también
con haikus personales!
¡Diablo asombroso!

Loco dijo...

¡Del IVA no hables!
Diablo en casa del Diablo
¡Cago en la leche!

hitlodeo dijo...

Blanca Navidad
¡Oh! Sin blanca en Navidad
Mariano Krueger

Misaoshi dijo...

Leche, cacao
Avellanas, azucar
Si, ¡¡es nocilla!!

JuanRa Diablo dijo...

isaormaza:

Bufanda gruesa
a la niña querida,
aventurera.

Gran experiencia.
¡Española en Finlandia!
Dale recuerdos.

Ángeles:

No sabe, dice,
y con solo un suspiro
haces un verso.

Va mi saludo
a la stephenkiniana
¡Jo, qué palabro!

Loco:

Cantemos, Loco,
que si las penas cantas...
algo pasaba.

Hitlodeo:

Turrón muy duro,
que nos dure más años.
La Merkel ríe.

Misaoshi:

No puede faltar
en las merendolas.
¡Yel vaso mola!

Amig@mi@ dijo...

Amigo Juanra,
un haiku te regalo.
Ponlo en tu entrada.

JuanRa Diablo dijo...

Amig@mi@:

Luciendo queda
un haiku tan especial.
Sí, por ser tuyo.

Pipa dijo...

que divertido
comentar blogs ajenos,
soy nueva nesto

Mae Wom dijo...

Las musas corren.
Las hojas sueltas caen.
Me siento a crear.
------------------
Bigotes vuelan.
Una gata con prisas
siempre volverá.

JuanRa Diablo dijo...

Pipa:

Es un buen hobby
Yo blogueo, tú también.
¡Se pasa pipa ;)

Mae Wom:

Te desperezas,
gata de siete vidas.
y luego inventas.

Fin del verano.
Ahora buscas mantas
y radiadores.

el chico de la consuelo dijo...

Cierro los ojos
No se escapen los sueños
Mientras me duermo

JuanRa Diablo dijo...

ECDC:

Sueña, mañico,
y si sueñas que escribes
cuenta tu sueño.

Pecosa dijo...

Estoy comiendo
Un platazo de pasta
Alucinante

Sería genial
Degustar como postre
Chocolate y flan

JuanRa Diablo dijo...

Con queso, sin él,
no me cansa la pasta
(ni la de papel xD)

Vienes al final,
como el postre esperado.
Dulce Pecosa

Pecosa dijo...

Amigo JuanRa,
dulces son tus palabras,
que me sonrojan.