31 de enero de 2014

POST 365: MIS ENTRADAS PREFERIDAS

Un buen día, éste sin ir más lejos, alcanzo la entrada nº 365 del blog.

Y como resulta imposible no asociar el 365 con los días que tiene el año, me pasa por la cabeza una idea: que si desde hoy  comenzara a  releer un post cada día,  terminaría de hacerlo el 31 de enero de 2015, y entonces me quedo pensando que  he escrito una barbaridad.
Teniendo en cuenta mi tendencia a alonganizar las entradas ( ¡qué vicio incorregible!) podría decir que más que una barbaridad, he escrito a lo bestia, o como dicen en Yecla: que he escrito una cafrá.

Y sin embargo, casi no me he dado cuenta.

Sin ser ésta una entrada de cifra redonda que merezca celebrarse, hoy me ha apetecido darle un carácter diferente y haré algo que no he hecho hasta ahora: escribir sobre lo ya escrito, renombrar aquellas entradas que por alguna razón me gustan más o les tengo un especial cariño, y aquellas otras que me trajeron sorpresas y resultados muy agradables.

Empezaré diciendo que  hay un post que, sin duda por el título que tiene, recibe un constante chorro de visitas. 
Es Un viaje al fin del mundo, en el que conté una bonita experiencia con mi hijo en un día de campo, cuando un chaparrón inesperado nos obligó a correr.  Es, con diferencia, la entrada más visitada, y si todos los que han llegado a ella hubieran dejado un comentario, os aseguro que ya tendría más de 4000.
Mi pregunta es: ¿Tanta gente busca un viaje al fin del mundo? ¿Acaso pretenden encontrar alguna oferta en las agencias? ¿Y por dónde quedará el fin del mundo?

También llegan muchísimas visitas a  Notas sobre un dolor de muelas.  Está claro que la imperiosa necesidad de alivio ante un repentino dolor de muelas, apresura a algunos a consultar al Doctor Google, que les remite a mi entrada. En este caso sí que ha habido esporádicos comentarios desde entonces, cosa que siempre me alegra, sobre todo cuando me dicen que a pesar del mal rato que están pasando, se han reído leyendo.  Ojalá la risa fuera un analgésico  pero, aún sin serlo,  cómo me satisface hacer reír.

Otra entrada especial es El idioma de Yecla.  Desde que me encontré una fotocopia de aquel post  pinchada en el tablón de una panadería,  no ha dejado de ser visitada, y supongo que el boca a boca entre gente del pueblo ha repercutido en que sea otra de las más leídas. Reconozco que cuando la comentan yeclanos, sobre todo si están viviendo fuera, me causa mucha ilusión.

La entrada más comentada hasta la fecha ha sido Holaaa, ¿a que no sabes quién soy?
A raíz de un antiguo festejo de mi pueblo en el que la gente recorre las calles con la cara tapada,  se me ocurrió jugar con los lectores. Debían dejarme un comentario como Anónimos y yo tenía que averiguar quiénes eran.
No imaginaba entonces que llegaría a los 95 comentarios!! (record) ni que disfrutaría tanto con el juego. ¡Lo pase pipa! ¡Y no me fue nada mal en las pesquisas, por cierto!

También disfruté mucho con  Palabras de very ficción. Si me divertí enormemente escribiéndola, aún lo pasé mejor con la interacción  de los comentaristas, que supieron seguirme la corriente y crear una historia rocambolesca con un guión impredecible.
En general lo he pasado muy bien todas las veces que he jugado con vosotros, que no han sido pocas.

Una anécdota muy particular,  que  en su día tendrá su protagonismo en una nueva entrada, vino tras escribir El alma de El Almorquí.  En ella contaba mi solitario retiro a una aldea durante un fin de semana,  con el propósito de repasar un montón de temas para un examen en la Universidad. En un descanso de mis estudios, caminé hasta un caserío abandonado llamado El Almorquí. Recordando el silencio de aquel lugar y las emociones que sentí, escribí aquella entrada (una de mis preferidas) sin imaginar que a consecuencia del título que le puse, llegaría una sorpresa.

Y es que algún tiempo después recibiría el correo de un noruego afincado en la zona, que estaba reconstruyendo aquel caserío y cultivando los huertos y elaborando vino y aceite con los métodos de hace siglos. Me alegró mucho saber que aquel hermoso pero moribundo lugar volvía a tener vida gracias a él.
Me comentó que tras embotellar su primer vino, quiso ponerle un nombre y se le ocurrió Alma de Almorquí. Al comprobar en internet si tal nombre existía, descubrió mi entrada, y le gustó tanto conocer mi historia y ver las fotos del lugar, que me escribió para invitarme a visitarle y probar ese vino recién creado.
Sí, qué casualidades tan fascinantes ocurren a veces en este mundo de internet, ¿verdad? Por supuesto, tengo pendiente un brindis por El Almorquí.

Gracias a las entradas que dediqué a hablar de mi colegio, hoy existe una referencia al mismo en internet, y eso me sirvió para que Irene y Jesús, compañeros de aquellos tiempos escolares, se pusieran en contacto conmigo después de... en fin,  tantos años que me da vértigo pensarlo. Y me consta que algunos profesores  también leyeron con emoción mis recuerdos de aquel entrañable colegio que ya no existe.  Saberlo me ha hecho sentir muy bien.

Recientemente he sabido de otra anécdota relacionada con el blog.
Ya conté que, sin pretenderlo en un principio, terminé escribiendo sobre hechos de la vida de un hermano de mi abuelo Conrado, Santiago, que desapareció en la guerra
Partiendo de los recuerdos que me contó mi abuelo cuando vivía y aportando los datos que me dieron familiares, el resultado fueron cinco entradas consecutivas que muchos de vosotros recordaréis.

Pues bien, por otra de esas casualidades de la vida , mi hermano Fran coincidió en Petrel con Cristina, una nieta de Santiago, (a la que no conozco) y le comentó que yo había escrito sobre su abuelo. Ella  le pidió la dirección del blog y, tras leer las entradas, envió un mensaje a mi hermano para decirle que disfrutó tanto con las historias, que había decidido hacer  fotocopias para regalarlas en Navidad a sus primos y  tíos, es decir, los hijos de Santiago. Supe después que la idea de Cristina fue un gran éxito que emocionó a toda su  familia.

Aparte de la gran satisfacción que me produjo saberlo, me resulta muy curioso el inesperado rumbo que puede tomar cualquier texto una vez publicado y cuántas sorpresas puede traerte de vuelta. Es realmente fantástico.

Para terminar dejo los enlaces a diez entradas  de las que me siento especialmente satisfecho. Que nadie se sienta obligado a leerlas (¡menudo empacho de longanizas!), pero ahí quedan por si algún lector (de ahora o de siempre) tiene curiosidad por conocer sus historias.

1)    ¿ERES FELIZ?  Sobre un profesor del colegio del que guardo especial cariño.
2)  POSTALES DESDE SALTDEAN. Sobre mi estancia en un pueblo de Inglaterra. Escribiendo esta entrada reviví tan intensamente los recuerdos, que me dejó “tocado” emocionalmente varios días.
3)    TARDES DEL C.E.A.M. Sobre emotivas escenas en mi trabajo con los mayores.
4)    DOS NEURONAS EN APUROS. Porque la escribí sobre la marcha y aún me río al releerla.
5)    EL KARATECA QUE LLEVO DENTRO. Sobre una anécdota en mi trabajo que trajo mucha guasa (y que me siguen recordando con pitorreo)
6)    LA SONRISA DE SAMUEL. Tal vez la entrada más especial para mi, sobre un duro momento familiar que nos costó superar.
7)    EL AÑO QUE MURIÓ LENNON. Sobre mi primer amor escolar.
8)    LA ERÓTICA DEL VINO. Porque fue un placer emborracharme de tan  pomposa literatura.
9)    MI NIÑA BONITA. De  entre tantas entradas dedicadas a mi hija, me quedo quizás con esta.
10)     A VECES. Resultado de esas reflexiones que le abordan a uno a determinada edad.

365...

Antes del blog, yo ya escribía una cafrá, - siempre lo he hecho-  pero desde que empecé a mostrar mis escritos por aquí y tuve la gran suerte de que fuera apareciendo gente para leerlos, me doy cuenta de lo feliz que me hace que mi vieja afición sea hoy tan bien correspondida.
Lo más grande, no me cansaré de repetirlo, es la amabilidad, el buen rollo y la familiaridad que se ha ido creando entre nosotros con el tiempo, ¿no pensáis igual? 

Una vez más, MIL GRACIAS  A TODOS por tan buenos ratos.

No sé por cuánto tiempo más, pero mientras tanto... ¡a seguir escribiendo!



22 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres el p...amo de la blogosfera. Mi más sincera enhorabuena, una vez más, por alcanzar otra cifra clave. Un post al día da alegría.
Un fuerte abrazo desde nuestra querida Almafrá.
Txema Rico.

Ripley dijo...

para empezar un par de cosas, dos puntos. La una meritoria para mi que me he tragado la longaniza del tirón, la segunda para usté por su éxito que me alegra un monton y desmiente la afirmacion que algunos vaticinan de que los blogs terminarán por extinguirse este preciso año en favor de las dichosas redes sociales donde el contacto con tus semejantes es imposible de igualar al que se consigue con el blog. eso es lo mejor, la pequeña gran familia que entre todos hemos hecho en estos años y los lazos que nos unen.

no se cuando como ni donde empezara el fin del mundo pero me gustaria verlo por un agujerito desde el cielo de Madrid.

Personalmente estoy deseando que se acabe si no el mundo, sí al menos nuestra civilización y seamos capaces de empezar de nuevo pero mejorando los errores, que son muchos.

y nada mas, que yo tb escribo mucho. Enhorabuena, felicidades, abrazos y todo mi cariño que sabes es enorme.

Papa Cangrejo dijo...

Como algunas ya me las había leído la ristra era más corta jajajaja por algo te di el premio y no por tus contactos en el infierno jajajaja

RNT dijo...

Qué sí, hombre, que sí, que te lo has "currado" muy mucho! Y a seguir contando...

Anónimo dijo...

A ver, a mí, de las que recuerdo ahora, las que me gustaron mucho fueron:
Ésta de El alma del almorquí porque me pareció una aventura fascinante irte a vivir sólo esa semana y los "tesoros" que encontraste.
La de las "casas misterias" por el obvio misterio que las pueblan.
La historia de miedo de tu abuelo por la que te conocí.
La zampada de La MAgdalena porque parecías a Stanley en plena travesía por la selva, por lo menos.
El reportaje fotográfico sobre el cole abandonado de Petrel los últimos días antes de que lo derribaran. Emotivísimo.
LA de la abuela de Apamen. Casi le cogí tanto afecto como a las mías. "Tú lo que eres es un..."
La historia de vuestros caballos y el establo que tu hermano Fran convirtió en el templo de Karnak.
Y muchas, muchas más que ahora no recuerdo.
Bueno, para finalizar, aquella telenovela o culebron venezolano que os montasteis una Nochevieja, en la que tenías un nombre inacabable y no podías interpretar porque te partías de risa. Esa también fue memorable.
Todo se acaba y este blog, un día también, pero espero que sea muy tarde.
carlos

Natty dijo...

Muy buenas entradas =) (aunque aún no las leo todas) .. espero que sigas deleitándonos con muchísimos textos más, porque de verdad es una alegría cuando veo en mi barra lateral que subiste una nueva entrada =)

Amig@mi@ dijo...

Recuerdo que yo entré aquí vía viñetas que NO TENÍAN CASI NADA QUE LEER!! No sabía yo en lo que me metía. Jaja!. En serío, ya sabes lo que opino y lo que te he dicho tantas veces. Enganchas y diviertes pero lo mejor de todo es que sabes compartir sentimientos.
Un abrazo, Juan

Ángeles dijo...

De las entradas que citas aquí las recuerdo todas muy bien menos una, 'El viaje al fin del mundo'. La he leído ahora y me ha parecido tierna, conmovedora y divertida.

He repasado otras más, como 'A veces', porque aunque recordaba que era de las de afligirse un poco no he podido resistirme.

Pero si por alguna razón tuviera que elegir solo una, me quedaría con 'Palabras de very ficción', porque fue la primera que encontré al llegar aquí, la primera vez que te dejé un comentario y la que hizo que quisiera quedarme aquí 'forevermente' y más contenta que unas pascuas.

Y como diría Oliver Twist: "Please, sir, can I have some more?" ;-)

Gracias.

hitlodeo dijo...

Hay algo que puedes tener muy claro. Escribes muy bien. Tus historias envuelven al lector, y tu imaginación es tan amplia como la de un niño. Puedes estar orgulloso porque a mí por lo menos me haces disfrutar con tus posts.

Leeré los posts que todavía no he leído de los que indicas.

Un abrazo

hitlodeo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sandra dijo...

Mil gracias a ti por los buenos ratos.Unas veces me haces reír, otras me emocionas, pero siempre, después de leerte, acabo con una sonrisa tonta y con ganas de más.

Sese dijo...

Pues ni que decir tiene que ha sido un placer descubrir este blog y a la personita que lo escribe. Nos hemos reído, nos hemos emocionado y hemos interactuado y todo ello de algún modo nos ha ayudado a ser un poco mejores.

En cualquier caso me hubiera gustado haber participado en el juego de los comentarios anónimos, debió ser divertido.

Espero que este placer que es escribir un blog (y leer un blog) nos dure muchos años para seguir trazando la etopeya de cada cual.

Un abrazo

Montse dijo...

Buenísimas!!! algunas las recuerdo, otras no, pero me he ido a leer "dos neuronas en apuros" y me ha parecido genial.
Si es que eres extraordinario, opino lo mismo que los compañeros de por aquí, que escribes muy bien y lo mismo nos haces llorar que reír, pero siempre siempre nos gusta y emociona.
Te felicito por tantas y tan buenas cosas que escribes y porque tienes ilusión por seguir haciéndolo.
Besitos.

Misaoshi dijo...

Recuerdo leer algunas, madre mía, sí que me he perdido xDDDDD

Por supuesto no me extraña que la más leída sea esa ;)

La del alma de Almorquí es super bonita la historia. Ve. Qué casualidad.

loqueleo dijo...

A mi me encantó la de los post it que ponias los nombres de los comentaristas.
Nada a seguir que estaremos aqui para escucharte!!!

JuanRa Diablo dijo...

Txema:

Demasiado grande esta blogosfera para dominarla yo solo, pero me siento muy feliz en mi pequeño territorio y en la calidez de las palabras amigas.

Un abrazo, Txema

PD ¡Da recuerdos al Cid de mi parte!

Ripley:

A ti es que me debo dirigir como Señor Ripley, y no solo porque te vea siempre con ese sombrero que te da un aire distinguido, sino por formar parte del honorable grupo de seguidores añejos, a los que trato con más consideración y cariño.

Pienso, como tú, que los blogs es un invento demasiado bueno como para dejar que naufraguen en ese mar de redes sociales, y será por eso que les tengo tanta manía. Tendremos que inflar con fuerza nuestros flotadores para seguir asomando aunque sea la punta de la nariz. Después, ya veremos...

Y antes de desear que se acabe el mundo, déjame que ponga en la parrilla todas las longanizas que aún me quedan por invitarte a comer. Que luego te me quejas, pero sé que no te sientan nada mal, jeje

Un fuerte abrazo

Papa Cangrejo:

Hay rumores que dicen que me diste el premio porque te dan miedo mis calderas hirviendo. No sé por qué puede asustar a un cangrejo el agua caliente. Cof...cof...

Carlos:

Vaya tela, Carlos, que me ha asombrado ver que nombras tantas historias, antiguas y menos antiguas. ¡La buena memoria que tienes!
No debería extrañarme, que ya sé lo muchísimo que leiste en el verano, pero aún así me ha impresionado.

Ahora que nombro el verano, me viene a la cabeza la idea de la hormiga que grano a grano aporta un montón de alimento a la despensa del hormiguero. Y he hecho una asociación mental: Hormigas que dejan un escrito tras otro y hormigas que van comentando han ido llenando el blog hasta los topes. (No sé si esto suena muy tonto, pero ya es tarde para borrarlo, jaja)

Gracias por todo.

PD. No era un culebrón venezolano, era hispano-guatemalteco, jajaja. Aún me río de solo recordarlo

Natty:

Muy amable de tu parte, Natty.
No deja de ser curioso que desde el infierno SUBA una entrada y que BAJE al Hemisferio Sur para que la veas tú :))

Amig@mi@:

Siempre me recuerdas esto de las viñetas :)
Hace mucho que no meto alguna en el blog, y debería, aunque solo sea por lo poco que había que leer, jajaja.
Muchas gracias y otro fuerte abrazo, Montse

JuanRa Diablo dijo...

Ángeles:

No, más contento que unas pascuas (o unas ascuas, ya que te hablo desde el infierno) estoy yo de tenerte por aquí. Una gran suerte que el viento te trajera y que ya no te quisieras marchar :)))

Ya no me acordaba que la primera fuera la de Palabras de very ficción. Ahí te darás cuenta de que alguien que escribe una historia así, ha de ser amanecista a la fuerza xDD

¿Sabes que me confundí en esa lista? No comprobé el contenido y esas reflexiones a las que me refería no están en A veces sino en aRnauJ

http://miescribania.blogspot.com.es/2010/06/arnauj.html

PD. Oliver Twist debe dejar protagonismo al Señor Tulrumble, for Pete's sake! :p

hitlodeo:

Joer, Hit, qué satisfacción me producen tus palabras, en serio.Muchas gracias.
Si yo disfruto escribiendo y tú leyendo, el juego funciona perfectamente :)

Un abrazo

Sandra:

Pues la sonrisa tonta que me has dejado a mi... :)) Qué bien, muchas gracias, Sandra

Sese:

Yo podría decir exactamente lo mismo hacia ti, sobre todo con lo de personita, pues asocio el nombre de Sese con ese niño de la foto, y aunque ya sé(sé) que peinas canas, el alma de niño también se te ve, que ya te vengo yo etopeyando unos añitos, jaja

Sí, venga, que duren con salud muchos años más.
Un abrazo, Sese

Montse:

Al final con esta entrada he recibido tantos halagos que creo que no voy a poder levantarme de la silla de tanto que debo haber engordado :)
Mil gracias, Montse. Lo que de verdad me ilusiona es saber que se han creado estos ratos de felicidad compartida.
Muchos besos.

Misaoshi:

Ehh, hoy te he visto tres veces por el blog! Eso sí que es una casualidad! :p
Gracias

loqueleo:

¿Te puedes creer que ahora mismo no sé a cuál te refieres con la de los post it? En cualquier caso, si te gustó, yo feliz.

Gracias, loqueleo ¡pasaré lista! ¿eh? jeje

JuanRa Diablo dijo...

Disculpa, RNT, te salté sin darme cuenta.
Gracias! Y a seguir! :)
Un abrazo

Anónimo dijo...

el del tercer añooooo!!!
http://miescribania.blogspot.com.es/2011/07/tres-anos-de-blog.html


BUeno creia que era post it pero son tarjeticas amarillas!!
En general me encantan los montajes de aniversario, porque el de las cartas también esta fenomenal.

elchicodelaconsuelo usurpando ordenador a la idem.

JuanRa Diablo dijo...

Ahhh, claro, claro, el de la grabación por Yecla :)

Fíjate que cada vez que se acerca un aniversario pienso, "bueno, esta vez lo dejo pasar, que tampoco pasa nada; una mención y ya está"
¡Y mira en los berenjenales en que me meto después! jaja

Pero es que compensa mucho escuchar que os han gustado. Gracias por esas visitas que dan tanta vidilla :D

pixel dijo...

Recorrido terminado por tu blog y la sensación que me queda es que he disfrutado mucho, me he reído, he conocido historias impactantes que me han hecho reflexionar, he conocido una parte más de ti... y en conscuencia, a pesar de que el calor no me gusta nada opto por quedarme en tu "infierno."

Una excelente entrada.

Un saludo

JuanRa Diablo dijo...

pixel:

No sabes cuánto agradezco el que hayas pasado tantos ratos recorriendo el blog. Siempre me hace ilusión ver nuevos comentarios en entradas que ya pasaron, y tú has dejado constancia en un buen montón.
Mil gracias, pixel. Me alegro de que hayas decidido hacerte "diabólica" ;)