19 de septiembre de 2013

EL PREMIO QUE SÍ PERO NO

Contaba por aquí, hace ahora un año, mis impresiones acerca de este juguete para niños grandes que se llama Instagram, algo así como un pequeño laboratorio de instantáneas, con tijeras y pinceles para divertirse.  

Y no es que cobre yo  comisión alguna  por hablar bien de este invento, no (al fin y al cabo no es más que un simple y maravilloso diseñador que lanza fotos al escaparate del mundo, acicaladas con sus mejores filtros)  ni que me esté preparando para reconvertir este blog en un expositor digital fotográfico, ni nada parecido. Ocurre simplemente que me apetecía compartir algunas imágenes con vosotros, precisamente ahora que hace un año que empecé (yo y los cumpleaños, los cumpleaños y yo) y que además siempre hay una pequeña o gran historia detrás de una fotografía.

En este primer año de coleccionar imágenes y participar en el trueque con familares y amigos (algunos blogueros también, a los que me divierte seguir) me ocurrió algo singular.

El periódico INFORMACIÓN de Alicante convocó antes del verano un concurso fotográfico a través de Instagram. El tema era Lovely weekend y pretendía se presentaran imágenes que de alguna forma mostraran eso, agradables momentos ocurridos en un fin de semana.
Así que eché mano de archivo, por si tenía alguna foto que encajara con el tema que solicitaban, y encontré una de mis hijos  (precisamente en El Postiguet, la playa de Alicante)

Me pareció apropiada, y el envío a través del móvil fue tan sencillo que minutos después de haberlo hecho... me olvidé por completo. 
Por eso, justo una semana después, mi sorpresa fue  enorme cuando hojeando el periódico me topé con 10 coloridas fotos, ocupando dos páginas, entre las que estaba la de Samuel y Aitana jugando en la arena.


¿¿Eh?? ¿¿Cómo?? ¿¿Qué pasa aquí?? ¿¿He ganado algo??

El premio al ganador era de 300 euros (¡eurazos en estos tiempos!) así que no daba yo pie con bola tratando de averiguar si el hecho de que mi foto apareciera la primera, significaba que era yo el ganador. 
Cuando me calmé un poco y conseguí leer bien, comprendí que eran las 10 finalistas que optaban al premio. 

Y ahí se dio el pistoletazo de salida...
 ...para soñar despierto...
"¿Y si me toca a mí? ¿Y si los 300 euros (eurazos) son míos? Siií, los quiero, ¡¡los quiero!!"
...y para inflamar al competidor vanidoso que llevo dentro...
"Esta es muy fea, no va a ganar ni de coña... ¿Y ésta? ¿Qué tiene de lovely weekend una maceta de geranios?... Mira tú, en esta se ve la portada del periódico... ¡¡eso es peloteo!!"

Y era tanta la ilusión que me hacía ver mi foto publicada,  que la mostraba a todo el mundo como si fuera un diploma de la NASA a mi nombre.

Pero el gozo me iba a durar poco. Imaginaba yo que un jurado especializado sería el encargado de votar para elegir la foto ganadora, pero como para saber más acerca del concurso había que entrar en la página de Facebook del periódico y semejante aberración no me era posible sin registrarme, terminé por telefonear.

- No, verá, es que la foto ha de ser votada a través de Facebook - me dijo una voz femenina.
- ¿¿A través de Facebook?? ¿¿Y qué pasa con los que no tenemos Facebook??
Se produjo un denso silencio que interpreté como  "¿Pero de qué planeta sales tú? ¿Tienes Instagram y no tienes Facebook? ¡¡Todo el mundo tiene Facebook!!"

Total, que parece ser que a los que convocan  concursos no se les pasa jamás por la cabeza que puedan existir diablos que se niegan a abrirse un perfil en esa red social de los infiernos, y mucho menos que sean tan tozudos como para no hacerlo ni por un posible premio de 300 euros (eurillos a esas alturas, que ya me estaba desinflando)

El chasco fue monumental y me tuve que conformar con guardar esa página del periódico como recuerdo del posible premio que no pudo ser.

Sin embargo, leyendo de nuevo las bases del concurso, me percaté de que hablaban también de “otros premios”, así que, ni corto ni perezoso, volví a llamar.

- Sí, claro, esos 10 finalistas han ganado ya un iPod

Me aguanté las ganas de gritar y una vez informado de que me debía presentar en la Redacción de Alicante para recoger mi premio, estuve dando botes de alegría, y reconozco que inmediatamente después busqué en Google Imágenes qué diablos era eso de un iPod, pues como sigo anclado en los ochenta, no tenía muy claro en qué consistía.

De nuevo medio mundo supo que había conseguido un modernísimo premio gracias a una foto. Sólo faltaba ir a recogerlo.

Pero, ah, amigos, lástima que además de tozudo, este diablo es todo un experto en el dudoso arte de la procrastinación. 

“A ver si voy un día de estos”... “Uf, que tengo que ir a por aquello” ...“Venga, mañana me organizo y voy”... “Bueno, como de todas formas lo tendrán allí guardadito, a mi nombre...”

Dos meses y medio después, me presenté por fin en el periódico INFORMACIÓN de Alicante.

- ¿De un concurso de Instagram, dices? Pero cuál, es que ha habido varios...
- Uno con el tema Lovely weekend. Me dijeron que pasara a por él.
La chica de recepción cogió el teléfono y llamó a Fulanito:

- Oye, ¿sabes algo de un iPod que hubiera que entregar?... Sí, de un concurso... de fotos...

Fulanito no sabía nada y recomendó a la chica que llamara a Menganito. Menganito dijo que  el tema de premios lo llevaba  Zutanita, pero Zutanita estaba de vacaciones, así que...

La chica me miraba y yo iba acentuando mi gesto de “He venido a recoger MI premio y no me voy sin MI premio”

Hasta que apareció un trajeado Sutanito y me dijo que no, que había tardado demasiado en ir a recogerlo.

- Pero, bueno, ¿por qué no me dijeron que había un plazo para venir a por él? Si además estaría asignado a mi nombre, ¿no?

Y Sutanito impertérrito, me decía que lo sentía, pero que ya no había ningún premio por allí para mí, que al no venir a por él, se retiró.

Levanté un brazo para explicar que venía de allá, ¡¡de Yecla!!, poniendo cara de haber atravesado desiertos y barrancos hasta alcanzar Alicante, pero el hombre trajeado no se dejó engañar. Yecla está en el extranjero, sí, pero no se tardan ochenta días en llegar a Alicante (la verdad es que de haber estado allí Phileas Fogg, se habría descojonado)

Y me fui sin mi premio, aunque el hombre trajeado, quizás para consolarme, me dijo que no era un iPod, sino un mini iPod, algo que no alcanzo a imaginar porque nunca he visto uno, pero que empiezo a pensar que no era más que una caca de la vaca.

En fin, consecuencias de todo aquello es que mi simpatía por Instagram no ha decrecido ni un gramo,  pero mi manía a Facebook...

… ¡¡no hay fuego suficiente en los infiernos!!


(De mi gandulitis, mejor no hablamos)



21 comentarios:

Ángeles dijo...

Jo, eso de los premios "que sí pero no" me lo conozco yo también ;-) Ya sabes a qué me refiero. Dejan mal sabor de boca al principio, pero luego da igual, incluso da risa. Cosas que pasan.

Pero es que te lo pusieron muy difícil: que si Facebook (a quién se le ocurre), que si tener que ir desde el extranjero a recoger el cacharrito... Nada, que no, que te pasó como al del chiste: "Predestinato".

Pero lo que no te quita nadie es el recuerdo de ese día de playa ni esa imagen tan preciosa y evocadora que Sorolla no hubiera pintado mejor (por algo eres el inventor del verbo sorollear).

Big hug.


Papa Cangrejo dijo...

Los 300 euros los tendrías que haber declarado así que mejor y lo del mini ipod, seguro que se lo quedó el trajeao o alguno de allí al ver que no lo recogían, en fin, de todo se aprende.
A nosotros nos tocaron 5 noches en paradores y por no decidir cuando ir se nos paso el plazo jajajaja

Montse dijo...

¡Las cosas que te pasan!
Tienes que ver el lado positivo, es decir que no has claudicado a hacerte un perfil en faceboock por conseguir un premio ¡y eso tiene mucho mérito, no te creas! y que el mini-ipod ese no es gran cosa. Pero sobretodo, te digo lo mismo que dice Ángeles, tu mejor premio es la foto de ese momento tan especial de tu hijos.
Por cierto, creo que tu jefe tiene perfil en ese infierno y cuenta con un montón de seguidores!

Un beso enorme.

sin más palabras dijo...

El ipod mini lo tiene el hijo del tipo del traje……. fijo ;-D

Anónimo dijo...

Es que la foto es preciosa de verdad.
Hmmm! no sabía yo que al diablo se le puede tentar no ya con 300 euros...un mini chisme de esos también vale. ¡Cómo se entere tu jefe!
Y por otro lado, no he podido dejar de pensar en cómo te habría mirado y lo que te habría dicho la abuela de Apamen si se entera de que por pereza has perdido el premiecillo éste. ¡Qué miedo!
carlos

Speedygirl dijo...

¡Qué perracos! Mira que racanearte el premio... muy maaaaaaalllll!! jajaja

Anónimo dijo...

Jajajaja,no cambiaras nunca,mira que hacerte el "corto viaje" y venirte sin nada,pero el mejor premio no es ni siquiera la foto,es......quienes están en la foto

Anónimo dijo...

Uff,yo seguro que tengo instagran en el móvil,pero como no lo entiendo!!si todos los comentarios que te hago es como anónimo,porque no se donde se escribe el nombre jaja,,.me encanta como lo describes todo..cesa

Natty dijo...

También me pasó que me gané un premio, no pude viajar y lo perdí, aunque sólo era una entrada al cine =P
Me pasa cuando piden twitter o wathsapp .. pero bueno, no me voy a crear cuentas sólo por concursos (aunque creo que dependerá del premio =P)

Sese dijo...

Bueno, al menos te queda el consuelo de ser un reconocido fottógrafo. La verdad es que la foto es chula, por lo casual y entrañable.

Y en cuanto a los del facebook no entiendo tu manía. Claro que a mí me pasa lo propio con twitter.

Será que somos una generación de "raros que te cagas"?

Saludos

bonus traks:

http://www.youtube.com/watch?v=8b33EFWxYrI

mama dijo...

ME he quedado intrigada en que seria una ipod,lo he consultado en internet y me he quedado peor que estaba,¡'para que sirve una ipod tuch'es lo que he encontrado,conclusion,dice asi esta maravilla de escaso grosor,podemos tener todo un completo ordenador de bolsillo que en poco tiene que envidiarle una pda y encima por la mitad y...que es ia pda me rindo,me da igual to

Julia dijo...

Es los que tienen estas cosas del facebook, yo si que lo tengo, y hablo con personas a las que no veo habitualmente cara a cara... Es una cosa rara, lo sé.
A mi tu fotografía me parece maravillosa.
Muchas felicidades por el premio.

loquemeahorro dijo...

Jo-pe-li-nes (y perdón por la sórdida expresión), menudo chasco.

Pues no, no te dijeron nada de un plazo, ni de que era un mini-mini ni nada...

Di que sí, tú no te hagas de fb (o de cualquier otro sitio al que no quieras pertenecer) por 300 euros, por 3.000 sí, por supuesto, pero por 300 puedes mantener tu integridad :-)

Srta. Martinete dijo...

Tienes los huevos cuadraos, como se dice en ésta nuestra comunidad.

hitlodeo dijo...

El Ipod mini es como un MP3. Para escuchar música más o menos.

Lo importante es que saliste en el periódico. Guarda ese tesoro. De mayor no tendrá precio para iniciar el relato de las batallitas a tus nietos.

;)

JuanRa Diablo dijo...

Ángeles:

Tú caso me parece mucho más injusto, pero bueno, en nuestros curriculum podremos decir que hemos ganado premios, pero que luego resultaron espejismos, jaja.
Y sí, es verdad que al final no dejan de ser anécdotas divertidas.

Jo, últimamente me hablas de chistes y no me entero. ¿Predestinato? Ya me dirás.

Eso de inventor de palabras me gusta. Lo elegiría como oficio si me dejaran.
Esa de "sorollear" te la regalo. Puedes sorollear todo lo que quieras, Ángeles :)

Biggest

Papa Cangrejo:

Normal, uno se queda tan parado pensando en paradores que se le pasa el plazo sin darse cuenta :p

¡Tenía que haber registrado los bolsillos al trajeao! xD

Montse:

Ah, a mi no me extraña nada que mi Jefe tenga perfil en Facebook. Siempre he pensado que es un invento del diablo :D
No te preocupes, que el lado positivo se lo veo siempre. Y para mi cualquier foto con esos dos niños es la mejor foto del mundo, jeje
Un beso

sin más palabras:

Y si no lo tiene él lo tiene su novia, o su sobrino, o vete tú a saber. ¡Anda y que les zurzan!

Carlos:

Claro, por eso se cabrea tanto conmigo. Mientras él se afana en ganar almas, yo persiguiendo un simple mini iPod. Es que no me paro a recapacitar en estas cosas.

Uff, la abuela Paca me habría dicho:
" Tú lo que ereh, ereh muuu, pero que muuu... " Y nada más , porque no acababa esa frase, pero ya se lo imaginaba uno, jajajaja.

Un abrazo

Speedy:

Dí que sí, que yo fui perro a la hora de moverme pero ellos fueron más perracos por no dármelo.
Pero mira que no estar tú en los momentos en los que se te necesita... :p

JuanRa Diablo dijo...

Cesa:

Gracias, chiquilla. A ver si nos vemos pronto y te explico estas modernidades, que tú de anónima no tienes nada.
Un abrazo grande, cual sandía de temporada.

Natty:

Bueno, creo que no es muy de lamentar lo de la entrada de cine, otra cosa sería un viaje a Hollywood, a ver a los del cine, jeje

Saludos

Sese:

Pues vete tú a saber si alguna vez se ponen a estudiar a fondo nuestra generación y llegan a la conclusión de que somos "raros que te cagas" jajaja. De hecho somos de la generación X, osea que un poco de incógnita sí parece haber :p
Sobre todo tú, que desde hace un tiempo no se me abre la foto de tu perfil. ¿Es que te has vuelto vampiro y no te reflejas?

(La youtubada no podía venir más a cuento, jajaja)

mamá:

Cómo te entiendo, madre. La culpa es de los que les ponen esos nombres tan poco atractivos. Qué les costaba llamarlo Musicapazo, o Robotunas o algo así. Serán muy listos haciendo aparatos modernos, pero bautizándolos demuestran ser muy pobres en imaginación.

Julia:

Vaya, a lo mejor si hubiera dependido de ti, habría ganado yo!
Gracias.

loque:

Ah, no, perdona, pero yo no me vendo ni por 300 ni por 3000. ¡Habráse visto!
(Con un cero más empezaría a negociar, claro)

PD. ¡Vigila es soez vocabulario, Loque!

Srta Martinete:

A usted no la había visto antes por aquí, señorita. Mucho gusto.
Eso de tener los huevos cuadraos siempre me ha parecido una expresión redonda :D

hitlodeo:

Guardado está, por supuesto. Y no te lo creerás pero diría que emite destellos, como los buenos tesoros.

Ana dijo...

¡Pero Diablo 80 días tardaste! Tú pensabas que te lo guardaban, ¿no? Tenían que haber avisado que caducaba, jaja.
Te he imaginado cruzando barrancos, desiertos, estepas, bordeando ríos, bajando montañas, caminando sin agua, polvoriento y decidido para llegar a Alicante, y después de un viaje tan largo y extenuante (Willie Fogg no habría llegado antes)plas, el chasco. No hay derecho...
:D

JuanRa Diablo dijo...

Ya ves, Ana, decidirse uno a hacer el viaje a la lejana Alicante, para que al final no le den ni un vaso de agua.
Me faltaron dos revólveres, como a Clint Eastwood xD

Mae Wom dijo...

Enhorabuena por tu arte! Me ha encantado como los eurazos se han acabado convirtiendo en eurillos..Como el reproductor...de ipod a ipod mini ;)

JuanRa Diablo dijo...

Por eso como diablo... también me quedo en becario.

Me falta el soplo de ambición y los aires de grandeza.
A ver si los encuentro algún día...