16 de junio de 2010

MI HERM(ANA)


- Háblame del mundo de los blogs - me dices siempre que nos vemos.
- ¿El mundo de los blogs? Ahh, es algo grande, maravilloso...


Hace tiempo que quería escribir una entrada para tí, anasister.
Ha llegado el día.


*******************************
Estas son algunas de las postales que sobre ti guardo en mi memoria .

Recuerdo a nuestros padres saliendo de casa de los abuelos hacia el hospital. Nuestra madre caminaba con dificultad con una barriga enorme y al despedirnos desde la puerta se nos debió quedar una cara tan contrariada que la abuela Paquita se dirigió a Tomás y a mí, animosa.

“¡Qué bien!, cuando vuelva la mamá os traerá un nuevo hermanito! ¿estáis contentos? Qué pensáis que será, ¿un hermano o una hermana?”

Con un pequeño de 9 meses durmiendo en la cuna, otro de 6 años y yo de 8, todo apuntaba a que otro varón estaba en camino y esa era la probabilidad por lo que toda la familia se había decantado.

Todos excepto yo, que dije: “Va a ser una nena”.

Quizás sea por la satisfacción de ser el único que acertó, que todavía recuerde aquello.

Nuestra madre volvió contigo en brazos, con una niña que como ella, su madre, su abuela, bisabuela, tatarabuela y tal vez aún más atrás, se llamaría Ana.

De aquella época como bebé me recuerdo asomándome muchas veces a través de los barrotes de la cuna para contemplar cómo dormías y también de una ocasión en que nuestra madre nos llamó para que fuéramos al cuarto de baño, donde después de bañarte te estaba secando, y observáramos una cosa curiosa: cada vez que dejaba caer un copo de algodón sobre tu cuerpo empezabas a llorar con desesperación. Retirando el algodón te calmabas, pero si lo volvía a hacer caer hasta ti chillabas de nuevo. Como no era cuestión de hacerte sufrir no lo volvió a repetir pero a mí aquello me quedó grabado. (Por cierto, tendremos que experimentar esto otra vez. A ver si me acuerdo de tirarte un algodón la próxima vez que nos veamos y ver tu reacción)

Después, no sé bien por qué, me acuerdo perfectamente de tus cuatro años, cuando eras una niña delgada y flexible. Te recuerdo al levantarte de la cama , caminado descalza y con cara de sueño, el pelo sobre la cara y un suave camisón blanco. En aquella época era para mí un gozo abrazarte y cubrirte de besos.

Como hermano mayor reconozco haber disfrutado mucho con Fran y contigo haciéndooslo pasar muy bien con la gran cantidad de juegos que se me ocurrían para vosotros; juegos de los que quieres que hable en el blog un día. Tenemos que sentarnos a recordar.

Con toda seguridad fuisteis como juguetes grandes para mí. ¿Cuántos cuentos inventaría ? ¿Te acuerdas de las historias con la plastilina? Aquello superaba al mejor programa de la tele, ¿a que sí?

El puntillo diabólico ya lo tenía entonces pues, como bien pueden ellos testificar, me gustaba martirizar una pizca a nuestros hermanos. Tomás tenía que mojarse calcetines y zapatos con la manguera si quería beber agua de ella y recordarás sin duda que el pobre Fran acababa siempre con algún chichón o con pinchos de algún cardo en el cuerpo por mi culpa. O le hacía probar tabasco, o comer un huevo crudo. (Para que luego me digan que de diablo no tengo nada… ¡no flores! )

Pero eso sí, tú eras la privilegiada a la que trataba como a una reina y te excluía de mis diabluras porque prefería mimarte y llevarte entre algodones. En todo caso no te permitíamos el paso a nuestra “oficina de mayores” en donde Tomás y yo dibujábamos mil y un Mazinger Zeta.

Te recuerdo tocando el piano, practicando sin cesar en tu habitación. Clases y más clases que terminaron por agotarte, aunque nunca te quejaras.

Imposible olvidar nuestro contacto con tantos animales. Recuerdo muy especialmente a nuestro perro Tranquilo, que se hacía muchas veces dos kilómetros él solo para acompañaros a Fran y a ti de vuelta a casa.

Me acuerdo de tu etapa adolescente, cuando coincidíamos en muchos puntos de ocio. No había cosa que más me gustara que los amigos me comentaran lo guapa y simpática que eras, algo de lo que aún hoy puedo presumir. Algunas veces me traías un zumo a la cama, cuando la resaca era bien gorda.

Todo el año que estuve en la mili, como aún no tenía novia, había una foto tuya en mi taquilla.

Recuerdo cuando te marchaste a estudiar enfermería a Castellón y los peculiares recibimientos y fiestas sorpresa que te hacíamos cuando volvías en vacaciones o en algún puente. Nunca ha habido nada como estar en casa con los tuyos, ¿verdad?

Todavía no sabría decir si tus carcajadas son eco de las mías o las mías nacen a la par que tu risa, lo que sí sé es que somos, con diferencia, los que más a gusto reímos de la familia.

Te recuerdo en mi boda. Faltaba poco más de un mes para que naciera Anna y esta vez eras tú la que tenía una barriga enorme. Estabas muy guapa. Ese día no toqué el suelo con los pies ni una sola vez, ¿te acuerdas?

Una semana antes de nacer tu hija estábamos bañándonos en las cristalinas y gélidas aguas del Río Algar, como bien recordarás. Anna debió percatarse de que algo grande se estaba perdiendo afuera y yo no daba crédito a mis ojos cuando vi esos pies diminutos recorriendo todo el vientre en su empuje.

También me acuerdo del día en que Samuel nos dio aquel susto tan grande, cuando creí que el mundo se hundía a mis pies. Fue a ti a la primera que llamé, muerto de miedo, y viniste inmediatamente con Iván para abrazarnos y esperar. Ese día en que toda la familia hicimos piña me quedará grabado para siempre.

Tampoco olvidaré la carta que días después, cuando todo felizmente pasó, escribiste para Mª Carmen y para mí, que guardo como un tesoro y aún leo algunas veces.

Me acuerdo de tus máximas favoritas “Vive y deja vivir” y “En el término medio está la virtud” y sé que las aplicas en tu vida.

A los dos nos gusta enormemente trasnochar hablando de libros, o de películas o de mil historias de las que nos hemos hecho partícipes al calor de la chimenea en los inviernos o en la brisa con aroma a jazmín en la marquesina en los veranos, en los mismos escenarios que ahora conocen nuestros hijos, que son la prueba evidente de que el tiempo ha pasado pese a que nos cueste creerlo porque, en realidad, no hemos cambiado tanto.

De hecho, aún sigo contando cuentos…

He buscado entre los álbumes todas las fotos que tengo de ti y me he dado cuenta de que la gran mayoría, desde bien pequeña, te las hice yo.

Pero no es de extrañar porque siempre, siempre, siempre te he querido mucho.

37 comentarios:

molinos dijo...

Primer!!! Ha sido la leche. Si yo fuera esa Ana me tiraría llorando un mes....
...en estos casos me jode aún más ser hermana mayor.

Besos a los dos.

Anónimo dijo...

........Entrar con Jose M al salon de su casa...mucha gente en ese salón, mis ojos desenfocados por el cambio de luz y escucho una exclamación: POR FIN, SAX YA TENÍA GANAS DE CONOCERTE!!!Una chica que se me avalanza se tira a mis brazos y me da dos besos. Era Ana
UN BESO MUY GRANDE ANA.
Y estabas guapisima con ese sombreo de cow boy

mochuELIn dijo...

Es esto posible?, es posible que un ser demoníaco quiera tanto? y además sea correspondido, pues sí. Se puede vivir en el amor y beber de él, llegando a colmar de cariño todo lo que te rodea, se puede recordar con calor y sentir esa caricia también, se puede ser en otro y vivir compartiendo el alma.
Se pueden tantas cosas desde el cariño... Muy bonita esta entrada. Bso mochuelero

Lillu dijo...

Cuánta ternura! Es maravilloso llevarse bien con los hermanos. Yo por desgracia me llevé fatal con mi única hermana durante gran parte de la adolescencia y durante mucho tiempo después apenas hablamos. Han tenido que pasar 20 años para poder reencontrarnos, pero dicen que nunca es tarde, no? :)

saluditos

Bichejo dijo...

Jo, que estoy muy sentida últimamente!!

No puedes escribir estas cosas taaaaan monas y pretender que no se me caiga la lagrimita!!

Marisol dijo...

A ver Juanra...no nos haga esto que (y no es broma) estoy a punto de llorar con las lagrimas en los ojos , moquillo en la nariz y una sensación preciosa en el corazón! Que bonito! Que suerte querer tanto! La próxima una de risas de esas de dolor de barriga....jajajaj....es broma! Me ha encantado!

peibol dijo...

Vas a tener que rebautizar el blog como "sentimentalismo diabólico", porque casi cada vez que posteas dejas a todo el mundo con un nudo en la garganta XD

Recuerdo haberte dicho hace tiempo que echaba en falta una entrada sobre tu hermana (de quien puedo dar fe sobre su simpatía :)), y que me contestaras que estaba al caer. Me alegra que haya llegado. Como siempre, ha sido sobresaliente.

Un saludo... y otro para ella ;)

Vicz dijo...

oh, que tierno post y video!

muy lindo.
¿qué canción es el que usaste?
saludos

RNT dijo...

Muy emotivo!!! Yo también quiero mucho a mi hermana.

Anónimo dijo...

GRACIAS POR LLAMARME, ME ENCANTA SABER AQUE PUEDO GRITAR AL VIENTO LO MUCHO QUE TE QUIERO.
ERES UNA DE LAS PERSONAS MAS IMPORTANTES DE MI VIDA.
UNA DE LAS QUE TE ENSEÑAN LO VALIOSO QUE ES LA AMISTAD.
LE DOY GRACIAS A DIOS POR CRUZARTE EN MI CAMINO, ES UNA DE MIS FRASES RESPECTO A TI, PUES MUCHAS VECES ME HICISTE LA VIDA FACIL.
SOLAMENTE CON TU PRESENCIA, EL PARCHIS, LAS RISAS,SE ME OLVIDABAN LOS PROBLEMAS....
MOMENTOS INOLVIDABLES COMO EL DE LA VESPINO CON EL CHISTE DEL PAVO, EN MI VIDA LO OLVIDARE.
TE DIGO ESTE COMO UN MILLON DE MOMENTOS......
ME SIENTO ORGULLOSA DE PORDER DECIR ANA CABRERA RODRIGUEZ ES MI AMIGA, MI AMIGA DEL ALMA.
TE QUIERO ANA, GRACIAS POR TODO.
HABER CUANDO SUBO PARA LLA RIBA?
JA,JA,JA

anasister dijo...

Esta mañana,varios compañeros del trabajo me han dicho que estaba radiante,y tenían razón.Y es que hoy no quepo en mí de gozo.
Gracias por tus palabras Juan...sé que durante un tiempo fui la niña de tus ojos.Hoy por hoy sé que lo son tu mujer y tu hija,como no podía ser de otra manera,pero en todos los recuerdos que quedaron grabados en mi alma desde que empecé a tener uso de razón siendo una canija,estás tú,cuidando de mí.
Gracias a tí,Fran y yo tubimos la infancia más bonita y divertida que nadie haya tenido(tal vez tus hijos) y tienes razón Juan,no hemos cambiado tanto,no hemos cambiado nada,seguimos siendo aquellos niños que fuimos,y a veces, como hoy,sigo sintiéndome tu niñita mimada.
Molinos tiene razón,todavía sigo emocionada hasta el tuétano.
¿Sabes que todavía tengo un vago recuerdo de los algodones?
Indiscutiblemente tienes que escribir sobre todos los juegos que nos hacías a Fran y a mí,aunque me temo que necesitarías todas las entradas del mundo,hay tanto que contar....
También me acuerdo muchas veces de lo a gusto que hemos cantado a duo la canción de T.T.Darby (Who´s loving you...)a pleno pulmón..Dios,qué desahogo...y también todas las veces que no podías evitar hacerme mil fotos porque desde tus ojos era la niña más guapísima del mundo.Es verdad que casi todas las que has puesto de niña,sino todas,me las hiciste tú.
Muy bonita la canción..y el vídeo..no tengo palabras...solo decirte que yo también siempre,siempre te he querido mucho
Te quiero infinito de los infinitos
YO MAS.Te acuerdas?

anasister dijo...

Por cierto,va a ser verdad que esto de los blogs es un mundo maravilloso...Gracias Raquel por tus palabras,sabes que yo también te adoro y siempre me acuerdo de´tí cuando veo una estrella fugaz,tú sabes muy bien por qué.Y también gracias Sax,me gustó mucho conocerte,y a tí Peibol,me encantó oir tu acento canario.
Un beso a todos.

Anónimo dijo...

Tomás dijo:
Me ha emocionado el video con las fotos de Ana, ahora me da pena que con este semiautismo crónico que arrastro no disfrutara más de Ana sister de pequeña, porque yo me pregunto... ¿ y yo donde estaba entonces? ...Con el burro per ahí... Dic Yo? He echado de menos la foto de vuestro beso de pelicula en la terraza, pensaba que sería la última, supongo que no la has encontrado porque falta...
Yo también te quiero mucho hermana. Besos.

Anónimo dijo...

Es una delicia leer vuestros deseos y sentimientos entre hermanos, ya los quisiera yo para mí. Enhorabuena por todo lo que tenéis entre vosotros. Me muero de envidiaaaaa.
Un saludo.
Remolina

Txema Rico dijo...

Risas, lágrimas...que bonitooooo!!!!
Qué más puedo decir? ´
Simplemente corroborar la felicidad y familiaridad que siempre ha emanado del 111 de Almafrá Alta..

La exorsister dijo...

:) Qué suerte tiene tu hermana!

Pecosa dijo...

Increíble. Increíble esta entrada. Se nota que la quieres con locura, y eso entre hermanos es genial (y para una niña, ¡tener un hermano mayor que la mime y la adore es lo más!).

Un gran homenaje.

Amig@mi@ dijo...

Pero... Por qué será que siempre acabo llorando en este blog???
Y lo malo es que me gustaaaa. Me estaré volviendo masoka??
En serio, Juanra, y, esta vez también a tí Ana. Teneis mucha suerte de haberos tenido.
Un besazo a los dos.
Juanra, te mando eso ahora mismo, que si no... me olvido.

Anónimo dijo...

No hay YO sin TI, puesto que no albergo en mi memoria ningún momento vivido en la infancia que no haya sido junto a tí,ya que cuando naciste yo apenas era un bebé. Cuántas veces nos preguntaron si éramos gemelos!!!Recuerdo que cuando nos separaron para ir yo a casa de los abuelitos la sugerencia de la abuelita fué que nos volvieran a juntar para que yo no llorara tanto...y así fué. Recuerdo tu barriguita sobre la que me reclinaba y que me olía a medicamento, tu incansable energía a la comba, la goma o trepando árboles, tu inquietud andariega (yo siempre fuí más casero)...mi anhelo porque volvieras pronto de tus clases de piano para jugar contigo etc...No soy muy bueno expresando sentimientos, siempre le dije a Laura: "Estoy deseando ver a mi hermana y cuando viene el hecho de verla me tranquiliza y no acabo de expresarle lo que la quiero" Pero tu lo sabes, verdad? FRAN, TU HERMANO GEMELO.

Anónimo dijo...

QUE ENTRADA TAN PRECIOSA, ME HE EMOCIONADO COMO TÚ NO TIENES IDEA,NO TENGO PALABRAS PARA EXPRESAR LO QUE AHORA ESTOY SINTIENDO.LOS QUIERO MUCHO A LOS 4 UN BESO MUY GRANDE.
DESDE COLOMBIA MILENA.

rAnita nOe dijo...

yo he llegado aquí "Todo el año que estuve en la mili, como aún no tenía novia, había una foto tuya en mi taquilla." y se me han saltado las lágrimas de cocodrilo. todavía no puedo parar..

es precioso lo que has escrito y la relación tan bonita y envidiable que tenéis. sois una familia muy especial.

un besazo.

Nuria dijo...

Que bonito y qué nostálgico! Me he puesto a pensar en el pasado (pero de buen rollo ;) Ya me gustaría que mis hermanos me hicieran un regalo así :)

Música dijo...

pero por favorrrrrrrrr, q entrada más bonita!, mira que cosas...yo hoy en mi entrada he mencionado a mi hermano, si es que nada como encontrar puntos de encuentro con la familia, es de los recorridos más maravillosos que hay.
Me ha encantado el descubrimiento de este blog, bonitas emociones las tuyas para ser un diablo. Volveré

Música dijo...

yo nací un 3 del 3..q cosas...

Isabel dijo...

Muy bueno, Juan, muy bueno.
Si yo tuviera un blog personal e hiciera una entrada a mi amiga Ana, te aseguro que compartiría muchas de las cosas que tú has escrito en tu entrada.
No sabes cómo me gustaría que Ana viviera más cerca, la echo de menos y nos vemos tan poco...Menos mal que ahora he vuelto con las pilas cargadas para unos cuantos meses.
Yo también te quiero mucho, Sister.

melón dijo...

JuanRa, me has dado la puntilla. Justo hoy me he cruzado con mi hermana. Lleva más de un año sin hablarme. Me dais mucha envidia. Cuidaros mucho.

Ana Belén dijo...

aqui estoy otra vez,con la lagrima caida.Es emoción.
Ana eres preciosa.Iluminas a cualquiera con tu sola presencia pero eso ya lo sabes.
¿te he dicho que te quiero?.
:)

JuanRa Diablo dijo...

Lo habitual en mí es ir contestando a cada uno de los comentarios, pero esta vez sólo puedo hacer un agradecimiento conjunto por todas estas palabras que aquí habéis dejado.

Quedo muy satisfecho por todo pues quería escribir algo sobre mi hermana y para mi hermana, pero al mismo tiempo haciéndoos partícipes a toda la blogosfera (al mundo blogueril que yo digo)porque es éste blog un lugar de encuentro al que ella no ha dejado de acudir desde el principio y de esta forma le daba una sorpresa y, además, por lo mucho que llevo hablado con ella de todos vosotr@s (no os hacéis una idea) y que comprobara por ella misma la satisfacción que se siente ante esa interrelación tan amable de gente de todas partes.

Veo que has quedado contenta, Ana, y me alegro enormemente. Y habrás visto que no sólo han pasado nuestros amigos blogueros sino que se han enterado nuestros hermanos, familiares y algunas de tus grandes y queridas amigas (y yo no he avisado a nadie, en serio! :O

Estaba pensando que debía haberme esperado a escribir esto en tu cumpleaños, pero qué porras, no hacen falta días especiales para expresar el amor.

Besos y abrazos para to er mundo y a tí Anasister... nos vemos pronto. ;)

JuanRa Diablo dijo...

Un saludo de bienvenida a Música (3 + 3 = 6, jeje, vamos bien, vamos bien) y melón (nunca es tarde para reencuentros. Mucho ánimo!)

Y a la pregunta de Vicz:
En el video suena Casual conversations, de Supertramp. Pensé en utilizar una canción a duo entre mi hermana y yo, pero era una lástima estropear un soleado día. :D

isaormaza dijo...

Sencillamente... ¡Precioso! Y lo de los algodones me ha dejado tambien muy intrigada jajajaaaa Tambien quiero saber más de esos juegos. Con la imaginación que tienes creo que aqui hay material para unas cuantas historias jeje

Anónimo dijo...

Hola JuanRa ¿te acuerdas de los famosos rombos que ponian en la tele según el contenido de la programación? Igual deberías hacer tu en tus entradas, poner uno, dos o más corazones...imaginas por qué ¿verdad?....he tenido la suerte que me escuchases en alguna noche de pesadumbre.
Si, si, ya lo sé, en todas partes cuecen habas, pero que suerte tener la familia que tienes.
Un abrazo
Rasanliz

JuanRa Diablo dijo...

Gracias, isaormaza, todo se andará. Pero imagina el peligro de darme cuerda... Creo que no sabes muy bien lo que has dicho :P

Pues te nombro clasificador del blog si quieres, Rasanliz. También se podría poner un tridente, o dos o tres si me pongo muy borde.
Un fuerte abrazo y que hablemos muchas y reconfortantes noches más.

anasister dijo...

Muchas gracias a todos.
Isabel..mi niñita..ya sabeis tanto Anabelén,como Ali,como tú..que sois las hermanas que nunca tube,hay un vínculo entre nosotras que va más allá de lo que define la palabra amigas.He vivico con vosotras muchísimos momentos imborrables y lo que es mejor,nuestra historia sigue.. a pesar de la distancia y de las circustancias de cada una y lo mejor,saber que no puede haber nada que pueda tambalear este cariño infinito.
Tomás..tambien había un mitín..te acuerdas?, y un indio que a veces me secuestraba,y unas manos dispuestas a darme interminables masajes,y muchos momentos de risas mil..claro que has estado y claro que siempre estás,a tu modo..pero eres Tomás,con el único hermano con el que jamás hemos podido enfadarnos,porque enfadarse contigo es misión imposible.
Fran..mi hermano gemelo..qué orgullosos nos sentimos ambos de ser un calco el uno del otro..sabes que entre nosotros hay algo especial,para lo que no encuentro palabras,tu primera frase me ha conmovido hasta las entrañas..No hay un yo sin tí,tal vez sean esas las palabras que yo no haya sabido encontrar,gracias por haberlas encontrado por mí.
Milena..sabes que si estamos felices de que mi padre está tan lejos de nosotros es por saberle a tu lado,me algero muchísimo de haber podido conocerte y haber confirmado así,todo lo que él nos contaba sobre tí.
de nuevo Juan,gracias por haberme dado la oportunidad de sentir un poquito de lo que tú sientes cada vez que abres tu blog y ves que alguien te ha dedicado un comentario,es muy gratificante.
Un beso a todos.

Iván Arribas dijo...

Me salvó la vida.
Hace que todos los días tengan sentido para mí. Un ángel caído del cielo, me escucha y me anima a seguir... Llena mi vida de color, de entusiasmo, de acción, de sentimientos y de proyectos. A su lado me siento yo mismo, la felicidad encarnada en mujer. Me enseña a diario lo que realmente importa. ¡Hay tipos con suerte!... Yo soy uno de ellos.
Te quiero cariño.

LastChild dijo...

Uf, JuanRa, leer esto ha sido una delicia.
Uff...
Tengo la lágrima muy fácil..

Un abrazo.

anasister dijo...

Hay dos personas que anhelaba que me dedicasen unas palabras en esta bella entrada de Juan y que todavía no lo habían hecho.Una eras tú Iván,pero ya veo que la espera ha merecido mucho la pena.Ha sido maravilloso leerte..
Gracias.Yo también te quiero.

anasister dijo...

Otra es mi padre...
Cuando leí por primera vez esta entrada,lo primero que pensé fue qué escribirías tú.Todavía sigo entrando esperando encontrarte...