3 de junio de 2010

aRnauJ

De un tiempo a esta parte, a pesar de que le veo todos los días y que tenemos un trato muy directo, no soporto al tipo del espejo.
Reconozco que trata de ser simpático y me devuelve las sonrisas al saludar, pero me fastidia enormemente su cruda sinceridad y esa abierta manera en que me hace ver mis imperfecciones.
.
- Vaya ojeras, ¿no? - me suelta a bocajarro esta mañana.
- Las mismas de siempre.
- Mmm, ¿seguro?
- Vale ya.
.
Pensaba, mientras me afeitaba, que los espejos deben ser invento del diablo por lo mucho que ayudan a alimentar la vanidad y me dispersaba en disquisiciones tan triviales como cuánta gente se mirará en ellos por necesidad, cuánta por coquetería, cuánta por narcisismo y cuánta no tendrá espejos, que también la habrá.
..
- Últimamente nos vemos más a menudo, ¿no es verdad? - me pregunta el del otro lado con cierto sarcasmo.
- Como siempre.
- ¡Venga ya! ¿como siempre? No haces más que pasar ante mí y mirar de reojo.
- ¿Yo? Pero qué dices...
- Lo que oyes. Te acercas, agachas un poco la cabeza, te pones de perfil, te levantas la camiseta...
- ¿Has visto que casi no tengo barriga? - le pregunto
- Sí, y que casi no tienes pelo también lo he visto.
- Anda, cállate - respondo de mala gana apurando el afeitado y sin poder evitar alzar disimuladamente la mirada hacia la frente.
.
Me viene a la mente una imagen de una escena ante el espejo cuando una Nochevieja me metí en el aseo, cogí una barra de labios y me dibujé en la frente una cifra: 2000.
Fue poco antes de que dieran las doce campanadas en el reloj. Íbamos a entrar en el nuevo milenio y el evento me parecía tan significativo que se me ocurrió esa tontería. Nos hicimos una burrada de fotos y ahí quedan para la posteridad todas esas instantáneas en familia en la que yo destaco claramente por ese 2000 escarlata escrito en mi frente.
.
- Han pasado diez años de aquello, ¿no te parece increíble? - me pregunta el reflejo.
- Más que increíble, me parece imposible. No tengo la sensación de haber vivido diez años desde entonces. Casi no me entra en la cabeza. Y sin embargo, es verdad, los he vivido.
- ¿Años malgastados?
- ¿Por qué lo preguntas?
- No sé, si uno no tiene sensación de haber vivido es casi como no haberlo hecho.
- No, hombre, es sólo... es sólo que no me parece que hayan pasado tantos. Pero si me dijeran ahora todo lo que he hecho en esa década pues...
- ¿Y qué has hecho?
- Bueno, me casé y he tenido dos hijos, ¿te parece poco? Con eso ya tengo el cupo bien cubierto, ¿no?
- No sé, tú sabrás...
.
¿No es más que evidente que este tipo es odioso? Y lo que más me fastidia es que consigue hacer tambalear mi seguridad y a veces hasta me hace dudar.
.
Apoyando ambas manos en el lavabo me he quedado mirándole fijamente a los ojos hasta encontrar perdido en nuestro iris ese camino brumoso por el que discurre el tiempo. A la par hemos dado unos cuantos pasos por él aunque mi alter ego se ha adelantado un poco porque deseaba mostrarme algo.
Y por vez primera en mi vida he hecho un alto en este recorrido al toparme con un cartel que sólo intuí alguna vez desde muy lejos y que nunca me preocupó en exceso pero que hoy por fin aparecía inmenso ante mí.
Allí estaba, impertérrito ante cualquier sentimiento de incredulidad, de temor o de pesar, un letrero en el que se leía "MITAD DEL CAMINO".
.
Algo se ha encogido en mi estómago y me he quedado muy quieto. Mi sombra se dibujaba en el suelo alargada hacia esa otra mitad del sendero que queda ante mis ojos en la que el terreno da comienzo a un suave descenso.
.
- ¿Eres consciente de dónde estás? - le oigo decir.
- Creo más bien que sé dónde estoy sin querer ser consciente de ello.
- Pero hay que seguir andando hacia adelante.
- Sí... Ya lo sé.

Antes de dar otro paso he vuelto la vista atrás.
La brisa me ha traído al pronto aromas de verano, sonidos de cigarras, la imagen de un niño relamiéndose ante la fría leche merengada que preparaba su madre, las risas en los juegos con sus hermanos, un burro blanco trotando y un perro sin rabo corriendo a su lado. Recuerdos de libros abiertos, de aulas con aroma a lapicero, pantalones cortos que dieron paso a largos, rodillas peladas, alguna corbata...
La postal de algún viaje, retazos de imágenes de viejos y nuevos amigos, cartas, muchas cartas y algunas nieves... Suspiros, decepciones, gozos, risas, inseguridades... El primer coche, la primera novia, la primera borrachera... los consejos del padre, el amor de los abuelos...
.
El nuevo camino no me asusta por cuanto de aventura y anhelos quedan sin duda en él, pero me resulta inevitable la angustia que supone ser consciente de ineludibles pérdidas en ese recorrido y ante tantas incógnitas por ese futuro incierto ahora que dos hijos me acompañan.
Sueño despierto más que nunca y hay proyectos y viajes que me encantaría hacer pese a no estar seguro de si alguna vez se harán.
Voy a seguir caminando, claro está. Sólo pido que la ilusión, y la salud, no me falten nunca en la mochila.
.
- ¡Qué trascendental te has puesto! - me dice con sorna el reflejo en el espejo.
- Puede ser - le contesto- Me pasa mucho últimamente. Anda, quítate esa cana que te asoma en la patilla.
- La misma que tienes tú, por cierto.
- ¿Sabes que este domingo es mi cumpleaños?
- ¿No lo voy a saber, viejo melancólico?
- Eres un capullo.

Tras un último vistazo sonreímos y de un sincronizado manotazo en el interruptor, apagamos la luz.

31 comentarios:

Lillu dijo...

Uf, a veces estas entradas tuyas me hacen pensar en mi propia vida, y a veces eso no es muy bueno :P Eso de mitad del camino, lo que fue y lo que será me produce un pelín de desasosiego... ays!

saluditos

R.N.T. dijo...

¡Cómo pasa el tiempo! Y cada vez parece que aún va más veloz. ¿Cuál es la mitad de la camino? ¿Y si ya se ha pasado...? Wow, qué vértigo!

mochuELIn dijo...

Dale la vuelta arnauJ, por qué no ves en los años que vienen la posibilidad de ver crecer a tus hijos, de descubrir tantas cosas maravillosas que aún no conoces, de vivir y disfrutar viviendo cada uno de esos días, qué digo días, segundos!! tan intensamente que sólo tú seas el dueño absoluto, el protagonista, de ese tiempo tan extenso!!, beso enorme de tu pajarraco particular.

:P

Txema Rico dijo...

Uffff Juanra, los espejos, cuantas cosas saben de nosotros y callan...pero eso sí, nunca mienten...pero al tiempo son nuestros mejores confidentes...tantas cosas nos aportan los espejos...
Por cierto añoranzas, y consejos paternos...aún recuerdo como si fuera ahora misma la famosa tarde lluviosa de junio donde uno que yo sé acuñó aquelló de "me he animao, va a haber desfile...", como prólgo al consejo paterno-filial de "..hijos mios la sífilis..bla bla bla"....la sífilis, vaya tela...entonces el Sida ni por asomo se sabía lo que era...ufff como pasa el time y los espejos con él....fieles compañeros.

PD. What a bible!!!!

LastChild dijo...

Sí, estamos a mitad de camino. Pero lo bueno es que vamos acompañados por todos los que nos hemos encontrado a lo largo nuestro recorrido y los que se están incorporando ahora.
Todavía quedan muchos lugares por descubrir. Mucha gente por conocer.

Mar dijo...

Todos estamos ya en mitad del camino, me has hecho pensar, y lo único que nos queda es vivir el presente con la intensidad que se pueda, yo solo pienso en el hoy,y disfrutar y hacer felices a los mios, y mañana ya se verá.
Después de este año, no quiero permitirme el lujo de pensar más allá.
Todo lo que me encuentre es un regalo, y pienso disfrutarlo y saborearlo al máximo.
Un saludito

Anónimo dijo...

Mi padre siempre me decía, ¡si te miras mucho al espejo, el demonio no anda lejos!.
He ahí , pero no te preocupes. que ese cartel ya lo habíamos visto otros antes y no es peligroso. Al contrario diablillo,cuando yo ví el cartel ya sabía que a partir de ahí las cosas cambiarían.Que ¿cómo sabe uno que está en su mitad del camino?, no se explicarlo , pero cuando se está se sabe, aparecen algunas pistas para saber qué nos está ocurriendo( hay cambios de actitudes y forma de ver las cosas, importan menos cosas- tal vez las necesarias- , ya no se corre con desasosiego detrás de nadie, ....) , uno empieza a entrar en una calma interior cual camino cuesta abajo, camino que ya se conoce y que uno recorre ahora más ligero y por ello más sabio.
Sobra de filosofía, todo te pasa por cumplir pronto años. Felicidades anticipadas ( por el cumple y por lo del camino).
Un saludo .Remolina.

Mª Angeles y Jose dijo...

Ese espejo muchas veces nos quiere aconsejar que disfrutemos mas las cosas pequeñas de la vida,que lo disfrutemos toodo como si fuera la ultima vez que lo hacemos,seguro que viviriamos los momentos mas intensamente.

No te preocupes entras en la mejor etapa de un ser adulto...te lo aseguro.

Riete todos los dias del espejo viviras mejor jajajajaja.

Besos

Pecosa dijo...

¡Ay, las ojeras...! Yo llevo luchando contra ellas desde los ocho años, Ya ves que no es cosa de la edad...

Me ha gustado mucho tu texto. (Por fin me he pasado por aquí, te debía una visita)

Cambia el YA ha pasado media vida por el TODAVÍA tiene que pasar media vida más. Y se dice pronto, pero eso es un montón...

Y felicidades adelantadas. ¡Con lo bonito que es cumplir años! Las canas y la barriguita son parte del encanto ;)

JuanRa Diablo dijo...

Lillu:

Desasosiego, esa es la palabra. Pero lo que quizás ocurra es que nos cuesta asumir que ese desasosiego forma parte del vivir, y muchas veces es incluso el detonante que hace evidente que estamos viviendo.
Qué complejo, porras, pero sé que me habrás entendido. ;)

R.N.T.:

El que inventó el tiempo hizo una verdadera chapuza. ¿No se supone que de mayores debería ir más lento porque las pilas se van agotando? Pues no, al revés. ¡Corre que se las pela el muy...!
Pero tengámoslo claro: lo mejor está por venir, amigo.

mochuELIn:

Muy mal haría no viendo las cosas como dices. Soy consciente de lo bello, de lo que me gusta, de lo que me emociona y todo son alicientes para mí, pero el sentimiento agridulce en este punto del camino... no lo puedo evitar.

PD. Me ha encantado lo de "tu pajarraco particular" :) Bien lo puedes decir, que unas veces me lo llena todo de plumas picajosas pero siempre está ahí para ayudarme a conciliar el sueño con su relajante ulular.

Txema Rico:

Es que ya pueden venir Moros y Cristianos a tropel, que no habrá otra fiesta como aquella de la riada, del "me he animao" y la sífilis. XD
Y ahora que lo leo, estas cosas sin aclarar pueden levantar muchas sospechas, ¿no? :p

Un abrazo, sénolO.

Last Child:

Dí que sí, y llevamos las alforjas tan llenas de tanto bueno que no sé cómo podemos correr tanto, leches :)
Además me gusta porque sé que eres de las que piensan que "cuando seamos pequeños... ya verás!" ;)

JuanRa Diablo dijo...

Mar:

Con seguridad muchos pasarán por la vida sin apreciarla en la medida que merece, sin otorgarle el inmenso valor que tiene.
Tú puedes estar contenta porque has aprendido algo sumamente importante. Saboréala sin miedo. :)

Remolina:

Pero me pregunto si todos nos enfrentamos ante el nuevo trayecto con la misma actitud.
¿Qué pasa si no te quieres desprender (o no puedes, o no sabes) de todo aquello que ya corresponde hacer? ¿Qué pasa si no te crees estar donde realmente estás? Si ni siquiera me veo más sabio, sino todo lo contrario...

Supongo que esto será como la gota que pierde el grifo que al final es capaz de llenar una bañera. Creo que mis gotas caen más lentas y me costará más llenarla, pero la llenaré de igual modo.

Pero qué serios nos ponemos, recollons. Nos hace falta L. y más pitorreos karatekas. :D

Un abrazo

Mª Angeles y Jose:

Muy acertado lo que dices, es una gran filosofía de vida a seguir. La pena es que se nos olvida constantemente, ¿no crees?
¿Y si nos la escribimos en la frente? :p
Ya me rio del espejo, ya, pero el muy capullo también se ríe de mí, y eso me quema... uff... :D
Besos

Pecosa:

¡¡Pecosaa!! Me alegra mucho verte por aquí.
¿Ojeras dices? ¿Y por eso te pintaste las pecas con rotulador? ¿Para que no se vieran? :p
A lo mejor estoy dando la impresión de estar muy deprimido y tampoco es así. Lo cierto es que soy bastante optimista pero me siento ultimamente como un niño que tras comer una rica tarta quiere repetir. ¡¡Pero quiere repetir de la parte que falta!!
Ya ves.
Gracias. Curiosamente me encanta que me feliciten en mi cumpleaños.
Un saludo

Pecosa dijo...

¡Ah, vaaale, pensé que era un bajón! Que yo me hago la "no pasa nada" pero sí, uno piensa en el paso del tiempo, para qué mentir. Yo también repetiría algo de los veintipocos.


(Y no, las pecas no ayudan a disimular las ojeras. Suerte del corrector de ojeras color nº1 del mercadona...)

peibol dijo...

Oye JuanRa, no te ofendas, pero se me están quitando las ganas de comentarte. Es la tercera vezs consecutiva que mi comentario sale como publicado... para luego descubrir que ha desaparecido.

No sé que tiene tu blog contra mí, pero me está tocando los cojones ya.

Un abrazo (el cabreo es hacia e blog, no hacia ti XD)

JuanRa Diablo dijo...

Pecosa:

... lor...nu-mero-uno-merc... dona. (ay, me has pillao tomando nota! XD)

peibol:

Ofenderme no, pero fastidiarme ni te imaginas.
Tenga usted fieles lectores pa esto.
Y encima, como desistes (muy mal, por cierto) me queda esa incertidumbre de no saber qué habías escrito... eso no se hace, hombre! :(

anasister dijo...

Me has conmovido hasta las entrañas. Me ha gustado especialemtne esta entrada...tiene tu sello... Muy original la idea, y el título..
La verdad es que la vejez da miedo..sobre todo la incetidumbre de no saber en qué condiciones llegaremos a ella...pero aún falta mucho para eso Arnauj..mientras tanto..qué tal un crucerito este verano con toda la family?
Lo digo en serio.

Amig@mi@ dijo...

Alguien me dijo una vez que cuando se tienen niños la vida corre el doble de deprisa. Es cierto. El tiempo pasa tan rápido que el ayer se transforma en pasado al momento.
El espejo es traidor.
NO me gustan.
Procuro no mirarme mucho.
Besos

pichiri dijo...

En la ficción, cuando vemos que un personaje actua de determinada forma ante un problema o circunstancia, siempre pensamos que nosotros hubiesemos actuado de forma diferente y sin duda mas satisfactoria y hasta nos extrañamos de que siendo tan evidente cual debía haber sido su reacción, el mentecato, no sepa dominar la situación. ¡Cuantas veces nos identificaremos con ese personaje a lo largo de nuestra vida, sin ser capaces de acertar la forma en que debemos, siendo tan "evidente" para los demás.
Los miedos siempre estan presentes en todas las etapas de nuestro camino, tanto cuesta arriba como cuesta abajo, aunque al principio de nuestra primera mitad estén mas justificadas sus ausencias por nuestra ignorancia, y al final de nuestra segunda mitad por nuestra indiferencia pero nunca por nuestro menosprecio.
El saberse acompañado y comprendido es en la segunda mitad, tan importante como la ilusión y la salud en la primera, ya que yendo cuesta abajo no nos quitaria el sueño probablemente el saber que tenemos un tumor que va a acabar con nuestra vida, pero si nos puede acongojar amargamente el descubrir que nuestros hijos puedan creer que fué desamor una actitud dictada en su realización por el amor mismo.
En la juventud la alegria y la felicidad se asoman a la cara en forma de sonrisa; en la vejez son el brillo de unos ojos despues de haber resbalado por las mejillas dos lagrimas esquivas.

isaormaza dijo...

Para eso hay solución: Solamente tienes que cambiar de espejo. Prueba a mirarte en el espejo de los ojos de tus hijos ¿Resultado? ¡El papá más guapo del mundo! Garantizado

JuanRa Diablo dijo...

anasister:

Intuía que te gustaría y me alegro de que así haya sido. Refleja totalmente mi estado actual.

¿Un crucero? Sentémonos a negociar :p

Amig@mi@:

Mi padre nos decía que notaríamos mucho el correr del tiempo tras terminar la mili, pero aún se nota más cuando tienes el primer hijo como tú dices.
En cuanto a lo otro...
¡Guerra a los espejos! ¡Vayamos a por los martillos! XD
Un saludo

pichiri:

Ante lo que dices no puedo más que asentir maravillado. Todavía desde la distancia continúas transmitiendo las profundas reflexiones a las que me tenías acostumbrado.
Deseo que te sientas muy acompañado y comprendido. Por nuestra parte, no lo dudes.
Un abrazo.

isaormaza:

Qué bonito. No tengo ni la más mínima duda de que así es.
(Me alegra verte ;)

El kioskero del antifaz dijo...

coincidimos tu y yo en esta etapa "trascendental"; ultimamente todo el mundo me lo dice. No sé por qué será, pero me lo dicen: Que estoy trascendental.

Pero lo jodido no es eso... lo jodido es que coincidimos también en temas musicales. La Cavatina la voy a postear yo esta próxima semana para hablar de la película "El cazador". Peliculón del año 1978 que bien merece una entrada.

A ver si va a resultar que tú y yo somos ambos? Es decir... nosotros y nuestro reflejo en ese jodido espejo?

molinos dijo...

Joder..nos está sentando la primavera de angustia...

FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!! MUCHÍISIMAS FELICIDADES, QUE TENGAS UN DÍA GENIAL, CAMINITO DE CHUCHES, TU PLATO FAVORITO Y MUCHAS RISAS.

bESOS!!!!

Loli dijo...

Hola JuanRa, me ha encantado tu escrito, desde el título efecto espejo hasta el punto final. Parece que coincidimos en estos días pues ando atravesando la famosa crisis de los " casi 40", sí, casi porque aún me faltan 2 y pico, pero me he estado planteando que igual ya he vivido la mitad. Y llegados a la zona ecuatorial una hace repaso y se da cuenta de que he perdido demasiado el tiempo pensando, esperando, recordando...y he llegado a la conclusión de que en adelante viviré el presente, cantando, riendo, bailando, soñando, viviendo. Así que no me puedo quejar porque me espera una media vida muy intensa (-: Me veo con la energía de los 20 pero sin los miedos de la adolescencia.
Cambia de espejo. Besitos. Loli

Loli dijo...

Feliz cumpleaños diablillo, me había despistado pero en otro blog me lo han recordado (-:

Fran dijo...

Me acabo de dar cuenta de que mi comentario a desaparecido. Te decía que me había dado un poquito de bajón tu artículo porque yo también estoy en esa fase del espejo y de hacer balance y esas cosas que se hacen a está edad. Felicidades por tu cumpleaños. A ver si esta vez se publica el comentario

hitlodeo dijo...

Entiendo que el el que escribe es el del espejo, porque le has dado la vuelta a tú nombre.
Sobre lo que llevamos hecho y que estamos a la mitad del camino, lo importante es que nos falta la mitad de la película por ver (además somos protagonistas), así que que no nos falte salud para disfrutarla.
Mirando hacia atrás siempre te parecerá que has hecho poco, pero no te pongas a hacer ahora cosas a la desesperada. Mira a tu alrededor y fíjate en tu familia, en tus hijos, en su aprecio y en lo que les gusta estar contigo, puede que eso cambie algo la visión de lo que has hecho estos años.
Y antes de que se me olvide, felicidades.
Por cierto, lo de hablar con el espejo me recuerda cuando yo, con veinte años, iba al baño tajado, me miraba en el espejo y me veia con los pómulos más marcados. Ese era el punto en que adquiría conciencia de estar perfectamente tajado. Lo de hablar con mi imagen venía después.
Un abrazo

JuanRa Diablo dijo...

Kioskero:

Una gozada de tema la Cavatina, ¿verdad? Iba a poner la versión que suena en la película pero he encontrado ésta y también me ha gustado.
Espero que el mundo sepa respetar esta etapa "trascendental" nuestra porque podemos muy bien estar en una fase de metamorfosis a la sabiduría suprema y cualquier menosprecio nos jodería el invento. :P

Un abrazo, Sergi.

molinos:

Lo mejor, sin duda, lo del caminito de chuches. Yo lo quiero de unos cuantos kilómetros, ¿eh?
Muchas gracias! :)

(Aún me estoy riendo con eso de que la primavera nos está sentando de angustia)

Loli:

Pero cómo una niña con su muñeca en brazos habla de cosas de adultos? Anda, Loli, si se nota a la legua que tu serás siempre joven (como yo, por cierto XD)

Gracias, yo a tí también te deseo FELIZ viaje y estancia en la península. ;)

Fran:

Estoy empezando a preocuparme con esto de la desaparición de comentarios. También dice peibol que le ha ocurrido varias veces. ¿¿Alguien sabe qué pasa??

Bueno Fran, gracias por repetirlo y por la felicitación, y de bajones nada, que somos la generación más chiripitifláutica, locomotora y mazingerzeta de la faz de la tierra. :)
Un abrazo.

hitlodeo:

Me gusta eso de ser protagonistas en nuestra propia película, que por cierto, ¿en qué genero la englobamos? ¿comedia, drama, terror...? ¿y quién se llevará el Oscar finalmente? :p
Lo de tus cara a cara con el tajao del reflejo seguro que daba para un buen post.
(Aún me rio recordando tus momentos de "terror dominado" en IKEA. jajajaja)

Un abrazo

Anónimo dijo...

No se por qué he tenido que leer esta actualización si nada mas empezar intuía como me iba a sentir.
mecaguentooooooooooo!!!!!
En el crucero decidieron darme una sorpresa y adelantandose una semana celebraron mi cumple en el Nilo el mismo día que tú,no se como te sentirias pero espero que igual que yo !que nos hacemos viejos!!!!!!! ainnnnnnns
Tu felicitación está escondida junto a un diablo en en un templo egipcio

Anónimo dijo...

Muy bueno. Han pasado ya 3 años desde que comenzaste a bajar el camino, desde ese punto a la mitad, ya se que has perdido a alguien como la abuela de Apamen y se que esto no ha hecho más que empezar. pero por suerte, también ganarás mucho más, nuevos amigos, nietos...¡Ánimo Juan Ra!
carlos

Ángeles dijo...

Esta entrada es muy trascendental porque refleja un momento crucial en tu vida: cuando te viste a ti mismo en mitad del camino, ahí es nada, haciendo balance y pensando en lo venidero. Y sin embargo no le falta un matiz guasón y ligero, que se agradece mucho porque alivia la tensión dramática del mensaje.
Jo, anda que yo tampoco me pongo trascendental ni nada.

Según la fecha de esta entrada, faltaba un mes para que nos cruzáramos usted y yo por el camino, cada uno con su blog bajo el brazo. Una sorpresita del recorrido que, por lo que a mí respecta, se hizo más ameno, interesante y alegre.

Ángeles dijo...


Appendix:

Se me ha ocurrido mirar en mi blog a ver qué tengo yo ese día 3 de junio de 2010 o alrededores.
Y según veo, ese día yo debía de estar preparando la entrada que publiqué el día 4.
Por si tienes curiosidad:

http://juguetesdelviento.blogspot.com.es/2010/06/dime-cual-es-tu-nombre-y-te-dire-como.html

JuanRa Diablo dijo...

¡Qué bien! ¡Comentario en entrada antigua! ¡Y con appendix y Obelix! :D

Que no nos falte nunca ese matiz guasón, Ángeles. Hay millones de motivos para ponerse serio en esta vida, pero si sacándoles la lengua se hunden en el fango, saquémosles la lengua.

Y pensar que podríamos habernos cruzado sin vernos...
¡Cuánto me alegro del encuentro! ¡Ya no me imagino sin Ángeles por aquí! :)