8 de noviembre de 2011

LOS GRANDES MOMENTOS CLINEX


A uno le tocó nacer varón y acatar esa norma que dice que los hombres no lloran.

Ignoro si tiene rango de ley, lo que sí es sabido es que es una norma muy antigua y que está muy mal visto el no cumplirla.

Y, bueno, ante esto he hecho siempre todo lo que he podido, pero admito que no siempre me ha sido fácil.

La música, por ejemplo, mueve en ocasiones resortes capaces de emocionar, debilitarte por dentro y conseguir quebrantar el reglamento.


Por suerte, cuando un hombre llora y no hay testigos del hecho, no se considera infringida la ley, salvo que luego lo confiese a otros, creando un agravante en su imagen. Y no me vengan con que eso era antes, que estamos en pleno siglo XXI y las cosas han cambiado mucho... ¡Pamplinas! No han cambiado nada. Los hombres solo podemos llorar en la clandestinidad, furtivamente, y si nos pillan decir que se nos ha metido un mosquito en el ojo.

Por eso yo he pasado momentos muy comprometidos en alguna que otra sala de cine, pues, junto con la música, es el cine otra de mis debilidades más debilitantes.

Algunas películas parecen hechas con toda la mala leche de hacer llorar a todo el personal.

Me he visto en muchas de esas en las que en vez de palomitas juraría que me he tragado un alfiletero y se ha quedado atascado en la garganta. Ocasiones en las que eres consciente de que la película está a punto de acabar y has de recomponer el tipo si no quieres que se enciendan las luces y te pillen con cara de haber estado pelando cebollas en un velatorio.

Es tremendamente difícil conseguir la concentración necesaria para que no se note nada: " Venga, tranquilo, - te dices a ti mismo - esto es solo una película, el chico no es huérfano de verdad, hay cámaras enfrente, ¡ella no está enferma, es maquillaje!, ¡basta!, ¡se acabó!, ¡respira hondo! ..." Pero de repente se oyen las tristes notas de esa tristísima música que remata los finales de este tipo de películas, y lo que era una prueba difícil se convierte en una prueba de fuego. Los ojos se inundan, el pecho se desboca, el alfiletero crece... Segundos antes de que se ilumine la sala, pasas las manos por la cara a una velocidad ultrasónica y respiras tan hondo que casi acabas con el oxígeno del lugar. Entonces conviene levantarse pronto y evitar miradas directas, sobre todo de otros hombres que podrían dar la voz de alarma : ¡Eh! ¡¡Ahí va un llorica!!

Curiosamente, en esas huidas al exterior, se me ha dado el caso de cruzar involuntariamente la mirada con la de otro congénere, con señales inequívocas de haber llorado. Es cuando se produce un diálogo sin palabras:

"Pero hombre, disimula un poco, ¿no?"
"¿Y tú qué? Se te nota de lejos"
"Bueno, haré como que no te he visto si tú haces lo mismo, ¿de acuerdo? ¡Pero que no vuelva a ocurrir!"
"Lo mismo digo, tío"
Y así, el crimen queda impune.

Pensando en esas situaciones puntuales en las que viendo una película he infringido la norma, he creado lo que acabo de bautizar como la lista de los grandes momentos clínex y que paso a compartir con vosotros, (hombres y mujeres), si bien negaré haber escrito esto si alguno (hombre o mujer, pero sobre todo hombre) osa a levantar hacia mí el dedo acusador. Que yo sé eliminar las pruebas sin dejar rastro, ¿eh? ¡Y sé dónde vives!

A pesar de que la primera película que vi en el cine fue Bambi y que casi me amarga la vida entera, no la incluyo en la lista porque no me hizo llorar sino quedar estupefacto durante un largo tiempo que abarca hasta el día de hoy. De hecho aún tengo previsto el juicio contra Walt Disney por los daños y perjuicios ocasionados.

Pero bueno, aquí va la lista, de menos a más desequilibrante. (Advierto que puede contener spoilers)

12) EL HOMBRE ELEFANTE (The elephant man, 1980)
La historia real de Joseph Merrick, un hombre que nació gravemente deformado y que vivió en Londres durante el siglo XIX.
Momento clínex: Cuando la actriz de teatro (Anne Bancroft) se dirige por vez primera ante el que todos despreciaban y consideraban un monstruo, con una sincera sonrisa de respeto y admiración que emociona a Merrick profundamente.

11) EL COLOR PÚRPURA (The color purple,1985)
La historia de Celie, una joven muchacha negra que es separada violentamente de su hermana, a quien añora toda su vida.
Momento clínex: el del reencuentro de las hermanas, especialmente cuando se ponen a jugar con las manos como cuando eran niñas.


10) BIG FISH (2003) Un joven lleva varios años distanciado de su padre, molesto de que cuente siempre su vida de una manera que él considera fantasiosa.
Momento clínex: El de la reconciliación del hijo con su padre, cuando lo saca en brazos del hospital y lo lleva al río.



9) MÁSCARA (Mask, 1985)
Rusty Dennis es la madre de Rocky, un joven que sufre una severa deformación del cráneo. Ella está determinada a conseguir que su hijo, alegre e inteligente, tenga las mismas oportunidades que cualquier otra persona.
Momento clínex: Todas las miradas de profundo amor de la madre (Cher) hacia su hijo, especialmente la última, en un "buenas noches" que ella intuye como el último.




8) HISTORIAS DE LA RADIO (1955)
Tres emotivas historias que tienen como eje central la radio y los radioyentes. En la última, el niño de un pequeño pueblo necesita dinero para viajar a Estocolmo donde un cirujano le espera para operarle y así salvar su vida. El maestro del colegio decide participar en un concurso de la radio con el fin de reunir el dinero suficiente para realizar el viaje.
Momento clínex: El del pueblo entero pegado al transistor, escuchando y vitoreando las respuestas del profesor, al que no le llega la camisa al cuello ante tanta responsabilidad.


7) QUÉ BELLO ES VIVIR (It's a wonderful life, 1946)
Un honrado banquero, desesperado por la repentina desaparición de una importante suma de dinero que supondrá un gran escándalo, decide suicidarse.
Momento clínex: El agradecimiento y la emoción del padre de familia hacia sus vecinos y amigos ante tanta muestra de cariño, al final de la película.



6) EN BUSCA DE LA FELICIDAD (The pursuit of happiness, 2006)
Un padre lucha por conseguir un trabajo para dar mejor vida a su hijo pequeño, pero pasarán muchas penurias, llegando a quedar sin casa donde vivir.
Momento clínex: Hay varios, pero me quedo con la forma en que entra el padre a la guardería de su hijo para abrazarlo con fuerza cuando consigue su sueño.


5) ELLIOT (Misunderstood, 1984)
Tras la muerte de su mujer, un hombre centra su atención en su trabajo y en el cuidado de su hijo pequeño, desatendiendo al mayor, un niño muy sensible al que se empeña en tratar como un adulto.
Momento clínex: Cuando el padre descubre y lee la redacción que sobre él ha escrito su hijo y se percata de su error.

La vi una tarde con mi hermana. No recuerdo haber llorado tanto delante de alguien. Después de tanto hipo y tanto moco pasamos a un sinfín de carcajadas. Aquello fue de lo más terapéutico.

4) CAMPEÓN (The champ, 1979)
Un ex campeón de boxeo, que vive con su hijo pequeño, lleva una vida dedicada a la bebida y al juego. Cuando en su vida vuelve a aparecer su mujer y madre del niño, volverá a los rings e intentará rehacer su vida por el bien de ambos.
Momento clínex: La interpretación del pequeño (Ricky Schroder) hecho un mar de lágrimas ante su padre, abatido en la lona. "Levántate, Campeón, levántate". La vi en el cine a los 13 años. Allí lloraba hasta el gato.

3) LAS NOCHES DE CABIRIA (Le notti di Cabiria, 1957)
Cabiria es una prostituta que sueña con que algún hombre honrado la aparte de la calle. Su bondad e ingenuidad hace que todos se aprovechen de ella.
Momento clínex: El final es sublime, con una música que cala hondo. Y hay una sonrisa que dice un millón de cosas.


2) TIERRAS DE PENUMBRA (Shadowlands, 1993)
Un profesor de literatura en Oxford, es también un escritor de gran reputación. Soltero y totalmente desconectado de la realidad, vive encerrado en el mundo de la enseñanza y los libros. Un día irrumpe en su vida una poetisa estadounidense divorciada y gran admiradora suya, que está de viaje por Inglaterra con su hijo y desea fervientemente conocerlo en persona.
Momento clínex: Las últimas conversaciones de la pareja ante lo inminente. La predisposición de ella y todo lo que transmite a su amado en sus últimos momentos junto a él. La he visto muchas veces y me emociona siempre.

video


En el número 1 del ranking hay una película que me provocó inundaciones emocionales, que me tuvo abatido una semana entera y que no he sido capaz de volver a ver ni de lejos.

Pero no desvelaré el título por ver si coincide con la de alguno de vosotros.

Me gustará saber cuál es vuestro inolvidable momento clínex de cine.

Mujeres, hablad sin problema.
Hombres, prometo no delataros a las autoridades... ¡Pero que no vuelva a ocurrir!

49 comentarios:

Madrikeka dijo...

Yo lloro con todas...pero Más allá de los sueños...de Robin Williams me destroza cada vez que la veo.

Y UP o Walli-e de Disney...eso es desesperante..se me tapona la naríz!!

Creo que estas son las mas momento Clinex que tengo!

molinos dijo...

Los puentes de Madison...la escena del coche..ella agarrando la manecilla de la puerta y él en el coche delante..colgando la cruz en el retrovisor...que llorera...

Sara López Moreno dijo...

Jajaja, tienes toda la razón. No sé por qué está mal visto que los hombres lloréis, pero yo lo encuentro de lo más humano y tierno. Es más, si hay un hombre que consigue no llorar ante una escena conmovedora como en estas películas, lo coloco en mi lista de SASI (Seres Andantes Sin Identificar).

Coincido con tu ránking en la película "En busca de la felicidad". Esa película es tremenda, y también me emocioné mucho con "Cadena de favores". Bambi caló muy hondo en mí también, pero Tod y Toby me afectó todavía más.

Un saludo, me ha gustado leerte.

Sara.

Juanjo dijo...

Yo lloro mucho en el cine.Pero mi momento clinex preferido es la escena final de "Cinema Paradiso"
En mi blog y en una entrada que va de premios hay algo para ti
Un abrazo

Ana dijo...

Excelente ranking llorero, jaja. Algunas me las apunto, que no las he visto, las demás me han arrancado muchas lagrimas. Yo soy muy sensible, ahora mas, será la edad, antes no lloraba por cualquier cosa y ahora, puff...
Pues me han emocionado muchas pelís, en general coincido con todos los comentaristas, pero ahora mismo recuerdo la primera vez que vi Titanic, (y la segunda, y la tercera, y la cuarta...) y como lloré como una idiota. Aunque una que me conmovió un montón fue una que vi hace siglos, no recuerdo el nombre pero trataba de un perro, ¡ay como lloré... y delante de mi padre! y eso siempre da mas corte, jaja.
Saludos
:D

isaormaza dijo...

Yo soy de lágrima fácil en mi vida real pero recoozco que con las pelis soy durilla. Una de mis pocas escepciones fué en Billy Elliot cuando lee la profesora de baile la carta que le escribió a su hijo antes de morir la madre de Billy y él la va adelantando porque se la sabe de memoria. Y para remate, cuando vi el musical en Londres la escena en el teatro es que ya te mata... Allí si que la música era algo impresionante. Una de las cosas más bonitas que he visto en mi vida.

papacangrejo dijo...

En el cine no he llorado nunca, pero en casa ... que yo recuerde con El color Purpura, En busca de la felicidad (en esta hasta me caía moco jeje), y de más joven recuerdo "Marcelino pan y vino".
P.D: Creo que mi mujer es el único ser humano que todavía no ha visto ET.

Bichejo dijo...

Coincido con Moli (y es que "Los puentes de Madison" es un valor seguro para una buena llorera) y sumo: el principio de "Up", algunos trozos de "Rent", la bobada de "PD Te quiero"..."Titanic"!! como si fuese mi novio el que se ahogaba, El final de "El club de los poetas muertos", y todas estas del tirón y sin pensarlo mucho...

Vamos, que soy llorica.

Mae Wom dijo...

Buf! Yo creo que todavía hay un regustillo de la presión de antes pero no creo que ya se le exija a un hombre no llorar, como tampoco encender cerillas con la barba de dos días. ;)

A mí me parece más humano, más tierno y más digno de confianza un hombre que llora cuando lo necesita que uno que no. Prefiero un hombre que sepa llorar cuando sus sentimientos y las circunstancias se lo imponen que no uno de "secano" que se pase todo el día quejándose o lamentándose de todo lo malo que le pasa en la vida que luego son los peores...

Así que ¡vivan los hombres que saben llorar!

A mí eso de llorar en el cine y que te vean tampoco me gusta así que me incluyo entre las que disimulan, no creo que haga falta ser hombre para avergonzarse, que no es plan de hacer terapia de grupo con tant@ desconocid@ :P

En cuanto a las pelis, suscribo Up que he visto en los comentarios. No recuerdo haber llorado más al principio de una peli y da igual cuántas veces la vea...

Me dejo muchas, seguro, pero hay dos que me han hecho llorar un montón, incluso días después:

La lista de Schindler
Soy leyenda. Toda la peli, excepto la parte monstruosa me parece tristísima pero la escena con la perra sube la cotización en bolsa de los pañuelos de papel. No destripo más (nunca mejor dicho).

La risa, el llanto...son emociones tan sanas que iría mejor el mundo si algun@s las practicaran más (banqueros, políticos,...y se me ocurren unos cuantos más pero no quiero afear tu entrada tan chula...)

Un besote

Misaoshi dijo...

Oh diox, no se ha guardado mi comentario T_T malditos errores.

Decía que yo lloro hasta con los Simpson, así que sería difícil relatar las películas que más me han emocionado, porque son TODAS.

Hay una "El inolvidable Simon Birch", creo que lloré durante toooooooooooooooooooooda la película.

Y también: "Que nada nos separe". De un niño que tiene sida. El momento final en el hospital... por diox, que me quería morir.

También "Quédate a mi lado", cuando Susan Sarandon le dice a Julia Roberts que pose con ellos para la foto familiar...

Y la película "Camino". Cuando el padre descubre de qué Jesús habla su hija y le compra el vestido y un regalo y de camino al hospital tiene el accidente...

Madre mía. Me quedo con los libros, y lloro más todavía porque al imaginarlo lo hago con más dramatismo si cabe.

Si es que cómo despiertan nuestra sensibilidad.

Por cierto, ET la vimos hace unos meses en casa de una chica, porque uno de sus amigos no la había visto todavía, y madre del amor hermoso, siempre acabo llorando. Y los otros también se emocionaron aunque dijeran que no lloraron, porque se les veía las ronsisitas y los ojos abiertos de emoción cuando la planta vuelve a la vida xDDD

Misaoshi dijo...

Ah bueno, y "El hombre que susurraba a los caballos". ¿Cómo no? Y "GRAN TORINO"

POR DIOX. GRAN TORINO!!!!!!!!!!!

Doctora Anchoa dijo...

Me quedo con Pena de muerte y La lista de Schindler. Y Días de vino y rosas, madre mía, qué pasada de llorar.

Anónimo dijo...

Tomi:
Me ha gustado mucho este top-cry.
Supongo que por falta de espacio meterías unas cuantas mas que te has dejado. De hecho, que al hilo de lo de llorar con peliculas, has omitido en tu lista la primera pelicula con la que yo te vi llorar, de hecho, recuerdo perfectamente que me impresionó, pues yo era muy pequeño y no llegue a pillar la sensibilidad de la escena, que es la escena final, y cuando me volvi justo cuando acababa la pelicula me sorprendí viendo tus lagrimones, pues no entendia por qué, pero me inquietó mucho recuerdo. Se trata de la pelicula Pinocho, el final, la de blanco y negro antigua, recuerdas....???

Sese dijo...

Ufff, déjame pensar. Y aclarar que los hombres no lloramos, se nos mete algo en el ojo. Así una de las veces que se me metió algo en el ojo fue viendo la película Camino. Aunque hay otros momentos, si nbien, televisivos que no hay que olvidar, la pobrecita Heidy, el bueno de Marco en busca de su madre. O acaso nadie derramó lágrimas con la muerte de Chanquete, en esta un menda no, me dio más bien risa, estaba en una edad "difícil".

SAludos

Lillu dijo...

Pues a mí me parece tan normal que un hombre llore! Además yo soy partidaria de vivir las emociones a tope: si hay que sufrir, se sufre mucho; si hay que reír, se parte uno de risa. Por eso yo no recuerdo las pelis con las que más he llorado, porque han sido tantas... jajaja. De las que comentas, "Máscara" me llegó mucho también y, por supuesto, con "E.T." sigo soltando lagrimones a mansalva cada vez que la veo. Y mira que me sé el final, pero nada oye, momento kleenex every time XDD

saluditos

Amig@mi@ dijo...

A mí me emociona más, que es simplemente eso, emoción, cualquier acto en el que aparezcan mis hijos. Y normalmente entonces las luces están ENCENDIDAS.
Un show

Anónimo dijo...

Tal como éramos

Speedy

adriana rey dijo...

Uf!! cuántas pelis me han hecho derramar mocos!! pero no me gustan mas, ya no me gustan, porque pienso que los que hacen esas peliculas son medio sádicos y mientras todos lloramos en el cine, ellos están por allí escondido riéndose de nosotros. "Mira como llora ese! mira aquel otro! juajuajua"
Estoy de acuerdo con que todavía hoy se sigue pensando en que los hombres no deben llorar... como si eso fuera posible... creo que hay que ser bien macho para llorar :)

Lorena dijo...

"Hotel Rwanda", no he visto mayor drama.

Misaoshi dijo...

Aaaah, "La Milla Verde2.
Libro y película, no sé con cuál lloré más xDDD

Anónimo dijo...

"El sexto sentido" cuando al final de la peli el niño le dice a su madre que ha habido un accidente.
"Top Gun" cuando muere el compañero de Maverick.
en "heidi" cuando la tía se la lleva de las montañas a la ciudad.
Y hay una película que no puedo escuchar ni la BSO, es oírla en algún sitio y me pongo a llorar donde me encuentre, La Vida Es Bella.
Un abrazo broder

JuanRa Diablo dijo...

Madrideka:

Pues mira, me descubres una que no he visto, pero no será por mucho tiempo. Tomo nota (y compro kleenex :D)
Y bienvenida, por cierto.

molinos:

Y el semáforo se pone en verde pero el coche de delante no se mueve.
- ¿Pero qué le pasa a ese tipo?
Cuando por fin se pone en marcha y se aleja... es para siempre.
Y a todo esto lloviendo mansamente.

Es una escena tremenda.

Sara:

La escena de Tobi poniédose delante de Tod para que su amo no dispare... sí, toca muchísmo la fibra.

Saludos de un NoSasi xD

Juanjo:

Sí, aquel montaje final de besos censurados. También me encantó.
Tengo entendido que Cinema Paradiso era más larga pero que en la edición final eliminaron muchos minutos de metraje que la hacían mucho más bonita.

Ana:

Me dejas con la intriga de la del perro. ¡Averigua el título, no me dejes así! :S
Titanic es una pasada de principio a fin.

isaormaza:

Pues con lo aficionado que soy a los musicales, me has despertado la curiosidad por ver ese algun día.

papacangrejo:

Marcelino pan y vino es una de las películas favoritas de mi padre. No sé la de veces que la habrá visto. Y nosotros con él, claro.

Bichejo:

Esos minutos musicales de Up, representando toda una vida, son una joya. El que no se conmueve con eso es que es de piedra pomez.
Cuántos años desde que vi la de los poetas... ufff.

JuanRa Diablo dijo...

Mae Wom:

Lo que hace realmente chula una entrada es que la acompañen comentarios tan sustanciso como el tuyo :)

Estoy de acuerdo contigo, ser sensible no es sinónimo de ser debil, como algunos podrían pensar y está claro que todos los complejos y disimulos al respecto vienen de un arraigado comportamiento cultural. Por eso digo que una cosa es verlo como algo natural, algo que está demostrado científicamente como saludable incluso, y otra que realmente se acepte sin más.
En un grupo de amigas si una llora no pasa nada, en un grupo de amigos es otro cantar, puede haber pitorreo, o como poco, sorpresa.

Al hacer mi lista no me ha venido a la cabeza La lista de Schindler. Es otra de esas películas que no sé si me apetecerá volver a ver algún día. Me pareció durísima. Y otra tremendamente dolorosa con ese tema es La decisión de Sophie, que tiene una escena desgarradora en la que a una madre (Meryl Streep) la obligan a elegir entre su hijo y su hija. Tremenda.

Soy leyenda me encantó.

Misaoshi:

Me has hecho una buena lista personal, y así en plan "iluminación", conforme te ibas acordando :D
Tan solo no conozco la de Que nada nos separe. Camino la vi este verano y la interpretación de la protagonista me pareció buenísima.
Leyendo La milla verde lo pasé genial. Y la película no puede estar mejor adaptada, ¿eh?

Parecía que era una leyenda urbana, pero no, aún hay gente que no ha visto E.T. :p

Doctora Anchoa:

Oigo decir La lista de Schindler y veo a la niña del abrigo rojo. Y veo luego ese abrigo rojo entre una montaña de ropa. No me vengas recordando cosas así, Doctora!!

Tomi:

¡¡¡Ostras, Pinocho!!!! Pero aquello no fue una película, era una serie con dos o tres capítulos, y no la he vuelto a ver desde entonces.
Me acuerdo perfectamente de la música en la escena final con Pinocho y Gepetto alejándose por la playa. El caso es que era una melodía mas bien alegre, pero a mi me puso tristísimo.
Me encantaría volver a ver aquello.

Sese:

Bueno, bueno, cuando Clara se levanta y echa andar... creo que había una nube de mosquitos por toda España, metiéndose en todos los ojos los muy jodíos. Y lo de Marco era crueldad suprema, aquello fue poner los corazones infantiles (y adultos) al límite. Si todavía al oir la cancioncilla del puerto italiano me hace cosquillas la nariz... jajaja

JuanRa Diablo dijo...

Lillu:

Me ha gustado eso de vivir las emociones a tope. Y si hay que pasar miedo... ¡hasta cagarse!, ¡dí que sí! Nada de dejar las cosas a medio gas xDD

Es que el niño de E.T. sabía transmitir muchas emociones. En la que comento de Elliot (el mismo nombre que tenía en E.T.) también hace un papelón que conmueve al más pintao.

Amig@mi@:

¡¡Peazo madraza!! :D Y eso no avergüenza jamás, es un orgullo siempre, ¿eh?

Speedy:

La película y la canción. De mis favoritas EVER!

adriana rey:

A esos medio sádicos les tengo reservada la caldera más caliente del infierno. ¡Les haré pagar todas las lágrimas que nos han robado!

Lorena:

Durísima. Y pensar que eso ocurrió realmente... :S

Anónima de Sax:

Tenía yo una lista con más de 12 escenas de clinex, pero la reduje. Una de las que me dejé fuera es esta que dices de El sexto sentido. No he visto un llanto más creíble que el de Toni Collette en esa escena.

La vida es bella, que no a todos gustó, (conozco a algunos que les pareció un bodrio) es para mí una película hermosa. Y la música, perfecta.

Ana dijo...

Para que no te quedes con la intriga he buscado, he hecho memoria, incluso he encontrado el final en cuestión en youtube para que llores a gusto...
http://www.youtube.com/watch?v=oOVkeX8Hx_E
Aunque si quieres verla antes mejor no te destripes el final. Estoy segura de que si tienes mascotas esta escena te romperá el corazón.
Saludos

Ana dijo...

PD Se llama "Mi perro Skip"

Ripley dijo...

yo he llorado a moco tendido con "los puentes de madison", me extraña no verla en tu lista, es que soy de lagrima fácil.

y en "million dolar baby" tambien de clint eastwood.

y en "leaving las vegas".

y con "Forrest Gump".

y con "Corazon indomable" con Christian Slater y la guapisima Marisa Tomei.

"Adivina quien viene a cenar esta noche" con los grandísimos Spencer Tracy, Katharine Hepburn y Sidney Poitier. no muere nadie pero es imposible no echar una lagrima.

"la colmena" me emociona mucho y "el disputado voto del señor cayo".

y muchas mas que ahora en este momento no se me vienen a la cabeza.

luego ya hay muchas comedias que de la risa acabo en un mar de lagrimas pero esto es diferente. como siempre me admira que tengas esa capacidad de escribir entradas sobre cualquier cosa y siempre de tan alto nivel.

venga te dejo un clinex que ya se que te vas a emocionar.

abrazos y gracias por tus palabras en mi blog, eres un amigo.

RNT dijo...

Pelis que me hayan hecho los ojos lagrimear, dos que ya ha salido por aquí "Puentes Madison" y "Quédate a mi lado". Y otro momento cuando suena "Slipping through my fingers" in MM!... Alguna más habrá... ahora no recuerdo.

Pecosa dijo...

¡Con lo bonito que es cuando un hombre se emociona y llora! Es tan enternecedor... a mí me encanta.

Yo soy también de lagrimones con las pelis, aunque depende de como me pilla el día. Por citarte algunas que me han hecho soltar el moco, te diré:
- Moulin Rouge: no pueden ser más perfectos y más desgraciados. El momento 'Come what may' es de kleenex a full.
- Romeo y Julieta: todos sabemos el final, pero ¡oh, es tan triste!
- Eduardo Manostijeras: cuando Winona Ryder se va, dejando al pobre Edward en ese castillo, yo pensaba "¡qué más da que tenga tijeras en las manos, cásate con él!"

Tengo que decir que Máscara me impactó mucho, recuerdo que la vi de pequeña y me quedó grabada en la mente para siempre. Y hablando de cuando era pequeña, un momento traumático que me hizo llorar la leche fue en La Historia Interminable, cuando el caballo de Atreyu se ahoga en las arenas movedizas, ¡qué horror! Nunca lo he superado.

Misaoshi dijo...

ATREYUUUUUUU ATREYUUUUUUUUUUU


Ahora me río recordándolo, pero cuando lo veo lloro como un bebé sin leche xD

Ángeles dijo...

Pues a mí, como tengo la lágrima fácil, se me hace difícil pensar en una peli en particular. Pero de las que has puesto, Qué bello es vivir e Historias de las radio, desde luego entrarían en mi ranking personal.
También diría 84 Charing Cross Road, ('La carta final', si no me equivoco), cuyo final a mí personalmente me emociona mucho.

Ah, Elliot no la conozco, pero me la apunto, que me ha interesado.

No me atrevo a imaginar cuál será esa peli que mantienes en secreto y a la que le das el número uno de tu top-llorera. Por favor, dilo pronto, que me come la curiosidad.

loquemeahorro dijo...

Has dado en la diana, de las pelis que dices (y que he visto, que son casi todos), en la mayoría lloro desde los títulos de crédito, total, para qué esperarme.

Destacaría:

- El Hombre Elefante: si no lloras la primera vez que la ves (por lo menos), no hay duda: Estás muerto (o disimulas muy bien).

- Qué bello es vivir: en cuánto sale el ángel, compruebo cuántos pañuelos tengo en casa.

- Máscara: Yo cuando lloro fijo, es cuando la prostituta le cuenta lo del dibujo del árbol.

- Tierras de Penumbre: Pobre Debra Winger, de verdad te lo digo.

- Y la escena de "Yo, fui yo el que metió el gol" (no diremos qué peli es). Ahí, ahí sí que se llora!


Y la de más del mundo "Tú y yo", versión Deborah Kerr - Cary Grant.

anasister dijo...

Juan..solo leyendo tu breve resumen ya me caían unos lagrimones.....
Sé cual falta...porque a mí también es la película que más me ha hecho llorar de todas las habidas y por haber...así como Cuando el viento sopla...no voy a decir cual es..comparto muchas de las que has puesto..Uy Elliot!!! qué plorera más buena cogimos!!fue muy terapéutico porque tuvo un curioso efecto rebote y no sé si lloramos más que reímos o tal vez reímos más que lloramos..
.también el final de las noches de cabiria..y el momentazo de Pichiri!!! en días de radio...hay algunas que no has puesto que están en mi ránkin..
"La lista de shindler" mira que es larga esa peli..pues yo lloro en,durante,in,pre,post..toda la peli..íntegra...
Kramer contra Kramer
Los niños del coro (cuando le empiezan a tirar los papelitos de despedida al profesor por la ventana)
El club de los poetas muertos..(cuando se empizan a subir encima de las mesas..oh capitán mi capitán..
en La vida es bella..cuando el padre sabe que lo van a matar y aún bromea al alejarse de su hijo para siempre..y cuando el niño se encuentra con su madre y le grita hemos ganaaaadoooo)
y muchísimas más que ahora no recuerdo..

JuanRa Diablo dijo...

Ana:

Así me gusta, Ana, haciendo grandes labores de detective, para no dejarme con la duda. No he querido ver la escena porque pienso ver la película entera. Ya la tengo preparada (con clínex a mano, por si acaso :p)

Gracias :)

Ripley:

Hombre, Los puentes de Madison, cómo no... Si es que si me pongo a pensar, la lista se amplia enórmemente.

Porque Million dollar baby también es una joya, por ejemplo. Y La colmena es una pequeña obra maestra, en mi opinión.
Tengo que hacer por ver la del Sr Cayo, que conozco el tema pero nunca he tenido la oportunidad de verla.

Gracias, Ripley (y "de nada" también, amigo)

RNT:

Cierto, ese tema en concreto toca la fibra. Mi madre se emociona cuando escucha la canción en español. Es de sus favoritas. :)

Pecosa:

Conozco la pelis y los momentos que citas, y además de Máscara me quedo con Moulin Rouge. Toda la peli es un flipe en estética, en color, en banda sonora... Y esos primeros planos de la blanquísima Nicole, que parece tuberculosa de verdad...

Si es que hay pelis para niños que se las traen. Ese caballo tenía que haber salido del barro en el último segundo. Y no!! Va y se hunde como un Titanic cualquiera...
Normal que no lo superaras... :(

Misa

Sin leche y con el pañal sucio, ¿no? :D

Ángeles:

Ahora soy yo el que te pregunta si te extraña que La carta final sea una de mis películas favoritas, y que la escena de Anne Bancroft paseando y sonriendo por la antigua librería me resulte maravillosa.

Ahora mismo publico cuál es esa peli patrocinada por "Pañuelos Manolón, para el mocoso y el llorón" xD

loque:

Dicen que una vez uno vio El hombre elefante y no se inmutó. Y cuando se acercaron a ver, es que estaba muerto ya tres días. Aún así, al irlo a enterrar se le oyó decir: Ay, qué pena, gensanta!

Oye, eso de la prostituta y el árbol... ¿? Es que no lo recuerdo en absoluto. ¿Te lo has inventado? No pretenderías pillarme, ¿no? :D

anasister:

Lo de Elliot fue una bomba. Me hace mucha gracia recordarlo.
Cuando el viento sopla podría estar perfectamente en esa lista. Parece mentira que los dibujos animados no desmerezcan en absoluto a la hora de transmitir emociones.

La lista de Schindler es demasiado dura. No me atrevo con ella de nuevo.
Los niños del coro tiene una atmósfera muy especial de principio a fin. No solo la música, el personaje del profesor, tan entregado, tan buena persona... llega mucho.

Halee.

loquemeahorro dijo...

En "Máscara" a la madre se le ocurre contratar a una protituta y meterla en la habitación del hijo, así, sin decírselo ni nada.

Después de caersele la cara de vergüenza al muchacho (y nunca mejor dicho), se pone a hablar con ella, y se hacen amigos y le dice la chica que su vida es un asco horrible, y él le contesta que seguro que hubo un momento feliz en su vida.

Y ella le cuenta que en el cole pidió la profesora que dibujaran un árbol (snif), y la profesora escogió el suyo, y (snif) lo puso en la pared y todos los niños lo miraron y ... (perdón, se me ha debido meter algo en el ojo)

JuanRa Diablo dijo...

¡¡ES VERDAD!! Sííí, por un momento no sabía... jo, qué invasión de mosquitos, qué manera de meterse en los ojos los muy asquerosos...

Ángeles dijo...

Bueno, extrañarme no me extraña mucho, a estas alturas, pero me sigo asombrando, la verdad.
Los siameses distantes atacan de nuevo!
Anda, la palabra de verificación es 'dementes', ¿qué hago?

JuanRa Diablo dijo...

Hazte la loca, Ángeles. Será lo mejor. :D

Anónimo dijo...

Os equivocais tremendamente respecto a la película de Elliot: La vi yo sólo en casa y lloré muchísimo.Cuando todos volvisteis os hice verla a todos y recuerdo que a tí diablo te salía hasta la risa por querer aguantar las lágrimas. Yo me lo tomé como una burla y me enfadé. Recuerdo que esa noche me puse malo y el papá me acostó, así que vuestra historia debe estar situada tiempo después en la que vuestra memoria había hecho borrar la trama de vuestras cabezas y no se os ocurra discutirmelo jajaja.
Cuanto, cuanto daño han hecho la educación y la cultura en el ser humano. Que un hombre no DEBA llorar es tan cruel y absurdo como que no pudiera reir y si alguien se atrve a defender aún esa idea me demuestra que no tiene ni dignidad ni corazón. FRAN.

JuanRa Diablo dijo...

FRAN:

Dime por favor qué hora era cuando el papá te acostó al ponerte malo. Y dime si te dijo "Buenas noches" o "Hasta mañana". Jajajaja.
Te creo, te creo, pero es que siempre fliparé con tu memoria. ¡¡No te se borra ná, leches!!

Yo sólo recuerdo que estaba Ana (se ve que al desaparecer tú de la escena te eliminé :P) y que a los dos nos dio un hipo mucoso lacrimayúsculo de agárrate y no te menees.

Me encanta que entres de vez en cuando. Això està bo. :)

pseudosocióloga dijo...

Jamás he visto llorar a un hombre por una película.
Con las que más he llorado:"Amantes","Herida" y "bailando en la oscuridad".

JuanRa Diablo dijo...

¿Ni siquiera al pagar el precio de la entrada? :P

Conozco Amantes; tomo nota de las otras dos.

Un saludo

Misaoshi dijo...

YO SOY SAM.

Jo-der. Cómo no he dicho esta película antes, la reví el otro día y creía que me moría, y por culpa de Dra. Anchoa y recordarme este tema tenía que decirlo xDDDDDDDDD

PD: tengo que ver Hachiko y llorar y llorar.

Misaoshi dijo...

Y acabo de ver un trailer sobre "La verdad de Soraya M.", es un bestseller, sobre una chica iraní que su marido quiere dejarla y no sabe cómo y decide acusarla de adulterio para que la lapiden.........

Argh, la voy a descargar esta tarde.

JuanRa Diablo dijo...

Eso es querer desobstruir lacrimales y lo demás son cuentos. :p
Me gustó Yo soy Sam. Si llegas a ver la de la iraní, ya me dices algo. (Pinta de lo más clinexera)

Anónimo dijo...

¿Y Candilejas de Chaplin?
carlos

Natty dijo...

Yo soy bien llorona, pero las que más me han hecho (y me hacen) llorar son:
Titanic (lloro cada vez que la veo)
Marley and me
Hashico
El comienzo de Up
estas son las que me hacen llorar como grifo, porque hay muchísimas otras con las que siempre lloro, pero no tanto!!

Natty dijo...

Los puentes de Madisson y La Pasión de Cristo!!

JuanRa Diablo dijo...

Carlos:

Y Candilejas, Carlos, cómo no.

Natty:

No conozco Marley and me, pero sí todas las demás, y coincido en que el comienzo de Up, con todas esas imágenes del transcurso de toda una vida acompañadas de música, son de lo más emotivo.

Y Los puentes de Madison es muy de clinex, ¡vaya que sí! :D