29 de septiembre de 2015

VUELVO A AYNA

(Nota: Es curioso esto que me ha pasado. Conforme escribía la entrada que a continuación expongo, me he ido metiendo en la piel de un singular actor español que siempre llamó mi atención: el gran José Sazatornil, “Saza”. Si recordáis su peculiar forma de hablar, pronunciando cada palabra con precisión, y esa seriedad tan divertida en su declamar, podréis leer el texto como si fuera él quien hablara. 
Digamos, pues, que he sido yo el que ha escrito lo que sentía y Saza el actor que va a leer en voz alta por mí, y que de alguna forma ha conseguido que yo me convierta en él (o al revés, no lo sé bien)
Sí, reconozco que esto es muy extraño, pero cosas más raras se han visto en la vida, como gente que de repente levita, o amaneceres por donde no corresponde)

***************
Ah, no, no necesitaría yo ninguna excusa para volver a Ayna.

Desde aquella primera vez, hace ya tantos años, que asomado al mirador del Diablo contemplé aquel paraíso manchego enclavado en la montaña, y mis ojos recorrieron sus calles serpenteando hasta la verde cuenca por donde discurre el río, me quedaron estas continuas ganas de volver siempre.
Lo que entonces no sabía es que, después de aquellas visitas de mi juventud, volvería a Ayna con intenciones de invadirla.

Sí, los tiempos han cambiado y ahora, una vez al año, hay que invadir Ayna.

No, no se me escandalicen ustedes, es una invasión multitudinaria, pero pacífica, sin más extravagancias que las justas, y controlada, muy controlada, que hasta en la capital tienen conocimiento de ella. Pero, claro, sigue siendo una invasión al fin y al cabo (¿He dicho cabo? ¡Viva el cabo santo!)

Supongo que se preguntarán ustedes si es realmente una invasión sin armas. Bueno... yo me atrevo a asegurar que sí, pero todo es relativo, por supuesto. Algunos opinan que las calabazas, tanto maduras como pochas, podrían utilizarse como explosivos, y parece ser que hay quien sabe utilizar el culo como lanzallamas, pero lo cierto es que por allí no he visto nunca cosas semejantes, y de verdad creo que en estas invasiones lo más grave que puede ocurrir es que alguno se saque la chorra.

¿Cómo dicen? ¿Que qué tipo de gente es esa que llaman amanecistas? Pues... gente rara, no nos vamos a engañar. Por allí he visto de todo, desde un negro que no es negro pero que hace bonitas estampas a la luz de la luna, hasta alguna señorita que pide a gritos que la mate un camión, pasando por un alcalde que se niega a que la tía despampanante que le acompaña sea comunal, un director de banda que (dicen) le da a la gotica de sidra, o un niño deprimío que hace mucho dejo de ser niño y ahora se ríe hasta de su sombra. Eso sí, todo minorías étnicas muy respetables, que allí tiene cabida todo el mundo (salvo si eres catecúmeno o plagias a Faulkner, claro, porque todo tiene un límite, y cosas así están muy mal vistas y dejan un poso de hiel, oh, sí)

Me preguntaban el otro día qué requisitos eran necesarios, heterosexualmente hablando, para ser un amanecista invasor y que le den a uno posada y plato caliente.

- Muy sencillo – contesté al interesado – Para empezar, a la primera persona que se encuentre habrá de decirle que quería usted hablarle de Dostoievski.
- ¿De Dostoievski? - se extrañó- ¡Pero yo no he leído nada de Dostoievski!
- No importa, ya verá cómo le contesta que enseguida baja, señal inequívoca de que le ha aceptado. Después podrán hablar del libre albedrío si quieren.
- ¿Cómo que del libre albedrío?
- Sí, hombre, que es un tema muy bonito el del libre albedrío, y viene siempre pintiparado.
- No sé yo si...
- Ah, también cabe la posibilidad de que alguien exclame “¡Aleluya!”
- ¿Aleluya? ¿Y qué digo yo si oigo Aleluya?
- Está muy claro: ¡Se llama corazón! A ver, probemos: ¡Aleluya!
- ¡Se llama corazón!
- ¡Aleluya!
- ¡Se llama corazón!
- No está mal. Se lo voy a anotar como satisfactorio.
- ¿Y qué pasa si me siento raro o incómodo?
- Hombre, pues se puede cambiar el papel con otro y ya está. O hacer unas rogativas a los santos para que cambien su suerte. O también puede hacer flashback.
- ¿Y cómo se hace flashback?
- Bueno, tampoco voy a ser yo más papista que el Papa. Para hacer flashback espérese a que lo ordene el señor alcalde.
- ¿¿Pero qué alcalde??
- Ya lo verá, no se preocupe, además es muy fácil de distinguir porque se le ve en lo alto de la viga cuando se ahorca.

Y la verdad es que me quedé contrariado porque el amigo no pareció marcharse muy convencido. Siempre me han dicho que soy un intelectual y que hablo muy bien, qué digo bien, ¡un pijo de bien!, y yo no le veo más que ventajas a esto de ser intelectual, pero a veces, no sé, como no tenga cuerpo de Góngora... no alcanzan a comprender todo lo que quiero decir.

En resumidas cuentas, que este fin de semana me voy a invadir Ayna con otros amanecistas de esos tan locos, tan absurdos y tan rurales que la ley llega a permitir. De paso, ya que estamos, invadiremos también Lietor y Molinicos, porque son lugares muy vistosos, que no hacen mal a nadie y que cuando no vas en bici, comes muy bien.
Y que, como ya he repetido en otras ocasiones, es esta una experiencia contingente pero necesaria que hay que disfrutar al menos una vez en la vida, siempre y cuando lleven una calabaza en el corazón, les guste la moto que les he comprado y hayan captado todo esto que llevo hablado: que el que vive y siente el amanecismo... tiene cuerda para rato.

Pero ya me callo, sí, ¡la tabarra que les estoy dando!

¡Viva el amanecismo, y viva el arroz de Calasparra!

Aunque lo que me fastidia es que a lo mejor no llevo razón, ¿me entienden?

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Despertarás a sus habitantes con un "uffaaaaafffffaaaaffffffggggg"????

Misaoshi dijo...

¿ES ESTE FIN DE SEMANA???

Después de leer la entrada sobre tu primera vez (oish) dije que tendía que ir... y me cago en todo que tengo que ir!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Hablaré seriamente con Karate... con lo que nos gustan los planes excursionistas de última hora.

Crónicas de una Española en Viena dijo...

No conozco el sitio, habrá que visitarlo, pero difícil lo tengo desde aquí. Conocí a Saza, tipo majo pero agarrado como él solo. Texto estupendo pero complicaíllo, eh?
Un abrazo

Ángeles dijo...

Querido señor Saza, digooo, JuanRa (uy, a ver si va a ser verdad que te ha poseído el espíritu del cabo santo, y se nota incluso desde aquí):
Espero que tu nueva estancia en Ayna la podamos anotar como satisfactoria, y que el buen mesonero vuelva a hablar tan bien como de costumbre, y que los de Eton se enteren de una vez de que el poder omnímodo lo podrán alcanzar en otros sitios, pero no en este pueblo de fantasía que está al margen de las limitaciones terrenales. Que no me quiero enfadar, que no me quiero enfadaaar…

Pues eso, que lo pases requetebién, que bailes el pacharangó y que no te salga ningún hombre en el bancal, que luego pasa lo que pasa.

PD: esto de volver cada año a Ayna es la forma más auténtica de hacer flashback, ¿no?

Papa Cangrejo dijo...

Y volverás más veces, seguro, hay que expandir el infierno jejeje

Anónimo dijo...

¿Y por qué si vas en bici no comes bien?...¡Ostras! ¡pero cómo tenéis el cerebro los amanecistas!
Qué interesante eso de que la española en Viena conociera a Saza ¿no lo vas a contar? A mí también me caía muy bien -cinematográficamente hablando- y no me habría importado nada conocerlo y charlar con él aunque le hubiera pagado los cafés.
Y yo me pregunto: ¿qué pensaría realmente Saza de esta peli? ¿cuáles serían sus verdaderos pensamientos al interpretarla?. Yo creo que era tan profesional que dejaría la mente en blanco.
Pues nada, Juan Ra, que disfrutes en este nuevo encuentro tanto como en el del año pasado, por lo menos.
Pero luego vuelve con tu estado "normal" ¿eh?
carlos

Montse Martínez Ruiz dijo...

Pues sí, adelante con la invasión de Ayna y de lo que venga bien!!
Saza habría estado encantado de conocerte.
Disfruta mucho esa experiencia amanecista y, eso sí, luego nos lo cuentas todo de pe a pa.
Besitos.

el chico de la consuelo dijo...

Y las ingles? Qué me dice usted de las ingles?
Sana envidia tengo
Mil abrazos desde mañilandia

Ripley dijo...

- "En las elecciones hemos ganado los de siempre", dice el alcalde electo. El cabo Gutierrez toma la palabra solemnemente y con tono grave nos cuenta lo que nos cuenta y a mi me parece muy bien que la puta sea elegida por votación popular; para que nos vamos a engañar.

Me ha encantado leerte, es lo que tiene ser raro y un extravagante con un traje a medida, ni mucho ni poco, lo justo y que el intelectual lo hable con Faulkner porque de los colores ya se sabe lo que dicen las gentes. No me sea presuntuoso no estoy hablando de usted, aunque como a mí le guste el surrealismo y el humor del absurdo. Pero pongámonos serios. Don José Sazatornil son palabras mayores y empezar la entrada hablando sobre él, un hermosísimo homenaje. Tenía una perfecta dicción y ese físico de difícil clasificación para un actor que supo estar en por lo menos la mitad de las diez mejores películas de la historia del cine español, es mas, sin su presencia en ellas, no se entienden esos "filmes", -lo digo así por no repetir dos líneas mas abajo la palabra "película" aunque no soy muy dado a utilizar extranjerismos". En realidad y por resumirlo, simplemente no soy muy dado. Tampoco circunferencia, lo mio es mas ¿como le diría yo?.

Que disfrute mucho de la invasión en compañía de todos esos amigos amanecistas. La ocasión no será como dijo Cervantes sobre la batalla de Lepanto pero casi.

Se me olvidan cosas claro, es lo que tiene la pérdida de memoria pero en esencia esencialmente lo sustancial escrito queda. "Pero padre ¿por que mató a madre?

Como diría Matías "permítame que insista", lo de ser diablo pues no sé, cada cual tiene la vocación que tiene pero es indudable que aquí hay madera de guionista, "¡más madera!", gritaba. Y la moto bien.

Como a buen entendedor si madruga Dios aprieta y ahoga pero bien, no le digo mas. Creo que todo es meridianamente claro como una botella llena de petróleo. ¿Se ha preguntado alguna vez por que lo llaman crudo?. Si esta cuestión le quita el sueño, que no creo, sepa que tengo la respuesta.

Un abrazo y si se cruza con el ahorcado mándele saludos.

JuanRa Diablo dijo...

Txema:

Hasta que asocié ese mensaje contigo no entendía nada de nada. Como se te olvidó firmarlo...
Tiempos aquellos los de la Reque parando junto a la Pensión Dulce, ¿recuerdas?


Misaoshi:

No os vi por allí ni levitando. Demasiado a “última hora” para ir, ¿no?
Bueno, recuerda que hay una quedada anual. ¡Toma nota!

Crónicas de una Española en Viena :

Quizás no conoces la película Amanece, que no es poco, o no la recuerdas. Lo intuyo al decirme que te ha parecido un texto complicadillo. Y es que no hago más que continuas alusiones a aquella historia surrealista que escribió José Luis Cuerda.

El lugar, tanto Ayna como Lietor y Molinicos, merecen mucho la pena, de verdad.
¿¿Conociste a Saza?? ¿Algo interesante que contar? Me gustaría oírlo ;)

Ángeles :

Pues con esto de que contesto a posteriori, ya te puedo decir que sí, que lo pasé pipa (de calabaza), que otra vez me acordé mucho de ti, de lo que disfrutarías en estos escenarios de la peli, arropada por el espíritu amanecista, tan armonioso, omnímodo y buenrollista.

Desde luego, si en el futuro ordena el alcalde que hagamos flashback, yo me vuelvo a una de estas quedadas tan vistosas que no hacen mal a nadie. Y te agarro de las alas pa que no tescapes.

Papa Cangrejo

Sí, claro, yo voy en mi papel de invasor del pueblo. Lo que no conviene es que sepan que subo desde el infierno. Que yo no ando por ahí dándome pisto.

Carlos:

¿Que cómo tenemos el cerebro los amanecistas? ¡Qué lastima! No puedo contestarte porque soy un hombre muy primario y estoy terriblemente sujeto a las pasiones. ¡Cualquier cosa que te dijera sería una tontería! :p

Entre las muchas de las anécdotas de la película contadas por Cuerda, leí que Saza le dijo en una cena (copio palabras textuales de Cuerda) que el hecho de que cada uno pidiese una cosa distinta: unos tortilla francesa, otros consomé con un chorrito de jerez y otros más, un entrecot a la pimienta , demostraba cabalmente que los hombres éramos rarísimos, incomprensibles”
Yo creo que esto contesta a tu pregunta: A Saza no le debió importar hacer un papel tan surrealista. Diría incluso que disfrutó ante tanta "incomprensibilidad".
Por cierto, sus escenas son mis favoritas siempre, especialmente aquella en la que echa un sermón al escritor sudamericano:
“¿No podía usted haber plagiado a otro? ¿Es que no sabe que en este pueblo es verdadera devoción lo que hay por Faulkner?”

¿Volver normal? Mucho pides tú... :D

Montse

Gracias, Montse, te hice caso y disfruté, ¡vaya que sí! A ver si hago algún resumen para contar en el blog. Quizás más adelante (si no me agosto)

JuanRa Diablo dijo...

el chico de la consuelo

¡Con lo amanecista que es usted, amigo maño! Sin duda habrías disfrutado con un monólogo en el que, pizarra mediante, se contestaron todas aquellas preguntas del examen de las ingles.
¿Satisface hoy en día una ingle? ¿Qué ingle?

Un abrazo, calabaza

Ripley :

“La Guardia Civil ha perdido las elecciones (murmullos) Las ha ganado la Secreta (pitidos) Eso sí, la Secreta somos nosotros mismos (aplausos)”
¿Puede haber un guión mas absurdamente genial?

Esto del histrionismo a la hora de actuar tiene su peligro. Sé de gente a la que no agradan actores como Saza o López Vázquez, (por aparatosos, como decimos los amenecistas) pero, como bien dices, no imagino aquellos grandes fil... películas que hicieron sin aparecer ellos. Nosotros somos contingentes, pero Saza es necesario. Absolutamente necesario.

Mirando las cosas desde el prisma de la transparencia, se da uno cuenta de que realmente no eres dado a circunferencias ni a circunloquios y que tampoco eres dado a trapecios (mucho menos a saltar desde ellos) Lo tuyo es más … poliédrico (hexagonalmente hablando, claro) Yo también fui poliédrico en una ocasión, más del lado cateto. Algún día te contaré, que hoy no ando agudo.

Y nada más por hoy, señor de la capital (¿cómo van las cosas de la política por allí, ¿revueltillas?) Este diablo le agradece la tabarra, pero la próxima vez que me pida usted más madera, déjese al menos los mixtos (las vulgarmente cerillas) pa que pueda arrearle fuego. Así, a lo bruto (o a lo crudo, usted sabrá)

Misaoshi dijo...

Aaay no :( imposible aunque lo dejé caer, se lo tomó a guasa:(

Además está a 3h de Madrid y el alojamiento libre más cercano a Ayna estaba a 30km esa noche.

JuanRa Diablo dijo...

Sí, es que es increible cómo llegan a ocuparse hotel y pensiones conforme llega el acontecimiento.