27 de junio de 2010

TRES DIABLOS EN TOLEDO

Anasister y Cuñado Iván hicieron un viaje a la histórica ciudad que el Tajo abraza y, además de pasarlo de miedo... ¡se acordaron de mí!
He aquí el relato de su hazaña, que hace que el juego de los cazadiablos tenga también su sucursal en España.
_______________________________________________

Nos fuimos a Toledo y con nosotros “el diablo” llegó a esta ciudad.

Tres diablos escondimos con la dirección del blog y la fecha (mayo 2010) inscritos en ellos. Forrados de aironfix transparente, esperamos que aguanten las inclemencias del tiempo.

Pero ¿en qué lugares? Tres diablos de esta categoría merecen tres lugares privilegiados.


1º DIABLO:
Tras buscar y rebuscar encontramos por fin un lugar ideal para el primer diablo:

Antes de entrar al recinto amurallado de la ciudad de Toledo, delante de la puerta de bisagra hay un precioso edificio: el Hospital de Tavera. Al entrar a esta monumental estancia-museo, atravesando el claustro, se llega a la capilla o iglesia (preguntando a los guías es fácil).
Dentro de ésta, a mano derecha hay una entrada en forma de arco que esconde a su izquierda un par de tramos de escalera que bajan a LA CRIPTA, un lugar bajo tierra, con una oscura bóveda en lo alto, sombrío, siniestro, tenebroso (la acústica que tiene estremece, es espectacular).

Al entrar en la cripta, justo a mano izquierda, hay dos ataúdes de piedra. El primero es el de la señora de Lerma. El segundo el del duque de Lerma. Pues bien, está en esta segunda tumba.

El frontal del ataúd reza así:
“Fernando María de Constantinopla Fernández de Córdoba y Pérez de Barradas. DUQUE DE LERMA. Mártir por Dios y por España. X – IX – MCMXXXVI R. I. P.”

Sí, sí, el diablo está en la mismísima tumba del duque de Lerma. Pero no dentro, claro. Mirando el ataúd de frente, en el lateral derecho, abajo en su base y cerca de la esquina, justo debajo del remache de metal o clavo, hay una ranura. Ahí lo pusimos.

SEGUNDO DIABLO.
En la Catedral de Toledo.
Está formada por cinco naves. Hay que entrar por la puerta donde entran los turistas para hacer la visita. Se sigue recto hasta llegar a la altura de la cuarta nave. A la izquierda, al fondo, hay una puerta. Es la llamada ¡¡¡Puerta del infierno!!!
Abajo, a la derecha, justo al lado de la puerta de madera, hay una piedra angular, un rodapié. Entre este rodapié y la siguiente piedra hay una ranura. Ahí, justo ahí.
TERCER DIABLO:
En Toledo existe el “Callejón del Diablo”.

No aparecía en los mapas que nos dieron en el hostal, así que preguntamos en una oficina de turismo, y en el callejero sí que aparecía.
Es una callejuela estrecha, empinada. Está cerca de la catedral. Detrás de la catedral de Toledo hay una calle más o menos perpendicular a ésta que se llama Calle de Locum.
Desde detrás de la catedral, perpendicular a ella, se camina por esta calle estrecha, y a unos cuantos pasos hay una pequeña entrada a la izquierda sin salida; aquí no. Unos cuantos pasos más y…a la izquierda, asciende el empinado “Callejón del Diablo”.
La placa del nombre del callejón está al final, en la parte más alta, desde aquí no se ve; hay que subir una rampa, y luego escaleras empinadas.
Así que subimos el callejón del diablo hasta ver la placa y sacarle una foto.

En estas escaleras que están en la mitad del callejón, subiéndolas, a la izquierda, aparece una pequeña ventana enrejada a la altura de los escalones. En el marco superior (de madera) de la ventana, a la derecha, una gran grieta. Ahí dentro, ahí. En la foto aparece un poco sacado, pero después lo metimos metido a ras del marco.

Tres diablos en Toledo. En la tumba del duque de Lerma que reposa en la lúgubre cripta del Hospital de Tavera; en la puerta del infierno de la Catedral y sobre la ventana enrejada del Callejón del Diablo.
Tres diablos que se convirtieron en una gran aventura durante nuestra visita a esta maravillosa y espectacular ciudad.

Iván, Ana: mil gracias por este sobresaliente trabajo. Seguro que no tardará en aparecer alguien que quiera darles captura por lo muy atractivo que lo habéis sabido montar.

24 comentarios:

La exorsister dijo...

Al final sí que vas a expandir el mal por el mundo, en forma de diablillos, gracias a tus lectores. Si va a ser verdad que en el fondo eres malvado..

molinos dijo...

¿Qué han estado en la ciudad imperial y no me han dicho nada??...me partís el corazón...

Sara López Moreno dijo...

Jajaja, muy bueno el post.

Saludos,
Sara.

Lillu dijo...

Genial! Tengo más posibilidades de ir a Toledo que a Nueva York, sin duda :D Pero qué osadía, que insisten en meter al Diablo en territorio santo!! :P

saluditos

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Lillu.
de momento los mas asequibles de encontrar son los de Toledo porque quién se puede permitir ir a Londres, Nueva York o Amsterdan?
SAX

JuanRa Diablo dijo...

La exorsister:

Ah, pero aún lo dudabas? Que sepas que si el Teide no echa humo es porque no me ha dao por ahí... :p

molinos:

Jajaja, ¡tomo nota!, que no será por que no queramos.

¿Te mando alguna tirita? ;)

Sara López Moreno:

¿Si? Gracias, gracias... pero las cosas éstas del diablo no suelen ser buenas, no sé... :p

Lillu:

Y que lo digas! Un día de estos la santa sede va a llamar a mi puerta, ya verás... :p

SAX:

... dijo la trotamundos sajeña. ^-^

mochuELIn dijo...

Divertido juego este... el ganador que obtiene?? la gloria infinita en el averno?, el reconocimiento del diablillo del blog por lo menos. NO creo que pueda tener la ocasión de visitar esta magnífica ciudad, y para cuando lo haga otros 'adeptodiablos' ya se habrán adelantado, les deseo mucha suerte.
;P

peibol dijo...

Llegará un momento, dentro de muchos siglos, en que los historiadores tratarán de encontrar significado a la cantidad de diablos de papel escondidos por todo el mundo.
Espero que sepas un par de oraciones buenas JuanRa, porque si acaban concluyendo que la humanidad empezó a adorar a Satanás, el de arriba se va a poner de muy mal humor contigo. :D

Pecosa dijo...

Desde luego, JuanRa, estás revolucionando el mundo. Esto se va haciendo importante, ríete tú del Imperio Romano.
No hay que perder tiempo y empezar a crear planes estratégicos.

Vamos a ver, los diablillos ya han estado (o están) por América del Norte y Europa. Bueno, hay que acabar de invadir el mundo: necesitamos unidades en América del Sur (de esto me puedo hacer cargo yo, pero me queda un añito, añito y medio; así que si alguien se adelanta, mejor), Asia, África y Oceanía. Y el que tenga un par, que mande unidades a la Antártida.
Cambio y corto.

(Madre mía, necesito urgentemente una partida al Risk).

Txema Rico dijo...

Jolín Juanra. Ser lector de este blog, viajerdo empedernido y además amigo tuyo...y con lo que estoy viajando este año y no haber puesto ni un diablillo por el "viejo continente"...no tengo perdón de Dios ni por supuesto...del Diablo... ja ja ja.
Pero tio, me da mucho corte que me vean por ahí colocando diablejos...eah....

JuanRa Diablo dijo...

mochuELIn:

Bueno, en este juego no tiene por qué haber un solo ganador, pues los papelillos se pueden firmar y dejarse en el sitio otra vez.
El premio está en que no te pillen.
Si no lo tienes que contar desde el calabozo de una comisaría es que lo has hecho bien. :D

peibol:

Jajajaja. Imagina...
Un telediario cualquiera del año 3316:
"Unos restauradores de la Fontana de Trevi en Roma han hallado un nuevo papel con el dibujo del diablo, justo 18 horas después del encontrado por unos turistas en la muralla china.
Con estos suman 870 los diablos encontrados.
Se sigue desconociendo el origen de bla, bla, bla..." :D
En cuanto a lo otro lo tengo todo previsto. Si escondo algunos en la Gloria Celestial, al de arriba le encantará ponerse a buscarlos... XD

Pecosa:

Ahora entiendo el por qué de estos ojos rojos y la sonrisa malévola que no se me va... ¡¡Es el poder!!

Ahora que no nos oye nadie te diré un secreto: el punto africano ya está cubierto!! pero como debo dosificar esto... ya te enterarás.

El verano pasado estuve en Barranquilla. Pude haber sembrado el mal por allí ¡y no caí! :(
pero te tomo la palabra y eres desde hoy cónsul del infierno en América del Sur.
¡Sembráme la Pampa, piba! :D

(Ah, venga, empieza

Txema Rico:

Con lo bien que hubiera quedado el titular: LOS DIABLOS DE ESTOCOLMO.
Con alguno en un barco vikingo, o en el escote de Agnetha Faltskog...

Bueno, en el próximo estás obligado si no quieres que te haga una encerrona con la de "hasta-septiembre-ya"

Amig@mi@ dijo...

Y yo que siendo de Toledo ahora precisamente me encuantro lejos...
:(
Úna lástima.
Me gustaría tanto encontrar uno de esos diablejos...
En fin,
Besos

Pecosa dijo...

¡Oooh! ¡Me encanta ese tablero! ¡Despierta en mí el ansia de poder, como tú dices! (Y eso que hace siglos que no juego, pero recuerdo que me encantaba de pequeña).

¡África invadida! :O

Te prometo un diablo en Los Glaciares ;)

El Zorrocloco dijo...

¡Oooooh, un Risk! Lo que más echo en falta de haber sido hijo único son los juegos de mesa. A mí dame un tablero, cotufas y un refresco y me tienes entretenido toda la tarde =)

Si Tenerife cuenta como África te puedo dejar un par aquí. Pero me da que tiene más gracia cuando lo hace alguien que viaja al lugar XD

Por cierto, que bonita la primera foto de Toledo. Ahora tengo ganas de ir =)

anasister dijo...

La verdad es que es muy divertido visitar una ciudad y además buscar escondrijos por ahí para el diablo.Cuando tuvimos escondidos los 3 Iván me decía:
-joooo,con lo bien que me lo estaba pasando..
No tengo claro ahora que será más divertido,si esconderlos,o encontrarlos.Como vete tú a saber cuando tengo la posibilidad de viajar a Amterdam,Londres, o Nueva york,sugiero más diablillos más cercanos.

Pecosa dijo...

¡VIVAN LOS JUEGOS DE MESA! ^^

(Zorro, ¿cotufas? Dios, digo, Diablo, estoy realmente perdida con la jerga canaria, voy a tener que hacer un curso... Canarias is different)

Anónimo dijo...

La diablomanía se va extendiendo por el mundo. Genial.
Un saludo. Remolina.

JuanRa Diablo dijo...

Amig@mi@:

¿No oyes una voz?....
...¡¡Es Toledo!!
¡¡Te está llamando!! ;)

Pecosa:

Me están entrando ganas de buscar el Risk que aún conservo. Debe estar hecho polvo pero de tanto hablar de él ya tengo ganas de verle la cara, jejeje. Y, oye, igual me sirve para un futuro post.

¿¿El diablo en los Glaciares?? Siiii!! Vamos, eso sería la leche en polvo, la cuadratura del círculo, el poder con mayúsculas!! :D

El Zorrocloco:

Golpe de estado a las plays y las Wiis y un juego de mesa sobre la idem YA!! :D

Tenías que haber visto al JuanRa buscando en el Google Imágenes cotufas.
"¡Ah, coño, las palomitas!" XDXD
Y eso que la Exorsister lo dejó claro el otro día, pero memorizar el canario no es tarea fácil.

PD. No, no me jodas, Tenerife no cuenta como Africa.
Bueno... si llega Cubillo e instaura el áfrico igual negociamos.

anasister:

Yo mismo he comprobado lo divertido (pero difícil) que es esconder diablos en lugares significativos de una gran ciudad.
Coloqué dos en Madrid, pero perdí las fotos y allí se quedarán muertos de risa.

¿Cómo de cercanos los quieres? ¿Estaría bien alguno por tu panadería habitual? (Yiiooooooooo (grito de Santi)
PD. Dile a Iván que esta hazaña merece y requiere su presencia.

Pecosa:

Jajaja. Por suerte nuestros amigos canarios nos las irán dejando caer hasta que nos habituemos.
Con los juegos de mesa también queda bien un platico de cucos (yeclano total) XD

Remolina:

Se propagan como la gripe A, y como la gripe A son de lo más inocuo, jeje.

LastChild dijo...

Me encanta este juego, ojalá me cogiesen de camino estas ciudades, no sólo por encontrar los diablos, sino también por visitarlas.
Este sábado me voy a Glasgow... estoy por colar unos diablillos en las tierras de Sir William Wallace.

JuanRa Diablo dijo...

LastChild:

¡A Glasgow! Pues no te sientas comprometida, pero si lo haces yo estaré encantado de publicar tu hazaña. Ya lo creo! :)

El Zorrocloco dijo...

Jajaja, mientras sean cucos y no cucas... ;)

JuanRa Diablo dijo...

Tendré que preguntar a ver si para los yeclanos "las cucas" son otra cosa. :D

LastChild dijo...

¡No me acordaba! Me fui con tres diablillos en la maleta y finalmente no paré en Glasgow más que para tomar tierra. Me fui directa a los Highlands, y metí el primero en la entrada del castilo Eilean Donan (el de los Inmortales), pero cuando me iba se acercó un japonés curioso que me había visto y me boicoteó el juego (no sé si habrá entrado a visitar tu blog por lo menos). Me desanimé y no seguí :(

JuanRa Diablo dijo...

¡¡¡Qué rabia!!! ¿¿En el castillo de Los inmortales?? Qué pasadaaa. Pues por aquí no ha pasado ningún japonés que yo sepa
:(
Pero te agradezco enormemente el interés y el intento y confío en que un día puedas ponerlos en otro viajecillo si te apetece ;)
Gracias de nuevo, LastChild