26 de mayo de 2009

MIS BLOGS DE ADOLESCENTE


Una de las muchas ventajas de haber vivido tantos años en el campo es que conservo cosas que, de haber vivido en un piso, habrían ido a parar muy probablemente a la basura o, como poco, habrían sido regaladas por falta de espacio.

Pero en nuestra casa de campo había sitio de sobra para los cuadernos y los libros del colegio, espacio suficiente para los tebeos que me compraba de niño cada sábado con mi "paga semanal", algún rincón para los álbumes de cromos que coleccionabamos mi hermano y yo, otro lugar para las revistas de cine que tanto me fascinaban...

Poco se perdió, nada se tiró, y ahí continúan tantas cosas para su uso y disfrute.

Cierto es que algunas se estropearon en la riada del 82 de la que prometo escribir un día (y si no lo hago que alguien me lo recuerde) y otras se las comieron los roedores que esporádicamente pasaron por el trastero y corral donde estuvieron guardadas tantos años. (Hoy las tengo ya a salvo de perniciosos agentes externos)

Una de las cosas que atesoro con más cariño son "mis revistas".

.
Siendo yo un adolescente (creo que se acababan de extinguir los dinosaurios) me aprovechaba de la cantidad de revistas que compraba mi abuela Paquita. Una vez leídas me daba permiso para llevármelas y entonces yo desarrollaba un hobby que me apasionaba.

Era tan sencillo como comprar un bloc grande y pegar en él sólo las páginas o fotografías que me interesaban, que, lógicamente trataban de mis series favoritas de televisión, las películas que entonces me gustaban, los cantantes preferidos, las curiosidades, los chistes...
Como por aquel entonces me gustaba mucho el inglés bauticé a aquel "refrito" de revistas con los nombres más sonoros que encontraba en el diccionario y así, la primera, con tapas de color rojo (año 1979) se llamó Overtime, la segunda, azul y del mismo año, se "editó" como Funny y la tercera, verde y del año 1980 se llamaba Kingdom.

Una particularidad de estas revistas es que yo numeraba cada hoja, escribía la fecha en ellas y la firmaba, como creyéndome el autor real de esos artículos tan atractivos para mí.

En fechas señaladas ( Navidad, Año Nuevo, ...) adornaba esas páginas con dibujillos alusivos a la festividad (el colmo de la ñoñez, pero para mí sublime)
Después de un determinado grupo de páginas hacía mis propios pasatiempos para los posibles nuevos lectores (recortando en trozos, por ejemplo, la foto de un actor o actriz y pegando esos trozos desordenados. "¿De quién se trata?" o "Averigua quién es" escribía entonces yo a su lado. Solución en la página tal. Bueh, ¡divertidísimo!) y también de vez en cuando hacía una especie de encuesta para que esos futuros lectores opinaran qué reportajes eran mejores, que viñetas más divertidas, que cosas faltaban y qué cosas sobraban.

Esa multitud de lectores la conformaba mi abuela, mi madre y mi hermano Tomás (los otros hermanos eran demasiado pequeños para atreverme a dejárselas) pero no me podía quejar pues me alababan el trabajo, me decían que era todo genial y me animaban a seguir haciendo más. Aún conservo un papel escrito por mi madre que dice "¡Bravo!, es la mejor revista editada que he visto en mi vida". Ya veis, con qué poco me hacían volar.

Si os habéis fijado (y apuesto a que sí porque la gente que pasa por aquí es especialmente sagaz y observadora) con aquellos 13 y 14 años de acné y pelusilla en el bigote, ya estaba yo pidiendo a gritos que alguien inventara esto de los blogs de internet.

Me gustaba crear, escribir, sacar a la luz mis gustos personales. Me satisfacía ver que todo quedaba compilado y bien guardado. Me agradaba que los demás lo vieran y opinaran al respecto. Si aquellos no fueron mis primeros blogs de papel, ¿qué es lo que fueron? Y hoy, ¿no estoy continuando acaso aquel hobby pero en plan moderno y virtual?

Es curioso, conservo dos de aquellos tres lectores de mis inicios y, bueno, mi abuela estaría encantada de seguir mi vida como Diablo. Con toda seguridad sería una asidua colaboradora.

El caso es que aunque habré cambiado mucho, en realidad no he cambiado nada y cuando hoy miro aquellas revistas, hay determinadas páginas que me hacen sentir lo mismo que sentí entonces. ¡En serio! Parecerá una tontería pero algo tan trivial como aquellas tardes caseras de tijeras y pegamento me hacían muy feliz.

.
Cuantos padres habrá que darían lo que fuera por ver a sus hijos adolescentes con un pasatiempos tan inofensivo y tan inocente entre manos.
********************************************

Una de mi series favoritas era Con ocho basta. Las peripecias de la familia Bradford, compuesta por un padre viudo y sus ocho hijos.
Todo lo referente a ellos tenía cabida en mis revistas.






La casa de la pradera (o de la llorera más bien) tenía unos guiones que hacían tirar de pañuelo al más pintado.
Recuerdo que hubo un episodio en el que a Laura Ingalls, la hija de las trenzas, se le aparecía el mismísimo Dios. Fue tan lacrimógeno que quedé medio aturdido.









La serie Holocausto, en la que aparecía Meryl Streep, fue tremendamente impactante.
La historia de la familia Weiss, condenada a muerte por ser judia.



Mi famila siguió con gran interés Hombre rico, hombre pobre, serie basada en un best seller, con un reparto de excelentes actores que en mi hermano Tomás dejaron huella.

A partir de entonces empezó a peinarse a lo Jordache.


La foto de la exuberante rubia que sólo lleva zapatos no debió salir de ninguna revista de la abuela, pero me pareció perfecta para formar parte de la mía.

(El texto con que la acompañé no tiene desperdicio)






Hoy Vacaciones en el mar nos resultaría un pestiño de lo más empalagoso, pero en aquel entonces tenía su público. A mí me entretenía mucho. Siempre acababan todos felices y comiendo perdices (o centollos)



Pero las mejores series fueron las que llevó a cabo Radio Televisión Española. Intachables versiones de Fortunata y Jacinta de Pérez Galdós, y Cañas y barro o La Barraca de Blasco Ibáñez.

Ninguna serie americana las ha superado para mi gusto.



Campeón (The champ) 1979. Salí del cine con inmensas ganas de llorar.


Puede que mi serie americana favorita fuera Los ángeles de Charlie. Me tenía enganchado y estaba enamorado de las tres chicas, especialmente de Farrah Fawcett, que actualmente está atravesando delicados momentos de salud.

Un artículo sobre las cosas que coleccionan los famosos de Hollywood.





















Los Roper, serie británica de la Thames que me divertía enórmemente. Recogí entre mis páginas la muerte de Yootha Joyce que a todos sorprendió.
Me encantaba cómo se quejaba a su marido: "Pero Geooooorge..."
En esta página pegué una divertida lista con los nombres más raros de España.
(Pincha las imágenes para verlas en grande)


















Listas de éxitos musicales, curiosidades, viñetas de humor picante, pasatiempos....
Pues no me lo montaba yo poco bien...

44 comentarios:

Helena dijo...

No se que tiene mas merito q hicieras esa ardua labor de recoleccion o q las sigas conservando. Es una joya para tus hijos que puedan tener en formato papel esas reliquias q formaron parte de tu vida, asi se daran cuenta que tb tuviste 14 o 15 años...
Un besoo

Fran dijo...

Joder que guay. Yo también era de guardar recuerdos, lo malo que mi hermana era excesivamente relimpia y como dices, que en un piso tampoco se puede guardar todo. Por cierto una cosa que no sé como logré conservar es esa colección de Telestars que te veo ahi a la derecha. Ahora con esto de internet se puede recuperar cosas de aquellos tiempos en páginas como teacuerdas.com y bueno, tambien series como las que comentas. Yo voy recuperando series como Hombre rico o la barraca: incluso me he hecho con dibujos de aquellos de Hanna-Barbera (Los Supersónicos, Don Gato) Joder si es que me encantan todavía. Bueno, quizá me encanta el recuerdo que me traen. Un saludo

carlota. dijo...

Oye que pasada , yo tenía empapelada de posters una habitación (la mia no , no me dejaban), de Travolta , la guerra de las galaxias y cantantes que estaban de moda (los pecos no , no me gustaban , para nada)... hay como me gustaba , pero lo tuyo madre mía jajajjajaja.


Besotes

Txema Rico dijo...

....joooo Juanra....me has hecho retroceder en el tiempo unos cuantos lustros....tambien recuerdo aquellas revistas que editabas y me enseñabas cuando aparecía por tu casa...incluso, ojeando ahora las fotos de este artículo, muchas páginas me resultaban tremendamente familiares...Ves, como si tenías algo de gusanillo periodístico? ja ja ja. Un saludo a punto de perderme por la vieja Europa.

Alvaro dijo...

Yo no guardaba nada, pero me comia literalmente tebeos, series y revistas. ¡que tiempos aquellos de los 60!. Entonces un tebeo valía 0,15 centimos, y yo tenia una paga semanal de una peseta que multiplicada a veces, dependiendo de la oportunidad, por dos (Mama, la paga, Papá la paga), me daba para algunas cosas. Una vez reunimos con la pandilla 25 pesetas para comprar una jeringuilla y hacer transfusiones de sangre de una rana a una lagartija, que acabó siendo la punta de lanza de pica de una corrida de ranas... Tambien siento yo hasta cómo huelen los recuerdos...

La exorsister dijo...

Un visionario es lo que eras si señor, que hubieras hecho su hubieras tenido realmente un ordenador en ese momento!

un saludito

Anónimo dijo...

Hola Juan me ha gustado mucho, con razón lo de tu blog, ya hacias tus pinitos en lo de escribir, has hecho todo un recordatorio del pasado, hay series que no las recuerdo muy bien, pues yo era más pequeñita, pero me acuerdo de mucho de lo que has contado.
Sabes mi hijo es un poco así, hace sus propios cuadernos, con recortes que encuentra, que le parecen interesantes, de inventos, estudios, etc,. de la revista "muy interesante" y otras, le encanta escribir, cuando hacemos algún viaje, alguna anécdota que le ha sucedido,algo del cole, todo lo que le parece bien lo incluye en su cuaderno.

Hoy he pasado a ver a las compis, no he podido quedarme hasta la una, pero una tarde que me encuentre con animos iré a verte.
Un saludo muy fuerte y un besico manchego.
Mar

anasister dijo...

El Jose Gordo Magro espero que fuera un fideito...porque vaya una cruz si no...Juan,me he divertido mucho echándoles de nuevo un ojo a tus revistas..muy bueno el texto que acompaña a la de la chica en pelotas...ja,ja,ja.Qué bien últimamente...cada vez que te abro tenemos nueva entrada...

peibol dijo...

De nuevo, otro paralelismo en nuestras vidas.
Mi padre trabajaba en un periódico, así que me traía papel de periódico en blanco, que yo convertía mediante dibujos y recortes, y en mi edición personal. Además, cuando era pequeño, me dedicaba a transcribir cuentos, aún cuando no sabía escribir; hacía un librito grapando folios, copiaba los dibujos, y copiaba los textos con esmero. Mi madre siempre me lo recuerda como algo excepcional.

Lo que sí sigo haciendo son collages, que me apasionan, y me entretienen como a un niño; en el último cumpleaños de María, le hice uno gigante con todos sus símbolos y filias, se lo enmarqué, y ahora lo luve orgullosa en su dormitorio :D

¡Saludos!

El extraño desconocido dijo...

Menuda currada de post. La verdad es que es una gozada haber podido conservar todo ese material para verlo y acordarte de esos momentos como si fuera ayer.

Se nota que la playstation todavia no estaba inventada, JuanRa!

Lillu dijo...

Me veo muy identificada también con ese tipo de actividades en mi niñez y juventud :D A mí me daba además por confeccionar cartas y menús de restaurantes, con precios y todo: sopa de fideos... 100 pesetas, albóndigas con patatas fritas... 450 pesetas... Qué tiempos! (sobre todo en los que la comida era tan barata!! XDD). Recortaba millones de revistas y guardaba las fotos en cajas de zapatos. Cuando empecé a comprar revistas de cine empecé a coleccionar los posters, que todavía guardo en carpetas, y que durante un tiempo escaneé y me sirvieron para uno de mis primeros proyectos en internet... quizás algún día hable de ello :D

saluditos nostálgicos (again)

JuanRa Diablo dijo...

Helena:
Tienes razón. Con el paso del tiempo han amarilleado estos blocs y, si te fijas, en las primeras hojas se aprecian los mordiscos de algún ratón.
Pero han sobrevivido después de todo!
Lo que no sé es si mis hijos lo considerarán "joyas". Me da a mi en la nariz que más bien no...

Fran:
Dices algo que es clave en todo esto: más que lo que muestran estas cosas, quizás nos guste más el buen recuerdo que conllevan de la época a la que pertenecieron.

(Cuídate de las relimpias!)

Carlota:
Lástima no tener fotos de aquellas paredes repletas de posters desde el techo hasta el suelo. (Mi madre sí nos lo permitía)
Aquello convertía el lugar en "nuestro mundo", ¿verdad?

Txema:
Tú ya me conoces. Y te vas a reir porque yo a tí también. Te prometo que pensé "J. Enrique va a ver que hay aquí algo de afición periodística y me lo va a decir"
Y voilà! Jajaja

Estos moros no te veré "en-la-chílaba"

Un abrazo.

Alvaro:
Mi paga era de 100 ptas y fue subiendo poco a poco. Las gastaba en el kiosco comprando cromos, tebeos y canicas.
Un día un niño mayor que yo se me acercó: "A ver, a ver qué te has comprado..." Me lo arrebató y se fue corriendo. No lo he olvidado.
Lo de las jeringuillas y lagartijas... buf, la de asquerosidades que me acabas de recordar... jajaja.

La exorsister:
Pues ya ves. Si hubiera nacido yo un cerebrito tipo Bill Gates igual me habría dado por ponerme a inventar yo los blogs. Pero no, recortar revistas me quitaba tiempo para otras cosas más aburridas.
Gracias por pasarte. Las hermanas de mis amigos son mis amigas ;)

Amig@mi@ dijo...

Bueno, bueno, vamos, bueníissiimooo.
Todos tuvimos algo de esto guardado, en aquellos tiempos en los que no existían tantos entretenimientos externos, como hoy.
Me encantó de veras ver tus "revistas", puesto que también fueron parte de mí vida pero no con las mismas secciones.
Un día os lo cuento :)
Besos

JuanRa Diablo dijo...

Mar:
¿Cómo va mi manchega favorita?
Parece que tu hijo se parece mucho al niño que yo fuí. Esas mismas inquietudes y ganas de contar cosas también las he tenido siempre. De hecho conservo más de 10 diarios de aquellos remotos tiempos.
Apóyale y foméntale esa creatividad.

(Ya me han dicho que has pasado por aquí. Mi estómago te lo agradece ;P)

Un beso

Anasister:
Pues el José Luis de Mier Daza, de niño... no lo debió pasar muy bien, el pobre...
Cuando leo ese texto de "foto bella y bonita"... es que pienso "¡Pero hombre! ¿Era necesario ser tan rematadamente cursi? ¿No era mejor un "Y AHORA UNA TIA BUENA QUE DEJA SIN SENTÍO" Y ya está!

Peibol:
¿Te das cuenta? Ahí tenías ya el gérmen del "Edificio" inquieto por echar raíces. Fueron tus primeros "ladrillos".
Es que el proceso de creación es algo realmente satisfactorio. Incluso muchas veces llena más incluso que el resultado final.

¿No nos enseñaría María ese collage en su blog? ¿O tú alguno tuyo un día de estos? Vengaa

El extraño desconocido:
Anda que es para pensárselo cuando tengo que poner tanta foto en el blog. Además de lo que tardan en subirse me armo un follón con la cantidad de espacios en blanco y textos descuadrados. No sé si esto es evitable.
Pero bueno, ahí queda eso: Ya has visto mi "play" de entonces.

Lillu:
¡Qué bueno! ¿Cómo que quizás hables de ello? ¡Cuéntanoslo todo!
Eso de confeccionar cartas y menús... ¿no será que te hubiera gustado dedicarte hoy a algo relacionado con ese mundo?
Confío en que nos lo desveles.
Un beso.

JuanRa Diablo dijo...

Amig@mí@:
Hola, hola, que nos hemos cruzado en el envío de mensajes.

No deja de ser curioso. Si me pongo a pensarlo... Si alguien me hubiera dicho de niño: "Que sepas que esto, dentro de muchos años, lo verá mucha gente de distintos lugares de España y del mundo..."
Uf, imposible imaginar entonces...

Sí, anda, cuéntame tu versión del recorta, pega y colorea ;)

Bichejo dijo...

Cuando tú preparabas esas revistas, yo estaba empezando a aprender a leer...

March La Cinefila Desconocida dijo...

WOW!!!! Yo también tengo mis colecciones de cuadernos con recortes de pelis que me gustaban... el más viejo tiene cerca de 15 años :)

Jajaja, lo que nos entretenía antes. Si sí había un mundo antes del advenimiento de la internet, jajaja.

¡Que padre que guardes esos recuerdos!

molinos dijo...

No se puede ser más friki y tener menos vergüenza....

Boli dijo...

Diosss! qué recuerdos.. Ni me acordaba de CON 8 BASTA..
socio, quería meter este blog en mi blogroll de 20 minutos, pero necesito tu autorización, por supuesto..
one saludo

JuanRa Diablo dijo...

Bichejo:
Si es que sabe más el JuanRa por viejo que por Diablo, jeje.

March:
Y a qué esperas a mostrar esos cuadernos en tu blog? Que se vea ese curriculum de gran cinéfila que tienes.

Molinos:
Yo también te quiero. :P

Boli:
He destapado un tarro bien gordo de recuerdos, ¿eh?
Hombre, un honor que me incluyas en tu blogroll, pero ¿sólo voy a estar 20 minutos? ¡Qué poco! :D

Mira, ya que estamos, hazme el favor de apuntarte como Adán gallego, que tengo a Galicia más blanca que la leche.

Pasa por aquí y dime que si, hombre

http://albumdiablo.blogspot.com/2009/01/los-nuevos-adanes-y-evas.html

El kioskero del antifaz dijo...

Me has hecho recordar que también yo hacía mis propias ediciones y quizá fue allí dnde realicé mis primeros dibujos.

En mi caso, todo ese material fue a la basura por falta de espacio, pero mi madre conserva algunas páginas de las que no pudo deshacerse y que fueron indultadas en su momento.

Bueno, después de esta entrada se entiende perfectamente que los que de niños fuimos "bloCadictos" ahora seamos "bloGadictos" ;-)

Anónimo dijo...

Ahora con el paso del tiempo me parecen aún más interesantes aquellas páginas de las que poco recordaba por mi corta edad. Sí recuerdo todas auellas series de las que no entendía bién la trama pero que me gustaban porque era lo único que había y os gustaba a los de casa. Esos aires setenteros de unas revistas más llenas de curiosidades instructivas que de mera prensa rosa me ha traido aromas de la niñez. Por cierto, el comentario de Molinos no hay por donde cogerlo, por más que lo leo no lo entiendo ¿qué le ha pasado a esa muchacha?. FRAN

Ripley dijo...

yo tb lo guardaba todo hasta que mi madre consideró que ya no estaba en edad de segun que cosas y se deshizo de muchos de mis juguetes y "trastos viejos". somos muchos los que te agradecemos entradas como estas llenas de nostalgia y de tiempos juveniles. En casa mi padre tenia en libros la coleccion "Fauna" de Rodriguez de la fuente y yo me hice mi propia enciclopedia de los animales un poco como tu estos blogs de adolescente, me pasaba las horas muertas en mi habitacion buscando, recortando y pegando fotos, escribiendo textos, haciendo dibujos, ah! que pena que todo aquello se perdiera por falta de un espacio donde poderlo guardar. Si hoy dia pudiera tener como tienes tu todas aquellas cosas en mis manos. amigo tienes un monton de tesoros, sigue guardandolos por siempre.

Io dijo...

Buenaaaaaaaaaaas...

Que traigo un mensaje para Ana Cabrera, por si alguien sabe dónde localizarla :D

Que hay algo para ella en mi blog.

Y que luego vuelvo y me leo la entrada, que estás cosas hay que disfrutarlas y dedicarles su merecido tiempo.

Un besazo.

Io dijo...

Uy, se me ha escapado un acento en el comentario anterior...

No me lo puedo creer, JuanRa!

YO TAMBIÉN HACÍA CUADERNOS CON COLAGES DE FAMOSOS!!!

No llegaba al nivel de detalle que tú, pero sí que los adornaba con frases y comentarios personales. Lamentablemente, como yo no vivia en el campo, todo eso se perdió.

Y bueno, creo que tengo bastantes más años que tú, o la televisión ha corrido mucho, porque mis series eran El Santo, El Agente de Cipol, Mannix, Los Persuasores, Bonanza, Perdidos en el Espacio, Viaje al Fondo del Mar, Los Invasores ("seres extraños de un planeta que se extingue..."), El Fugitivo, Los Vengadores, El Superagente 86 (irrepetible!) Embrujada, Centro Médico (Ainnnsss, qué enamoramiento del Dr. Gannon), El Virginiano... Luego ya sí, comulgo con todas las que citas. Me falta aquella serie de los cuatro detectives en la que conocimos a Colombo, a Banacheck y a la empalagosa pareja formada por Rock Hudson y... (no me acuerdo de ella), la del brindis del arriba, abajo, al centro y padentro.

Jo, que flash regresivo me ha dado. Desde luego, estabas pidiendo un blog a gritos. Porque si no... ni en el campo, no te cabrían los cuadernos ni en un estadio de futbol, ja,ja,ja.

Un besazo.

JuanRa Diablo dijo...

El kioskero del antifaz:
Ay, esas madres que no se sentaban a pactar con los hijos lo que se tiraba y lo que no... De cuantas "joyas" debieron desprenderse sin saberlo!!

Desde luego yo no me considero bloguero sino, como tu dices, blogadicto :D

Fran:
Para aire setentero, el blog de El kioskero del antifaz, que te recomiendo, aunque a tí se te queda algo atrás, tú eres más de los 80.
(Aunque no lo parezca, el comentario de Molinos no va con mala baba)

Ripley:
Pues imagina si en la actualidad no existiera la fotografía digital y todas las fotos que llevas hechas tuvieran que estar en papel... ¿Dónde meterías todo eso?
Oye, ahora que caigo, esto podria ser un negocio: GuardaTodo S.A. Si algo no te cabe en tu casa, llamas y ellos vienen a recogértelo y ponerlo a buen recaudo. Habrá que madurarlo...

Io:
Aunque veo a mi hermana este fin de semana no he aguantado y ya está avisada.

Tu comentario es complemento perfecto a mi entrada. Sólo faltarían unas cuantas fotos de aquellas "tus series" y habríamos hecho entre los dos un artículo retronostálgico de aúpa de la tele del ayer.
Casi todas la series que nombras (memorión!) las conozco de oídas pero no son de mis tiempos.(Algo de Colombo sí que ví)
No me disgustaría que se repusiera todo aquello (lo tuyo y lo mío)

Muchos besos

Anónimo dijo...

Solo se me ocurre dedir algo y que bien podría haber sido el titulo de alguna serie como aquellas "Los Cabrera, una saga irrepetible".
¡Que envidia me dais! teneis de todo: talento, arte, creatividad y lo que es mas importante, S E N S I B I L I D A D - sin ella, todo esto, no solo estaría perdido sino también olvidado.
En los minutos que ha durado mi paso por esta entrada han desfilado por mi mente infinidad de dulces recuerdos.
Yo tambien era y soy de guardar "mis reliquias"....y me cuesta que no vayan a la basura.
Los posters no me dejaron ponerlos, y los pegué en las puertas del armario, las postales todavía las guardo por cientos, pero aquel poster de Don Quijote, pintado por un pintor francés, que mi madre dió a un buen amigo mio para que lo pintase, despues de hacerlo, se perdió y llevo años buscando otro igual, pero nada.
Como ves tienes la virtud de remover en mis recuerdos y de hacerme que lo cuente.
Y la pregunta del día ¿Que nueva sorpresa nos estás preparando?
Un abrazo
Rasanliz

pichiri dijo...

¿Que baremo puede orientarnos para evaluar ciertas actitudes en la vida?¿En que se apoya el mérito? No es facil contestar a estas preguntas que parecen sumamente sencillas.Lo que si sé es que esas aficiones tuyas y esa genialidad que a todos nos sorprende han llenado de ilusión gran parte de tu vida y sin duda, de la de las personas que te quieren.Por eso, lo que en solitario, por lo sencillo, podria parecer intrascendente, su conjunto a través de los años tiene un incalculable valor que no se puede medir ni evaluar de forma crematistica porque a la hora de su creación nunca se pretendió ese fin y es eso quizás lo que para mi tiene mas grandeza, convirtiendo sencillamente en trascendente, lo que por lo sencillo pudo, equivocadamente, parecernos intrascendente en el momento de su ejecución. Sigue siendo tu mismo.

cuentosbrujos dijo...

ostras ostras¡¡ que algunas de stas cosas yo tambien la she vivido
cuqe chulo mirar arás de esta forma, me ha encantado
eso si algunas coss a mi se mquedan anticuadillas
yo tengo 38 pero algunas de esas cosaas tambien ueron mias
saludos diablo

Metztli dijo...

Gracias por dejar comentario en mi blog y tengo que decirte que me lo he pasado genial visitando el tuyo, cuantos recuerdos,me has hecho volar un buen rato.
Seguiré leyendote, es un gran blog.

Saludos.

Ah, y otro día comparamos a ver que sobrinito es mas guapo, jajaja.:P

Metztli dijo...

Te has repasado todo mi blog??? vaya que valiente, eso si es tener coraje.
Estoy empezando en este mundo de la fotografía y de los blogs también. Espero algún día poder hacer un buen trabajo.

Gracias por tu otro comentario.

JuanRa Diablo dijo...

Gracias por tus comentarios, Rasanliz. Es siempre una gozada leerlos y me alegra enórmemente que disfrutes compartiendo recuerdos como me ocurre a mí también.
Lástima lo de aquel poster de Don Quijote. ¿No recuerdas el nombre del pintor? Lo digo porque es más que probable que lo encuentres por internet.
Bueno, ni yo mismo sé muy bien qué contaré en la próxima entrada, pero seguro que no te la perderás.
Tú siempre ahí.
Un abrazo

Pichiri:
Después de un análisis como el tuyo me congratulo una vez más del gran filósofo que tengo como padre.
Seguro que a estas alturas no cambio ya. Seguiré siendo yo mismo.
Un beso.

cuentosbrujos:
A ver si voy a tener que pleitear contigo. Cómo que todo esto fue tuyo también? De eso nada, fue mío, yo lo ví primero :D
Una vez más, gracias Brujo.

Metztli:
Seguro que harás un gran blog. De momento se nota que disfrutas haciéndolo y esas cosas se contagian.
Mira que nos vamos a conocer gracias a nuestros nuevos sobrinos, ¿eh?... jeje. En junio pondré una foto del mío aquí al lado.
¿Te pasarás a verle?

Un saludo

Metztli dijo...

mmmm, no lo dudes, me pasare seguro, tengo ganas de conocer a esa monada que le hace la competencia al mio jajaja, quien sabe, la vida da muchas vueltas, igual de mayorcitos son amigos.
Además me he divertido leyendo tu blog, creo que ya no te podrás librar tan fácilmente de mi.

Hasta pronto.

JAVIER dijo...

Por las imagenes puedo deducir que somos casi contemporaneos jejeje... No se si te sucede como a mi pero el tener entre las manos algo que tambien estuvo cuando eramos pequenhos inmediatamente logramos transportarnos hasta aquel pasado.
Gracias amigo por compartir esos recuerdos y despertar los nuestros... podriamos decir que eres uno de los pioneros anonimos de lo que seria el BLOG jejeje.
Un gran abarzo.

Saludos desde Japon.

mochuELIn dijo...

Pero bueno, me he reído mucho en esta frase: el colmo de la ñoñez, pero para mí sublime ya ha sido total. Lo que me ha gustado especialmente es que he visto al niño en esencia, a esa ingenuidad e inocencia que hoy es arrebatada con tanta publicidad y bazofia que consumen nuestros niños sin piedad. Yo debo de ser más joven, o eso o la tv no la ví con el mismo interés que tú. Recuerdo los nombres de las series pero porque son famosas y alguna vez las sacan rememorando... de todas formas, gran maquetación y aun meyor imaginación, sí que pedías a gritos los blogs, y es que has sido siempre un diablillo adelantado.

;P

JuanRa Diablo dijo...

Metztli:
Pues no sabes la ilusión que me hace, aunque... ¿no queda extraño decirle al diablo que no se librará de tí? Le vas a confundir!!

Javier:
Aunque no firmaras tus comentarios sabría que eras tú por esa falta de eñes en tu teclado, jajaja
Contemporáneos y amigos, qué duda cabe!
Un abrazo desde el extranjero

MochuELIn:
Si, aquel niño queda ahí patente en todas esas páginas. Muchas de ellas no me atrevería a mostrarlas de tan panolis y cursis que me parecen al leerlas hoy. Menos mal que luego uno se cura con la edad. Al menos un poco, jeje.

Gracias por pasarte. Voy a visitarte ahora yo, que veo que has actualizado con algo de estudios y cocacola. Mi valiosísimo tiempo lo empleo en recrearme por sitios en los que me siento a gusto.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola, soy el "famoso" Ramón, nunca pensé que mis antiguos boletines saldrían un día en internet. Claro que lo que tú no tengas conservado, no lo tiene nadie! Debes tener mucho espacio disponible. El caso es que, como ya te comenté, los boletines fueron antecesores de lo que hoy en día habría sido un Abba-Blog. Eran otros tiempos...

JuanRa Diablo dijo...

Hola Ramón:
Y tan famoso..., jeje
Es verdad, esta nueva reaparición en el ciberespacio nadie la hubiera previsto. No sé cómo andarás de tiempo libre, pero si hicieras algo en internet, (relacionado con ABBA o no) en mí tendrías un seguidor, no lo dudes.

Un abrazo desde Yecla

Anónimo dijo...

Sí, que he hecho algún blog. Tengo uno abierto sobre la música/artistas que me gustan. Lo tengo un tanto abandonado, pero si quieres echarle un vistazo...
musikqmgusta.blogspot.com

JuanRa Diablo dijo...

Ramón:
Ehh, vaya sorpresa!! Ya me he pasado por allí y me ha sorprendido cuánto tenemos en común en gustos musicales: de los 25 solistas/grupos que hay en tu lista final, 20 me gustan muchísimo.
Lo leeré poco a poco y ya te haré comentarios

El Ratón Tintero. dijo...

¡Me han encantado estos auténticos blocs (con "c")!!!
Guárdalos como oro en paño, que les pueden afectar las inclemencias del tiempo o los roedores, pero son inmunes a los duendes traviesos del ciberespacio ;-)

Anónimo dijo...

hola, yo soy fan de las serie, Los angeles de charlie, y llevo mucho tiempo buscando articulos antiguos. Me ha hecho mucha ilusion ver los que tu tienes. Es posible que cuelgues mas?
Te dejo mi mail: cano_beltrialfonso@hotmail.com

Ángeles dijo...

Leo esta entrada con dos años de retraso,(gracias por el enlace) así que este comentario puede resultar un poco anacrónico.

Veo que eras un niño asombrosamente detallista y laborioso. Y me parece que sigues siendo así (laborioso, detallista y niño).
Y cuidadoso, porque conservar cosas de la niñez no es fácil. Por falta de sitio, sí, pero también porque normalmente no le damos importancia a nuestro propio pasado, cuando en realidad sin él no somos nada.
Te felicito.

Anónimo dijo...

Y la de la chica en bolas, ¿también se la enseñaste a la familia? ¡Qué modernos!
carlos