23 de abril de 2014

EN ESTOS MISMOS INSTANTES

En estos mismos instantes, en algún lugar...

Está naciendo un niño que será muy rico y otro que será muy pobre.

Una feliz muchacha apretará una carta contra su pecho y otra romperá la suya con lágrimas en los ojos.

Un hombre estará contemplando el mar con la emoción de la primera vez, y otro sentirá la  dicha de volver a poner pie en tierra firme.

En algún pueblo se lanzará un cohete para celebrar una fiesta, en otro se arriará una bandera a media asta.

Un hombre abrazará al hermano que no conocía, otro se enemistará con el suyo para siempre.

Algún niño, desde su cama, debe estar llamando a su madre porque tiene miedo.

Alguna anciana, desde su cama, aprieta débilmente la mano de su hijo. No tengas miedo, le dice.

Un hombre mirará al abismo sin ganas de vivir, otro se aferrará a la vida desesperadamente.

Alguna persona se sentirá sola entre un montón de gente,  otra buscará la felicidad en la más completa soledad.

Una mujer está rezando por quedarse embarazada, otra ruega a Dios por no estarlo.

Las mejillas de una chica acaban de enrojecer ante una sonrisa inesperada.

El corazón de un muchacho se le desbocará en el pecho antes de decirle algo a un amigo.

En alguna estación se despiden seres queridos, en otra se reencuentran después de mucho tiempo.

Un muchacho está conociendo al amigo que le hará fácil la vida, otro se une al que será su perdición.

Un padre está gastando su primer sueldo en un regalo para su pequeño, otro se acaba de meter en un bar.

Un hombre está escuchando a su hijo decir "papá" por primera vez y algún otro lo escuchará por última.

Alguien está ordenando un montón de fotos en un álbum; al mismo tiempo otra persona está tirando otro montón al fuego.

Algún hombre tendrá un despiste fatal en la carretera, mientras otro siempre dirá que hoy nació de nuevo.

Alguien puede estar escribiendo sobre el amor, el desamor, 
la felicidad, la tristeza,
la vida, la muerte...

En algún lugar.
En estos mismos instantes.

21 comentarios:

Amig@mi@ dijo...

Distinto, pero no por ello me gusta menos. Es más, creo que me llegó muy hondo...
!Precioso, Juan!
Un abrazo

Ana Bohemia dijo...

Hoy te has puesto profundo. Muy bonita esta entrada, la cara y la cruz de la vida, el blanco y el negro, la risa y el llanto, los opuestos en esta lotería del destino.
Un abrazo
:)

Bichejo dijo...

Me ha encantado este post. Muy chulo.

Anónimo dijo...

La vida. Sin más. Todo o nada.
Txema Rico.

Lillu dijo...

Uf, a mí estas reflexiones me dan un poquito de vértigo existencial :)

saluditos!

Anónimo dijo...

Y esto tan profundo, tan bonito y tan cierto...¿por qué?
Y lo curioso es que con mucha seguridad, en otra ocasión, lo que sucede a uno y otro hombre será lo contrario.
Uno de las antítesis o como se llamen que más me ha impactado es la de la persona que ahora está conociendo al amigo que le dulcificará la vida mientras otra conoce a la que será su perdición. Hay algo de predestinación diabólica ( de Diablo chungo, se entiende) que es muy siniestra.
Bueno, y tu "contrario" ¿que estará haciendo ahora mismito? (Ah, pues esto me recuerda la idea de los "dobles" que todos tenemos por ahí y ese relato de Poe que hablaba de esto si no me equivoco ahora: Wilson o algo así) A ver si un día hablas de ello.

carlos

Montse dijo...

¡Huy, huy, huy que se nos pone tierno el diablo!
La entrada es muy emotiva, nos viene a demostrar que la vida es así, siempre hay la otra cara de la moneda, pero viviendo de tí veo un acto de maldad en todo esto ¿no será que vas a hacerte ángel? por aquello del bueno y el malo (jiji, nos falta el feo) o será para que nos relajemos un par de días y luego nos vengas con los deberes-longanizas.
Ummmm, no sé, no sé!!
Besos.

alp dijo...

Uno estará durmiendo y yo te estoy leyendo.... Y no me arrepiento... Jeje... Un saludo desde Murcia.

Natty dijo...

<3 hermoso!!

Ángeles dijo...

En algún lugar, en estos mismos instantes, una muchacha :p acaba de leer la nueva entrada de su blog favorito y, como por arte de magia, se siente mucho mejor que en toda la mañana. Lo cual no le extraña, en realidad, porque ya hace tiempo que comprobó que ese blog ejerce un fantástico poder curativo sobre su alma (arte diabólica es).

Y una lucecita que apenas se ve/ cuando estoy a solas va diciéndome/ ve al blog de JuanRa y ya verás qué bien :)

Big hug.

Ripley dijo...

un becario a diablo escribe bonito en su blog cerca del mar, en la meseta, un hombre en pijama ha dejado por un momento una biografía para revisar actualizaciones y se va con una media sonrisa y sentimientos contradictorios.

Abrazos

Sandra dijo...

¡Precioso, precioso!,me ha encantado, JuanRa.

hitlodeo dijo...

Un padre admirará a su hijo y un hijo admirará a su padre

Misaoshi dijo...

Yo pensaba que últimamente me estaban pasando muchas cosas y estoy disfrutando todas y cada y una d ellas...y luego hay gente encerrada o depresiva que no quiere ver.

Así es la vida.

Mynorita Cris dijo...

Así es la dualidad de la vida... Me ha gustado mucho tu entrada, real y profunda como la propia vida. Felicidades y un saludo!

JuanRa Diablo dijo...

A TODOS USTEDES, sin excepción, de la A a la Z y de arriba a abajo:
Muchas gracias una vez más por pasar y dejar un comentario.

Por si no lo sabían, todos los comentarios pasan por un alambique dorado que los convierte en un combustible azul muy poderoso que permite que siga funcionando mi escribanía.

Ah, por la expresión de sus caras veo que no lo sabían :)

Anónimo dijo...

Pues a ver si nos cuentas la fórmula para no pagar tanta luz.
Adiós, ¡demonio, más que demonio!

carlos

mama dijo...

si me ha gustado y he disfrutado con todo lo que as escrito.casi mas todavia he disfrutado con todos los comentarios.Ay un dicho que dice-dime con quien vas y te dire quien eres-todos los que te siguen son encantadores como tu.un beso a todos de mi parte y ati tambien,

JuanRa Diablo dijo...

Mamá:

Tienes mucha razón, por aquí pasa gente estupenda. Lo que no sé es si me siguen o soy yo el que los persigo a ellos para hacerles caer :p

Señoras y señores comentaristas: ¡Mi madre les manda un beso!

pixel dijo...

Esta entrada me ha gustado pues eso es algo que tiendo yo a pensar en algunas ocasiones aunque sobre todo me pasa cuando me entero de alguna desgracia y no dejo de pensar que estaba haciendo yo a esas horas cuando ocurrió tal hecho o que se dijero o hicieron equis personas antes del acontemiento en sí o qué habría pasado si... o cómo transcurirrá la vida de esa gente después de lo ocurrido.

Un saludo

JuanRa Diablo dijo...

Pixel:

Vivimos de forma acelerada y apenas dedicamos tiempo (si es que llegamos a dedicarlo) a meditar. Cada vez que lo hago me percato de lo beneficiosa que es una reflexión, aunque sea de pocos minutos, por lo mucho que ayuda a situarte y tomar conciencia de tí mismo, y cuánto ayuda a valorar lo que eres, lo afortunado que has de sentirte o lo mucho que puedes hacer por mejorar.

Esta entrada nació tras una de esas reflexiones.