27 de septiembre de 2014

FRASES HECHAS A LA BRASA

La siguiente pieza teatral se estrenó el 27 de  septiembre de 2014 en el escenario de Miescribanía.com. 
La obra está  dividida en TRES ACTOS: Entrante, Condumio y Postre.

En el ACTO I (Entrante),  SANDRA está en la cocina de su casa. Se mueve a paso acelerado de un lado a otro, revisando el horno, removiendo con un cucharón  la olla que hay al fuego, troceando fruta... TRINI, su hermana, entra desde el salón.

TRINI: ¡Puaj! ¡Huele a rayos!
SANDRA: ¿¿En serio??
TRINI: Que no, tonta, que se me ha hecho la boca agua.
SANDRA: ¡Ay, no me va a dar tiempo! ¡Bien podías echarme una mano, Trini!
TRINI: ¿¿Yoo?? Que te la eche tu novio, que se ha quedao sopa viendo la tele. Ese sabe más que los peces de colores.
SANDRA: Es que si le llamo se me pega como una lapa. O se pone a dar más vueltas que un tonto.  Y además, de cocinar no sabe ni papa.
TRINI: ¿Ves como no eres tú la que corta el bacalao? Échale huevos y dale un grito; que venga a ayudarte, ¡que se meta en harina!, ¡que sepa lo que es dar el callo!
SANDRA: Que no, Trini, que es peor, que se pone a marear la perdiz y me pone de mala leche. Y no es él  quien tiene que sacarme las castañas del fuego, que la idea de esta cena fue mía. Oye, prueba esto y dime cómo está. 
TRINI: (acercándose al cucharón humeante que le ofrece su hermana) Ya sabes que yo no tengo pelos en la lengua, que tu novio será la mar de salado, pero si fuera el mío... ¡Ja! ¡ya podía ser la última cocacola del desierto, que si no da un palo al agua, lo muelo!
SANDRA: ¡Come y calla!
TRINI: (Lo prueba) Mmmmm, está de chupa pan y moja.
SANDRA: ¿Crees que les gustará a los padres de Gonzalo?
TRINI: Ay, chica, qué quieres que te diga... Para mí está muy rico, pero como tus suegros sean como tu novio, tendrás que echarles de comer aparte.
SANDRA: ¡Calla, que estoy cagada de miedo! Mi suegro come como una lima, ¿tendré suficiente para los cuatro?
TRINI: Pues claro, ¡si esto parece la cocina de un hotel! Y, oye, que si se quedan con hambre... ¡ajo y agua! Bastante es que vienen a comer de gorra. Pero, una cosa... (mirando por todas partes) ¿no has comprado alfalfa para tu suegra?
SANDRA: (sofocando la risa) ¡Pero mira que eres bruta!
TRINI: ¿Y dices que si te faltará comida? Pero si esa mujer debe comer sombra de lechuga. Si tiene más carne un peo...
SANDRA: (poniéndose un dedo en los labios) ¡Que te va a oír Gonzalo!
TRINI: ¡Si está frito!

En el ACTO II, SANDRA está extendiendo un mantel dorado sobre la mesa del salón. TRINI saca de un mueble la vajilla y los cubiertos. GONZALO, echado en el sofá, abre un ojo, estira los brazos y bosteza.

GONZALO: Eh, Trini, ¿te quedas a cenar?
TRINI: (colocando servilletas y cubiertos) Pues no, tengo más hambre que Carpanta, pero me largo, que a esta fiesta no estoy invitada.
GONZALO: ¿Cómo que no? Quédate. Cuantos más seamos, más reiremos.
SANDRA: ¡Pero cómo se va a quedar, Gonza! ¡Vienen tus padres!
GONZALO: (asombrado) ¿¿Que vienen mis padres?? Ah, ¿¿pero era hoy??
TRINI: ¡No te digo...!  ¡Más corto que el rabo  un virus!
SANDRA: ¡Pero si lo sabías!
TRINI: Una de dos: o es tonto del haba o es más listo que el hambre.
GONZALO: ¿Qué pasa, Trini? ¿Otra vez me vas a poner a caldo?
TRINI: Pues sí, porque mi hermana ha pringao más que una burra para hacerlo todo y tú te has hecho el dormido.
SANDRA: La verdad, cariño, me podías haber echado una mano.
TRINI: ¿Me podías? ¡Aún puede hacer cosas! (Apuntando con un cuchillo a Gonzalo) ¡Échale una mano!
GONZALO: (poniéndose en pie) Tranquila, cuñada, que las armas las carga el diablo. (Se acerca a Sandra) ¿Echarte una mano? ¡Y las dos! Solo tenías que pedirlo. ¿Dónde te las echo? (le pone las manos en el trasero)
SANDRA: ¡Ah, no, no! ¡No me seas pulpo, ahora! Solo me faltaba eso. Además de no ayudar... ¡hacerme perder el tiempo!
GONZALO: Venga, yo saco la bebida. Trini, ¿quieres un Trina... ranjus? O un Mar... trini? (se rie)
TRINI: (negando con la cabeza) Esto es la gota que colma el vaso. ¡Le falta un hervor!
GONZALO: ¿A qué le falta un hervor? ¿Al besugo?
TRINI: ¡Tú lo has dicho!
GONZALO: Por cierto, huele a pescado, ¿qué has hecho de cenar?
TRINI: ¡Ha hecho lentejas! Si quieres las tomas y si no las dejas
GONZALO: Venga ya, Trini... Anda, mira, ya que te gusta dar la lata, ¿me das una de cerveza? (vuelve a reír)
TRINI: Uy, nene, que no está el horno pa bollos, ¿sabes?
GONZALO: Eres un hueso duro de roer, ¿eh?
TRINI: (sin alterarse) Que te folle un pez.
GONZALO: Molas un huevo, cuñada.
TRINI: ¿A que te mando a freír espárragos y así haces algo de una vez y mato dos pájaros de un tiro?
GONZALO: Dí que sí, las cosas claras, y el chocolate espeso. ¿De verdad que no quieres un martrini?
TRINI: Sandra, ¿lo apuñalas tú o lo hago yo?
SANDRA: ¡Ay, parad un poco!  Mira que os gusta discutir...
GONZALO: (guiñando un ojo a Trini) ¡Más que comer con los dedos! Pero no te creas, que en el fondo nos queremos.
TRINI: Sí, yo por lástima, más que nada, porque vamos (mirándole con una mueca) ¡ni chicha ni limoná!
GONZALO: Pues yo contigo, ¡pan y cebolla!
TRINI: ¡Cómprate un bosque y piérdete!

No hay dos sin tres, y en el ACTO III, (ya saben, el llamado Postre) la cena con los padres de Gonzalo ha concluido. 
Al haberse marchado Trini, que, por si ustedes no se habían dado cuenta, está locamente enamorada de Gonzalo, toda la escena pierde interés, y por eso no está escrita.

No obstante, puedo decir que, efectivamente,  la suegra de Sandra apenas probó bocado, aunque, eso sí, se bebió hasta el agua de los floreros. Y que en la opípara cena hubo, además de PAN y AGUA:

SOPA (DE PESCADO), LAPAS, PAPAS, BACALAO, HUEVOS CON HARINA, CALLOS, PERDIZ, LECHE, CASTAÑAS, CARNE, COCACOLA (CON LIMA), ALFALFA (ah, no esto era broma) CALDO DE AJO Y DE CEBOLLA, PULPO, HUESO (duro de roer), BESUGO, LENTEJAS (no, otra broma) TRINARANJUS, MARTINI, LATAS DE CERVEZA, HABAS, ESPÁRRAGOS, DOS PÁJAROS (con poca CHICHA y matados de un tiro) 
Y de postre: BOLLOS, CHOCOLATE Y LIMONÁ.

Solo tienen que releer la obra para comprobar que ese fue el menú.

En conclusión, algunas frases hechas, sobre todo cuando están muy hechas, me abren el apetito de una manera....
...que me entran ganas de escribir teatro.

(Cae el MANTEL y se oyen tímidos aplausos y un eructo)

14 comentarios:

JuanRa Diablo dijo...

A continuación, los recortes de la crítica sobre esta obra.

(Ya verán que los críticos, incluso los de buen paladar, tampoco tienen pelos en la lengua)

MJ dijo...

Me has dejado con buen sabor de boca ;-)

Montse Martínez Ruiz dijo...

¿Qué quieres una crítica? jajaja, pues ahí va, pero te advierto que voy a ser muy diablilla.

Vamos a llamar al pan, pan y al vino, vino, es decir que la sopa estaba fría y la perdiz, ave que vuela a la cazuela. Las hermanas se parecen como un huevo a una castaña y el novio, ya sabemos que quien nace lechón muere gorrino.
El final de la obra es como el agua que no has de beber, la has dejado correr y nos lo dejas a nosotros, tus sufridos críticos, que a falta de pan buenas son tortas.
Ya descubierto el pastel, pongo la mano en el fuego, sin dormirme en los laureles y a ojo de buen cubero, tengo que felicitarte por esta obra que está genial y en la que te has pasado tres pueblos.

Eres un crac!!
Un beso enorme.




Anónimo dijo...

Ejem, ejem. Nos encontramos con esta pieza teatral que cabría ser calificada dentro del género del entremés, actualizándolo a los tiempos presentes. Y diré más aún: esta obrita del singular y afamado autor Juanrape de Rueda alcanza la más alta cota dentro de esa parcela del teatro y supone el cúlmen inabordable por los inevitables continuadores de la dramaturgia.He dicho.

*Este recorte del Heraldo de Aragón transcribe un fragmento de la presentación de un conocido crítico de dicha obra, conferencia que se puede ver también en el No-Do de la semana 40 del año 1950. De ahí sus formas arcaizantes.

Y por cierto, nosotros decimos "es más listo que los ratones colorados"

carlos

Gacham dijo...

Yo sólo digo que después de este empacho lector, me voy a echar una merecida siesta para hacer la digestiónnnnzzzzzzzzzz.

Ángeles dijo...

The London Review

Clamoroso éxito en Charing Cross y alrededores

Anoche se estrenó la esperada nueva obra del aclamado dramaturgo John R. Goatkeeper, titulada Frases hechas a la brasa, en el Palace Theatre de Charing Cross.
La obra destaca por el estilo jocoso y ameno al que nos tiene acostumbrados su autor, así como por la atinada caracterización de los personajes mediante el uso de un acertado lenguaje coloquial, adornado con el gracejo propio de la frase hecha y el modismo popular.
A la salida del teatro, los espectadores mostraban su satisfacción, comentando la mayoría de ellos que la obra les había parecido deliciosa, aunque no faltó quien dijo que algunos momentos les habían resultados difíciles de digerir.
Hay gustos para todo.

A su llegada al teatro, el autor sorprendió a todos los presentes con su atuendo: un ceñido traje negro, una capa roja y las uñas afiladas.
Esta cronista pudo acercarse a él y preguntarle por su curioso aliño indumentario, a lo que el dramaturgo se limitó a responder: "Haga usted el favor, no me sulfure."

La obra estará en cartel hasta el próximo… blablabla… y se espera…blablaba…

loquemeahorro dijo...

A mí ese merluzo de novio que se queda sopa mientras su chica pone toda la carne en el asador, no me convence nada.

Pero si a ella le gusta que se lo coma con patatas.

Anónimo dijo...

Bó está el porc...!!!
Es lo que decía mi abuela cuando oía un eructo.
Txema Rico

Ana Bohemia dijo...

Guau estas hecho todo un Lope de Vega.
Me han gustado tus frases hechas, el dialogo es ligero y divertido.
Saludos diablito
:D

Papa Cangrejo dijo...

Está con ese por interés, seguro que le viene bien que se duerma en el sofá jejejeje

JuanRa Diablo dijo...

Las críticas de MJ Reviews fueron favorables. No necesitó hacer uso del bicarbonato a la salida, y eso ya es algo.

El semanario Los jueves de Montse hizo elogios de la obra, hasta el punto de dejar al autor hinchado como un pavo, si bien es obvio que éste pretendía comerse el mundo y que a medio camino… en fin, que mucho jamón para tan poco huevo.
Esto le hará replantearse si merece la pena meterse en berenjenales.

Según declaraciones a Montse, el autor revisará sus frenos para no pasarse más pueblos.

Carlos, de El Heraldo de Aragón, un erudito crítico que es la leche, lo calificó de entremés y la exposición de sus vastos conocimientos pusieron a sus colegas la piel de gallina. Y es que dicen que el tal Carlos es más listo que lo ratones coloraos.
Yo también He dicho.

Gacham, de El país de la Locura quedó tan empachado que no presentó crítica alguna. Dicen que se quedó frito, pero no por ser una obra aburrida sino por haber pillado una merluza para olvidarla.

The London Review fue tan exquisito como nos tiene acostumbrados y dicen que el tal Goatkeeper enrojeció como un tomate de puro placer al leer sus críticas.
Pero luego apareció Ángeles, de Caminito del Rey News la famosa periodista de piel de melocotón , con la manzana de la discordia, llamando al pan pan y al vino vino y exponiendo que aunque la obra tenia mucha miga, el autor era un esaborío de tomo y lomo.

En The Worldwide Domination, Loque fue ácida y corrosiva para con uno de los personajes de la obra, al que calificó de auténtico coco.

Txema, del Diario Almafrá echo mano de una frase mítica a la que solo se puede responder: “Boo, boo..” xD

A Ana, de La Boheme Critique, le importaron un rábano las críticas negativas y sólo dejó plácemes y parabienes.

Papa Cangrejo, de Lexana galaxy, parecía estar en el ajo y saber por qué los personajes actuaban así.

El autor le confesaría más tarde que finalmente con la obra no sacó ni para pipas.

hitlodeo dijo...

No es que Gonzalo tenga una jeta como un piano, el pobre estaba eslomao por el trabajo y se quedó traspuesto en el sofá. Lo que pasa es que a Trini le ciega el amor por su hermana y se cree que ayún y betún todo es lo mismo, como los dos vienen en lata.

hitlodeo dijo...

...atún y betún todo es lo mismo, como los dos vienen en lata.

JuanRa Diablo dijo...

Hitlodeo, de The Utopian, salió en defensa del personaje de Gonzalo, muy vapuleado en las críticas de los primeros estrenos.

Y dijo algo de ayunar atún, o de atunar ayún, que no quedó muy claro :p