7 de mayo de 2014

LOS TEBEOS, MI TESORO.

Y no es broma, que el simple hecho de hojear los tebeos que desde niño aún conservo  me produce un enorme regocijo interno, y el colorido de sus viñetas siempre me retrotrae a tiempos muy felices. 
Son por tanto un tesoro de la antigüedad (lo de la antigüedad es un decir, queda prohibido llamarme viejo)

Yo haría un homenaje a todos aquellos dibujantes e historietistas que se dedicaron (y algunos de ellos todavía están ahí, dale que te pego) a hacernos pasar ratos tan divertidos. Es este un oficio al que me hubiera gustado dedicarme de haber sido posible (quizás hubiera aportado a este mundo cierto personajillo cornudo y con malas pulgas)

Y es una suerte (casi un milagro) que muchos de mis tebeos (siempre los llamaré tebeos, pues la palabra comic nunca estuvo en mi vocabulario) hayan sobrevivido intactos hasta hoy.

Como sabía que habría una continuación de la entrada anterior, para dar a conocer las soluciones de los personajes de los tebeos, he aprovechado para sacarlos de su escondite y presentároslos con sus mejores galas.

De aquella enorme cantidad de tebeos que tuve de DDT, Tio Vivo, Pulgarcito, etc, solo pude rescatar de la humedad y los ratones unos pocos, pero los suficientes como para encuadernarlos en dos volúmenes, por fechas. Unas elegantes tapas azules los mantienen firmes y bien planchados.
 He aquí otros, de tapas más duras, de la Colección Olé. En estos se publicaron las primeras historietas largas de Mortadelo y Filemón, que entran, sin lugar a dudas, en el grupo de mis  favoritos.
Pero si Mortadelo y Filemón ya me parecen buenísimos, compiten con otros excelentes personajes del mismo historietista: Francisco Ibáñez. Rompetechos, por ejemplo. O la genialidad de historietas que creó en el interior de un edificio, el 13, Rue del Percebe, donde habitan unos vecinos de lo más singulares.
 Recuerdo que cuando compraba tebeos, leía siempre las historietas que menos me atraían y dejaba para el final las mejores: las de Carpanta, El botones Sacarino, y cómo no, Zipi y Zape.
Recientemente descubrí una nueva y atractiva colección: Clásicos del Humor, de RBA Coleccionables, y ocurrió que al dejarme llevar por la nostalgia de aquellos tiempos leyendo historietas, el niño que llevo dentro se asomó y empezó a lloriquear que quería alguno de aquellos volúmenes. Me convenció y me llevé uno de  Rompetechos.

Por suerte, en cumpleaños y Reyes "hemos" ido conseguiendo otros, jeje.

Y es que me lo paso pipa. ¡Sólo me faltan las chuches de Don Manolo! :D

 Ah, pero vamos a lo que iba, que ya estoy longaniceando de nuevo
Estas son las soluciones al juego que propuse hace una semana.

1) Mortadelo y Filemón
2) El botones Sacarino.
3) Carpanta.
4) Rompetechos.

5) La abuelita Paz.
6) 13, Rue del Percebe.
7) Zipi y Zape.
8) Pepe Gotera y Otilio (chapuzas a domicilio)
9) Angelito.

10) La familia Cebolleta.
11) El profesor Tragacanto.
12) Las hermanas Gilda.
13) Anacleto, agente secreto.

14) Petra, criada para todo.
15) El Doctor Cataplasma.
16) Don Pío.
17) Doña Urraca.

18) Sir Tim O'Theo.
19) Agamenón.
20) El reporter Tribulete.
21) Doña Tecla Bisturí.
22) Gordito Relleno.
23) Hugh, el troglodita.

Y aquí la relación de puntos por aciertos:

Con 31 puntos... Elennim
Con 37 puntos... Cantona
Con 39 puntos... Sandra
Con 46 puntos... Loque
Con 62 puntos... Papa Cangrejo y Montse
Con 63 puntos... Ángeles

El podium de honor lo ocupan (y que conste que los tres merecen el primer premio)

Con 67 puntos... Amig@mi@
Con 69 puntos... Sese
Con 72 puntos... Carlos

¡¡Muchas gracias a todos por participar!!
 

18 comentarios:

Natty dijo...

Felicidades a todos/as quienes participaron, yo habría sacado 2 puntos =P jajaja mejor que no haya puesto mis respuestas

Amig@mi@ dijo...

Me encantan, de veras. Disfruté un montón recordando, Juan. ¡Cuántas horas habré pasado en compañía de estos entrañables personajes...!!
Un abrazo

Anónimo dijo...

¡El colmo de la felicidad! Desde la escuela no ganaba yo un concurso.
Yo es que flipo con lo "curioso" (esto es una palabra que empleamos por aquí con el significado de ordenado, limpio, esmerado...)¡porque esas encuadernaciones con la tapa azul te han quedado de rechupete!
¡Yo también aborrezco la palabra cómic aplicada a nuestros tebeos! Que me perdonen los modernillos. Eso sólo vale para los supermanes y compañía de la Marvel.
Pues aún conservas un montón de tebeos. Los ratones se portaron, hombre... se ve que a los de tapa dura les costó más hincarles el diente.
¿Y qué más? Que yo también me compré unos volúmenes de Clásicos del Humor. Ahora tengo en mente conseguir precisamente el de Carpanta, Petra y Sùper López (que , por cierto, me ha extrañado que no lo hayamos mencionado)
¡Hala pues! muchas gracias.

carlos

Montse dijo...

Ha sido estupendo este juego de los tebeos, creo que todos nos lo hemos pasado genial tan sólo con recordar aquellos personajes y aquellos buenos ratos.
Yo me acuerdo mucho de "La Familia Ulises" y del profesor no sé qué que hacía una sección llamada "los inventos del TBO", aunque mi favorito siempre ha sido "13 rue del Percebe" estaba en la contraportada y era lo primerito que me leía (al revés que hacías tú, jiji)
JuanRa, yo creo que habrías triunfado en ese mundo de las viñetas, con un personaje diablillo y con ese humor que te gastas. ¡Aún estás a tiempo de hacerlo! y si no, ya te lo he dicho muchas veces, haz un libro con el blog, porque será genial.
Mis felicitaciones a Carlos, Sese y Amig@mi@ por haber llegado al podium :)
Besitos.

Papa Cangrejo dijo...

Enhorabuena al ganador.
Veo que tienes verdaderas joyas en casa jajaja

Ther dijo...

Qué profesionales los participantes, ¿no? Por eso me abstuve de contestar...

A mí que me echen Mafaldas...

Sandra dijo...

Enhorabuena al ganador, ¡qué crack!.

Me ha encantado este juego. Lo cierto es que recordaba todos los personajes, pero, como has visto no sus nombres.

Mi favorita era también la Rue del Percebe y recuerdo que leer Carpanta siempre me daba habre, jajaja.

Más adelante editaron "Chicha, Tato y Clodoveo, de profesión sin empleo", de Ibañez, que me hacían también mucha gracia.

loquemeahorro dijo...


Qué buenos recuerdos me han traído estas dos entradas, y qué ganas de recuperar algunos de estos tebeos.

Es triste, no me suena nada el nombre de Doña Tecla Bisturí, pero estoy segura cien por cien de haber leído esas historietas, de hecho sé que me gustaban, como Sir Tim O'Theo, es un estilo que me gusta.

Estoy de acuerdo con que Ibáñez es el más grande. En lo que no te sigo es en Zipi y Zape, esos niños siempre me han puesto de los nervios.

Eso sí, qué nombres más buenos tenían sus padres!!

Amig@mi@ dijo...

Gracias Montse. La verdad es que me vino de bien rebuscar en mente y armarios...
Un abrazo

Ángeles dijo...

Qué verdadero es lo que dices sobre el colorido de estos tebeos: es como un cañonazo de confetti, un arcoiris de risas.
Me encantan las fotos que has puesto, y fijándome en los dibujos, yo también me siento transportada a otro tiempo. Tienen algo de mágico estos dibujos, porque siendo como son tan irreales (ese señor con el traje verde manzana; esos peinados geométricos, ese cuello extraño de Mortadelo…), son al mismo tiempo de un realismo y una cotidianeidad que resultan totalmente creíbles. Y no solo para los ojos de un niño, que ven con naturalidad hasta lo más estrambótico porque no tienen todavía prejuicios, sino para los ojos adultos también… uy, esto se me está yendo de las manos. Squeeze me.

En fin, enhorabuena a todos, en especial a los del podium de honor y en particular a Carlos por su indiscutible triunfo.
Y a ti, JuanRa, por tener ideas tan divertidas y hacernos pasar ratos tan buenos.
Besos.

Anónimo dijo...

Estoy pensando que estos tebeos brugueriles tampoco eran tan inocuos como parecen. Y es que he recordado una vez cuando una señora mayor nos echó la bronca por alborotar en los columpios de un parque que no era el de nuestro barrio y terminó gritándonos "¡Iros a vuestra calle a dar mal!". Aquello me supo a rayos y con mis diez años o por ahí, recordando uno de los insultos que utilizaba Mortadelo en los años 80, le contesté de muy mala manera: "¡No nos da la gana!...¡Vacaburra!". Pero claro, hubo que marcharse.

carlos

Sese dijo...

Uy!! casi!!! me las prometía muy felices y el abuelo Cebollete me aguó la fiesta. Con lo bien que me caía!!!!!

Saludos

JuanRa Diablo dijo...

Bueno, Natty, a ver si el próximo concurso (cuando llegue otro) no te resulta tan complicado. ¡Te espero! :)

Amig@mi@:

Me alegro del buen rato entonces, y espero que Pepe Gotera y Otilio hayan acabado las obras en tu casa y sin chapuzas :p

Carlos:

¡Enhorabuena por el logro, Carlos! ¡Eres un experto tebeólogo! Y te recuerdo que había un premio para el ganador. Solo necesito que dejes en mi correo tu dirección postal. Bueno, no es que estés obligado, pero... ¿te vas a quedar solo con el reconocimiento habiendo además un premio MADE IN EL INFIERNO? :D

Me encanta Carpanta y también la criada Petra, pero, ¿te puedes creer que apenas recuerdo a Super López? O no se prodigaba mucho en mis años de fiebre tebeíl o es que no termino de seducirme, no lo sé. Ya me contarás.

Ah, te aseguro que por muy chavalín que fuera, jamás me hubiera atrevido a llamar "vacaburra" a una señora, (y luego pretendo tener fama de malvado)
Pero, la verdad, expresiones como esa habría que ulilizarlas aunque sea una vez en la vida, jajaja

Y siguiendo con las imágenes propias de tebeos, me imagino a esa señora con la cabeza en llamas arrancando una farola del parque. Después te seguiría gritando "¡Ya te daré yo vacaburra, ya!" Y tú, sin dejar de correr gritarías "¡Ay, señora, pero deje de darme farolazos! ¡Que sólo era una crítica constructiva!" xDD

Montse:

Cierto, el edificio del 13, Rue del Percebe aparecía en la contraportada. Y sí, yo me lo reservaba para el final, pues era lo que más me gustaba, como el postre, jeje.
Me alegro de que hayas pasado un ratillo bueno, recordando aquellos personajes.
Falta Maese Diábolo, o Satánico Pérez, o vete tú a saber qué personaje hubiera puesto yo en órbita, jaja.
Muchas gracias por tus amables palabras, Montse.

Papá Cangrejo:

Pues es verdad, aunque valían poco dinero y no se compraban en joyerías :D

Ther:

Pues deberías ser una experta: Existía un tebeo de Bruguera dirigido a las chicas que se llamaba Esther. ¡¡ Es... Ther!! :p

A Mafalda la conocería más tarde, y hoy me rindo a sus pies (y a todo lo que hace Quino)

Sandra:

Normal que con Carpanta te entrara hambre. A mí también!! Jaja
A Chicha & cia ya no los conocí. Veo que son de los años 86 y 87, justo cuando yo estaba en la mili :p

JuanRa Diablo dijo...

Loque:

Sir Tim O'Theo molaba mucho. Además con ese aire british que tanto nos gusta, ¿eh? (o eso intuyo yo después de haber conocido a tu Edwina, jajaja)

Y, claro, Zipi y Zape no pegan nada en la sociedad refinada y de buenas costumbres. Normal que los miraras con mala cara por encima de tus binoculares de ópera xD

Ángeles:

No lo has podido describir mejor, amiga.
Y aún te seguiría contando más sobre el tema, a pesar de lo difícil que resulta transmitir esas emociones tan auténticas relacionadas con la niñez.
La simple visión de ese colorido del que hablamos me produce mucha ternura porque debe haber quedado un poso interno desde aquel entonces que aflora al volver a mirar esa amalgama de títulos, viñetas, bocadillos, onomatopeyas y, sí, el colorido tan especial.

Y además hoy lo reviso con más detenimiento y me percato de lo amarillentos que están por los años que llevan encima. Hoy, desde mi "madurez" (no tanta, pardiez :D) los releo relajado, nada que ver con entonces, cuando me limitaba a devorarlos sin más, así que ahora me fijo en muchos detalles y en cómo ahorraban acciones para poder contar una historia en una sola página, y en cómo se lo debieron currar aquellos dibujantes, y en las muchas horas que debieron emplear escribiendo guiones, dibujando a lápiz, pasando a tinta...

Y todo esto, y el hecho de saber que son los mismos tebeos de entonces, los que sobrevivieron al ataque de los roedores, me hace sentir que tengo entre mis manos parte de mi feliz pasado.
Y esto no tiene precio, ¿verdad que no?

Ah, no, no, gentil dama, las gracias se las doy yo a usted. :))

Sese:

Impecable tu respuesta en cualquier caso, Sese.
Y sigo pensando que si montara un casino en el infierno te hacías de oro. Se te dan muy bien los juegos infernales, jejeje

Anónimo dijo...

Venga, que dejo el premio para el bote del siguiente pero ¡muuuuuchas gracias!
Tu imaginación es que no para, ahora dibujando viñetas...y por cierto, que no lo he dicho, que estoy muy arrepentido de aquello. Lo que no recuerdo si -entonces nos confesábamos y todo ante el cura- le conté aquel pecado tan gordo.
Yo lo que creo es que Super López que nació hacia el 73, no aparecía en las revistas periódicas -no lo sé ¿eh?, es algo que no recuerdo- porque los que yo pude leer, que tampoco fueron muchos aunque eran desternillantes, fueron ejemplares de Olé que narraban una aventura larga completa, lo cual hacía probablemente que se diera a conocer menos. Digo yo ¿eh?

carlos

Amig@mi@ dijo...

Oro, plata y bronce.
A buen entendedor...
Jaja!!
Besos

hitlodeo dijo...

Aunque son posteriores, echo de menos algún Superlópez.
Uno no deja de ser niño nunca.

JuanRa Diablo dijo...

Hitlodeo:
Pobre de aquel que se olvide del niño interior.

Oye, nueva referencia a Super López, del que apenas leí nada. ¡Haces crecer mis ganas de dar con él!