2 de agosto de 2013

NATURA ME

Vuelvo a veranear en el campo de los grillos. Sí, aquel desde el que se contempla mi amada Magdalena.  (¿Alguien se viene conmigo a atravesarla de nuevo?)
                           
Me encontraba leyendo bajo un árbol (¡quién habría dicho que el diablo buscaría la sombra de un paraíso!) cuando quedé extasiado  al alzar la vista y contemplar este mar de nubes.
Da la impresión al verlo de que las ramas estén por encima de las nubes, ¿verdad? Como si yo me encontrara en un lugar muy elevado y tuviera  esa bella vista a mis pies. 
Y sin embargo no era así.

Se me ocurrió de repente que podía utilizar esa foto para hacer un pequeño truco fotográfico.
Algo tan sencillo como fotografiar unos aviones de juguete de mi hijo para trasladarlos a ese paisaje azul, gracias a Photoshop.
Voilá! Ahí los tenemos, haciendo acrobacias en el cielo.

Pero tampoco hacían falta trucos para seguir haciendo más fotos. Pensé que podía resultar divertido colocar otros juguetes de Samuel en lugares apropiados del entorno.

Estos fueron los elegidos:
Y a continuación  los resultados:

 Cebras en la sabana africana

 Un gamo sorprendido en la montaña

 Un fiero tigre de Bengala buscando una presa a través de la selva.

Un amanerado caballo en un paisaje de fantasía.
Quizás está esperando a que regrese su ama, la princesa Wilfreda.

 Pero la princesa está presa en un castillo custodiado por valientes guerreros.


Y por si fuera poco, la entrada a la mazmorra la flanquea un peligroso dragón.

Así que nos quedaremos con las ganas de rescatar a la bella princesa.

Claro que, cientos de años después, hallaron  el cadáver momificado de Wilfreda 
mientras se construían unos apartamentos en Bavaria.
Aún tenía las riendas de su caballo en las manos.
Del dragón no se encontró nada.
¡Qué cosas!, ¿eh?

19 comentarios:

Mamá dijo...

Hay que ver que imaginación tiene este diablo,si es que lo tenemos que querer hasta sin querer Muy,muy,muy original me ha gustado muchoooooo

Natty dijo...

Que buenas fotos!!!!!!!!!!!! Tiene razón mamá respecto a tu gran imaginación!!!

Ángeles dijo...

Una vez más, el gran JuanRa nos sorprende con su inagotable imaginación, su creatividad, su talento artístico y su gracia innata, que es capaz de hacer sonreír a las piedras :-)

Misaoshi dijo...

Me parto XD

Tú no te aburres, ¿eh?

Montse dijo...

¡Ayyy, qué buenoooo! Me ha encantao, tienes una imaginación increíble y has hecho unos montajes chulísimos.
Ummm, no sé, me recuerda un poco a mis foto-cuentos :)
Besitos en vacaciones.

Papa Cangrejo dijo...

Seguro que tu hijo se preguntaba donde demonios estaban sus muñecos jejeje

Anónimo dijo...

¡Pero tío eres un genio! Y no solo por esto de las fotos. Acabo de descubrir tu blog, precisamente por la entrada dedicada a un relato de miedo de tu abuelo Conrado, he conocido la historia del gato de peluche que regaló tu amigo de la mili Pedro a tu hermana y el encuentro producido veintitantos años después, me he ido al principio y, he leído tu "recuerdo infantil" de tu maestro D. Antonio...y me he enganchado. por las cosas que escribes y cómo lo haces. ¡Genial! ¡Ya me encantaría disponer de todo el tiempo que quisiera para poder leer el blog de cabo a rabo pero...!
Encantado de haberte conocido.
carlos

JuanRa Diablo dijo...

Mamá:

Jo, madre, ¡no vale decirme cosas que me dejen sin palabras!
¡¡Me alegro!! :)

Natty:

Y yo feliz de haberlo compartido con usted, Natty de los Andes :))))

Ángeles:

Una vez más, mi gran amiga demuestra ser la mejor embajadora del infierno en la blogosfera.
You make me happier than a pair of chestnutuelas :p

Misaoshi:

¡Recomponte, mujer! ¡No queda bien ver a Misa tirada por un lado y a Oshi por otro! ^-^`

Montse:

Seguro que algún virus inspirador se me debió colar al seguir tus foto-cuentos, jeje
¡Que disfrutes mucho el verano! ¡Y ya te visitaré!

Papa Cangrejo:

No supo lo que había hecho hasta que le enseñé las fotos. Eso sí, fue el primero en verlas :)

Carlos:

¡¡Vaya!! Para encantado yo, que de repente encuentro un montón de comentarios por entradas antiguas del blog!!
Siempre resulta muy agradable leer comentarios, y aún más sobre escritos que quedaron atrás, semienterrados en la memoria. Así que muchas gracias por ese tiempo empleado en leer todo aquello y por dejarme constancia de que ha sido tan de tu agrado y que te has identificado con tantas cosas.

Bienvenido, Carlos. Encantado igualmente :)

Lillu dijo...

Me encantan!! Tú sí que tienes imaginación y paciencia para estas cosas, jeje :D

saluditos

Ángeles dijo...

¡Chestnutuelas! :-DDD

JuanRa Diablo dijo...

Lillu:

"Tú sí que tienes paciencia", dijo la laboriosa ganchilladora :p

Ángeles:

¡Claro, las chestnutuelas de toda la vida! xDD

Misaoshi dijo...

He tardado dos lecturas a tu comentario para entenderlo!

Estoy espesita.

Loco dijo...

De verdad que no dejas de asombrarme.
Meses sin pasar, pero veo que la imaginación sigue presente.
(Empiezo a pensar que es cosa del diablo)

Sandra dijo...

Buenísimas fotos, me han encantado!!!

JuanRa Diablo dijo...

Gracias, Loco.
¡Y me alegra verte!

Pues qué bien, Sandra.
Muchas gracias

hitlodeo dijo...

Me encanta. El verano es lo que tiene, que puedes dejar volar tu imaginación y crear las historias más entretenidas, kafkianas, divertidas,...

JuanRa Diablo dijo...

Solo hay que saber combinar tinto de verano y siestas para que surjan :D

Anónimo dijo...

Ah pues mira, no me acordaba del resto de fotos del safari fotográfico ni de la historia de la bella Wilfreda presa del dragón y cuya tumba ha sido descubierta mil años después gracias a la fiebre constructora. Qué fotocuento tan bonito.
¡Y tampoco me acordaba de que esta fue mi primera comunicación contigo!
carlos

JuanRa Diablo dijo...

Anda, pues ahora me sorprende descubrir que aquí quedara tu primer comentario, Carlos.

Esta podría ser una de las preguntas del Trivial del Blog del Diablo.

¿En qué entrada empezó a intervenir el insigne Carlos?

Y es como para ganar todos los quesitos de golpe :D