25 de junio de 2015

SAMUEL CUMPLE 12

Ultimamente, no sé por qué, me acuerdo mucho de las excursiones al aire libre que solíamos hacer juntos, de cómo accedías encantado a cualquier propuesta de aventuras que yo te planteara.

Me acuerdo muy bien de las caminatas primaverales por los descampados de las afueras, de cómo te hacía observar la Naturaleza a nuestro alrededor.

“Mira, Samuel, mira cómo llevan estas hormigas comida a su hormiguero”
“¡Vaya  charco tan  grande ha dejado aquí la lluvia!, ¿le tiramos piedras?”
“Mira, esto es un nogal, ¿buscamos alguna nuez que se pueda comer?”

Y luego volvíamos a casa y te apresurabas a regalar a tu madre cualquier florecilla que hubieras encontrado por el camino, porque siempre que veías una flor te acordabas de ella.  
Entonces le contabas entusiasmado las cosas que más te habían llamado la atención. Recuerdo cuánto te impresionó aquella vez en la que encontramos un perro muerto entre la vegetación, y ya en casa, a tu manera, expresabas a la mamá todo lo que yo te había explicado al respecto, y me satisfacía comprobar lo bien que lo habías comprendido todo.

De aquellos paseos, me viene a la mente con especial cariño aquel en que salimos a encontrar “el fin del mundo” y de cómo tuvimos que regresar corriendo bajo aquel chaparrón inesperado, calados pero muertos de risa.

El tiempo ha pasado y aquel niño ya casi tiene mi altura.

El otro día estaba lavándome la cara en el aseo y al incorporarme me sorprendió ver tu reflejo en el cristal, tan alto, tan espigado.
“¡Pero Samuel! ¡¡Tú has vuelto a crecer!!”
Me hizo mucha gracia tu reacción, pues abriste mucho los ojos y exclamaste:
“¿Verdad que sí? ¡Con razón cuando iba corriendo por la calle me parecía que el suelo estaba más lejos!”

No deja de asombrarnos cuánto has cambiado en pocos meses, y no solo físicamente. Te vemos mucho más independiente, más seguro, con muchas ganas de estar con tus amigos a toda hora, hasta el punto de que cualquier plan de fin de semana con nosotros no te seduce en absoluto. Estás en esa edad preadolescente en que te apetece ir a tu aire, en la que te esmeras eligiendo la ropa que te vas a poner y que regateas la hora de llegar a casa. Y yo que  pensaba que todo esto llegaría, sí, pero  más tarde,  sin embargo... ¡ya está aquí!

Todo es natural, son las lógicas etapas de la vida y de nada debemos quejarnos y poco podemos reprocharte, y menos con esas notas tan brillantes que siempre has obtenido. Y además siempre (o, mejor dicho, casi siempre) te portas muy bien con tu hermana, que ahora parece haberse quedado a años luz de ti.
¡Y lo que me cuesta creer que el curso que viene empieces a ir al Instituto!
 Verdaderamente, no podemos estar más orgullosos.

Pero será porque no me he habituado a esta nueva etapa, esa en la que, como dice la canción, “aún me pertenece, pero menos”, que cuando abro la ventana de mi habitación y entre los edificios de enfrente veo a lo lejos  las llanuras del campo, no puedo evitar recordar nuestras aventuras por aquellos parajes y me entran muchísimas ganas de que fueras de nuevo aquel niño que no dudaba en venirse conmigo a donde fuera.

"Samuel, ¿vamos a ver si encontramos algún tesoro perdido?
 Y se te iluminaba la cara y te apresurabas a darme la mano para salir de casa.
Aquella mano cálida tan pequeña que se perdía dentro de la mía.


¡¡Feliz cumpleaños, Samuel!!

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Samuel...nunca olvidaré tu mirada y tu sonrisa a través del cristal de la UCI con tan solo unos meses de vida, cuando una sepsis meningocócica invadió tu cuerpecito y casi nos mata del susto. Tengo grabados en mi mente todas y cada una de las emociones de aquellas 24 horas en las que acampamos en el hospital esperando que ganaras esa batalla. Y la ganaste Samuel, y desde entonces no hay lugar en mi interior para la tristeza...porque tú ganaste aquella batalla y contigo...la ganamos todos. Tu tía que te quiere y te adora.
Ana

Anónimo dijo...

Ah!!! Y feliz cumpleaños Samuel!!!! Cada año que cumples es un regalo que la vida nos da.

Ana Bohemia dijo...

Muchas felicidades a Samuel, doce años es una edad importante ya, ¿eh? Estás ahí, en la raya entre niño y adolescente, en esa etapa en la que tienes que dividir los planes entre los amigos y la familia, y no descuidar a ninguno, en la que buscas mas libertad, ¡ay, como pasa el tiempo!
Me ha gustado mucho el vídeo y tus recuerdos de esas excursiones buscando el fin del mundo. Espero que por muchos años podáis hacer esos mismos planes juntos. Un abrazo a los dos.
:D

Ángeles dijo...

Dicen que la infancia es nuestra verdadera patria, el lugar que nunca olvidamos, el que siempre llevamos en el corazón y el que nos configura como las personas que seremos de adultos. Así que yo estoy segura de que Samuel será un adulto de primera categoría, porque su patria ha sido maravillosa gracias a ti.
Seguro que aunque no lo diga, lo sabe, y si no lo sabe todavía, ya lo sabrá. Seguro.
Felicidades a los dos.

Peque dijo...

En diciembre los cumple el mío mayor, y el curso que viene la eso, que rápido ha pasado el tiempo.

Montse Martínez Ruiz dijo...

¡Muchas felicidades Samuel!
Eres un gran chico y vas a ser un gran hombre como tu padre, de eso no me cabe la menor duda, porque tienes esas vivencias de la infancia que son el mejor equipaje para seguir adelante y una familia maravillosa.
Tus padres están orgullosos de tí y nosotros que desde esta ventanita te hemos visto crecer, hemos conocido tus aventuras y tus ocurrencias, también.
Muchos besos a los dos, padre e hijo :)

Ripley dijo...

Digo que se me han humedecido los ojos por no confesar abiertamente que he llorado con esta emocionante entrada querido JuanRa. Es muy bonito lo que escribes y como lo haces acerca de Samuel tu hijo, ese niño que ya no lo es tanto porque el tiempo, efectivamente pasa muy aprisa, siempre es tan difícil hablar de "los sentimientos y las emociones" pero tu lo has hecho perfectamente y nos transmites con emoción el orgullo del padre por el hijo que tiene, no sabía que hiciera tanto que te sigo y me doy cuenta que he visto crecer a tus hijos casi como si fuera un vecino tuyo. El vídeo es precioso y a Samuel hay que felicitarlo pero creo que también es necesario hacer lo mismo con sus papás que hacen un trabajo extraordinario, ¡ay si en España se educara como lo haceis vosotros cuan diferente sería nuestra sociedad!

Muchas felicidades Samuel, muchas felicidades Apamén y JuanRa.
Un abrazo enorme lleno de cariño para esta familia ejemplar de la que siento tremenda envidia, debeis estar superorgullosos.

hitlodeo dijo...

Crecen rápido JuanRa. El mío hace dos días que se encontraba sentado en mi regazo haciendo que conducía el Renault 19, y ahora va a ir a la universidad y quiere sacarse el carnet de conducir.
Esos sí, cada edad tiene cosas que disfrutar.
Felicidades Samuel.

JuanRa Diablo dijo...

Ana, Ana Bohemia, Ángeles, Peque, Montse, Ripley, Hitlodeo:

Muchísimas gracias por vuestras palabras. Aquí quedarán para el recuerdo, ligadas al día en que Samuel cumplió 12 años. Quiero que sepáis que os ha leído y también me pide que os de las gracias a todos.

Speedygirl dijo...

¡¡12 años ya!! ¿Como puede ser? ¡¡Si hace nada era muy chiquitín!! ¡Qué pronto empieza la adolescencia ahora!, ¿eh? Es una pena. Aunque tarde, felicítale el cumple de mi parte (Todos los santos tienen octava ;P)

Misaoshi dijo...

Qué bonito... Y pensar que dentro de unos años leerá esto y saber que es el mejor regalo que le puede haber dado nadie. Poder saber cómo es el amor y orgullo de un padre.

Felicidades a los dos. Os merecéis lo mejor.

JuanRa Diablo dijo...

Speedy:

Es verdad, me atrevo a decir que los niños de 12 de hoy son los de 14 o 15 de hace años, muchísimo más espabilados.
Gracias, Speedy :)

Misaoshi:

Sí, eso pienso yo también, que con el tiempo sentirá curiosidad por todo esto y entenderá muchas cosas que ahora no ve.
Muchas gracias, Misa

Natty dijo...

Que hermoso post!!!! Ya di mis felicidades en el facebook, pero las reitero!!
Yo entiendo un poco el sentimiento, yo ayudé a criar a mi sobrina, soy como su "mapá" (segunda mamá y papá), pero ya está llegando a los 7 años y en ocasiones hay eventos o personas más importantes que su "Pollín", pero como bien dices, es el curso natural de la vida.

Besos y abrazos!! =)

JuanRa Diablo dijo...

Natty:

Veo entonces que sabes bien de lo que hablo, mapá :)
Lo bueno es que ese curso natural de la vida tiene tramos de alejamiento, sí, pero otros de regreso que compensan mucho la cosa

Besos, Natty

Elena Gimeno dijo...

He llegqdo a este blog buscando desesperada un remedio para el dolor de muelas. Y ahora que me he tomado un espidifen y remite... Puedo leer más Mi hija mayor tiene 12. Era mi niña hasta hace dos días, pero ya no, y me acuerdo de mi padre que me cantaba slipping through my fingers de ABBA con tristeza y yo no entendía nada. Pues ya lo entiendo. Aún me queda una hija de cuatro a la que llevar muchas veces de la mano... Felicidades y ánimo para esta etapa que comenzamos.

JuanRa Diablo dijo...

Gracias, Elena, por dejar tu comentario. Nunca termina de sorprenderme esto de que por azar descubran mi blog y me dejen unas palabras, y me ha gustado especialmente que en esta ocasión haya sido alguien que ha entendido muy bien de lo que hablo.

Muy buen gusto el de tu padre al cantarte aquella canción :)

Bienvenida, Elena y hasta que quieras

PD. Espero que el dolor de muelas sea ya historia