25 de mayo de 2016

EL TRAYECTO DE CADA DÍA

Trabajo de campo para un mes de mayo cualquiera.

Desde la puerta de mi casa hasta la misma entrada de mi trabajo hay exactamente 24,6 kms. Esto es lo que me indica el cuentakilómetros del coche tras un repentino ataque de curiosidad.

Con este dato en mi poder, era inevitable hacer una comprobación y me dispongo a realizar unos cálculos matemáticos. (Iba a escribir “me dispongo a coger la calculadora”, pero me daba menos caché)

Si yo fuera profesor en la materia expondría el problema tal que así:

¿Cuántos kilómetros realiza JuanRa al día? ¿Y a la semana? ¿Y al mes? ¿Y al año?
Pero como ni sois alumnos de matemáticas ni hay diablo tan despreciable como para obligaros a serlo, ahora mismo doy la solución.

Al día: 24,6 x 2 = 49,2 kms
A la semana: 49,2 x 5 = 246 kms
Al mes: 246 x 4 = 984 kms
Al año: 984 x 11 = 10.824 kms

Ahora viene la parte divertida, que es la de imaginar que yo hiciera esa burrada de kilómetros en linea recta.

Partiendo de Yecla y hacia el este, esos 10.824 kms me llevarían... ¡hasta Tokyo!
Ya me imagino a los japoneses aclamándome a la llegada:

¡¡Bienvenido, JuanLa!! ¡Qué mélito el tuyo con tanto lecolido! Tu sabel que tu coche está echando humo, ¿no? Ahola tú venil a concesionalio Toyota”
(Nota: creo que me ha salido más bien el acento chino, pero este trabajo de campo no requiere rigor lingüistico)

Hacia el oeste ese recorrido no terminaría en bienvenida pues me quedaría a la deriva en algún punto del Océano Pacífico. Sí, porque hasta Los Ángeles, California, hay 9.675 kms, pero aún me queda saldo para más.
Así que como quiero pisar tierra firme al llegar, vamos a hacer que esa imaginaria linea recta se trace con rumbo suroeste.
Entonces sí, los 10.824 kms me llevan hasta Río Gallegos (Argentina)

¿De dónde venís?”, me preguntaría alguien al verme.
De España”
Ah, ¿sos gallego vos?”
Bueno, no exactamente. Pero aquí sí son gallegos, ¿no?”
No, acá somos riogalleguenses”

Bueno, basta ya de hablar con gente imaginaria. ¡Ni que estuviera loco!

Pero ¿sabéis lo que más mola de haber llegado hasta Río Gallegos? ¡Pues que estoy muy cerca de la Tierra del Fuego!
Esto ya me parece más apropiado para mí. Imaginad a un diablo entrando en la Tierra del Fuego, también llamado “Fin del Mundo”. Es como jugar al Juicio Final por adelantado (muahahaha!!!)
Ahora bien, ¿quién es el cachondo mental que le puso el nombre de Tierra del Fuego a un lugar donde la temperatura media anual es de poco más de 5º? ¿Lo hizo para intentar entrar en calor?

Pero voy a despedir ya a este profesor de matemáticas que ha entrado en mí, porque se me estaba ocurriendo ahora coger la calcu hacer cálculos matemáticos con los kilómetros y el precio del combustible. Y no quiero acabar con mal cuerpo.

En cualquier caso, sin salirme de esos 24 kms iniciales, qué recorrido tan placentero el que hago cada día.
No es que divise desde el coche unos paisajes especialmente bonitos pero, a fuerza de observar el entorno y de concerlo tan bien, le he tomado cariño.

En este trayecto, al que desde hace muchos años puse un nombre a cada tramo, han nacido la gran mayoría de las entradas de este blog, pues he redactado mentalmente mis historias ficticias y recordado pasajes de mi vida dignos de contar.

He visto los mismos campos en condiciones muy distintas: en pleno verdor primaveral y entre millones de copos blancos, con lluvias torrenciales y asándome de calor. Y me he maravillado viendo iluminarse el cielo con impresionantes destellos eléctricos, con puestas de sol que parecían de otros mundos y hasta con pequeños tornados en días de viento extremo.
En este trayecto he visto gente recolectar la aceituna, tractores labrando bancales, pastores con sus grandes rebaños esparcidos... Y también un fatal accidente.

Durante mi recorrido diario he cantado a pleno pulmón, y me he emocionado con recuerdos de ayer. También me he reído solo y se me ha puesto mal cuerpo escuchando ciertas noticias.

Con el sosiego que me produce un recorrido tan conocido, he puesto en orden mis pensamientos y he sabido, muchas veces, relativizar las preocupaciones.

En ocasiones me he enamorado de algún paisaje por tener ese día una luz especial o un cielo muy llamativo, y a veces lo he fotografiado. Unas veces deteniendo el coche y otras de manera fugaz, asombrándome después de haberlo captado tan bien.

Hoy he buscado algunas de las fotos y videos de ese trayecto para presentarlas en un video. Todo son lugares que veo a diario a izquierda o derecha de la tranquila carretera, yendo a Villena o volviendo a Yecla.
Qué curioso que algunas veces, siendo los mismos lugares, me resultan completamente distintos.

Si os subís a mi coche os los enseño ahora mismo.

15 comentarios:

Ángeles dijo...

Mientras nos hablas de tu trayecto de cada día has hecho otro trayecto: un trayecto emocional, un recorrido por las emociones, desde la curiosidad que despiertas al principio, hasta la melancolía que inspiras al final, pasando por el humor, la sorpresa y no sé qué más.

Es verdad que no hace falta que los lugares que nos son familiares sean especialmente bonitos ni interesantes para que nos emocionen y de vez en cuando hasta nos sorprendan. Basta un cambio de luz, o de estado de ánimo, para que nos parezcan extraordinarios.

El vídeo es precioso. Algunas imágenes ya las conocía pero no por eso me han gustado menos; en realidad creo que me han gustado más.

Una vez más te felicito por tu forma de ver las cosas y de contarlas.

Unknown dijo...

Preciosas fotos. Emotivo relato. Ingeniosos diálogos allende los mares. Curiosa iniciativa...Prou.
P.D. te falta "El Bacalao". Todo un clásico de ese recorrido.
Txema Rico

Sara dijo...

¿¿¿Eso lo has hecho túuuu??? Me refiero al vídeo, que te ha quedado precioso. Y tu viaje en línea recta (juajuajua), genial. Me recuerda a un bar que hay en la Plaza del Obispo de Málaga, donde hay una especie de poste con flechas, indicando los kms. hasta las capitales de los países. Y sí, allí está Tokyo, Juanla.

Besitos.

Anónimo dijo...

PEro qué viaje tan hermoso...¡y qué relajante! ¿Sabes que conduces muy bien?...porque yo me he bajado del coche como nuevo y con una sonrisa de oreja a oreja, un poco melancólica, eso sí.
LAs fotos son preciosas, especialmente la que ilustra el encabezamiento, borrosa por la lluvia: me recuerda a un cuadro de los impresionistas de París. Y también me ha parecido sugerente la paradoja de la cabaña de labranza al lado de la mole de hierro del poste eléctrico. ¿Y esos claros entre pinares que parecen de un cuento de hadas nórdico?.
Claro que a la hermosura del conjunto contribuye mucho también la elección de la banda sonora. ¿Quién es el compositor?
ME gusta esa repentina afición por la Matemática porque me preocupa que le estemos dando tanto de lado, yo por lo menos.
Y esos viajes imaginarios en línea recta, ¡qué divertidos que son! Además, son un sueño que yo creo todos hemos acariciado: echar a andar en línea recta y ver qué pasaba. Claro que esto me recuerda un cuento que leí en un libro de Lectura de la escuela; en él un hombre planeaba el viaje que iba a hacer andando en línea recta, pero claro, neceistaba una escalera para salvar las casas que se oponían a su camino; y luego necesitaba un carro para llevar la escalera; pero después necesitaba una barca para cuando llegara al mar, lo cual le hacía necesario deisponer de otro carro mayor para poder remolcar el barco que a su vez llevaba el carro pequeño donde metió la escalera...al final, salió sólo de su casa, sin nada encima, y nunca más se supo de él.
Ah! y a ver lo que opina NAtty de esta conversación en "argentino".
carlos

Anónimo dijo...

¡Huy! pero me parece que ese cuento ya lo conté aquí una vez. Lo siento, lo siento...ME pasa como a los abuelos,que repiten siempre lo mismo.
carlos

Papa Cangrejo dijo...

A eso le llamo yo disfrutar de cada momento, la mayoría de la gente hace los trayectos cual zombie, sin darse cuenta. Yo de mayor quiero ser como tu. jejeje

Ana Bohemia dijo...

Madre, si que haces kilómetros para ir a trabajar, no me extraña que se te despierte la imaginación, suele pasar que cuando viajas la mente también viaja, es inevitable, a mí me pasaba mucho sobre todo en el trasporte publico.
Me ha gustado mucho el vídeo, sobre todo ese cielo del final, y la música que has elegido le va muy bien.
Saludos
:)

Montse Martínez Ruiz dijo...

El vídeo es precioso, la música le da ese aire nostálgico y amable que merece un recorrido entrañable para tí, y ahora para nosotros. Es un placer acompañarte, en ese trayecto y en todo lo que haces, porque a todo le das un sentido, una pizca de humor, dos cucharadas de creatividad y kilos de ilusión ¡tienes la receta de la felicidad perfecta!
Sabes ver más allá del camino, sabes encontrar la magia de la vida en las cosas sencillas y eso te hace enormemente encantador a pesar de ser diablo.
Me ha gustado mucho!!
Besitos.

Chaly Vera dijo...

Inmediatamente calcule el tiempo que llevaría el ir caminando y me salio cuatro horas.

Saludos

loquemeahorro dijo...

Lo del cálculo en kilómetros del trayecto diario acumulado se me ocurrió a mí muchas veces cuando vivía dónde vivía y trabajaba donde trabajaba (mejor no mentarlos).

Pero nunca saqué la calc... me puse a calcular, porque me resultaba bastante deprimente. La diferencia entre nosotros en la forma de afrontar este tema no es solo que los descampados, zonas industriales, etc.. a las afueras de cualquier gran ciudad sean feos (que lo son); ni en los atascos casi diarios (que cuentan mucho), más bien era "el cristal con que se mira".

O en tu caso concreto, la hermosa música que imaginas en tu viaje diario y que nos has mostrado en este vídeo que me ha puesto de buen humor.


suguspiña dijo...

JAJAJAJAJAJJAJJJAJAJ.. que bueno!!!!!! cuanto has viajado en un momentico!!!!

Holden dijo...

Sé que yo he dejado un comentario aquí ya a esto, ¿lo has borrado? O_o ¿ha dado fallo blogger?

JuanRa Diablo dijo...

¡Vuelvo pronto para contestar a todos!

JuanRa Diablo dijo...



Ángeles :

¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? ¿Qué fue antes, el video o la entrada? Son esas cosas que nunca sabremos. Bueno, la segunda sí podría desvelarla, pero no lo haré porque soy malo, ya sabes.

Para buenos los ojos con los que siempre has mirado este blog, y tu forma de alabarlo. Muchas gracias, Ángeles.
Aunque siendo de letras como yo, esas operaciones matemáticas ahí... ¿no te producen alergia? Yo voy a desinfectarlas por si acaso.

Txema:

Eso se arregla pronto, Txema. Nos pedimos otro bocata de la casa y le hago foto.
(Qué iluso soy, no da tiempo a hacerle foto. ¡Desaparece antes! :p)

Sara :

Pues sí, Sala. Aunque hay muchas cosas Made in Taiwan, ese video es Made by JuanLa.
Y yo que cleía que el Km 0 estaba en Madlid, ¡y lesulta que está en la Plaza del Obispo de Málaga! :D


Carlos:

En el trayecto solo hemos pisado unos pocos kilómetros murcianos y otros pocos alicantinos, y sin embargo has visto Paris ¡y los países nórdicos! Ha sido un placer llevar de copiloto a un poeta como usted. Y con tan buena memoria como para recordar cuentos de la escuela. ¡Qué grande!

Me da rabia no saber decirte qué tema es ese que suena en el video. Lo tenía en el ordenador con el nombre “Track 14” , sin más. He utilizado el programa Shazam, que detecta las notas de un tema y te dice el título, pero no he conseguido que me lo chive.

Así que como ahora me mata la curiosidad, planteo el RETO: ¿Alguien sabe de quién es el tema que suena en el video?
Un abrazo.

PD. Natty es chilena. Pero alguna lectora argentina pasa de vez en cuando por aquí. A ver si nos dicen si conocen Río Gallegos :)
PD. ¿Que ese cuento ya lo contaste? Pues me sigues ganado en memoria. ¡Yo no lo recuerdo!

Papa Cangrejo

¿Cual zombie? Cuidado con las palabras que eliges. Algunas me emocionan mucho :)

Ana Bohemia :

Es que viajar y soñar son sinónimos, ¿verdad? O hermanas gemelas al menos ;)
Gracias, Anita B.

JuanRa Diablo dijo...



Montse :

Pero, pero... ¡Pero qué puedo decir tras este comentario, Montse!

Te agradezco un montón tan bonitas palabras hacia mi. Quedo muy halagado.
Claro que, comprenderás que las tenga que esconder, porque no quiero que mi Jefe las vea. Ya es mi ex-Jefe, pero no me apetecen sus milongas y sus risas.
Un beso grande

Chaly Vera:

Hummm, ¡hay un verdadero matemático en la sala.!
¿Y con el viento en contra? ;D


loquemeahorro:

¿Pero ni siquiera te pone de buen humor conducir por polígonos industriales sabiendo que algún día los dominarás?

Bueno, en cualquier caso, si te he puesto de buen humor levantemos el cristal (con que se mira) para brindar.

¡Por Loque y el diablo! ¡Por su afán de dominación!

suguspiña:

Es lo bueno de los resúmenes, que podemos tragar kilómetros en un plis plas. :D

Holden

¡Borrarlo jamás! He mirado en la bandeja de Spam, por si Blogger te vio sospechoso, pero tampoco estás allí.

¡Caguentó, estos misterios de la blogosfera...! :(