16 de marzo de 2009

EL KARATECA QUE LLEVO DENTRO






DEDICATORIA

A todas
mis compañeras de trabajo, especialmente a aquellas que fueron testigos oculares de la debacle e insistieron en que publicara esto.

Y muy particularmente a Lucía, que, como me pidió no aparecer ni por asomo en este blog, en adelante la llamaré L. para preservar su identidad.

INTRODUCCIÓN: Uno para todas y todas para uno.

De todos es sabido que la pasada semana fue el Día de la Mujer, día éste en el que todos, no solo ellas, debemos reivindicar la igualdad y los mismos derechos para ambos sexos.
Yo, si hace falta, me pongo en cabeza para exigirlos, aunque en el lugar en el que trabajo, me parece a mí, que no hace falta. Es más, soy yo el que está en tan profunda desventaja que me empiezo a replantear muchas cosas.
Porque, vamos a ver, pónganse a contar conmigo: además de la directora, en mi centro hay una trabajadora social, una doctora, una fisioterapeuta, una enfermera, una ordenanza, dos monitoras de gimnasia, varias monitoras de talleres, una podóloga, una vigilante, una peluquera, dos limpiadoras ... y yo.
Todavía me pregunto si el día en que llegué a este centro el pensamiento general fue "¡Al fin un hombre!" o "¡Se nos fue el monopolio al carajo!"
Que nadie me interprete mal, éste es un lugar idóneo, sí, pero, digámoslo claro, aquí la famosa ley de paridad está hecha unos zorros y la balanza de la igualdad forma una vertical que asusta.

Yo, repito, estoy encantado, y de mi boca no surgirá una sola queja, pero sí recuerdo mi primera inquietud cuando se avecinaba la comida de Navidad. (Me parece estar leyendo ya la mente de algunos lectores "Ah, qué bien, qué suerte, rodeado de tantas mujeres, como el moro de un harén..." A ver, un poco de realismo, por favor!! ¿Ha quedado clara la proporción de 20 a 1? Que no, que estaba acojonadito, que me veía como un ratón en una reunión de gatas, por más que las gatas fueran todas adorables y pacíficas.
Por suerte, Dios aprieta pero no ahoga y a aquella primera comida de Navidad se apuntó el conductor del autobús (al que veo un par de minutos a la semana) y el marido de la directora, que suele hacer su papelón como cocinero (no se quejarán). Y ya la cosa fue distinta. Ya éramos tres. Ya tenía el apoyo de mis congéneres ante un hipotético ataque de féminas desbocadas.

Pero eso fue al principio, con la falta de confianza. Ahora ya me llega la camisa al cuerpo y todo. Ya hemos charlado mucho, ya nos conocemos más, ya hemos vivido alguna que otra experiencia que quedará en el recuerdo.
Y otras que será mejor olvidar...

NUDO: ¡Fuego!... ¿fuego?

Es más que normal que en un centro público haya una alarma de incendios. Y que si detecta humo o excesivo calor avise con su sirena. Normal, todo normal.
Ya no sé si es tan normal que se dispare tras un simple apagón. Supongo que sí. Las deben fabricar lo bastante inteligentes como para que piensen: "¡Tate, ¿qué pasa que no me llega corriente eléctrica a las entrañas? ¿No será que han saltado los plomos por un voraz incendio? Uf, yo, por si las moscas, me disparo. Allá voy: TRRRRRROOOOOOO."
.
Esto es lo que ocurrió el pasado lunes.
.
Es una situación desagradable pero que sé controlar perfectamente. Tan sólo hay que pulsar la tecla que desactiva el zumbador, introducir un número clave y rearmar el conjunto. Y si acaso llaman los de la central de alarmas explicarles la razón por la que se ha disparado. Y chimpún.
Pero hete aquí que este lunes nada funcionó bien. No conseguí que cesara de sonar la alarma por más que repetía las instrucciones una y otra vez.
"Maldita sea - murmuraba yo - ¿tan desentrenado me pilla que no doy pie con bola?"
La directora bajó de su despacho con cara de preocupación y le comenté que no conseguía desactivar la alarma (necesito un esfuerzo personal por parte de usted, lector o lectora, para que ponga mentalmente durante todo este relato esa desesperante banda sonora de fondo, ese sonido de metralla metálico campanoide que te entra por el tímpano y te pone de punta los nervios)

Por más que yo sabía que la alarma sonaba por culpa del apagón eléctrico, un buen profesional no debe dar nada por hecho y había que comprobar que realmente no había fuego. Eso es lo que ordenó la directora: ir a buscar el origen. Y a la expedición se apuntaron la doctora, la trabajadora social y la fisioterapeuta (alias L) que fueron saliendo de sus despachos ante semajante escándalo.
Los cinco escaleras arriba, los cinco escaleras abajo, los cinco afuera, los cinco adentro, siempre en busca del humo delator. Menos mal que eran las dos de la tarde y sólo había dos o tres usuarios en el centro, uno de ellos tan sordo, por cierto, que no se enteró de nada. Tan sólo alzaba la vista del periódico cuando nos veía pasar "¿A dónde irán todos esos juntos y tan apresuraos?" debía pensar.
Se revisaron todos los despachos, los almacenes y hasta la pajarera en donde encontramos a Doña Josefina con las piernas al sol sin inmutarse los más mínimo. "A mí si no me dicen que me marche no me pienso mover. Con lo a gusto que estoy" - parecía pensar.
Sólamente un lugar faltaba por comprobar: podología. La podóloga ya no estaba y había que abrir esa puerta. Pero, ¡oh maldición! la única llave que faltaba en el cuadro de llaves era precisamente esa. (A todo esto, recuerden la banda sonora, que ya se les había olvidado: TROOOOOOOO. Métanse un poquito en situación, que no cuesta tanto)
En ese mismo instante es cuando entró Doña Sugestión, la muy cochina, para meter cizaña, porque todas empezaron a ver fantasmas.
- Huele a plástico quemado, ¿no oléis? - dijo la doctora
- Sí, sí - aseguró la directora - algo se quema
- A ver si está ardiendo algún enchufe aquí adentro - exclamó la trabajadora social
- ¿Y dónde está esa llave? ¡Juan, telefonea a la podóloga! - me pidió la directora
Y eso es lo que me apresuré a hacer, pero al no haber corriente eléctrica no funcionaba el teléfono por lo que tuve que echar mano de mi móvil.
- No, no, yo tengo la mía - me aseguraba la podóloga - No he tocado la copia del cuadro de llaves.
- Pues esa puerta hay que abrirla como sea - decía la directora muy preocupada - Si hay que echarla abajo, se echa.
No sé quién mencionó lo de dar una patada a la puerta. No lo recuerdo. Pero la idea del sillón de podología en llamas cobraba fuerza y el TRRRRROOO (no lo olviden) debía hacer TRRROOOOO por algo y allí el único hombre a mano era yo para acabar de una vez con todo.
"Venga - pensé - que no se diga".

La trabajadora social, al ver lo que me disponía a hacer se tapó los ojos para no mirar. Yo incliné el cuerpo hacia atrás, levanté la pierna y...

DESENLACE: El honor perdido.
Nadie se quemó. Ni siquiera hubo intoxicación por humo. Tampoco hubo necesidad de evacuar. Sencillamente porque no había fuego en ningún lado.
La trabajadora social consiguió silenciar la jodida alarma introduciendo el código correcto. No sé por qué me empeñé tantas veces con el 23 cuando era el 27.( Tanto ordenar los cartones del bingo me debe estar trastornando).
Volvió la luz eléctrica y la paz al centro, y cuando los de la central de alarmas llamaron se les explicó que no ocurría nada. (Me hubiera gustado decirles: "...pero no veáis lo bien que lo hemos pasado, colegas", pero no es de profesionales hablar así.)


Pero nada de todo esto hubiera tenido trascendencia si no fuera porque, al rato, ya a toro pasado, a mi amiga L. se le empezó a dibujar una sonrisita en la cara.
Yo la miraba y ella no podía contenerse.
- Ay - decía, sofocando la risa - es que ha sido tan cómica la situación.
Y ese apretar los labios para que no se notaran las ganas de reir.
- Es que cada vez que recuerdo a la trabajadora social tapándose la cara para no mirar - continuaba.
Y no pudiendo ya controlarse más empezó a reir y a reir y a reir.
- Es que la patada de Juan... decía con lágrimas en los ojos - la patada de Juan...

Ah, claro. Es que no terminé de contarles. Hubiera estado muy bien que yo ahora relatara cómo sonó el trallazo que le endosé a la puerta con mi pié. En la primera embestida saltó el picaporte y tembló hasta la pared. En la segunda patada, al más puro estilo Van Damme, reventé la puerta que golpeó la pared interior haciéndole un desconchón considerable. Sí, me hice daño, pero la doctora me aplicó inmediatamente hielo en el tobillo y se me pasó pronto.
Digo que hubiera estado muy bien contarlo así, pero da la puñetera casualidad de que las implicadas conocen mi blog (y hasta lo leen) y seguro que contestarían: "MENTIRA, QUE NO FUE ASÍ!"
Así que no tengo más remedio que ponerme humilde y admitirlo: Sí, dí una patada de chichinabo. Una patadita de risa fue la que dí.

Pero es que fue a modo de tanteo y con sólo eso me bastó para comprobar que en las películas son unos mentirosos, que una puerta no se abre con el pie a no ser que uno sea Hulk, pero incluso Hulk y sus megatones necesitaría más de una embestida, así que yo no me esforcé más. Además la llave de podología apareció ¡en el suelo! Se había caído la muy puñetera para que llegáramos a tal situación límite, y cuando por fin se abrió aquella puerta, allí no había ni la sombra del suspiro de la duda.
- Ah, pues parecía que olía a quemado... - dijeron mientras se relajaban

Ahora el mal ya está hecho y L. cada vez que me ve disimula la risa. La noticia se ha expandido y tengo que aguantar la chirigota de las despedidas cuando se marchan a casa: "Hasta mañana, Bruce Lee", "No rompas muchas puertas"
.
Es por todo esto que voy a darles un par de consejos a mis amigos lectores:
1) No intenten jamás una bravuconada de las que se ven en las películas. Son inútiles además de falsas.
2) Aún menos delante de un grupo de mujeres. Serán ellas las que te destrozarán después.

Ellas, que estarán satisfechas porque tienen su Día de la Mujer, ¿se han parado a pensar en qué situación quedo yo?, ¿para cuándo el Día del Karateca Frustrado?

De momento le he dicho a la directora que compre un hacha, que yo más patadas no doy.
.

47 comentarios:

julia c c. dijo...

jajajaj¡¡¡¡¡ como me reído.que bueno.vale que lo siento por ti y espero que tu masculinidad humillada se recupere pronto pero es que me imagino la situación y sinceramente es para entender a tu compi(L) y desde ahora estoy contigo ,abra que proponer el día del karateka frustrado.dime donde tengo que firmar.jajajajj¡¡¡ un saludo

March La Cinefila Desconocida dijo...

Bwahahaha! yo tmb soy una karateka frustrada! lo siento x la masculinidad, pero q gran historia!

Alvaro dijo...

Realmente, no te arriendo las ganancias... ¿No te han reclamado pagar los desperfectos?.Cualquiera reclama al Ministerio de la Igualdad, ¿verdad?, pues ya que si no tienes más de 14 semanas te desigualan definitivamente, puede que si exiges un superman rompedor de puertas, te pongan de patitas en la calle.,,

Txema Rico dijo...

What a "bible"...a funny bible...ja ja ja..Bueno Chuk Norris del CEAM que te sea leve el "chorreo" femenino. Es lo que tiene estar rodeado de tantas mujeres. Espero que no tengas que escuchar una frase que yo escuché en mi trabajo, hace unos años, de la señora de la limpieza: "...vuestras mujeres pueden estar tranquilas que no les vais a poner los cuernos con alguna del trabajo por que son todas unos callos..."Dicho con acento melillense como el de Loli, no tiene desperdicio.

Helena dijo...

Dame mi kimonooo Kiiiiaaaa! Con lo que me gustaba a mi el anuncio de detergente jajajaja!!

Pero ni un boquete por muy chico que fuera le hiciste a la puerta?Ni uno solo?? jaja
Y yo que en mi infancia cd mi hermana me zurraba y luego huía en plan cobarde la perseguía y en mi camino iba reventando todas las puertas que me encontraba!!

Valeeee no haré leña del árbol caído! :)

Besos!

Anónimo dijo...

Esto es increible, solicitas un prestamo,una hipoteca y NADIE lee la letra pequeña firmas y ya está.
Y EN ESTA ENTRADA LO ÚNICO QUE HA QUEDADO CLARO ES PRECISAMENTE LA LETRA PEQUEÑA????????????.
Nadie se ha fijado en el primer dibujo explicativo de la escena?el hombre primero a buscar el peligro ahí todo valiente y la mujer que le sigue se vuelve muerta de miedo y hace tapón........
Un poquito de por favor y obviar la letra pequeña que este hombre tiene niños pequeños y su papá tiene que seguir siendo un héroe para ellos.
SAX.

pichiri dijo...

Me imagino que el que mejor lo pasaria seria el sordo ¿Y para que iba a preguntar si estaba como una tapia?. Lo malo es que no vayas acreerte que esto se acaba aquí, vas a tener sonrisitas y chuflas de por vida, pero como todo evoluciona quizás algún día pongan una placa en el centro donde diga:
"A Juan Ramón que sobrepasando los limites de su deber arriegó su vida por salvar a las funcionarias de este Centro."

Bichejo dijo...

Eres mu grande, KarateKid!!!

Lo mejor es la imagen de la "procesión de los buscafuegos".

Muchos besos

Anónimo dijo...

A mí lo que me hace muchísima gracia es la impasibidad de Doña Josefina en la pajarera mientras tomaba el sol y el subir y bajar de periódico del sordo jajajajaja.
¿Te tiraste de lleno a echar la puerta abajo o al menos esperaste a que te lo pidieran? Al menos se te debería reconocer el haber tenido el arrojo de intentarlo... FRAN.

molinos dijo...

De verdad que....¿no te da vergüenza?.
Yo de todos modos voy más allá y voto porque todas tus compañeras urdieron este plan, haciendo saltar la alarme, cambiando la contraseña y perdiendo la llave a propósito solo para verte hacer el ridículo.

¿ No serían capaces?. Yo si y soy soy del mismo género. :)

Ripley dijo...

querido Bruce es que en las pelis todo es mas falso que un billete de 60€ eso lo sabe todo el mundo pero todos lo olvidamos en situaciones como la que narras y que tantas sonrisas me ha arrancado. Por otro lado la señora Sugestion suele aparecer siempre en estas escenas, siempre trabaja igual y esto no por conocido deja de pillarnos siempre se de aquella manera. lo de la ley de igualdad es pura paja como bien se ve en tu caso, solo "funciona" o mejor dicho solo se usa en un sentido y esto ya de igualitario tiene poco pero en fin. fuerte abrazo

calata dijo...

¡ná! qué estás canijo, en ves de aplicar el grito del León diste el mullido del minino, no me extraña que esto traiga cola por tus compis, bueno y ahora también por nosotros, jajaja.
Yo rea un fan de Bruce Lee, eramos un poco fantasmas, luchabamos al más puro estilo chino, recuerdo una peli donde Bruce le da una monumental hartá de hostias a Chus Norris, éste ya me caia mal por aquel entonces, ahora ni te cuento.

Tienes que probar la postura de la grulla o de la mantis.
un abrazo

JuanRa Diablo dijo...

Julia C.C.
No, si reconozco que es gracioso, pero sin pasarse. A ver si para mayo se les pasa...
Gracias por tu visita.

March
Desde mañana mismo nos ponemos a practicar, ¿eh? Podemos empezar con cajas de zapatos.

Alvaro
Con un hacha me basta. Eso y que me dejen solo.
Un saludo

Txema Rico
Yo no permitiré que hablen mal de mis compas y quien lo haga que se atenga a las consecuencias.

Helena
Niña, no valen golpes bajos. No serían puertas cerradas con llave lo tuyo, mujer...
Un beso

Sax
Jajaja. Dí que sí. Ahí está la sajeña que quería yo ver. ¡Encima que quise salvarlas de la tragedia y cómo me pagan!

Anónimo dijo...

Desde luego que eres bueno Juan, yo no estaba presente,(aunque L. me ha hecho participe de tu energia, tecnica y buen hacer),me has hecho reir como nunca cuando lo he leído, es broma sabes que te apreciamos y te llevamos en bandeja.
Mañana nos vemos Karateca. Mar

Anónimo dijo...

Todavia me estoy riendo,eres buenisimo, Ja,Ja,Ja,,un beso. Mar

JuanRa Diablo dijo...

Pichiri
Sí una placa bien grande y en lugar visible.
Pero yo añadiría: "Y nada de risitas!!"

Bichejo
Gracias de parte de uno de esos buscafuegos, jeje

Fran
Yo sólo sé que todo fue muy rápido y que había que actuar. Pero mejor hubiera sido estar en el pellejo de la Josefina, tan ricamente tomando el sol.

Molinos
Sí, tú dales ideas, cachoborde. Solo me faltaría una Molinos aquí haciendo planes maquiavélicos contra mí. Apaga y vámonos!

Ripley
Bueno, me queda la experiencia que da la práctica. Cuando ahora lo vea en la tele ya sabré que son puertas de cartón piedra.
Gracias por pasarte.

Calata
Eh, eh, un poco de solidaridad que me levante un poco la moral, hombre. Ya luego si eso me envias un video demostrativo de cómo se hacen las posturas del mantis y la grulla. Que me ria yo también. ;)

A ver, ¿alguien más para luchar conmigo?

JuanRa Diablo dijo...

Anda Mar, que se ha cruzado tu respuesta mientras escribía yo. ¿Has visto qué salto del tigre? Para que luego digáis.
Me alegro de que te rias conmigo y no de mí. ;)
Un beso hermosa.
(Lo del "hermosa" manchego cada vez me gusta más)

Anónimo dijo...

JuanRa, me he reido con la historia, pero que quieres que te diga, me solidarizo contigo, no quisera verme dentro de tu camisa al menos estos días, aunque el confesarlo publicamente quitará fuerza al asunto.
Un saludo CAMPEON
Rasanliz

Lillu dijo...

Jajaja a mí es que lo que más me ha gustado son los dibujitos... todos pa arriba... ahora todos pa abajo... jajajaj. Y por el medio los señores tranquilotes pensando "estos jovenzuelos ya están jugando a algo" XDDD

No diré nada de la patada, que ya tuviste lo tuyo :D

saluditos

Carmelo Mauleón dijo...

Hola Diablo,
venía a devolverte la visita y darte las gracias por tus ánimos y....me encuentro con "el tema".Estoy orgulloso de ti. Tu santa paciencia y tu buen hacer.
Solo me queda avalarte para tu ingreso en el deplorable " Club Deportivo Los Mansos".Impresentable asociación donde solo entras si te recomienda un miembro, y tu has hecho méritos. Muchos méritos.
No te humilles, sé fuerte. Cuando te miren de reojo y se rían (Brusli), tu como si nada porque sabes que tus compañeros de glorioso y sufrido Club Deportivo Los Mansos están contigo como legionarios, sin fisuras.
Y sí , sigo en BKK. Tu te casaste con una extranjera (picarica ella), pero yo me case con una alienígena ( de por aquí)y no hay manera de moverla cuando venimos. Me parece que me tendré que sacrificar e irme unos dias a descansar a alguna playa paradisíaca.
Un abrazo y viva el Club Deportivo Los Mansos!!!!!

Anónimo dijo...

Juan, claro que me he reido contigo y no de tí, no se me ocurre, ni mucho menos, eso pasa en las mejores familias, yo no hubiera actuado mejor, eres nuestro heroe.un saludo "hermoso". Mar

el rey del regaliz dijo...

Definitivamente te pusieron nervioso JuanRa. Yo tuve una situacion similar en la que un trabajador mio se quedo encerrado en el baño de los vestuarios y como empezaba a ponerse nervioso y yo nunca he sido un buen cerrajero....cogi carrerilla y golpeé la puerta dos veces con mi bota de seguridad y con una mala hostia increible. La puerta no se abrio pero un agujero intento engullirse mi pierna...vamos que la rompí, que asi seria de buena la puerta....

Ya tienes cachondeito para rato,que so mu malas todas....menos mi mare claro.un abrazo

Anónimo dijo...

hola!!! soy L. muy buena la historia pero se te ha olvidado algun detallito como q la directora al ver tu infructuosa patada te pidio q intentases abrir la puerta con un martillo y un destornillador ja,ja, cosa q tampoco te funciono. Ha dado mucho de si esta situación y lo hemos pasado muy bien. Un beso L.

JuanRa Diablo dijo...

Rasanliz
Gracias, amigo. Con unos pocos ánimos por aquí y otros por allá me vais alejando del psicólogo ;)
Un abrazo.

Lillu
Sí, los dibujos eran necesarios para ilustrar a "la banda". Ahora lo malo es que ellas quieren saber quién es quién,... y ni yo lo sé!!

Carmelo Monleón
Llegas en el momento oportuno. Qué inmenso honor entrar a formar parte del Club Deportivo los Mansos. ¡Se acabaron las frustraciones! ¡Qué orgullo de compañeros!, "como legionarios, sin fisuras" :DDDD
Por mi parte te invito al "Club de Élite Consortes de otro Planeta" en el que ya he dado excelentes informes sobre tí.
Un fuerte abrazo.

Mar
Menos mal que te tengo ahí, la única que me defiende con uñas y dientes (también te ries, ... pero de otra forma)
Un beso

El rey del regaliz
Yo es que ando escaso de mala hostia y las puertas de por aquí son antiguas pero a prueba de bomba. Y así no voy a ningún lado.

Tranquilo nen, que la teua mare no te res que vore (jeje)

La fisio de mis desdichas
Ele ahí mi L., que al fín entra a comentar. y de paso me machaca un pelín más, claro. Pero ya nada importa. Ahora pertenezco al Club Deportivo Los Mansos, y en él, todos me apoyan.
Besos ( y saludos al vasco)

carlota. dijo...

Perohombrededios ¿donde ibas? jjajaja te imagino , haserme sitio que voy ...jajajaja

saludos .

adriana rey dijo...

Hay JuanRa! estoy sorda ya de tanto TRRRROOOOOO. La verdad es que perdona, pero qué divertido!!

Gracias por pasar por mi blog, si vuelves verás que hay algo que te incumbe. Saludos!

adriana rey dijo...

Perdón, no es Hay, sino Ay! (de quejido)

anasister dijo...

Ja,ja,ja...las viñetas de los cinco subiendo y bajando las escaleras ha sido lo mejor.No sè por què,te imagino perfectamente dando esa patada de figaflor.Què buenas son estas historietas que perduraràn para el resto de tu vida,lo siento Juan,asùmelo..para el reso de tu vida.

Paco dijo...

yo de lo que si me he dado cuenta, es que en muchos bancos y cajas de ahorros, tooooodo el personal es femenino.


saludos

maryvik dijo...

Es que no te podrás quejar.....si es que eres nuestro Bruce Lee preferido!!!!!jajajajaj, y no se que haríamos sin ti!!!
Me pude reir como nunca...cuando "L" me contaba la historia, Buenisisimooo!!!Las 9 de la mañana y llorando de la risa. Gracias a ella reviví el momento.

Y digo yo: ya les gustaría a muchos/as tener a un diablo como este en nuestro centro!!!Que suerte la nuestra!!!

JuanRa Diablo dijo...

Carlota
Eso digo yo... adónde creía que iba? jeje
Un saludo.

Adriana Rey
¿Verdad que molesta la dichosa alarma?;)
Ya me he asomado a tu blog y aun me sorprende cómo puedo estar en dos sitios a la vez.
Gracias

Anasister
¿De qué hablas? Yo ya lo he olvidado todo...
Un beso

Paco
Con la falta que hace un hombre cuando se atasca la caja fuerte...

Maryvik
Qué pitorreo a mi costa. Bueno, ya te adelanto que si te toco en un próximo amigo invisible ¡quiero un pijama de karateca!
Un beso, paloma!

El extraño desconocido dijo...

Qué grande, JuanRa, parece que te estoy viendo en el momento de la patada, jejeje.

Por cieto, yo hace poco vi a un tío de Gran Hermano en Holanda (creo) reventando una puerta a puñetazos, así que eso de que es imposible hacerlo de una patada...

:-D

Un abrazo

Fran dijo...

Hay que ver el daño que ha hecho el cine americano. Me parece que en alguna ocasión yo tambien he intentado lo de la puerta, no recuerdo por que, pero si recuerdo que lo intenté dando un empujón con el hombro (no lo aconsejo).

The Knitting Songbird dijo...

Diablo, all I'm gonna say is I'm rolling on the floor laughing. Andalusia style Van Damme! LOL!!!!

For the record, I tried to kick down a door once and you're right - it's not like in the movies!!!

cuentosbrujos dijo...

jua, me ha encantado lo del anonimato de Lucio , ui perdon¡¡ (L? jejejeje En serio creo que la smujeres no deberan disponer de un dia de la muje trabajadora
, lo creo sinceramente, pero ese espejismo de iguadad en el que nos movemso es peligroso, en consecuencia creo q mal que nos pese es necesario que se positive la posicion de la mujer
dama, madres, hermanas, esposas
mujeres....
dios ¨¨ todos debimos serlo : ujeres

Umpi dijo...

Encontré 3 de tus diablos de Londres!!!!

El martes cuando vuelva te mando un mail!!!!!!

JuanRa Diablo dijo...

Fran
Sí, claro, sea pie, hombro o cabeza, la cuestión es que eso es risa para la puerta y desgracia para la integridad de uno. Tú y yo ya hemos aprendido la lección. Si los que no lo han probado no nos hacen caso... allá ellos!

Songbird
Funny, isn't it? But not so much for my pride!! ;)
I never thought breaking down a door was so common.
Take care!

cuentosbrujos
Lo mejor sería que conviviéramos ambos sexos con admiración y respeto.
La tal "L" creo que va a maquinar alguna venganza...
Un saludo.

Umpi
NO LO PUEDO CREER !!! JAJAJAJAA. Qué alegría. Cuatro meses después LO HAS CONSEGUIDO. Empezaba a pensar que nadie lograría el reto a no ser que fuera yo mismo a por ellos. Espero ansioso que me cuentes cómo lo hiciste porque merecerá sin duda una entrada.
GRACIAS CUMPIÓN !!

Anónimo dijo...

cuidado con lo que deciis de mi marido es el mejor en todos los sentidos y que se atreva alguien a decir lo contrario besitos cariño

apamen

JuanRa Diablo dijo...

Uff, no sé cómo poner luces de neón en tu comentario.

Gracias Apy, al fin un comentario de mi señora esposa!!!

Antonio E. Zafra dijo...

Dios que me he partido de risa con todo el ralato jajaja.

Yo cambié un monomando en mi casa hace tiempo...la próxima vez llamaré a un fontanero, esas son las cosas que nos obligan a hacer las mujeres jaajajjajaja

Por mi parte te has ganado un lector más.

Un saludo.

JuanRa Diablo dijo...

Pues muy agradecido por esa adhesión, Antonio
Y tienes razón, las mujeres nos hacen bailar a la pata coja y luego pasa lo que pasa...
Vuelve cuando quieras.

mochuELIn dijo...

Mira que eres fantástico!!, me he reído mucho, además narras muy bien y me siento dentro de cada una de las cosas que nos cuentas. Me gusta mucho tu cosa esta, te sigo!!

JAVIER dijo...

Noooooooo pues mi hermano que me he reido como hace anhos no lo hacia; te juro que he llorado de tanto carcajearme... ufff!
Cuide su piecesito Juan Lee jajaja...

Saludos desde Japon.

Pecosa dijo...

No te preocupes, JuanRa. Aunque dieras una patada de chichinabo, te queremos igualmente. Incluso creo que te queremos más. Qué cosa más poco violenta. Angelico...

JuanRa Diablo dijo...

Jo, Pecosa, no sé si me mola ser tan poco héroe, pero desde luego con esa comprensión y cariño me has hecho más grande que King Kong!! :)

La próxima vez ya seré capaz de romper alguna manivela al menos.

(Creo) XDD

pixel dijo...

Menuda situación más peliaguda y encima con cierto cachondeo, menos mal que parecen tenerte aprecio y solo es cachondeito del bueno no del malo.

En las peliculas las cosas tan increíbles que ocurren son solo eso, cosas de película

Un saludo

JuanRa Diablo dijo...

pixel:

Y va para largo. Han pasado más de 5 años y aún se acuerdan de aquello con pitorreo (pero del bueno, sí. Eso las salva de mi terrible furia xDD)