19 de febrero de 2014

CON LA MÚSICA A OTRA PARTE (GETCHA GETCHA GETCHA...)

Supongo que es algo común en aquellos que tenemos un blog, el que nos dejemos llevar por impulsos y emociones a la hora de escribir.
Yo no tenía prevista hoy una entrada sobre música, ni siquiera la guardaba en la recámara , pero ayer subí al trastero y me sentí como Allan Quatermain, adentrándome en las minas del Rey Salomón, maravillándome ante antiguos tesoros olvidados. 
Y mientras admiraba todo aquello, pensaba que tenía que compartirlo con el resto de la Humanidad.

Todo empezó cuando llegué a mi casa y encontré a Aitana cantando. Lleva meses utilizando cualquier objeto con forma de micrófono para sentirse como una estrella del pop. 
Es increíble, cuando se enamora de una canción, sea en inglés o español, se la aprende al dedillo y la canta hasta la saciedad. Y con la coreografía hace lo mismo. 
Así que cuando el mes pasado los Reyes le trajeron un micrófono de verdad, aquello ya fue la locura en verso.


El día en cuestión la encontré cantando una canción que me sonaba mucho.
- ¿Quién canta eso? -  le pregunté
- Los One Direction.
Supe así que la canción original no podía ser de ese grupo reciente que tanto le gusta.
- No, esa canción es antigua.
- ¡Qué va! ¡Mira! -  y se apresuró a buscarla en el ordenador.

¡Cómo han cambiado las cosas! A su edad la música no me llamaba la atención tanto como a ella, pero años más tarde, cuando casi fundía las cintas del radiocasette, si quería escuchar la canción de moda tenía que esperar a que la pusieran en la radio o, con suerte, los sábados en la tele, en el programa Aplauso. 
Hoy YouTube o Spotify te  ofrecen cualquier tema al instante. ¡Tan fácil! ¡Y la cara que ponen los chavales cuando les dices que antes no existía internet! ¡No lo conciben! (claro, si casi no lo concibo ni yo)

Total, que fue escuchar otra vez el getcha, getcha, getcha...



...y venirme a la mente aquella rubia de los ochenta...


- ¡Claro, eso lo cantaba Blondie!
- ¿¿Blondiii??

Es por eso que un par de días después subí al trastero, porque recordé que entre mis vinilos tengo uno de Blondie y me entró mucha curiosidad por saber si contenía ese tema. Y porque además quería enseñar a Aitana dónde escuchaba yo la música entonces.

Y todo fue poner los dedos sobre aquellas vistosas fundas de cartón y revisar sus títulos y dar inmediatamente un salto en el tiempo para pasearme por la música de los ochenta (que, todo hay que decirlo, era más chula que un ocho) Cada vinilo de los que allí guardo lleva consigo un buen montón de recuerdos. 

Recuerdos de aquellos años en los que ahorraba el dinero de "la paga" para ir a Discos Rubio, una tienda de Elda,  pequeñísima, pero forrada de discos de arriba a abajo,  y salir de allí con alguno bajo el brazo, tan contento.  
Los tiempos de ir en autobús a  Alicante, entrar en Discos Merlín y elegir uno o dos, pero volverme loco imaginando todos los que me llevaría a casa. 
Tiempos en los que los amigos nos aprovechábamos de las ofertas de Discoplay, que vendía discos por correo  desde Madrid, para pedir un buen montón. Aquello de recibir la esperada caja, desembalarla, quitarles el precinto y apresurarse a ponerlos en el tocadiscos... ahh, aquello era un ritual mágico que se llevaba a cabo con impaciente emoción.

Y casi sin darme cuenta, vinilo a vinilo, me hice con una buena discoteca, que si hace años ya la apreciaba, hoy la miro como un tesoro. El tesoro de las Minas del Rey Juan Ramón.

Me apetece mucho mostraros los discos más especiales, los más curiosos, los preferidos... 
Pero eso será en la próxima entrada.

Si no me dejo llevar por cualquier otro impulso, claro.

19 comentarios:

Cantona dijo...

¡Ay! Cuantos buenos recuerdos me ha traído este post. Yo también era el que esperana impaciente (15 días) desde que hacía el pedido a Discoplay para recibir mis LP's. Siempre con el miedo metido en el cuerpo, para que no se equivocaran de referencia, ni que al ponerlo en el tocadiscos la aguja saltara de surco en surco como un conejo. Tengo que decir, que nunca fallaron y los discos siempre llegaron en perfectas condiciones.

P.D. Tu colección de vinilos dobla a la mía.

Lillu dijo...

Yo tengo muy poquitos vinilos y ahora ni siquiera tengo donde reproducirlos, así que se han quedado en casa de mis padres en Galicia. Pero entre ellos hay alguna joya que creo que hoy sería difícil de encontrar, como unos cuantos discos de 45 r.p.m. que pertenecían a mis padres.

Me pasé muchos años sin escuchar ese tema de Blondie porque me aburrió y lo recuperé hace unos meses con nuevos bríos, jeje.

saluditos!

Anónimo dijo...

¡Ay Dios mío...! Que cuando las crías dejan de cantar los temas infantiles y empiezan a querer ser mayores... pierden un montón de encanto... , perdona mi crudeza pero es que yo lo pasé con mis sobrinas. Pero no te desanimes que seguro que yo soy muy raro.
Bueno, Blondie yo no lo disfruté en su momento pero sí lo hice en la segunda mitad de los 90 cuando los descubrí en los buenos tiempos de Radio 80, cuando había grandes programas como Vuelo 605 o La Gramola original o Clásicos M80, mucho antes de que se convirtiera en la porquería informatizada que es hoy. De hecho creo que su último éxito fue por esa época, cuando volvieron hacia el año 96 o 97 para cantar aquello de "Mariaaaaaa". Me gustaron bastante y me compré el Cd de su disco del 78, Líneas Paralelas. Aunque para líneas, las de la rubia, sí.

carlos

Montse dijo...

Vaya, tu niña va creciendo y ya se entona las canciones de moda, como ese grupo de One Direction en la vieja fórmula de jovencitos que enloquecen a las quinceañeras, lo digo porque mi hija es de la época de los Backstret Boys, jeje.
Como que soy pelín más viejita(ejem, esto que quede entre tú y yo) mi colección de vinilos eran "sencillos" en su mayoría, luego vinieron los LP y los temas ahora son piezas de museo ¡ostras, me acabo de dar cuenta de que puedo ser rica y me vendo la colección! aunque tampoco son muchos.
Haces bien en ir al desván de tanto en tanto, es el lugar en donde se encuentran esos pequeños tesoros de otros tiempos :)
Besitos.

Montse dijo...

¡Ah, el tema de Blondie me encantaba!

Papa Cangrejo dijo...

Que manera de recordar con tanta música!! yo no tengo muchos discos, regalé,perdí y no volvieron cosas de la vida jajaja

Ana dijo...

Que mona Aitana cantando, jaja, con esos dientecillos nuevos.
Tienes una buena colección de vinilos, yo soy de la quinta de los Cd´s que ocupan mas que todos esos discos y se oyen peor.
Me quedo con la versión de Blondie, lo siento por los One direction es que estos modernillos lo poperizan demasiado.

Amig@mi@ dijo...

Para comérsela, Juán. No sé como aguantas. Mi hija también está loca por los One Direction, claro que esta tiene 15 años. Es otra clase de locura. Con decirte que cuando ha oído la música ha venido corriendo a la habitación...
Te advierto que crecen.
jaja
Besos

Amig@mi@ dijo...

Por cierto, que yo también tengo unos cuantos vinilos. Estuve tentada de venderlos, los pagaban bien, pero al final los volví a subir al altillo.

Ausländerina dijo...

Ya sé que no es tan "tan" como en tu caso, pero yo recuerdo cuando ponía la radio en la radiocasette y cuando sonaba una canción que me gustaba la grababa en cinta... y cuando mis padres me ponían cuentacuentos en vinilo! la ratita presumida, el flautista de hamelín... y cuando ya salió el walkman no veas. y con el discman ni te digo.... mis padres escuchan alguna vez la música setentera en vinilo solo por escuchar el sonidito tan peculiar que hace

alp dijo...

Jeje... Genial.... Yo voy a Madrid en junio a ver a one direction con mis hijos... Una sorpresa que les doy... Y blondie...genial... Un abrazo desde Murcia.

Ángeles dijo...

Pues ya estoy deseando ver esos discos favoritos en la próxima entrada. Igual hasta coincidimos en alguno, que todo puede ser.

Los One Direction estos son como clones de aquellos de otros tiempos como Back Street Boys, New Kids on the Block,y otras "Boy Bands" cortadas por el mismo patrón, ¿no?

En cambio Blondie ya me parece más difícil de clonar. ¿Será por eso que llaman estilo, personalidad, carácter o algo de eso?
Habrá que esperar a que Aitana sea mayor :-)

Sese dijo...

Si es que los niños son como esponjas, todo lo aprenden, y con poquito esfuerzo, en fin...

Una artistaza Aitana, incluso con efecto whasAppero y todo!!!

Ahora todo es más fácil con la música, pero nuestros tiempos también tenían su encanto, ir a comprar discos con los amigos y luego grabar todas las nuevas adquisiciones.

Y qué gran pérdida el vinilo, sobre todo el LP, que era como una cuadro, las fotos de las portadas estaban más curradas que ahora, luegos estaban los singles, las caras b 8de singles y lps)... vamos conceptos que seguro que Aitana le suenan a chino.

Saludos (y qué guapa era Blondie)

Anónimo dijo...

Te acuerdas cuando camino de Lisboa hicimos escala en Madrid y entramos en la tienda Discoplay de la Gran Via??? Qué momentazo!!!!
Txema Rico

loquemeahorro dijo...

One day or another, I'm gonna find you...

¿O sea que los niñatos esos han hecho una versión? Ya decía yo que había oído la canción en el súper, y hombre.. Blondie no está en el hit parade desde hace un par de décadas.

Hit Parade, otro término que ha desaparecido para siempre jamás... ay! qué tiempos! qué nostalgia!!

Oye, que te he preguntado una cosa en mi blog.

JuanRa Diablo dijo...

Cantona:

Y tan buenos recuerdos, ¿eh? Con aquellos boletines (BID) tan atractivos que mirábamos una y otra vez. Recuerdo que había portadas de discos que me llamaban la atención y yo pensaba "¿Lou Reed? ¿The Velvet Underground? ¿Cómo sonarán estos?" Qué lejos estaba aún la facilidad de acceder a la información de hoy.
Y no, Discoplay tampoco me falló nunca :)
Un saludo, Cantona

Lillu:

La verdad es que, salvo los que se siguen editando para ser pinchados en discotecas, hoy en día los vinilos son como momias en sus sarcófagos, y debe haber singles y elepés por ahí que se hayan revalorizado estratosféricamente.
¿De qué dinastía son los tuyos? :p

Carlos:

Aún no está todo perdido, Carlos, que todavía disfruta con las canciones infantiles, pero, claro, el tener primas mayores oyendo cosas modernas... demasiada influencia.
Ya no hay programas como los que se oían en Radio 80. El único al que le doy pase hoy es Siglo XXI, de Radio3, que a veces pone cosas rarísimas, pero las prefiero siempre a tanta canción comercial insulsa por todas partes.
Ya ves, yo casi había olvidado su vuelta con aquel Mariaaaa. La Blondie que recuerdo es la de su apoteosis.

Montse:

Los Back Street Boys... cuánto he oído nombralos y en cambio no te sé decir ni un tema de ellos, ya ves.
¿Te imaginas que nos topáramos un día con un coleccionista excéntrico que nos diera un pastón por nuestros vinilos? Aunque, bien pensado, ya tendría que pagarlos bien, que no es tan fácil desprenderse de cosas así, ¿no crees?
Un saludo

Papa Cangrejo:
Voy a presentarte a alguien que viene de Marte. Como sois extraterrestres, intuyo que habrá buen feeling. Va por ti :D

https://www.youtube.com/watch?v=v--IqqusnNQ

Ana:

¿Has visto a la mini pop star? xDD
Me da rabia que se me hayan llegado a estropear más CDs que vinilos. ¿No se supone que el invento era a mejor?
Yo también me quedo con el "getcha getcha" de Blondie, jeje. Por cierto, me gusta mucho Stevie Nicks, ¿la conoces? Seguro que te hubiera llamado la atención el look tan hippy que tenía en los 70 y 80 :)

Amig@mi@:

Yo llegué a vender unos cuantos discos, aquellos que no me interesaban mucho, pero no los pagaban tan bien, ni mucho menos.

Así que tu hija ha acudido como una bala al oír a sus ídolos, ¿eh? Seguro que le ha parecido muy raro verte interesada por ellos, jaja.

PD. No, no me creo eso de que crezcan. Eso os pasa solo a algunos :p

JuanRa Diablo dijo...

Ausländerina:

Buenooo, pues no grabé yo pocas cintas tal y como dices... Y la rabia que me daba si la cortaban sin terminar, o se ponían a hablar encima, que era lo más normal. Y te aseguro que aún conservo cintas grabadas de entonces.
Discman nunca tuve. Walkman sí, varios, y de todos saqué buen provecho.
Ese sonidito a huevo friéndose... :p
Muchas gracias por la visita, Ausländerina.

alp:

Esas sorpresas son de las que no se olvidan en la vida. Que disfrutéis mucho, alp.
Un abrazo.

Ángeles:

Ah, claro que cortados por el mismo patrón, ¿acaso no conoces la Boy Bands Factory? Yo estuve visitándola una vez y era algo digno de ver. Allí estaba el Jefe (o patrón) dando órdenes:
"A ver, los quiero todos de la misma altura" "Este menos pelirrojo, difuminadle el pelo" "Como el rubio no tiene gran voz, que sea el más bailón. Ponedle muelles" "¡Venga, quiero ideas, a ver si duran más de tres años!" "¿Un nombre? ¿Qué os parece Back Kids on the One?"

La entrada de discos está a punto de caramelo. Ya me dirás si hay coincidencias :)

Sese:

Ahora es tan tan fácil tener música y libros que, en mi opinión, se ha perdido la magia. Me atrevo a decir que cuando todo está al alcance de la mano se pierde mucho interés. Creo que aquella mayor dificultad por conseguir las cosas, la espera y el logro final lo revestían de encanto y de valor.

Ya me dirás algo de las portadas que salen en el próximo post. Efectivamente daba gusto verlas en grande. Eran "otra cosa"

(Jajaja, ese sonido wassapero inoportuno... menos mal que la estrella lo eclipsó :p)
PD. ¿Sabes que Blondie tuvo un papel en una película española? (Tómalo como pregunta de Trivial :p)

Txema:

¡Vaya si me acuerdo! Y de la triste noticia de su cierre también.
Ahora que el mítico Discoplay ya no existe podemos decir "¡Yo pisé aquel planeta musical!"

Loque:

Si quieres nos unimos en campaña para que vuelvan los Hit Parades, que ganas no me faltan. Yo, sinceramente, no me encuentro desde que los ochenta quedaron tan atrás, y ahora ando buscándome y… oh, espera, que alguien me llama en el blog de Loque.



hitlodeo dijo...

La revista de Discoplay ¡Qué tiempos! En plena adolescencia malagueña. Mis primeros conciertos.
Por cierto, a mi también me pasaba lo mismo intentando convencer a mis hijos de que antes no existía Internet. Incluso me partí de risa cuando mi hijo me preguntó: ¿Papá m tú cuándo tuviste tù primer móvil?, le respondí que no hacía mucho, cuando el tenía 2 años, y su cara entre incredulidad y asombro hizo el resto.

JuanRa Diablo dijo...

hitlodeo:

Es que tiene gracia la cosa. Ellos no conciben que hace unos pocos años no existiera todo este despliegue tecnlógico que hay ahora, y nosotros apenas nos ponemos en su lugar y les contamos cómo era la vida entonces. Así que a veces surgen unos sorpresones que ni te cuento.

Como cuando mi abuelo me dijo que él vio cómo aparecia el primer coche en Elda, que todos los niños salieron a verlo y seguirlo corriendo.

¿Te ves contando a algún nieto: No, Manolín, los coches voladores no existían cuando yo era joven xDD