4 de septiembre de 2015

¡QUE TE CALLES!

Vivo en el número 7, calle Melancolía.
Quiero mudarme hace años al barrio de la Alegría
pero siempre que lo intento, ha salido ya el tranvía.
J. Sabina

Llevo unos días poniéndome de puntillas por si alcanzo a ver llegar el otoño, pues lo estoy esperando con ganas. Si alguno tiene noticias de él, por favor, que me avise.
Empachado de tantos bochornos seguidos, el cuerpo me pide ahora brisa en la cara, lluvias de charco  y paseos sobre crujiente hojarasca.
El cuerpo también me pide callejear. Y escribir. O escribir callejeando, que es lo que me propongo a hacer ahora. 
¿Alguien me acompaña?
No existe ninguna Calle Melancolía (que yo sepa) pero en Madrid sí está el Paseo de Los Melancólicos, que con un nombre así ha de ser el mejor escenario para poetas taciturnos y enamorados no correspondidos. Casi puedo imaginarlos cruzándose en la acera, intercambiando lánguidos buenos días.
- ¿Qué tal, Don Ignacio? ¿Cómo va la vida?
- ¿La vida? - largo suspiro - Ay, la vida...
- ¿Dónde vive usted?
- En la calle de la vida.
¿Puede haber respuesta más poética? A mí me parece una hermosa metáfora, pero los afortunados vecinos de esa calle de Tudela, en Navarra, sin pensar en absoluto en lirismos, pueden responder así de bien. ¡En la Calle de la Vida! Ahí es nada.
- ¿Por quién pregunta usted? ¿Por Margarita? No, ya no está aquí en la vida.
- ¡Vaya! ¿Murió?
- No, se mudó a la Calle Mayor.

Para sacudirse de encima penas y sinsabores... hay que viajar al sur. Esto ha sido así siempre. Y en Granada podemos encontrar la Calle Yerbagüena, que solo mirando su placa dan ganas de cantar una copla con lenguaje fresco y sin ataduras.
Yo tenía una agüela que vivía en la Yerbagüena
¡La vin, qué arte tenía, y cómo comía sin muelas!
(Foto cedida por mi amiga María José Olalla, de Graná)
He de confesar que me encanta el nombre de esta calle, pero yo, particularmente, me negaría a domiciliarme en ella. Entended que sonaría muy raro que un diablo viviera en el Paraíso. 
No obstante, mirando esta foto hecha por mi amigo Manu de la Calle del Paraíso, de Cartagena, observo que la placa parece estar quemada. Esto me alivia, pues parece demostrar que no existe el paraíso perfecto, que siempre habrá de convivir con el contrapunto diabólico. Que no hay bien sin mal, vaya, y así es la vida, que diría un melancólico (pero no de Granada, claro)

Aquí sí. Esta calle de Cáceres me viene como anillo al dedo: Calle Cornudilla. Si existe en ella el número 66 que me lo reserven, ¡que voy!

Y yo que al descubrir esta Cuesta de la Sangre imaginé una historia cruel y truculenta,  con navajazos a la luz de la luna... Pero este lugar de Trujillo, cuna de grandes descubridores, debe su nombre al hecho de ser una pendiente que lleva a la Iglesia de la Preciosa Sangre de Cristo, construida en el siglo XVII. Adiós, imaginación calenturienta. Otra vez será.
Que la sangre es preciosa y preciada lo demuestra el que haya muchas localidades en todo el país que dediquen una calle a los que la donan. Esta Calle del Donante de Sangre en concreto, pertenece a la ciudad de Yecla, Murcia (¿De qué me sonará a mí esto de Yecla?)
Me pregunto si se decidirán a inaugurar algún día una Calle del Pagador de Impuestos, que no deja de ser preciado, digo yo.
- ¡La virgen! ¡Qué libros más buenos he comprado!
- ¿Sí? ¿Dónde?
- En la Calle de la Virgen de los Buenos Libros.
- ¿Me tomas el pelo?
Pues sí, existe la Virgen de los Buenos Libros, y tiene una calle en Sevilla. Y como la realidad es mucho mas atrevida y más chula que la ficción, me aventuro a pensar que quizás exista una Virgen de los Best Sellers y una Virgen del Libro de Bolsillo. Oye, cosas más raras se han visto.
Señoras y caballeros, nuestro paseo por calles de los cuatro puntos cardinales del país toca a su fin. Yo me detengo en Castellón para visitar a mi querida amiga Alicia Torres, que me regala esta foto de la Calle Caballeros
¿Existirá alguna Calle Señoras? 

Es una pregunta que lanzo como un reto, por ver si alguien la descubre. De ser así, recordad que tenemos un Álbum de las calles extraordinarias donde coleccionamos calles que, más que calles, son... requete calles!

14 comentarios:

Silvia dijo...

Que paseo tan divertido! Que no te "calles", JuanRa!

Ana Bohemia dijo...

Siempre nos llevas por calles muy divertidas, ¿habrá alguna al bloguero con mas salero?, esa seguro que te la dedican.
:D

Montse Martínez Ruiz dijo...

¡Qué de calles!
Nombres curiosos los de estas y un buen trabajo el tuyo hacerlas entrecruzar con el texto.
Pido una calle con tu nombre ¡ya!
Besitos.

Natty dijo...

Geniales los nombres!!! EN mi ciudad natal (Valdivia) hay una calle que se llama regalona, veré si logro tomarle una foto para enviártela!!

Ángeles dijo...

"poniéndome de puntillas por si alcanzo a ver llegar el otoño" :)

Pero para poesía, de la güena, la copla que le dedicas a la agüela de la calle Yerbagüena :D

Me han gustado mucho lo nombres de las calles y las historias que has imaginado en ellas, pero lo que más llamativo me resulta es que en la calle de la Virgen de los Buenos Libros haya una librería... Bueno, rectifico: lo más llamativo es que yo desconociera la existencia de esa calle, porque no sólo he vivido dos años largos en Sevilla, sino que, según a acabo de ver en Street View, ¡vivía a dos pasos de esa calle!
Y otra cosa curiosa relacionada con el nombre de esta calle es que hace algún tiempo hablamos aquí , de esta Virgen. ¿A que no te acordabas? Yo tampoco :D

Misaoshi dijo...

Y yo, super triste, 22 años de mis 29 viviendo en la calle E, en Palma.

E.

E.

You can stand under my umbrella, ella, ella, E, E, E...

Anónimo dijo...

¡Qué gran canción de Sabina! Esa es la primera que recuerdo haber escuchado de él y todavía es la que más me gusta. Aunque hay muchas, la segunda puede que sea la de "...ahora es demasiado tarde, princesa...".
A mí también me ha gustado mucho lo de "asomarme de puntillas"...Pobre Juan Ra; esperemos con todas nuestras fuerzas que los científicos se equivoquen y, si hay cambio climático, que nos toque uno de los frescos.
Siempre me ha llamado la atención eso de El PAseo de los Melancólicos; tengo que investigar a ver por qué se llama así.
Y por similitud, esto me recuerda a la Fuente de los Incrédulos en Zaragoza que fue mandada construir por el artífice del Canal Imperial -canal que llevó más aportación de agua a Zaragoza en el siglo XVIII- para burlarse de los escépticos que veían imposible realizar semejante obra en aquel tiempo.
Anda! no sabía yo que en la vecina Tudela había esta calle. Pues cuando vea que la voy a palmar, allá me bajaré; a ver si esquivo a la Muerte.
Yo creo que lo de "güeno" y "agüela" excede a las regiones del Sur. Y si no, acuérdate del personaje de tebeo de la boina y nombre rimbombante que ahora no consigo acordarme (con lo tebeólgo que soy, según tú).
Pues en mi pueblo, tenemos una placeta que se llama Marimancebo, que no sé lo que es eso pero que no deja de recordarme a una señorita poco femenina. O a un mozo poco masculino.
carlos

hitlodeo dijo...

Me has dejado con una duda. ¿Existirá la calle del Diablo, o la calle Infierno? Yo no lo descarto. Por supuesto tendrán recorridos tortuosos. Voy a investigar. Empezaré mirando cerca de los mercadillos y del IKEA. XD

Holden dijo...

Gran post, me encanta. Me encantaría ayudarte a completar con fotos de las calles aledañas a mi casa, pero todas tienen nombres de plantas. TODAS.

JuanRa Diablo dijo...

Me alegra que te haya divertido, Silvia
De todas formas… precaución al meterte en los callejones sin salida de este infierno :p

Ana Bohemia:

Me congratula decirte que en Gijón está la Calle de la Bohemia, que ahora mismito yo te la dedico a ti :D

Montse:
¡Ole tú! Yo también pido una calle para ti. ¡O mejor una plaza! Plazoleta de la Montse :D

:
Pues ten por seguro, Natty, que si consigues foto irá de cabeza al Álbum de las Calles Extraordinarias :)

Ángeles:
¿A que te imaginas bien a la agüela que comía sin muelas? Jaja

Tienes, desde ahora, algo que cumplir en penitencia. Cuando vuelvas a Sevilla has de ir a la Calle de La Virgen de los Buenos Libros y en la puerta de la librería ponerte de rodillas y gritar: “¡Juro que no sabía que te hallabas aquí!” No, no me valen excusas, ¡lo tienes que hacer! :D

Misaoshi:
¿¿En la calle E?? ¿Pero eso qué nombre de calle é? :p

Carlos:
Hombre, es que Sabina es un as fabricando canciones buenas. A mí me gustan decenas de ellas. Me vienen a la cabeza dos especialmente: Eva tomando el sol y Nube negra.

No sé si sabrás (y no te vuelvas incrédulo como los de la fuentecica de Zaragoza) que también en la capital aragonesa hay una Avenida de Super Mario Bros. Por favor, investígame cómo es que decidieron que Zaragoza merecía una calle con el nombre de un video juego (??) No sé cómo interpretarlo, jaja.
Yo, que quieres que te diga, antes se la dedicaba a Agamenón, el personaje cuyo nombre no recordabas: “Igualico, igualico que el defunto de su agüelico” ¡Un monumento al labriego aquel!

Hitlodeo:
Pues me alegra poder decirte que sí, que en Toledo existe un Callejón del Diablo
Y que la primera bloguera que se puso en contacto conmigo fue una mexicana llamada March para decirme que en su tierra había otro Callejón del diablo.

Fotos aquí:
http://albumdiablo.blogspot.com.es/search/label/Museo%20del%20Diablo%202009

A ti te dejo la labor de investigar si existe la Calle del Infierno. ¡Mosquis, cómo molaría!

Holden:
Me alegra verte por aquí, Holden. Hemos coincidido algunas veces “jugando con el viento” en otro sitio, jeje

¿Sabes cuál sería el colmo de los colmos? Que en alguna de las calles de tu barrio te dieran plantón :p

Ángeles dijo...

Pues mira, me tomo en serio la penitencia que me impones, y un día de estos voy y la cumplo.
Además, cualquier excusa es buena para visitar Sevilla.
Ya te contaré :)

JuanRa Diablo dijo...

Pero yo quiero pruebas , ¿eh? Mira que como diablo no creo en la buena fe de los mortales ;p

Si es lo que parece dijo...

Qué buena la entrada a estas calles jejeje. Me has dejado con ganas de rebuscar unas cuantas de Granà y compartir ��

Y por aqui por el Sur como le sacamos chiste a todo...imaginate. Ahora me acuerdo en especial de una zona de Granada que se la conoce como el "paseo de los tristes" y que sin embargo en ella hay multitud de locales de ambiente (y diablurillas varias)
Ahhh y voto por una calle Señoras o señoritas en su defecto!
Saludos

JuanRa Diablo dijo...

Si es lo que parece:

Así que en Granada hay un paseo de los tristes invadido por alegres. Tiene guasa la cosa, jaja

Ahora ya sabes que tenemos un álbum de calles estraordinarias donde se pueden añadir cromos nuevos ;)

Gracias por tu visita