13 de noviembre de 2014

EL ÁLBUM DE LAS CALLES EXTRAORDINARIAS

Hace ahora seis años, escribí una entrada que titulé CALLEJEANDO EN BUSCA DE UN CROMO.
Quizás fue la primera vez en percatarme de lo ameno y gratificante que  podía llegar a ser un blog, que de verdad había gente muy divertida "al otro lado", dispuesta a seguirme el rollo en cualquier aventura.
Seis años después, (¡cómo pasa el tiempo!) he querido continuar con la filosofía de aquella entrada, en la que solicitaba me fueran enviadas  fotos de calles de nombre curioso, y me satisface comprobar que, aunque el mundo de los blogs parece estar en horas bajas, aún sigue habiendo excelentes colaboradores que avivan las llamas de este infierno. Quiero daros las gracias a todos por ello (y caldera privilegiada, claro)

El primero en atizar el fuego fue Carlos, que desde Tarazona, en la provincia de Zaragoza, me enviaba la foto de la calle CIEGOS.
La particularidad de esta calle estriba en un hecho singular, y es que la placa, aunque no lo parezca, está pintada a mano. Y por qué, os preguntaréis, pues porque el Ayuntamiento, harto de los constantes hurtos de esa placa,  decidió dar una solución definitiva, y alguien terminó pintando las letras sobre la pared, como dice Carlos, "al fresco  y con buen pulso".
Se supone que la arrancaban los jóvenes para decorar sus peñas, por aquello de los "ciegos" etílicos, que debía hacerles mucha gracia.

Ángeles, desde Málaga, aporta la foto de la calle CINCO BOLAS. Y nos cuenta su interesante historia.
 
He elegido la calle Cinco bolas, porque de pequeña ese nombre me llamaba mucho la atención.

La calle está en el centro histórico de Málaga. Es una calle larga y muy estrecha que comunica dos calles mucho más importantes y transitadas: la calle Nueva y la calle San Juan.


En esta callecita había, y sigue habiendo, una mercería a la que yo iba con mi madre en muchas ocasiones, pues allí compraba ella ovillos de lana, madejas para punto de cruz, botones, etc. 
La tienda –también muy estrecha y alargada- se llama “Lanas Cinco Bolas”, y yo creía que la calle se llamaba así por la tienda, y no al revés. Y creía que la tienda se llamaba así porque vendían “bolas” de lana, o sea ovillos.

Pero no era así, no. La calle se llama Cinco bolas porque la Iglesia de San Juan, que está en uno de sus extremos, tiene cinco bolas de colores en la fachada. ¿Y qué hacen ahí esas cinco bolas? Pues según he leído, hay varias teorías al respecto, pero en realidad todas esas teorías se pueden agrupar en una sola, como sigue.

La iglesia de San Juan fue fundada por los Reyes Católicos después de la Reconquista de Málaga (1487). Las famosas cinco bolas, que forman una cruz, representan cinco balas de cañón, puestas ahí para dar gracias por la victoria, y se habrían pintado con cinco colores que tiene relación con la fe cristiana: el verde (esperanza); el rojo (amor y sacrificio); el morado (penitencia); azul (el cielo y la pureza) y amarillo (el sol y la majestad de Cristo).

Además, se dice también que esta cruz formada con las cinco bolas servía para indicar una entrada secreta que daba acceso a un convento adyacente que los nobles de la ciudad usaban como casa de citas.

Callejeando, callejeando, subimos a Barcelona, donde Montse nos muestra el carrer ESPOLSA-SACS. Atención a su historia:

Se llama "carrer d'Espolsa-sacs" que quiere decir "calle de Sacude sacos"
Es una calle estrecha, casi un pasaje de arco rebajado, en el barrio gótico de "Ciutat Vella" el más antiguo y emblemático de la ciudad.
Una calle del siglo XV a la que la Asociación de Comerciantes de la zona dedicaron, en 1980, un cartel (ver segunda foto) contando en él la historia y el motivo por el cual se llama así.

La inscripción, traducida dice :

"En el siglo XV en donde está esta calle, daban las ventanas de un convento que en la calle Mont-sió tenían los monjes agustinos, conocidos como frailes del saco. Vestían hábitos de sargil (es un tejido antiguo como de ante) sin forma, como un saco, que no podían lavar ni remendar mientras les quedara un trozo. Solamente los podían sacudir, cosa que hacían desde estas ventanas"
 
(Tienes razón, Monste, no quiero ni pensar en los "efluvios" que planearían por la zona cuando sacudieran sus sacos)

 Es el turno de Hitlodeo, que para el álbum me presta la calle CURA, de Majadahonda (Madrid)

  He de decir que me reí mucho con la anotación que dejaba Hitlodeo a pie de foto, que decía:
¡Qué irreverente! Hacer callar al cura..: D :D

Y yo me pregunto ¿Cura? ¿Pero qué cura? ¿A qué religioso ilustre se refieren? ¿O es que es cura como sinónimo de curación? Como si dijéramos "Vivo en la calle Medicación".
En cualquier caso me quedo con ese 
"¡Calle, cura, no me dé el sermón!" 


Jair aporta la placa de una calle de sonoro nombre: ONCE MIL VÍRGENES, en Ponferrada (León) 

Haciendo investigaciones, deduzco que hace referencia a las primeras integrantes de la orden de las ursulinas, que según una leyenda de la Edad Media,  fueron once mil.
Siglos después, el dramaturgo Enrique Jardiel Poncela escribió la obra cómica: ¿Pero hubo alguna vez once mil vírgenes?
 David nos descubre la calle TRAMPA, en Almagro (Ciudad Real) 
Imagino que el cartero entrará en esta calle sin poder evitar todas las amenazas: C/ Trampa, 1; Trampa 2, Trampa, 3...  ¿Será una calle segura? ¿Explotará el cartero ante algún portal?
Si también existiera allí la calle Cartón, sería chulísimo responder  "Yo no vivo ni en Trampa ni en Cartón". (Juas!)
*****************
Mi amiga granaína María José Olalla, me regala la placa de la calle CRISTO DE LA REPOLLA, que se encuentra en Cifuentes (Guadalajara)


 Era urgente para mí el averiguar de dónde viene ese Cristo de la Repolla, del que jamás había oído hablar,  y descubro que hay en internet un video explicativo. 
La verdad, puedo entender que se llame "polla" a una gallina joven, pero que dos gallinas jóvenes sean ¡¿una re-polla?!...  ¡¡Por los clavos del cristo!!
****************
El último cromo es el de la calle de LA VIDA POBRE, que se encuentra en Toledo, y que tomo prestada del instagramero mellow_gold.
**************** 
Y así, a aquellas primeras páginas del álbum de las calles extraordinarias de 2008...
 
...añadimos hoy una nueva página.
 Dejo abierto este álbum para futuras colaboraciones, porque para callejear, pegar cromos, compartir, aprender  y disfrutar no importa el tiempo que pase, ¿verdad?

Y ahora repitan conmigo:  ¡Vivan las calles extraordinarias!! ¡¡Vivan los blogs!!

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Vivan!!!
Por cierto en nuestra querida Elda existe Calle La Tripa...
Igual Cabrera Senior podría deleitarnos con alguna peculiaridad de la misma...
Txema Rico

Ana Bohemia dijo...

¡Vivan las calles extraordinarias! ¡Vivan los blogs!
Cuantos nombres curiosos, pero sin duda la que mas me ha impactado o chocado es la de "carrer d'Espolsa-sacs" o "Sacude sacos" que penita lo frailes, ya ni les picaría la ropa sio lo que hubiera enganchado a ella, arrggg.
Saludos
;)

Montse Martínez Ruiz dijo...

¡Vivan, vivan las calles con nombres curiosos y los blogs divertidos!
Es extraordinario conocer estas calles y sus historias, a mi me han gustado todas y lo digo de verdad, porque cada una tiene su encanto ¡si es que somos una peña de gente estupenda!
Me hace gracia pensar en juntarlos todos: La calle CIEGOS, pintada a mano, no ve con buenos ojos a la calle CINCO BOLAS, pero siente el tufo de la calle ESPOLSA-SACS. Tampoco tiene muy claro que pinta la calle CURA con las ONCE MIL VIRGENES, a no ser que sea una TRAMPA, cosa que es la REPOLLA.
¡Me gustan tus cromos, JuanRa!
Besitos.

María José Olalla dijo...

¡¡Vivan las calles extraordinarias!! ¡¡Viva tu blog!!

Ripley dijo...

Por supuesto, señorita alzo mi copa y grito al mundo ¡Vivan los blogs!

Me alegra saber que deja usté el álbum abierto, nunca se sabe.

Por cierto ¿hace seis años? ¡pero si entonces casi todos teníamos espinillas! de hecho a mi siguen saliendo, la última la descubrió mi ayudante personal mientras me duchaba y no, no pienso decirle el lugar. Esas cosas pertenecen a la intimidad de cada cual y la cara interna del muslo es asunto privado.

Un abrazo

hitlodeo dijo...

¡Vivan las calles extraordinarias! ¡Vivan los blogs!
Me han encantado las calles y sus historias. La del Cristo de la Repolla es la Re...leche.

Me fijaré en las calles, y si alguna más me llama la atención te la mandaré para que completes el álbum.

Anónimo dijo...

Que sepas que el Ayuntamiento de mi pueblo estudia nombrarte algo así como embajador cultural de la villa, aunque sea por la divulgación de tan poco lustrosa anécdota.
Ángeles debe haber sido la niña de espíritu más científico que conozco: un montón de preguntas y todas con su propia solución momentánea; hasta encontrar la respuesta satisfactoria. Y luego va y me dice que no es una erudita en Historia...
Menos mal que en esa calle de la Barcelona de Montse sólo se sacudían los hábitos...por un momento creí que era a los propietarios a quienes se aventaba por la ventana...
¿Y qué quieres? tú ya tienes una calle o al menos un callejón del Diablo ¿no?...pues que menos que haya una dedicada a los subalternos de Dios...¿o qué?
Con 11000 virgenes Juan José Ballesta puede protagonizar exactamente 1571,4 películas como 7 Virgenes.
Y si el cartel de la calle Trampa fuera pintado como el de mi pueblo, la calle sería Trampantojo ¿no?
LA explicación económica se impone para entender el nombre de la calle del Cristo de la Repolla; seguramente lo de Cristo vendría luego debido a los juramentos de los agricultores frente al posible abuso -siempre se han quejado, ¿no?- del molinero.

Por cierto, en la revista Muy Historia aparece una pequeña reseña sobre el valioso tesoro ibero de Villena, donde tú trabajas. ¡Las manos quietas! ¿eh?
carlos

Anónimo dijo...

Y mira a ver si pones palabritas más fáciles para demostrar que no soy un robot. BIP,BIP,BIP
carlos

alp dijo...

jejejej, desde luego es muy original...la repolla..mil virgenes...jejejeje, un saludo desde Murcia...me ha gustado esta entrada...

Lillu dijo...

Muy curiosas! El Cristo de la Repolla... ay, señor!! :D Seguro que aquí también hay nombres curiosos, estaré pendiente la próxima vez que vaya de paseo a ver si podemos engrosar la lista ;)

saluditos!

Raquel dijo...

Me ha encantado la entrada y conocer estas calles y sus historias tan singulares, pobres frailes y qué curioso lo de las cinco bolas.
Cerca de mi casa hay una calle que está de candente, muy candente actualidad, se llama Calle Pablo Iglesias.
Saludos :)

Ángeles dijo...

¡Qué entrada más chula!
Los nombres de las calles y sus orígenes me han parecido todos muy interesantes, curiosos y sugerentes.
Por cierto, aprovecho para felicitar al ayuntamiento de Tarazona por su ingenio y su sentido del ahorro, cualidades ambas muy escasas en las instituciones públicas. Y muy bueno lo del trampantojo también.
También me ha encantado la referencia a Jardiel Poncela y su obra de teatro :D
Y me han gustado mucho también los comentarios, y la colaboración de los lectores, y el recuerdo a la entrada primera que hiciste sobre calles... O sea que sí, que no hay más remedio que exclamar: ¡Vivan las calles extraordinarias y vivan los blogs extraordinarios!

Saludos extraordinarios.

Papa Cangrejo dijo...

jajaja que buenas la de la vida pobre me ha matado jajajaja voy a tener que callejear jajaja

JuanRa Diablo dijo...

MIL GRACIAS A TODOS POR PASAR POR AQUÍ, EXTRAORDINARIOS BLOGGERS

Txema:
Foto de esa calle La tripa YA!! :)

Carlos:
Me nombraste dos calles de tu pueblo que me encantaron, así que si puedes… ya sabes.

loquemeahorro dijo...

Ay, y yo tengo una y no te la he mandado.

¡Cristo de la rep...! Jo, tener que dar esa dirección por ahí debe ser una pesadilla.

Marietta alias Aurelia dijo...

vaya vaya... que curioso....

Blogger dijo...

SuperPayMe is a very popular get-paid-to website.