25 de septiembre de 2013

LOS DIABLOS DE TOSSA DE MAR

Hoy quiero escribir tres nombres: Juana Mari, Esther y Mar.

Tres nombres que merecen un reconocimiento en las páginas de este blog por una razón fundamental: fueron las primeras mujeres (y hasta la fecha únicas)  que lograron encontrar los diablos que otros escondieron. ¡¡Hurra por ellas!!

Juana Mari dio caza a  uno de los seis que mi hermano Fran colocó en Londres, el de la Abadía de Westminster.
Esther fue capaz de encontrar uno de los que escondieron mi hermana y cuñado en Toledo,   experiencia que con mucha ilusión me contó  por correo.
Y Mar es una de mis compañeras de trabajo, que junto a su familia viajó a El Escorial y logró dar con el diablo que en la Silla de Felipe II había escondido Hitlodeo.

Me consta también que Ángeles intentó encontrar los de Lisboa, incluso  otros de Londres, pero con resultado infructuoso.

Absolutamente todos, esconde-diablos y caza-diablos,  coinciden en una cosa que me alegra enórmemente: que se divirtieron mucho formando parte de este juego de los diablos por el mundo, juego  que, parece mentira,  lleva ya cinco años en danza. 

Hoy pide paso Montse, desde Barcelona, que me cuenta que ha escondido tres diablos en Tossa de Mar, cuyas fotos y texto publico encantado  para todos vosotros.

Hola JuanRa
Espero que hayas pasado unas buenas vacaciones, yo he estado unos días en Tossa de Mar ¡en la playita! en un hotel a primera línea con vistas a las murallas y allí, en lo más famoso de esta población de la Costa Brava, te he escondido 3 diablos para tu juego.

¡Me hace tanta ilusión que los veas!


Primero los tres papelitos que escribí, el dibujo lo copié porque soy un desastre para eso. 

Los envolví  en plástico para protegerlos, doblados a tamaño pequeño para poderlos esconder,  y aún así uno de ellos lo tuve que doblar.

La siguiente fotografía es de esa fortaleza amurallada de Tossa de Mar, en donde existió un castillo en la época medieval y en donde figura la situación de cada uno de los tres diablillos.

El primero está en un primer cañón que hay en la segunda curva, que apunta a la playa. 
El primer diablo está escondido a la derecha, entre los herrajes que lo sustentan.


El segundo diablo está en el otro cañón, uno que hay un poco más arriba, antes de llegar a una arcada de piedra.

En esta ocasión lo puse a la derecha, entre el propio cañón y su soporte.
Por cierto, el que sale en la foto es mi marido, Josep Mª ¡el pobre haciendo guardia y disimulando mientras yo hacía la foto, jaja!

El tercero está, una vez cruzado el arco de piedra, a la derecha del camino, en lo que queda de la antigua capilla del castillo de Tossa.

En esta otra foto se ve en donde está, debajo mismo de esa columna, la que hay a la izquierda de la capilla y desde la que se ve la playa.

Bajo esa columna, en un hueco entre las piedras, es donde está el tercer diablo.


Bueno, espero que cuando alguien vaya por ahí los encuentre y quiero que sepas que tanto Josep Mª como yo lo hemos pasado fenomenal escondiendo los diablos. 

Ya se acaban las vacaciones, el lunes empiezo en la oficina, pero caray ¡y lo bien que lo he pasado!

Un beso enorme.

-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Ahí queda expuesto, Montse. ¡Mil gracias por tu/vuestra colaboración! 

¡¡Y que empiecen a resurgir esos cazadiablos agazapados!!

11 comentarios:

hitlodeo dijo...

Sí. Me acuerdo cuando cazaron a mi pobre Diablo.

Montse dijo...

¡Guauuuu!
Me hace mucha gracia verlo así y aquí, en tu blog ¡estoy muy contenta! ahora solo queda que alguien se tome unas vacaciones por allí y los encuentre, jeje.
De verdad que fue muy divertido todo, tanto prepararlo como hacer las fotos y buscar el sitio.
Besitos a todos !!

Shekmey Scherby dijo...

Vaya, qué interesante!!! tal vez en una de éstas también me dedique a la caza de diablos ^^.

Natty dijo...

Ojalá pudiera ir cazándolos, pero puchas que me queda lejos =( .. yo ya pronto comenzaré a dibujar mis otros 3 diablillos para esconder en Perú, y si voy a más de una ciudad entonces serán más de 3!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

¡Qué bueno! Esto me ha retraído a mi infancia. Yo también era de los que escondía cosas como pequeños tesoros y de los que me escondía en sitios inaccesibles por ejemplo en casa, detrás del hueco de un armario donde sólo cabía yo y dejaba escrito mi nombre y la fecha...qué buenos tiempos cuando uno empleaba el cerebro en ocupaciones tan atractivas como ser un pirata esconde-tesoros.
Cada día que pasa echo más de menos mi infancia. En lugar de progresar, estoy en verdadera regresión, por lo menos mental.
ME han gustado mucho las fotos de Montse. La costa, las murallas, los cañones y los pequeños documentos escondidos me han sugerido precisamente esta evocación piratil.
carlos

Ángeles dijo...


Qué bien, nuevos diablillos.

Felicito a los que han conseguido encontrar lo que dejaron otros, porque tiene que ser una sensación genial.
Y felicito a Montse por lo que le corresponde. Además el sitio es muy bonito.

Me encanta aparecer en tu entrada, aunque sea como cazadora fracasada :-p
Creo que se me da mejor esconderlos... aunque luego no encuentro ni los míos propios!






Ana dijo...

Precioso lugar, ojala pudiera ir yo a la caza de alguno de esos diablitos divertidos.
:D

Misaoshi dijo...

Te he mandado dos Diablos más al mail!!

JuanRa Diablo dijo...

Hitlodeo:

Aún lo tengo a buen recaudo en la cartera. ¡Todo un tesoro! :D

Montse:

¿Has visto qué pronto han bajado de la Costa Brava a los infiernos? :p

Al final eso es lo importante, el buen rato preparando el juego y las fotos de la hazaña que vemos los demás.

¡A ver esos valientes! ¡¡A por ellos!!

Un beso

Shekmey Scherby:

Con esa foto de tu perfil, das la impresión de ser una gran exploradora. ¡Seguro que se te daría bien! jeje.

Natty:

Por todos los dioses incas!! ¿Diablos en Perú? No me digas que podría llegar alguno al Machu Picchu!?! :D


Pirata Carlos:

Ayy, la regresión... Debe existir por ahí una isla, con mapas y tesoros, esperando a que arribemos a ella todos aquellos niños que fuimos piratas alguna vez.

Me has inspirado nuevos recuerdos para escribir: los escondites.

Un abrazo

Ángeles:

Bueno, tú apareces en esta entrada como cazadora fracasada. Mucho peor es aparecer como anfitrión esaborío por otros mundos, ejem, ejem... xD

Ana:

Todo es ponerse. ¡Hasta los gatos viajan lejos cuando se lo proponen! jeje.

Misaoshi:

Aún estoy alucinando, Misa ¡Sabía que llegarían algún día! :))
A ver si mañana te escribo.

Anónimo dijo...

Broder, que también encontré uno en Toledo que escondió tu hermana.......No te han enseñado la foto?????? ainssssssss malo, malo malo jajajajajaja

JuanRa Diablo dijo...

Pues no, Juana Mari, no fui informado de tu hazaña :(
¡Eso significa que tienes doble título de Cazadiablos! ¡Meritazooo!!