12 de enero de 2014

LA CIUDAD ME CUENTA HISTORIAS (II)

Dos jóvenes amigos se encuentran por la calle un domingo.

- ¡Eyy, Pablo!
- ¡Hola, qué pasa!
- Tío, qué pronto te retiraste ayer.
- Ya, estaba hecho polvo.
- Pues no veas lo que te perdiste...
- ¿Qué pasó?
- Nada más irte llegó Sandra
- ¿Sandra? ¿La de la calle Lepanto?
- Sí, tío, la saludo, le digo que la invito a tomar algo y se me pone a contar todos los marrones que había pasao con su novio. Que habían cortao y tal, que había salido para no amargarse... Total que al final la animé a que se olvidara de todo, y me la llevé a la cama.
- ¿¡Qué dices!?
- Y anda que no se animó... lo pasamos que te cagas, Javi.
- Pero, pero... ¿la Sandra de la calle Lepanto?
- ¡Que sí, tío!
- No sé, nunca lo hubiera dicho. ¿¿Contigo??
- Ya te digo, si lo había dejao con el novio y quería divertirse para olvidar…. ¡Y una marcha que llevaba la colega...! Pero no acaba ahí la cosa. Como teníamos demasiao calor de tanto meneo, nos fuimos a la calle a dar una vuelta y nos encontramos con su amiga, ¿sabes quién te digo?
- ¿Esa que trabaja en el Súper?
- Sí, Patricia se llama. No te lo pierdas: Sandra le cuenta  que lo ha dejao con su novio y tal y se ponen las dos a chillar y a pegar botes, y la otra que qué guay, que ya verás qué bien ahora. Y va Sandra y le dice "Ay, si no fuera por Pablo, que me ha animao toda la noche"...
- Pero... ¡tío, estoy flipando!
- Y yo poniendo carica de santo... Total, que se me pegan las dos y "Qué majo eres" y tal y más cual, y  nos metemos en la cama los tres.
- ¿¿Qué??
- ¡¡De puutamadre, Javi!! ¡Hasta que amaneció!
- ¿¿Tú con las dos??
- ¡Qué caña de tías!... No veas cómo se mueve la del Súper. Yo quería seguirle el ritmo y no podía, me dejó agotao.
- ¿Tú con las dos? ¿Así, tan fácil?
- Joder, si no te hubieras ido...
- Pero, ¡aunque me hubiera quedao! ¿cómo… cómo fue eso? ¿Qué se tomaron?  ¿Pero habrían querido algo conmigo? No creo, igual os cortaba el rollo...
- Pero ¿por qué? Si no te llevas mal con ellas, ¿no?
- No, pero...
- Bueno, ya hablamos que llevo mucha prisa, tío, Ya nos llamamos para quedar, ¿eh? ¡Adiós!
- Vale... adiós...
...
"¡Qué fuerte!... Y lo cuenta como lo más normal del mundo... ¡Qué cabrón el Pablito!... ¡En la cama con dos!"


 Discoteca La Cama. Yecla.
_____________________________________________________________

- Tengo que rellenar este formulario para poder hacerle  el carnet de usuario, ¿de acuerdo?
- Muy bien, joven
- ¿Nombre?
- Hilario Puche Azorín, para servirle. En realidad me llamo Hilario José, pero hace ya tiempo que decidí dejarlo en Hilario solo.
- ¿Fecha de nacimiento?
- 20 de abril de 1937
- ¿Estado civil?
- Jubilado.
- No, estado civil. ¿Soltero, casado...?
- Ah, viudo. Yo he enviudao dos veces, ¿sabe? Lo normal es que nos muramos antes los hombres pero ya ve usté, a mí me debieron hacer de buen material.
- ¿Domicilio?
- Sí, jubilado.
- No, a ver, dónde vive, dígame la calle.
- Ah, en el Paseo de la Paz. Algunos la llaman Avenida de la Paz, pero yo decidí que Paseo me gustaba más.
- Muy bien, ¿número?
- Pues mire, ahí sí que no le sé decir...
- ¿No se acuerda?
- Sí me acuerdo, pero no me he decidido todavía.


 _________________________________________________________________

El Javi de la primera historia, unos días más tarde.

- ¡Qué pasa, Victor, que ya no saludas...!
- Ah, hola, Javi, no te había visto, ¿a dónde vas?
- A tu casa iba, que he quedao con tu hermano.
- ¿Con Pablo? Muy bien.
- ¿Y tu hija?
- En Los Ángeles la tengo ahora.
- ¿¿Y eso??
- Porque ya tiene la edad.
- ¿La edad? ¿La edad de qué?
- Pues de ir al cole.
- ¡Pero si tiene tres años!
- Por eso, ya tenía que ir a la guardería.
- ¿¿Y la lleváis a Los Ángeles??
- Pues sí, no nos pilla cerca de casa precisamente, pero me dijeron que allí estaría bien, que era más cara que el resto pero que merecía la pena.
- ¿Y con quién está? ¿Con tu mujer?
- Mi mujer trabaja.
- Pero… ¿¿con quién está?? ¿¿cuándo la veis??
- Cuando termine voy yo a por ella.
- ¿¿Cuando termine el curso??
- Pero qué te pasa, Javi, qué preguntón estás…
- Es que me has dejado flipao. Yo… yo no podría tener a una hija pequeña tan lejos.
- ¡Lo dices como si estuviera en Marte! Bueno, me voy, que he dejao el coche en zona azul. ¡Saluda a mi hermano de mi parte! ¡Ciao!
- Adiós, Victor.
"Alucino con esta familia...  Cuentan las cosas gordas  como si tal cosa... Y digo yo… ¿tan forraos  están como para mandar a su hija fuera? … A ver si van a ser unos troleros… Sí, empiezo a pensar que son un poco fantasmillas…"


 Centro de educación infantil "LOS ÁNGELES". Yecla



15 comentarios:

Ana dijo...

Jugando al despiste, ¿eh? Lo de en la cama ha estado muy bien, igual que lo de estudiar en "Los Ángeles". y menudo lío tendrá el cartero de don Hilario, ¿se decidirá alguna vez?
:D

Alicia Reyes dijo...

Jeje..Muy buenas las historias!!..La de "la cama", un final inesperado!!..
Saludos.

Anónimo dijo...

El Javi este... que es impresionable el hombre. Si es que para poder fardar de algo se necesita, pues eso, uno que tenga ganas de presumir y otro que le quiera dar importancia a lo de que se presume.
Aquí también tenemos un establecimiento llamado La Cama, pero es un restaurante que comenzó siendo una bolera.
La segunda historia es muy entrañable con ese anciano que tiene la edad de mi padre y que le gusta estar jubilado. Yo creo, porque me gusta más, que el número de su portal ha de ser el 95. Es que ochos y tres me gustan menos.
Muy apropiado el nombre de Los ángeles para la guardería porque después suele suceder que los críos pasan a ser unos demonios pero qué te voy a contar.

carlos

Papa Cangrejo dijo...

Hay señor diablo, metase en la cama que le ha subido la temperatura a 95 y si se descuida vendrán los Angeles, y eso no le gustará a su jefe jejej
pd: Te he dejado algo en mi blog...

loquemeahorro dijo...

Ah, como crecen los hijos ¿verdad? Hoy tienes a la niña en Los Ángeles y cuando quieres darte cuenta, la tienes en La Cama haciendo un trío (de baile)

Ángeles dijo...

Yo no sé, este tal Javi, por qué se escandaliza tanto. De modo que su amigo le dice que se llevó a la chica a la cama y él se pone a pensar en vete tú a saber qué…
Y lo mismo con la guardería, ¿qué tendrá de raro que una familia lleve a su niña a Los Ángeles? A saber qué se le paso por la cabeza… :-D

(De todas formas, ponerle a una discoteca "La cama" es un poco raro, ¿no? ¿Y por qué la chica del anuncio tiene una cola puntiaguda???)

Y don Hilario, el pobre, con lo claro que lo tiene todo :-p ahora vienen los de ayuntamiento a meter la pata. Lo que me gusta es que él no se altera. Se ve que es la serenidad que dan los años.
(Mira qué casualidad: veo en el calendario que hoy precisamente es san Hilario :-0)

Muy buenas historias, JuanRa, y además demuestran que es verdad eso que se dice: que las historias están por todas partes y solo hay que saber verlas (y saber contarlas, claro).

Un saludo, y otro para Papa Cangrejo :-)

Sese dijo...

La primera historia me ha recordado los piempos que saláimos de farra día sí día también, y siempre que alguien fallaba se le contaba que había sido la mejor noche de la historia, siempre decíamos lo mismo pero el día que faltaba yo me quedaba con la duda razonable de se era cierto que me había perdido la mejor noche de todos los tiempos...

Saludos

Marietta alias Aurelia dijo...

jajajajjajaj andaaaaaaaaaa que no me he reido con Javi...me quedo con la primera historia...luego ya te esperabas pero la primera me la creía y me tenias enganchada aajajja

Iván Arribas dijo...

Me encantan estas historias a partir de cualquier cosa...

Montse dijo...

Jajaja, tres buenas historias!!
Lo de Javi con la cama es genial, pero claro que el nombre de esa discoteca es pelín raro ¿no? y la guardería "Los Ángeles" también tiene guasa que puede provocar confusión.
No sé como te las inventas pero le sacas tema a todo ¡y con una gracia que pa qué!
Un beso.

Mamá Al Habla dijo...

Hola!!! Te he dejado un premio en mi blog, cuando tengas un rato pásate a recogerlo http://mamaalhabla.blogspot.com.es/2014/01/blogs-que-se-merecen-un-premio.html

JuanRa Diablo dijo...

Ana:

Despistando, sí, y tomándolo como un juego, como debe ser, ¿verdad?

Todos esos niños de la guardería podrán decir de mayores que se formaron en Los Ángeles. Y nadie podrá decir que es mentira :D

Alicia Reyes:

Ya ves que en la historia de la cama, al final se tira de la manta, jaja
Gracias.

Carlos:

A mi lo que me choca del tal Javi es que conozca tan poco su pueblo. Vale que no sepa que hay una guardería Los Ángeles, pero ¿tampoco conoce la discoteca La Cama? Yo creo que ahí el inventor de la historia ha patinado :p

Ah, si tu prefieres el 95 al 83 no hay más que hablar. Don Hilario se acaba de decidir :)

Un saludo!

Papa Cangrejo:

Los Ángeles no creo que vengan, pero Ángeles sí que viene a visitarme por el blog. Y en su comentario te ha saludado :)

PD: Muy agradecido, amigo extraterrestre

loque:

Me he acordado del post de la novia que se quiere casar con el mejor traje (y de paso con el novio también, será para hacer trios)
Pero aquella no venía de Los Ángeles, ¿no? Era más bien de Minesota o de Wisconsin, guarderías públicas.

Ángeles:

Yo pienso lo mismo, ¡pero qué impresionable es el Javi este! He sabido que desde niño lee cosas muy fantásticas y por eso debe tener la mente disparada.
Igual que el que diseñó el cartel. ¿Por qué relaciona una cama con una diablesa? Uff, ¡¡a ver si va a ser una sucursal del infierno y yo no me he enterado!! :O

Lo del nombre de Hilario no es casual, que también tenía yo un calendario delante y le bauticé ipsofactamente jajaja. Sus apellidos es que son muy comunes aquí en Yecla.

Gracias, Ángeles. No tendrás tú algo que ver con esa guardería, ¿no? Porque yo ya me creo todo... :D

Sese:

Con toda probabilidad, sí. Siempre que fallabas tú, llegaba Natalie Portman ¡¡¡y no veas!!! xDDD

Marietta alias Aurelia:

Me alegro de las risas y el "enganche". Yo me quedo pensando a qué se deberá tu curioso nick :)
Un saludo

Iván Mago Arribas:

Y a mi me ha encantado tu "aparición" (no podía ser de otra forma :p) Gracias por la sorpresa! Otra, ootra, oootra...! :D

Montse:

Tú lo has dicho, Montse, esto es sacar tema hasta de donde no hay, jaja.
Ir andando por la ciudad, ver un cartel especial... y darle vueltas y vueltas a alguna idea. Lo gracioso es que luego estoy obligado a pasar por esos lugares de nuevo para hacerles la foto, porque ya he decidido que hay historia "bloguerable"
Gracias. Besos.

Mamá Al Habla:

¡Pero bueno! ¿La primera vez que sé de tí y ya me das un premio? ¡Estas cosas no pasan todos los días! ¡¡Mil gracias, voy a recogerlo!!

hitlodeo dijo...

¡Joer JuanRa! El de la cama me parecía el típico fantasma. Y mira tu que giro da la historia con la imagen.
Ahora, el mejor es el de Hilario. Como mola. La realidad supera a la ficción siempre. Anda que el concejal de urbanismo del pueblo se gana el sueldo.

pixel dijo...

El que más me ha gustado ha sido el de la cama, jajaja. Buenísimo.

JuanRa Diablo dijo...

hitlodeo:

Además esa es la típica foto que te hubiera llamado la atención a ti como para fotografiarla, ¿a que sí?

Un abrazo

pixel:

Ya ves, es que esa cama daba mucho juego :D