4 de enero de 2012

LA RATA DEL CHOLECK

Traigo una pequeña historia que viene pidiendo paso para estrenar el nuevo año.

Es, sin duda, la anécdota más comentada estos días en el Hotel Cabrerator, pues a todo el que iba llegando a casa se la contábamos, o, mejor dicho, pedíamos a Tomás que la volviera a contar, para ver las caras de asombro y muecas varias del personal.

Ocurría el pasado 28 de diciembre en Monóvar, ciudad en la que mi hermano trabaja como Policía Local.
En su turno de tarde recibía la siguiente llamada telefónica:

- ¿Oiga? ¿Policía? Que aquí en medio de la calle Juan Carlos I hay una rata bebiéndose un choleck de chocolate... Que no se quiere ir y que la gente está molesta... A ver si pueden venir y hacen algo...

Tomás, que inmediatamente se percató de que era el día de los Santos Inocentes, se limitó a sonreír y, tras un poco convincente "de acuerdo", colgó el teléfono.

- Anda que la inocentada... - le comentó a su compañera.
- ¿Qué pasa?
- ¡Pues no me llaman para decirme que hay una rata bebiéndose un choleck en medio de la calle!
- Jajajajajaja. ¿No has reconocido la voz? Fijo que es cosa de algún compañero.
- O de algún vecino que quiere descojonarse viéndonos llegar para buscar la rata.

En definitiva, que pasaron totalmente del asunto.

Unos veinte minutos después, haciendo una ronda rutinaria, y cuando ya ni siquiera se acordaban de la llamada, fueron a pasar por una calle adyacente a la de Juan Carlos I y se percataron de que en ésta había un corrillo de gente mirando al suelo. Unos críos se apresuraron a hacerles señales con los brazos para que se acercaran.
- ¡Aquí, aquí!
Y al llegar al lugar descubrían que REALMENTE había una gorda rata en la acera, con un tetrabrick entre las patas, bebiendo tranquilamente el batido de chocolate de su interior.

- ¡Que no era una inocentada! -nos contaba luego Tomás- ¡Que allí estaba, con su cola peluda y sus bigotes... la mar de pancha la tía! ¡Y había roído el cartón para poder beber mejor!

La gente que miraba el espectáculo quiso mostrarles lo poco que importaba al roedor el que hubiera tanta gente cerca de ella, y daban patadas en el suelo intentando espantarla, mas la rata se limitaba a cambiar de posición y seguir bebiendo con verdadera gana. Hasta emitía unos sonidos de desagrado, como diciendo: "No me atosiguen, que esto está buenísimo y hasta que no me lo acabe no me voy de aquí"
- Y oye - proseguía Tomás - ¡que tuvimos que esperar a que la señora terminara de merendar!

Pensando en el parte que pensaba escribir, fue al coche y sacó la cámara para inmortalizar el momento (algo que me viene de cine para ilustrar la entrada)

Cuando consideraron que era suficiente el batido que se había bebido (ya que en fiestas no hay que cometer excesos) pasaron a la captura del animal.

- ¡Matadla! - proponían algunos - ¡Qué asco!
- ¡Un golpe fuerte y al hoyo!

Pero la compañera de Tomás pidió en un bar cercano una bolsa y una caja de cartón. Utilizó la bolsa a modo de guante y se acercó a la rata para atraparla. Ésta se limitó a dar tres saltos a lo canguro, pero no ofreció resistencia a las autoridades.
Se llevaron a la rata de allí, metida en la caja, en dirección a una zona campestre de las afueras. Durante el recorrido la rata asomaba la cabeza para saber dónde se encontraba.

- ¡Qué bonica es! ¿no? - decía la pacífica captora que sostenía la caja sobre las piernas.
- ¿¿Bonica?? - exclamaba Tomás - ¡¡Es asquerosa!!
- Pero es muy simpática.
- Sí, eso sí. Es asquerosamente simpática.

- Cuando la soltamos en pleno campo - terminaba de relatar Tomás - tampoco quiso salir corriendo. Levantó la cabeza y miró a un lado y al otro. Yo creo que de haber sabido hablar nos habría preguntado si por allí había más merienda de esa que había probado. Luego escribí el parte encabezándolo con un "NO ES UNA INOCENTADA. Adjunto fotos que lo demuestran".
**********************************
Aprovecho para recomendar dos libros, ambos de Miguel Delibes, que tras escribir esto me han venido a la cabeza: Las ratas y Los Santos Inocentes. No hablan de ratas que bebían choleck, ni de falsas inocentadas, pero son muy recomendables.

Esto es todo, amigos. Que los Reyes Magos se porten bien con ustedes.

24 comentarios:

Amig@mi@ dijo...

Lo mejor de la historia es que esté basada en hechos reales. Si no lo vo no lo creo, aunque un día mi hija tomando un café con unos amigos se encontró un puercoespín en la cafetería...
Sin palabras
un abrazo

Lillu dijo...

Bueno, ésa muy doméstica no parecía, pero yo tengo amigas que tienen ratitas domésticas y dicen que son un auténtico amor, muy inteligentes, cariñosas y sociables. Yo las he tenido en la mano y, aunque al principio da un poco de cosilla, luego la sensación es hasta agradable.

La del batido se ve que aspira a convertirse en un especimen doméstico y ya empieza a practicar, jaja. Curiosa la historia :D

saluditos

Anónimo dijo...

Y se la bebió sin pajita ni nada, ahí a lo bruto broder.
Y la policía no investigó de donde sacó el batido? nadie denunció su robo? Porque si me dices que lo compró........vale, me lo creo

isaormaza dijo...

Jajajajajja ¡Me ha encantado eso de que se la llevasen al campo! Nada como un buen paseo despues de la merienda :D La compañera de Tomás juega en la misma liga que mi padre: cuando hay una mosca es casa la coje con la mano con mucho cudadito de no matarla(eso si, con una abilidad pasmosa) abre la ventana y la suelta en la calle. Eso de que "no ha matado ni una mosca" en el caso de mi padre es verdad verdadera

Doctora Anchoa dijo...

No me extraña que tu hermano pensara que era una inocentada XD. Ahora, qué valor la compañera de Tomás, no cojo una rata ni con bolsa de plástico ni con guantes de soldador XD.

Speedygirl dijo...

Yo igual que la Doctora, no cojo una rata ni por un millón de dólares!!!!!!!! Por muy simpática que sea! ;P (Eh, JuanRa, la rata es otra "adicta" como nosotros, que hace lo que sea por chocolate.. XDDDDDD)

Ángeles dijo...

Pero vamos a ver, JuanRa, ¿no le has dicho a tu hermano la locura que han cometido, soltando a la rata en el campo?. Que después de beber batido de chocolate las ratas se vuelven mutantes, eso lo sabe cualquiera . Ay, ay, la que se va a liar. Que así empezaron los monos del planeta de los simios, chiquillo.
No quiero ni pensarlo...

Por cierto, el envase del batido, ¿no es también un poco mutante?

PD: los Reyes Magos han sido muy buenos conmigo.

Txema Rico dijo...

C.S.I Las Vegas, C.S.I Miami, C.S.I. New York....xé...per a quan un "Seseí Munòve"?
Lo que no pase en Monòvar...ay ay ay
Estoooo mira Tomás, ratica bebiendo chocolatico, pueblo entretenidico un ratico...ja ja ja

mochuELIn dijo...

es bastante arriesgado por parte de alguien coger una rata con una bolsa, son los animales más peligrosos que conozco de la fauna urbana, pero tmabién los más inteligentes, las ratas, verdaderamente capaces de memorizar y de diferenciar alimentos peligrosos de los que no lo son. Esa rata batidora (porque bebe batidos) ya ha integrado en su memoria que hay una bebida MUY BUENA y una mujer que no la mató. Historia muy divertida!!
Abrazo

Bichejo dijo...

Se me han erizado todos los pelos del cogote...qué ascazo la rata!!

Pero qué maja ahí toda fan del choleck, como debe ser.

Mae Wom dijo...

Qué rata más mona! Y qué desparpajo! Si es que el reino animal está lleno de descarad@s!
En París nosotros nos topamos con una gorriona que comía de la mano pero sin dejar de volar. Iba y venía, supusimos que tenía pajarillos en edad de alimentar y la muy lista vio el filón y decidió alimentarles para todo el día.
Lo malo que tienen las ratas es que transmiten enfermedades y encima las tías muerden pero no es un bicho feo en sí, no hay más que fijarse en Ratatouille (que encabeza tu entrada). Esa ratita es adorable!

JuanRa Diablo dijo...

Amig@mi@:

¿Un puercoespín en una cafetería? Vaya, sería un ayudante perfecto para llevar los pinchos por las mesas xDDD
Con ambas historias podríamos crear un programa tipo "Esto es increíble" de categoría :p

Lillu:

¿Pero ratas ratas? Yo al ratón y al hamster los puedo ver agradables, pero la rata, que es mucho más grande, sea marrón, gris o blanca, siempre me da repelús.

A ésta de la historia se la veía muy dócil, sí. Me parece que a cambio de glotonerías se dejaría querer por cualquiera xDD

Anónima de Sax:

Cuando me lo contó Tomás también la imaginé bebiendo en pajita, jaja
¿Denunciar el robo de un batido? Eso también sería digno de contar, sista. xD

isaormaza:

Lo de tu padre es increíble. ¡Ni a una mosca! :O Supongo que entonces sería también incapaz de negarle un batido a una rata :D
Según me cuenta Tomás, su compañera es una enamorada de los animales. Nada más ver a la rata le cogió cariño :S

Doctora Anchoa:

Me he imaginado a la Doctora Anchoa vestida de astronauta con escafandra y todo y seguir llorando:
"¡Que noo, que no toco la rata! ¡Que no puedooo!" xD

JuanRa Diablo dijo...

Speedygirl:

Hala, ya has tenido que dejar patente uno de tus puntos débiles. Ahora los villanos entrenarán ratas en tu contra :(
Pues claro, si tú y yo fuéramos ratas, ¿no nos colaríamos en una fábrica de chocolate? Je, como que coincidiríamos allí a diario xD

Ángeles:

¿Quieres decir que es necesario apresarla y destruirla? ¿Le obligo a desplegar todas las brigadas policiales y rastrear el campo?
Ahora que lo dices, me suena haberlo visto en algún comic: ratas gigantes devorando a la humanidad (sin llegar a descubrir que es por la suma de un batido de chocolate y las semillas de una amapola) ¡Qué imprudentes somos a veces!

El envase es puro arte extraterrestre :D

PD: Seguro que te han traído todo lo que querías :)

Txema:

Además de verdad, que las que llevamos oídas de Monovar da como para hacer una serie de las de mucha audiencia. Eso sí, imprescindible el personaje del panadero preparando bollería a destajo y los polis jalándosela :D

mochuELIn:

Mucho respeto les tengo yo a los animalejos estos. Un mordisco de una rata debe ser de lo más repugnante. Y lo de la inteligencia está más que demostrado. Yo creo que se reunen en los subsuelos y despotrican contra los humanos:
"Camaradas - dicen - tengamos paciencia, estamos a un paso de ser las reinas de la creación. Dentro de nada los cholecks serán nuestros"
Y algunas aplauden rabiosas.

Bichejo:

Qué ascazo y qué maja, ¿no? Te pasa como a Tomás: "era asquerosamente simpática" xD

Mae Wom:

Es que la de Ratatouille tiene la clase parisina y el glamour cinematoráfico, pero sus primas son... de otra pasta.

¿Has visto que de cualquier cosa puede nacer un post? Dos fotos a la señora pájaro que me cuentas, y como si lo viera: La Gorriona de Paris xD

Fe de ratas :
Donde dice "pasta" podría decir "casta"
Donde dice "Gorriona" podría decir "Gorrona"

Sese dijo...

Pues aprovecho para elogiar las lecturas que recomiendas y sumar una tercera Firmin (recomendación de Lillu).

Y es que hay animales de primera y de segunda (tengo un post preparado al respecto), seguro que si hubiera sido el animal un gato, o un ciervo, o un perro, o un koala.... nadie hubiera pedido su exterminio, claro que si hubiera sido un escarabajo, seguramente no hubiera sido llevado al campo, o sí.

Saludos cordiales (y el documento gráfico impagable)

JuanRa Diablo dijo...

Y ese Firmin me recuerda algo. ¿Tipo amigurumi quizás? ;)

Ante un perro o un gato dándole al choleck no creo que nadie se hubiera parado. Con ciervo y koala ya sería más que bloguerable xDD

Saludos

Lillu dijo...

Eh, eh, que se está hablando de mí a mis espaldas por aquí!! XD Oh, Firmin de amigurumi, qué mono es :) Y sí JuanRa, las ratas son ratas-ratas, pero de las que nacen ya de ratas domésticas y eso. Y son muy amistosas y tiernas, de verdad! Sólo tienes que olvidarte de la cola, que es lo que más aversión produce en la gente :)

+ saluditos

JuanRa Diablo dijo...

Uff, Lillu, casi nos pillas cuando íbamos a rajar de ti :P

Pues es la primera vez que oigo eso de ratas como mascotas domésticas, pero ya veo que hay quienes las adoptan encantados. No debería extrañarme sabiendo que también meten en casas a tarántulas y serpientes :S

Lo que son las cosas, esta mañana ha llegado una remesa de libros a la biblioteca del Centro ¡¡y me encuentro el Firmin de Fran Savage!! :D

anasister dijo...

Juan..cuentas las cosas muy bien..siempre lo has hecho..pero después de haber escuchado y visto a Tomás haciéndolo....no hay color..

Pecosa dijo...

¿Soy la única que no sabía de la existencia de la palabra 'cholek'?

Así que se dejó atrapar pacíficamente. Yo creo que es que tenía el estómago tan lleno que el bicho no podía ni moverse. Vaya merendola.

Buenísimas las fotos, qué bien estuvo ahí Tomás. Y resulta además de lo más cómicas por la impresión en el cartón del brik, como tú dices, es como si fuera consciente de lo que estaba pasando, jajajaj!!

JuanRa Diablo dijo...

anasister:

Cierto; con Tomás habría que grabarle y poner el video tal cual :D

Pecosa:

En realidad Choleck es una marca. Es como la costumbre de llamar Danone a cualquier yogur.

La cara del envase es mortal. Yo es que lo imagino "¡¡Quitadme la dracurrata ésta de encima!! ¡Aggg, vete, veteee!"

Misaoshi dijo...

Grande la cara del envase XDDDDDDD le venía al pelo!!

Joer, esa rata era como la de La Milla Verde, más lista que nadie!

JuanRa Diablo dijo...

Ostras, Misa, a ver si va a ser la misma, que con los años y las buenas meriendas se ha puesto hermosa de ver :p

loquemeahorro dijo...

Ese sería el momento en que yo me "saldría del cuerpo", vamos que no puedo con las ratas.

Admiro a la compañera de tu hermano por poder sentir algo que no sea repugnancia extrema por esos bichos.

Pero si tú lo has dicho ¡No ofreció a nadie! ¡Será rata!

pd. ¿cuánta gente ha hecho este chistecillo tan malo?

JuanRa Diablo dijo...

loque:

Jajajaja, pues no, nadie cayó en eso de que no ofreció por lo muy rata que era.

Además de repugnante se ve que es muy egosita el animalejo este.

Al final deberíamos proponer a la compañera de mi hermano para una medalla al mérito, que a pocos veo capaces de semejante acercamiento :S