8 de mayo de 2013

LA CIUDAD ME CUENTA HISTORIAS


Miguel mira por la ventana mientras la profesora escribe fórmulas en la pizarra. Hace tiempo que no la escucha, pues no entiende nada de lo que dice. Le entretiene mucho más observar el vuelo de las golondrinas que entran y salen a toda velocidad de esos pequeños nidos bajo el alero. 
El momento de abstracción es tan grande que no se percata de que le están llamando. Sólo el giro de sus compañeros para mirarle le trae de vuelta a la realidad.

- Vamos a ver, Miguel, ¿tan interesante es lo que estás mirando por la ventana? - le increpa la profesora con los brazos cruzados.
- No, es que...
- No estás atendiendo nada, ¿verdad?

Al no saber cómo responder, Miguel se encoge de hombros,  lo que la profesora  interpreta como un gesto de indiferencia.

- Muy bonito, yo aquí esforzándome y tú en la inopia. ¡Parece que vivas en las nubes!
- Jeje, es que vivo en las nubes - responde divertido, aunque se arrepiente de inmediato.
- Ah, ¿encima  respondón? ¡Acompáñame a Dirección!
- Pero Doña Bárbara, ¡es que es verdad que vivo en las nubes...!

Foto tomada en Elda (Alicante)

- ¡Qué horror, Andrés, acaba de marcharse el cliente de la semana pasada!
- Cuál, ¿ese que quiso que le atendiera yo, solo porque tú eras mujer?
- Ese, ese. ¡Qué tipo más estúpido! ¿Sabes lo que ha hecho? Entraba justo cuando se marchaba Fahim, el vecino marroquí, y se le queda mirando y va y me dice "Bien podían irse todos estos moros a su país"
- Pues esta mañana he atendido a una señora que no veas la prepotencia que traía. Un hombre muy mayor le ha pedido con mucha educación  si le dejaba colarse, que solo venía a comprar pan de centeno y tenía prisa por ir a recoger a su nieto al cole. Y le ha dicho que ni pensarlo, que ella también tenía prisa y que no se pasara de listo. ¡Me he quedado de piedra!
- Ay, qué apuro... Oye,  ¿tú te has dado cuenta de que tenemos muchos clientes con muy mala baba?
- Pues ahora que lo dices... recuerdo a bastantes desagradables, sí
- ¿Estaremos haciendo algo mal? No entiendo qué pasa...

Foto tomada en Yecla (Murcia)

Tal vez el primero en entrar a los servicios exclamara:

- ¡BAYA, HOMBRE!

El segundo:

- ESTARÁ EMVOZADO

Y un turista inglés:

- OH, IS IT VROKEN?

No sé cuántos se percatarían de que, además del urinario, había que arreglar otra cosa.

 Foto tomada en Villena (Alicante)

15 comentarios:

papacangrejo dijo...

Que bueno jeje eso es que no vas por la calle absorto como yo jajaja quizás debería empezar a hacer lo mismo.

Natty dijo...

jajajajajaja .. que entretenidas las historias =)

XEIA2410 dijo...

Como siempre, muy bién pillado. Creo que, a partir de ahora, miraré los carteles de otra manera....

Lillu dijo...

Jajaja, a mí también me pasa eso de ir desarrollando ideas con lo que veo o leo por la calle, pero rara vez me atrevo a escribirlas o hacerlas públicas XD Soy una vergonzosa en el fondo así que admiro que tú sí lo compartas :)

saluditos

Amig@mi@ dijo...

Jaja, me has hecho reír con tus cosas. Qué cabeza tan bien amueblada tienes. Te envié la fotografía de HyM?Creo que con ella puedes añadir una nueva historia.
Besos

hitlodeo dijo...

A mi me da pena Miguel. Víctima de una profesora injusta.

Ángeles dijo...

¡Qué bonito!
Me han gustado mucho estas historias encontradas por la calle, como quien no quiere la cosa.

Me parece que al niño de la primera historia lo conozco. Es vecino mío, de la nube de al lado. Pero creo que no se llama Miguel, sino Ángel ;-)

Hombre, por fin, ya era hora de que los antipáticos también tuvieran un sitio donde abastecerse, pobrecicos, que serán esaboríos, pero también pasan hambre.


Y el problema de la tercera historia no es complicado: se llama un fontanero que vaya con su llave inglesa y su diccionario y asunto arreglao.

Saluditos :-)

Montse dijo...

También a mí me da pena Miguel, el pobre es un incomprendido, dice la verdad y la profe no se lo cree ¡qué injusta es la vida para algunos!

Las otras dos historias son temas que me dan mucha rabia, soy una intolerante con los xenófogos y con los que escriben con faltas de ortografía.

Menudas historias nos cuentas ¡qué ingenioso eres!

Buen finde :)

loquemeahorro dijo...

Qué bueno, la última historia me ha recordado a un libro muy bueno de Juan José Millás: El orden alfabético.

Aunque hay una cosa en la que no estoy de acuerdo, y es que a lo mejor la alimentación es para intolerantes, pero esos de "paso yo que tengo prisa (y los demás no)" no sé yo si no deberían comprar en "Alimentación Yo Siempre Primero"

Mama dijo...

Me ha sabido a poco

JuanRa Diablo dijo...

Si hoy, miércoles 15 de mayo de 2013, no respondo a vuestros comentarios, prometo matricularme en la carrera de ingeniería biomolecular de la Universidad de Houston

Ahí queda mi palabra.

Ángeles dijo...

Pues como no contestes quiero ver el resguardo de la matrícula :-D

JuanRa Diablo dijo...

papacangrejo:

Algunas cosas apenas me llaman la atención (léase coches o motos) pero los nombres de calles y de comercios... eso es otra cosa :)

Saludos, Don Crustáceo

Natty:

Pues me alegro de que te hayan entretenido :)

XEIA2410:

Pero no los mires por encima del hombro, que son muy vulnerables los carteles.

Lillu:

Osea que la ciudad también te cuenta historias, ¿eh? Será que tú eres más discreta y guardas sus secretos, no como yo, que voy con el cuento a todo el mundo :D

Amig@mi@:

Sí, claro que recibí la foto. Y aún no sé bien si es un error o realmente se llaman así, pero da para una buena historia, ya lo creo, jajaja.

Me gusta esa expresión de "tener la cabeza bien amueblada" En mi caso, ¿no me sobra un tresillo o me falta alguna lámpara? :p

hitlodeo:

Ah, pues yo tengo las riendas del destino de esa profesora. ¿Quieres que le ocurra algo en algún próximo capítulo? ¿Que parezca un accidente? Lo que quieras.

Ángeles:

Creo que lo estás confundiendo con Gabriel, el de la nube de más arriba.

Sí, es una suerte que alguien se haya acordado de los antipáticos. Ahora pueden comprar hasta por catálogo, en donde se lee: "Alimentos con todo su saborío".
Y, oye, a la larga se nota.

Sí, si los fontaneros vienen con su diccionario bajo el sobaco, pero parece que la B y la V se envorronan con la humedad. Emborronan, quiero decir.

Saludos desde nube sexta.

PD. Yo solo creo en los cuentos, nunca apuesto por la verdad

Montse:

No te apures, que te cuento algo que no sabes, y es que, casualmente, el director también vivía en la calle Las Nubes, y al conocer la historia soltó tal carcajada que Doña Bárbara se percató de que no se puede ir con tanta seriedad por la vida.

¿Ingenioso como el hidalgo Don Quijote, o aún más chalao? :p

loque:

Es cuestión de tiempo. Alguien pondrá en práctica tu idea.

Con esto de las prisas me has recordado esas "Cajas rápidas" de algunos hipermercados, en las que puedes pasar con un máximo de artículos pero que aún así se hacen lentas a veces.
Siempre he pensado que debería haber una "Caja para los que realmente tienen prisa" en las que te cobraran a la carrera, gritando "Vamos, vamos, vamos..."

Yo apuesto por ellas.

Mamá:

...dijo el león al comerse al conejo.

JuanRa Diablo dijo...

Ángeles again:

Mira que no haber billetes de avión a Houston hasta mañana...

Al final he pensado: venga, va, contestaré a los comentarios...

Anónimo dijo...

Zapatero vive en Yecla..!!!???
Quien lo diria..