13 de junio de 2017

LOS LUGARES DONDE HE VIVIDO

En la película Lion  se cuenta la historia real de un joven indio que se perdió siendo un niño y al que no le fue posible volver con su familia. Por avatares del destino terminó siendo adoptado por un matrimonio de Australia. 
Veinticinco años después, gracias a Google Earth y a su constancia en la búsqueda, consiguió localizar el pequeño poblado donde nació. 
Y pudo finalmente volver a él.

Imagino que todos habréis viajado a través de este programa informático que nos permite visualizar y recorrer cualquier lugar del mundo gracias a la fotografia satelital. 
Para mi resulta asombroso, a la par que divertido.

También imagino que todos habéis sentido la curiosidad de adentraros en vuestra localidad hasta dar con la calle y el lugar exacto en el que vivís. ¿No da mucha alegría ver fotografiados esos lugares que tan familiares resultan?

Hace un tiempo me apeteció localizar en Google Earth todos los lugares en los que tuve un hogar. Y se me ocurrió recopilarlos y guardarlos y, por qué no, exponerlos en esta entrada.

He aquí los lugares en los que he vivido a lo largo de mi vida. 

01. EN ELDA (Alicante) Años 1966-1967
 Cerca del Mercado Central, en la actual calle Petrel (me dice mi madre que entonces no se llamaba así y por eso voy a investigar su nombre anterior) Este fue el lugar donde viví en mi primer año de vida. Lógicamente no recuerdo de él lo más mínimo.

02. EN PETREL (Alicante) Año 1967
 En la calle Prim, en la casa en la que vivían mis abuelos maternos, que nos acogieron durante unos meses. Enfrente había un horno de pan que ya no existe.

03. EN MADRID Años 1967-1968


Tambien junto a un mercado, el Mercado de Maravillas, en el barrio de Cuatro Caminos. 
Tengo un vago recuerdo de este lugar, en la calle Carnicer, de cuando las vecinas, a través del patio de luz, me pedían que cantara la canción que acababa de ganar el Festival de Eurovisión: "Juanito, ¡canta el Lalala!"

Yo solo tenía dos años, pero me cuentan que la cantaba a la perfeccción :D


 04. EN BENIDORM (Alicante) Años 1969-1974

A finales de 1968 regresamos a Petrel. Mi madre dio a luz a mi hermano Tomás, que, como yo, nació en el hospital de la vecina Elda.
Poco después nos trasladamos a Benidorm en donde vivimos varios años. Allí empezamos a ir al colegio y cuando llegaba el buen tiempo nuestra madre nos llevaba a la playa casi todas las tardes.
Vivíamos en uno de los áticos de los conocidos como Edificios Navasa, en la que se conocía como Carretera de Circunvalación y que hoy se llama Avenida del Rey Jaime I. 

  Al volver del cole esperábamos a nuestra madre sentados en estas escaleras:
Ella se asomaba a la terraza y nos hacia una señal con la mano, indicando que nos había visto y  bajaba a ayudarnos a cruzar la tan transitada carretera. De esto me acuerdo perfectamente. Y de la primera vez que fui al cine, con ella y mi hermano, a ver Bambi.

05. EN PETREL (Alicante) Años 1974-1994

 Viviendo en Benidorm, mis padres compraron una casa de campo en Petrel, a la que acudíamos muchos fines de semana. Una vez trasladados allí nos quedamos a vivir definitivamente. De esta época he escrito largo y tendido en el blog (ver etiqueta EL CAMPO)
 Época feliz de nuestra vida, gozando al aire libre, disfrutando de la compañia de multitud de animales que fueron parte de nuestra familia a traves de los años: perros, gatos, gallinas, patos, pavos, un par de caballos, un burro... 
En esta  época nacieron mis hermanos pequeños, Fran y Ana, en el Hospital de Alicante. Terminé la EGB y también los años de Instituto.
En ella vivimos una trágica gota fria en el año 1982
La casa ha sido remodelada varias veces a través de los años.

06. EN PLASENCIA (Cáceres) Año 1986 

Si he de nombrar todos los lugares en los que viví, debo incluir mi año de servicio militar. Primero los tres meses de reclutamiento en en el CIR de Plasencia.
 Situado en la Avenida de La Salle, era un edificio enorme, como puede apreciarse en la foto. El 31 de diciembre de 1992 se produjo el cierre definitivo de este histórico cuartel y hoy es un Centro Universitario.
 07. EN MADRID  Años 1986-1987

 Después de mi estancia en Plasencia (en Italia, como dice mi amigo Juan Luis) me trasladaron a Madrid Carabanchel, al Cuartel que hay en la calle Camino de los Ingenieros.
Historias de la puta mili tengo para dar y vender, y alguna de ellas también apareció en el blog.
La flecha señala el lugar donde viví 9 meses como armero de mi compañía. Y recuerdo un día que pasé entero en la quinta planta del Hospital Gomez Ulla, haciendo guardia en la planta de los internados en el psiquiátrico. Observando a los que paseaban por aquellos largos pasillos me sentí como en la película Alguien voló sobre el nido del cuco.

 08. EN ELCHE (Alicante) Años 1994 - 2000

Fueron los 6 años más felices de mi vida laboral, como conserje en el Instituto de Secundaria Cayetano Sempere (el número 6 de esta ciudad, como no podía ser de otra modo) Se me asignó la casa que tenía el centro, en la calle L'Avet y en ella tuve que aprender a cocinar cosas de fundamento. Aún recuerdo con emoción el imponente aspecto que tenían los exteriores del instituto con las farolas encendidas durante las noches.

 09. Y EN YECLA (Murcia) 2000 - actualidad

En Yecla me casé y allí  vivo desde hace 17 años, en la Avenida de la Libertad. Allí han nacido mis hijos a los que muchas veces he contado los recuerdos que tengo de los lugares en los que he vivido. Mis años de cole, los juegos con mis hermanos en la casa de campo...

  
Y es por esto que siempre he dicho que me siento medio murciano, medio alicantino y que les tengo un enorme cariño a todas las ciudades que aparecen en este álbum. 

PD. Por cierto, cómo me recuerda el logo de Google Earth a la cúpula de la Purísima de Yecla, símbolo de la ciudad.
 
 

10 comentarios:

Éowyn dijo...

Woooooooow, en cuantos sitios has vivido! Debió ser toda una experiencia y aventura para tí.

Jajajaja, buen a punte lo de Google Heart. Cuando fui a Yecla por primera vez, me pareció muy curiosa la cúpula. Tengo que volver allí para ver a mis amigos a los que no veo desde hace años.

Saludos!

Anónimo dijo...

No sabía lo de Madrid siendo tan pequeñito....La calle Petrel, antes se llamaba General Jordana.
Txema Rico

Papa Cangrejo dijo...

Me ha encantado esta entrada, que sepas que te copiaré, si algún día vuelves a mi galaxia espero la leas. X)

Ángeles dijo...

Y en todos esos sitios en los que has vivido, ¿ha quedado algún rastro de tu paso por ellos? Cosas como olor permanente a azufre, paredes chamuscadas, huellas de pezuñas, etc?

Bueno, en serio, es un recorrido muy bonito, y quienes te seguimos desde hace tiempo conocemos historias y anécdotas que nos has ido contando en el blog sobre esos sitios, lo que los hace más entrañable y un poco nuestros también. Porque los sitios adquieren sentido a través de las historias que las personas viven en ellos.

Y oye, qué curioso el parecido entre el logo de Google Earth y la cúpula de tu pueblo, ¿eh? Deberías indagar si hay algún yeclano trabajando en Silicon Valley o algo...

Montse Martínez Ruiz dijo...

¡Caray, pues sí que has vivido en sitios!
Me parece muy bonito que hayas hecho esta entrada recordándolos y que guardes tan buenos recuerdos de todos ellos, ha sido una idea estupenda, bueno, como todas las tuyas, jaja.
El parecido de la cúpula de la Purísima y el logo es asombroso, estoy segura que se lo han copiado (los de Earth, me refiero)
Besitos.

Nacho dijo...

Vaya! no sé porque pensé que en tu larga vida también habías morado en el infierno ;)

Muy chula tú entrada, repleta de tan buenos recuerdos.

JuanRa Diablo dijo...

Éowyn :

Salvo de aquellos en que era demasiado pequeño, de todos los lugares guardo grandes recuerdos. Y cuando ahora oigo nombrar esa ciudades las siento parte de mi.

¿Asi que tienes amigos en Yecla? Pues en adelante también podrás decir que allí conoces a un diablo :p

Txema

¡Qué bueno! Tenía previsto llamar al Ayuntamiento para averiguar el anterior nombre de la calle, pero ya no hace falta. Cómo no caer en lo bien que te conoces a nuestra Idella :D
Gracias.

Papa Cangrejo

Ah, pues me alegra que te haya servido de inspiración
Y, por supuesto, ¡me encantará verla!

Ángeles :

Dicen, (yo no lo sé, pero eso me han dicho) que en estos lugares, cuando gritas “¡Diablo!” la gente se para y te mira como si hubieras perdido el juicio.
Si esto no es una señal inequívoca de que dejé huella en ellos, no sé lo que es.

Para bonito lo que dices en tu comentario. Es cierto, cuán particulares se vuelven ciertos lugares cuando los enlazamos a personas e historias que en ellos sucedieron.
Un saludo

PD: ¡A ver si todo va a ser obra del tio Gugliano que se fue a las Américas…! xD

Montse :

Ya hace tiempo que tenía pensado escribir sobre esto, pero la cosa se fue enfriando y estuve a punto de descartarla . Ahora me alegra haberlo hecho, me gusta que quede ahí esa relación cronológica para el recuerdo.

Creo que voy a llamar a los de Google Earth y decirles que, para ser justos, añadan Yecla en su nombre. ¡¡Espero que no se les ocurra ponerle pegas al Satanísimo!!

Nacho:

Recuerda que de cara a la galería voy de tipo normal.
Una vez metidos en la blogosfera y husmeando los subsuelos es cuando quedáis atrapados en mi infierno y sin escapatoria.

No, no corras, ya es tarde xD

Conxita Casamitjana dijo...

Eres un diablo muy viajero, qué entrañable entrada y cuánta vida vivida, y es que casas hay muchas pero el hogar va con uno y con aquellos a los que quieres.
Muy interesante ese uso del Google.
Saludos

Ana Bohemia dijo...

Que locura de mudanzas, ¿no, diablito?, ya son ganas, jeje. Bueno la culpa fue también de tus padres. es curioso que hayas estado en tantos sitios. Y no me hace falta preguntar que Petrel y Yecla son los lugares que mas te han marcado, ¿eh?
Un abrazo
:)

JuanRa Diablo dijo...

Conxita:

Como decía una canción que me gusta: "Whenever I lay my hat, that's my home", (Allá donde cuelgo el sombrero, es mi hogar", que en mi caso pod´ria decirse como "Allá donde asomo el cuerno, esa es mi casa" :D

Gracias, Conxita

Ana Bohemia:

No te equivocas, Ana, Petrel y Yecla han sido, son y serán mis verdaderos hogares. Y no creo que haya más mudanzas en el futuro (aunque nunca se sabe)
Un abrazo!