24 de abril de 2015

Y ENCONTRÉ A CARITA NORDIN

Tenía yo 16 años cuando empecé  una correspondencia postal con una chica sueca cuyas señas me dieron en una  clase de inglés del Instituto.
Guardo de aquella época un muy grato recuerdo, y al mirarlo desde la perspectiva de mi edad actual, me invade una dulce añoranza. 
Es mucho el tiempo que ha pasado, pero aún recuerdo  bien  aquella ilusión  por sentarme a escribir, tratando de hacerlo en el mejor inglés posible, contando cosas de mi vida, de mi familia, de mis aficiones..., y metiendo finalmente en el sobre cualquier detalle de poco peso que pensara pudiera agradar a mi nueva amiga.
Cómo ha desaparecido prácticamente aquello de echar las cartas al buzón  y esperar con  anhelo la respuesta…

Aquella correspondencia solo duro tres años, pero fue bastante fructífera. Hasta singles de vinilo llegamos a intercambiar, además de fotos, postales, cromos, y cosas por el estilo. En el año 1985 la cadencia en nuestra correspondencia se fue espaciando, y un día el cartero me devolvió la última carta que yo le envié, pues al parecer había dejado de vivir en aquella dirección. Desde entonces no volví a saber más de ella.

En todos estos años me asaltó en ocasiones una pregunta: ¿Qué sería de aquella chica?

Pues bien, por esta manía mía por escribir historias, hace año y medio me apeteció contar en el blog la de aquella amistad por correspondencia, y comencé a redactar aquellos recuerdos en una entrada que titulé UNA SUECA LLAMADA CARITA NORDIN.  
Reconozco que al hacerlo se me pasó por la cabeza la posibilidad de que ella me encontrara casualmente a través de internet, pero sin llegar a creerlo del todo.

El pasado 31 de enero encontré en mi bandeja un correo electrónico en cuyo asunto tan solo figuraba un nombre: Carita Nordin.
Como imaginaréis, me dio un vuelco el corazón, pues pensé que era de ella, que había dado conmigo.
Pero no, eran unas  frases, breves y concisas, como si se tratara de un telegrama,  que me enviaba  un tal Mojca,  y que en inglés me decía

Hola.  Carita Nordin fue también mi amiga por correspondencia.  Ella vive en Alemania ahora. Recibí su última carta en la primavera de 1994. Tal vez sea esta la chica/mujer que ambos buscamos.
Y añadía una dirección de Facebook.

Leí esas líneas infinidad de veces, sorprendido ante algo tan inesperado. Esta persona parecía haber dado con mi entrada sobre Carita y se había molestado en escribirme. Me parecía algo increíble, e  intuí que  podía ser el principio de algo grande, por lo que no dejé de pensar en las cosas tan curiosas que en ocasiones nos acontecen gracias a internet.

Cuando pinché el enlace  que me adjuntaba, encontré la página de Facebook de una tal Carita Grosse. No era su apellido, pero tenía lógica:  lo habría cambiado al casarse.  Apenas había fotos en su cuenta pero sí encontré un par que tras observarlas detenidamente  me convencieron de que se trataba de ella, de aquella penfriend de la adolescencia.

La verdad es que quedé bloqueado durante unos segundos ante tanto acontecimiento imprevisto.
Lo primero que hice fue escribir a ese Mojca para agradecerle la información.
Al hacerlo me percaté de algo curioso, y es que su dirección de correo incluía una cifra: 666. No pude resistirme a comentárselo

“Una última cosa, le dije, ¿por qué en tu dirección de correo aparece el 666? ¿Sabes que a mí me llaman diablo por haber nacido el 6-6-66?”

Su respuesta fue inmediata:

¿Me estás llamando Diablo a mí también? Mira que te di la dirección correcta, y un diablo nunca  haría algo así, ¿o sí? jajaja.

Finalmente resultó que su fecha de nacimiento era muy similar a la mía: 6/3/66, pero que jamás había asociado esa cifra con el diablo.
Me hizo saber que era de Eslovenia pero que actualmente vive en Austria y me animaba a escribir a Carita sin miedo a equivocarme

“Poco después de escribirte, me dijo, ella aceptó mi solicitud de amistad en Facebook y ya hemos hablado largo y tendido. Sí, Juan, es ella”

Así que, maravillado por haberla encontrado después de tantos años, también toqué a su puerta de Facebook, esperando respuesta.

Las sorpresas se fueron desencadenando una tras otra.
Mojca pasó de escribirme correos a contactar conmigo a través de esta red social, y descubrí que no era un hombre como yo había dado por hecho, ¡Mojca era una mujer,! y toda una “diablesa” debo añadir.

¿Sabes que todo este tiempo pensé que eras un hombre?
Bueno, es normal, porque Mojca solo es común por aquí. Es un antiquísimo nombre esloveno que literalmente significa My girl (mi chica/mi novia) Es un nombre pagano, así que ninguna mujer puede bautizarse así. Ahora que lo pienso, empiezo a verme más relacionada con ese 666, jajaja
¿Lo ves? ¿Te sientes ya más “diabla” desde que te dije lo del 666?
¡Nooo, imposible ser más diabla de lo que ya era!

Me contó entonces las interesantes pesquisas que había llevado a cabo hasta dar con Carita, incluyendo la gran sorpresa de encontrar una foto de su amiga sueca en el blog de un español.


¿Cuánto tiempo duró vuestra correspondencia?, le pregunté
Pues desde que teníamos 12 o 13 años hasta que nació mi primera hija. Después se marchó al extranjero y le perdí la pista. ¿Y en tu caso?
Tres años, desde 1982 a 1985
¿¿Sólo tres años?? ¿Y con solo tres años le dedicas una entrada en un blog? Si llegan a ser  12 o 13 como yo,  ¿qué habrías hecho? ¿Una telenovela?

(Si esto no es respuesta digna de una auténtica diablesa que baje Dios y lo vea, jajaja)

Los días fueron pasando y yo esperaba impaciente a que Carita me saludara.

No tardará en hacerlo, ya verás – me dijo Mojca en la siguiente ocasión en  que chateamos. Ya le he comentado que  hay alguien como en aquella película, que está “Buscando a Carita desesperadamente” Ya le he contado que has escrito sobre ella en un blog y hasta le traduje algunas cosas. No es que sepa yo español, pero sí hablo italiano,  y entre eso y la ayuda del traductor…

Y sí, el momento llegó, amigos. Primero el aviso de que Carita Grosse había aceptado mi solicitud de amistad (qué formulario tan formal este de Facebook)

Y después sus primeras palabras…

¡Hola Juan! Efectivamente soy yo, y me acuerdo perfectamente de ti. ¡Es increíble, después de tantos años he contactado con mis dos penfriends a la vez!

Ahora sé que tiene 3 hijos, que vuelve a vivir en Suecia y que, casualidades increíbles de la vida, también trabaja en un centro para mayores como yo.

Han pasado 30 años,  y sin embargo os aseguro que por momentos sentí que el tiempo no había transcurrido, y que Carita y yo éramos los mismos chavales que en aquellos años   se contaban cosas de sus vidas, y  con la misma ilusión de entonces.

Prometí a Carita y a Mojca que escribiría esta entrada sobre el reencuentro, y ya me han dicho que la esperan con ganas.  
A “la diablesa” Mojca, además de felicitarle por sus labores como excelente detective,  quiero dejarle este mensaje:

"Infine mi piacerebbe ringraziare Mojca per aiutarmi trovare Carita  in questo infinito mondo dopo tanti anni." 

Siempre hay alguna historia que contar, pero una tan imprevista como esta, en la que puedo poner  un final tan alegre  a un episodio  que había quedado sin cerrar, es, me parece a mí, insuperable.
Y quién me lo iba a decir…
-------------------------------------------------------------------------
Foto 1: Año 1982. Yo leyendo una carta de Carita Nordin a unos amigos.
Foto 2: Una de las fotos que me envió Carita cuando nos escribíamos, que sirvió para que Mojca contactara conmigo.
Foto 3: Carita en la actualidad. 

16 comentarios:

Montse Martínez Ruiz dijo...

¡Qué bien que hayas encontrado a Carita! son esas cosas increíbles que sin internet no habrían sucedido, para que luego digan que Facebook no sirve más que para darle al "me gusta"
Gracias al blog y a internet yo también he podido localizar a algunas de mis antiguas compañeras del cole, así que comprendo perfectamente como ti sientes ¡hace tanta ilusión!
Me alegro mucho.
Besitos.

Anónimo dijo...

¡Esto es cosa de diablos! Es alucinante tanta casualidad: el nacimiento de Mojca, que Corita trabaje en otro centro de mayores, etc. ¡Y por todos los diablos!: yo también pensaba que Mojca era un caballero, pero claro si la traducción significa eso...ya me extrañaba a mí que se mostrara tan colaborador con un "rival" tan galante.
Yo creo que a la chica morena de la foto no le hizo ninguna gracia esta correspondencia...¿no te lo crees? mírale la carica, mírale...
Desde luego que es maravillosa esta manera de sortear el tiempo y el espacio y esa sensación, falsa seguramente, de sentir que las cosas interrumpidas hace 30 años se retoman en el mismo punto en que se dejaron. Yo espero que así sea y que siga habiendo un montón de cosas de las que podáis hablar todavía.
¡Qué ganas tenía yo de leer esta continuación a aquella entrada que me parece imposible que sea de hace un año y medio!
carlos

Ther dijo...

Alucino con la historia... ¡Me encanta, de verdad!

Siempre me parece que llevas la palabra casualidad contigo de la mano...

Papa Cangrejo dijo...

Yo sabía que la ibas a encontrar, no hay nada imposible para el diablo jejejeje
enhorabuena!!

RNT dijo...

Te falta alguien más por reencontrarte por la web? jeje

Ana Bohemia dijo...

Una bonita historia Juanra que os ha unido a los tres y que nos enseña que Internet tiene cosas muy buenas y útiles porque ha hecho posible reencuentros como el tuyo con tu amiga por correspondencia de la infancia, y de paso has conocido a Mojca una diablesa con muchas cosas en común contigo... ¡si al final el mundo es un pañuelo!
:D

Ripley dijo...

¡Jóder! y usté perdone tan abrupta manera de empezar pero es ¡sencillamente alucinante! y debo decir que a Carita el paso de los años le han sentado fenomal. ¡Menudo bellezón!. Me alegra mucho su contento, sinceramente, a veces en internet además de manuales para hacer bombas caseras, intrucciones para bulímicas, vídeos sobre acosos, el blog del diablo...también encuentras cosas buenas y positivas. Puedo imaginar el desconcierto ante el contacto con Mojca y la ansiedad de la espera que tal vez te pudiera conducir hasta tu amiga adolescente.

Ya lo cantaba Jimmy Fontana en "Il mondo": Nunca se ha parado ni un momento, a la noche le sigue siempre el día, y el día llegará".

Y llegó querido amigo, no se que colonia usará para ocultar el olor a azufre, pero vaya buscando la mas fuerte. Me da en la nariz que esto no acabará en las redes sociales y presumo un encuentro carnal, ¡ya me entiende usté!. ¡Que manía la suya de pensar en el lado oscuro!, aunque esta vez el optimismo y la felicidad opacan toda la negritud de su hogar y yo me congratulo.

Un fortísimo abrazo.

Anónimo dijo...

Vaya fotico Juanra, vaya fotico. Cuánta inocencia, felicidad y niñez en la misma...se me ponen los pelos de punta...!!!
Txema Rico

Ángeles dijo...

Parece mentira que algunos consideren internet, y Facebook en particular, un invento del diablo... Qué ocurrencia! Como si el diablo necesitara echar mano de algo así para salirse con la suya...
Bueno, le estamos dando mucho mérito a Facebook en el feliz desenlace de esta historia tan bonita, pero todo empezó gracias al blog y a aquella entrada que tuviste el acierto de escribir. Y qué bueno que Mojca diera con ella, y que supiera italiano, lo cual le permitió hacerse una idea de lo que decía tu entrada, y qué amable y atenta al ponerse en contacto contigo, y qué cosas más bonitas pasan cuando hay gente bonita por medio.
Felicidades, congratulations y auguri!

Natty dijo...

Que genial JuanRa!!!! Toda una historia digna de ser comentada =)

JuanRa Diablo dijo...

Tienes mucha razón, Montse, con internet han sido posible reencuentros que habrían sido muy difíciles de suceder de otro modo. Y tendrá sus cosas negativas, claro, pero esta hay que destacarla.

Como sueles decir tú, y hoy puedo decir yo: Muy feliz finde ( ¡con puente!)

¿Has visto, Carlos? ¡Entre diablos anda el juego!

Me reí mucho con tu observación sobre la chica de la foto (Pili se llama) porque es verdad que parece pensar “Pues sí que os ponéis tontos porque la chica sea sueca…”

Nunca hubiera imaginado que solo un año y medio después escribiría esta entrada tan llena de sorpresas. También he de decir que nunca hubiera imaginado lo complicado que me iba a resultar contarla bien, pues había mucho que explicar y no quería enrollarme demasiado, como suele ser habitual en mí :D
Un saludo, Carlos

Ther:

Si, ¿verdad? Siempre pienso que algunas historias, si las viéramos en el cine pensaríamos: “Sí, claro, demasiada casualidad veo ahí…”, y mira, la realidad está llena de rocambolescas casualidades.
Gracias, Ther

Papá Cangrejo:

Buena intuición la tuya. Será cosa de tus antenillas cangrejiles :p
Thanks, my friend! ;)

RNT:

Jajaja. Pues mira, Carita y tú sois “penfriends” de la misma época.
De hecho algunas veces tus cartas/boletines y las suyas llegaban al mismo tiempo. ¡Y eso era ya la repera! :D

JuanRa Diablo dijo...

No se vayan todavía, ¡luego os contesto a los demás!

Sese dijo...

Qué bonita historia. De la cual puedes sacar dos enseñanzas y una penitencia:

Que el facebook es bueno

Y que no hay que ser cerrado de miras para con las nuevas tecnologías (menos para el candy crush, claro)

Penitencia: escuchar el born in the USa entero (a ver si así ves la luz)

Saludos y recuerdos a Carita

Sandra dijo...

¡Vaya sorpresa! recuerdo haber leído la historia sobre tu amiga sueca y me parece genial que hayas dado con ella y de esa forma tan peculiar, además. La de cosas increíbles que te pasan, jajaja


Sandra

JuanRa Diablo dijo...

Ana:

Así es, Ana, si el mundo ha sido siempre un pañuelo, ahora con internet mucho más. Es un pañuelo.com :D

Y hasta los infiernos se interconectan y eso me da la oportunidad de conocer a otros seres diabólicos lejanos. Todo son ventajas, muahahaha!!

Un abrazo, bohemia.


Ripley:

Pero cómo se nota que es usted de la extraordinaria cosecha del 66 , y que unos crian la fama y otros... hablan con diabólica malicia. Vamos, que me he reído mogollón con las ripleyadas de vuecencia.

Y quizás te asombre saber una casualidad bien gorda. Este pasado verano me dio por aprenderme algunas canciones en otros idiomas. Adivina cuál elegí en italiano. Pues sí, ¡Il mondo!
Il mondo non si è fermato mai un momento.

Lo del posible encuentro con Carita ya es más de lo que puedo asimilar. No sé si tengo yo la colonia apropiada para la ocasión, ni si estoy preparado para hacer de anfitrión a una vikinga (bajo la supervisión de una yeclana, jaja) Pero con haber vuelto a saber el uno del otro quedo yo más que contento, vamos.

Devuélvole ese abrazo que me ha descoyuntado los huesos, con la intención de hacerle crujir las costillas :)

Txema:

Me imaginaba que te emocionaría. Se le pone a uno “la gallina de piel” que decía Cruyff , ¿eh? xDD

Ángeles:

¿Será que hay algún guionista camuflado en otra dimensión que se lo pasa bomba con estas tramas tan rocambolescas? ¿Es este el gran desenlace de un episodio de mi vida? Y me pregunto... ¿de qué temporada? xDD
Es verdad que todo nació en el instante en que decidí escribir la historia en el blog. Nada de esto habría sucedido de no haber saltado al ciberespacio. Y luego está Mojca, claro, que sin su impulso por escribirme tampoco habría prosperado el invento.

La gente bonita... esa , esa es la que quiero yo en mi infierno de forever and ever :)

¿Verdad que sí, Natty? No compartir esta historia sería delito ;)

Sese:

¿Escuchar el Born in the USA una penitencia? Ni que el Boss fuera insufrible para mí. ¡Todo lo contrario! No sé, diría que más penitencia sería para ti escuchar un disco entero de ABBA. O aplaudir a CR7 xDD

La verdadera enseñanza de todo esto es que Facebook NO es bueno porque mató a la estrella de los blogs. Hay que componer esa canción : Facebook killed the Blogger star (sí, tú de bajista)

Sandra:

Créete que aún sigo asombrado. El colmo sería reencontrar a un compañero de la mili del que también hablé en el blog. Volver a saber de gente especial después de décadas es algo impresionante que, al menos a mí, me alegra muchísimo.

Un saludo, Sandra

Misaoshi dijo...

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH

ME PERDÍ EL DESENLACE DE LA TELENOVELAAAAAAAAAAAAA

Me alegro muchísimooooo (dios esto de tener vida y dejar los blogs abandonadillos me mata)