26 de noviembre de 2014

... Y LOS JUGUETES TOMARON LA CIUDAD


Sí, parece el auténtico y genuino Spiderman en plena acción, pero en realidad no es más que un frasco de colonia que  regalaron a Samuel hace unos años. 
El caso es que me gustó tanto el muñeco en cuestión, que un día le hice un reportaje fotográfico. ¡Y qué bien posaba el tío!  Esta foto, en la terraza de mi edificio, es mi favorita.

Y como soy de los que no necesita empujón para echar a andar, un buen día metí en una mochila algunos de los juguetes de mis hijos y salí, cámara en mano,  a fotografiarlos por la ciudad. 
Diría que el pequeño Mickey, caminando por la calle San Pascual,  agradecía ese cambio de aires. 

La familia Peláez, en su caravana dominguera, tomó la Ronda Norte en dirección a Montealegre. No se la puede ver, claro, pero la tortilla de patatas que estaba preparando la señora Peláez en la minicocina, desprendía un aroma que para qué hablar.
No creo que los yeclanos fueran conscientes del peligro que corrieron cuando Marty Marciano aterrizó en la ciudad. De hecho, en la calle Colón se le disparó accidentalmente su pistola X6 lanzaprotones, y uno de los muros de la Purísima tiene ahora un boquete que asusta.
 La Bella Lucinda pasea por los descuidados  macetones del Ayuntamiento. Cualquiera la supondría recogiendo flores o leyendo algún librito de poesía, pero la Bella Lucinda tiene otros planes. El disgusto que dará a su padre, el Rey, y a su docena y media de pretendientes, cuando sepan que, hasta el moño de la vida palaciega, se ha alistado voluntaria en las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán. ¡Repámpanos con la moza!
Se llama Charlie, y es un auténtico profesional en misiones de alto riesgo. Yo me lo encontré un día intentando conseguir entrada para la Feria del Mueble. Creo que con eso lo digo todo. 
Es admirable su osadía y su forma de escalar sin despeinarse. 
En la foto está vigilando a los coches que van hacia Caudete, porque un coche que va hacia Caudete es siempre sospechoso. ¿Que por qué? Lo siento, eso es TOP SECRET.
Al oso Pinoso se le saltaron las lágrimas cuando descubrió que existe una ciudad que lleva su nombre. Aunque le advertí que jamás hiciera autoestop, el muy animal pasó olímpicamente de mí y se largó en el primer camión que paró a su lado.  ¡Pero tomó rumbo a Villena!  Que no me venga llorando luego.

Gringo Zeronte tiene una moto de pura roca y quince kilos de decibelios. Estuvo levantando el polvo por todos los caminos rurales que le salieron al paso. 
Yo os recomiendo que no os pongáis a su vista, y si acaso os viera, rogadle que os mate rápido. Es mi consejo. Vosotros no conocéis la mala leche de Gringo Zeronte.
A Lilac no le sentó bien el paseo. Llegó a abochormarme con sus alaridos por la calle San Francisco. Y es que al pasar por el escaparate de Juguetes Pacheco se encaprichó de la Barbie Zorrona y quería llevársela a casa. ¡Qué manera de gritar!  
¡Decidido, a Lilac no lo saco más!
En cambio, Trancas y Barrancas se portaron como unos benditos. Se lo pasaron en grande en el Parque de la Constitución, corriendo detrás de las palomas y zampándose las migas de pan de los bocatas de los zagales. 
Y todo el tiempo contando chistes de Barbie Zorrona. Chistes malos, pero bueno...
A la hora del recreo, ese parque se llenó de alumnos del Instituto Azorín, y yo prometí a estas cinco estudiantes que las sacaría en el blog si posaban con el oso Pinoso y con Woody.  Les divirtió  la idea y posaron sin dudar, así que cumplo mi palabra. ¡Un saludo a todas,  y gracias por la simpatía!

Por cierto que después, Woody, descansando en un banco junto a la fuente de los leones, me confesaba que estaba encantado de haber estado tan bien rodeado, y que no le hubiera importado quedarse con ellas. Como se entere Samuel...
Con la imagen de Leo Leoncio mostrando la subida a la Plaza del Ayuntamiento, me despido de todos ustedes, esperando que se hayan sentido a gusto en la ciudad de Yecla en compañía de los juguetes de mis hijos.

Estas fueron las fotos seleccionadas, pero hubo algunas más...


14 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Vaya chulada de entrada la de hoy! Me ha recordado a aquella otra que hiciste hace la tira de tiempo en la que hacías unos montajes fantásticos y superrealistas con...¡rayos! ahora no me acuerdo bien ¿no eran unos avioncitos?.
Y yo me pregunto, ¿colocabas el juguete y lo fotografiabas a escondidas o ¡hala! ahí entre la gente, pensara lo que pensara? ¡qué valiente!
Desde luego las dos de El Hombre Araña son fabulosas. En cambio el tal Charly me ha parecido un colgao que va de héroe pero es muy soso, el pobre.
Y otra que me gusta mucho es la de Leoncio con su pose de presentador de circo. ¿A quién presentará? ¿Al domador que salta entre aros de fuego?
Y la segunda del Marciano, con el boquete de mentirijillas en la pared de la iglesia ha quedado muy de película de serie B, pero tiene todo el encanto de esas pelis.
Desde luego, veo que los juguetes de tus hijos están muy bien aprovechados. Supongo que en Reyes no abusas y les dejas jugar con ellos.
carlos

Montse Martínez Ruiz dijo...

¡Guauu! JuanRa, me dejas impresionada porque cada día te superas más y más, hay que ver la gracia que tienes para organizar estas cosas.
Me ha gustado el Batman del vídeo, está guapísimo, pero hace gracia que quede algo encogido con respecto al lugar, jiji.
Trancas y Barrancas simpáticos como son ellos y Woody se lo ha pasado en grande con las jovencitas del Instituto. Que bien que se hicieran esta foto para tu blog, así podemos ver lo guapas que son las yeclanas.
Un trabajo fantástico, te lo has currao y además divertido a tope.
Mil besos.

Ana Bohemia dijo...

Jeje que juguetón nos has salido diablito. Muy original esta toma de juguetes por los rincones de tu ciudad, algunas fotos son muy buenas pero para mí la mejor es la de Marty Marciano, parece a tamaño real y todo.
:D

JuanRa Diablo dijo...

Pues sí, Carlos, en más de un momento pensé "qué estará pensando la gente de mí", pero la ilusión que me hacía superaba al sentido del ridículo.
En esa última de Leo Leoncio, los dos hombres que se ven al fondo me preguntaron si se tenían que apartar para no estropear la foto. Les dije que no, naturalmente, que quedaban perfectos.

Marty Marciano es consciente de su pinta de personaje de serie B, pero él quiere llegar a ser algo así como John Wayne, ya ves. ¿Boquete de mentirijillas dices? ¿¿Es que no ves el humo que sale??

Y qué bien has calado a Charlie. Es un fantasmilla pretencioso al que solo le importa sacar el perfil bueno en las fotos.

He encontrado pronto aquella entrada de los avioncitos, porque recordaba haberla hecho un verano. Es esta:

http://miescribania.blogspot.nl/2013/08/natura-me.html

Montse:

Gracias, botánica, me alegra que te haya gustado tanto.
Con Batman no había manera, por mucho pecho que sacara quedaba siempre canijo. Me parece que en Hollywood hace mejor papel que en Yecla :D

Besos (y tirones de oreja, jeje)

Ana Bohemia:

Si hicieras algo así en tu ciudad, el título habría de cambiar a "Y los juguetes llegaron al Paraíso" (tú ya me entiendes ;)
Gracias de parte de Marty.

Anónimo dijo...

Pues ahora te voy a contar yo cuáles eran mis juguetes preferidos.
Primero los Click, pero los de Famobil, los de tu tierra, nos los Playmobil ésos teutones; me lo pasaba en grande con ellos recreando escenas de películas. Y era guay porque sin ningún escrúpulo podías mezclar en la misma aventura a los Click del Oeste con los astronautas y los guardamarinas de la Patrullera 7, que tenía un motorcito a pilas y todo para hacerlo navegar. Y lo mejor que podía hacer con los cliks era jugar a la conquista y defensa del Castillo de Exin o el Fuerte Comanche. Este Fuerte no era de Famobil sino de los muñecos Komansi, aquellos de plástico inmóviles pero que eran muy reales, de los que tenía también un carromato con toldo al estilo de las caravanas de la conquista del Oeste. O sea que lo mejor era mezclar los muñecos móviles de Click con los elementos de Komansi que eran mucho más reales.
Airgamboys sólo tuve un par y es que no me gustaban porque los veían muy zaforas; y no sé por qué, ya que tenían muchas más ventajas sobre los Cliks ya que podían mover sus piernas individualmente. PEro creo que era su tamaño que me parecía excesivo y también creo recordar que perdía rigidez sus articulaciones y no se mantenían en pie con facilidad.
También me gustaba mucho el Tente. Tuve un portaviones y alguna nave espacial. ¿Ah! y el Mecano heredado de mis hermanos, con tornillos tuercas y resto de piezas de plástico,bastante burdos pero que me hacían mucha gracia. En cambio mi vecino tenía un Mecano actual, metálico que tenía hasta una grúa con motorcito que le envidiaba cantidad.
Entre estos juguetes y los juegos pro la calle o en el patio del cole como La Cadeneta o El Marro que eran mis preferidos, las exploraciones por el pueblo y sus alrededores, los tebeos, los cuentos y los libros infantiles y juveniles no podía haber mejor infancia.
carlos

hitlodeo dijo...

Me ha ocurrido lo mismo que a Carlos. Recordaba aquél post tuyo con juguetes de aviones y animales colocados en diversos sitios. Lo busqué y lo encontré: Natura me. Aunque con el poco cerebro que tengo al principio creí que lo había soñado.

La foto del muñeco de Mars Attack está muy lograda, pero mi favorito es Lilac. Me he vuelto fan de la peli Gru mi villano favorito, y de los Minions. Será por la similitud en nuestra capacidad cerebral. :P

Raquel dijo...

Pues no estaría mal toparse con estos personajes paseando por la calle. Me encanta la de Spiderman y la de Lilac, mirando como de reojo a los transeúntes, pero me quedo con la de Charlie, parece que esta en medio de una misión muy importante y peligrosa.
Genial este reportaje con juguetes.
Saludos JuanRa :)

Ángeles dijo...

Esta entrada es un dulce. Qué graciosa, qué original y qué ingenio el tuyo. Me gustan mucho todas las fotos, pero la de Spiderman es la más realista; la de Mickey la más linda y la de Marty Marciano la más hilarante.
Oye, ¿de verdad que Charlie intentó entrar en la Feria del Mueble? ¡Qué valor! ¡Qué arrojo! :D
Un paseo encantador por Yecla, ya lo creo.
Thank you!

MJ dijo...

¡Qué grande eres! ¡Qué entrada más genial! Una idea muy bonita y original. Me ha encantado. ¿Tiene copyright o te la puedo copietear? :-P
Las fotos te han quedado de escándalo.

JuanRa Diablo dijo...

Carlos:

Alucinante este repaso que has dado de aquellos juguetes de entonces (me sigue fascinando el memorión que tienes y la cantidad de recuerdos que guardas de aquella época)

Yo tengo esperando desde hace años una entrada en la recámara, ( está ya escrita pero quisiera ilustrarla con fotos) y es sobre aquellos indios de plástico unicolor que se vendían de pie o a caballo. Aquellos fueron los juguetes con los que más nos divertimos mi hermano y yo. Fuimos unos auténticos defensores de las tribus indias que, en nuestros juegos, lógicamente, siempre ganaban a los “vaqueros”, a los que despreciábamos.

No recuerdo haber tenido nunca Clicks, ni Mecanos, pero sí un Exin Castillos, con sus fantasmas de plástico y todo. Pero no era tan grande como aquel que construyó un amigo, que era enorme, con pasadizos y puertas secretas que se abrían con tan solo presionar con un dedo. No he olvidado la sorpresa que me causó aquello.

Comprendo perfectamente que prefirieras los Clicks a los Airgamboys, también yo prefería los Madelman a los Geyperman. El que estos fueran más grandes y con más detalles no los hacía mejores, pues eran menos manejables.

¡Jo, qué tiempos, Carlitos! :D

hitlodeo:

Pues no, no era un sueño aquello. De haberlo sido se habría llamado Ensoña te. :D
Aquí otro fan de Gru y de los Minions, tanto de los amarillos como de los más diabólicos, los “Gremlins” lilas :)

Raquel:

Por eso nos deben gustar tanto las películas de Toy Story, porque ver a los juguetes en acción, como seres vivos y fuera de su ambiente, es original y divertido.
Un saludo, Raquel

PD: Ah, me dice Charlie que él también se queda contigo :)


Tú sí que eres un dulce, Ángeles :)
Me gusta ver esa foto de Spiderman por otro motivo también, y es que esa avenida que se ve al fondo está irreconocible hoy, con mucha más vegetación y nuevos edificios. ¡Cómo puede llegar a cambiar tanto un paisaje en pocos años!

PD. Charlie solo tiene un defecto. Es insufrible cómo huelen los pies.

MJ:

¡Pero que muchas gracias por tanto halago! Asi da gusto.
Sí que tengo copyright, claro, ¿lo quieres de fresa o de menta? :p

Marietta alias Aurelia dijo...

ooooooooh que entrada más original! te la has currado...

loquemeahorro dijo...

Qué bueno, por favor. Mis favoritas son las del Oso Pinoso (qué tío, pueblo propio), la princesa Disney, Spiderman, el pobre que quiere ir a la feria del mueble y por supuesto el de Mars Attacks, que da mucho piedito!!!

Anónimo dijo...

¡Me encanta! Te copio la idea :D

Peibol

JuanRa Diablo dijo...

Marietta alias Aurelia:

Gracias. Contento quedo de que te haya gustado.

Loque:

Sobre todo el de Mars Attack, ¿no? Por aquello de ser del gremio de dominadores del mundo ;p

Peibol:

¡Por supuesto! ¡Y quiero ver resultados! :)