12 de noviembre de 2013

¡POR TODOS LOS DIABLOS! ¡¡HASTA EN JAPÓN!!

Un nick  tan japonés como el de  Misaoshi, nos serviría de  pista para imaginar que si  esta bloguera  tenía un viaje soñado, no podía ser otro que al País del Sol Naciente. 
Llevaba años deseándolo y por fin  lo ha realizado.

Y vengo a mostraros que ha cumplido su palabra, pues Misaoshi siempre me aseguró que el día que pisara Japón, escondería algún diablo por allí. Lo tenía bien apuntado en SU LISTA.

Imaginaos mi sorpresa (y la de mi Jefe),  cuando después de que otros colaboradores hayan sembrado diablos por Europa, África y América,  Misaoshi me comunicaba que habíamos conquistado también el continente asiático. Estoy que no quepo en mí de gozo y se me sale la maldad por las orejas.

Os dejo con sus  palabras y sus fotos.
************************************************
Buenos días Diablo.

Me llevé 3 diablos a Japón, pero sólo pude poner dos. El último fue un fallo porque se me olvidó la libreta. Mi intención era ponerlo en Shibuya cerca de la estatua del famoso perro Hachiko, pero llovía un huevo y  allí hay gente hasta lloviendo.

De todas formas conseguí poner 2 en lugares bastante representativos.

He de decir que podría haber puesto en muchísimos lugares, pero todo está tan petado de gente y tienen un país tan limpio que el simple hecho de dejar un papel abandonado, aunque fuera escondido y que no lo vieran, me hacía sentir mal.

Fue un esplendoroso día en el que dimos un magnífico paseo por uno de los lugares más maravillosos que he tenido el placer de ver  y disfrutar: FUSHIMI INARI TAISHA.


Paseamos durante dos horas por sus senderos,  bajo miles  de Toriis donados por empresarios y familias. Un Torii es un arco tradicional japonés que suele encontrarse a la entrada de algunos santuarios, marcando la frontera entre el espacio profano y el sagrado.   Los comerciantes y artesanos ofrecían culto a  Inari a cambio de obtener riqueza en sus negocios. De este famoso templo se dice que posee más de 32.000 pequeños santuarios, llamados bunsha.

Nada más sales de la estación de tren, un torii te da la bienvenida de la manera más grandilocuente posible.

Empiezas a subir y te encuentras con templitos y monjes  haciendo sus oficios y mucha gente pidiendo deseos, tirando una monedita y tocando la campana.

En cada esquina hay un puesto donde te venden amuletos y merchandising de Hello Kitty y One Piece (la serie manga más famosa del momento)  En cada sitio al que ibas había exactamente lo mismo, pero el dibujo cambiaba según el lugar (One Piece en Kioto, One Piece en Nara, One Piece en Tokio...) y también galletas. Allí se compran galletas en cualquier lugar, con el dibujo del sitio donde estés. Es brutal, sacan dinero de todo. En Japón saben cómo incitar al consumismo y créeme, lo consiguen.


 Sigues subiendo y te encuentras con la entrada para continuar el paseo de 4 kms entre toriis de diferentes tamaños, madera con base de hierro y otras de piedra.

Tras pasar por el camino de toriis grandes, llegamos a una bifurcación y, es ahí, JuanRa, donde saqué el diablillo que tenía en el bolsillo...

 ...y que puse entre una de las toriis de vuestra izquierda:
Era donde menos gente pasaba, como se puede apreciar en la foto.

Desde esta foto se ve un farolillo dentro. Si sigues subiendo hay otro. Pues es justo donde está el segundo farolillo, tres columnas a la izquierda, donde está el Diablo.


En Memorias de una geisha se puede ver algo de Fushimi Inari, y para que te hagas una idea de ese recorrido de  4 kms, con escaleras, cuestas, para arriba, para abajo..., te pongo enlace.
 http://www.youtube.com/watch?v=v_BbOPjYq9Y

 El segundo diablo lo dejé en el Castillo de Nijo,  en Kioto.

 En Japón todos los lugares, aunque haya que pagar entrada, están petadísimos a todas horas (el horario tampoco es grande: de 10 a 16h, y hay que aprovechar). El único momento que estábamos relativamente solos y nos dio tiempo, fue en una de las puertas de los jardines,  en la puerta KITANAKASIKIRIMON.




 Hay que meter los deditos por el agujero, (para que no se viera mucho)

Y es una lástima que el tercero no pudiera estar en Tokio, esto obliga a la gente a ir a Kioto a por los diablos, pero con lo barato que fue (1400€ = 16 días), seguramente vuelva el año que viene.  Recomiendo a la gente que haga este viaje. ¡Es fantástico!


*******************************************************************
 Más fotos del viaje de Chihiro Misaoshi, en SU BLOG

Señoras, señores, ya no tenemos excusa para dejar de ir a Japón. ¡Diablos cerdúpedos nos esperan! 
Mientras tanto, si alguien va a dar un saltito a Australia o Nueva Zelanda..., ejem... ejem... ¡Es que ya solo falta Oceanía!

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues yo ya lo siento pero nunca iría a Japón. Ni a ningún país budista. Es que su arte, la estética de los budas, los dragones, kimonos, su caligrafía y demás, es que me echan para atrás.
Aunque este verano descubrí sus miniaturas y sus porcelanas del siglo XIX, (de la época de El último samurai, cuando Japón se obsesionaba por occidentalizarse y Europa y E.E.U.U. se obsesionaban con su Arte) en una magnífica exposición en el Museo de Zaragoza y, nunca lo habría creído, me quedé maravillado...se ve que los prejicios son siempre equivocados.
Pues los diablos porcinoides son muy simpáticos y la diablesa muy sensual. Menos mal que tú eres de otra especie diabólica. Felicidades a la dibujanta Mishaosi.

carlos

RNT dijo...

Ya solo te queda que algún astronauta los lleve en un próximo viaje espacial...

Ana dijo...

Que envidia me dan esos diablos, ya han viajado mas que yo.
Que bonito lugar, siempre he querido visitar Japón... ¡para ir a la caza del diablo saolín!
:D

Lillu dijo...

Y yo que no he podido ir a por ninguno!! Los de Japón me han encantado :D

saluditos

Montse dijo...

Guauuu, los diablillos han llegado hasta Japón!!
Chulísimos los escondites que han buscado y ya me gustaría poder ir a buscarlos. Como me gusta mucho ese lugar, me voy a visitar su blog y ver todo el reportaje aunque me muera de envidia, jaja.
Un besito.

Natty dijo...

Genial =D .. yo no pude cumplir con lo prometido y no pude poner diablillos en Perú =) es que fue un viaje centrado en lo familiar y estuve todo el tiempo rodeada de mucha gente y ejem ejem .. son Católicos, no me habrían aguantado poner diablillos por ahí =( .. lo bueno es que no fui a Machu Pichu, porque ahí sí que sí los habría puesto .. pero como el otro año voy de nuevo si todo sale según lo planeado ahí sí que sí los pondré =)

Misaoshi dijo...

Gracias Montse, aunque las últimas entradas decayeron por tema clases, que me abarcan 24h y roban el sueño :(

Me siento identificada con Natty, cuesta mucho pensar en juegos cuando estás tan estimulada con tanta cosa (en mi caso los paisajes que ansiaba ver, en su caso familia xD)

Jo, tendría que haber puesto en el aeropuerto de Dubai. Queda el consuelo que llevaban dibujados en mi agenda durante todo el trayecto de ida, así que el Diablo fue de paso.

¿Dejar un diablo en el avión internacional habría sido molón también, no? En la de lugares que estaría, y la de países que sobrevolaría. Para mi futuro viaje a Nepal y Tailandia recuérdamelo.

Papa Cangrejo dijo...

Es que los diablos están en todas partes jajja

Ángeles dijo...

Ya hay diablitos hasta en Japón, con lo lejísimos que está!

Te felicito, JuanRa, porque me imagino que esto te ha dado mucho cartel delante de tu jefe, ¿no?

Y felicito también a Misaoshi por haber cumplido su sueño nipón.

ripley dijo...

anda que tu y tus ocurrencias. imagino el dia en que ideaste esta y pienso ahora y veo lo que se implica la gente contigo y te colgaría del palo mayor o mejor aun, te haría andar por la tablilla esa de los galeones hasta los tiburones. En resumiendo algunos lo llaman envidia yo también.

¿pero como ibas a saber lo que sucederia en un futurible? eso nadie lo podia sospechar y mírate y mírate (perdon se me fue la cabeza), ahora conquistando continentes.

por cierto igual un dia me animo y pongo diablillos por Madrid que no se si hay.

hale, dese usté por satisfecho.

un abrazo y todo eso

JuanRa Diablo dijo...

Carlos:

¿Has visto qué diablos gorrináceos tan chulos? Jejeje

Yo no despreciaría un viaje a Japón, aunque no está dentro de mis destinos soñados. Creo que su cultura y tradiciones no me atraen lo suficiente, pero seguro que también hay mucho de desconocimiento e ideas preconcebidas, como dices.

Sin embargo me atraen mucho los dibujos animados japoneses, sobre todo el lado mágico que veo en las películas anime de Hayao Miyazaki, como La princesa Mononoke o El viaje de Chihiro, que si no conoces te recomiendo.

Y eso sí, lo más grande que de Japón vino es... ¡¡Mazinguez Z!! ¡Pues no disfruté yo poco con aquellos dibujos! xD

RNT:

¿Te imaginas? Le pediré que los esconda en la luna.
Pero en la cara oculta, para que no sea tan fácil la cosa... :p

Ana:

El diablo saolín te sonríe desde su luna de nieve, mientras maquilla sus cuernos con polvo de arroz. Cuando tú le saludas él te responde:
"Ana, katakana ikebana ushi"
Lo que viene a ser: "Todavía tu gato recorre el firmamento"

El diablo saolín es más listo que los ratones coloraos :)

Lillu:

¡Toma, y yo tampoco! Y no sé a que éstamos esperando, Lillu.

Ah, bueno, sí; a que la señora Primitiva venga y nos toque.

Montse:

Venga, Montse, anímate y ve a Japón. Si escondes 5 más ya serían 7, ¡como los siete samuráis!

Un saludo muy nipón a la más botánica :)

Natty:

Dice mi Jefe que te diga que está muy orgulloso de ti, que premiará eso de que ocultes a tu familia católica tu amistad con un diablo. Y otra cosa que no te dice mi Jefe, que te digo yo, es que si vas al Machu Pichu... ¡¡pasa a recogerme, que me voy contigo!! :D

Misaoshi, artista viajera:

Existe un viejo proverbio oriental que dice:
"Si el diablo viaja en avión dibujado en libreta, el tufillo a maldad por doquier siempre queda" ¿A que no lo conocías? Yo tampoco.

¿A Nepal y a Tailandia? Dame unos días para que lo asimile :O xD

Papa Cangrejo:

En todas todas. Mira dentro de tu caparazón y verás...

Ángeles:

Gracias, Ángeles. Sí, estoy muy contento porque todo esto me ha venido genial. Entre otras cosas mi Jefe me ha concedido:

- Librar los jueves por la tarde. (puedo dejar de ser malo unas horas, que no está nada mal)
- Me deja comer algún tocinillo de cielo (sin decir en voz alta que saben a gloria, eso sí)
- Calentarme la leche en el microondas (que a la parrilla se me chamusca siempre)

Así que ya ves... happier than a perdiz :)

Ripley:

Señor Ripley, si me concedéis clemencia ante esa caída a los tiburones, os dedicaré una obrita teatral que estoy escribiendo para el próximo post. Ah, ¿no? Bueno, íbalo a hacer de todas formas, que ya sé lo mucho que os agrada el humor absurdo.

Sería un honor el que vos escondiérais diablos por los madriles. Eso sí, quisiera que las fotos las tomara el señor González del Valle. Decídselo.

Un abrazo

ripley dijo...

Lo malo es que con el pulso que tengo en vez de un diablo puede salirme un delfín y no sería lo mismo, claro.

¿de verdad no hay diablos en Madrid? ¿cuantos hay que poner? necesito suelo liso por lo que mis fuentes favoritas las descarto.

Mira que me lo propongo para las cosas que hacer en el año nuevo ese que dicen que vamos a crecer una barbaridad, un 0, no se cuantos.

Por cierto ya que tu jefe esta contento contigo tb puedes ir a algun convento a por dulces celestiales que las monjas para eso son muy miradas no así las de clausura.

y sí dedícame el post que estas cosas ilusionan mucho. Estoy de acuerdo en lo de Mazinguer- Z.

un abrazo amiguete.

ripley dijo...

ah se me olvidaba clemencia concedida naturalmente. quedáis a salvo de los tiburones y yo impaciente, ¡hombre ya! que estas cosas se hacen pero no se avanzan informativamente.

abrazos

JuanRa Diablo dijo...

Ripley:

A decir verdad, hace dos años escondieron tres diablos en Madrid:

http://miescribania.blogspot.com.es/2011/04/los-diablos-de-madrid.html

pero según tengo entendido, el de la Puerta del Sol ha desaparecido, y tengo dudas de que sigan allí los otros dos, así que si te apetece, para mí sería un honor el que pusieras otros tres donde te plazca. Intenta tan solo que sean lugares que no se vean a simple vista y donde no se deterioren por la lluvia.

En cuanto al post dedicado, en un par de minutos le doy al botón de Publicar, Señor Ripley.
Espero que te guste.

Un abrazo

Amig@mi@ dijo...

Y van tres veces que escribo lo mismo. Te decía que comparado con tu "imperio", el de Gengis Kan, ese que tenía tanta fama, no era nada.

POr fin tengo router nuevo. LLevo sin internet 5 días :( Y qué mal se pasaaa!!
Un abrazo

JuanRa Diablo dijo...

Estabas con mono internetero, ¿no? Jajaja, ¡¡es nuestra droga!!

Un abrazo de Geng... de JuanRa Diablo, quiero decir :)

Valentina dijo...

Diabolo, sé buenito y publicá un post con todos los lugares donde están escondidos los diablillos, así los caza-diablillos saben dónde buscar.

Para mi cumple el 15/|12 y nuestro aniversario, el 17, vamos a ir a Barcelona a empaparnos de Gaudí, recorrer museos y callecitas con mi Vikingodelort.
Hay algún diablo escondido por allí ? Si no es así creo que me voy a llevar un par para esconderlos :D

JuanRa Diablo dijo...

Valentina:

En la barra lateral del blog, una viñeta que dice EL JUEGO DE LOS DIABLOS te lleva aquí

http://albumdiablo.blogspot.com.es/2010/08/el-juego-de-los-diablos.html

No hay ningún diablo escondido en Barcelona, así que Vikingodelort y vos podéis hacerme feliz añadiendo otra ciudad más al mapa :)

¡Feliz viaje de aniversarios!