23 de julio de 2009

A PICO Y PALA


Es siempre una satisfacción que se acuerden de uno para las cosas buenas, por eso me supuso un subidón descubrir hace unos días que alguien me entregaba el premio A Pico y pala.
.
Me lo concede Peibol, mi amigo tinerfeño, que lo envía limpito y reluciente. Y creo que es de oro macizo (o así lo parece tras el mordisco que le he dado). En cualquier caso… ¡Gracias Peibol!

Una vez aceptado el galardón, las férreas normas de la blogosfera obligan, bajo severas consecuencias penales, a que uno ha de entregarlo a su vez a cuatro blogueros que lo merezcan. Mi natural rebeldía satánica me impide acatar cualquier norma, pero lo voy a hacer porque me da la gana y me apetece, no por otros motivos.
.
Eso sí, qué complicado me ha sido esculpir cuatro premios idénticos al mío para los cuatro amigos a quienes los envío yo ahora:

A Bichejo: Por ser como es, porque empezó tímidamente y ahora es la reina de la colmena. Por su naturalidad y simpatía a la hora de contarnos lo que pasa por por su cabeza.
.
A Umpi: Porque compartimos una afición que se me hace cada vez más atractiva gracias a lo bien que la muestra en su blog. Y porque es un currante en toda regla.
.
A El hombre perplejo: Por combinar con tan buen gusto y de una forma tan original y bien diseñada el mundo del cine y la imagen. ¡Con lo que me gusta eso!
.
A MochuELIn: Por la intuición que tuve al encontrar su blog, que me gustó desde el principio y la corriente de simpatía mutua desde entonces. ¡ Va para ti este premio sobre patines!
.
Quiero dejar bien claro a los cuatro que estáis en vuestro derecho de mostrar rebeldía, que no estáis obligados a colocar el premio en vuestros blogs, ni a reenviarlo a otros cuatro, ni a beber gazpacho en verano. Me basta con que os deis por enterados del reconocimiento que hago a vuestros blogs y, sobre todo, a vosotros. (Sólo estáis obligados a venderme vuestras almas, pero eso es algo que ya sabíais desde el principio. Dejaos de taquicardias tontas.)
.
Al alzar el premio sobre mi cabeza me percaté de que trae colgando dos preguntas que uno debe contestar. ¡No todo iba a ser fácil y bonito!
.
En la primera de ellas se me pregunta cuál es el trabajo más raro que he tenido.
Después de dieciocho horas pensando en esto, llego a la conclusión de que no he tenido ningún trabajo raro, aunque, eso sí, todos han tenido su punto. Porque, veamos, dependiente de video club, profesor de inglés, personal de limpieza y conserje. Normalillos todos, creo yo. Si al menos hubiera sido sexador de pollos ya tendría respuesta.
.
Pero de todas formas voy a contestar dos: dependiente de video club por las cosas tan raras que me pedían a veces y otra ocupación que tuve, aunque no la incluyo en la lista porque no fue remunerada: vendedor de colchones en el Carrefour. Jajajaja. ¡¡Es que lo digo y ni yo mismo me lo creo!!
.
En una época en la que no tenía trabajo y algo había que hacer, me apunté a un cursillo que daba el Carrefour (entonces se llamaba Continente) que formaba como vendedores para su hipermercado. La parte teórica fue muy interesante, la verdad sea dicha, nociones básicas para saber vender y consejos para captar con sigilosos pasos la psicología del comprador.
.
Para hacer las prácticas fuimos durante una semana al Continente de Finestrat (al lado de Benidorm) y aunque el primer día se me asignó la sección de muebles, al día siguiente y sin previo aviso ni formación, me pusieron en la de colchones.
.
Y allí estaba yo, en aquel aburrido pasillo, paseo arriba, paseo abajo, mirando la fila de colchones plastificados que tenía a mi cargo, sin pajolera idea de cualidades ni ventajas ni condiciones.
.
Pero vendí algunos, no vayan a creer. Sí, sí, como lo oyen. A una parejita joven les endosé el primero, el más económico, recuerdo, y se lo llevaron tan contentos. Claro, tan jóvenes ellos…
.
Pronto descubrí el apuro que da que empiecen con preguntitas técnicas que, por mi parte, sólo tenían como respuesta “Es un gran colchón”, pero que, a veces, no parecía ser suficiente para convencer al comprador. Hubo un desagradecido que me pidió que buscara a un entendido porque mi cara de inexperto parece que le ofendía. El muy tontolaba se terminó llevando el mismo colchón que yo le ofrecía desde el principio, pero, claro, se lo volvió a mostrar un vendedor con traje y corbata, y eso tiene un glamour y un poder de convicción que ni te cuento.
.
El colchón más caro también lo llegué a vender. A un tipo que me hizo enseñarle todos y cada uno de ellos y que en vez de un colchón parecía estar buscando un desparasitador de ozono antigravitatorio. ¡Qué plasta! Cuando le dije el precio del más caro le hicieron chiribitas los ojos y se decantó por él. Y es que era el tipo de comprador que piensa que lo más caro es lo mejor, pero mis escasas nociones de psicología vendedora no me ayudaron a evitar el extenso recorrido.
.
Bueno, como experiencia no estuvo mal, pero ahí se quedó la cosa porque renuncié al ridículo y frustrante contrato que me ofrecieron finalmente.
.
Algunos de los compañeros con los que hice el cursillo siguen trabajando en el Carrefour de Petrel. Uno de ellos ha llegado a mandamás y todo y hasta lleva traje y corbata!!
A ver si un día de estos le compro un colchón…
.
¿He dicho ya que había una segunda pregunta? Dice así: ¿Qué cuatro cosas te llevarías a una isla desierta en la que fueras a estar un año, y por qué?
.
Cada vez que me hacen esta pregunta, (seamos sinceros, a todos nos la han hecho más de una vez) me acuerdo de mi amigo Juan Luis, que siempre responde que él se llevaría una botella de 5 litros de Quimicamp Piscinas.
.
- Pero ¿para qué coño querrías eso? – le decimos
- Ah, uno nunca sabe cuándo pude necesitar las cosas – responde tan campante.
.
La verdad es que lo fácil es responder cualquier chorrada, pero si la cosa fuera en serio, menudo apuro olvidar algo realmente básico.
.
El papel higiénico, por ejemplo. .. ¿O no? No, no, lo descarto. ¡Son sólo cuatro cosas!
.
¡Maquinillas de afeitar! Por supuesto! Mmm, no. Ahora que lo pienso tiene que ser una pasada poder llegar a hacerse trenzas en la barba.
.
Tal vez un Viernes que me hiciera compañía, aunque si luego no nos lleváramos bien, menudo año más incómodo.
.
Lo mejor sería tres containers refrigerados repletos de comida y sal de frutas por si me pongo malo... ¿Y por qué sonará esto a broma si lo he dicho muy en serio?
.
Oye Peibol, esto es muy difícil. Además me surgen preguntas que son vitales para responder con propiedad:
Al volver luego a la civilización, ¿me meterían en la cárcel por no haber pagado a Hacienda durante mi ausencia?
¿La isla estaría realmente desierta o si me acercara a la costa sur la encontraría edificada de hoteles y apartamentos? Ah, ¿totalmente desierta? ¡Eso no existe, hombre!
.
Bueno, respondo sin más dilación, me llevaría un portátil de batería infinita con acceso a internet para poder seguir escribiendo el blog. Me sobra todo lo demás.
.
.
¿Qué? ¿Que eso no es posible? Tampoco lo es el que haya islas sin edificar así que… ¡a callar!

33 comentarios:

JuanRa Diablo dijo...

Por cierto, Bichejo, contigo incluyo a Novio, porque sois un tándem perfecto.

rAnita nOe dijo...

jajajajaja, que divertidas tus respuestas.. besos!

geminisdespechada dijo...

hola! que te leo, que te sigo leyendo, pero comento poquito. Gracias por dejarme saludos por ahí :)

y enhorabuena a los premiados!

Bichejo dijo...

Jooooooo, muchas gracias!!!

No sé si estaré por la labor de contestar las dos preguntas, soy una rebelde de la vida, pero creo que sabes cuánto te lo agradezco.

A Novio le dejo un cachito, que yo me lo curro más que él...me pide que añada que por lo poco que te a leído (él es así) y por lo mucho que yo le he hablado de ti, le pareces un tío cojonudo...y para octubre nos tendrás por tierras "extranjeras"

Besos, besos, besos.

Loli dijo...

jo, JuanRa, si has para recoger premios tienes un arte...felicidades guapo, me alegro un montón, de paso visitaré esos blogs a los que pasas el relevo.
Si a mí me preguntaran eso de qué me llevaría a una isla desierta, respondería: por encima de mi cadáver. Yo no vivo en una isla desierta, pero casi, jajaja. Te diré que aquí a veces falla la conexión de internet, y que hay casas donde no pueden acceder simplemente porque telefónica no les pone la línea. Tú que vas a pedir internet en una desierta, anda, anda. Lo que hay que llevarse es un Wilson.

Besos. Loli

carlota. dijo...

Oye niño , el papel higiénico no? pues toallitas húmedas , higiene ante todo jajajajajjajaa, los containers que guay .y el portátil ya te digo xavalote .

Un besote .

Gamar dijo...

Felicitaciones por el premio.
Para la próxima que te pregunten que llevar a una isla desierta sería, un avión lleno de combustible con piloto experimentado y algunas damas. digo algunas para no dejar al piloto mirando, y cuando nos aburrimos nos volvemos.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Dos cosas:
-No has comentado nada del peor momento para el comprador que va a por un colchón.EL MOMENTO DE TENER QUE TUMBARTE EN EL JAJAJA Que situación mas humillante.
-y la segun,tengo que decir que me siento un poco decepcionada,no me llevarías a mi a una isla desierta?te aseguro que ni lo notarías que está desierta porque cuando me pongo a hablar parezco una multitud,no tendrías ni que cazar porque los animales morirían desesperados.En fín, tú mismo.
SAX

Bichejo dijo...

Releyendo veo que se me HA colado una falta de orografía...mil perdones!!

Anónimo dijo...

Juanra, Juanra...hay que ver como has revolucionado el mundo de la blogosfera!!! Quien me lo iba a decir a mi... el Juanra bloguero, vaya tela...y vendedor de colchones...esta última faceta no la recordaba...que bueno!!!Claro que a ti plim, duermes en Pikolín, ja ja ja ....
Txema Rico

SOMMER dijo...

Si es que hay preguntas que son imposibles de responder. En todo caso, tu vida laboral ha sido la mar de divertida.

Abrazos amigo

peibol dijo...

Me alegra ver el premio reflejado por aquí ;)

Lo de los compradores exquisitos en "Continente" (Yo aún recuerdo cuando se llamaba así), me da qué pensar; si tan exigentes son, ¿qué narices hacen comprando colchones en una gran superficie? ¡Váyanse a una tienda de colchones a dar por saco!

Yo también pensé en responder lo del portatil con batería y conexión infinita, pero total, como me iban a ir a recoger enseguida...

Un abrazo

PD. No habría represalias judiciales, porque en teoría te habrían llevado contra tu voluntad; dejándote coger un par de cosas a última hora, pero contra tu voluntad al fin y al cabo ;)

anasister dijo...

Casi me meo con el comentario de Juan Luis,lo estaba leyendo en el trabajo y no he podido evitar las carcajadas sonoras,que han llamado la atención del resto.Buenísimo,y en su línea.He vuelto Juan.

Anónimo dijo...

Pero bueno Juan ¡mira que vender colchones en el Carrefour¡
Has hecho ya de casi todo en esta vida . Te imagino con esa carita de bueno, y los retorcidos compradores esperando a un vendedor glamuroso y adulador que les convenza de lo maravillosos que son si compran el colchón más caro.Para morirse de risa.
Eres genial. Un saludo cariñoso.
Remolina.

JuanRa Diablo dijo...

rAnita nOe:
¡Pero si he contestado muy en serio...! ;)

geminisdespechada:
No veas cómo echo de menos aquel blog tuyo tan "club de amigos" ¿¿Para cuando el retorno??
Me alegra mucho saludarte!

Bichejo:
El premio es tuyo y ahora ya puedes hacer con él lo que quieras. Incluso fundirlo para hacer una nave Enterprise con él, si os da por ahí...
Seréis bienvenidos siempre.

Loli:
Sí, me lo creo. Con lo cosmopolita que eres y el asfalto que te pide el cuerpo, te mueres antes de ir a la isla de la pregunta.
Pero ¿está pendiente en tus planes que te rescaten de tu isla en breve? ¿Tú ya tienes a tu Wilson propio?
Un beso.

carlota:
El papel higiénico nos lo podríamos ahorrar. Hay sustitutos naturales. Internet sí es vital. Yo no se construirlo con cañas de bambú y piedras. :P

Gamar:
Pues es que las damas no me terminan de divertir. Prefiero el ajedrez o el monopoly.

Un momento... ah, damas de las otras, espera que... ya, ya. Bueno, pues que sean dos años.

Sax:
Sobre la primer: Es que en Continente los colchones estaban todos en vertical. No había momento-saltitos.

Sobre la segun: Fíjate que dice "cosas" De momento aún te considero persona. De momento. ;)

Bichejo:
¿Orografía? Te he dicho mil veces que no me leas a la hora de comer...

JuanRa Diablo dijo...

Txema:
Ay, Galvez, Galvez, que no me dijiste lo adictivo que era esto...
Créete que no sé en qué marca de colchón duermo, pero es que duermo bien en cualquier lado. Estas noches de bochorno lo hago en el suelo que está más fresco. Y tan pancho, oiga!

SOMMER:
¿Tiene este nombre algo que ver con el verano?
Sí, digamos que mi vida laboral es de risa. Es bastante ajustado.
Un saludo.

Peibol:
¿Un año en una isla desierta es recogerte enseguida?
¡Qué dices! Mira que tiene que pasar agosto, y septiembre, y ponte a buscar una calabaza cuando llegue Halloween, y navidades sin turrón, y abril sin paraguas, y lo largos que se hacen los lunes, y la alergia primaveral, que en las islas tiene que picar mogollón todo, y cumpleaños sin tarta y sin velas...
Quita, quita: internet de banda ancha y cuando te quieres dar cuenta ya está el marine en la orilla: "Oye, sube que nos vamos..."


anasister:
¿Que has vuelto? Si tu nunca te has ido. Léeme, léeme, please!

Remolina:
Ya ves que tengo un curriculum para enmarcar!! Jajaja. Fue sólo una semana pero me bastó para darme cuenta de que no me ilusionaba en absoluto.
Gracias por los piropos, Remolina!

Jan Puerta dijo...

Estas últimas entradas tienen un magnetismo tal que he decidido imprimirlas y leerlas en calma.
Un fuerte abrazo

adriana rey dijo...

Juaaaaaaajaja, me ha hecho reír esta manera tuya de responder, y lo del trabajo de vendedor de colchones!
Yo te aconsejo que no te olvides de llevarte a la isla una buena cantidad e caramelos sugus :)

March La Cinefila Desconocida dijo...

jajajaja que divertida entrada jajajaja excelentes respuestas!

peibol dijo...

!No no, un año no! XD No me has entendido; me refería a que en realidad no estaría más que un par de días porque haría una llamada con mi teléfono satelital y me vendrían a buscar enseguida :p

Ube de Bendetta dijo...

todo el mundo sabe que a una isla desierta hay que llevarse una vagina en lata, un cortauñas, una casa y la luz de Earendil.

pero tus respuestas tambien están muy bien. me gusta como escribes.

mochuELIn dijo...

Pero qué hace un diablo dándole un premio a un mochuelo?¿?¿ qué vida más rara esta, me condenas al agradecimiento infinito, lucirá mi placa sacada de los hornos de tu infierno y espero estar a la altura de las cisrcunstancias y contestar algo que entre en la lógica normal.. no la mía que no es muy habitual, decirte sólo una cosita:
G R A C I A S

Perderé un ratito el tiempo, sobre patines por tí!! lo cual es siempre agradable, por muy demoníaco que te creas, PRRRRTTT! (léase con las manos en las sienes, con las palmas extendidas y sacando la lengua!!)

Amig@mi@ dijo...

Juanra, sólo para tu información te contaré que cuando vivía en Inglaterra, tenía un amigo Suizo cuyo trabajo era "ingeniero probador de colchones".
Nunca hasta entonces se me ocurrió pensar que algo así existiese.
jaja
Un abrazo

Io dijo...

Ja,ja,ja,ja, de modo que fuiste "colchonero" :D, pues yo del Madrid de toda la vida.

A mí también me han preguntado alguna vez qué me llevaría a una isla desierta, y he llegado a la conclusión de que necesitaría un mercante para poder transportarlo todo, incluido personas, animales y una instalación de wifi vía satélite.

Al final seguiría siendo isla, pero ya no estaría tan desierta. A los seis meses estaríamos celebrando elecciones municipales.

Besos.

Fran dijo...

Felicidades por el premio, yo lo de los trabajos creo que no es tanto lo raros que sean si no, más o menos como tú dices, las experiencias tan raras que se viven en ellos. En cuanto a lo de la isla yo siempre contesto lo mismo; me llevaría solo una cosa, una lancha para volver cagando leches. Que coño pinto yo en una isla desierta si está desierta. Menudo aburrimiento. Un saludo

Fran dijo...

Aun me quedan pendientes tus anteriores post. A ver si me pongo al dia una noche (esto es un juego de palabras intencionado, no sé si se ha notado). Un saludo osea, otro

(!) hombre perplejo dijo...

Bueno, chico. Me has dejado sin habla (y soy de los que no calla ni debajo del agua). Es la primera vez que un compañero me da un premio y la verdad es que me siento tremendamente feliz.

Sé que te gusta pasear por mi blog, pues dejas comentarios generosos que así lo certifican, pero este reconocimiento "diabólico" es absolutamente enriquecedor.

Voy a reflejarlo en mi blog e intentaré estar a la altura para no defraudar tu confianza.

Un fuerte (y perplejo) abrazo !)

Umpi dijo...

Vaya!!! que honor!!! no sabía nada de este tipo de premios!!! en cuanto pueda lo cuelgo en mi blog (que ahora me voy a trabajar, q es tarde!) jejejeje que ilu!!

Muchas gracias JuanRa!!!

JuanRa Diablo dijo...

Jan Puerta:
Buena idea, Jan. Te imagino a la sombra de un inmenso árbol milenario, leyendo los manuscritos del diablo.
He ahí otra buena fotografía.

adriana rey:
Pues a no ser que me enviaras unos cuantos Bonafide, buenos serían los Sugus. Ah, y un colchón tampoco estaría mal, que debe cansar eso de dormir siempre en la arena de la playa :D

March:
Perfecto entonces. Mándame el diploma cuando quieras ;)

Peibol:
Ah, bueno, claro, tu teléfono!... Pero no seas más tramposo que yo. Se supone que el añito de marras habría que pasarlo.

Ube de Bendetta:
¡Hombre, sin duda tú has mirado el manual del perfecto superviviente, y así cualquiera!
Pero no te voy a discutir nada (más que nada por la Bendetta) :)
Un saludo

mochuELIn:
Ahora que lo dices, habrá que encontrar un pintor que inmortalice algo así: un diablo condecorando a un mochuelo. Una obra maestra en toda regla!

Pero cuidadín con el pitorreo, que te doy con el premio en la cabeza. Y un mochuelo con chichón también es digno de ver :P

JuanRa Diablo dijo...

Amig@mi@:
¿¿Ingeniero probador de colchones?? Eso sí es un trabajo raro!
¿Te lo imaginas cuando llegue a su casa?:
"Me voy a dormir, querida, que estoy cansadísimo" :D

Io:
Jajaja. Graciosilla la niña llamándome "colchonero".
¿A que no te voto para alcaldesa en la isla? :P
Que digo yo, que puestos a elegir, que sea una isla en el Mediterráneo, para que no estuviéramos tan perdidos...
Besos

Fran:
No lo veas tan fácil. Con una lancha, vale, pero ¿hacia dónde echas? ¿Y si después de tres o cuatro días aún no has visto tierra? ¿Y qué haces con ese tiburón que te viene siguiendo desde ayer?
El ordenador, Fran, el ordenador es la respuesta. Seguro que allí te ponías al día en un par de noches. Y encima con mi blog tienes longanizas! ¿Qué más se puede pedir?

(!) hombre perplejo :
Feliz de haberte alegrado. Y sigue perplejeando que yo te sigo
Un abrazo

Umpi:
De nada, hombre. Gracias a tí también
(Y no se canse usted mucho. Abandónese un poco... ;)

Umpi dijo...

Jajajajaj me quedan 3 semanas para abandonarme durante un duro mes de vacaciones que voy a tener jajajaja

voy a desconectar hasta los moviles!!!!

Ángeles dijo...

Un pico y una pala es lo que voy a necesitar yo para hacer obras en blogger...

Thank you.

JuanRa Diablo dijo...

Que no, Ángeles, que lo tuyo no son problemas de infraestructura sino de inframundo. Tanto ir al infierno, tanto ir al infierno... :p