20 de diciembre de 2012

¿CÓMO SE LLAMAN ESOS QUE PASAN DE INVENTOS?


Será porque soy un nostálgico o un conservador ( o ambas cosas a la vez) pero cada vez me da más pereza  indagar acerca de las nuevas tecnologías del ocio y la comunicación.

La experiencia me ha demostrado que en muchos casos las novedades o las actualizaciones de lo ya existente aportan una mejoría considerable, sí, pero encuentro cada vez más ejemplos de innovaciones en forma de llamativos aparatejos o atractivos dispositivos que a mí me huelen a trampa para caer en el consumo masivo, para que unos cuantos hagan caja haciéndonos creer que el nuevo invento, además de imprescindible, es lo mejor de lo mejor.
 Y, desde luego, no siempre es así.

Llegó un buen día el compact disc  y desbancó al vinilo (ah, tiempos aquellos de mis tiendas de discos favoritas...) Aseguraban que el CD aportaría un  mejor sonido y una mayor duración. ¿Resultó ser verdad? En mi caso ningún cedé ha logrado superar la potencia y el encanto que surgía del contacto de la aguja en el surco. Aún hoy tengo discos que me suenan mejor en vinilo que en su versión en compacto. Y no es broma.
Cierto que a veces se rayaban y entonces se  atasc, entonces se  atasc, entonces se  atascaban, pero, ¿acaso no se atascan también los cedés o se niegan a reproducir una pista por más que limpies la superficie? Bah, no me convencen del todo.

También se presentó el DVD con su láser para cargarse las cintas de VHS. Conquistaron el mercado y, lo admito,  el cambio fue muy positivo en general. Las cintas se terminaban enganchando por los cabezales o picándose por un borde, y la película o la grabación ya no tenía arreglo posible. ¿Quién quiere hoy cintas de VHS? Nadie.
Pero ahora resulta que si vas a comprar una película  te preguntan si la prefieres en DVD o en Blue Ray. ¡La leche! ¿Qué es esto? ¿Un invento más interesante,  más guapo y casualmente más caro que el DVD? ¿Ha venido para quedarse? ¿Tiene ahora el pobre deuvedé las horas contadas?
 Lo que yo siempre digo: si una cosa funciona bien, dejadla así, no la toquéis más, porque acabaréis cagándola.

Del tema E-books... pfff, qué decir sin que se me remuevan  hígado y corazón. 
Cómodo, no ocupa lugar, no acumula polvo, lo llevas a todas partes, le cabe dentro la biblioteca de Alejandría (o casi)... vale, pero… ¿qué hacemos con los románticos?  La magia del libro de papel es algo insustituible. El contacto entre las manos, el aroma de las hojas viejas, el de las nuevas, hasta el sonido al pasar las páginas es bello. Y sin contar lo ideal que resulta un libro como regalo. Y  lo pacientemente que te aguarda en la mesita de noche, con ese tallo seco o ese dibujo de tu hijo como  marcapáginas...

El E-book viene a ser un robot perfecto e impoluto, pero, qué queréis, yo prefiero las sobadas y marcadas  hojas de papel de mis libros apretados en sus estantes, tan asfixiadamente hermosos, los pobres.
Eso sí, si me aseguraran que el dejar de fabricar libros acabaría con la deforestación del planeta, firmaba ahora mismo. Llorando, pero lo haría.


Y así podría seguir con mil artilugios más: los smartphones, las wiis, los iphones, las tablets, las blackberris, las Xbox, los GPS, las playstations, los ipad, los pc's... ¿¿Pero quién  pone nombres tan feos?? Cómo se nota que son tipos de ciencias y no de letras.

A mi todo este mundo de botones, cables  y baterías me suena a lo mismo y me da una pereza brutal. A veces miro un catálogo de novedades y no sé bien qué estoy viendo. “¿Esto es un ordenador o una tele? ¡Anda, si es un microondas!”
Me da la impresión de que son tantas las ganas de vender que los sacan al mercado a medio hacer. Luego van aportando las novedades con nuevas versiones para dejar obsoletas las anteriores y así seguir vendiendo más y más.

Lo triste es que tarde o temprano todos acabamos sucumbiendo a ellos porque todos somos Vicente, (que va donde va la gente)
Yo le echo la culpa a la Naturaleza, que debe haberse conchabado con la Sociedad, y con toda seguridad nos ha inoculado el gen del consumismo sin que podamos hacer ya nada al respecto

Yo mismo, otro borreguillo más, he sido conducido por el camino al matadero junto a mis hermanos.
En un principio me resistí a llevar móvil. ¿Para qué? Nunca tuve antes algo así y sobreviví. Yo recuerdo haber vivido sin ellos, en serio, creedme.
Y casi  sería hoy un tipo que mantiene su palabra si no fuera porque me regalaron uno.

Después me prometí que no necesitaría otro mientras funcionara el que tenía. Y así fue durante mucho tiempo, hasta que me hablaron del Wassap.
¿No tienes Wassap? ¡Todo el mundo tiene Wassap! ¡No eres nadie si no tienes Wassap!

El Wassap es ese invento del diablo que mató al Messenger.  De aquel chat en el que podías escribir en pantalla grande a toda velocidad y con todos los dedos de tus manos, hemos pasado a éste de bolsillo en el que se escribe con un solo dedo en pantallita matavistas. Con lo que a mí me gustaba contar las cosas con pelos y señales, con mis habituales longanizas, para ser ahora un  esclavo del dedo apresurado y del mensaje escueto.

Pero tuve que hacerlo. 
Era muy triste entrar en el Messenger y escuchar tan solo el sonido del viento en la llanura. Ya nadie vive allí, solo unos pocos.

El CD mató al vinilo, el DVD mató al VHS, los libros electrónicos matarán a los de papel, Wassap mató al Messenger, y Facebook y Twitter están matando a los blogs. ¡A nuestros blogs!
Y a mí, tonto nostálgico conservador, es algo que no me hace ni pizca de gracia.

Lo que sí que es gracioso es que yo pensaba hablar hoy de Instagram, que es una aplicación muy molona de mi móvil que quiero compartir con vosotros,  bloggers de la Resistencia, pero he dejado tantos muertos en el campo de batalla que  aquí empieza a oler mal  y no tengo estómago para empezar a contarlo ahora.

Mejor lo dejo para otro post.
Por cierto,  me ha dicho un pajarito (pero no el tontaina de Twitter) que el próximo será “especial”

Un saludo a todos

PD. Ah, si acaso no lo publicara  será porque llegó el fin del mundo y me pilló tecleando, no por otra cosa.

24 comentarios:

ripley dijo...

mi querido JuanRa, esto le va a doler pero tié usté mas razón que un santo. yo pienso igual, es mas segun leia mas reflejado me veia en sus palabras.

nunca compre un movil, he ido heredando los que desechaba mi mujer que lo cambiaba cada vez que salia algo nuevo -pobre consumidora ella- el buasap me aburre pero con todo lo peor son las redes que llaman ¿sociales? y que estan acabando como dices con nuestros blogs. nos hemos convertido en una suerte de resistencia, de supervivientes al modo de la serie aquella "V" se llamaba. en cuanto a los nombres de las cosas no le quepa la menor duda que a nadie de letras se le pregunta como llamar a algo. Siempre puede ser peor CPM/Plus, MS-DOS, ASCII asi que en fin, hoy me he leido la longaniza entera y comparto desde la primera hasta la ultima palabra.

un abrazo

Ángeles dijo...

Qué manera de crearnos necesidades... Yo creo que has dado con la clave del asunto: lanzan al mercado las cosas sin terminar :-D y luego le van añadiendo monerías, accesorios… para que nos creamos que lo necesitamos.

Yo también le veo al e-book las ventajas obvias, pero esas ventajas, al menos de momento, a mí no me suponen ninguna mejoría respecto a nada.
“…hasta el sonido al pasar las páginas es bello.” I couldn’t agree with you more.

Te dejo una frase de Stephen Fry: “El libro está tan amenazado por Kindle como las escaleras por los ascensores.”

Espero que lo mismo se lo podamos aplicar a los blogs respecto de las twitterías esas...

Bueno, te dejo también un enlace por si quieres leer una cosilla (supusiendo que no la hubieres visto ya, ‘course):
http://juguetesdelviento.blogspot.com.es/2010/01/cuento-el-hallazgo.html

¿El próximo post será especial? ¡Pero si todos tus post son especiales!

Fran dijo...

Yo en esto tengo sentimientos encontrados por un lado me encantan los cacharritos pero por otro me doy cuenta que algunos nos los meten que parece que no eres nadie si no los tienes de hecho había un anuncio que decía: "Si no tienes un ipod... no tienes un ipod" o algo así. Yo creo que el equilibrio esta en saber la utilidad real que le puedes dar al aperejo en cuestión osea aquello de pensarselo dos veces. Y ya paro que menudo comentario largo me ha salido. un saludo

Pecosa dijo...

¿¿Pero quién pone nombres tan feos??, jajajaj
Ay, JuanRa, cómo te entiendo. Hace unos diez años o así era una forofa de la informática, me compraba revistas con trucos y guías de internet, y todo eso. Pero entonces la tecnología empezó a evolucionar en demasía, y a una velocidad de vértigo. Imposible seguirle el ritmo, son demasiadas cosas para mi cabeza, así que lo he dejado. Incluso, como sabes, me he pasado a lo retro con mi plato de discos y mis vinilos. (Eso sí, antes de mudarme me compré un móvil con whatsapp, pero porque era una manera rápida y gratuita de contactar con la familia y amigos, sino ni eso -me pone nerviosísima eso de escribir con teclitas tan pequeñas, me pasa como a ti- )

Así que nada, te apoyo totalmente. ¡Vivan los libros! ¡Vivan los teléfonos fijos! ¡Vivan los microondas sin pantallas digitales!

RNT dijo...

Soy uno de los tuyos... Aún no tengo ni wassap ni smartphone... sí facebook, pero twitter no mucho... no hay wii en casa, y aun estamos con la play2... sigo con DVDs, y combino vinilos de recuerdo y CDs, nada de itunes... ya ves que voy con retraso...

Ana dijo...

Somos unos románticos declarados, así que aún nos aferramos a esos objetos con alma, los libros y sus olores, los discos de vinilo girando a la revolución exacta, los viejos VHS regrabables con los anuncios de hace 15 años y en medio la comunión de tu prima... ¡No se puede comparar a la tecnologia de ahora! Que sí, que será la pera de la repera pero no sé, no es lo mismo...
Te imagino con el Wassap dejandote los pulagres y los ojitos y me da pena, ¡ay, el mundo moderno no esta hecho para los nostalgicos...
Felices Fiestas y Feliz NO fin del Mundo, ¡hasta otra!
:D

Sese dijo...

Soy de los que van con un lustro, en el mejor de los casos, en los avances tecnológicos. Tiene sus cosas malas, muchas, pero al menos cuando adopto una nueva tecnología es que ésta ha demostrado ser eficaz. Fui de los últimos en tener teléfono móvil, hace solo un par de años y ahoro soy de los pocos que no tienen wasshapp ni androides o ifones de esos...

Te acuerdas del minidisc?

Saludos


La Exorsister dijo...

1) Si no tienes toda la razón del mundo, que me caiga un piano sobre la cabeza.

2) HAS SUCUMBIDO AL WHATSAPP!!! Eso sí que es una señal del apocalipsis y nos los indescifrables calendarios mayas.

Un abrazo.

Misaoshi dijo...

Por suerte aquí seguimos en los blogs los nada contentos con twitter.

Eso sólo sirve para poner paridas y siempre se quedan cortos porque no llegan a una frase.

Ains... a veces me pregunto si evolucionamos o involucionamos. Cada vez pasamos menos tiempo en la calle, y cuando estamos en la calle estamos absorvidos por escaparates, bares y el móvil. La tecnología. Por todo hay pantallas.

De repente me apetece coger el coche y dar un paseo por el monte. Fíjate.

hitlodeo dijo...

Te doy la razón en casi todo JuanRa.
En casi todo porque he sucumbido al e-book, aunque como a ti me encanta el papel, es más no soy capaz de leer un libro en el ordenador, pero la tinta electrónica está muy lograda. Aun así, a mis años un libro es un libro, y es difícil de sustituir.
Y el otro caso es el del Wassap. Es una experiencia nueva. Te pongo en situación, cinco o seis diabillos cuarentones que se apuntan a un máster y enmedio de una de esas tortuosas y aburridas conferencias uno de ellos desenfunda el Wassap:
- El conferenciante es un plasta.
> Y además parece un oso panda.
(Leves risitas)
* Que alguien le dé bambú.
(Descojone soterrado en un sector del auditorio)
- El Director del máster se ha sobado al lado del conferenciante.
(Conato de carcajada y una persona que se levanta y sale de la sala con el móvil en la oreja, y agarrándose la boca por donde se le escapan bufidos de risa)

Sí, somos como niños. Pero que invento más grande el Wassap.

peibol dijo...

Aaaay, querido JuanRa, si somos todos iguales; tenemos menos credibilidad que el diablo. :p

Yo tardé siglos en tener móvil, y también en tener smartphone con whatsapp... pero al final todo llega. Cierto es que, en comparación con mi entorno, el consumismo tecnológigo no me tiene tan atontado; jamás tuve una consola de videojuegos, ni he comprado nada más actual sin que lo anterior se haya roto irremediablemente. Que podríamos renegar de toda la tecnología del mundo y volver a la edad media, sí, pero... ¡nadie resiste a su poder seductor!

Un saludo

alp dijo...

Hasta hace un mes tenia radiocassete en mi coche..una putada, ya qeu ponia cintas de mi epoca de estudiante, hevys, punkys y todo lo que escuchaba a lo largo de años...y ahora solo puedo en mi casa..menos mal qeu leño y paralisis permanente, los tengo en CD..son opuestos, pero como ha sido mi oido...un abrazo desde Murcia.

tishta dijo...

a mi lo de los ebooks me duele en el alma, espero que NO acaben con el papel, sería una gran pérdida
Un abrazo (y felices Fiestas)

X dijo...

¡A las trincheras! Llevo tiempo viendo cómo Twitter está comiéndole terreno a los blogs. Y no solo Twitter, también Tumblr y alguna otra red social poderosa. Pero ojo, también es justo decir que el blog mató al foro primero. Aquí no se libra nadie, y es que siempre hay un pez más grande... :P

Por cierto, entre el vinilo y el CD existieron los cassettes o MC, que es con lo que me estrené yo. xD Y al CD ya hace tiempo que se lo está cargando el formato MP3. Lo que yo te diga, nadie se salva...

(Aunque los expertos siguen afirmando que, efectivamente, la calidad de sonido de un vinilo en perfecto estado sigue sin poder igualarse. De hecho, muchísima gente sigue comprando vinilos hoy en día, y es que los artistas indies han descubierto un filón -el consumidor indie es pijo y coleccionista por definición- y están explotándolo. Ojo al dato)

Un abrazo y feliz Navidad.

Montse dijo...

Venga, voy a ser "la mala" y comentar a favor de las tecnologías modernas:
El libro el papel es lo mejor, pero deberíamos tener cocienciación que su uso desmesurado provoca la tala de bosques y tocando a la salud ¿podemos leer a gusto sabiendo que con ello nos quedaremos sin respirar?, así que apoyo al e-book que, desde luego, se lee muy mal, pero eso es porque ya tenemos "vista cansada" a cierta edad ¡a los jóvenes les encanta!

Y hablando de jóvenes, los que tenemos algunos añitos vamos un poco torpes con los avances (que es lo que toca), lo mismo que cuando nuestros padres se hacían un lío con tanto canal de tele o no tenían ni idea de cómo funcionaba el vídeo. Seamos sinceros, esto avanza muy de prisa y nosotros tenemos otro ritmo.

Y puestos a ser sinceros ¿qué sería de nuestros blogs si no hubieran inventado internet? ¡Ah, ah, ahí sí que os he tocado!
Twitter está muy bien para dar un titular que, si interesesa, te lleva al contenido. Los bloggers generamos ese contenido necesario para la comunicación ¡un privilegio y una responsabilidad!

Pues es exactamente eso, hay tecnología para todos los gustos, simplemente hay que elegir que es lo que más te interesa.
De momento, lo que más me interesa hoy es pasar una buenas fiestas con la familia, así que FELIZ NAVIDAD a todos!!
Y a tí, JuanRa, mil besos porque eres un fenómeno escribiendo en tu blog.

hitlodeo dijo...

Feliz Navidad JuanRa. No bebas mucho.

Natalia Ortiz dijo...

Hola JuanRa :) Como de costumbre, me entretienes con tus entradas. Lástima que la universidad no me deje más tiempo bloggero... Tienes toda la razón, hay muchos inventos y cada uno mata al anterior. Espero que los blogs se resistan a morir, por nuestro bien.
Que tengas una muy feliz navidad con los tuyos, amigo. Un abrazo

Doctora Anchoa dijo...

Yo soy atecnológica por interés. Para lo que creo que no me va a aportar nada, léase wassap, facebook y twitter, cero patatero. pero bien contenta voy con mi ebook XD. Feliz Navidad.

Anónimo dijo...

Broder por cuestión de espacio no me ha quedado mas remedio que rendirme al E-BOOK :( :( Lo siento muuuuuuuuucho

JuanRa dijo...

Amigo Ripley de la Resistencia,
algunos artilugios nos terminarán pasando por encima y atrapándonos sin que podamos remediarlo, pero nosotros, diablos viejos (viejos en sabiduría, que no en edad ;)) no nos dejaremos deslumbrar por lo superfluo.

Y cualquier día de estos hemos de ponernos a renombrar esos inventos. ¿No será mejor que tanta sigla insustancial, nombres como El Enchufao, El Mente Cato o el Cursi-curno? Yo creo que sí.

Ángeles:

Exacto, y si al menos bastara con aplicar cada nueva "monería" :p al aparato ya adquirido... Hacer uso de esas actualizaciones implica casi siempre tener que adquirir un nuevo aparato. No son listos ni ná...
¡Que hagan de una vez el definitivo! ¡O que tarden mucho más en lanzar novedades al mercado! Es como si a los dos meses de inventar la rueda se inventara el coche. ¡¡Dejen más tiempo de evolución, leches!!

Tú sí que eres un "hallazgo especial", chiquilla. :)))

Fran:

Que quede entre nosotros, ¿te puedes creer que ahora mismo no sé que es exactamente un ipod? :( ¿A qué se deberá esto de que yo, que crecí en aquella generación tan "futurista" del Mazinger Z y la Guerra de las Galaxias (que no Star Wars), me abrume ahora con tanta tecnología ultra moderna?
A ver, ¿no van demasiado rápido?
La suerte que tienen los niños de hoy, que están mamando megabytes como la cosa más natural del mundo...

Un saludo, Fran (¡cómo me alegra tu vuelta!)

Pecosa:

¿Te imaginas que en un futuro exista alguna Pecosa que restaure antigüedades? Quizás lo cuente en su blog, que entonces tal vez se llamen PHiWords.
"Hoy os voy a contar - dirá la Pecosa futura- cómo restauré un Whatsapp, que no sé si sabréis es algo que utilizaban nuestros abuelos. Está muy pasado de moda, pero... bueno, tiene su gracia. Veréis, cogí un adaptador Mol b-34..."

¡Viva la imprenta de Guttenberg!

RNT:

¿Te has dado cuenta de que la mayoría de palabras que has dicho nos habrían sonado a chino en aquellos tiempos de nuestra correspondencia por carta?
No es que vayas con retraso, es que los inventos corren más que nosotros :D

Ana:

Al final será cosa de la consabida nostalgia, como bien dices. Y de la forma de ser de cada cual, está claro.
Yo le sigo encontrando mucho encanto a todo aquello que nombras y, sobre todo, y esto es algo que no se puede negar, veo que la inmediatez y facilidad de acceso al ocio le resta mucho encanto.
Antes te gustaba una canción y la tenías que buscar en la radio, o comprarte el disco, y ese proceso en el tiempo la hacía más valiosa a tus oídos cuando finalmente lo conseguías. Antes esperabas con ansia tu programa de TV semanal, ahora todo está a mano, con tan solo apretar un botón, las veces que quieras, incluso las 24 horas.
Será todo lo maravillosamente genial que quieras, sí, pero el encanto se pierde precisamente ante tal exceso y por lo fácilmente asequible que es.

Buff, esto ha sido turrón del duro :p
Saludos, Ana, y muy felices para ti también.

Sese:

Veo que lo tuyo es ir sobre Seseguro (juoo, ¡qué malo!)
Nunca tuve un minidisc, de hecho pensaba que te referías a esos CD de pequeño tamaño que se veían a veces, no al reproductor.

La Exorsister:

Mejor cambia el piano por una flauta. No sé..., por prevenir... :p
Sucumbí al whatsapp, sí, y creo que fue a Peibol a quien primero le oi hablar de él.
Pero el verdadero apocalipsis caerá como una losa el día que me abra una cuenta en Facebook. ¡Ahí sí temblarán hasta los mayas!

Misaoshi:

Anda que si te digo que en vez de leer "Fíjate" he hecho una conexión mental con algún nombre japonés... "dar un paseo por el monte Fijatte" (entre que tiene una F y una J, como Fujiyama, y tu afición por lo japonés... )
Y he pensado ¡qué apetencia más rara le ha entrado! jajaja

Por cierto, que tus japoneses tienen mucho que ver en esto de la tecnología punta a punta pala. ¿Y si nos vamos a alguna cueva por el Machu Pichu?

JuanRa dijo...

Hitlodeo:

Ah, no, no te voy a negar que yo también lo paso en grande en ciertas conversaciones wassaperas grupales. Además creo que le han puesto involuntariamente un nombre muy apropiado, que aquí deberíamos escribir como "El guasa"
Pero mira que reíros del pobre oso panda... Y seguro que al final nadie le dió un simple tallito de bambú xDD

PD. "No bebas mucho" Jeje, un consejo muy sabio que me dan los que me conocen. Gracias, Hit. Igualmente.

peibol:

Un poder seductor que sabe utilizar todas sus armas. Es algo así:

"Aquí estoy. Mira qué chulo soy"
"Bah, yo no te necesito"
"¿Seguro? Mírame en manos de tu hermana y de tu amigo. ¿Has visto cómo disfrutan?"
"Ya, bueno... pero no me hace falt... ¡¡A ver, a ver!!"
"Soy hermoso, ¿eh?"
"Bah, una pijada"
"Si, claaro, jeje..."

Y al poco:
¿¿Cómo he podido vivir sin esto hasta hoy?? :D

alp:

¿Tu coche con radiocassete y sonando Leño? ¡Qué pieza para museo de los 80! :D
Un abrazo desde la (poca) distancia

tishta:

Si ocurriera de golpe sería traumático, pero para nuestros descendientes no será una pérdida pues quizás no hayan conocido otra cosa.
Déjame que mire en mi bola de cristal y ya te cuento.
Felices fiestas para tish también ;)

X:

Me lo has hecho ver como en un documental de Naturaleza: "La jungla, que sobreviva el más fuerte" :D
Y no te falta razón. Un invento se cree tan seguro, reproduciéndose por todo el territorio, sin imaginar que llegará otro para comérselo, y éste a su vez será devorado más adelante por otro advenedizo.
Unos terminan extingüiéndose y otros se reducen en una minoría para volverse a repoblar con fuerza en un futuro.

Aunque hay una diferencia: en esto de la tecnología no es el pez grande el que se come al chico, ¡es al revés! ¡¡Todo se ha ido reduciendo!! :p

Felicérrima, X ;)

Montse:

Sobre todo eso de
"esto avanza muy de prisa y nosotros tenemos otro ritmo"
Y tan deprisa. Hay que estar muy puestos en avances tecnológicos para no quedarse pronto atrás.

Qué duda cabe, y lo he dejado claramente escrito en la entrada, que en un orden de prioridades la necesidad de árboles gana a la de papel por goleada.
A veces dejan en los buzones de mi edificio un montón de catálogos gruesos a todo color que con solo mirarlos me duele. ¡La de papel que se gasta en publicidad! Esa es, con diferencia y en mi opinión, la mayor ventaja de los E-books.

Felices fiestas para ti también, querida Montse, "la mala" más buena :p

Natalia:

Bueno, hay un momento para cada cosa y cada cosa en su momento. Aquí lo bueno es que el infierno está abierto las 24 horas, pero de todas formas yo te regalo una llave para que entres cuando quieras ;)
Un abrazo y felices fiestas para ti también.

Doctora Anchoa:

¿¿Que no tienes Facebook?? ¿¿¿Ni Wassap??? ¡¡Tía, no eres nadie!!

Ah, no, espera un momento, que me he equivovado de bando...
¡ Dí que sí, salerosa! Ole tu valentía. Cómo se nota que tienes agallas.

Saxsista:

Cuando enterremos el último ejemplar de libro en papel y al salir del cementerio te mire con desdén, no me reproches nada. Aférrate a tu bolso, para escuchar con alivio los latidos de tu e-book, que yo marcharé a serenar mi duelo al calor de las últimas bibliotecas.

FLZNVD, JM


vittt dijo...

el progreso sólo sirve para que las cosas malas pasen más deprisa.
bueno, también las buenas, pero comprende diablo que me debo a mi personaje.

JuanRa Diablo dijo...

vittt, vittt... ¡¡hurra!!

(Esto era por ti, no por tu personaje)

MJ dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada :-)