12 de noviembre de 2012

Y ME ZAMPÉ LA MAGDALENA

Esta podría ser la última parte de una trilogía montañera que empezó AQUÍ, continuaba por ACÁ, y hoy llega a su meta final.

Primera nota premagdalenera:

Estuve a punto de desisitir un año más. La tendinitis del pie no remitía y los días fueron pasando hasta acabar mis vacaciones de verano, por lo que casi estaba resignado a dejarlo pendiente hasta el próximo agosto
Sin embargo, quizás por el hecho de que todos vosotros habíais sido testigos de mi intención de hacerlo, y porque, qué diablos,  la ilusión seguía intacta, me rebelé contra mí mismo. 
El pie dejó  de dolerme y pensé que, puesto que el verano no había acabado, no iba a aplazar esto por más tiempo, que los sueños ( sobre todo los que  no cuestan dinero) no se deben dejar de realizar. 
Así que esperé a que llegara el primer fin de semana, y ese domingo ya tenía todo preparado... para zamparme La Magdalena.

Segunda nota premagdalenera:

Me fastidia tener que contar esto, pero he de ser fiel a la verdad y admitir que yo estaba equivocado y que la sierra que me tenía enamorado no se llama La Magdalena, sino La Umbría del Factor. Pero, con el permiso de tantos yeclanos que me lo advirtieron, a estas alturas ya no puedo cambiarle el nombre con el que yo la soñaba, por lo que  me haré el tonto con este tema. 
Digamos que, igual que Vivien Leigh siempre será la señorita Escarlata en Lo que el viento se llevó, La Umbría será eternamente La Magdalena en A la edad del diablo.  
¿Algo que objetar?

Esta es la crónica con imágenes de aquel día.

Domingo  9 de septiembre de 2012. 7:00 de la mañana. Apamen me lleva en coche hasta la cantera del extremo este de la sierra. Yo llevo una mochila con bocadillos pequeños, bebida isotónica, un par de plátanos y unas nueces, unos pequeños prismáticos (te hice caso, Eli), una gorra, el móvil cargado y una cámara de video.
Empecé a ascender cuando el día amanecía.

Los primeros rayos de sol iluminaron con fuerza la cantera, dándole el aspecto de un gigantesco anfiteatro romano.

Empecé con muchas ganas de patear monte, sabiendo de antemano que me esperaban varios kilómetros por delante.
 El primer descanso para almorzar fue junto a esta guarida de... no sé, alguna alimaña, que no hizo acto de presencia. Menos mal, porque no estaba dispuesto a compartir mi bocata de tortilla.
En el recorrido alterné laderas inclinadas con caminos llanos, pero donde más disfruté fue atravesando una rambla natural con recovecos fascinantes.

Los típicos frutos silvestres que ayudan a sobrevivir a los entendidos, pero que a los ignorantes pueden matar para siempre. Sólo los fotografié.
¿Esculturas del Neolítico o señales hechas por los cazadores? Me gusta más creer  lo primero :p

No es el verdor asturiano, pero me gusta. Es el típico paisaje mediterráneo, seco,  en el que abundan los arbustos, matorrales y  pinos.

Una ventana natural en la roca. Al otro lado encontré... (si algún día escribiera relatos de fantasía os lo contaría)
Me llevó mucho tiempo atravesar  la masa de vegetación más densa, donde había trayectos con tanta arboleda que me encontraba en agradable penumbra.
Lástima que la batería de la cámara se agotó en lo mejor, la zona boscosa, que me gustaría volver a explorar algún día, pues fue una experiencia extraordinaria.
A la vuelta, ya en llano, pasé por una casa de labranza abierta al viento. En su interior pude fotografiar este polvoriento bodegón etílico.

También encontré un pozo que desprendía un frescor muy agradable. Me autorretraté en el agua del fondo, y en una pared dejé constancia de mi paso.


Primera nota postmagdalenera:

No puedo decir que todo acabara perfectamente. Las 11 horas de marcha me pasaron factura por la noche. El constante apoyo sobre la misma pierna durante el descenso debieron inflamarme algún tendón en un lateral de la rodilla derecha, ocasionándome unos pinchazos que mientras estuve en movimiento pude soportar. Pero después de la ducha y de echarme a descansar en el sofá, es decir, cuando la cosa se enfrió... ¡ayyyy, las pasé canutas! Un dolor insufrible que no me permitía moverme. Me tuvieron que llevar a la cama en la silla de ruedas del ordenador (Sese, abstente a hacer comentarios sobre la edad, ¡que te arreo! :p)
Al final,  a base de mucho Reflex y de aplicar calor en la zona, el dolor  fue remitiendo. 

Segunda nota postmagdalenera:

Quiero agradecer un regalo muy especial: estas dos fotos las hizo una yeclana que este verano hizo un vuelo en aeroplano y, sabedora de mi intención de subir  La Umbría del Factor La Magdalena, al sobrevolar mi querida  montaña la fotografió y me las envió con este título: "No veo al diablo" :D
Gracias Pteri. Unas fotos geniales que resultan un colofón de lujo a mi aventura.
 
La caminata me dejó molido, pero bien mereció la pena.
Y ya podré decir bien alto, cuando desde lejos la vea,
que por fin, amigos míos,  me zampé La Magdalena.

BONUS TRACK:
Dos videos de regalo sobre aquel día.
http://www.youtube.com/watch?v=wNvLzIdUNqQ&list=UURudn3XFd9XrEyYKrK_iNtQ&index=2&feature=plcp



29 comentarios:

Natty dijo...

AL FIN!!!!!!!!!!!!!!!!!!! FELICIDADES!!

Cada vez que veía una nueva entrada y no era sobre La Um .. perdón, de La Magdalena me frustraba =P pero no quería preguntarte para no ejercer presión y no hacerte sentir mal por si no la habías subido ..

Realmente te las mandaste con esa caminata de 11 horas!! Me imagino el dolor al día siguiente que debe haber sido peor ..

Por lo que veo en las fotos y en el video que subiste estabas a mucha altura .. no te dio miedo??

Un fuerte abrazo!!

molinos dijo...

Vale, yo no sabia que tenias esa idea en la cabeza..pero enhorabuena..seguro que mereció la pena incluso con los dolores posteriores que seguro que no fue para tanto..pero ya sabes..hombres..XD

O SuSo dijo...

Que buena caminata!!!

No dudaba que lo harías, y mira, al final no hizo falta estar perfecto, si no que tu mente lo creyera.

El paseo maravilloso, y no todo tiene que ser verde Asturias, el paisaje mediterraneo cuando está conservado es increible.

Enhorabuena por haberlo conseguido, y gracias por compartirlo.

Abrazos

Lillu dijo...

Bonita excursión! Un poco de miedo me daría a mí hacerla sola, por eso de si te falla la pierna o te pierdes o algo... Pero bueno, en tu caso fue con final feliz, agujetas aparte, jiji. Felicidades por haberte zampado la Magdalena ;)

saluditos!

Anónimo dijo...

Me alegro Juanra. Qué calladito te lo tenías...ja ja ja!!!. Con las lluvias que llevamos en este otoño, supongo que esa sierra estará ahora preciosa, sin llegar a ser como Asturias, pero preciosa. El paisaje mediterraneo es muy agradecido al líquido elemento. Llevo varias semanas caminando de vez en cuando por nuestro querido "Cid" y te puedo asegurar que es una delicia. Huele a hierbas, a naturaleza, se respira hondo y se inhala la vida...hummmmmm... Por cierto, sin ánimo de ser un "Pimpo", no es una muestra del neolítico, es un mojón de cazadores, senderistas...etc...Lo digo porque "El Cid" está plagado de ellos...eah...Todo no podía ser bonito...
Una forta abrçada.
Txema Rico

Sese dijo...

Pues muchiiiiísimas felicidades, ya pensábamos que tu silencio era sinónimo de fracaso en la expedición, y veo que no, que saliste triunfante de tan magna gesta.

11 horas pateando, y encima cuesta arriba!!!! qué héroe, más de un joven ya quisiera ser tan intrépido como tú (jijiji). Eres el orgullo de una generación, que lo sepas.

Por cierto qué desnivel superaste?

Felicidades, y ahora a afrontar nuevos retos!!!!

Mae Wom dijo...

Enhorabuena!!! Me ha encantado la cantera con esa luz...y el bocata de tortilla. :P Ahora a buscar otro reto!!

papacangrejo dijo...

Enhorabuena, seguro que lo disfrutastes a lo grande, eso no era una guarida era una entrada al infierno, seguro. La foto del cñac es muy chula jejeje

Ana dijo...

¡Ay que aventura Diablo! ¿Mereció la pena, verdad? A pesar de las agujetas, del dolor, de que te tuvieran que llevar en silla de ruedas de ordenador hasta la cama... ejem, ¡ay, que uno ya no esta para estos trotes!
La verdad es que estoy muy orgullosa de ti, ¡¡lo conseguiste!! Coronaste la magdalena. El primer video esta muy bien editado, que emoción da verlo, el segundo, jueee... tenías que haber puesto una advertencia que me ha pillado comiendo, jaja, y no esperaba ver nada tan escatológico, puaggg.
:D

Amig@mi@ dijo...

Me ha encantado acompañarte aquí sentadita tan agustito, pero con la mente totalmente enganchada a tu caminata.
Me alegro de que la satifacción ganara al cansancio.
Un abrazo, JuanD

Montse dijo...

¡Eres un campeón!!!!!
Mis felicitaciones por haber conseguido tu sueño y zamparte la magdalena, o como se llame y de la que has quedado bien empachado a juzgar por las agujetas.
Lo que satisface alcanza un objetivo y si éste requiere un esfuerzo, mucho más, así que cansado pero feliz ¡eso es lo que importa!
Bonitas fotos, buena explicación y unos vídeos muy chulos. Si es que eres un crac en todo lo que haces!!

Un abrazo :)

Ángeles dijo...

Las fotos son muy bonitas (especialmente la del bocata), y me encantan las de la casa y el bodegón. Qué sugerentes y evocadoras!
Ah, y la del pozo también! Bueno, todas.
El vídeo largo es estupendo, muy profesional, y el corto es digno de National Scatographic.

Enhorabuena por tu exitosa aventura y por haber cumplido tu sueño. Ahora, a por otro.

tishta dijo...

Pues te iba a felicitar por ser otro de los máximos acertantes del concurso de X, y de paso lo hago por la fantástica caminata que narras, pinta bien.
Gracias por tus felicitaciones.
Un abrazo

http://tishta.blogspot.com.es/2012/11/gane.html

JuanRa Diablo dijo...

Natty:

Pero qué amable eres, Natty. Muchas gracias.
Ya me dejabas ver que tenías ganas de saber acerca de este reto, por eso te pedí que tuvieras paciencia, porque sabía que no dejaría de compartirlo contigo, con todos vosotros.

Le tengo mucho respeto (por no llamarlo pánico) a las alturas, así que fuí prudente.

Un beso muy fuerte ;)

molinos:

Ejem, ejem... que parece que estoy viendo la misma sonrisilla con sorna que me ponía mi mujer cuando yo me retorcía. Si hasta me dijo que no chillara, que iba a asustar a los pequeños.
¡Sois crueles, qué digo crueles, cruelísimas!:p


Tienes razón, O Suso, pues de alguna manera pudo más la ilusión que el estado físico, que no estaba al cien por cien.

A mi se me cae la baba ante los paisajes verdes, pero igualmente encuentro una gran belleza en estos más áridos.

Lillu:

Si al menos hubieran sido agujetas... Lo que a mi me pasó fue como si la rodilla se conviertiera en cemento y no se pudiera doblar.
Gracias y saludotes a tus saluditos ;)

Txema:

¿Te ocurre a ti tambien que oyes a la gente renegar de que llevemos tantos dias de lluvia? Aquí todo el mundo quejándose ¡Pero si vivimos en una zona que necesita agua! ¡Que se tire todo el mes lloviendo si hace falta!
Casi me llegan las fragancias del monte mojado que me describes :)
Y sí, ya sé que esas señales las hicieron los cazadores. Los cazadores del Neolítico, claro, jajaja.

Sese:

¿El orgullo de una generación? Bueno, eso suena muy bien, y casi compensa todos las guasas anteriores. ¡Sigue así! :D

No te sé hablar de alturas y desnivel porque, como cuento, los datos que yo tenía pertenecían a La Magdalena y no a esta otra Magdalena que tiene otro nombre que me niego a admitir. Pero que tiene picos que superan los 800 metros, eso seguro.

Un abrazo

JuanRa Diablo dijo...

Mae:

La foto de la tortilla es todo un símbolo de méritos conseguidos, jaja. Qué poquito que duró esa imagen, por cierto :p
Mae, contestaré a todas tus últimas incursiones por el infierno. No sabes cúanto me alegran :)

papacangrejo:

Si aquello era una entrada al infierno no aparece en mi plano. ¡A ver si se me va a estar colando gente sin pagar!:p
Esa foto tiene su punto, sí. Y está hecha con el móvil, ya ves.

Ana:

Muchas gracias, Anita. Eres un sol :)

Usted disculpe si el video resultó no ser apto para todos los públicos. El títuloSi te fijas bien (jeje, no sé si lo harás) comprobarás que todo lo que se ve es muy natural, pura fibra vegetal. Nada de lo que asustarse :p

Amig@mi@:

Lo has visto como ve uno los documentales, ¿no? Viajando en sillón.
Gracias. El cansancio está totalmente olvidado pero la experiencia no.
Un beso ;)

Montse:

Si es que sabía yo que no debía dejar de hacer esto, que ahora estoy como en lo alto del podio, recibiendo laureles y aplausos. Muchas gracias, Montse. Me alegro de que te haya gustado :)

Ángeles:

Y pensar que estuve a punto de descartar la foto del bocata... Con el éxito que ha tenido, jaja. Que quede constancia de lo que activaba motores, claro que sí.

Sí, el segundo video es... cómo lo llamaría... pues eso, de "desecho" :p

Mi próximo resto es alcanzar la puerta trasera de una cartuja ;)

tishta:

Agradecido por tu vista, tishta. Ahora tendríamos que desempatar tú y yo. ¿Qué te parece una carrera hasta lo alto de un monte?
Ya me dices algo :P


¡MUCHAS GRACIAS A TODOS! Y disculpad el que ultimamente apenas pueda visitaros.




Anónimo dijo...

Tomás:
Por partes... Pero quien fue el rustico postmoderno que bautizó asin a una sierra...?? Pero es que a naidie le a parecido rarogracioso lo de "La Umbría del Factor"... Me imagino a un cejicunto con boina discutiendo, : "Esa sierra tié Umbría, pero una umbría que te se meteenlos guesos y los resquebraja, lo cual es un factor a tener en cuenta. LLamemosle pues a Umbría del Factor....
Averigua por favor por qué la Umbría del Factor. No puedo imaginar que fue de otra forma.
Las fotos muy chulas, el paisaje un poco tipical de peraquí, que lo tenemos un poco visto, muy seco a mi gusto, aunque con lenguaje vinícola todo gana en belleza: Es un paisaje de reminiscencias románticas, tardes de risas lejanas y aromas de tomillo y romero, con retrogusto salado propio de ambientes mediterraneos y de las sudores de lo que casca el Lorenzo.

Más cosas....Al conocido dicho "No hay barrio sin Mercadona ni tonto con chandal del Barcelona", yo añadiría, "No hay monte sin restos el algún salvaje ano, ni casica de guardés sin botella de Soberano."
No te ofenderás si te digo que la foto que más me a movido sentimiento es la de tu bocata e tortilla.. Esque lo he leído con un hambre merendera de adolescente en verano tras una tarde en la piscina que he visto ese bocata, en medio del monte, oliendo a romero denrededor... Con ese ruido frágil del papel de plata, y ese aroma al descubrirlo, que vamos, he dejado de leer para irme a hacer uno tal cual el tuyo, ahora ya en mi buche he vuelto a ver la foto y ya no me dice nada, pero en su momento me ha motivao.
El video muy chulo, aunque en la misma linea e sinceridad me ha gustao mas el de el minuto desechao, quiero mas tomas falsas como esas.
Aqui estuvo Tomás 17-11-12


Anónimo dijo...

Tomás:
P.D. La botella veo que es e Veterano, no de Soberano, pero por identica terminación, me vale la publicación

Bichejo dijo...

Al final, pedazo de tragón, te zampaste la magdalena entera...y de golpe!!

Me ha gustado mucho la crónica, me ha recordado las excursiones que hacíamos los veranos en Murcia.

Anónimo dijo...

Felicidades broder, me ha gustado mucho el reportaje, incluso la cagada :)

hitlodeo dijo...

Lo creas o no, no había leído esta entrada hasta hace unos minutos. Y al terminar de leerla no acabo de salir de mi asombro.
Ya sabes que acabo de publicar una parecida sobre mis escapadas montañeras gallegas, pero nunca pude imaginar que coincidieramos hasta en la nube con forma de animal. Estoy más hermanado con el Diablo de lo que pensaba.
El paisaje mediterráneo me encanta y es que, aunque me casara con una gallega, yo nací en el mediterráneo.
Cerca de Valencia, en La Safor hay unas montañas de estructuras agrestes, y de laderas escarpadas que me están pidiendo a gritos que las suba. Eso sí, en esta zona me hace falta el coche para llegar hasta la ladera, puesto que la montaña no esta cerca de las casas.
Creí que tu esguince te había estropeado el placer de zamparte la Magdalena. Me alegra ver que no.
Enhorabuena.

JuanRa Diablo dijo...

Tomás:

Jejeje, cómo me gusta cuando te pones en plan comentarista profundo, con tus análisis y pensamientos en voz alta.

Sobre el orígen del nombre de La Umbría del Factor (que aquí todos pronuncian Fató) nada sé, y me gustaría averiguarlo

Sí te puedo decir que Pteri, la yeclana que me envió las dos últimas fotos, también se lo preguntaba
¿Quién es el Factor?,- decia - en francés creo que facteur es cartero, pero ¿qué iba a hacer un cartero por los montes?
Lo mismo era del factor sorpresa.
A lo mejor el lugar tenía el nombre en francés y se terminó por hacer una traducción atropellá. Quién sabe.

Eso de que matao el gusanillo del bocata de tortilla, la foto ya no te diga nada... jajaja, me ha matao a mí.

Sí, Bichejo, atracón madalenero de esos que solo se hacen si estás medio loco o muy muerto de hambre. Que ya eran unos cuantos años los que me hacía la magdalena reclamando mi amor :D

SaxSista:

En realidad hubo dos cagadas, la de la boñiga y la de acabar más molido que la propia boñiga.
Pero si te ha gustado, prueba superada :)

hitlodeo:

Yo también me asombré al descubrir esa coincidencia en aventuras al aire libre. Te felicito también porque imagino lo que te apetecería hacerlo y me consta que fue idéntica la satisfacción.

Y si esas montañas de La Safor te están llamado a gritos... ya no hay vuelta atrás. Esa llamada (que solo oyen unos pocos privilegiados) es más embaucadora que el canto de las sirenas de Ulises, jajaja, así que... déjate llevar.
Un abrazo

Misaoshi dijo...

Congratulations my friend!

Me alegro mucho que te quitaras esa espina de "la Magdalena" >_<

Yo me quitaré el de la subida a la montaña más alta de la sierra cuando se vaya la nieve y vaya con un grupo que sepa (es difícil).

Doctora Anchoa dijo...

Vaya, ¡¡¡enhorabuena!!! Me han encantado las fotos, el vídeo para luego que desde aquí no puedo ;).

JuanRa Diablo dijo...

Misaoshi:

Y qué buena estaba la magdalena. Un poco durilla al final, pero sabrosa igualmente.
Si terminas haciendo la cabra como yo, me cuentas, jeje.

Doctora Anchoa:

Cuidado con el segundo vídeo. Me han aconsejado que advierta de su contenido "Solo para adultos con estómagos firmes" :D

concha gonzalez dijo...

una excursión fantástica. Las fotos chulisimas sobre todo la del bocate jejejejeje


Concha
http://birlocha.blogspot.com.es/

Pecosa dijo...

Jajajajajaj, me parto con el minuto desechado, jajaja Yo pensaba "jopé, pues si son imágenes del bosque, ¿porqué no las habrá incluido?", jajajaja, el tío ahí con el palo, me recordabas a la Arale.

Bueno, finalmente te has comido a la Magdalena (¿a quién le importa cómo se llame en realidad? Nosotros a lo nuestro). Por la foto desde el aeroplano tengo que decir que impone bastante... Yo no sé si habría sido capaz.
Qué de fotos fantásticas, JuanRa, sin duda debe haber sido toda una experiencia, mal que le pesaran a tus gemelos (y quadriceps, y glúteos, y... ¡hasta las pestañas te debían doler!). Me ha venido a la mente una vez, el pasado verano, que me di un palizón con la bici tremendo, y por la noche el dolor era tanto que me tumbé en la cama con las piernas en alto, y no paraba de reír, me daba la risa floja del dolor, jajajaj me tuve que tomar un ibuprofeno porque no me dejaba dormir. Qué chungo.

Bueno, espero que te fueras recuperando bien. Genial tu aventura, me ha encantado saber que por fin has hecho tu deseo realidad.

P.D: Genial el primer vídeo, muy "El Rey León".

P.D.2: Me ha dado un antojazo de bocata de tortilla que ni te cuento.

Pecosa dijo...

Acabo de leer el comentario de Tomás y casi me parto de la risa, jajajjajaja No tiene desperdicio, qué salao.

JuanRa Diablo dijo...

Gracias por esta vista, Concha.
Murciana, artista, y ahora... amiga del diablo! ¿Tú sabes dónde te has metido? :p

Pecosa:

¿Verdad que desde lo alto impone mogollón? Y además es que no sé qué tiene ese monte que me llama mucho más la atención que cualquier otro, por eso era ya una llamada en silencio lo que me hacía.
Ah, pero no, hubiera preferido mil veces las típicas agujetas, que yo defino como "un dolor que hace reir de dolor" (y tú misma lo has dicho, duele pero te ríes, jajaja)

Esto fue... otra cosa, algo como petrificación de rotación a la fina tortura. Ufff, si me duele de recordarlo, jajaja.

PD. Nunca una tortilla fue devorada por más ojos. Si pudiera hablar os denunciaría a todos por acoso xDD

Anónimo dijo...

Qué bueno lo del minuto desechado. Un gran explorador es lo que eres...lo malo que no has sabido decir a qué bicho pertenece la cagada.
Es muy emocionante esto de preparar y llevar a cabo una ascensión a un cabezo desconocido, sin que haya turistas ni domingueros. Sólo uno en la Natura.
carlos