10 de marzo de 2017

EL POBLE CHIN GON

Supongo que todo el mundo conoce aquel viejo chiste del chino que tenía un vecino llamado Curro. 
El tal Curro tenía en su casa varios perros que por la noche no hacían más que  ladrar, así que el chino fue a denunciarlo.

- ¡Señol agente! -protestaba - ¡Estoy halto! ¡Los pelos de Culo  no me dejan dolmil!
Y el policía, atónito ante lo que oía, contestó:
- ¿Y a mí qué me cuenta?  ¡Pues aféiteselos!

De acuerdo, es muy malo, pero siendo un chiste de mis tiempos de colegial, reconozco que le tengo cariño y en ocasiones le hago tratos de favor.

Como hoy, que  he invitado a aquel chino a formar parte de esta entrada.

Y es que he investigado sobre él y he descubierto algunas cosas muy curiosas.

Se llama Chin Gon. No estoy muy seguro de si ese es su nombre real porque me lo acabo de inventar, pero me parece que encaja bien y me suena que se llamaba así de verdad.

Más allá de aquella anécdota con Curro, Chin Gon apenas fue conocido, pero he sabido que en su vida ha habido muchos malentendidos por culpa de esa “folma de hablal

Su vecino Curro, por ejemplo, terminó prohibiéndole que le llamara por ese nombre. Le chirriaba eso de “Hola, Culo” , “Adiós, Culo” , “¿Cómo te va, Culo?”...

- Mira, Chin, - le dijo un día- en adelante llámame Fran.
- Muy bien, Flan. Pensaba que elas solo Culo, pelo si te gusta Flan, pues Flan.

En una ocasión, Chin Gon celebró una fiesta e invitó a su vecino y su novia Ramona. Había servido  unas cervezas y un poco de jamón para picar, pero viendo Chin Gon  que la chica no comía jamón se acercó a Curro:

- Oye, Culo
- ¡¡Fran!! ¡¡Soy Fran!! - le gritó
- Bueno, Flan, no te pongas nelvioso. Solo quelia sabel una cosa.
- ¿Qué cosa?
 - ¿A Lamona le gustan los cacahuetes?  Es que tengo una bolsa y...

El pobre Chin Gon no entendió por qué su vecino le tiró la cerveza a la cara y se largó con Lamona (con Ramona, quiero decir) 

Unas semanas después, al llegar del trabajo, Curro descubrió que su jardín estaba completamente destrozado. Los pequeños árboles estaban tronchados, las macetas rotas y todas las flores pisoteadas. Denunció el hecho a la policía y los agentes le oyeron comentar que llamaría al seguro para que le pagaran por los daños.

Esa misma mañana, Chin Gon había visto cómo un burro se había colado en el jardín de su vecino. Se le había escapado a un feriante, que se lo llevó de allí una hora después.
Así que cuando al día siguiente se asomó a la ventana y vio que había un hombre evaluando los destrozos, abrió la ventana para hablarle.

- Oiga, ¿sabe qué?  – le dijo Chin Gon - Que ha sido un bulo.
- ¿Cómo? - preguntó el perito del seguro
- Esto del jaldín...  ha sido un bulo.
- ¿No lo ha destrozado un gamberro?
- No, no, ya le digo que ha sido un bulo.
- ¿Quiere decir una mentira? ¿Para cobrar el seguro?

Chin Gon puso entonces cara de circunstancias porque no entendió la pregunta, pero lo cierto es que a Curro le costó Dios ayuda deshacer ese entuerto y tardó una burrada (valga la expresión) en cobrar.

Desde entonces, Curro hacía todo lo posible por no cruzarse con Chin Gon, al que ya le tenía una manía horrorosa. Para librarse del estrés que el chino le causaba, se apuntó a un gimnasio.
Pasaron las semanas y a Chin Gon le dijeron que Curro se había puesto muy cachas.

- ¿Ah, si?  ¿Se ha puesto fuelte? Hace tiempo que no sé nada de él.

Casualmente vio a Ramona una tarde en una terraza tomando un chocolate con unas amigas y  se acercó a saludar.

- Hola, amiga, ¿qué tal? Me han dicho que tu Culo se está haciendo de hielo.
Las amigas miraron atónitas al chino y a Ramona, que  se puso roja como un tomate.
- Sí - continuó Chin Gon dirigiéndose a ellas – palece que su novio se ha vuelto una loca, una auténtica loca.
Y como vio que Ramona tenía ante ella una taza de chocolate le preguntó:
- Oye, ¿no te apetece un chulo?

Esa noche Curro se presentó en su casa.

- ¡Flan, qué solplesa!... Flan, ¿pol qué tiemblas? ¿Y pol qué tienes la cala tan loja? ¿Te has peleado con Lamona?

Dicen que Chin Gon pasó tres días sin poder salir de casa, con los ojos como berenjenas.

Ya imagino que ustedes se han percatado de la mala fortuna de nuestro amigo y dónde radicaba su “ploblema”, por eso, antes de despedirme,  me atrevo a lanzar estos acertijos:

1) ¿Por qué la flor favorita de Chin Gon parece tan pesada?

2) A Chin Gon le gusta comprar libros que hablen del Nilo, del Amazonas, del Mississippi..., pero ¿por qué el dependiente de la librería le mostró "Grandes Comedias de Enredo"?

3) ¿Y por qué cuando se interesó por todos  los monarcas de España le sacaron un libro de legislación?

4) ¿Cuál es la fábula favorita de Chin Gon?



12 comentarios:

Ángeles dijo...


Pobre Chin Gon, la de problemas que le trae la pronunciación. Es chingón, pero no es culpa suya, homble.
Qué mala idea tienen las R, eh?

Su flor favorita debe de pesar como una losa.
Le gustan los libros sobre líos.
Y sobre leyes.
Y le gusta también la fábula de la cigala y la holmiga.

Oye, no deberías haber activado la modelación de comentalios?

Elvis dijo...

1- Porque es una losa.
2- Porque pidió un libro sobre glandes líos.
3- Porque quería conocer al ley...
4- jajaja, la cigala y la holmiga...

Pobre Chin Gon se va a quedar chin amigos...

Genial, me he reído un montón jajaja
Saludos.

Elvis dijo...

Cierto, debías haber activado la moderación de comentarios, ahora que leo el otro comentario... (que nos van a copiar el exámen, ya tú sabes...)

Sara dijo...

¡¡¡Confieso que no tengo ni idea de las preguntas (bueno, ya sí)!!! Pero te equivocas si piensas que el chiste de "Culo" es malo. Es bueníiiiisimo, y lo que viene detrás...ABSOLUTAMENTE DESTERNILLANTE. ¡¡¡Vaya un diablo con más salero!!!

Besitos.

Montse Martínez Ruiz dijo...

Jajaja, vaya con Chin Gon, la de líos que monta (que no ríos, pero me he reído un montón) y como que los acertijos ya están descubiertos, me voy al lío (ahora sí, al río) bien lejos de la comunidad de vecinos no sea que tengamos un pariente de Chin Gon y nos la líe.
Me ha encantado esta entrada, JuanRa ;)
Besitos.

Conxita Casamitjana dijo...

Vaya líos los del chino no me extraña que necesite de leyes, como no aprenda a pronunciar la r cualquiera se acerca al tipo.
Lo cierto es que esto de la pronunciación de los chinos creía que era un bulo y pude comprobar que es totalmente cierto, y lo peor es que repetí lo que me dijeron de forma inconsciente y quedé casi como si estuviera tomando el pelo al pobre chino que no pronunciaba la r. Aunque me disculpé no sé yo lo que pensó el chino.
Saludos

Holden dijo...

Jajaja que conste que había sacado por mi mismo las respuestas a tus acertijos, pero claro: nada más entrar en los comentarios ya he visto als respuestas de Ángeles y Elvis y ya no tiene mérito que las escriba xD

Geniales las ocurrencias del chino mandarino, si es que es muy duro vivir en occidente con esos acentos y esa deformación típica a la hora de hablal.

JuanRa Diablo dijo...

Ángeles :

Menudo rollo con las erres, son de lo más retorcido y ruin. Y cuando Chin Gon las quiere rehuir, más le rebosan.

Has sido vely clevel con tus respuestas. Pelfect!
(Y lo de la modelación de comentalios no lo hice polque pensé que lo halía el chino ese que tú y yo sabemos) :D

Elvis :

Se suponía que nadie se copiaría las respuestas, pero como diablo me gusta dejar abierta esa “tentación”, jejeje

A Chin Gon le suele ocurrir que siempre que se ríe exclama "¡Jajaja, qué lisa!"
Y una vez lo fue a decir cuando pasaba una mujer que tenía complejo de poco pecho. La que se lió...

Sara :

Menos mal que no conoces personalmente a Chin Gon, porque con tu nombre podría meterse en alguna sala equivocada, o vete tú a saber... ¡Con la mala pata que tiene!

¿Sabes que los electricistas chinos no se enfadan? Solo se cablean :p

Montse :

Y yo que me alegro que te haya divertido el chino Chin Gon, que para eso lo invité.
Por cierto, si te invita a comer “calne de lata” no te fíes; pregúntale qué tipo de “lata” es :s

Un beso

Conxita :

Jaja, vaya apulo eso de lepetil a lo chino sin quelel. ¿Dijiste “lollito de plimavela”?

Seguro que al chino no le sentó mal. Si era como Chin Gon, que se lleva todos los palos y no se enfada nunca, puedes estar tranquila.

Saludos, Conxita

Holden :

A ver, te voy a poner un pequeño acertijo a ti solo. (Retorcidillo, para que pienses un poco)

¿Por qué cuando Chin Gon le pide a una mujer de Moscú que se ponga a caminar, la convierte en natural del sur de España?

Ana Bohemia dijo...

Me parece a mí que Chin Gon exageraba adrede eso de hablar con la ele, jaja, mas que nada para meterse libremente con sus vecinos, y mientras le saliera bien... jajaja, me he reído un montón. Los acertijos muy buenos, ¡y Ángeles y Elvis han contestado tan bien que no vamos a redundar!
Yo también me conozco algún que otro chiste de chinos, te dejo este:
"-¿Como se dice en chino marinero pobre?
-Chin chu lancha."
Saludos
;)

Papa Cangrejo dijo...

pobret jajajaja menudo lio

hitlodeo dijo...

Poble Chin Gon. Segulo que ni el nomble le acompaña.

1) Su flol plefelida es la Losa. Mala foltuna pala él.
2) Chin Gon le dijo que quelía un liblo con muchos líos. Y vaya si la lió. Palda.
3) Pidió un liblo de Leyes de España. Y le dielon el Código Civil. Una toltula china.
4) En el dibujo sale la Cigala y la Holmigos (mayores de 18).

Muy divertido JuanRa

JuanRa Diablo dijo...

Hitlodeo:

Me dijo Chin Gon ayel:
JuanLa, dale las glacias a Lolenzo de mi palte. Cleo que él me complendelía muy bien.