4 de septiembre de 2014

SEPTIEMBRE ES UNA CALLE NUEVA

Septiembre trae consigo dos cosas: una mala y otra buena.

La mala es que por mucho que uno tenga prevista su llegada, siempre nos pilla tan contagiados de agosto, que es muy costoso quitarse las legañas de la pereza y variar ese ritmo lento al que nos habíamos acostumbrado.  

Es tremendamente cruel que  en septiembre siga haciendo calor y sea obligatorio volver a acelerar la sangre y tensar los músculos, muy duro el desintoxicarse de tanto relax y no encontrar las fuerzas que te ayuden a aterrizar desde las nubes en la pista de la rutina. 
Pero también es verdad que cuando Septiembre te mira a los ojos...

 - Para, para, para...
- ¿Eh?
- ¡Corta el rollo, JuanRa!  ¿Te parece esa una buena forma de empezar la temporada?
- ¿No queda bien?
- ¡Pues no! Me has sonado ridículo, enmarañao, un poetucho  de tres al cuarto.
- Bueno, es que me pilla desentrenado... pero luego lo retoco y...
- ¡Ve al grano, hombre!  ¿Tú qué quieres contar?
- No sé, empezar hablando un poco de septiembre...
- ¿Y eso tiene interés? ¿Hablar de un mes?
- ¡Es que este no es un mes cualquiera! ¡Tiene mucha enjundia! Iba a hablar ahora de lo que tiene de bueno.
- Qué tiene de bueno, a ver...
- Que termina insuflándonos sus deseos de renovación.
- ¿¿Insuflando sus deseos de renovación?? ¿¡Pero qué forma de hablar es esa!? A ti te ha dado fuerte el sol este verano, ¿eh?
- Quiero decir que en este mes, tarde o temprano, le entran a uno muchas ganas de hacer cosas, de cambiar los muebles de sitio, de renovar el vestuario, de empezar de nuevo con ímpetu... de reformarse por dentro y por fuera.... ¡Que es el mes de la renovación, vamos!
Ya, aquello de volver a comer sano y apuntarse al gimnasio, ¿no?  ¿Sabes lo que te digo? 
-  Qué!
- Pues que luego llega octubre y manda a tomar por saco a septiembre, y todas esas ganas de revolución se quedan en agua de borrajas. 
- Bueno... tampoco es tan...
 - ¡¡Que sí, hombre!! ¡Y esto lo sabe todo el mundo! ¡Y no es de interés para el blog! ¡¡Para este blog!!
- ¡Pero si solo era una introducción! Luego iba a seguir anunciando novedades. Es que tengo un montón de ideas, ¿sabe?
- Pues  lamento decirte que llegas tarde para ideítas nuevas, porque vengo con la intención de cerrar de una vez este blog.
- ¿¿Cómo?? ¿Ha dicho cerrarlo?
- Sí, cerrarlo para siempre, finiquitarlo, dejarlo fuera de circulación, ¡caput! ¡c'est fini!
- Pero, pero... 
- Ni peros ni manzanos. ¡Y ya hace mucho que debía haberlo hecho!  ¿Pero tú te acuerdas para qué te dije que crearas el blog?
- Sí, claro.
- ¡A ver, para qué! 
- No debería decirlo en voz alta. Los lectores podrían estar escuchando...
- ¡Si es que ese es precisamente el problema, que tan solo son lectores! Yo te pedí que formaras una horda de pecadores, de caídos, de seguidores del diablo dispuestos a hacer el Mal por el mundo.
- ¡Pero si sí que me siguen!
- Bah, pero no te toman en serio. Te ven como un amiguete, no como un diablo, ¡como al Diablo al que habrían de vender sus almas! ¡No estás cumpliendo, JuanRa!
- ¡Pero para mí ese es el plan! ¡Se están confiando! Y luego yo ya...
- Luego tú ya, ¡¿qué!?
- Bueno, ¿me deja que le cuente lo que tenía previsto pedirle hoy a los lec... a nuestra querida secta maligna?
- Cuenta lo que quieras, pero la decisión está tomada.
- Un mes de septiembre de hace 6 años, escribía yo la entrada número 15 de este blog, que titulé CALLEJEANDO EN BUSCA DE UN CROMO. Disfruté tanto con aquella entrada que creo que es momento de repetir algo así. 
Me gustaría que todo el que pase por aquí, piense si en su ciudad hay alguna calle que tenga un nombre raro, o curioso, o divertido, o que en ese nombre haya una historia digna de contar. Cualquier cosa sirve para ir confeccionando un álbum de calles curiosas que iré presentando.
- ...
¿No tiene nada que decir?
- Voy a cerrar el blog.
- ¡No, espere, ahora no puede!
- ¿Cómo que no? ¡Este blog es un fraude!
- Déjeme desenmascarar  al menos a un par de individuos que creo que están haciendo un complot contra el Diablo.
- ¿Cómo que un complot contra el Diablo? Tú lo que quieres ahora es desviar mi atención. Mira que  sé más por viejo que por ser quien soy
- ¡Noo, es en serio! Lo que ocurre es que usted cree que todos mis lectores son almas cándidas y se equivoca. ¡Aqui se cuece una confabulación desde hace mucho tiempo! 
- ¿¡Pero de qué hablas!?
- Lo que he dicho.
- ¡Explícate! 
- Espere que me desperece un poco y se lo cuento... Es que no he terminado de desagostarme, ¿sabe?

12 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Pero qué gracia tienes chaval!¿un poetucho del tres al cuarto...?¡Pues a mí me estaba gustando mucho cómo estaba empezando la entrada; eso de aterrizar de las nubes en la pista de la rutina y de que Septiembre te mira a los ojos estaba francamente bien. Lástima de jefe que tienes ¡qué borde que es!. Se ve que con la crisis se sube a la parra porque sabe que en cualquier parte puede encontrar otro secretario como tú... Ahora, ¡lo que daría yo por ver la cara que ha puesto cuando le has presentado tu proyecto!...es que tienes que comprender que no has estado fino y deberías haberle salido con algo que quiera oír. ¡Si es que eres más cándido!
JA,ja,ja, veo que no has perdido facultades y que te has desagostado de una forma brillante. De esta forma Septiembre es más llevadero.

carlos

Montse Martínez Ruiz dijo...

Me ha gustado mucho como has empezado la entrada, ibas muy bien y ¡zas! llega tu jefe y te lo desbarata, claro que el pobre debe de estar harto de que en vacaciones todo el mundo esté contento y feliz, las risas, la piscina, los helados.. lo lleva mal y ahora la paga contigo.
Dile de mi parte que yo ando haciendo "diabluras", que soy una seguidora aplicada y vengo con ganas, jeje ¡a ver si te deja acabar el tema de Septiembre!
Un mordisco (te iba a dar dos besos, pero la cosa está chunga para cariñitos)

loquemeahorro dijo...

Pero si los hay que nos pasamos el día venga a conspirar (y no hay manera, oiga), en serio lo digo, yo ya no sé en cuántas confabulaciones estoy metida!

Por cierto, en la tuya ¿hay fascículos? Es que septiembre es muy de fascículos y había pensado...

Vale, buscaré la calle que dices y a tu jefe dile que le ha sentado fatal el veraneo

Anónimo dijo...

"Hasta septiembre ya....grffrf"

P.D. Me lo has puesto a "huevo".

Txema Rico

Ángeles dijo...

Lo malo de retrasarme un poco en dejarte un comentario es que llega el amigo Carlos y me pisa el susodicho.
Porque las primeras líneas que ha escrito él dicen exactamente lo que hubiera dicho yo.
Y digo las primeras líneas porque después, cuando empieza a meterse con tu jefe... con eso ya no me atrevo yo.
Es más, espero que sepa cuánto miedo te tengo y cuán en serio me tomo yo tus planes de maldad.

En resumen, esta entrada o post me ha encantado, y por si queda alguna duda al respecto, te dejo esta prueba: http://38.media.tumblr.com/ea44c070e6e08724718c545f429db908/tumblr_mvpnpjoHKI1stlkgho1_500.jpg

Speedygirl dijo...

Cerrar??? Como que cerrar???? Ni hablar! Ni el diablo, ni su jefe, ni nadie, que no me entere yo!!!, eh???

Y de calles, a mi me gusta "La alegría de la Huerta". ¿Adivináis de donde? jajajaja

Ripley dijo...

En Madrid tenemos la calle de Ramón, la de la lechuga, la pasa, de la alegría de la huerta, pan y toros, del desengaño, del codo, del amor hermoso, de la cenicienta y la de historias de la radio.

Solo me sabía un par de ellas así que he ido a buscar por intenné, ese invento diabólico, por si sirve de algo.

Dígale de mi parte a su jefe que no solo leo su blog de usté sino que luego salgo tal cual, ¡oiga que ni me confieso ni nada!

Y que si lo cierra solo dejará aprendices meritorios.

Creo su jefe tiene un calentón del 15 y le hace falta vaciar los testículos. Pero esto que quede entre nosotros.

Una colleja y hasta la próxima ¿Ve como de a poquito nos va reconduciendo?

JuanRa Diablo dijo...

Carlos:

Y qué le voy a hacer, amigo mío, si soy diablo de nacimiento pero no de convicción. Y si llevo mal los calores del verano, ¿cómo pretender que fije mi residencia en el infierno?

Pero de todas formas, a mi Jefe es que hay que conocerlo un poco. Su razón de ser conlleva ese comportamiento: ser malo, borde, odioso y sulfuroso.
No sé, igual me hubiera ido mejor como ángel rebelde que como diablo cándido.

Agradezco tus palabras, y estas serán leídas cuando tu ordenador salga de la clínica. ¡Te espero!

Montse:

Ah, no creas, que el Jefe está malhumorado siempre, sea verano, abril o jueves. El otro día miraba tu ficha y me preguntaba por ti. Le dije que eras mala hasta decir basta y contestó que no lo aparentabas (pero se lo creyó, así que seguiremos interpretando papeles, jeje)

Un mordisco y un fuerte empujón a todas las tentaciones.

loque:

Si es que tendremos que hacer coaliciones blogueras, como en política.
A ver, todos los blogs con intenciones de dominación, que se junten en uno solo. Y que se sumen todos los seguidores.

Yo creo que con esto y con doble dosis de mala leche (porque también habrá que poner de nuestra parte) la cosa podría ir sobre ruedas.

Septiembre es un lanzamiento en fascículos. Ya a la venta la S, de Sol picajoso.

Txema:

¡Y tan a huevo! Lástima que no me puedas enviar sonido a lo chílaba, jajaja

Ángeles:

El otro día hablaba con mi Jefe de ti precisamente:

“Que sí, Jefe, que de verdad que Ángeles es seguidora fiel”
“No sé, no sé… Es la que más me escama”
“Normal, pero es que su tarjeta de presentación induce a error, pero yo le aseguro que para ella lo que yo diga va a misa

Y no veas lo que se enfadó.
Tengo que vigilar mis expresiones.

PD. Buenísima la foto del caballo xDD

Speedy:

¡Mi querida superheroína! He de ponerme las pilas y visitar su blogoespacio, que la perrería me ha hecho mucho mal este verano.

Nada, en septiembre no se cierra, en todo caso se hacen rebajas :D
¡Envía foto de calle! ;)

Ripley:

¡He aquí a un individuo que no tiene pelos en la lengua! ¡Ole!

Y me aventuro a decir que lleva sombrero para que no sea tan evidente ese par de promontorios que le debe estar creciendo en el cráneo.
Que sí, Ripley, que eres el mayor fruto de mi trabajo. Pecador endiablado que progresa adecuadamente.

Pero a ver cómo arreglas el popular dicho de “De Madrid, al cielo” A mi Jefe no le gusta nada.

Con esa colección de nombres que has dicho, y teniendo una cámara (o más de una) , espero al menos un cromo para la colección callejera.
Venga, no vayas a ser malo de verdad xD

hitlodeo dijo...

Para pecador yo. Pereza demostrada, gula reconocida, incluso incito a la gente a pecar a través de mi blog con las recetas. ¡Ahhh! La gula, mi pecado favorito. Ahí tiene una muestra de tu gran trabajo azufrítico.

Para los cromos te dejo una calle irreverente de Majadahonda: Calle Cura. Con esto te ganas un tridente nuevo.

http://instagram.com/p/qrqqBXoCXD/

Por cierto, en Almería capital existe la calle Gibraltar Español.

JuanRa Diablo dijo...

¡Muchas gracias, Hitlodeo! Precisamente quería escribirte y pedirte permiso para incluir esa foto. Me llamó mucho la atención :D

hitlodeo dijo...

Un súbdito del Diablo no pide permiso, hace lo que quiere. Así como no se va a enfadar tu jefe. A incluirla por derecho diabólico.
:D

JuanRa Diablo dijo...

Pues no se habla más, ¡y a callar todo el mundo! (incluído el cura ese) xDD